IMG-LOGO

Biografía

Sandrine Kiberlain

Sandrine Kiberlain

52 años

Sandrine Kiberlain

Nació el 25 de Febrero de 1968 en Boulogne-Billancourt, Hauts-de-Seine, Francia
Filmografía
Mi niña

2019 | Mon bébé

Héloïse es una madre de tres hijos que tiene una pequeña crisis cuando la más pequeña de ellos, Jade decide que al cumplir los dieciocho años, abandonará su vida en Francia para seguir con sus estudios en Canadá. A medida que se acerca el momento de que Jade continúe su vida lejos de casa, Héloïse verá aumentar su estrés y no podrá parar de pensar en todos los momentos vividos con su pequeña.

Enamorado de mi mujer

2018 | Amoureux de ma femme

Daniel, editor, y su mujer Isabelle, profesora, llevan casados veinte años, y disfrutan de una vida tranquila y ordenada. Invitarán a cenar a su casa a un íntimo amigo, Patrick, quien aprovechará la velada para presentar a su nueva novia, Emma. La situación es algo tensa, pues después de muchos años de matrimonio Patrick ha abandonado a su esposa, gran amiga de Isabelle. Sin embargo, la aparición de Emma les dejará gratamente impresionados. Es tan joven, bella y simpática que Daniel no podrá evitar fantasear con ella. Divertida comedia francesa, en algún momento tronchante, dirigida por el prestigioso actor Daniel Auteuil en la cuarta ocasión en que se sitúa tras las cámaras. La sencilla trama proviene de la obra teatral de Florian Zeller, quien se ocupa también de trasladar a la pantalla su libreto. El resultado lógicamente tiene mucho de teatral en sus planteamientos, los diálogo de una cena, pero expande sus posibilidades de producción gracias a las ensoñaciones del protagonista, quien da muestras de tener una disparatada imaginación y que traslada continuamente a los personajes a escenarios diversos, a veces tan exóticos como Venecia o Ibiza. El aire de fruslería cómica, de atontamiento amoroso y de juego con la irrealidad empareja este divertimento con el cine más ligero de Woody Allen, también por el acompañamiento de jazz y las crisis matrimoniales propias de la madurez. Aunque Auteuil podría haber evitado algunas imágenes poco elegantes en referencia a la seductora Emma, en general hay que reconocer que las idas de olla del protagonista son bastante graciosas, aunque son tantas que a mitad de metraje a veces es difícil situarse. En realidad es un vano aviso, ya que todo en Enamorado de mi mujer no es más que un alelado desparrame de la mente masculina. Los cuatro actores están estupendos, pero sobresalen un divertido Daniel Auteuil y en especial una sorprendente Adriana Ugarte, bella y seductora. La española firma uno de los mejores trabajos de su carrera.

6/10
En buenas manos

2018 | Pupille

Fascinante película sobre el mundo de la adopción en Francia, arranca con la comunicación a Alice de que ha sido seleccionada para concederle un bebé recién nacido en adopción, lo que supone una mezcla inenarrable de sorpresa y felicidad. Han sido casi diez años de espera hasta que le llega esa noticia. El film, que transcurre en la pequeña localidad de Brest, en la Bretaña, describe con muchísimo detalle y siempre sin cansar, la cadena de acontecimientos que ha conducido a esa situación, a partir de la llegada de Clara, joven encinta a punto de dar a luz, que no se ve capaz de ocuparse de su bebé, y los pasos para entregar a la criatura al procedimiento de adopción, para buscarle unos padres, lo que incluye la intervención de una trabajadora social, y el trabajo temporal de unos padres de acogida; por otra parte, flash-backs puntuales muestran el laborioso procedimiento que afrontan potenciales padres adoptivos como Alice, pues en el sistema el punto de vista es encontrar unos padres a un bebé, no un bebé a unos padres, la criatura, un bebé o un menor de edad, es siempre la parte principal con la que no se puede jugar. Jeanne Herry, guionista y directora, sólo tenía en su haber hasta el momento otra película, Elle l'adore. Aquí demuestra una habilidad inmensa a la hora de ofrecer una historia coral con conciencia social, con múltiples personajes y numerosas subtramas muy bien hilvanadas, donde no falta ni sobra nada; y sabe pintar, con apenas unas pocas pinceladas, pequeños y grandes dramas cotidianos, introduciendo cuando es preciso un puntito de humor. La película ofrece emociones genuinas, y el espectador nunca tiene la sensación de que están intentando convencerle de algo. Simplemente se muestra la belleza de la vida, que merece la pena valorar y amar, y de la necesidad que tiene cualquier niño de un entorno familiar sano y acogedor; y cómo un conjunto de profesionales se empeña en buscárselo, en un precioso proceso de acompañamiento a las personas implicadas, la madre que entrega y, en este caso, la madre que adopta. Llama la atención los cuidados primorosos que merece un bebé, donde se insiste en que cualquier elemento perturbador cercano puede afectarle, y que en cambio ayuda mucho hablarle con cariño y dulzura, como si pudiera entendernos perfectamente. Esto podía haberse contado en un documental, pero el gran logro de Herry es hacerlo con una historia de ficción tremendamente humana, de personajes que aprendemos a querer, y con distintos rasgos: Alice, que fue con su marido para adoptar porque no podía tener niños, y que tras divorciarse ha perseverado en su intención de ser madre adoptiva; Clara, la joven que no quiere hipotecar su futuro con el hijo que lleva en su vientre; Mathilde, la trabajadora social que atiende a Clara, acogedora, que no intenta condicionarla, que le explica con claridad todo lo que puede hacer para ayudar a su hijo antes de entregarlo; Jean, el padre de acogida que ha aceptado su rol de “amo de casa”, mientras su esposa trabaja; Karine, la pediatra y supervisora de Jean, por el que tiene un amor imposible; Lydie, la trabajadora social que habla con los candidatos a adoptar; Irène, la directora del centro de adopción... Todos y otros tienen fuerza, y están encarnados por un reparto excepcional, Élodie Bouchez, Leïla Muse, Clotilde Mollet, Gilles Lellouche, Sandrine Kiberlain, Olivia Côte, Miou-Miou...

8/10
Fleuve noir

2018 | Fleuve noir

La belle et la belle

2018 | La belle et la belle

Cuando tienes 17 años

2016 | Quand on a 17 ans

El padre de Damien, un joven de diecisiete años, es militar y pasa la mayoría del tiempo fuera del país, en zona bélica, por lo que éste casi siempre está solo con su madre, Mariane, médico. Ésta trata a la mujer enferma, y también embarazada, que adoptó a Tom, un muchacho mestizo que acosa sin explicación aparente a su hijo en las aulas. La doctora invitará a vivir en su casa unos días al chico problemático, mientras se arregla su situación doméstica, y aunque el conflicto con Damien se agrava, éste comienza a sentirse atraído por el recién llegado, que a su vez parece más interesado en Mariane... Uno de los últimos veteranos vivos de la época dorada del cine francés, André Téchiné siempre aborda en sus trabajos en mayor o menor medida la homosexualidad. En esta ocasión ha escrito con la también especialista en el tema Céline Sciamma (Tomboy), un guión con muchísimos elementos en común con su film más conocido, Los juncos salvajes, pues también se retrata la edad loca que tanto influye en el futuro de las personas, aborda el despertar sexual, existe una guerra de fondo (allí la de Argelia, aquí no se nombra, pero podría ser Afganistán), la escuela tiene un papel importante, se busca la evasión a través de los paisajes naturales (en esta ocasión las cañas dan paso al entorno pirenaico), y no faltan los baños juveniles con poca ropa en el río que tanto emocionan al realizador. En su tratamiento del desencanto y el choque de los sueños con la realidad, también resulta fácil encontrar conexiones con En la boca, no, otro de sus mayores éxitos. En este relato iniciático de autodescubrimiento, que participó en la sección oficial del Festival de Berlín de 2016, se nota la mano de Téchiné por el dramatismo que otorga a las distintas secuencias, el realismo con el que aborda por ejemplo el segmento castrense, el manejo del tiempo en un film que se divide en los tres trimestres escolares, o su sensibilidad para tratar el nacimiento de la violencia como producto de la confusión adolescente, y canalizador del deseo frustrado. También en su buen hacer con el reparto, encabezado por el eficaz Kacey Mottet Klein (Damien), que entre otros títulos ya fue el protagonista de joven en Gainsbourg (Vida de un héroe). Están a la misma altura como figura materna la reconocida Sandrine Kiberlain (Un héroe muy discreto), y el debutante Corentin Fila (Tom), aunque quizás desentone Alexis Loret, cabeza de cartel con Juliette Binoche del film del director Alice y Martin, pues no consigue darle tridimensionalidad al progenitor, poco definido en el guión. Pero acaba introduciendo giros un tanto folletinescos, que entorpecen la trama principal, por lo que queda la sensación de que el film se alarga innecesariamente en su acto final. Esto se suma a un tratamiento de la iniciación a la vida adulta que acaba resultando demasiado hedonista y superficial. 

5/10
Comme un avion

2015 | Comme un avion

Encore heureux

2015 | Encore heureux

Floride

2015 | Floride

Amar, beber y cantar

2014 | Aimer, boire et chanter

Yorkshire. Tres matrimonios ensayan una obra teatral con un grupo amateur. Pero andan preocupados por George, un conocido común al que sólo le quedan tres meses de vida. Último trabajo del sobresaliente cineasta de la Nouvelle Vague francesa Alain Resnais, que falleció en 2014 a los 91 años tras la proyección en el Festival de Berlín, donde ganó el premio FIPRESCI de la Crítica Internacional y el premio Alfred Bauer. Adapta la obra teatral "Life of Riley", de Alan Ayckboum, de quien también llevó al cine Smoking, no Smoking y Asuntos privados en lugares públicos. Resulta bastante llamativo que a su avanzadísima edad, el autor de Hiroshima, mon amour aún tenía ganas de experimentar. Construye así una adaptación que no sólo no disimula su origen teatral, sino que se desarrolla en el escenario de la obra que se está ensayando, frente a decorados de cartón piedra. Cuando acaba cada escena, los personajes salen del escenario para dar paso a la siguiente. El relato se sostiene gracias al impecable trabajo de los seis actores que defienden el texto en pantalla, los habituales del cine del realizador Sabine Azéma, Sandrine Kiberlain, Caroline Silhol, André Dussollier, Hippolyte Girardot, Michel Vuillermozl, que interpretan en francés, a pesar de que dan vida a personajes ingleses. Aunque a nivel temático está presente el dolor ante la desaparición por un ser querido, acaba siendo más ligera de lo que promete, y se centra en la intriga creada alrededor de la figura de George, mujeriego pero buen amigo, que jamás aparece en escena, y en las crisis conyugales que provoca su habilidad para la seducción.

7/10
Elle l'adore

2014 | Elle l'adore

9 meses... ¡de condena!

2013 | 9 mois ferme

Ariane es una estricta jueza, muy profesional, que ha tomado la drástica decisión de nunca formar una familia, o sea nada de casarse y tener niños. Como le gusta aparentar ser alguien “normal”, acepta participar en la fiesta de Nochevieja en el Palacio de Justicia de París, y hasta se toma alguna copita de más, hasta el punto de no recordar nada de esa celebración. Seis meses después descubre que está embarazada, lo que le lleva a indagar, como si se tratara de una investigación judicial, cara a averiguar quién es el padre. Todo apunta a que se trata de un pobre diablo, a quien se acusa de los crímenes del “globófago”, un horripilante asesino que se zampa los globos oculares de sus víctimas. Alocada comedia, que juega al contraste, auténtica guerra suave de sexos, entre los personajes de magistrada y delincuente, bien caracterizados por Sandrine Kiberlain y Albert Dupontel, éste último también guionista y director de la cinta. En menos de hora y media se nos sirve una idea audaz, con extremos como algunos pasajes gore delirantes, y que a la vez aboga por salir del caparazón del personal egoísmo para pensar un poquito en los demás, incluido el propio hijo. Francamente divertida. Para los supercinéfilos, advertir que Jean Dujardin y Terry Gilliam se han prestado a hacer sendos cameos. Curiosamente Dupontel se ha inspirado en un documental titulado 10ª habitación, instantes de audiencia, de Raymond Depardon, que sigue los pasos de una auténtica jueza.

6/10
Violette

2013 | Violette

Violette Leduc es una mujer emocionalmente débil, hija bastarda, vivió episodios oscuros en el pasado y persigue una estabilidad amorosa en la Francia de entreguerras. Verterá sus emociones más vivas en una novela que resume su estado existencial, titulada “La asfixia”. Fascinada por los escritos de una mujer llamada Simone de Beauvoir, conseguirá llegar hasta ella para pedirle su opinión. A los pocos días, Beauvoir le empujará a seguir escribiendo y recomendará su obra para ser publicada. Será el comienzo de una larga relación laboral con muchos altibajos e inseguridades, a lo largo de la cual cada una irá encontrando su sitio en la literatura y el pensamiento. Acercamiento a la vida de Violette Leduc (1907-1972), escritora francesa con cierta influencia en su época pero que el tiempo ha ido poco a poco relegando al olvido. Leduc fue famosa por provocar escándalo con sus novelas eróticamente explícitas, que hablaban de bisexualidad, lesbianismo e incesto. La película incide sobre todo en la amargura de su vida –pues siempre se sintió abandonada en cuestiones amorosas, frustraciones que trasladaba a sus novelas y memorias- y especialmente en el amor que sentía por la que entonces era la gran revolucionaria feminista de Francia, Simone de Beauvoir. Aunque la autora del “El segundo sexo” no correspondió a ese enamoramiento sí pudo apreciar sin embargo el talento de Violette con la pluma y alentó decididamente su carrera literaria, presentando sus obras a Albert Camus o Jean Genet y haciendo posible su publicación en la entonces puntera editorial Gallimard. El film de Martin Provost (Séraphine) resulta un poquito discursivo y avanza a menudo tediosamente. Indudablemente, su interés estriba en que retrata la época en que se produjo la explosión del feminismo radical, considerado éste como la liberación sexual y laboral de la mujer, algo que derivaba en una reivindicación del erotismo femenino sin barreras de género. Algo, a la vista está, heredado en años posteriores. Todo este tema queda muy claro en el film, aunque el director es comedido y prefiere contar a mostrar, lo cual se agradece. Pero la película no es para nada redonda. La puesta en escena es demasiado tristona, decadente, remarcando la posguerra como un momento de penuria muy poco atractivo. No ayuda además el diseño de producción, que huye de los grandes espacios y nunca muestra calles reconocibles del París de la época o al menos la vitalidad de esa ciudad, su efervescencia, sus gentes. Le falta realismo, porque Provost tan sólo filma a los personajes de su historia, de modo que acaba concediendo a su película un cierto aire teatral, apolillado, que la empequeñece. Las actrices Emmanuelle Devos (Violette Leduc) y Sandrine Kiberlain (Simone de Beauvoir) hacen un esforzado trabajo, pero igualmente sus caracteres y ademanes resultan tan excesivamente serios y faltos de empatía que pierden humanidad.

4/10
Tip Top

2013 | Tip Top

Dos inspectoras de Asuntos Internos de la policía son enviadas a una comisaría provincial para investigar la muerte de un informador de origen argelino. A una le gusta vigilar, a la otra golpear.

Les gamins

2013 | Les gamins

Los infieles

2012 | Les infidèles

Comedia coral en torno a la infidelidad, impulsada por Michel Hazanavicius, que también ha dirigido uno de los episodios. Como otras creaciones colectivas, Los infieles tiene altibajos, si bien prima cierto sentimiento de decepción, sobre todo para espectadores que acudan con el recuerdo de The Artist, el trabajo inmediatamente anterior de Hazanavicius, ganador de cinco Oscar, con el que poco (o nada) tiene que ver. En todo caso, que cuenta con el protagonista de aquélla, Jean Dujardin, aquí en varios papeles, al igual que Gilles Lelouche (Pequeñas mentiras sin importancia), otro de los astros del cine francés. La parte de Hazanavicius se titula "La Bonne Conscience", con Dujardin como un patético individuo que durante un viaje organizado intenta ponerle los cuernos a su esposa, con la que ha discutido. Aunque algunos momentos tienen su gracia, y subyace la idea de que es importante mantener el amor estable a pesar de los bajos instintos, el cineasta parece haber buscado el extremo contrario a la elegancia de su película muda, sobre todo en la repetición de planos del actor principal masturbándose en su habitación de hotel. En la misma línea se sitúa "Lolita", de Eric Lartigau, sobre un dentista que mantiene una relación con una muchacha mucho más joven. La imposibilidad de que haya entendimiento entre un maduro, amante de los planes tranquilos, y una chica que prefiere el alboroto de las discotecas, y pasar el tiempo con los amigos, recuerda en cierta forma a la subtrama de Manhattan protagonizada por el propio Woody Allen, pero los resultados cinematográficos no están a la altura. El mejor segmento de Los infieles es sin duda "La Question", de Emmanuelle Bercot (una mirada femenina sobre el tema central se hacía necesaria), que tiene como protagonistas a Dujardin y a Alexandra Lamy, su esposa en la vida real. Después de que un amigo opine que la infidelidad está a la orden del día, una mujer le pide a su marido despreocupadamente que le confiese si ha estado con otra durante su matrimonio, lo que supuestamente ella toleraría, pues se siente moderna. Pero cuando él desvela que tuvo una amante, le provoca a su cónyuge –lógicamente– un ataque de celos... Es la única parte donde aunque también hay risas, se alcanza un tono dramático. Poco interés tiene "Les infideles anonymes", de Alexandre Courtes, en torno a un grupo de hombres que acuden a una sesión de terapia colectiva con una especialista, para tratar su adicción al sexo. Predominan los chistes tópicos con poca gracia. Cierra el conjunto "Las Vegas", prescindible crónica de la visita a Las Vegas de dos hombres casados deseosos de tener aventuras y que en realidad parecen sentir atracción el uno por el otro. Dirigida al alimón por Jean Dujardin y Gilles Lelouche, que encarnan a los dos personajes, logran un corto técnicamente impecable, pero con poco interés.

4/10
Rue Mandar

2012 | Rue Mandar

Las chicas de la sexta planta

2011 | Les femmes du 6ème étage

París, años 60. Jean-Louis vive una cómoda y anodina vida burguesa en un edificio donde las habitaciones de la sexta planta están ocupadas por mujeres españolas que trabajan en el servicio doméstico. Casado y con dos chicos que están en un internado, y director de una empresa de inversiones bursátiles, nunca ha prestado la más mínima atención a las féminas de la sexta planta. Hasta que su muchacha de toda la vida, una mujer de la Bretaña, ofendida, deja su hogar. Acabará contratando a la recién llegada María, eficientísima y joven empleada del hogar española, que lleva a Jean-Louis a abrir los ojos a la vida y las cosas que merecen la pena, pues empieza a ver personas en las españolas, quienes a pesar de las estrecheces con que viven, son básicamente felices. Simpática comedia gala del más bien desconocido guionista y director Philippe Le Guay, que funciona la mayor parte del tiempo, es una lástima que descarrile un tanto en su tramo final. Las chicas de la sexta planta demuestra que con una buena idea, algo de talento y un acertado reparto se puede hacer buen cine capaz de traspasar fronteras, ahí está el ejemplo coetáneo de la celebrada Intocable. En efecto, la idea del protagonista, que se convierte en mejor persona gracias a sus vecinas, un acertado Fabrice Luchini, funciona. Y este grupo de hispanas, más allá de alguna idea estereotipada, está concebido con inteligencia, desde la tía protectora, inmensa Carmen Maura, a la “roja” Lola Dueñas, pasando por la “beata” Berta Ojea, o la encantadora Natalia Verbeke, además de Nuria Solé y Concha Galán. También Sandrine Kiberlain tiene el mérito de lograr que el espectador pueda empatizar con su personaje de aburrida y “muerta” esposa. La ventaja de un cineasta francés es que no tiene complejos para pintar personajes de las dos Españas, o puede permitirse decir que “Franco no durará eternamente” sin que suene ajuste de cuentas. Las chicas de la sexta planta se goza con una sonrisa, y la pena es que Le Guay no le haya sabido dar un buen desenlace en la subtrama amorosa. El epílogo de “Tres años después”, una vez se precipitan los acontecimientos, parece una broma de mal gusto, donde se pierde la coherencia de que había hecho gala previamente la narración.

6/10
Polisse

2011 | Polisse

La rutina diaria de la Brigada Policial de Menores en París. El film sigue a cerca de una decena de agentes que se ocupan de casos muy variados, muchos relacionados con delitos sexuales, a veces en el ámbito de la propia familia de la víctima, pero también de robos callejeros, incapacidad de los padres para cuidar de los menores. La mirada de Maïwen Le Besco es original, y no sólo porque además de dirigir y firmar el guión se reserva el papel de una fotógrafa, que documenta el trabajo de los policías para el ministerio del interior, sin ser ella agente, lo que permite cierta identificación con el espectador, también por la reserva inicial con que lo ve todo. Resulta también inteligente, y cala, la idea de pintar la vida personal de los policías, que tienen sus problemas: infidelidad, divorcio, discusiones conyugales, estrés, rencillas, impotencia ante los crímenes a los que se enfrentan día a día... Ellos no son ajenos a un caldo de cultivo social, donde abundan los prejuicios, la falta de integración, el sexo omnipresente, la frustración, la ignorancia, las adicciones... un cóctel que lo está cambiando todo y a cuya influencia resulta difícil, por no decir, imposible, sustraerse. Así las cosas, lograr un equilibrio personal y familiar resulta, cuando menos, complicado. Polisse, justo Premio del Jurado en Cannes, tiene la virtud de lograr una fuerte cohesión en su visión caleidoscópica del quehacer policial. Procura ofrecer una mirada objetiva, casi documental, sin juzgar a las personas, y donde domina el pesimismo ante un panorama poco halagüeño, donde crímenes como la pedofilia horrorizan, y en que al bando de “los buenos” también les falta el fundamento sólido que permite resistir sin venirse abajo. El título parece proponer un juego de palabras acerca de cómo suena en francés “policía”, pero también “educado” y “pulido”.

7/10
Un balcón con vistas al mar

2010 | Un balcon sur la mer

El pequeño Nicolás

2009 | Le petit Nicolas

Nicolás es un niño, hijo único, que no sabe muy bien lo que debería escribir en la redacción que propone su profesora, sobre "lo que quiero ser de mayor". Está en una edad en que se pregunta sobre mil y una cosas, y en que lleva a cabo muchas travesuras con sus amigos de la clase, los inefables Eudes, Clotario, Joaquín, Alceste, Rufo, Geoffroy, e incluso el repelente Agnian, ojito derecho de la maestra. Cuando Joaquín tiene un hermanito, y describe las señales que presagiaban la noticia, Nicolás detecta que son idénticas a las que están aconteciendo en su hogar. Y desde luego, no está dispuesto a ser 'destronado' tan fácilmente de su posición de 'rey de la de casa'. Adaptación de los famosos libros infantiles con texto de René Goscinny –el creador de Astérix– e ilustraciones de Sempé. Se trata del clásico ejemplo en que las comparaciones son odiosas, pues resulta poco menos que imposible trasladar el encanto de los originales –los maravillosos dibujos, la narración en primera persona en tono ingenuo, pero muy humorístico– a la pantalla. La cosa recuerda a lo ocurrido con Manolito Gafotas, creación de Elvira Lindo que era una revisión nada disimulada de "El pequeño Nicolás", también llevada al cine. Pero en fin, si se hace abstracción de su fuente, tenemos un film familiar razonablemente divertido, encadenado de gags de tono 'naïf', algunos muy hilarantes como la revisión médica, o la visita del ministro de educación a la escuela. Los niños actores son muy naturales, y los adultos apoyan bien, con algunos muy dotados para la comedia, ahí están Kad Merad –sus carantoñas en el último plano de la película son paradigmáticas de su vis cómica– y Valérie Lemercier –genial en sus clases de conducir, o en la cena con el jefe de su marido–, los papás de Nicolás. La duda razonable que flota en torno a este film es si las generaciones actuales pueden ser capaces de reír con una historia que transcurre en el ambiente familiar típico de hace 30, 40, 50 años. Las cosas han cambiado tanto...

5/10
Mademoiselle Chambon

2009 | Mademoiselle Chambon

Jean es un humilde albañil. Casado y con un niño, se preocupa de su padre anciano. Parco en palabras, lleva una vida medianamente feliz. Un día conoce en la escuela a la profesora de su hijo, la señorita Véronique Chambon, una mujer elegante, de mayor cultura, nada engolada. Ella le pide ayuda, que acuda a clase a explicar ante los alumnos su trabajo. De aquí surge el encargo de una chapucilla en casa, y la atracción mutua se va encendiendo... Delicada película de Stéphane Brizé, que adapta con ayuda de Florence Vignon una novela de Eric Holder. El film ganó el César al mejor guión adaptado. Con sorprendente sutileza se describe una vida llena de cosas pequeñas que resultan agradables, pero que pueden no colmar lo suficiente, cuando surge tumultuosa la pasión del enamoramiento, la alternativa de otra posible vida que atrae poderosamente. No hay trucos baratos en esta película, rebosante de humanidad, quizá algo triste, pero definitivamente honesta. Funciona muy bien la escena en que Jean explica a los chicos su profesión, pues les habla de que una casa debe construirse sobre fundamento sólido y durar toda la vida. Tal disertación sirve de perfecto subtexto a lo que cuenta le película, el dilema que afrontan Jean y Véronique. El primero tiene unos compromisos, una familia bien asentada: ¿tiene sentido buscar otra “casa”? es la pregunta que se le plantea. Mientras que ella está sola, y también debe considerar si el edificio de su vida en común puede levantarse con los cimientos de Jean. Brizé evita la verborrea inútil, sostiene bien las escenas con silencios, miradas, música, cambios de plano, que lo dicen todo sin necesidad de palabras. Los actores están perfectos, los rostros de Vincent Lindon y Sandrine Kiberlain son de una elocuencia suprema.

7/10
Usted primero

2003 | Après Vous...

Antoine es una buena persona, maître en un restaurante parisino, que por los pelos logra salvar la vida de Louis, que pretendía ahorcarse hundido por un desengaño amoroso. Lo que no sabe es que con su buena acción, a la que sigue una oferta de trabajo, acaba de dar el primer paso para ser parte en un triángulo amoroso. Enredo a paso de vodevil, con medias verdades y un poquito de melancolía. El director Pierre Salvadori (Los aprendices) entrega momentos divertidos en un film asumidamente ligero, y saca todo el rendimiento a sus inspirados actores, tanto masculinos ( Daniel Auteuil y José Garcia) como femeninos (Sandrine Kiberlain y Marilyne Canto). El restaurante se convierte en escenario importante, como ocurre en otras películas culinarias de las que Deliciosa Martha es un ejemplo bien reciente.

5/10
Beaumarchais, el insolente

1996 | Beaumarchais l'insolent

En el agitado siglo XVIII, en el que convivía una férrea tradición con las nuevas ideas revolucionarias, Beaumarchais se convirtió en uno de los personajes más peculiares. Apodado el insolente por su carácter atrevido y vitalista, fue inventor, editor, comerciante de armas, político y espía. Un creador nato, del que se dice que fue autor de "El barbero de Sevilla" y de "Las bodas de Fígaro". Un espíritu adelantado a su tiempo, con ideas incendiarias en algunos aspectos, que escandalizaron a la sociedad de la época. Se trata de una película muy bien ambientada –adaptación libre de la obra teatral de Sacha Guitry–, en unos años fundamentales para el desarrollo de la historia moderna. Está centrada en un atractivo personaje, precursor de algunas de las ideas más avanzadas de su tiempo.

6/10
Un héroe muy discreto

1996 | Un héros très discret

Mirada crítica a la historia reciente francesa, concretamente al a veces mitificado heroísmo de la Resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. El film sigue al indolente joven Albert, que ha vivido siempre a la sombra del heroísmo de su padre en la Primera Guerra Mundial. Él en cambio, durante la segunda conflagración, ha tratado de pasar inadvertido, se ha casado y no se ha significado ni en un sentido ni en otro. Acabada la guerra, algo cruje dentro de él, y decide iniciar una nueva vida en París, donde alimenta la idea de un supuesto comportamiento heroico en los últimos tiempos. El film del francés Jacques Audiard, de original y compleja estructura narrativa, es un estudio fascinante de la 'bola de nieve' en que se convierte una mentira, donde el protagonista es honrado por las acciones que le atribuyen, pero a la vez empieza a pesar en su conciencia la responsabilidad que conllevan. El guión fue justamente premiado en Cannes, y Matthieu Kassovitz se revela perfecto para interpretar el papel principal.

6/10
Flash-back

1995 | L'Appartement

Antes de casarse, Max busca a Lisa, una antigua novia que recuerda como el gran amor de su vida. Este thriller es uno de los éxitos del cine francés de la década de los 90. Tanto que inspiró Obsesión, el remake americano protagonizado por Josh Hartnett.

4/10
Los patriotas

1994 | Les patriotes

Entretenido thriller de Eric Rochant que sigue la pista del parisino Ariel Brenner, que a los 18 años viaja a Israel donde es captado por el Mossad. Convenientemente adiestrado, regresará a su país con la misión de recabar información de un científico experto en energía nuclear.

6/10

Últimos tráilers y vídeos