IMG-LOGO

Biografía

Harvey Keitel

Harvey Keitel

81 años

Harvey Keitel

Nació el 13 de Mayo de 1939 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

El favorito

26 Noviembre 2008

Tardó en decidirse, arrancó por fin y la suerte le dio la espalda. Después de superar el bache, el veterano actor neoyorquino estabilizó su carrera artística, convirtiéndose en uno de los actores favoritos del público y la crítica.

Harvey Keitel nació en Brooklyn en 1939. Antes de cumplir la mayoría de edad se alistó en la Marina estadounidense, con la que intervendría en el conflicto del Líbano. Cuando dejó el servicio militar, trabajó como taquígrafo y como dependiente en una tienda de zapatos. Poco después se matriculó en el Actor’s Studio, pero no con la intención de ser intérprete, sino con el objetivo de superar una dislexia que le impedía expresarse con claridad.

Una vez que descubrió su vocación, y después de participar en alguna obra de teatro off-Broadway, se presentó al casting de ¿Quién llama a mi puerta? (1968), primer film de Martin Scorsese, quien quedó hechizado con la exhibición de Keitel, y no tardaría en convertirle en uno de sus actores fetiche. Juntos trabajarían en Malas calles, Alicia ya no vive aquí, Taxi Driver y La última tentación de Cristo, la mayoría producidas en la década de los 70. También durante estos años tuvo la oportunidad de trabajar con Ridley Scott –en Los Duelistas, 1977– y Paul Schrader –en Blue Collar, 1978–. Pero a finales de estos años, su suerte cambió.

En 1979, después de varias semanas de rodaje del legendario Apocalypse Now, Francis Ford Coppola, con quien por lo visto tuvo “diferencias creativas”, le reemplazó por Martin Sheen en el papel del Capitán Benjamín L. Willard. Este hecho deprimió bastante al actor, que pensó incluso en retirarse de la profesión, y como en Hollywood no hacían más que ofrecerle papeles mediocres, decidió irse a Europa a probar fortuna.

El viejo continente le ofreció nuevos proyectos con directores europeos de renombre, como Ridley Scott (con quien repitió en Thelma y Louise) o Bertrand Tavernier (La muerte en directo). Pero no fue hasta los años 90 cuando obtuvo el reconocimiento que merecía de parte de las dos industrias cinematográficas con las que había trabajado. Aunque años antes había afirmado que los premios no deben ser sinónimo del valor del actor –“el verdadero éxito supone dedicación, implicarse totalmente en algo”, comentó–, en 1991 recibió su primera nominación al Oscar con una gran emoción, como es lógico... Fue por su papel secundario en Bugsy, biopic del gángster que levantó la ciudad de Las Vegas. 

A partir de este momento su carrera despegó. Fueron los años de Reservoir Dogs, El piano, Pulp Fiction, Abierto hasta el amanecer... títulos de sobra conocidos, que compaginó con su incursión en películas de corte independiente, de las que es un gran defensor. De hecho, hace algunos años fundó la productora The Goatsingers, junto a la actriz Peggy Gormley, con el objeto de financiar proyectos de jóvenes realizadores.

Cuando ya era una estrella, se convirtió en la personificación de su propio barrio a través del díptico formado por Smoke y Blue in the Face, donde Wayne Wang y Paul Auster reivindicaban el “cualquier tiempo pasado fue mejor” en torno a la esquina de una calle de Brooklyn.

Por sus rasgos y su físico, a menudo le hemos visto ejerciendo el rol de tipo duro, sin embargo ha sido capaz de mostrar otros muchos registros, como manifestó en filmes como La mirada de Ulises, del griego Theo Angelopoulos, donde se puso en la piel de un cineasta que abandona Hollywood para regresar a su país natal, a través de un emocionante viaje donde el protagonista se va reencontrando con su pasado.

Este drama es sólo un ejemplo de la versatilidad de Keitel que, por mucho que diga que no son necesarios, merece bastantes más galardones. Es un actor, además, que suele gustar al público. Aunque en la pantalla se convierta en el más cruel y déspota –en Teniente corrupto, por ejemplo–, tiene algo en la mirada que suaviza y elimina toda su maldad. Si un actor es capaz de hacer eso sin labrarse un retén de enemigos, es que es un actorazo.

Filmografía
Fátima. La película

2020 | Fatima

Portugal, 1917. Tres niños afirman haber visto a la Virgen María en Fátima. Sus revelaciones enfurecen al Gobierno y a algunas personas de la Iglesia que intentan convencerles de retractarse de su historia. Pero a medida que se extiende la noticia de sus visiones, miles de peregrinos acuden al pequeño pueblo portugués con la esperanza de presenciar un milagro. Lo que allí experimentarán cambiará sus vidas para siempre.

The Painted Bird

2019 | The Painted Bird

El irlandés

2019 | The Irishman

La historia del gangsterismo alrededor del IBT, el sindicato de transportes más importante en Estados Unidos, contada desde el punto de vista de Frank Sheeran con amplio lienzo. Este personaje de origen irlandés, reconoció poco antes de morir en 2003 a Charles Brandt –autor del libro “Heard You Paint Houses”, en que se basa la película– haber asesinado al misteriosamente desaparecido desde 1975 Jimmy Hoffa, presidente del IBT. Martin Scorsese demuestra encontrarse en plena forma creativa, y se nos presenta como auténtico “superhéroe” del cine de personajes y tramas de entidad, dotado de unos “poderes” en la línea de sus dos mejores películas gangsteriles, Uno de los nuestros (1990) y Casino (1995), pero quizá más sabio por más experimentado, los años cuentan. Su film, producido por Netflix, pero con otros pesos pesados como el propio Robert De Niro y el veterano Irwin Winkler, conocerá un estreno limitado en salas de cine, concesión a los cinéfilos y al propio director, pero, los tiempos mandan, su difusión masiva toca en la plataforma de streaming. El experimentado director maneja aquí un sólido guion en solitario de Steven Zaillian, libretista con el que había trabajado en Gangs of New York (2002). Funciona muy bien la estructura narrativa de encapsulamiento de tres hilos, a modo de muñecas rusas: la voz en off de un Frank Sheeran ingresado en una residencia de ancianos, que cuenta el viaje en automóvil que realiza con su mentor Russell Bufalino y las esposas de ambos, para acudir a una boda, y la primera parada frente a una estación de servicio, que sirve para evocar el pasado, cómo se conocieron y el modo en que se produjo su ascenso en el sindicato de transportes y en el mundo criminal en los años de la presidencia de John Fitzgerald Kennedy. Lejos de ser caprichosa, tal estructura responde a una perfecta lógica interna, cuyo sentido se constata cuando en el último tramo acaban uniéndose los hilos hasta quedarnos con el de Sheeran envejecido. Están impregnadas las imágenes de un agradecible clasicismo, incluidos algunos elegantes planos secuencia, y eso que la labor de edición de la habitual colaboradora de Scorsese, Thelma Schoonmaker, es altamente meritoria, a las tres horas y media de metraje no parece sobrarle un solo plano, su labor es auténtico encaje de bolillos. Y al final lo que se nos cuenta con enorme habilidad y con una violencia más contenida de lo que Scorsese acostumbra, sin moralina facilona pero con un indudable punto de vista moral, más nítido que en otros filmes del italoamericano, es la historia del progresivo descenso a los infiernos del protagonista, Frank Sheeran. Su alma cada vez se encuentra más emponzoñada, al aceptar ejecutar personalmente despiadados asesinatos, pero hábilmente se nos presenta un contrapunto interesante, el de una de sus cuatro hijas, Peggy, cuyas miradas, de niña, y luego convertida en mujer, vienen a ser como la voz de la conciencia que le recuerda la inmoralidad de sus acciones. Los dramas personales se combinan con el telón de fondo histórico, sugiriéndose una explicación acerca de la invasión de Bahía de Cochinos ordenada por JFK, y su posterior asesinato, hechos en los que habría tenido que ver la mafia, molesta por la actuación del aguerrido fiscal general Robert Kennedy. Y tienen mucha fuerza los personajes principales, y las relaciones que se establecen entre ellos, singularmente las de Sheeran con su mentor Buffalino y con Hoffa, el hombre al que debe proteger. En tal sentido los actores están soberbios. Las técnicas digitales utilizadas para rejuvenecer en algunas escenas a los personajes no distraen, y tenemos a un magnífico Robert De Niro, del que se pinta una evolución plausible, un Joe Pesci inesperado, porque no hace el papel que habríamos pensado, está muy contenido, y Al Pacino –aquí, sí, por fin, podemos decir que tenemos una película que comparten de verdad con De Niro–, que sabe componer al sindicalista que quiere nadar en un estanque de lodo sin embarrarse e imponer su punto de vista por considerarse intocable. El resto del reparto tiene menor presencia, pero está perfectamente escogido, y cada uno brilla entregándose en las escenas que les tocan.

9/10
The Comedian

2017 | The Comedian

Numb, at the Edge of the End

2017 | Numb, at the Edge of the End

Lies We Tell

2017 | Lies We Tell

Madame

2017 | Madame

The Ridiculous 6

2015 | The Ridiculous 6

Tommy Stockburn, blanco que vive con los indios, parte en busca de su progenitor, forajido secuestrado por una banda con la que mantiene una deuda. Por el camino, Tommy descubrirá que tiene cinco hermanos, que querrán ayudarle en su cometido. La plataforma de emisión en streaming Netflix suele lograr buenas críticas con sus series (House of Cards), que revalidó con Beast of No Nation, de Cary Fukunaga, su primer largometraje creado especialmente para su estreno online. Pero se estrella del todo con el segundo, The Ridiculous 6, uno de los films más ridículos, valga la redundancia, de la carrera de Adam Sandler, que ha dejado muy atrás la calidad de El chico ideal, aquella cinta que al principio de su carrera hacía presagiar otra cosa. Aquí vuelve a ponerse a las órdenes del realizador de aquélla, Frank Coraci, que sin embargo en estos años ha perdido gas. Quizás por la aparición del veterano Nick Nolte, el único que logra mantener el tipo como padre del protagonista, The Ridiculous 6 empieza con cierta fuerza. Pero enseguida todo se va al traste por el abuso del humor escatológico (un numerito basado en las deposiciones de un burro da vergüenza ajena) y hasta machista (las mujeres de la tribu tienen nombres como Zorra Fumadora o Sin Sostén, ¡en la línea del cine de Antonio Ozores!). La acumulación de gags con poca chispa deriva en una sensación de que el metraje se alarga innecesariamente. En una línea que recuerda a las secuelas de Torrente, el protagonista, también productor y coautor del guión, cuenta con el apoyo de numerosos 'amiguetes', dispuestos a hacer el tonto, pero totalmente desaprovechados. Así, aparecen por la pantalla los conocidísimos Steve Buscemi, Danny Trejo, Steve Zahn, John Turturro, y Vanilla Ice, entre otros. En suma, un cocktail de humor y western más cercano a la desastrosa Mil maneras de morder el polvo que a la brillante Maverick.

3/10
La juventud

2015 | La giovinezza

El compositor y director de orquesta británico Fred Ballinger, ya retirado, pasa sus vacaciones en un hotel-balneario de lujo en los Alpes suizos. Le acompaña su amigo del alma y coetáneo Mick Boyle, director de cine, que junto a un pequeño equipo están inmersos en la preproducción de su nueva película. La hija del anciano Fred, Lena, que ejerce de asistente, se hunde en la miseria cuando su esposo le anuncia que la deja porque está encandilado por una joven cantante pop. Se diría que es un capricho de divo, pero Fred rehúsa atender el requerimiento de un enviado de la mismísima reina de Inglaterra para que dirija un concierto. Entretanto pasa el tiempo lánguidamente, con huéspedes del lugar variopintos, desde un grueso futbolista que se parece mucho a Diego Armando Maradona, a una despampanante e inteligente Miss Mundo, pasando por un actor que está preparando un personaje, una adolescente que le reconoce, un niño que toca el violín, un matrimonio mayor que nunca hablan entre sí... El italiano Paolo Sorrentino rueda en inglés, lo que no significa un cambio en lo referente a las claves estilísticas y temáticas de su anterior film La gran belleza. De nuevo estamos ante un subyugante ejercicio esteticista, un canto a la sensualidad y a la búsqueda del cumplimiento de los deseos, de ritmo perfecto, y hermosas fotografía y música. De algún modo se diría que sigue el modelo de “La montaña mágica” de Thomas Mann para pintar una suerte de lugar en que el tiempo parece haberse detenido, y que invita a la indolencia y al hedonismo, limitarse a estar, dejar que la vida pase disfrutando de los placeres que brinda, y acotando posibles males, la próstata o lo que sea; y aunque lleguen noticias del exterior capaces de agitar a los personajes, la tentación de seguir en la burbuja, aunque sólo sea durante las vacaciones, resulta demasiado poderosa para no caer en ella. Juventud, vejez, ¿cuáles son sus rasgos distintivos? ¿Existen principios irrenunciables en la vida? ¿Hay que estar dispuestos a hacer cualquier cosa en la propia profesión artística, ya se llame música, interpretación, cine? ¿Dónde acaban la sinceridad y franqueza, y empiezan el despecho y la desconsideración? Son algunas de las preguntas que plantea el film de Sorrentino, cuya antropología tal vez sea limitada, pero sin duda que resulta plenamente sugerente, e invita con inteligencia a la reflexión. El director cautiva. Las limitaciones humanas de sus personajes –grandes Michael Caine, Harvey Keitel, Paul Dano, Rachel Weisz, Jane Fonda, pero también los secundarios– no impiden la concepción de escenas grandiosas, creíbles paradójicamente en la atmósfera irreal y mágica de la montaña donde hasta podría levitar un monje tibetano. Imposible e innecesario hacer una enumeración exhaustiva de tales momentos, pero citemos la bajada de la montaña, Venecia, y el precioso clímax que cierra el film.

7/10
El Gran Hotel Budapest

2014 | The Grand Budapest Hotel

Imaginativo juego de muñecas rusas a cargo del inclasificable y ocurrente Wes Anderson, que dice haberse inspirado en la obra del genial escritor Stefan Zweig, aunque igual podría afirmar que sus personajes de bigotes son deudores de Hergé y su álbum de Tintín “El cetro de Ottokar”, ya puestos. Una joven en la actualidad se siente profundamente conmovida por la novela “El Gran Hotel Budapest”; un autor, unos años antes, confiesa haber escuchado su historia en dicho hotel sito en una montaña solitaria, de labios del señor Mustafá; y Mustafá recuerda su época de botones del hotel, cuando era Zero, a las órdenes del señor Gustave, dueño del establecimiento y todo un caballero, cuando descubrió el amor y se vio sumergido en una vertiginosa aventura conspiratoria de crímenes a cuento de una herencia. Anderson entrega una narración aventurera de enorme dinamismo, con sugerentes toques surrealistas, en la época del desmembramiento del imperio austrohúngaro previa a la Segunda Guerra Mundial, aunque aludiendo siempre a países ficticios. Y a la hora de apostar por lo grotesco, se permite algún detalle gore o tosco, jugando así al contraste con los modales impecables del señor Gustave. Como hiciera ya en Moonrise Kingdom, el cineasta texano apuesta en El Gran Hotel Budapest por una visión romántica, con una paleta de colores pastel muy estudiada, y acudiendo a encuadres atrevidos y al uso de grandes angulares. En su cuidado guión hay espacio para una idealizada historia de amor, y una bonita relación patrón-subalterno de tipo casi paternofilial, que no paternalista. Destaca además un reparto coral de divertidos personajes estrambóticos, y riesgos como el de un formato de pantalla casi cuadrado, y efectos de miniaturas apenas disimulados, que dan al conjunto un adecuado aire naïf.

8/10
El congreso

2013 | The Congress

Desigual película del cineasta israelí Ari Folman (Vals con Bashir), que adapta libremente “Congreso de Futurología”, novela de uno de los autores clave de la ciencia ficción, el polaco Stanislaw Lem. Aporta una reflexión acerca de la naturaleza del oficio de los actores, el papel que las películas juegan en la vida de las personas, y más allá de todo, acerca de la existencia humana y el sentido de la vida. En un juego que trata de aproximar realidad y ficción, Robin Wright se interpreta a sí misma. Se supone que la actriz que saltó a la fama con La princesa prometida ya no goza de la popularidad de antaño: cuarentona, le ofrecen pocos papeles y éstos de muy escaso interés. Hasta que un estudio le propone que siga la estela de otros actores que venden sus derechos digitales, o sea, renuncian a actuar en el futuro, y convenientemente escaneados con todas sus expresiones posibles, están listos para ser replicados en nuevas películas gracias a los ordenadores; una idea que ya exploró en cine Andrew Niccol en S1m0ne. Aunque reacia a un acuerdo semejante, Robin, que está criando a sus hijos Sarah y  Aron, éste con una grave enfermedad, podría llegar a un acuerdo pensando en ellos. El congreso consta de dos partes bien diferenciadas, separadas por un intervalo de 20 años, el tiempo que dura el contrato que el estudio le ofrece a Robin. La primera, rodada con actores de carne y hueso, atrapa, y contiene secuencias tan intensas como aquella en que el agente de la actriz –estupendo Harvey Keitel– le logra arrancar emociones mientras ella se prepara para ser escaneada. En cambio el segundo tramo del film, realizado con técnicas de animación, resulta mucho más confuso y pesado, la acción se torna reiterativa. Folman trata de mostrarnos un mundo alternativo, al estilo Matrix, en el que algunos aceptan vivir porque reporta ciertas ventajas, aunque con el precio de renunciar a la realidad. Imágenes de una especie de gurú estilo Steve Jobs, o de unos rebeldes montando una especie de revolución, resultan algo delirantes y se dirían deudoras del anime, aunque sin la fuerza y lirismo que tantas veces consiguen los cineastas japoneses. Queda la impresión de que se podía haber logrado un film mucho más emotivo y cercano, por ejemplo la relación de la madre con su hijo no tiene toda la fuerza deseable. Y los dibujos con personajes famosos acaban cansando, cualquiera diría que Folman está jugando a los Simpson incorporando celebrities a su paisaje animado.

5/10
Ipu el loco

2013 | A Farewell to Fools

El asesino de la luna de miel

2012 | Fatal Honeymoon

Basada en hechos verídicos, la película nos cuenta la investigación sobre la extraña muerte de una mujer mientras estaba de luna de miel. La recién casada murió ahogada mientras hacía submarinismo con su marido. Cuando la policía reabre el caso, él es el principal sospechoso.  Drama con tintes de thriller que atrae mínimamente por lo morboso de la historia real que tiene detrás. Al menos cuenta con la sorprendente presencia del gran Harvey Keitel.

4/10
Ahora los padres son ellos

2010 | Little Fockers

Tercera entrega de la especie de saga protagonizada por los Focker y los Byrnes, iniciada con Los padres de ella y continuada con Los padres de él. La siguiente película sigue el mismo esquema que las dos anteriores, con el antagonismo bufonesco entre los dos cabezas de familia, Greg Focker por un lado y su suegro Jack Byrnes, por otro. Dirige esta vez Paul Weitz, conocido por sus trabajos en Un niño grande o In Good Company. Han pasado los años y Greg Focker y su mujer Pam tienen ahora dos hijos gemelos, Henry y Samantha. Las relaciones con su suegro Jack, un ex agente de la CIA bastante paranoico, parecen haber prosperado, de modo que cuando Jack tiene un infarto decide elegir a Greg como el nuevo jefe del clan o, como él dice, "The Godfocker". Sin embargo, las cosas se tuercen cuando el suegro sospecha que su yerno tiene una aventura extramatrimonial con una jovencita de buen ver... No hay nada nuevo que reseñar en este film. Es gracioso y se deja ver. Los gags son continuos y algunos resultan, justo es admitirlo, despiporrantes, como algunas payadas de Kevin (Owen Wilson), la cena familiar o los muchos caretos y otras tonterías por el estilo. Pero también es fácil comprobar que la fórmula se agota cuando se recurre con frecuencia a chistes facilones, groseros y zafios. Los actores están en su justo lugar y Ben Stiller y Robert De Niro mantienen el tipo, aunque inevitablemente se repitan. Ocurrente resulta Dustin Hoffman y sus clases de flamenco, y funciona la entrada en escena de la guapa Jessica Alba como chica cañón ligera de cascos.

4/10
Juramento de venganza

2009 | The Ministers

Un sacerdote es asesinado en plena calle. Sus hermanos se reúnen tras la tragedia y juran vengar su muerte aunque sea lo último que hagan. Ellos buscan venganza al igual que una joven cuyo padre ha sido asesinado. Ella cuenta con la ayuda de un antiguo compañero de trabajo de su progenitor para hacer justicia. John Leguizamo se desdobla para interpretar a los hermanos vengadores mientras que Harvey Keitel interpreta al ayudante de la joven que también busca venganza.

4/10
A un paso de la muerte

2009 | Wrong Turn at Tahoe

Joshua es el fiel matón del gángster Vincent desde que éste le salvó la vida cuando era un chiquillo. Cuando avisa a su jefe de que un camello portorriqueño intenta matarle, éste se adelanta quitándole la vida. No sospecha de que era el subalterno de Nino, un mafioso italiano que prepara la inevitable respuesta a tal afrenta.Título gangsteril del desconocido Franck Khalfoun, que rueda la violencia de un modo operístico muy estilizado, sobre todo en la escena final, auténtica escabechina inspirada sin duda por el spaghetti-western y El precio del poder de Brian De Palma, entre otras referencias. El trabajo actoral de Cuba Gooding Jr., Harvey Keitel y Miguel Ferrer, sobre todo el de este último, va en esta línea explosiva y lacónica. También hay citas cinéfilas a Tiburón y Duelo a muerte en el O.K. Corral, aunque la fábula de la rana y el escorpión con el brusco final resulta bastante burdo.

4/10
Life on Mars

2008 | Life on Mars | Serie TV

Sam Tyler (Jason O'Mara) es un detective que vive en 2008. Tras tener un accidente, despierta y se encuentra en el año 1973 sin saber el motivo. Su misión será descubrilo. Remake de la famosa serie de los setenta de la BBC que en esta ocasión contó con diecisiete episodios.

6/10
La búsqueda 2. El diario secreto

2007 | National Treasure: Book of Secrets

Nueva entrega de las andanzas de Ben Gates y familia, en esta ocasión motivadas por la defensa del buen nombre de sus ancestros. En efecto, el descubrimiento de una página perdida del diario de John Wilkes Booth, el asesino del presidente Abraham Lincoln, apunta a que un antepasado estuvo envuelto en el complot. Ben y su padre Patrick, no están dispuestos a creer tal cosa, sobre todo porque el segundo oyó de labios de su abuelo el relato en primera persona de cómo la familia impidió que un tesoro perdido cayera en manos del Sur, lo que habría cambiado el rumbo de la guerra de secesión. Unas misteriosas palabras codificadas en la descubierta página pondrán en marcha a Ben, que contará, además de con la ayuda de su padre, con el apoyo de su fiel ayudante tecnológico Riley, y con la cooperación de su ex novia Abigail, con la que acaba de romper. A ellos se suma, la madre de Ben y ex mujer de Patrick, experta en lenguas precolombinas. Enfrente está el propietario de la página reencontrada, descendiente de un general del Sur, que honrando el apreciado concepto sureño del honor, quiere devolver el brillo al apellido familiar, que la historia sepultó en el olvido. El film sigue un esquema muy similar al de la primera entrega de la saga. O sea, dos bandos enfrentados, en la clásica búsqueda de un tesoro, siguiendo pistas que llevan de un lugar a otro. En el caso que nos ocupa la geografía de esos lugares se expande, pues los protagonistas viajan a París, a la pequeña Estatua de la Libertad, o a Londres, al palacio de Buckingham, donde deben encontrar dos escritorios gemelos, uno sito allí, y el otro en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington. Otras localizaciones de lujo incluyen la Biblioteca del Congreso, o el monte Rushmore. El equipo de guionistas elabora una trama entretenida, donde el juego de pistas funciona mucho mejor, por ejemplo, que en la aburrida El código Da Vinci, sobre todo porque hay una humilde asunción de ofrecer un espectáculo de primera y sin pretensiones, con abundante sentido del humor. De modo que a la acción trepidante -magnífica la persecución de coches en Londres, o el clímax bajo el monte Rushmore-, se suma la teoría de la conspiración presente en un supuesto supersecreto "libro del presidente", que cuenta la leyenda que pasa de mano a mano de los presidentes estadounidenses, y dos inteligentes paralelismos: la lucha por el apellido familiar y el tesoro, por el lado de Ben Gates, y del personaje de Ed Harris; y la guerra de sexos y de crisis de parejas, que bien podrían reconciliarse, por un lado entre los talluditos (Jon Voight y la recién llegada a la saga Helen Mirren) y por otro entre su hijo y la novia (de nuevo bien conjuntados Nicolas Cage y Diane Kruger). De nuevo funciona además el "timing" cómico, y en general se han cuidado todos los personajes. Quizá el que queda más desangelado es el de Harvey Keitel, de nuevo agente del FBI, cuya presencia se nos antoja metida con calzador.

6/10
A Crime

2006 | A Crime

Thriller inquietante protagonizado por el gran Harvey Kei­tel. La vida de Vicent (Norman Ree­dus) es un infierno desde que su mujer fuera a sesinada y él no puede encontrar la felicidad a no ser que el culpable se condenado y encerrado. Pero su vecina Alice (Emma­nuelle Béart) cree que puede devolverle las ganas de vivir, así que planea una arriesgada estratagema, que consiste en encontrar un falso culpable del asesinato. Sin embargo, pronto se da cuenta de que no es tan fácil dar con la cabeza de turco. Dirige el francés Ma­nuel Pradal (El misterio Ginostra).

4/10
El mercader de piedras

2006 | Il mercante di pietre

Discreto thriller en torno al moderno terrorismo islámico, sigue a un mercader de piedras preciosas, que originalmente cristiano se ha convertido al Islam. Alrededor se teje un espesa trama en torno a un atentado en un canal en Turquía. La película es un querer y no poder, con un reparto extraño encabezado por Harvey Keitel.

4/10
Be Cool

2005 | Be Cool

Cómo conquistar Hollywood, adaptación de una novela de Elmore Leonard, era una divertida película sobre un gángster cinéfilo, que debía cobrar la deuda de un productor. Diez años después vuelve Chili Palmer (John Travolta ‘again’), que ahora desea producir un disco a la desconocida Linda Moon, en parte como favor a la viuda de un amigo recién asesinado. Y es que nuestro matón tiene un corazón de oro. El esquema es semejante al original, jugando al contraste entre un Palmer medianamente decente, y las discográficas, cuyos métodos poco deben envidiar a las mafias, una de negros y otra rusa. Pero los afilados diálogos, tipo Quentin Tarantino (después de todo, éste adaptó a Leonard en Jackie Brown), resultan inferiores, y quizá por eso la zafiedad resalta más. Mientras que los guiños sensuales a los filmes de bailoteo de Travolta, o a Pulp Fiction (allí compartieron pantalla el actor y Uma Thurman), constituyen un recurso facilón. Más irónicas e ingeniosas son en cambio las bromas sobre las secuelas, o incorporar números musicales para vender discos de Aerosmith, con un Steve Tyler haciendo de sí mismo. Dirige el film, F. Gary Gray, responsable de la agilísima The Italian Job.

5/10
El laberinto del asesino

2005 | One Last Dance

T, un asesino a sueldo que trabaja para la mafia, es contratado para asesinar al responsable de secuestrar al hijo de un importante hombre de negocios. Pero llegar hasta él no será fácil, porque T desconoce el nombre de su objetivo, y para averiguarlo deberá enfrentarse a numerosos criminales.Francis NG, una estrella del cine en Hong Kong y protagonista de títulos como Asuntos infernales 2, encabeza el reparto de esta espectacular cinta de acción, de ritmo trepidante y muy pocos diálogos. Le acompaña el actor estadounidense Harvey Keitel.

4/10
En un rincón de la Toscana

2005 | Shadows in the Sun

Jeremy Taylor, joven aspirante a escritor, inicia un viaje con Weldon Parish, un reconocido escritor, de carácter irascible. Acaban refugiándose en un pequeño pueblo perdido de la Toscana italiana. Allí, Jeremy se enamora de una atractiva sobrina de su mentor. Pero éste último no atraviesa su mejor momento, por la crisis creativa que padece. Excelentes actores protagonizan este drama que describe el ambiente y los habitantes de un pueblecito italiano. Joshua Jackson, protagonista de películas juveniles como The Skulls, Rumores que matan o La maldición (Cursed), se perfila como prometedor actor dramático, en su papel de chico dispuesto a arriesgarlo todo por su vocación artística.

4/10
La búsqueda

2004 | National Treasure

Que uno de los temas de mayor predicamento en el cine es la búsqueda de tesoros es cosa bien conocida, pero también es cierto que pocas películas en los últimos años han abordado este argumento de modo tan directo y entretenido como La búsqueda. Cuenta con todos los resortes que uno demanda en este tipo de aventuras: el intrépido buscador, el amigo estrafalario y lumbreras, la chica guapa en apuros, el malo malísimo que intenta llegar antes que nadie, las pistas que se van despejando una a una, un poco de comedia y mucho, mucho de acción. Estamos ante una feliz mezcla de producción de altos vuelos –con la factoría de Jerry Bruckheirmer a la cabeza– y de cine familiar de calidad, gracias a la sabia mano de Jon Turteltaub, un verdadero especialista en estas lides, como ya demostró en sus comedias Elegidos para el triunfo, Mientras dormías o The Kid. La familia Gates ha vivido obsesionada durante varias generaciones con un antiguo tesoro que se remonta a la época de los caballeros templarios. Uno de sus antepasados recibió la primera pista de su existencia, y, ahora, el último eslabón de la familia es Ben, quien obsesionado con la historia que le contó su abuelo dedica su vida a la búsqueda del famoso botín. Tras años de investigaciones ha encontrado una pista fiable. Sin embargo, le resulta imposible dar el siguiente paso, ya que le lleva directamente al documento mejor custodiado de Estados Unidos: la Declaración de Independencia. Ahí hubiera acabado la aventura de Ben, si no llega a enterarse de que su peor enemigo, el traidor Ian Howe, pretende robar el famoso documento redactado por los Padres de América. Ahora, la única posibilidad de recuperar el mayor tesoro nacional de Estados Unidos es que Ben se adelante a su enemigo. Si por algo destaca esta película es por ser un entretenimiento puro. Su argumento y su desarrollo bebe mucho de la reina del género, En busca del arca perdida, pero esta vez la novedad recae en ambientar la historia en plena urbe moderna. Turteltaub logra con eficacia convertir la selva y el desierto en las calles de Washington, Filadelfia y Nueva York, cuyos edificios, iglesias, y subterráneos adquieren una nueva y misteriosa identidad, y acaban por convertirse en mundos inexplorados, cuya magia se oculta bajo el tráfago ordinario de la vida metropolitana. A esto se une una eficaz dirección de actores, todos ellos con caracteres muy definidos, aunque hay que destacar al escéptico padre de Ben (estupendo Jon Voight) y al manitas Riley (Justin Bartha), un verdadero acierto. Destaca también la impecable fotografía de Caleb Deschanel, el aspecto casi esotérico de la investigación (secretos templarios, símbolos masones, cementerios y tumbas), tan de moda hoy en día, y el trepidante ritmo de algunas escenas, como la persecución por tejados, calles y parques de la ciudad.

7/10
El puente de San Luis Rey

2004 | The Bridge Of San Luis Rey

Adaptación de la célebre novela de Thornton Wilder, escrita en 1927. En el Perú del siglo XVII, el puente del título se rompe y cinco personas que se encontraban en él caen al abismo. Detrás del argumento se plantea la pregunta de si fue el azar, la providencia o la actuación de las personas quien provocó el desastre. La película indaga acerca de por qué esas personas concretas se encontraban en el puente, a través de la crónica de sus vidas. Sobresale la ambientación y el magnífico reparto internacional, con mención especial para la española Pilar López de Ayala.

4/10
Sangre de Cuba

2003 | Dreaming of Julia

Peculiar acercamiento al mundo de la revolución cubana. En un pueblo de la isla llamado Holguín, vive El Niño, el pequeño nieto de un hombre llamado Che, que cuida de su familia y amigos, y ayuda a los rebeldes. La película retrata la situación política y social del momento a través de los ingenuos ojos de un niño y de su despertar amoroso, sobre todo cuando queda prendado de una mujer rubia llamada Julia, a la que ha visto en una película de Hollywood. Destacan entre el reparto los intérpretes Gael García Bernal y Harvey Keitel.

4/10
Wanted

2003 | Crime Spree

Unos delincuentes callejeros franceses da un golpe y tienen la mala suerte de que el tipo al que roban es un capo de la mafia de Chicago. A partir de entonces su vida se convierte en una pesadilla, con la mafia y el FBI siguiéndoles los talones. Discreto thriller con algo de humor y que cuenta con un reparto de lujo, que salva el conjunto.

4/10
El misterio Galíndez

2003 | El misterio Galíndez

Muriel Colber, una joven norteamericana, está escribiendo su tesis sobre Jesús de Galíndez, un vasco afincado en Estados Unidos tras la guerra civil. Representante del PNV en el exilio, Galíndez desapareció sin dejar rastro tras sufrir un extraño secuestro en Nueva York en 1956. La investigación de Muriel no hace más que alimentar su curiosidad; e intuye que está descubriendo uno de esos cadáveres molestos, que todos los gobiernos guardan con celo en sus armarios. Adaptación de la novela del recientemente fallecido Manuel Vázquez Montalbán, y con toda seguridad la mejor película de Gerardo Herrero. La película se inscribe en la tradición de películas de periodistas que descubren que las más altas instancias del poder están podridas. Se desarrolla así la hipótesis de la conspiración de altos vuelos, en la que colaboraron el dictador Trujillo, de Santo Domingo, con la CIA. Seis países, incluido España, coproducen el film. Entre los actores internacionales están la protagonista, Saffron Burrows (Deep Blue Sea, Miss Julie), y Harvey Keitel, en un típico papel suyo de siniestro agente de la CIA. Entre los hispanos, Eduard Fernández da vida a Galíndez, y Guillermo Toledo al novio hispano de Muriel.

5/10
Beeper

2002 | Beeper

Un doctor asiste a una convención a India… con tan mala pata, que unos desalmados secuestran a su hijito. Y a través de mensajes en un ‘beeper’ y le irán dando instrucciones acerca de lo que debe hacer para recuperar sano y salvo a su retoño. Anterior a otras intrigas telefónicas de impacto como Última llamada y Cellular, vio la luz este film, más modesto, pero de trama muy semejante. Nuevamente la clave es no dejar al espectador un segundo de respiro. En el reparto el más conocido es el todoterreno Harvey Keitel.

2/10
El dragón rojo

2002 | Red Dragon

Will Graham. Un avispado agente del FBI, que tiene la virtud de meterse en la mente de los asesinos: piensa como ellos, al investigar un caso ve lo que otros no ven. Anda tratando de resolver el caso de un asesino en serie muy particular: mata a sus víctimas, y les quita alguna víscera. Cuando consulta las pistas que maneja con su amigo, el médico forense y psiquiatra Hannibal Lecter cae en la cuenta de que su perfil de exquisito gourmet se ajusta bastante al del asesino buscado. Quizá demasiado. A punto está a convertirse en nueva víctima, pero se salva por los pelos y Hannibal va a dar con sus huesos en la cárcel. Años después, Will está retirado y vive feliz con su mujer y su hijo en un pueblecito costero. Pero su antiguo jefe Jack Crawford le pide ayuda para detener a un nuevo “serial killer” que mata familias enteras, y coloca en sus ojos trocitos de espejo. Aunque reticente, Will acepta volver al tajo por una vez. Y puede que lo lamente. Adaptación de la novela de Thomas Harris, la primera de las suyas en que aparece el doctor Hannibal Lecter, con una presencia más bien secundaria (aunque en el film se le ha concedido más cancha, naturalmente). Había sido llevada ya al cine en 1986 bajo el título de Hunter, una versión muy poco conocida de Michael Mann. En esta ocasión se ha contado el guión con Ted Tally, ganador de un Oscar por su libreto de El silencio de los corderos. El chico se ha esmerado, y aunque hay elementos comunes con El silencio (el principal, que un Lecter recluido ayuda a Will a resolver el caso lanzando crípticas pistas), también existen importantes novedades. Will (fantástico Edward Norton) es un tipo más sólido que la frágil Clarice, y aunque Lecter trata de penetrar en su cabeza, al tenerla muy bien amueblada soporta mejor sus envites. Por otra parte se presta más atención a Francis Dolarhyde (asesino que parece un primo hermano del Norman Bateman de Psicosis: la figura autoritaria e insultante de su abuela, con la que se crió, le afectó a la chaveta), al mostrar que también los psicópatas tienen su corazoncito. La redención a través del amor puede venir gracias a Reba, una compañera del trabajo, ciega, pero capaz de ver los restos de bondad que quedan en Francis. Y está presente un periodista de tabloide, encarnado con convicción por el orondo Philip Seymour Hoffman, que sirve para poner en la picota a los que hacen de la venta del morbo la razón de sus vidas. Brett Ratner es conocido sobre todo por las comedias de acción Hora punta y su secuela (el director bromea asegurando que si Hopkins no hubiera estado disponible, habría dado su papel a Jackie Chan), Aunque la sombra de Jonathan Demme y Ridley Scott, responsables de El silencio de los corderos y Hannibal, es alargada, Ratner sale airoso del reto de entregar un buen film. Del buen manejo de los mecanismos del suspense dan prueba la secuencia de apertura, la reproducción de los pasos de un crimen, o la doble resolución del film. Asegura el director que le tranquilizó mucho, al hablar con Demme, que éste le dijera: “Si esto fuera El padrino, te daría mi bendición.” El perfeccionista Anthony Hopkins cuenta que, debido a que han pasado diez años desde el primer film, temía que su voz pareciera avejentada comparada con la de El silencio de los corderos (en teoría, su personaje es más joven, pues los sucesos que se narran transcurren antes de que conociera a Clarice); tuvo entonces que emplearse a fondo para que el tono monótono de la voz tan característico de Lecter sonara relativamente juvenil. Mientras que Ralph Fiennes afirma que lo que le gustó de su personaje es que es “una figura trágica. No necesariamente simpática, pero tiene un corazón de verdad.”

6/10
Nowhere

2002 | Nowhere

El escritor chileno afincado en Gijón Luis Sepúlveda (autor de El viejo que leía novelas de amor) se pone por primera vez tras las cámaras. La acción nos sitúa en un imaginario país latinoamericano, parecido a Chile y dominado por un dictador, cuyos servicios secretos secuestran a un grupo de opositores. Del reparto destacan Leonardo Sbaraglia (En la ciudad sin límites) y la pequeña aparición del gran Harvey Keitel.

4/10
El misterio de Ginostra

2002 | Ginostra

Matt Benson, agente veterano del FBI, se instala en Italia, junto al volcán de Ginostra, en la isla de Panarea, con su esposa y su hija. Allí colabora con la policía local, en virtud de un acuerdo entre el gobierno estadounidense y el italiano. Al poco de llegar, Matt interroga a un muchacho, cuya familia ha muerto violentamente a manos de la mafia, por el estallido de una bomba. Como teme por la seguridad del muchacho, Matt decide llevárselo a su casa con su familia. Segundo largometraje de Manuel Pradal, que obtuvo una buena acogida en Francia con Marie Baie des anges, su debut. El ritmo es lento y la trama confusa. Pero muestra las consecuencias del crimen organizado y el choque de mentalidad entre la vieja Europa y Estados Unidos. Destacan las localizaciones naturales de Italia y la labor del jovencísimo Mattia De Martino, que no desentona frente a veteranos como Harvey Keitel.

4/10
La zona gris

2001 | The Grey Zone

Duro film sobre el holocausto nazi. Tim Blake Nelson adapta su obra teatral, que transcurre en un campo de exterminio en Auschwitz. Allí se describe un hecho auténtico y poco conocido: el horror cotidiano de un grupo de prisioneros judíos, que retardan su inevitable muerte ayudando en los hornos crematorios donde son asesinados sus hermanos de raza. El material que maneja Blake Nelson quizá es más adecuado para un documental que para ser dramatizado. Sobre todo porque el cineasta no ofrece al espectador el ansiado respiradero, un rayito de esperanza, aunque sea allá a lo lejos. Estos hombres sin alma –la han vendido a escaso precio– no permiten que se establezca la necesaria empatía. Ni siquiera cuando surge la engañosa posibilidad de redención. El film está producido por Harvey Keitel, que se reserva un pequeño papel de odioso nazi.

6/10
Nailed (2001)

2001 | Nailed

Fallido drama sobre las cuitas de una familia judio-italiana, cuando el hijo (Brad Rowe) se queda prendado de una mujer a la que apenas conoce. Su padre sufrirá de lo lindo cuando su hijo se convierta en un pelele en manos de la joven perturbada (Rachel Blanchard), de quien espera un hijo. El aire de telefilm barato tira de espaldas. Destaca la presencia con aplomo de Harvey Keitel (Malas calles), pero no basta para que la función llegue al aprobado.

3/10
Taking Sides

2001 | Taking Sides

La Segunda Guerra Mundial ha terminado. En Berlín el oficial americano Steve Arnold está empeñado en demostrar que el director de la Filarmónica Wilhelm Furtwängler colaboró con los nazis. Film del húngaro István Szabó basado en la obra teatral de Ronald Harwood "Taking Sides" que él mismo adapta. Contiene algunos temas típicos del director, como es el de la ambigüedad de comportamiento en épocas de totalitarismos. Gran duelo actoral entre Harvey Keitel y Stellan Skarsgård.

6/10
Fail Safe

2000 | Fail Safe

Un avión americano sobrevuela Moscú con la orden equivocada de lanzar la bomba atómica. La posibilidad de una guerra nuclear parece cercana. Rodada en blanco y negro, el film nos lleva a los peores momentos de la guerra fría. Un reparto de lujo se encarga de mantener la tensión psicológica y la emoción argumental de este remake de un film de Sidney Lumet. 

5/10
Príncipe de Central Park

2000 | Prince of Central Park

Un niño llamado JJ, abandona su hogar de acogida, en donde es maltratado, y sale en busca de su madre verdadera. Acampa en central Park y poco a poco se irá relacionando con algunas personas que también tienen muchas necesidades. Entretenida cinta dramática, con algún toque más movidito, que cuenta con un reparto sorprendente, encabezado por Kathleen Turner (El honor de los Prizzi). La película es una versión más reciente del telefilm de 1977 titulado El príncipe de Central Park, también basado en la novela de Evan Rhodes.

4/10
Little Nicky

2000 | Little Nicky

Satán está a punto de jubilarse, y va a pasar los trastos del infierno a uno de sus tres hijos. El caso es que no acaba de verles preparados... y aplaza su decisión. Lo que enfada a dos de ellos, que se rebelan y viajan a la Tierra para fabricar allí su propio infierno. Sólo Little Nicky, el "hijo tonto" de Satán, puede detenerles. Le ayudará Gordi, ¡un perro parlanchín! Disparatada comedia de humor iconoclasta, concebida para el lucimiento de Adam Sandler (El chico ideal, Un papá genial, The Waterboy (El aguador)). También se puede ver a un actor tan estupendo como Harvey Keitel haciendo de demonio... y hasta a Quentin Tarantino, que hace un breve cameo como predicador iluminado.

6/10
U-571

2000 | U-571

Segunda Guerra Mundial. La tripulación del submarino norteamericano S-33, un viejo trasto que se usó en la Primera Guerra, tiene que realizar una misión muy especial. Debe acudir al “rescate” de un submarino nazi, haciéndose pasar ellos mismos por nazis, hacerse con los códigos de comunicación de la nave, y dejar que se hunda sin que el enemigo sepa nada. ¿Lo lograrán? Todo depende de que el teniente Tyler, segundo de abordo, sepa desplegar su capacidad de mando. Magnífica película del género bélico, que demuestra que valentía, heroísmo y sacrificio no están pasados de moda. El director y coguionista Jonathan Mostow realizó una exhaustiva investigación. para lograr el mayor verismo posible en el dibujo de la vida a bordo de un submarino. De modo que visitó navíos y submarinos de la época, estudió libros y diarios de a bordo... Además, confiesa Mostow, “quería mostrar cómo los jóvenes, sumidos en un entorno difícil, se crecen sobre sus propios miedos para cumplir proezas heroicas increibles”. El personaje de Matthew McConaughey está inspirado en el auténtico capitán de corbeta David Balme, que realizó una misión semejante. Balme, que aún vive, ha comentado que el film es “muy realista”.

6/10
Holy Smoke

1999 | Holy Smoke

Una jovencita australiana hace turismo en la India con una amiga. Fascinada por la doctrina de un santón, decide permanecer en ese país. Ha tenido una revelación, quizá ésa es la espiritualidad que necesita para encontrar la paz. No lo cree así su familia, que con engaños la trae de regreso a casa, y la pone en manos de un experto en desprogramar personas que han sufrido lavados de cerebro por parte de sectas. Al principio el tipo controla la situación, pero acabará acostándose con su cliente. Jane Campion (El piano, Retrato de una dama) empieza con tino su historia, pero a mitad de trayecto (la relación ¿amorosa?) pierde un tanto el norte. Suerte que la magnífica interpretación de Kate Winslet (entonces no se le veía en pantalla desde el puntazo de Titanic) salva la papeleta. Harvey Keitel hace lo que puede con un personaje complicado, que debe combinar su seguridad inicial con una posterior perplejidad.

5/10
El celo

1999 | Presence of Mind

Adaptación de "Otra vuelta de tuerca" de Henry James, fuente indudable del éxito de Amenábar Los otros. Cuenta la malsana relación de una institutriz con dos niños en un aislado caserón. Aunque la adaptación mejor de James es la de Jack Clayton (¡Suspense!), ésta del español Antoni Aloy tiene la fortuna de contar con una leyenda del celuloide como Lauren Bacall, y con pequeñas intervenciones de Jude Law y Harvey Keitel.

4/10
Tres estaciones

1999 | Three Seasons

Poesía en Vietnam. Una película hermosa, que llega a lo más hondo. Transcurre en Saigón y alrededores, ciudad donde conviven el lujo y la miseria, a lo largo de las tres estaciones del título. La joven Kien An recoge lotos blancos en el lago del Maestro Dao y los vende en la ciudad. Hai y sus amigos conducen ciclotaxis, y viven en la calle. Lan, enamorada del lujo, se prostituye en modernos hoteles. Woody es un niño vendedor ambulante. Y James Hager, un ex combatiente, quiere hacer las paces con su pasado, y busca a la hija que abandonó durante la desastrosa evacuación del país. Toni Bui, en su conmovedor poema visual, muestra el pasado, presente y futuro de su país, y hace un canto a la esperanza a través de unos personajes cuyas vidas se cruzan por azar. El modo en que Hai corteja a Lan, hasta sacarla de su “oficio”, es un prodigio de delicada narración. Con ritmo pausado, muy oriental pero nada aburrido, Bui da todo su valor a una imagen, la que sea: por ejemplo la de los lotos blancos, que contrasta con las flores de plástico que empiezan a proliferar en la ciudad, y que no se marchitan.

6/10
Shadrach

1998 | Shadrach

1935. Un pueblecito del Sur de los Estados Unidos. El pequeño Paul vive con sus padres, de clase media. Ella tiene una enfermedad terminal. Durante una ausencia prolongada de los padres, se va a vivir con una familia muy amiga: los Dabney, de humilde condición, que sobreviven vendiendo licor casero en los años de la prohibición. La llegada de Shadrach, un antiguo esclavo que viene a morir a la tierra que le vio nacer, cambia sus vidas. Emotivo film, basado en un relato corto de William Styron (autor también de la obra original en que se basa La decisión de Sophie). A modo de pequeño cuento con aire mágico, su visión es una gozada. Harvey Keitel y Andie MacDowell están fantásticos, pero no queda a la zaga el resto del desconocido reparto. Produce el film Jonathan Demme, director de El silencio de los corderos.

4/10
Lulu on the Bridge

1998 | Lulu on the Bridge

Izzi es un saxofonista al que una noche alcanza una bala en el pulmón. Salva la vida, pero ya no podrá tocar el instrumento que daba sentido a su existencia. En plena depresión, encuentra a un hombre muerto y, junto a él, una misteriosa maleta. Empujado por un extraño impulso roba la maleta: en su interior encuentra una extraña piedra y el teléfono de Celia, una chica que cambiará su vida. Paul Auster ofrece en el presente film una atractiva exploración por los curiosos caminos del amor y del azar, dos de sus temas predilectos. La elección de los protagonistas, Harvey Keitel y Mira Sorvino, se revela perfecta.

6/10
Ajuste de cuentas (1997)

1997 | City of Industry

Lee Egan es un pequeño delincuente de la ciudad de los Angeles, que sueña con dar un gran golpe para comenzar una nueva vida con las ganancias. Egan planea el atraco de una joyería, y para ello pide ayuda a su hermano mayor Roy, más  maduro y experimentado; también recluta a dos hombres más, Montana y Skip. El golpe resulta un éxito, pero los problemas comienzan a la hora de repartir el botín, pues Skip ha decidido quedarse con todas las joyas, para lo cual no duda en deshacerse de sus compañeros. Solo Roy logra sobrevivir, que ahora vivirá obsesionado por la venganza. Excelente muestra del género de "cine negro", dirigido por John Irvin. Excelentes interpretaciones contribuyen a dar solidez al film. Harvey Keitel (Smoke), Stephen Dorff y Timoty Hutton (Gente corriente) encabezan el reparto. El film cuenta también con una buena banda sonora a cargo de Stephan Endelman.

7/10
Cop Land

1997 | Cop Land

Murray (Michael Rapaport) es un policía de Nueva York que tiene un altercado con unos individuos que van conduciendo en el coche que va delante de él. En unos instantes, el coche de ellos, que está atravesando un puente, choca brutalmente y los ocupantes mueren. Al lugar, acuden en seguida, las autoridades policiales y el sheriff Heflin (Sylvester Stallone), que llevará el caso. El suceso empieza a convertirse en una bola de nieve donde Murray no sabe si saldrá bien parado. Entretenido thriller policíaco que, a pesar de no ser la octava maravilla del mundo, alcanza un nivel bastante por encima de la media. Cuenta con un conjunto de buenos actores, donde destaca Harvey Keitel, Ray Liotta, un fugaz Robert De Niro y un orondo Sylvester Stallone, en uno de sus papeles más convincentes. James Mangold (Inocencia interrumpida, En la cuerda floja) dirige la cinta, donde hace una crítica de la corrupción policial.

6/10
Un cuento de hadas

1997 | Fairy Tale: A True Story

En 1917 dos niñas dijeron haber visto unas hadas; presentaron como prueba unas sugestivas fotografías. El caso armó tal revuelo entre la opinión pública que atrajo la atención del escritor Arthur Conan Doyle y del mago Harry Houdini. La película de Charles Sturridge (director de la excelente serie televisiva Retorno a Brideshead) ahonda en la sed de espiritualidad del ser humano mediante una atractiva trama fantástica. Una "joyita" a descubrir.

6/10
Solamente se vive una vez

1996 | Head Above Water

George sale de pesca con su amigo Lance, dejando en casa a su esposa, a quien va a visitar un antiguo novio al que no ve desde hace muchos años. El recién llegado le hace revivir varias experiencias del pasado. Al despertarse al día siguiente, la mujer se encuentra al joven muerto y desnudo en su dormitorio. Decide esconder el cadáver en la bodega para que no lo encuentre su marido, y hacer desaparecer todas las huellas de su paso por allí. Curiosa mezcla de humor negro y thriller que cuenta con una excelente actuación de Harvey Keitel (Los duelistas, El piano, Smoke) en un registro mucho menos serio que al que nos tiene acostumbrados.

4/10
Abierto hasta el amanecer

1996 | From Dusk Till Dawn

Steh (George Clooney) y Richard (Quentin Tarantino) son dos atracadores de bancos perseguidos por la justicia. Con el FBI a sus espaldas toman como rehenes a la familia Fuller (Harvey Keitel y Juliette Lewis). Con ellos atraviesan la frontera mejicana; una vez en Méjico deciden pasar la noche en un local de carretera. Los acontecimientos toman un brusco giro, cuando al llegar la medianoche los demás clientes del garito se transformen en unos espeluznantes "zombies" ávidos de sangre humana. Robert Rodriguez dirige este film, que mezcla bruscamente ingredientes de distintos géneros cinematográficos: thiller, cine de terror..., todo ello aderezado de la peculiar estética de Tarantino (Pulp Fiction), tan proclive a mezclar la violencia más salvaje con un ácido humor tirando a cutre.

5/10
Clockers (camellos)

1995 | Clockers

Dos hermanos muy distintos viven en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Victor es el mayor, un padre de familia que se gana la vida con dos trabajos. Strike, el pequeño, es un traficante de drogas. Tras ser acusado Strike de asesinato, Victor se declara autor del crimen y es encarcelado. El veterano policía Rocco Klein investigará el caso, convencido de que Victor es inocente. Tras haber sido el cineasta negro más reivindicativo, Spike Lee (Haz lo que debas, Cuanto más, mejor) aborda este thriller en el que continúa reflexionando sobre la realidad social de los Estados Unidos. Junto con su actor fetiche, John Turturro (Haz lo que debas) el reparto está encabezado por el prestigioso Harvey Keitel (El piano).

5/10
La mirada de Ulises

1995 | To Vlemma tou Odyssea

A., un cineasta de origen griego exiliado en Estados Unidos, emprende un viaje a la tierra de sus orígenes, que le lleva a recorrer Grecia y los Balcanes, hasta Sarajevo; teóricamente busca una mítica película de los hermanos Manakis, obra magna que se supone resume medio siglo de historia de la zona; pero sobre todo tenemos a un personaje a la búsqueda de sí mismo, teniendo muy en cuenta los parámetros culturales que han hecho de él, al menos en gran parte, quien es. Bellísima aunque hermética película del director griego Theo Angelopoulos, estructurada según el esquema de "La Odisea" de Homero, donde A. (un estupendo Harvey Keitel), naturalmente, retoma el papel de Ulises. Sin apenas palabras, hay como un grito silencioso por el odio que ha contribuido a la tragedia de los Balcanes. Y está siempre latente el anhelo de la amistad y el amor, capaces de llenar la vida del hombre.

8/10
Blue in the Face

1995 | Blue In The Face

El exito del film Smoke, que nos contaba la vida de Auggie Wren, el dueño de un pequeño estanco, justifica esta peculiar secuela. No estamos ante un film convencional, que siga una trama argumental, sino ante un retrato de la vida diaria de uno de los barrios más populares de la ciudad de Nueva York. Diferentes personajes desfilan por el estanco: negros, blancos, hispanos, jóvenes, ancianos, casados, solteros, divorciados... Todos ellos tienen su propia historia. Historias tristes e historias alegres. Risas y lagrimas se dan cita en el estanco de Auggie, pues amban forman parte de la vida. Todo ello con el humo de un buen cigarrillo, siempre, flotando en el ambiente. El film está codirigido por Wayne Wang y el escritor Paul Auster, y si bien no alcanza la calidad de Smoke, se deja ver con agrado. Destacar que, a lo largo de toda la película, no dejan de desfilar estrellas de primer orden. Así baste mencionar a Harvey Keitel, Lou Reed, Michael J. Fox, Mira Sorvino, Mel Gorham y Victor Argo.

6/10
Smoke

1995 | Smoke

Descripción de las vidas de un grupo de personajes corrientes que se reúnen en un estanco de Brooklyn. El estanquero (Harvey Keitel) es el confidente de todos ellos y ha reunido con el tiempo una singular colección de fotografías de la casa de enfrente a lo largo de 14 años, lo que le da un pretexto a Paul (William Hurt), un novelista en crisis creativa, traumatizado por la muerte de su esposa, para escribir una nueva historia. Tras su excelente El club de la buena estrella, Wayne Wang confirmó que es uno de los más interesantes realizadores de origen hongkonés con este fabuloso film coral, con guión del prestigioso novelista Paul Auster, que adapta su relato "Cuento de Navidad de Auggie Wren". La puesta en escena es muy original.

7/10
Somebody to Love (Alguien a quien amar)

1994 | Somebody to Love

Mercedes, actriz frustrada de origen hispano, se gana la vida en un garito cobrando a dólar el baile con desconocidos. Su amante es Harry, un hombre casado, actor fracasado también. Ernesto, un inmigrante mexicano, se acerca a la sala de baile con unos amigos, e irrumpe en la vida de la joven enamorándose de ella. Por obtener su amor aceptará todo tipo de trabajos que le permitan disponer de dinero, hasta llegar a una situación límite. El cineasta independiente Alexander Rockwell llamó la atención en Sundance en 1992 con su film In the Soup, que mereció el Premio Especial del Jurado. Ahora dirige una interesante historia de amor, que ha querido dedicar a Federico Fellini y Giulietta Massina. De hecho asegura que el personaje de Mercedes está inspirado en el que encarnaba la actriz en Las noches de Cabiria. El director narra su historia con buen pulso narrativo. Describe un amor ciego, llevado al extremo: de modo que el joven enamorado ni siquiera reflexiona sobre la moralidad de los actos tendentes a conseguir a la chica que ama. Los esfuerzos del joven Ernesto por conquistar a Mercedes contrastan con la actitud egoísta de Harry, que ni siquiera es consecuente con su comportamiento adúltero. Este guión sólido, sobre personajes marginales abocados al fracaso, pero con destellos de generosidad, tiene un indudable atractivo. Una mayor contención en la descripción de situaciones habría ayudado a potenciar el halo romántico y desencantado del relato.

6/10
Un ladrón de cuatro manos

1994 | Monkey Trouble

Eva (Thora Birch), que desea tener una mascota pese a la oposición de sus padres, la encuentra en Dodger, un mono algo especial. Es el animal de Shorty (Harvey Keitel), un pobre diablo que se gana la vida en el circo, junto con las ganancias extras que le proporciona la capacidad de Dodger para robar a los turistas. Se trata de una simpática película familiar, un eficaz entretenimiento que desde luego no pretende inventar la pólvora. Está producida por Ridley Scott, y cuenta con un equipo de actores más que presentable.

4/10
Pulp Fiction

1994 | Pulp Fiction

Dos años después de su hiperviolento debut tras las cámaras con Reservoir Dogs, Quentin Tarantino sorprendió a la crítica y al público de todo el mundo con un magnífico ejercicio de estilo. El título hace referencia a los 'pulp', tal como se llamaban unas novelillas baratas que narraban historias criminales, con humor negro y secuencias violentas. Es el mismo tono que predomina en los relatos de este film, que transcurren en Los Ángeles. Vincent Vega, un matón de la mafia, debe acompañar a la novia de su jefe. Al boxeador Butch Coolidge le persigue un mafioso, por no cumplir con un combate amañado. Tarantino introduce numerosas referencias a la cultura pop, homenajeando a películas de artes marciales, a los cómics, y a la música rock, mediante una modélica utilización de la banda sonora. Tarantino también se luce en el guión, con ingeniosos diálogos, eso sí, groseros e irreverentes. Los pasajes violentos y sórdidos están filmados de forma irreal, y con sentido del humor y un enfoque ‘kitsch’. Lo cautivador de este peculiar producto es lo inverosímil de unas situaciones que parecen concebidas por la mente violenta de un Peckinpah mezclada con la de los hermanos Marx. El film supuso la resurrección cinematográfica de John Travolta, quien tras Grease y Fiebre del sábado noche se había perdido entre subproductos de difícil digestión. Sólo el bailecito con Uma Thurman le convirtió de nuevo en estrella. Tarantino da muestras de su extraordinario talento para narrar con imágenes y con ritmo trepidante. Pero... nada de realidad, aquí todo es puro cine. Y la música es tan original y ecléctica como todo lo demás. Estuvo nominada para 7 Oscar y ganó merecidamente la estatuilla al mejor guión original.

8/10
Sol Naciente

1993 | Rising Sun

El policía Web Smith (Wesley Snipes) se entera del asesinato de una modelo, ocurrido en la sala de juntas de una importante corporación japonesa. Mientras busca pistas para encontrar al asesino, recibe la llamada de un misterioso detective, John Connor (Sean Connery), que trabaja para la multinacional japonesa. Juntos se ven obligados a formar un equipo y, mientras progresan, se dan cuenta de que el asesino ha utilizado las últimas tecnologías para cometer el delito. Tras el éxito de Parque Jurásico, adaptada al cine por Steven Spielberg, las novelas de Michael Crichton se convirtieron en las más preciadas para llevar a la gran pantalla. En esta ocasión, el escritor se hizo cargo del guión con el realizador, Philip Kaufman. El reparto es excepcional, con el mítico Sean Connery (El hombre que pudo reinar, El nombre de la rosa) a la cabeza.

4/10
Juego peligroso (1993)

1993 | Dangerous Game

Película oscura del cineasta de culto Abel Ferrara (Teniente corrupto), que entrega una historia de alto contenido erótico y planteamiento trasgresor. La historia se centra en un director de cine que quiere rodar una historia sobre un matrimonio sin principios morales. La atmósfera densa y el carácter del equipo de la película irán repercutiendo en los propios personajes. Destacan las poderosas presencias de Harvey Keitel y de Madonna, en uno de sus papeles más intensos.

4/10
La asesina

1993 | Point of No Return

Remake del film francés Nikita. Y nunca mejor dicho, pues sigue casi al pie de la letra la película de Luc Besson. Maggie es una joven drogadicta, un verdadero gato salvaje, que es dada oficialmente por muerta. Sin embargo, una agencia del gobierno supersecreta, la entrena para convertirla en una fría asesina. Su adiestramiento tendrá efectos imprevisibles, pues junto a la habilidad para la acción afloran los buenos sentimientos. Aunque la idea es buena,y se pretende narrar la redención de la protagonista, preside la historia un tono amoral. No hay lugar para buenos y malos, todos son víctimas del sistema, y cada uno ha de hacer individualmente lo que pueda. La película cuenta con trepidantes escenas de acción, bien resueltas por John Badham (Fiebre del sábado noche, Juegos de guerra). Y permite el lucimiento de la guapa Bridget Fonda, aunque su relación sentimental, demasiado elemental, no está bien desarrollada.

4/10
El piano

1993 | The Piano

Ada se traslada en barco a la selva neozelandesa con su hija de nueve años. Allí se reunirá con un hombre con el que se ha casado por poderes. Éste se niega a llevarse su voluminoso piano por la selva y lo abandona en la playa. Ella intentará recuperar el instrumento, y es ayudada por un vecino amigo de los indígenas, que le permitirá tocar en su casa. Esta co-producción entre Australia, Nueva Zelanda y Francia fue uno de los grandes éxitos de taquilla del año 1993, y consagró a los tres grandes actores protagonistas: Holly Hunter, Harvey Keitel y Sam Neill. Asimismo, la magistral partitura de Michael Nyman, compositor habitual de Peter Greenaway, se convirtió en un número uno en ventas. El film se recrea en los pasajes eróticos de la pareja protagonista. Tuvo varios Oscar, dos de ellos para las actrices Holly Hunter y la jovencita Anna Paquin.

5/10
Sister Act: Una monja de cuidado

1992 | Sister Act

Tras ser testigo del asesinato de un hombre en manos de su novio y saber que ella será su propia víctima, Deloris, una corista de Las Vegas decide desaparecer y esconderse, y para ello, debe acudir al último lugar donde él la buscaría: un convento de monjas. Después de aceptar a regañadientes vivir rodeada de silencio, recogimiento y oraciones, Deloris comienza a colaborar en el coro y ayuda a sus compañeras monjas a crear una gran coral con el fin de atraer a la gente a la iglesia. Whoppi Goldberg realizó aquí uno de los trabajos con los que será siempre recordada, el de la monja alocada que revoluciona el convento con sus costumbres y ademanes liberales que chocan con la estricta disciplina. Por esta comedia recibió un premio y la película reunió una magnífica banda sonora que rememora inolvidables canciones de los años 60. El éxito del film propició una secuela en la que Goldberg volvía a coger los hábitos para hacer de profesora en un rebelde instituto.

5/10
Teniente corrupto (1992)

1992 | Bad Lieutenant

Excesiva película de Abel Ferrara, describe el inesperado arrepentimiento de un policía católico corrupto, tras robar en una iglesia y violar a una monja. Resulta difícil adivinar adónde quiere ir a parar el equipo de guionistas, pues además de la enorme crudeza empleada en narrar la etapa corrompida del protagonista, luego, cuando parece que quiere enmendarse, se cae en un extraño fatalismo.

4/10
Reservoir Dogs

1992 | Reservoir Dogs

El impresionante debut de Quentin Tarantino (si dejamos de lado My Best Friend's Birthday, rodada en plan amateur) es una de las películas más influyentes e imitadas del cine de los 90. Ya estaban presentes las señas de identidad de este cineasta, que se apoya en diálogos ocurrentes e ingeniosos, y recarga sus películas de violencia. Seis gansters profesionales que no se conocen entre sí son contratados por Joe y Eddie Cabot para un trabajito. Los seis mantienen su identidad en el anonimato, escondiéndose bajo nombres de colores: Sr. Rosa, Sr. Blanco, Sr. Naranja, Sr. Marrón, Sr. Azul y Sr. Rubio. Mientras realizan un atraco en una comisaría, aparece inesperadamente la policía, por lo que se desata un trágico tiroteo. Los miembros de la banda sospechan que uno de ellos ha dado el soplo, por lo que acaban enfrentándose entre ellos para descubrir al traidor. Aunque Tarantino contaba con un presupuesto bastante limitado, logró fichar al veterano Harvey Keitel (también productor del film) y se rodeó de un grupo de grandes actores desconocidos por aquel entonces, pero que se han dado a conocer gracias a él, como Steve Buscemi, Tim Roth o Michael Madsen, entre otros. El propio Tarantino se reserva el papel del señor Marrón. Destaca la narración a base de flashbacks, que van dosificando los detalles de la trama, y ofreciendo detalles sobre los personajes. La brutalidad de momentos, como la secuencia de la oreja, se suaviza parcialmente por algunos elementos humorísticos. A destacar la meritoria utilización de clásicos del rock para la banda sonora, de grupos como Stealers Wheel y Blue Swede. El propio Tarantino quedó muy satisfecho de una película que había rodado pensando en lo que a él mismo le hubiera gustado ver en una pantalla. "Si yo no hubiera hecho Reservoir Dogs, y si algún otro la hubiera hecho y yo hubiera ido a verla, habría pensado que aquella era la película más acongojantemente buena del año", comentó el cineasta.

7/10
Pensamientos mortales

1991 | Mortal Thoughts

Ambicioso thriller psicológico de gran intensidad dramática y que cuenta con un reparto de auténtico lujo. El director Alan Rudolph se muestra como un auténtico especialista en manejar la acción, en la dirección de actores y en llevar al espectador al terreno que quiere. La historia es el desvelamiento de un misterioso asesinato. Parece que todas las personas que conocían a la víctima tenían motivos suficientes para acabar con ella. Dos mujeres, sin embargo, serán llevadas a la comisaría como principales sospechosas... Tanto Demi Moore (Ghost, Algunos hombres buenos) como Bruce Willis (Pulp Fiction, La jungla de cristal, El sexto sentido) firman unos papeles memorables y dan cuenta de una capacidad dramática envidiable. Harvey Keitel (Smoke, Reservoir Dogs) tiene también una envidiable presencia y el guión de William Reilly y Claude Kerven está perfectamente hilvanado en colaboración con la inquietante música de Mark Isham. Para amantes de las historias difíciles de resolver.

4/10
Bugsy

1991 | Bugsy

Recreación de la vida del famoso gángster Ben "Bugsy" Siegel, que llevó a cabo la realización de Las Vegas, y al que todos conocieron en vida como "el hombre más peligroso de América". Cuando Bugsy llegó a Hollywood para llevar su imperio de la mafia a la costa Oeste de los Estados Unidos, quedó absolutamente admirado de la ciudad y rendido a los piés de una fascinante y misteriosa mujer conocida como "The Flamingo". Allí, en medio de un lugar nuevo e inhóspito para él, Bugsy lo arriesgó todo, su dinero y el de sus compañeros del hampa, e incluso su propia vida. Sólo tenía ojos para ver realizados sus sueños. Magníficamente ambientada, esta película es toda una lección de glamour y fascinación. Warren Beatty (Esplendor en la hierba, Rojos, Dick Tracy) firmó uno de sus mejores papeles, y conoció a la que sería su esposa, Annette Bening, dejando atrás para siempre su fama de donjuán. El director Barry Levinson (Rain Man) consiguió dos Oscar para este cuidadísimo film.

6/10
Thelma y Louise

1991 | Thelma & Louise

Dos amigas cogen el coche y aceleran hasta que ya no hay vuelta atrás... Thelma y Louise sienten aburrimiento de la vida: una es ama de casa y otra trabaja de camarera; así que un buen día deciden emprender una excursión para airearse un poco. Pero la aparición de un violador cambiará sus planes. El director británico Ridley Scott recuperó su prestigio entre la crítica, tras la decepcionante Legend, con esta "road movie" que explora las frustraciones de dos mujeres que deciden vivir la libertad sin límites. Impecables interpretaciones, ritmo inigualable y Oscar al mejor guión en 1992.

7/10
The Two Jakes

1990 | The Two Jakes

En California, en el año 1948, la ciudad hierve entre la expansión urbana y la violencia ejercida por algunos grupos. Jake Berman es un contratista inmobiliario que se está aprovechando sin ningún escrúpulo del tremendo boom de la construcción. Pero en su vida personal, a Berman no le van tan bien las cosas. Está convencido de que su mujer le engaña, pero antes de ajustar cuentas quiere tener la evidencia de su infidelidad. Para ello, contrata los servicios del investigador privado Jake Gittes. Este caso, en teoría sencillo, se complica hasta convertirse en una cruel conspiración, en la que Berman y Gittes se ven involucrados y condenados a enfrentarse. Se trata de una especie de continuación de la película Chinatown, que dirigiera Roman Polanski, aunque en esta ocasión es Jack Nicholson el director. La película se sostiene con dos actores estupendos, como son Harvey Keitel y Jack Nicholson. Tiene momentos de extrema violencia y suspense. Un thriller de acción detectivesca donde nada es lo que parece.

4/10
Los ojos del diablo

1990 | Due occhi diabolici

Dos directores muy conocidos por los apasionados del terror, Dario Argento y George A. Romero, adaptan muy libremente sendos relatos de Edgar Allan Poe. En 'Los hechos del caso del Sr. Valdemar', un millonario muere mientras está en estado de hipnosis. Como puede comunicarse con los vivos, su esposa planea junto a su amante, conseguir que le deje todo su dinero en su testamento. En 'El gato negro', un reportero mantiene una relación con una mujer amante de los gatos. Ignora que ésta fue una sádica bruja en una vida anterior. Ambos son relatos dignos, pero excesivamente sangrientos, y alejados de los mejores trabajos de sus autores.

5/10
El asesino del calendario

1989 | January Man

Un agente poco ortodoxo, que fue expulsado de la policía, reingresa en el cuerpo para atrapar a un peligroso asesino en serie. El irlandés Pat O’Connor entrega cine de suspense con tono paródico y reparto de lujo.

5/10
La última tentación de Cristo

1988 | The Last Temptation Of Christ

Este largometraje de Martin Scorsese, una narración de la vida de Jesús muy particular, teología-ficción podríamos llamarla, resultó altamente polémico, y logró molestar a creyentes cristianos de todo el mundo, debido a que se trata de una versión que no se corresponde con los hechos historicos narrados en los Evangelios; algo que el director se vio obligado a reconocer expresamente en un "disclaimer" al principio del film. El director italoamericano adapta una novela de Nikos Kazantzakis que presenta a un Cristo con dudas, poca cosa, incapaz de asumir que Él es Dios. Ideas como la de que Jesús fabrica en su taller de carpintero las cruces que usan los romanos en sus crucifixiones resultan, como mínimo, grotescas. Mientras que la "última tentación" a que alude al título, la de llevar una vida "normal", casado, con varias mujeres e hijos, renunciando a su misión, suena a juego malabar, fallido intento de cortas miras que quiere mostrar cómo puede ser un hombre que no se atreve a asumir que es Dios. Y se entiende que las imágenes que sugieren una relación carnal molesten. Por otra parte, el director quiere ser "original" inventando una curiosa iconografía de la crucifixión y la corona de espinas bastante chocante y repulsiva. Si difícil es hacer una buena película sobre Jesús, cuando se abandonan las referencias que tenemos el resultado puede ser, como es el caso, irregular y pretencioso. Scorsese insiste en que quiso destacar la humanidad de Jesús, y seguramente sea sincero en sus intenciones -el cineasta, católico, estuvo en el seminario-, pero confunde esa loable meta con la reduccionista descripción de Cristo como alguien sencillamente débil y sin capacidad alguna de arrastre, de despertar amor. El guionista Paul Schrader volvía a colaborar con el realizador Martin Scorsese, años después de Taxi Driver y Toro Salvaje, aunque el guión, que tenía años, fue rematado por Scorsese y Jay Cocks. Scorsese dirigió un buen reparto, y recuperó a su actriz de El tren de Bertha, Barbara Hershey, así como a uno de sus actores fetiche, Harvey Keitel, con el que había rodado títulos emblemáticos como Malas calles y la citada Taxi Driver. Pero Willem Dafoe como Jesús es un personaje contradictorio, que nunca acaba de convencer como líder carismático capaz de arrastrar a la gente, no digamos ya como el hijo de Dios en que creen los cristianos. Sus parábolas parecen ocurrencias, y la relación que mantiene con Judas sencillamente increíble, pues el otro le entregaría siguiendo estrictamente sus instrucciones, sería poco menos que un héroe. Otros personajes como la Virgen, María Magdalena, Juan Bautista, las hermanas Marta y María, y Pablo, también salen bastante malparados, son personajes de nulo atractivo.

3/10
El cazachicas

1987 | The Pick-up Artist

Un ligón empedernido, acostumbrado a que las mujeres caigan a sus pies, podría empezar a sentar la cabeza. Pues ha descubierto a una chica que le hace tilín de verdad. El único problema es que se trata de la hija de un gángster. Comedia romántica a la que falta un poquillo de ingenio, lo que acaba pesando. Destaca la química entre Molly Ringwald y Robert Downey Jr.

3/10
Una historia que comenzó hace 2000 años

1986 | L'inchiesta

El general Tauro acude a Judea mandado por el emperador Tiberio para descubrir qué ha pasado con Jesús de Nazareth.

El caballero del dragón

1985 | El caballero del dragón

Un científico extraterrestre recorre los alrededores de un pueblo durante la Edad Media. Los lugareños piensan que su nave es un temible dragón. Aunque sólo se lleva animales, acaba raptando a la hija del conde que gobierna el lugar. Éste organiza una expedición para ir a rescatarla. Fernando Colomo cambió radicalmente de registro con una película de aventuras y ciencia ficción que pretendía emular éxitos del cine de Hollywood como Encuentros en la tercera fase. Aunque el guión tenía posibilidades, se notan las carencias en el terreno de los efectos especiales y a Colomo no se le da nada bien dirigir a un reparto internacional encabezado nada menos que por Klaus Kinski. A pesar de que su presupuesto era bastante amplio para el cine español de la época, fue un fracaso de taquilla.

3/10
Cuentos Asombrosos

1985 | Amazing Stories | Serie TV

Tras el éxito norteamericano de la serie televisiva Cuentos asombrosos, en España se estrenaron en el cine una recopilación de los mejores episodios. Se trata de una producción de Steven Spielberg y otros grandes nombres de la industria norteamericana, como Robert Zemeckis (Regreso al futuro). Ellos mismos dirigieron algunos de los episodios y, en esta recopilación se haya uno de los mejores, "La misión", dirigido por el propio Rey Midas de Hollywood. La misión cuenta la historia de un grupo de aviadores que, durante la Segunda Guerra Mundial realizan una misión en un bombardero. Sin embargo, y tras ser alcanzados por el enemigo, un joven soldado queda atrapado en una de las torretas de ametralladoras.

5/10
Vanessa en el jardín

1985 | Vanessa in the Garden | Serie TV

Byron es un pintor muy enamorado de su esposa Vanessa, con la que se casó hace un año, y verdadera musa de su creación artística. Ambos son felicísimos, se diría que nada podría truncar su dicha... excepto la muerte. Y en efecto, un fatal accidente del carruaje en que viajan provoca la muerte de ella. Byron queda destrozado, y se plantea destruir todos sus cuadros.Estupendo y perdidamente romántico "cuento asombroso" con guión de Steven Spielberg y dirección de Clint Eastwood. Es uno de los mejores de la famosa serie televisiva, todo un canto a la tarea del artista, y de cómo en su obra pervive eternamente la vida, el amor, la belleza. Gran trabajo de Harvey Keitel, que en muchos planos recuerda al propio Eastwood.

6/10
Enamorarse

1984 | Falling In Love

Manhattan, Nueva York. Frank (Robert De Niro) y Molly (Meryl Streep) llevan una vida normal y corriente. Ambos se cruzan a diario en el tren que les conduce hacia sus respectivos trabajos, aunque no se conocen. Ambos están casados, y sus matrimonios se han convertido en algo rutinario. Durante sus compras navideñas, coinciden en una librería y se tropiezan el uno con el otro. Entre risas y disculpas, recogen sus paquetes y se despiden. Pero en el día de Navidad, Frank entrega su regalo a su esposa, y descubre que no es el libro que él le compró. Lo mismo le ocurre a Molly con su marido. Es evidente que intercambiaron los regalos en el choque. Un tiempo después, ambos continúan con su vida insatisfecha. Vuelven a encontrarse de manera fortuita y bromean con timidez sobre el intercambio de paquetes. Así empezará una relación llena de pasión. Una película de un romanticismo exacerbado, que se sostiene gracias a sus magníficos protagonistas, Streep y De Niro. La historia se ve con agrado, aunque en algunos momentos discurre demasiado lenta, y sus diálogos son algo melosos.

6/10
Copkiller

1983 | Copkiller (l'assassino dei poliziotti)

El teniente Fred O'Connor es un duro policía de Brooklyn que deberá investigar una serie de asesinatos que parecen tener relación con la propia corrupción policial de la zona. Floja película italiana protagonizada por Harvey Keitel. A pesar de contar con una buena historia, el género no está realmente bien conseguido. 

4/10
Un cebo llamado Elisabeth

1983 | Exposed

Historia de espionaje a partir de una chica de campo, que intenta hacer una carrera como modelo en Nueva York. Escrita y dirigida por James Toback, éste prometía cuando debutó con Melodía de seducción, pero luego su carrera no fue a más. En el reparto destaca, bellísima y esforzada, Nastassja Kinski.

5/10
La frontera

1982 | The Border

Un policía cambia de casa por agradar a su esposa, y es destinado a la frontera de Texas con México. Ahí descubre el drama de la inmigración. Jack Nicholson ofrece una contenida interpretación, dirigido por Tony Richardson.

6/10
La noche de Varennes

1982 | La nuit de Varennes

La noche en que los reyes de Francia tratan de ponerse a salvo de las iras revolucionarias, un grupo de viajeros marcha en diligencia charlando de esto y de aqullo. Intenso fresco histórico firmado por Ettore Scola, a partir del libro de Catherine Rihoit.

6/10
La muerte en directo

1980 | La mort en direct

Película que se anticipó a los abusos de la "televisión basura". Describe cómo un reportero televisivo tiene implantada una cámara en el cerebro, con la que pretende grabar a una enferma terminal para emitir esas imágenes en el popular programa "La muerte en directo". Bertrand Tavernier contó con un reparto internacional para este film sobre un futuro cercano que situaba cerca de 1990. Se trataba de una adaptación del libro de David Compton, que llegó a decir que el guión era mejor que su texto original. El cineasta se tomó la historia como una interpelación a su conciencia de artista, y así se interrogaba en primera persona: "¿Hasta dónde tenemos derecho a llegar para obtener emociones?"

6/10
Saturno 3

1980 | Saturn 3

Dos científicos amantes realizan su tarea en Titán, una de las lunas de Saturno. Un día reciben la visita de un tipo que trae consigo un robot, Hector, que les va a dar más de un quebradero de cabeza.Anodino subproducto de ciencia ficción, sorprende que la batuta la lleve Stanley Donen, bien es cierto que el cineasta reemplazó al director previsto por mal entendimiento con la productora. Kirk Douglas estaba ya en declive, y quedaba claro que Farrah Fawcett poco más podía hacer que ser una "ángel de Charlie". El diseño del robot se basó en diseños de Leonardo Da Vinci.

4/10
Desafío a una leyenda

1979 | Eagle's Wing

Extraño western que sigue los pasos de un hombre de ciudad que ha de aprender a manejarse en el antiguo oeste. Con ayuda de un indio comanche comenzará a evolucionar. El film trata de narrar la leyenda del poder del caballo en el Oeste americano. Protagoniza Martin Sheen (Apocalypse Now). El film es también conocido por el título "Tú, pequeño hombre blanco... yo, gran cazador".

4/10
Blue Collar

1978 | Blue Collar

Tres trabajadores de una cadena de montaje de coches deciden que su vida está vacía y trazan un plan que les libere definitivamente. Debut como realizador del "tremendista" Paul Schrader tras su tremendo éxito como guionista (Taxi Driver, Toro salvaje). Posteriormente firmaría otros títulos significativos como American Gigolo o El beso de la pantera. Está protagonizada por un trío altamente eficaz:Harvey Keitel, Richard Pryor y Yaphet Kotto.

7/10
Los duelistas

1977 | The Duellists

Dos oficiales del ejército de Napoleón deben resolver una cuestión de honor, pero tanto retrasan la resolución de sus diferencias (las conquistan de Napoléon impiden sacar el tiempo necesario para terminar su duelo de una vez por todas), que D'Hubert y Feraud casi han olvidado la razón que les obliga a batirse en duelo. Adaptación de una modélica novela corta de Joseph Conrad, que supuso el debut en la dirección de Ridley Scott. El director británico enseñó ya sus señas de identidad, con una fotografía primorosa y un exquisito cuidado por el encuadre y la atmósfera de cada escena. Como oficiales enfrentados, Harvey Keitel y Keith Carradine. Atentos a los comentarios en audio de Scott en el DVD: merecen la pena.

7/10
Bienvenido a Los Angeles

1976 | Welcome to L.A.

Carroll Barber, compositor de rock, vuelve a Los Ángeles, donde una gran estrella, Eric Wood, va a grabar un disco con canciones suyas. Durante su estancia, Carroll busca diversas aventuras amorosas, al tiempo que retoma su relación con Carl, su adinerado padre, del que se había distanciado. El primer gran éxito internacional de Alan Rudolph, que escribió también el guión, inspirándose en el tema musical "City of the One Night Stands", de Richard Baskin.

5/10
Buffalo Bill y los indios

1976 | Buffalo Bill and the Indians, or Sitting Bull's History Lesson

Robert Altman (Vidas cruzadas) dirige este western en clave de comedia sobre el legendario Buffalo Bill, al que interpreta Paul Newman. El soldado está pensando muy seriamente en crear su propio espectáculo sobre el Oeste americano. Su proyecto cuenta con el apoyo del también famoso Toro Sentado, que está dispuesto a participar en él, aunque lo que no sabe Buffalo Bill es que el indio tiene sus propios planes, que incluyen al general Custer y al presidente. El director de Kansas City rueda con oficio encomiable y otorga al film el aire ácido y poco mitificador que le caracteriza. Impresionante plantel de actores.

5/10
Taxi Driver

1976 | Taxi Driver

Travis Bickle, ex marine que ha regresado de la guerra de Vietnam, es un tipo marginal y desarraigado, que sufre graves problemas de insomnio. Acaba ejerciendo el turno de noche en una compañía de taxis. En su taxi atraviesa las peores zonas de la ciudad, y recoge a yonquis, prostitutas, personajes deprimidos, que le hacen darse cuenta de que vive en una sociedad amoral y putrefacta. Un día lleva en su taxi a una atractiva mujer, Betsy, de la que se enamora. Betsy trabaja en la campaña electoral de un destacado político. Aunque consigue que ella acepte una cita, ambos son tan incompatibles que Betsy acaba huyendo de él. Bickle también se encuentra con Iris, una prostituta adolescente tiranizada por su chulo. Aunque ella asegura que no quiere cambiar de vida, Bickle llega a la conclusión de que encontrará su propia redención si libera a la muchacha.  Una de las grandes películas de los años 70, y la mejor tarjeta de presentación del cineasta Martin Scorsese, que en su cuarto trabajo partió de un guión de Paul Schrader. Al parecer, éste pasaba por uno de los peores momentos de su vida, al estar divorciándose de su mujer, por lo que algunos de los problemas de soledad del protagonista están sacados de su propia experiencia personal. Schrader asegura que escribió el guión de un tirón, en pocos días y que apenas hubo que realizar cambios finales. En uno de sus trabajos más estudiados en las escuelas de cine, Scorsese supo retratar la soledad del hombre moderno en las gigantescas urbes que sirven de germen a todo tipo de corrupciones. Recorre temas que están presentes en toda su filmografía, como la génesis de la violencia, los prejuicios y el rechazo social. El cineasta se luce con una utilización modélica de la voz en off del protagonista, unas dinámicas secuencias de éste recorriendo las calles, y sobrecogedores planos que muestran una violencia descarnada y terrible. Además, supo aprovechar la excelente partitura de Bernard Herrmann, habitual compositor de Hitchcock, que murió antes de poder ver el resultado de su trabajo.

8/10
Alicia ya no vive aquí

1974 | Alice Doesn't Live Here Anymore

Alicia (Ellen Burstyn) es una mujer de 35 años que tiene un hijo de 12. Lleva una vida monótona y aburrida de ama de casa, y su estado habitual es la tristeza y el desánimo. Su marido muere en un accidente, y ella aprovecha su nueva situación para cambiar su vida. Vuelve a revivir sus sueños de soltera, y a ver las cosas con ilusión y con optimismo. Una de sus ambiciones consiste en retomar su carrera como cantante. Para ello, acompañada de su hijo, emprende un viaje en coche, en el que tratará de encontrar el éxito y la felicidad. En el camino conocerá a algunos hombres que animarán su vida. Se trata del primer trabajo hecho en Hollywood con un presupuesto importante por Martin Scorsese, que después triunfaría con títulos como Taxi driver (1976), Toro salvaje (1980), o Jo, ¡qué noche! (1985). Cuenta la auténtica odisea de una mujer que trata de rehacer su vida. Una película divertida sobre el universo femenino, que llama a una sencilla reflexión sobre cierta forma de vida en la sociedad actual. Ellen Burstyn está sensacional en su papel, y por ello ganó el Oscar a la mejor actriz. Destacan también las interpretaciones de Kris Kristofferson y de Harvey Keitel.

7/10
Malas calles

1973 | Mean Streets

Temprano film de Martin Scorsese, situado en el barrio neoyorquino de Little Italy. Dos jóvenes, Charlie y el primo de su prometida, Johnny, se ven envueltos en los trapicheos del mundo gangsteril.

6/10
¿Quién llama a mi puerta?

1967 | Who's That Knocking at My Door

JR es un muchacho parado de ascendencia italiana y bajo nivel cultural que vive en nueva York. Un día conoce a una bella joven con estudios de la que se enamora y pronto decide casarse con ella para sentar la cabeza. Primera película de Martin Scorsese (Taxi Driver, Uno de los nuestros) y digno y solvente comienzo de un director de su categoría. Protagonizado por uno de sus actores fetiche, Harvey Keitel, el director rueda un film lleno de simbolismo. Destacan los movimientos de la cámara que se recrean en las calles de Nueva York, y la fotografía en blanco y negro de Richard H. Coll y Michael Wadleigh.

6/10

Últimos tráilers y vídeos