IMG-LOGO

Biografía

Adam Wiltzie

Adam Wiltzie

Adam Wiltzie

Filmografía
Whitney

2018 | Whitney

Documental biográfico sobre Whitney Houston (1963-2012), una de las cantantes estadounidenses más admiradas y queridas de la historia, cuya trayectoria vital y trágico final son, sin embargo, un desgraciado ejemplo de los efectos destructivos que el éxito, el dinero y los excesos pueden producir en las personas. Tenía una simpatía y una belleza sin igual –nunca abandonó su maravillosa sonrisa–, pero sintió durante años una profunda infelicidad. Desde luego, después de disfrutar de las dos horas de metraje de Whitney a uno le entran serias dudas acerca de la conveniencia de la fama. Whitney Houston asombró al mundo en 1983 con una voz prodigiosa y desde su primera aparición en televisión, con sólo 19 años, su carrera artística fue meteórica. Su primer disco, “Whitney Houston”, vendió cerca de 30 millones de copias. Hoy en día sigue ostentando un récord difícil de superar: el de ser la única artista en alcanzar siete números 1 seguidos en Estados Unidos, uno más que The Beatles y los Bee Gees. Aparte de algunos temas discográficos que sacan el mejor partido a su extraordinaria voz de mezzosoprano, como “I'm Gonna Dance With Somebody”, “Didn't We Almost Have It All”, “All The Man That I Need”, “Greatest Love Of All” o la fabulosa “I Will Always Love You” de El guardaespaldas, protagonizó otros hitos inolvidables, como su interpretación del himno de Estados Unidos en la super bowl de 1991. El escocés Kevin Macdonald tiene una amplísima experiencia en el documental, género en el que se ha labrado un nombre gracias a películas como Tocando el vacío o Marley, entre muchas otras. En Whitney muestra una mirada muy objetiva hacia su protagonista; desde luego no es nada hagiográfico el modo en el que se vierten en pantallas sus debilidades, si las podemos llamar así. Ha contado Macdonald con numeroso material “casero”, grabaciones privadas del entorno de la artista o tomadas en el “back stage”, que muestran cómo era Whitney con sus allegados, así como con numerosas entrevistas con familiares, amigos y empleados de la cantante, algunos verdaderos testimonios estremecedores. El relato –narrado cronológicamente– adquiere mayor cohesión con el material televisivo de la época y los temas musicales que la artista fue lanzando con el paso de los años. La vida de Whitney Houston es sencillamente muy triste. Eso es lo que se colige de este documental, al que quizá cabe achacarle precisamente ese rasgo más allá de algunos momentos felices que se recogen de la artista. Whitney fue una de las más grandes, sin duda, pero su decadencia fue también grande y dolorosa hasta su terrible final. Su familia no era tan idílica como se mostraba al exterior y el origen de sus problemas bien pudiera provenir de su infancia y juventud: las serias sospechas sobre los abusos sexuales sufridos por parte de una mujer de su propia familia; el divorcio de sus padres; la aprovechada personalidad de su padre; la introducción en la droga por parte de sus hermanos cuando aún era una adolescente... A ello se sumarán otros elementos desestabilizadores, como la ambigua relación con su amiga y asistente Robyn Crawford, su controvertido matrimonio con Bobby Brown o la desatención de la hija de ambos, Bobbi Kristina. De todo esto habla este documental, que emparenta con otros similares sobre otras cantantes de final desgraciado, como Amy o Janis.

7/10
American Woman

2018 | American Woman

The Yellow Birds

2017 | The Yellow Birds

Tierra de Dios

2017 | God's Own Country

El agro profundo. Johnny Saxby saca adelante la granja familiar con su padre y su abuela, pero no puede encontrarse más deprimido y frustrado. No existe el cariño en casa, sólo el trabajo duro y las órdenes a cara de perro, para madrugar, deslomarse y recibir reproches si se sale a tomar algo en el bar del pueblo. Está fuera de sus planes largarse de ahí, y las relaciones ocasionales con otros hombres no suponen tampoco una gran ayuda. La contratación temporal de Gheorghe, un trabajador rumano bastante capaz, contraría a Johnny, desata aún más su rabia... Hasta que se dan un revolcón, y nace una relación en que asoma por fin algo parecido a la humanidad en la existencia de Johnny. El desconocido Francis Lee debuta en el largo con este deprimente drama rural, transgresor en su título con el segundo mandamiento del Decálogo -no tomarás el nombre de Dios en vano-, pues si alguien parece ausente en todo el metraje ése sería precisamente Dios. En cualquier caso, tenemos uno de esos filmes empeñados en probar que hay personas muy tozudas a la hora de llevar una vida amargada a toda costa, de las que serían modélicas los integrantes del clan Saxby. Sorprende, por poco realista, un dibujo donde no hay espacio ni para un esbozo de sonrisa. Por otro lado, el catalizador que supone la llegada de Gheorghe, tampoco se configura narrativamente como elemento creíble capaz de cambiar las cosas. Porque al principio se apunta la idea de que es alguien muy válido profesionalmente, que trae ideas como la de hacer queso de oveja, algo que a los Saxby ni se les ha ocurrido. Pero pronto su presencia se convierte en simple personaje capaz de enamorar a Johnny y darle un anclaje, sin quedar muy claro como se producen tales logros, el movimiento pendular de rechazo a donación homosexual exige un salto de fe laica, por así decir. A pesar del aire de realismo sucio y casi documental -los partos de las ovejas-, la cinta exige una suspensión de la credulidad grande en el espectador. También agota un final que nunca acaba de llegar, hasta tres veces da la impresión de que la película está a punto de mostrar el cartelito "The End".

2/10
Iris

2016 | Iris

Max es un mecánico que recibe un curioso encargo: secuestrar a la mujer de un importante banquero francés. Lo curioso del asunto es que ha sido la propia mujer la encargada de embarcarle en ese negocio. De ese modo, tras el rescate, Max podría saldar las innumerables deudas que ha acumulado. Thriller francés de planteamiento algo retorcido en donde entran en juego la falsedad, la traición, la simulación, la trampa, el sexo y el asesinato. El guión de Iris, coescrito por el propio director Jalil Lespert (quien se reserva además el papel del banquero), se sigue con cierta intriga y tiene dinamismo, pero al final queda poco en este frívolo juego de engaños, más allá de la rebuscada trama criminal. El interés se sostiene, en parte, gracias al convincente y natural trabajo de Romain Duris y el magnetismo de una bella Charlotte Le Bon.

4/10

Últimos tráilers y vídeos