Decine21
Los irregulares
6 /10 decine21

Los irregulares

The Irregulars

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Un grupo de jóvenes inadaptados investiga una serie de crímenes sobrenaturales para el doctor Watson y su huidizo socio, Sherlock Holmes, en el Londres victoriano.

6 /10 decine21

Crítica

Investigadores sintecho

Investigadores sintecho

Londres, en la época victoriana. La astuta Bea se ha convertido en lideresa carismática de un grupo de jóvenes huérfanos que trata de sobrevivir en un sótano londinense, del que forma parte Billy, que trata de ganar algo de dinero en peleas clandestinas, el simpático Spike, que apoya a los demás en los malos momentos, y su hermana menor, Jessie, que sufre terribles pesadillas. Durante una de ellas camina sonámbula, por lo que casi le atropella el carruaje de Leopold, heredero del trono que ha pedido por su cumpleaños que le permitan por una vez salir de palacio, y que quedará prendado de Bea tras verla, por lo que se escapará para conocerla más a fondo. Cuando Bea visita la tumba de su madre, un tipo que se presenta como el Dr. John Watson le ofrece unas monedas si consigue pistas del caso que investiga, la desaparición de cuatro recién nacidos.

Los apasionados de la obra de Sir Arthur Conan Doyle conocen bien a “los irregulares”, desamparados que aparecen en “Estudio en Escarlata” (1886), “El signo de los cuatro” (1890) y el relato “La aventura del jorobado”, a quienes Sherlock Holmes pagaba por ayudarle en sus investigaciones, un chelín diario o una guinea (21 chelines) cuando lograban una pista muy buena. El autor apenas se detenía en estos secundarios, pero han salido en obras de otros autores, como “Sherlock Holmes y los irregulares de Baker Street”, de Tracy Mack y Michael Citrin, o “Fuego Blanco”, de Douglas Preston y Lincoln Child, donde un miembro del conjunto ayudaba al protagonista a recuperar un manuscrito perdido de Conan Doyle. Además, en 1934 se formó la sociedad literaria “Los irregulares de Baker Street”, de la que formó parte el mismísimo Isaac Asimov, y BBC ha producido dos series sobre ellos, The Baker Street Boys (1983) y Sherlock Holmes and the Baker Street Irregulars (2007).

Esta vez el británico Tom Bidwell (La colina de Watership) ha reimaginado a estos personajes, en una producción que se estrena en Netflix, que ya distribuyó otra producción enmarcada dentro del universo de Holmes, Enola Holmes, sobre la hermana del investigador. Se distingue por reinventar por completo todo lo conocido hasta ahora, así que los ‘holmesianos’ no estarán del todo contentos. Aquí al doctor Watson lo interpreta el actor negro Royce Pierreson, que presenta una visión clasista del personaje, que mira por encima del hombro a los mendigos protagonistas, y trata de disimular que los necesita mucho, mientras que Holmes (Henry Lloyd-Hughes) se describe como un drogadicto en decadencia que permanece en las sombras, por lo que al final los chicos deben resolver por sí mismos todos los asuntos. La misma línea desmitificadora se sigue en ocasionales apariciones de la señora Hudson y el inspector Lestrade.

La serie peca de no encontrar del todo el tono, pues hace gala de un realismo sucio que recuerda a Charles Dickens, pero al mismo tiempo intenta ser inclusiva, así que como en Los Bridgerton se introducen negros de clase alta –como Watson–, asiáticos como Bea, que no parecen muy creíbles en Londres en aquella época. Quiere ser también en cierta medida Harry Potter y Stranger Things, con muchos elementos sobrenaturales, y jóvenes protagonistas, pero esto cuadra mal con las tramas donde Holmes ponía en juego sus dotes deductivas, y se introducen muchos elementos oscuros, con algún detalle un poco violento o momentos de cine de terror. Sobre todo quiere ser una serie procedimental, de caso por capítulo, pero éstos resultan un tanto sencillos, en comparación con los de otras series.

Por lo demás, tiene una ambientación notable, se acumula la suficiente tensión, realiza una apología de la amistad juvenil y el trabajo en equipo, y aunque cada capítulo se puede calificar casi como independiente, las pocas conexiones y evoluciones de los personajes enganchan. Thaddea Graham demuestra una enorme desenvoltura como Bea, el personaje de mayor peso, y está bien secundada en lo que se refiere a la chavalería, con buenos trabajos de los igualmente desconocidos McKell David (Spike), Jojo Macari (Billy), Harrison Osterfield (Leopold) y Darci Shaw (Jessie). Quizás los adultos no estén a la misma altura, aunque les han tocado personajes con menos matices y más complicados de defender.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales