IMG-LOGO

Biografía

Anca Damian

Anca Damian

Anca Damian

Filmografía
Las vidas de Marona

2019 | L'extraordinaire voyage de Marona

Una perra es atropellada en una carretera. Antes de morir recuerda los hechos más relevantes de su vida. Nació del cruce de un dogo arentino y una perrita sin pedigrí. Fue la menor de nueve cachorros. Tras ser abandonada, será vendida a un acróbata, que le pondrá su primer nombre, Ana, y con quien vivirá momentos felices y aprenderá muchas historias del oficio. Su segundo dueño será Istvan, un simpático transportista de la construcción que le podrá de nombre Sara. Luego vivirá con la madre de éste y luego en su casa con su caprichosa mujer. Más tarde su dueña será la pequeña Solange, que la llamará Marona. La directora rumana Anca Damian (Crulic), creadora muy personal, se acerca con ternura al mundo animal y muestra en dibujos y con sensibilidad la vida de la protagonista, que narra en primera persona sus aventuras caninas, sus alegrías y penas, el amor incondicional a sus dueños, y ofrece reflexiones sobre la existencia y su trato con los humanos. Algunas resultan especialmente poéticas e interesantes, como cuando habla de los sueños, de las ambiciones y de las dificultades de los hombres para ser felices o, un tanto fatalistas (“la felicidad es un instante entre momentos de dolor”, dice) . En algunas fases iniciales hay un tono siniestro, también por cierto aire expresionista que recuerda a los cuadros del alemán Ludwig Kirchner. Asimismo las contorsiones del acróbata dan lugar a una animación estilizada y flexible. Luego el estilo, el color dominante y la atmósfera de los dibujos cambia radicalmente, se vuelve más luminosa y eso mismo ocurrirá luego con cada fase en la vida de la protagonista. Pero en general domina a lo largo del relato un aura triste, de dificultades y sinsabores. Las vidas de Marona destaca sobre todo por lo original de las animaciones, todas muy variadas y con múltiples elementos, y en general bastante hipnóticas. A veces están hechas con trazos gruesos, otros más finos, pero siempre expresivos, con colores a menudo llamativos y fondos estáticos, sobre los que se mueven o desaparecen los dibujos en primer plano. Especialmente estético acaba siendo la representación de la perrita protagonista, siempre en colores blanco y negro. La animación tiene muchas veces sentido conceptual, como cuando el padre desaparece, o cuando expresan sensaciones o se habla de planetas o en la escenificación de los ambientes callejeros nocturnos, por poner algunos ejemplos. La música del francés Pablo Pico es evocadora y bella.

6/10
Crulic, camino al más allá

2011 | Crulic - drumul spre dincolo

Dirigida y producida por la guionista rumana Anca Damian, este documental de animación nos cuenta la vida de Claudio Crulic, un Rumano de 33 años (curiosamente, la edad de Cristo) que muere en una prisión Polaca luego de haber iniciado una huelga de hambre, ya que ha sido acusado de un robo que no cometió.

Las vidas de Marona

2019 | L'extraordinaire voyage de Marona

Una perra es atropellada en una carretera. Antes de morir recuerda los hechos más relevantes de su vida. Nació del cruce de un dogo arentino y una perrita sin pedigrí. Fue la menor de nueve cachorros. Tras ser abandonada, será vendida a un acróbata, que le pondrá su primer nombre, Ana, y con quien vivirá momentos felices y aprenderá muchas historias del oficio. Su segundo dueño será Istvan, un simpático transportista de la construcción que le podrá de nombre Sara. Luego vivirá con la madre de éste y luego en su casa con su caprichosa mujer. Más tarde su dueña será la pequeña Solange, que la llamará Marona. La directora rumana Anca Damian (Crulic), creadora muy personal, se acerca con ternura al mundo animal y muestra en dibujos y con sensibilidad la vida de la protagonista, que narra en primera persona sus aventuras caninas, sus alegrías y penas, el amor incondicional a sus dueños, y ofrece reflexiones sobre la existencia y su trato con los humanos. Algunas resultan especialmente poéticas e interesantes, como cuando habla de los sueños, de las ambiciones y de las dificultades de los hombres para ser felices o, un tanto fatalistas (“la felicidad es un instante entre momentos de dolor”, dice) . En algunas fases iniciales hay un tono siniestro, también por cierto aire expresionista que recuerda a los cuadros del alemán Ludwig Kirchner. Asimismo las contorsiones del acróbata dan lugar a una animación estilizada y flexible. Luego el estilo, el color dominante y la atmósfera de los dibujos cambia radicalmente, se vuelve más luminosa y eso mismo ocurrirá luego con cada fase en la vida de la protagonista. Pero en general domina a lo largo del relato un aura triste, de dificultades y sinsabores. Las vidas de Marona destaca sobre todo por lo original de las animaciones, todas muy variadas y con múltiples elementos, y en general bastante hipnóticas. A veces están hechas con trazos gruesos, otros más finos, pero siempre expresivos, con colores a menudo llamativos y fondos estáticos, sobre los que se mueven o desaparecen los dibujos en primer plano. Especialmente estético acaba siendo la representación de la perrita protagonista, siempre en colores blanco y negro. La animación tiene muchas veces sentido conceptual, como cuando el padre desaparece, o cuando expresan sensaciones o se habla de planetas o en la escenificación de los ambientes callejeros nocturnos, por poner algunos ejemplos. La música del francés Pablo Pico es evocadora y bella.

6/10
Crulic, camino al más allá

2011 | Crulic - drumul spre dincolo

Dirigida y producida por la guionista rumana Anca Damian, este documental de animación nos cuenta la vida de Claudio Crulic, un Rumano de 33 años (curiosamente, la edad de Cristo) que muere en una prisión Polaca luego de haber iniciado una huelga de hambre, ya que ha sido acusado de un robo que no cometió.

Últimos tráilers y vídeos