Decine21
Oficina de infiltrados (5ª temporada)
7 /10 decine21
Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Con JJA todavía como director de seguridad interna, tras hacerse cargo de la gestión de la oficina y poner orden a su manera, la DGSE se ve sacudida por las revelaciones en la prensa de la presunta ejecución de Malotru y el papel que desempeñaron tanto ellos como la CIA en la operación. Estas filtraciones despiertan viejos demonios en JJA, que aumentan su paranoia y empiezan a preocupar a sus colaboradores más cercanos, Sisteron y Ellenstein. Sus obsesiones se unen a las de un nuevo agente clandestino, Mille Sabords, quien intenta acercarse a los servicios secretos sauditas mientras investiga todo lo que rodea a esa víctima expiatoria que era Paul Lefebvre.

7 /10 decine21

Crítica Oficina de infiltrados (5ª temporada) (2020)

La variante rusa

La variante rusa

La última temporada de la muy trabajada serie de espías Oficina de infiltrados, creada por Eric Rochant, donde se ha querido tirar la casa por la ventana, fichando para la dirección de los dos episodios finales a Jacques Audiard, que ha contado con uno de sus guionistas habituales, Thomas Bidegain.

La trama arranca con la publicación en la prensa francesa de la noticia de la liquidación de un agente encubierto, Malotru (o Paul Lefevre, o Guillaume Debailly) en Ucrania, a manos de la CIA, con la connivencia de la propia la DGSE, los servicios secretos franceses. Un auténtico escándalo, que habría llevado a Marie-Jeanne Duthilleul fuera de la Oficina de Infiltrados, ahora lleva los servicios de seguridad de un hotel en El Cairo. Mientras César opera como técnico informático infiltrado en Rusia bajo el alias de Pacemaker, aunque Mikhaïl Karlov, del FSB, los servicios secretos rusos, lo considera uno de sus grandes fichajes. El caso es que salta la noticia de que Malotru podría haber sobrevivido al ataque de Ucrania, y Jean-Jacques, director de la Oficina de Infiltrados, lo ve como el topo ideal para ganarse a Karlov e infligir un golpe mortal a los espías rusos. ¿Pero está vivo Malotru? Y en caso afirmativo, ¿será de fiar?

De nuevo la serie urdida por Rochant alcanza un gran nivel, con un reparto de campanillas –repiten los habituales y hay alguna nueva incorporación, como la de Louis Garrel, un infiltrado que empieza a cuestionar sus órdenes por motivos de conciencia– y máxima tensión. Era difícil rematar de un modo que contentara a todos, y quizá un final al estilo Los Soprano puede producir en algunos cierta decepción, pero como mínimo es una dignísima conclusión.

Tiene el mérito de pegarse a la realidad geopolítica para urdir la trama de modo muy convincente, así que el ciberespionaje que realizan los rusos, las acciones terroristas que urde el Daesh, la venta de armas y los tejemanejes de iraníes e isralíes, son elementos bien trenzados, y que encajan con la parte humana, donde vemos a los agentes vulnerables, a veces con claras señales de desequilibrio mental, también por la doble vida con decisiones inmorales que les toca llevar, donde hacen daño a lo que tocan, a veces sin querer, y en que hay una gran dificultad en encontrar el amor. Quizá las escenas de sexo, con más carga, innecesaria, que en otras temporadas, quieren subrayar esta necesidad convulsiva de los espías de querer a alguien, y de cómo nunca están seguros de poder llevar una relación a feliz término, la inestabilidad es la norma.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales