Decine21
Un nuevo mundo
7 /10 decine21

Un nuevo mundo

Un autre monde

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
0 2 1 0 0 0

Reparto

Sinopsis oficial

Un directivo de una gran empresa, su mujer y su familia; en un momento que sus elecciones profesionales afectan a la vida de todos. Philipe Lemesley y su esposa se separan, su relación no ha resistido a las presiones del trabajo. Tras décadas como alto directivo de un grupo industrial, Philippe ya no sabe cómo responder a las demandas incoherentes de su compañía. Llega el momento en el que tiene que hacer balance y decidir el sentido de su vida.

7 /10 decine21

Crítica Un nuevo mundo (2021)

Un sistema perverso

Un sistema perverso

Primer plano de la película. Una pared cubierta de fotos de la familia Lemesle, el matrimonio con dos hijos, distintas etapas de su vida en común, hasta una en que están los cuatro, la hija mayor con birrete de graduación. Saltamos a un despacho. Philippe y Anne Lemesle, con sus respectivos abogados, están pactando las condiciones de su divorcio, resulta meridianamente claro que acumulan un importante patrimonio. ¿Pero quieren de verdad hacerlo? ¿Cómo han llegado hasta ahí? Pasamos a una de las fábricas de una multinacional, de la que Philippe es máximo responsable. La responsable del grupo en Francia, siguiendo instrucciones desde la sede central de Estados Unidos, exige una reestructuración y despidos, los resultados del último período, positivos, no son excusa, la competencia es feroz y hay que proceder. La presión sobre todos los directivos es terrible, y no es fácil ir de cara con la verdad a los trabajadores.

Magnífica muestra de cine social, no ajena a la anterior filmografía del francés Stéphane Brizé, quien ya antes había entregado otros títulos notables sobre el tema, como La ley del mercado. La idea es mostrar lo que ocurre en el mundo empresarial cuando se olvida a las personas, y todo se acaba reduciendo a números y a complacer a los jefes, convirtiéndose cada trabajador, desde los obreros a los que ocupan posiciones superiores, en piezas sin almas de un engranaje, que tarde o temprano se rompen, volviéndose inservibles. Un sistema perverso, que a veces no se ve venir, y del que los que tienen capacidad de decidir no quieren asumir su parte con una visión completa de los retos y las opciones para afrontarlos, como tocara plegarse a unas leyes, las del capitalismo salvaje, que serían inmodificables, así son las cosas. El hábil guión de Brizé y su colaborador habitual Olivier Gorce es rico y apunta a cómo se produce un efecto dominó, que luego tiene consecuencias en la familia, el matrimonio y los hijos. Evita caer en el maniqueísmo al tiempo que apunta problemas como la deshumanización y la pérdida del sentido moral.

La película está muy bien escrita, con diálogos creíbles en las distintas negociaciones, y donde la verdad y la mentira pueden hacerse intercambiables, el miedo asoma, el no comprometerse es una tentación demasiado fuerte. Hay además opciones estéticas muy inteligentes, como los planos muy cerrados, la abundancia de interiores, la fotografía de colores fríos, o el simbolismo de las marionetas. Todos los actores lo hacen muy bien, incluso los más secundarios, casi todos bastante desconocidos. Pero conviene destacar al gran Vincent Lindon como el progenitor y empresario que puede estar tocando fondo, la esposa hecha un lío Sandrine Kiberlain, y el hijo que acaba encendiendo todas las alarmas de la familia Lemesle, Anthony Bajon.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales