IMG-LOGO
En busca de Summerland
5 /10 decine21

En busca de Summerland

Summerland

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Durante la II Guerra Mundial, muchos niños son evacuados de las ciudades y enviados a casas en la periferia para que se hagan cargo de ellos. Cuando uno de estos niños llega a casa de Alice (Gemma Arterton) ésta decide en un principio deshacerse de él. Sin embargo, cuando el joven abre su corazón, permitiéndole desbloquear los secretos de su pasado, Alice comienza a darse cuenta de que a veces dejar volar la imaginación puede ser muy liberador.

5 /10 decine21

Crítica

Corazones heridos

Corazones heridos

II Guerra Mundial. En un pequeño y encantador cottage a orillas del mar, cerca de los acantilados de Dover, vive la escritora Alice, una mujer joven que es presa en el pueblo de todo tipo de habladurías. Su actitud impertinente y su dedicación al mundo de los mitos y la brujas no ayudan desde luego a mejorar su fama. Ciertamente Alice es una persona triste y amargada, pues no ha superado que la mujer que amaba la abandonara para formar una familia. Pero su corazón herido empieza a despertar cuando debe acoger en su casa a Frank, un niño que ha huido de los bombardeos de Londres.

Debut en el largometraje de la británica Jessica Swale, quien compone una historia dramática enmarcada modélicamente en un territorio geográfico absolutamente idílico y en una época de penurias ideal para llegar a adquirir con el paso de los años una fuerte carga nostálgica. El guión, escrito por la propia Swale, se aventura también por la reivindicación de la homosexualidad femenina, incidiendo en las dificultades que el siglo XX deparaba a un modo de vida por entonces no aceptado socialmente. Si a ello sumamos la inclusión de un corazón infantil necesitado de afecto encontramos los elementos adecuados para confeccionar un drama con clara vertiente ideológica y que apunta directamente a la fibra sensible del espectador.

Hay que reconocer que Swale sabe cómo contar su historia, que se sigue con interés, y que apoyada en las bellísimas localizaciones costeras de Dover hace verosímil la evolución en la relación entre la protagonista y su protegido, un chaval encantador que pronto capta el noble corazón que late detrás de la actitud huraña de su protectora. Sin embargo, Swale también patina al colar pasajes que chirrían enormemente, como la conversación de Alice con el niño acerca de su orientación sexual, a todas luces anacrónica, o ese ridículo ataque al cristianismo con una argumentación sobre el cielo que deja por los suelos la inteligencia de la protagonista. No parece una excusa convincente que con ello se pretenda ensalzar la poética visión del paraíso pagano –esa "Summerland" del título– por mucho que se ajuste perfectamente al anhelo de eterna felicidad que aletea en cualquier persona y que se saque con ello una metáfora visual indudablemente atractiva.

La envoltura de En busca de Summerland es perfecta y Swale rueda con sencillez, sin resultar cargante. El film cuenta con localizaciones llamativamente bellas y Volker Bertelmann les saca partido con una fotografía luminosa que incrementa lo bucólico del paisaje. En cuanto al reparto hay que destacar la versátil interpretación de una estupenda Gemma Arterton, así como la cercanía y naturalidad que imprime a su joven personaje un sobresaliente Lucas Bond.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos