IMG-LOGO

Biografía

Bárbara Santa-Cruz

Bárbara Santa-Cruz

37 años

Bárbara Santa-Cruz

Nació el 09 de Junio de 1983 en Madrid, España
Filmografía
Si yo fuera rico

2019 | Si yo fuera rico

El parado en apuros Santi gana un pastizal en la lotería, nada menos que veinticinco millones de euros. Pero decide ocultarlo en su entorno hasta que termine su proceso de divorcio, para no tener que pagarle la mitad a Mayte, su ex, de la que sigue enamorado, además de que le fastidia que parece estar haciendo buenas migas con un tipo odioso. Más centrado en los últimos años en la televisión, Álvaro Fernández Armero no rodaba para el cine desde Las ovejas no pierden el tren, de 2014. Siguiendo la tendencia española de versionar grandes éxitos de otros países, en la línea de Perfectos desconocidos y Padre no hay más que uno, se ocupa del remake de la francesa Ah! Si j'étais riche, que tenía a Jean-Pierre Darroussin y Valeria Bruni Tedeschi al frente del reparto, estrenada sin pena ni gloria en España en 2002 con el mismo título, Si yo fuera rico, que alude al famoso tema musical de El violinista en el tejado (“Dubi dubi dubi du”). Se aprovecha bien el punto de partida, dando lugar a momentos divertidos, y tiene buen fondo, se habla de que el dinero puede resultar de gran ayuda, pero no lo es todo, y de que merece la pena luchar para mantener el amor, en lugar de tirar la toalla a la primera de cambio. En general, la mayor parte del público saldrá satisfecha, porque ofrece lo que se promete. Sin embargo, produce la sensación de que los elementos de la trama podrían dar más de sí, si se hubieran cuidado más algunos aspectos, sobre todo con un ritmo más dinámico; también habría hecho falta pulir el guión, pues algunos personajes aportan poco, otros no están del todo definidos, y sobra algún leve recurso zafio. Alex García tiene fuerza, pero despunta más en dramas como La novia que en comedias estilo Gente que viene y bah. Un actor con mayor vis cómica, como el mismo Dani Rovira, habría sacado mayor tajada a las mismas escenas. A su lado cumplen profesionales como Alexandra Jiménez, Adrián Lastra, Jordi Sánchez y en apariciones más breves Isabel Ordaz y Antonio Resines. Atención al talento de la desconocida secundaria Bárbara Santa-Cruz, que da lugar a los pasajes mejor resueltos como policía.

5/10
La tribu

2018 | La tribu

Fidel es un jefe de recursos humanos a quien no ha temblado el pulso a la hora de despedir a 300 trabajadores de su empresa. Incluso aprovecha para tener sexo con una becaria mientras la gente protesta en la calle. Pero, justicia inesperada, es captado por las cámaras de un movíl cuando sufre un incidente en tan obscena situación, y el vídeo se hace viral, logrando que los sentimientos que despierta entre la gente oscilen entre el odio y el choteo. En tal tesitura su familia se rompe y se queda sin empleo, por lo que sigue el consejo de su terapeuta de conocer a su madre biológica, Virginia, limpiadora en un hotel, e integrante de un grupo de baile y gimnasia con otras amigas, que se autodenominan "Las mamis". Un intento de suicidio deja a Fidel sin memoria temporalmente, podría ser la ocasión de mejorar como persona. Yolanda García Serrano y Joaquín Oristrell desarrollaron juntos muchos guiones en los 90 del pasado siglo, en películas como ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? o Todos los hombres sois iguales. Por su parte Oristrell había contribuido a los libretos de Fernando Colomo en filmes de la misma época, como Alegre ma non troppo y El efecto mariposa. Aquí, aunque el trío no renuncia del todo a la grosería, sobre todo en el desencadenante de la trama y en algún pasaje muy puntual, apuestan por una trama más blanca, y capaz de enganchar con el espectador actual, que quiere desconectar de sus problemas diarios y echar unas risas con situaciones con las que se identifique mínimamente. Y en tal sentido, se sigue con acierto la estela que todos querrían emular, la de la exitosa Ocho apellidos vascos. Se hace con una trama que recuerda a A propósito de Henry, pero aquí en clave de humor principalmente. El reparto en su conjunto está muy bien, aunque sobresalen Carmen Machi y Paco León, madre e hijo, claramente dotados para la comedia, y el inesperado progenitor, Luciano, un secundario bordado por Luis Bermejo. Hay muchísimos personajes secundarios, que con apenas algunos rasgos, cobran cierta tridimensionalidad, con su mezcla de patetismo y capacidad de provocar la risa, ahí están los dos hermanos en paro, el camarero que sirve el café, las distintas "mamis", la policía, la taxista, la enfermera, la profesora que les da clases... Hasta Colomo con su cameo bautizando a Fidel como "hombre lapa" contribuye al divertimento, igual que Manel Fuentes haciendo de sí mismo como presentador de un concurso de talentos. Hay un uso inteligente de la actualidad -despidos, la cultura de YouTube, el afán por estar en forma, la búsqueda de una posición social a cualquier precio...-, y de la música, con un rap y el baile, muy pegadizos. Además, el clímax de la película funciona a la perfección, con su buscado punto de emotividad.

6/10
Sin rodeos

2018 | Sin rodeos

A punto de cumplir los 40 años, en la vida de Paz hay de todo menos paz. Divorciada y sin hijos propios, vive con su nueva pareja, Dante, un argentino con ínfulas de artista, que no pega golpe, y que aporta al hogar, por llamarlo de algún modo, a un adolescente no menos gandul. Aunque es buena en su trabajo, creativa publicitaria, se encuentra alienada por un jefe hijo de papá, que ha heredado su empresa, y que sólo piensa en contratar mujeres espectaculares por motivos poco profesionales; la última que le ha hecho, es colocarle por encima a una jovencita que sólo piensa en redes sociales. Al borde de un ataque de nervios, decide acudir a la consulta de un chamán indio muy publicitado, que le prescribe una pócima que va a cambiar del todo su personalidad. Primer largometraje de Santiago Segura como director sin su emblemático cutrepolicía Torrente. Su propuesta es una comedia más comedida y de enredo, aunque ha tenido la mala pata de coincidir con otra reciente y con la misma protagonista, Maribel Verdú, de temática comparable, Abracadabra. Curiosamente el guión original pertenece a un film mexicano-chileno también de este año, Una mujer sin filtro, y la jugada corre paralela a la de un amiguete de Segura, Álex de la Iglesia, quien recientemente entregó la versión hispana de una comedia italiana en Perfectos desconocidos. La cinta es entretenida, con algunos gags divertidos, pero desde luego no es memorable. De desarrollo poco elaborado, se podría decir que tiene dos posiciones, off y on. En off, la primera parte, Paz es una mujer que se traga todo tipo de desplantes y comportamientos impresentables de las personas que la rodean; la trama pasa al on tras la visita al chamán, personaje secundario que Segura interpreta con gracia, y entonces ella es capaz de soltar cuatro frescas y decir todo lo que se le antoja, al fin ha tomado las riendas de su vida. Como le gusta al director, abundan en el film los famosetes amigos haciendo cameos, como la absurdamente célebre Cristina Pedroche, que debuta en el cine. Si se pretende hacer una lectura de fábula contemporánea, hay poco que rascar. Su visión antropológica resulta bastante paupérrima, porque de la alienación inicial de Paz, se pasa a una posición de autorrealización individualista que tampoco da para mucho; ni siquiera parecen muy sinceras las pretensiones feministas. En cualquier caso queda la ligera diversión, mientras se reparten críticas suaves a la cultura del postureo en internet, el culto al aspecto físico y a la eterna juventud, y a los excesos en el cariño a los animales, aquí mininos.

5/10
Jefe

2018 | Jefe

César es el jefe de una lucrativa empresa ubicada en el centro de Madrid. Al llegar el lunes a la oficina se encuentra con la desagradable noticia de que están a punto de irse a la quiebra, sus acciones han caído gravemente y tienen un serio problema con hacienda. A eso se suma que su mujer le deja de patitas en la calle y le comunica el divorcio. En esos momentos críticos, César pasará los siguientes días sin salir en su oficina y casualmente estrechará lazos con una limpiadora. El madrileño Sergio Barrejón debuta como director de largometrajes, después de haber escrito guiones de entidad, como el de Hijo de Caín o el de la serie Servir y proteger. Aquí cambia por completo de registro y entrega una comedia bastante gamberra, a ratos muy disparatada, que tiene lugar durante una semana en el interior de una oficina. El desigual guión de Natxo López y Marta Piedade dibuja un protagonista que es una completa calamidad. Déspota, hedonista, drogata, sucio, caradura, patético..., reúne todas las peores características que puede tener un jefe al que odiar. Y sin embargo se hace querer a su manera. Llevada con ritmo ágil, reducido presupuesto y una correcta dirección de actores, la primera impresión es que estamos simplemente ante una película baratita, de baja calidad, zafia y grosera (lo es y mucho), pero hay que reconocer que Jefe tiene también algunos momentos graciosos. Las escenas del mensajero de la esposa o los de la vigilante existencialista que lee a Shakespeare y a Molière funcionan y arrancan inevitablemente la sonrisa. Sin embargo, el plato fuerte, claro, es Luis Callejo (Tarde para la ira). Nada funcionaría mínimamente sin su composición, donde da rienda suelta a una asombrosa colección de excesos sin cuento, verborrea y aspavientos del todo exagerados.

4/10
Esa sensación

2016 | Esa sensación

Una mujer se relaciona apasionadamente con objetos de la ciudad y un hombre espía a su padre por las calles, mientras un virus lleva a la gente a decir y hacer cosas sin querer. Tres historias cruzadas sobre el amor, la fe y la voluntad.

La mano invisible

2016 | La mano invisible

Un mecánico, un albañil, una mujer de la limpieza, una telefonista, un mozo de almacén y un informático son reclutados para llevar a cabo su trabajo habitual ante una audiencia. Bajo esta premisa, y mediante una sobria puesta en escena, La mano invisible convierte a los trabajadores de cuello azul en un producto de entretenimiento. Esta condición de espectáculo, precisamente, vacía los oficios con que estos personajes han bastido su identidad de cualquier sentido productivo y los vuelve todavía más vulnerables a la explotación laboral. A medida que la presión se agrave, la dimensión escénica de su trabajo será una fuente suplementaria de conflictividad.

Sexo fácil, películas tristes

2015 | Sexo fácil, películas tristes

Primer largometraje del guionista argentino Alejo Flah, guionista de la miniserie de Juan José Campanella Vientos de Agua. Su libreto fue escogido para participar en el laboratorio de guiones de Sundance para proyectos iberoamericanos, y ha acabado convirtiéndose en una coproducción hispano-argentina. En Sexo fácil, películas tristes un productor contrata en Buenos Aires al guionista Pablo Diuk para que escriba una comedia romántica. Mientras su relación con su novia, Valeria, entra en crisis, Diuk teje las peripecias de ficción de Víctor, diseñador gráfico madrileño que conoce casualmente en una librería a Marina, una bailarina de la que se enamora, con la que vivirá una historia de amor idílica... Aunque sus personajes desorientados, que no saben a dónde van, están muy vistos en el cine actual, Sexo fácil, películas tristes logra cierta frescura, al comparar las desventuras del libretista principal con los clichés del cine romántico, a los que saca cierta punta. Cuenta también con esforzadas interpretaciones, sobre todo por parte de Marta Etura, Quim Gutiérrez y Carlos Areces, protagonistas de la parte 'ficticia'. En el campo de la 'realidad', a Ernesto Alterio le falta algo de fuerza, pero cumple. A pesar de algún momento logrado, y de ideas resultonas, como el paso de un personaje de una de las historias a la otra, queda finalmente la sensación de que la idea podía haber dado más de sí, sobre todo cuando trata de lograr dramatismo. Aún así, resulta palpable cierto esfuerzo de Flah por componer un film que enganche, por lo que se puede vaticinarle futuro en el campo de la realización.

5/10
Barcelona, noche de invierno

2015 | Barcelona, nit d'hivern

Tras el fenómeno de "Barcelona, noche de verano", llega "Barcelona, noche de invierno", una secuela en la que nos reencontraremos con algunos de los personajes favoritos de la primera entrega viviendo otro capítulo de sus peculiares romances durante una mágica noche de Reyes.

Todo el mundo lo sabe

2014 | Todo el mundo lo sabe

2014. Marta Sainz, joven opositora tiene como amante de Eduardo, un hombre de negocios involucrado en negocios ilegales. Éste acaba siendo detenido por la policía, y acaba en prisión, donde intima con Rodrigo Santos, el “Polilla”. Torpe cinta española de cine negro que por momentos intenta seguir la estela de La conversación, de Francis Ford Coppola. Su denuncia de la corrupción podría haber dado juego, pero no logra enganchar en ningún momento.

3/10
Tres bodas de más

2013 | Tres bodas de más

Ruth no tiene suerte en el amor. Su último novio le ha dejado y ella es infeliz, incapaz de retener a los hombres a su lado. Y el colmo es que sus ex tienen el descaro de invitarla a sus respectivas bodas... Ruth trabaja en un laboratorio de biología marina, investigando sobre la regeneración celular en las langostas. Pero es una chica insegura y no le dan mucha cancha. Espoleará un poco su autoestima el nuevo becario, Daniel, un tipo simpático que sufre al ver como una chica tan estupenda se deja pisotear por la gente que hay a su alrededor. Comedieta muy "a la española", con todo lo que eso conlleva desde el punto de vista de la ligereza, el humor, la ordinariez y las pocas pretensiones. Inma Cuesta (Águila roja) hace un trabajo convincente como la gafe protagonista, una chica sin suerte cuya vida es un desastre desde el punto de vista emocional. La acompañan algunos actores de gran pegada en la actualidad, como Quim Gutiérrez o un desfasado Paco León. Incluso tienen su gracia las almodovarianas maneras de Rossy de Palma, en el papel de la madre calavera de la protagonista. Pero al margen de las interpretaciones, el director de Promoción fantasma, el catalán Javier Ruiz Caldera, se equivoca esta vez con el humor escatológico y desagradable. Porque Tres bodas de más acaba siendo tan sólo un monumento a lo banal y lo grosero, una historia que abusa sin medida del chiste fácil, pobre, apoyado únicamente en el tono enormemente soez y superficial del guión, donde el color verde y los toques marrones lo emborronan todo.

3/10
Faraday

2013 | Faraday

Faraday es un supuesto telépata frustrado, que está empezando a perder su fe en lo paranormal. Su novia, Diana, es una bloguera cuya máxima aspiración es ser una famosa de internet. Una amiga les pasa el contacto de un piso barato para que puedan independizarse, pero una vez allí descubren que está encantado...

Últimos tráilers y vídeos