IMG-LOGO
El bailarín
7 /10 decine21

El bailarín

The White Crow

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

El bailarín

Rusia, 1961. Rudolf Nureyev, el bailarín de ballet más grande de todos los tiempos, viaja por primera vez fuera de la Unión Soviética como miembro de la prestigiosa Kirov Ballet Company. Aunque el KGB sigue de cerca sus pasos y a pesar del gran peligro que conllevaba entonces la deserción, Nureyev huirá tomando una decisión que podría cambiar el curso de su vida para siempre.

7 /10 decine21

Crítica

Egoísta pero libre

Egoísta pero libre

La trayectoria del bailarín de ballet ruso Rudolf Nureyev, hasta que pide asilo político en Francia en 1961. La película arranca precisamente en el momento en que las autoridades soviéticas piden explicaciones a quien ha sido su maestro, Alexander Pushkin, acerca de cómo ha podido ocurrir tal cosa, para retrotraerse al pasado, y desplegar varios hilos narrativos temporales distintos, el de su infancia, el de su formación bajo el ala de Pushkin, y el de su estancia en París con otros compañeros de danza del Kirov. Todos sirven para desplegar y dar a conocer la figura del artista: su indudable talento, la disciplina y esfuerzo con que se prepara, y un temperamento difícil, que anhela ahondar en la belleza, tiene ansias de libertad, y desarrolla una personalidad egocéntrica. El acierto del guión que ha escrito David Hare para Ralph Fiennes –quizá ha acudido a él por el notable trabajo que hizo en El lector, donde él actuaba– reside en que se evitan los simplismos, con muchos rasgos de Nureyev apuntados y sugeridos.

De modo que el individualismo y soledad de Nureyev, no se explican sólo con el cliché tan manido de "así son los artistas", sino que tiene que ver con una infancia provinciana difícil, la tardanza en llegar a conocer a su padre, y su ingreso en una academia de ballet ya con cierta edad, lo que exige un esfuerzo suplementario. También se apunta a una reacción al colectivismo comunista, y a la asfixia de la libertad, tan importante para desarrollar la creatividad artística, o para ir más allá de la técnica, el seguimiento del consejo de Pushkin, "cuenta una historia", para sus bailes. Y además hay una necesidad de socializar en París, de salir con gente de ahí, los bailarines occidentales, y empaparse de lo que se le ha negado en la Unión Soviética. Es una pena que no respete el título original, "el cuervo blanco", una alusión a ese ser diferente, la dificultad para empatizar de alguien que ha evolucionado de un modo tan especial.

Fiennes, que ha optado por rodar en ruso gran parte del metraje, no sólo hace una estupenda composición de Puhskin, usando ese idioma, sino que demuestra acierto en su tercer film tras la cámara, es muy selecto en lo que decide dirigir –antes abordó Coriolanus, sobre una obra poco conocida de Shakespeare, y The Invisible Woman, sobre el lado menos amable de Charles Dickens–, y aunque no sea brillante, va ganando en seguridad, y aquí entrega su mejor trabajo: se muestra seguro en los saltos temporales, y está soberbio en el clímax del aeropuerto, aunque el espectador conocedor sepa perfectamente lo que va a ocurrir. Además, parece tener clara la idea principal de su film, la necesidad de poder ejercer la libertad de todo ser humano, y se aferra a ella para destacarla, de modo que está presente en todo el metraje, sin que tampoco se tenga la sensación de un didactismo irritante. Acierta además al mostrar su talento artístico, pero sin caer en la trampa de que sus actuaciones anulen la trama dramática que se quiere desarrollar; y por supuesto, queda clara la sexualidad de Nureyev, pero sin convertirla en elemento de cansino adoctrinamiento, algo que se agradece en una época en que esto se hace con excesiva frecuencia y gran tosquedad.

Funciona muy bien el reparto, con rostros pocos conocidos, el que más suena, aparte del de Fiennes, es el de Adèle Exarchopoulos, Claire Saint, la amiga chilena de Nureyev. Tiene mérito Oleg Ivenko, que debuta en la pantalla y aguanta bien el peso del protagonismo.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.