IMG-LOGO

Biografía

Jacques Audiard

Jacques Audiard

68 años

Jacques Audiard

Nació el 30 de Abril de 1952 en París, Francia

Premios: 1 Festival de Cannes (más 1 premios)

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Los hermanos Sisters

2018 | The Sisters Brothers

Los hermanos Charlie y Eli Sisters son dos matones que ejecutan sin piedad las órdenes de su jefe, El Comodoro, siempre consistentes en liquidar a sus enemigos. Un nuevo encargo, matar a Herman Warm, se complica cuando su informante, John Morris, se asocia con su objetivo e intenta despistarlos. Deben emprender entonces un largo viaje-persecución desde Oregón hasta San Francisco, donde la fiebre del oro causa furor. Y en el camino surge el cambio de impresiones entre Eli, el mayor, que desearía abandonar su vida criminal, y Charlie, más visceral y salvaje, al que la negativa relación con su progenitor ha marcado a fuego por la senda de la violencia. Poderoso western dirigido por el francés Jacques Audiard, que escribe el guión con su colaborador habitual desde Un profeta, Thomas Bidegain, a partir de una novela de Patrick Dewitt. Sorprende su visión descarnada del salvaje oeste, donde impera con frecuencia la violencia, con muertes brutales, caciques que se creen investidos del poder para decidir sobre las vidas ajenas, y subalternos que acatan sus órdenes como mercenarios sin escrúpulos. Pero también el modo en que puede introducirse la humanidad: la búsqueda de la utopía, una sociedad democrática donde todos compartan iguales derechos, la comunión con la naturaleza, la camaradería que lleva a compartir lo que uno lleva dentro y exponer ante el amigo los propios demonios interiores. Y aquí el motivo de la fiebre del oro y la fórmula química para encontrar el dorado metal se convierten en estupendo símbolo catalizador de un formidable, brioso cambio de timón en la historia. La gran habilidad del film es el modo delicado en que se nos desliza por esta pendiente de la añoranza de algo mejor, que conduce a momentos verdaderamente entrañables. Que pueda convivir lo brutal y lo emotivo en este film es una especie de milagro, donde la transformación de los personajes nunca parece artificiosa. Los cuatro actores principales, con mención especial para John C. Reilly, están sencillamente soberbios. La última secuencia es pura mágia, con un plano muy fordiano en el umbral de la puerta, y otro en que los efectos visuales, usados sin alardes, nos conducen suavemente a la hermosa conclusión. Audiard ha contado además con un magnífico equipo técnico en apartados como el diseño de vestuario –la mítica y 4 veces oscarizada Milena Canonero–, la música –vuelve a trabajar con su compositor habitual y uno de los más talentosos del momento, Alexandre Desplat, 2 veces ganador del Oscar– y la fotografía –el no tan conocido Benoît Debie, que fuerza algunos momentos difícules de imágenes nocturnas–.

8/10
Dheepan

2015 | Dheepan

Dos adultos, él, Dheepan, ella, Yalini. Y una niña, Illyaal. Nada les une, sino su condición de tamiles refugiados por la guerra civil que asoló Sri Lanka. Pero fingen ser una familia, para poder obtener asilo en Francia, y ocupar una casa de protección social, en un barrio marginal. La pequeña empieza a ir a la escuela, a él le dan un trabajo de portero en un edificio, y ella cuida y cocina para un anciano. Su vida parece casi normal. Casi. Porque a pesar de que lo suyo parece un hogar como cualquier otro, todavía hay un camino que recorrer, que pasa por dejar una guerra atrás para encontrarse con otra. Jacques Audiard ganó la Palma de Oro en Cannes con esta sólida mirada al drama que toca vivir a los refugiados: al pasado que desean olvidar deben sumar un presente que no suele ser perfecto, con la dificultad consiguiente de labrarse un futuro ilusionante. Y logra atrapar las emociones de desear sentirse querido en el seno de una familia, con la exploración de la idea de que fingir unos lazos, y sacrificarse en esa convivencia forzosa, puede llevar al nacimiento de cariño y afecto sinceros. Metas tan razonables, y no siempre admitidas, conviven con su el peso de su background, y el ambiente marginal en que toca desenvolverse. Por otro lado, alguien responsable de un film tan duro y dinámico como Un profeta, sabe pintar sabiamente y de modo nada glamouroso la violencia de los barrios por los trapicheos con drogas y los enfrentamientos entre bandas, también con escenas de acción bien planteadas. Pretender llevar una vida normal en tal caldo de cultivo puede ser muy complicado para quien desea llevar una vida honrada, pero también para los criminales que entre las paredes de sus hogares añoran algo que no saben expresar, la paz quizá de una conciencia tranquila. Los tres actores principales, con escasa experiencia interpretativa, resultan muy naturales, también por su propia peripecia vital. Jesuthasan Antonythasan, que da vida a Dheepan, fue niño soldado de los tamiles en Sri Lanka, para luego seguir una carrera sobre todo como escritor. 

8/10
De óxido y hueso

2012 | De rouille et d'os

Ali se presenta en casa de su hermana en Antibes, acompañado de su hijo de 5 años al que apenas conoce, nada se nos dice de su esposa ni de su 'background', aunque le vemos inmerso en algo muy próximo a la miseria, revolviendo en los restos de comida abandonados en el tren donde viaja. Aunque a lo que aspira es a ganarse la vida como boxeador, conseguirá puestos menores de portero de una discoteca y vigilante nocturno. Gracias al primero conoce a Stéphanie, cuidadora de orcas en un oceanográfico, la ayuda en un altercado y la lleva a casa. Cuando ella sufre un terrible accidente por el que pierde las piernas, llamará inesperadamente a Ali, con el que surge una singular relación. Jacques Audiard, con su coguionista Thomas Bidegain, toman como punto de partida de De óxido y hueso una colección de relatos de Craig Davidson, aunque curiosamente inventan a los dos personajes principales de su película, Ali y Stéphanie, para contar una singularísima historia de amor. Singularísima porque no va a ser lo suyo una entrega sacrificada e incondicional, ambos arrastran heridas y egoísmos que les han endurecido y complican la relación, aunque lata también cierta generosidad y delicadeza, el deseo de ayudar y dejarse ayudar. Llama la atención el realismo brutal del relato. Sin duda que los efectos visuales han avanzado una barbaridad desde que vimos al teniente Dan sin piernas en Forrest Gump, en De óxido y hueso aceptamos sin dudar que Marion Cotillard se ha quedado sin piernas. Pero también hay naturalismo, innecesario, a la hora de mostrar la fogosidad sexual de los protagonistas, además de limitaciones antropológicas de concepto, para él se trataría de algo equivalente a hacer ejercicio o tomarse un filete, no importa demasiado con quién si está bien dotada y se está “operativo”, mientras que para ella es un elemento más de la vuelta a una “vida normal”, aunque con el deseo de que sirva para llenar las necesidades afectivas. De todos modos hay que reconocer a Audiard y Bidegain que su relato en De óxido y hueso no es simplista, sobre todo cuando sacan a la luz en sus personajes las consecuencias de sus acciones, en las que no se querían fijar, y es que no basta con cerrar los ojos para que las cosas dejen de estar mal, va a descubrir Ali a costa de su hermana, el inicio de la maduración. Además, acaba perfilándose una jerarquía de valores vitales, cosas prescindibles, los puños, cosas que no lo son, los seres queridos a tu cargo.

6/10
Un profeta

2009 | Un prophète

Vigorosa y sombría mirada a la nueva realidad carcelaria francesa, propiciada por inmigración magrebí, cada vez más numerosa. El film, Gran Premio del Jurado en Cannes, sigue a Malik, de 19 años, que no sabe leer ni escribir, y no cuenta con amigos en la prisión en la que acaba de ingresar por motivos que nunca se nos desvelan. Uno de los ‘capos’ del lugar, el mafioso corso César Luciani, le presiona para que mate a otro preso incómodo, una forma de pagar por su protección. De este modo Malik irá haciendo ‘trabajillos’ para Luciani, de modo que se hace más fuerte, y su poder le permite planear sus propios trapicheos. ¿Llegará el momento en que el aprendiz supere al maestro? Jacques Audiard es dueño de una filmografía breve pero intensa, seis películas como director en quince años, donde brilla Un héroe muy discreto. Aquí pinta una trayectoria, la de Malik, verdadero descenso a los infiernos, y lo hace con realismo desnudo donde domina una seca y repulsiva violencia, sin juzgar su conducta ni la de los que le rodean. Estamos en un mundo inmoral, donde sólo parece contar la supervivencia y la cuota de poder. La diferencia con otros títulos de prisiones es pintar el ‘paisaje’ del nuevo milenio, donde los antiguos jefes pueden quedarse anticuados, mientras que una nueva ‘raza’ pasa a ocupar su lugar; de modo que la relación de César y Malik –grandísimos trabajos de Niels Arestrup y Tahar Rahim– es más compleja que la simplemente paternofilial, con el consiguiente salto generacional, o la del amo y el siervo, hay además una mirada diferente al mundo en uno y otro. Y utilizamos ‘raza’ en el sentido más amplio, pues Malik puede proceder del Magreb y el mundo islámico, pero sobre todo es un marginado con talento para sobrevivir en las circunstancias más adversas posibles de los nuevos tiempos. De ahí que la designación en un momento dado de Malik como ‘profeta’, por cierta premonición, tenga un alcance más amplio que el de ese detalle concreto.

7/10
De latir mi corazón se ha parado

2005 | De Battre Mon Coeur S'est Arrêté

Tom sigue los pasos de su padre, que se dedicaba al negocio inmobiliario, usando métodos sucios para ganar dinero rápido. Pero en realidad aspira a convertirse en pianista, como su madre. Con el fin de preparar una prueba, contrata a una mujer china, virtuosa del piano, con la que sólo puede comunicarse con la música, pues ella no sabe ni jota de francés. Romain Duris, protagonista de Una casa de locos compone un personaje inmoral, desencantado, sin perspectivas vitales, que encuentra una oportunidad de redención, a través de la música. El film recoge asuntos de actualidad, como la especulación inmobiliaria y la inmigración en Europa.

3/10
Lee mis labios

2001 | Sur mes lèvres

Carla tiene una pequeña sordera, pero eso no le impide realizar su trabajo de secretaria de una manera eficiente y responsable, ya que tiene gran habilidad para leer los labios. Su aspecto desaliñado, añadido a su deficiencia es la razón por la que sus compañeros la discriminan. Pero un día, Paul aparece en busca de trabajo. Es un joven que acaba de salir de prisión, por lo que tampoco gusta demasiado a los que están a su alrededor, pero entre él y Carla surgirá una relación especial. Tres premios César acaparó este peculiar thriller de Jacques Audiard, donde la actriz Emmanuelle Devos se llevó uno de ellos, mientras que el protagonista, Vincent Cassel, se tuvo que conformar con la nominación. La historia de dos marginados que deciden vengarse de aquellos que les ofendieron es el núcleo de la historia, en la que destaca una ácida crítica al machismo oficinil y a las manipulaciones empresariales.

4/10
Venus, salón de belleza

1999 | Vénus beauté (Institute)

Un salón de belleza de barrio, regentado por madame Nadine, que cuenta con tres empleadas. Entre sesión de maquillaje y de rayos UVA, tienen tiempo para disertar del amor, y de lo que se tercie. Tierna película francesa sobre el alma femenina y la eterna búsqueda del amor. En el atractivo reparto femenino que compone el film se puede ver a Audrey Tautou, lanzada al estrellato gracias a Amelie.

4/10
Un héroe muy discreto

1996 | Un héros très discret

Mirada crítica a la historia reciente francesa, concretamente al a veces mitificado heroísmo de la Resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. El film sigue al indolente joven Albert, que ha vivido siempre a la sombra del heroísmo de su padre en la Primera Guerra Mundial. Él en cambio, durante la segunda conflagración, ha tratado de pasar inadvertido, se ha casado y no se ha significado ni en un sentido ni en otro. Acabada la guerra, algo cruje dentro de él, y decide iniciar una nueva vida en París, donde alimenta la idea de un supuesto comportamiento heroico en los últimos tiempos. El film del francés Jacques Audiard, de original y compleja estructura narrativa, es un estudio fascinante de la 'bola de nieve' en que se convierte una mentira, donde el protagonista es honrado por las acciones que le atribuyen, pero a la vez empieza a pesar en su conciencia la responsabilidad que conllevan. El guión fue justamente premiado en Cannes, y Matthieu Kassovitz se revela perfecto para interpretar el papel principal.

6/10
Confessions d'un Barjo

1992 | Confessions d'un Barjo

Barjo (Hippolyte Girardot), un artista loco y simplón, dado a un cuaderno de diálogos se ve obligado a irse a vivir con su hermana Fanfan (Anne Brochet) y su marido Charles (Richard Bohringer). Basada en la novela " Confesiones de un artista de mierda" de Philip K. Dick, nos muestra una lucidez cómica dentro de la locura. den

4/10
Australia

1989 | Australia

Un inmigrante belga que se ha convertido en comerciante de lana en Australia regresa a su país natal. Atrás ha dejado a su joven hija, pero en Bélgica va a conocer a otra mujer. Un drama en toda regla, protagonizado por Jeremy Irons.

5/10
Fréquence meurtre

1988 | Fréquence meurtre

Jeanne es una celebérrima terapeuta, que tiene un programa radiofónico donde los oyentes llaman pidiendo consejo. Lo que ignoran sus fans es que ella misma se somete a terapia desde que, siendo niña, sus padres fueron brutalmente asesinados. Una inesperada llamada en antena va a despertar los demonios del pasado, y Jeanne deberá pedir ayuda a su hermano mayor Frank, al que también afectó el trauma, y que es superintendente de la policía. Adaptación de una de las obras del escritor de misterio Stuart Kaminsky. Dirige Élisabeth Rappeneau, hermana del también director Jean-Paul Rappeneau. La estructura, a lo Agatha Christie, consiste en dar con el culpable del crimen de antaño, que fue adjudicado a un tipo que acaba de salir de prisión. Correctos trabajos de Catherine Deneuve y André Dussollier en un film previsible.

4/10
El profesional

1981 | Le Professionnel

Un agente secreto francés es enviado en misión secreta a Malawi para asesinar al presidente del país. Sin embargo, una vez allí es traicionado por sus superiores que anulan la orden al cambiar de política respecto a dicho país. Apresado por las autoridades africanas, tras varios años de cautiverio logra escapar y regresa a París buscando venganza. Una de las obras cumbres del cine de acción protagonizada por Jean-Paul Belmondo, que contó con una excelente aportación en los diálogos de Michel Audiard, aunque éste se mostró molesto con el tono final de la película y su nombre fue eliminado de los créditos. Con una orquestación más poderosa, Ennio Morricone popularizó el tema 'Chi mai' que ya había compuesto para el melodrama Maddalena en 1972. Vibrante, violenta y emocionante, El profesional fue un triunfo en taquilla con más de cinco millones de espectadores.

8/10
Los hermanos Sisters

2018 | The Sisters Brothers

Los hermanos Charlie y Eli Sisters son dos matones que ejecutan sin piedad las órdenes de su jefe, El Comodoro, siempre consistentes en liquidar a sus enemigos. Un nuevo encargo, matar a Herman Warm, se complica cuando su informante, John Morris, se asocia con su objetivo e intenta despistarlos. Deben emprender entonces un largo viaje-persecución desde Oregón hasta San Francisco, donde la fiebre del oro causa furor. Y en el camino surge el cambio de impresiones entre Eli, el mayor, que desearía abandonar su vida criminal, y Charlie, más visceral y salvaje, al que la negativa relación con su progenitor ha marcado a fuego por la senda de la violencia. Poderoso western dirigido por el francés Jacques Audiard, que escribe el guión con su colaborador habitual desde Un profeta, Thomas Bidegain, a partir de una novela de Patrick Dewitt. Sorprende su visión descarnada del salvaje oeste, donde impera con frecuencia la violencia, con muertes brutales, caciques que se creen investidos del poder para decidir sobre las vidas ajenas, y subalternos que acatan sus órdenes como mercenarios sin escrúpulos. Pero también el modo en que puede introducirse la humanidad: la búsqueda de la utopía, una sociedad democrática donde todos compartan iguales derechos, la comunión con la naturaleza, la camaradería que lleva a compartir lo que uno lleva dentro y exponer ante el amigo los propios demonios interiores. Y aquí el motivo de la fiebre del oro y la fórmula química para encontrar el dorado metal se convierten en estupendo símbolo catalizador de un formidable, brioso cambio de timón en la historia. La gran habilidad del film es el modo delicado en que se nos desliza por esta pendiente de la añoranza de algo mejor, que conduce a momentos verdaderamente entrañables. Que pueda convivir lo brutal y lo emotivo en este film es una especie de milagro, donde la transformación de los personajes nunca parece artificiosa. Los cuatro actores principales, con mención especial para John C. Reilly, están sencillamente soberbios. La última secuencia es pura mágia, con un plano muy fordiano en el umbral de la puerta, y otro en que los efectos visuales, usados sin alardes, nos conducen suavemente a la hermosa conclusión. Audiard ha contado además con un magnífico equipo técnico en apartados como el diseño de vestuario –la mítica y 4 veces oscarizada Milena Canonero–, la música –vuelve a trabajar con su compositor habitual y uno de los más talentosos del momento, Alexandre Desplat, 2 veces ganador del Oscar– y la fotografía –el no tan conocido Benoît Debie, que fuerza algunos momentos difícules de imágenes nocturnas–.

8/10
Dheepan

2015 | Dheepan

Dos adultos, él, Dheepan, ella, Yalini. Y una niña, Illyaal. Nada les une, sino su condición de tamiles refugiados por la guerra civil que asoló Sri Lanka. Pero fingen ser una familia, para poder obtener asilo en Francia, y ocupar una casa de protección social, en un barrio marginal. La pequeña empieza a ir a la escuela, a él le dan un trabajo de portero en un edificio, y ella cuida y cocina para un anciano. Su vida parece casi normal. Casi. Porque a pesar de que lo suyo parece un hogar como cualquier otro, todavía hay un camino que recorrer, que pasa por dejar una guerra atrás para encontrarse con otra. Jacques Audiard ganó la Palma de Oro en Cannes con esta sólida mirada al drama que toca vivir a los refugiados: al pasado que desean olvidar deben sumar un presente que no suele ser perfecto, con la dificultad consiguiente de labrarse un futuro ilusionante. Y logra atrapar las emociones de desear sentirse querido en el seno de una familia, con la exploración de la idea de que fingir unos lazos, y sacrificarse en esa convivencia forzosa, puede llevar al nacimiento de cariño y afecto sinceros. Metas tan razonables, y no siempre admitidas, conviven con su el peso de su background, y el ambiente marginal en que toca desenvolverse. Por otro lado, alguien responsable de un film tan duro y dinámico como Un profeta, sabe pintar sabiamente y de modo nada glamouroso la violencia de los barrios por los trapicheos con drogas y los enfrentamientos entre bandas, también con escenas de acción bien planteadas. Pretender llevar una vida normal en tal caldo de cultivo puede ser muy complicado para quien desea llevar una vida honrada, pero también para los criminales que entre las paredes de sus hogares añoran algo que no saben expresar, la paz quizá de una conciencia tranquila. Los tres actores principales, con escasa experiencia interpretativa, resultan muy naturales, también por su propia peripecia vital. Jesuthasan Antonythasan, que da vida a Dheepan, fue niño soldado de los tamiles en Sri Lanka, para luego seguir una carrera sobre todo como escritor. 

8/10
De óxido y hueso

2012 | De rouille et d'os

Ali se presenta en casa de su hermana en Antibes, acompañado de su hijo de 5 años al que apenas conoce, nada se nos dice de su esposa ni de su 'background', aunque le vemos inmerso en algo muy próximo a la miseria, revolviendo en los restos de comida abandonados en el tren donde viaja. Aunque a lo que aspira es a ganarse la vida como boxeador, conseguirá puestos menores de portero de una discoteca y vigilante nocturno. Gracias al primero conoce a Stéphanie, cuidadora de orcas en un oceanográfico, la ayuda en un altercado y la lleva a casa. Cuando ella sufre un terrible accidente por el que pierde las piernas, llamará inesperadamente a Ali, con el que surge una singular relación. Jacques Audiard, con su coguionista Thomas Bidegain, toman como punto de partida de De óxido y hueso una colección de relatos de Craig Davidson, aunque curiosamente inventan a los dos personajes principales de su película, Ali y Stéphanie, para contar una singularísima historia de amor. Singularísima porque no va a ser lo suyo una entrega sacrificada e incondicional, ambos arrastran heridas y egoísmos que les han endurecido y complican la relación, aunque lata también cierta generosidad y delicadeza, el deseo de ayudar y dejarse ayudar. Llama la atención el realismo brutal del relato. Sin duda que los efectos visuales han avanzado una barbaridad desde que vimos al teniente Dan sin piernas en Forrest Gump, en De óxido y hueso aceptamos sin dudar que Marion Cotillard se ha quedado sin piernas. Pero también hay naturalismo, innecesario, a la hora de mostrar la fogosidad sexual de los protagonistas, además de limitaciones antropológicas de concepto, para él se trataría de algo equivalente a hacer ejercicio o tomarse un filete, no importa demasiado con quién si está bien dotada y se está “operativo”, mientras que para ella es un elemento más de la vuelta a una “vida normal”, aunque con el deseo de que sirva para llenar las necesidades afectivas. De todos modos hay que reconocer a Audiard y Bidegain que su relato en De óxido y hueso no es simplista, sobre todo cuando sacan a la luz en sus personajes las consecuencias de sus acciones, en las que no se querían fijar, y es que no basta con cerrar los ojos para que las cosas dejen de estar mal, va a descubrir Ali a costa de su hermana, el inicio de la maduración. Además, acaba perfilándose una jerarquía de valores vitales, cosas prescindibles, los puños, cosas que no lo son, los seres queridos a tu cargo.

6/10
Un profeta

2009 | Un prophète

Vigorosa y sombría mirada a la nueva realidad carcelaria francesa, propiciada por inmigración magrebí, cada vez más numerosa. El film, Gran Premio del Jurado en Cannes, sigue a Malik, de 19 años, que no sabe leer ni escribir, y no cuenta con amigos en la prisión en la que acaba de ingresar por motivos que nunca se nos desvelan. Uno de los ‘capos’ del lugar, el mafioso corso César Luciani, le presiona para que mate a otro preso incómodo, una forma de pagar por su protección. De este modo Malik irá haciendo ‘trabajillos’ para Luciani, de modo que se hace más fuerte, y su poder le permite planear sus propios trapicheos. ¿Llegará el momento en que el aprendiz supere al maestro? Jacques Audiard es dueño de una filmografía breve pero intensa, seis películas como director en quince años, donde brilla Un héroe muy discreto. Aquí pinta una trayectoria, la de Malik, verdadero descenso a los infiernos, y lo hace con realismo desnudo donde domina una seca y repulsiva violencia, sin juzgar su conducta ni la de los que le rodean. Estamos en un mundo inmoral, donde sólo parece contar la supervivencia y la cuota de poder. La diferencia con otros títulos de prisiones es pintar el ‘paisaje’ del nuevo milenio, donde los antiguos jefes pueden quedarse anticuados, mientras que una nueva ‘raza’ pasa a ocupar su lugar; de modo que la relación de César y Malik –grandísimos trabajos de Niels Arestrup y Tahar Rahim– es más compleja que la simplemente paternofilial, con el consiguiente salto generacional, o la del amo y el siervo, hay además una mirada diferente al mundo en uno y otro. Y utilizamos ‘raza’ en el sentido más amplio, pues Malik puede proceder del Magreb y el mundo islámico, pero sobre todo es un marginado con talento para sobrevivir en las circunstancias más adversas posibles de los nuevos tiempos. De ahí que la designación en un momento dado de Malik como ‘profeta’, por cierta premonición, tenga un alcance más amplio que el de ese detalle concreto.

7/10
De latir mi corazón se ha parado

2005 | De Battre Mon Coeur S'est Arrêté

Tom sigue los pasos de su padre, que se dedicaba al negocio inmobiliario, usando métodos sucios para ganar dinero rápido. Pero en realidad aspira a convertirse en pianista, como su madre. Con el fin de preparar una prueba, contrata a una mujer china, virtuosa del piano, con la que sólo puede comunicarse con la música, pues ella no sabe ni jota de francés. Romain Duris, protagonista de Una casa de locos compone un personaje inmoral, desencantado, sin perspectivas vitales, que encuentra una oportunidad de redención, a través de la música. El film recoge asuntos de actualidad, como la especulación inmobiliaria y la inmigración en Europa.

3/10
Lee mis labios

2001 | Sur mes lèvres

Carla tiene una pequeña sordera, pero eso no le impide realizar su trabajo de secretaria de una manera eficiente y responsable, ya que tiene gran habilidad para leer los labios. Su aspecto desaliñado, añadido a su deficiencia es la razón por la que sus compañeros la discriminan. Pero un día, Paul aparece en busca de trabajo. Es un joven que acaba de salir de prisión, por lo que tampoco gusta demasiado a los que están a su alrededor, pero entre él y Carla surgirá una relación especial. Tres premios César acaparó este peculiar thriller de Jacques Audiard, donde la actriz Emmanuelle Devos se llevó uno de ellos, mientras que el protagonista, Vincent Cassel, se tuvo que conformar con la nominación. La historia de dos marginados que deciden vengarse de aquellos que les ofendieron es el núcleo de la historia, en la que destaca una ácida crítica al machismo oficinil y a las manipulaciones empresariales.

4/10
Un héroe muy discreto

1996 | Un héros très discret

Mirada crítica a la historia reciente francesa, concretamente al a veces mitificado heroísmo de la Resistencia durante la Segunda Guerra Mundial. El film sigue al indolente joven Albert, que ha vivido siempre a la sombra del heroísmo de su padre en la Primera Guerra Mundial. Él en cambio, durante la segunda conflagración, ha tratado de pasar inadvertido, se ha casado y no se ha significado ni en un sentido ni en otro. Acabada la guerra, algo cruje dentro de él, y decide iniciar una nueva vida en París, donde alimenta la idea de un supuesto comportamiento heroico en los últimos tiempos. El film del francés Jacques Audiard, de original y compleja estructura narrativa, es un estudio fascinante de la 'bola de nieve' en que se convierte una mentira, donde el protagonista es honrado por las acciones que le atribuyen, pero a la vez empieza a pesar en su conciencia la responsabilidad que conllevan. El guión fue justamente premiado en Cannes, y Matthieu Kassovitz se revela perfecto para interpretar el papel principal.

6/10

Últimos tráilers y vídeos