IMG-LOGO

Biografía

Andy Goddard

Andy Goddard

Andy Goddard

Filmografía
Six Minutes to Midnight

2019 | Six Minutes to Midnight

Carnival Row

2019 | Carnival Row | Serie TV

Peculiar serie de corte fantástico con brutales asesinatos y mucho sexo, que parece querer convertirse en la heredera de Juego de tronos. Curiosamente no se basa en ningún libro, sino en el guion para una película nunca llevado a la pantalla, que se titulaba “A Killing on Carnival Row”. La trama transcurre en un mundo imaginario, en el que los hombres han trastocado el lugar donde vivían míticas criaturas como hadas, minotauros, gnomos y centauros, abocándolos a una cruenta guerra. Los que pueden buscan refugio en la ciudad de Burge, una suerte de Londres de corte victoriano. Pero la vida no les trata bien, y no es infrecuente que las hadas deban aceptar oficios modestos, e incluso cayendo en la prostitución. Vignette Stonemoss, una hada, ha tomado este camino del exilio, aún dolida por la muerte de su amado Rycroft Philostrate. Pero descubre con estupor que éste vive en Burge, y ejerce de policía detective que trata de averiguar qué terrible mal está detrás de la muerte de varias hadas, salvajemente asesinadas. Se trata de una lujosa serie, apuesta fuerte de Amazon Prime Video, que seguramente quiere demostrar su capacidad de recrear mundos fantásticos cara a su esperada serie sobre “El Señor de los Anillos”. Sea como fuere, y reconocidos los efectivos efectos visuales y el lujoso diseño de producción, hay que decir que la trama resulta bastante anodina, y no logran emocionar las cuitas amorosos de la pareja protagonista, interpretada por Orlando Bloom y Cara Delevingne. Hay momentos gore bastante gratuitos, un afán morboso de epatar, mientras que la actitud racista de la mujer que contrata a Vignette como criada resulta bastante ridícula. Los crímenes, por supuesto, son un remedo de los de Jack el Destripador, eso que ahora se suele llamar "homenaje".

5/10
Altered Carbon

2018 | Altered Carbon | Serie TV

Archipublicitada serie de Netflix con Laeta Kalogridis de showrunner, que adapta una novela futurista ciberpunk, obra de Richard Morgan. Deudora de Blade Runner en su planteamiento de cine negro en un mundo distópico, donde el alma o la conciencia puede conservarse digitalmente y ser descargada en distintos cuerpos o fundas desechables. De modo que se ha conseguido algo parecido a la inmortalidad, aunque la destrucción de la batería de la conciencia situada en la nuca sí podría acabar con la vida de una persona. Un planteamiento que rechazan los neocatólicos, pues esta práctica no supondría aceptar la muerte como algo natural que a todos llega, y obliga a repensar conceptos como la eternidad y la resurrección. Con este planteamiento seguimos la pista al mercenario Takeshi Kovacs (Joel Kinnaman), que ha dormido en una prisión durante años, a modo de limbo, hasta ser despertado por los requerimientos del poderoso millonario Laurens Bancroft (James Purefoy), que ha vivido cientos de años -ha utilizado siempre la misma funda, gracias a una costosa clonación de sí mismo, no al alcance de todas las fortunas- quiere que averigüe quién ha intentado matarle. Reticente a aceptar tal encargo, y con la mirada poco amistosa de la agente de policía Kristin Ortega (Martha Higareda), la perspectiva de volver a estar “dormido” no le seduce, de modo que llevará finalmente el caso. Se trata de una vistosa y cara producción, con una imaginería que remite a la citada Blade Runner, con sus neones y retrato de una urbe depravada, o a El resplandor de Stanley Kubrick en los pasajes del hotel y su cibernético gerente, e incluso a Twin Peaks. Sólo que aquí se carga la mano en ese dibujo de una sociedad deshumanizada, cuerpos y espíritus degradados, un revoltijo de abundante sexo y violencia francamente desagradables. Además, cuesta empatizar con los personajes, el cinismo de Kovacs, típico de la serie negra, está completamente exacerbado, y sólo cuando avanza la relación, y conocemos algo de su pasado en otra funda oriental, podemos atisbar algo de la persona. Pero hasta entonces el viaje es demasiado largo, con un erotismo desmadrado y gratuito, y una antropología y concepción del ser humano muy superficial, incluida la inclusión de los neocatólicos, a modo de fundamentalistas. No se aprovechan además las posibilidades de una trama detectivesca con mujer fatal, policía que podría ser una buena amiga y peligros mil, todo resulta demasiado frío y poco atractivo.

5/10
The Punisher

2017 | The Punisher | Serie TV

Nueva York- Tras la violenta muerte de su familia, Frank Castle se ha convertido en un brutal justiciero, para el que todo vale con tal de aniquilar a los delincuentes. Cuando le envían una cinta con grabaciones de la Guerra de Afganistán, en donde se ve cómo se asesina y tortura a afganos por parte de un grupo estadounidense, todo el brutal pasado de Castle se actualiza; en su camino se cruzará además con la agente Madani, que también investiga la muerte de un policía de su equipo en Kandahar. Netflix concede una serie propia a The Punisher, personaje Marvel que tras varios intentos fallidos de traslado a la gran pantalla, fue aclamado cuando apareció en la segunda temporada de la serie de la plataforma Daredevil. Ofrece lo que se espera, por ejemplo reencuentros con personajes conocidos de las producciones hermanas de la casa, y aunque tarda un par de entregas en arrancar, después trae grandes dosis de acción, eso sí, más violentas de lo acostumbrado. De nuevo el protagonista vuelve a estar interpretado por Jon Bernthal, perfecto como un individuo ofuscado, lo que apasiona a los fans. Sin embargo, conforme se suceden los capítulos empieza a resultar evidente que no se aprecia ningún arco de evolución en su personaje. Así, a juzgar por los flash-backs del pasado, antes del suceso que cambió su vida ya estaba igual de loco, y posteriormente no muestra ningún signo de arrepentimiento tras masacrar a criminales. Otro punto débil reside en la falta de un villano de entidad, como Vincent D’Onofrio en la piel de Wilson Fisk, antagonista del héroe ciego, o David Tennant como Kilgrave, que se enfrenta a la protagonista de Jessica Jones. Al final todo esto acaba pesando.

5/10
Luke Cage

2016 | Luke Cage | Serie TV

Netflix sigue expandiéndose por el universo Marvel con adaptaciones de sus personajes que presentan unos rasgos propios muy atractivos, que emparentan las historias con el cine negro. Tras Daredevil y Jessica Jones, le toca el turno a Luke Cage, personaje que ya aparecía como secundario en la segunda de las series citadas. Luke Cage es un tipo de pasado misterioso, que trabaja como barman en club nocturno Paradise, regentado por el gángster Cottonmouth, además de ejercitar humildes tareas en la barbería que tiene su mentor Pop en Harlem. Como resultado de un experimento científico, tiene una fuerza descomunal y una piel a modo de coraza a prueba de balas. No desea usar tales poderes, querría llevar una vida lo más discreta posible, pero no va a poder ser. Uno de los empleados de la barbería se involucra en un robo de dinero y mercancía de Cottonmouth, quien desea dar un escarmiento, mientras que el ladrón busca la ayuda de Pop. El resultado va a ser una espiral de muertes, y la conciencia de parte de Luke, de que debe usar sus poderes para hacer justicia. Esto no va a agradar a Cottonmouth, ni a su prima Mariah, una concejala corrupta; tampoco a la policía, y concretamente a la pareja de detectives compuesta por Misty y Scarfe les hace gracia que uno de los "vigilantes" que están surgiendo como setas en Nueva York se ponga a hacer la guerra por su cuenta. Cheo Hodari Coker desarrolla muy bien la serie que parte del cómic de Archie Goodwin y John Romita Jr. Combina muy bien los elementos del "noir" con los elementos fantásticos, donde la mayoría de los personajes son afroamericanos e hispanos, lo que le sirve para rendir homenaje al blaxploitation con sagas como Shaft, que han encandilado a cineastas como Quentin Tarantino, expresamente citado. Tiene la habilidad de introducir flash-backs de modo oportuno y sin distraer, retomando el presente con gran naturalidad, creando intriga sin abrumar, y haciendo creíbles los elementos fantásticos con una adecuada pátina científica. Y siembra la narración de giros sorpresivos, sin temer la muerte de algunos personajes que el espectador llega a apreciar, y cuya ausencia por tanto puede echar en falta. Recupera en cierta forma el tono inocentón y positivo de los comics de la época, donde el bueno podía resolver a porrazos lo que fuera. Subyace cierta crítica social, pues describe la realidad de los ciudadanos negros más desfavorecidos, pero este elemento queda como trasfondo, pues aquí al final importa la acción. A los actores se les nota encantados de interpretar a unos personajes muy bien perfilados. Si el protagonista está bien elegido, no desmerecen secundarios de lujo como Alfre Woodard (Mariah) y Rosario Dawson (la médico Claire Temple). Como suele suceder en las series de Netflix sobresale el villano principal, aquí Cottonmouth, al que da vida Mahershala Ali, conocido por House of Cards, la más relevante producción de la casa.

7/10
El cuchillo

2016 | A Kind of Murder

Nueva York, años 60. Walter Stackhouse es arquitecto y se gana bien la vida. Está casado, sin hijos, pero la relación con su mujer no pasa por un buen momento; ella tiene depresión e inestabilidad mental, y la convivencia es cada vez más difícil. A Walter le saca de su rutina su afición por escribir relatos policiacos par los que se inspira en noticias reales que toma de los periódicos. Una de esas noticias es el asesinato de una mujer que ha tenido lugar en una zona alejada de la ciudad, en una parada técnica habitual en la línea de autobuses. El marido es uno de los principales sospechosos... Correcta adaptación de una novela de la siempre inquietante Patricia Highsmith, recurrente a la hora de exponer personalidades retorcidas y situaciones turbias, entre el género negro y el drama. El cuchillo no aprovecha quizá del todo ese material, que en manos de un guionista más hábil que la debutante Susan Boyd, podría haber dado lugar a un relato fascinante. Aquí la cosa va de más a menos, y aún así mantiene el interés gracias a una ambientación eficaz y también a la buena labor de un reparto muy bien escogido, con un gran Patrick Wilson (Watchmen) a la cabeza.

5/10
Six Minutes to Midnight

2019 | Six Minutes to Midnight

Últimos tráilers y vídeos