IMG-LOGO

Biografía

Constance Zimmer

Constance Zimmer

49 años

Constance Zimmer

Nació el 11 de Octubre de 1970 en Seattle, Washington, EE.UU.
Filmografía
House of Cards (6ª temporada)

2018 | House of Cards | Serie TV

Decepcionante última temporada de House of Cards, que tuvo que enfrentarse al desafío de prescindir de su actor principal, Kevin Spacey, por los escándalos sexuales de los que ha sido acusado, cuando ya se había iniciado su producción. Esto obligó a una reescritura completa de lo previsto y al retraso en su lanzamiento. La presión que debieron sentir los guionistas puede imaginarse, estar a la altura de las anteriores temporadas desprovistos de su principal arma, el formidable actor. La ausencia del personaje que justifica toda el entramado, el carismático y maquiavélico Frank Underwood, acaba pesando demasiado, no deja de estar presente como un fantasma, y el recurso a jugar con esta idea, la de una especie de no-muerto que se resiste a descansar en paz en su tumba, de sombra muy, muy alargada, no acaba de funcionar. No está Spacey-Underwood, y hablar de él todo el tiempo sólo complica las cosas, aumentando la añoranza, el espectador le echa de menos aunque no quiera. Frank Underwood ha muerto. Con su prestigio por los suelos, no ha sido enterrado en Arlington sino en su Georgia natal, ironías de la vida, junto a la tumba de su padre al que tanto odiaba. ¿Por causas naturales? No está claro, aunque la versión oficial asegura que murió pacíficamente en la cama que compartía en la Casa Blanca con su esposa, la presidenta Claire Underwood. Se escuchan ruidos extraños en la residencia presidencial. ¿Será un fantasma? No, un pajarito se había colado y quedado emparedado, pero Claire lo encuentra y deja volar. La ambiciosa viuda trata de hacerse respetar, pero demasiadas personas poderosas a su alrededor piensan que es una marioneta que pueden manejar a su antojo. Destacan a este respecto el vicepresidente Mark Usher y los hermanos Shepherd, Bill y Annette. Por otro lado el fiel Doug Stamper, siempre una especie de perrito faldero de Frank, desearía el indulto presidencial al que también aspiraba el ex presidente, y está ingresado en un centro psiquiátrico sometiéndose a sesiones de terapia. Es triste ser testigo de la decadencia de la serie, que aquí deviene en intrigas palaciegas que parecen una caricatura de los Borgia, nada queda de la grandeza shakespereana de los comienzos con una lady Macbeth de opereta, simulando una depresión; la impresión es que Beau Willimon se ha quitado de en medio del desaguisado, aunque siga figurando en los créditos como creador. Claire toma el testigo de Frank para dirigirse al espectador y desafiarle, echándole a la cara su pragmático cinismo, pero no es lo mismo, y se abusa del recurso. Tenemos a muchas mujeres con poder, tratando de encarnar el sueño feminista, pero sin garra ninguna, ya sea Annette, como una antigua amiga de la universidad de Claire y ahora rival, pobre recién llegada al naufragio Diane Lane, o a Jane, la mujer turbia a la que ya daba vida Patricia Clarkson, que comparte algunas escenas sonrojantes con el presidente ruso, negociando condiciones ventajosas para su presencia en Siria, aprovechando su presencia en el sepelio por la antigua secretaria de estado; aunque las más altas cotas del ridículo se alcanzan cuando asoma un gabinete para tiempos del #MeToo, a cuya causa el cinismo hace un flaco favor. Un personaje que da pena el el de Seth, que trabaja para los Shepherd como ridículo correveidile. Y la cuestión del aborto o una cuestión de paternidad, en fin, todo resulta, con perdón de "embarazoso" culebrón. A Robin Wright hay que reconocerle coraje por intentar sostener a su personaje, interpretándolo hasta el final, e incluso echando el telón del último episodio, que dirige, aunque no basta. Ahora sí, descansen en paz de una vez Frank Underwood y compañeros, y pasemos a otra cosa.

3/10
Entourage (El séquito)

2015 | Entourage

¡Victoria! La esperada adaptación para la gran pantalla de la serie El séquito por fin ve la luz. El terremoto Ari Gold ha vuelto de su retiro celestial en el paraíso italiano, y está preparado para dar guerra. Encerrado en un yate privado lleno de mujeres se encuentra Vinny (Adrian Grenier), recalcando lo dura que es la vida del actor. Su séquito está de camino y BOOM. ¡Los chicos están de vuelta! Comedia gamberra, ligera y ágil, tributo a los seguidores de la serie. La trama se centra en el debut tras las cámaras de la estrella de Hollywood Vincent Chase. El gran paso que puede acrecentar su leyenda o destruirla ha llegado. Con esta premisa, y en la línea de las series producidas por HBO, Doug Ellin presenta un torbellino de fiestas, desnudos y excesos. Se burla de la industria y todo el circo que la rodea llevándolo hasta el límite de lo extravagante. Es un film vacuo, con personajes poco desarrollados y una historia sencilla, pero con fluidez de diálogos y un ritmo que prácticamente no decae durante su metraje. Probablemente el público objetivo la olvide pronto, pero el seguidor de la serie agradecerá el volver a pasar un buen rato con sus chicos de Queens. Jeremy Piven nos regala de nuevo una interpretación memorable como el maleducado y misógino agente Ari Gold. Los mejores momentos del largometraje los copan las secuencias de este personaje que ya le dio la oportunidad de ganar el Globo de Oro y tres Emmy. El guionista y director, Doug Ellin, no ha logrado darle el peso necesario al resto de protagonistas, especialmente a una figura muy querida como Johnny Drama (Kevin Dillon). El resto – Vinny, Eric y Tortuga - pasan de largo casi sin permitir al espectador distinguir el color de sus ojos. No cabe duda de que esto jugará en su contra, ya que los protagonistas no tienen el carisma de la serie y los secundarios han perdido demasiado peso. Ellin se ha quedado a las orillas de demostrar que podía hacer algo más, pues las exigencias de adaptar un serie al cine en poco más de 100 minutos le han pasado factura. Al final la película respondería a un capítulo largo que reabre y cierra la trama definitivamente de forma digna y con un gran final. La esencia permanece y volvemos a ver divertidos cameos. Descontrol, sexo y crítica al mundillo de Hollywood son las bazas de la serie, y aquí vuelven a estar presentes.

6/10
Results

2015 | Results

House of Cards

2013 | House of Cards | Serie TV

Recién elegido el nuevo y demócrata presidente de Estados Unidos, el congresista Francis Underwood contaba con ser nombrado secretario de estado. Pero el ingrato presidente electo ha decidido no cumplir su promesa, las circunstancias políticas obligan. No queda convencido Underwood, que a partir de ese momento orquesta su particular venganza: no sólo torpedeará a quien el presidente ha señalado como secretario de estado para colocar a una mujer en su lugar, sino que apoyará una nueva ley de educación a su gusto, y filtrará información a su gusto a una bloguera del influyente diario The Washington Tribune; y todo ello con la apariencia de ser un fiel colaborador de la Casa Blanca, a la que no guardaría rencor. Entretanto la esposa de Francis, Claire, busca el modo de sacar adelante sus proyectos medioambientales sin ánimo de lucro, contando con que los fondos que manejará no son los deseados por la falta de consideración de que ha sido víctima él. Traslación a la realidad política americana de la novela del británico Michael Dobbs, que fue convertida en serie televisiva por la BBC en la última década del siglo XX. Se trata de un ambicioso proyecto de Netflix, el portal de internet para alquiler de películas y series televisivas, que de este modo se mete de lleno en la producción, incluso con el atrevimiento de haber puesto simultáneamente a disposición de sus usuarios, los 13 episodios de que consta su primera temporada. Los dos primeros capítulos los dirige el estiloso David Fincher, en su primera incursión televisiva, y otros cineastas ligados a House of Cards responden a los prestigiosos nombres de James Foley, Joel Schumacher, Carl Franklin y Allan Coulter, entre otros. El enfoque de House of Cards es tremendamente cínico: la entrega de Francis a la política es una exclusiva mirada a su propio ombligo, no consiste en otra cosa que en sentir el vértigo del poder y salirse con la suya, siempre desde una altura clarividente que mira a los demás con desprecio, sean “lobos” o de la “manada”. Ello se subraya con la escenas en que Francis, un papel a la medida de Kevin Spacey, mira directamente a cámara para exhibir sin tapujos su desprecio a los demás, su escasa confianza en la naturaleza humana la búsqueda de su exclusivo interés. Su matrimonio con Claire –no tienen hijos– parece más una fría asociación conveniente para ambos, que algo basado mínimamente en algo parecido al amor. Y los otros congresistas, la periodista, los ciudadanos sufrientes, no son más que peones sacrificables en su particular partida política de ajedrez; y ello porque tampoco es que sean mejores que él. Está claro que la serie, desarrollada en su versión yanqui por Beau Willimon, tiene gancho y está bien rodada. Logra intrigar y los actores hacen un buen trabajo. Pero la imagen que transmite de la actividad política es algo muy parecido a una cloaca donde nadie parece pensar que está prestando un servicio a los ciudadanos. Lo que resulta altamente deprimente.

6/10
Los babymakers

2012 | The Babymakers

Tommy no logra que su esposa se quede embarazada. En su orgullo dice que su esperma es de calidad, que ya donó hace tiempo a un banco. El caso es que con unos amigos organiza un plan para robar su "semilla vigorosa". Las comedias alrededor de la fecundación artificial abundan, y pocas logran superar la tentación de las bromas gruesas, lo que resulta comprensible, pues la concepción de un nuevo ser humano carece del contexto amoroso adecuado, y la supuesta asepsia del asunto tiene sus matices. Sea como fuere, el caso es que Jay Chandrasekhar entrega una comedia con muy poca gracia, se mire como se mire. De modo que aparte de contar con la presencia siempre agradable de Olivia Munn, poco más se puede destacar del film.

2/10
¡Vaya caos!

2007 | Chaos Theory

Frank es un tipo muy muy muy ordenado. Hace listas para todo, incluso hace listas para organizar esas listas iniciales. Su vida está completamente programada y él está encantado con ello. Pero un día, su puntualidad y organización fallan y llega 10 minutos al trabajo. Parece que su ordenada vida se acaba de derrumbar. Simpática comedia protagonizada por Ryan Reynolds, el cual en este título demostró sus dotes para este género, que repitió con posterioridad en películas como La proposición. El guión le saca mucho jugo a la idea de que un acto nimio puede tener una gran repercusión.

5/10
Boston Legal (3ª temporada)

2006 | Boston Legal | Serie TV

Jeffrey Coho, un abogado estrella de enorme reputación, se incorpora al bufete de abogados Crane. Su fichaje provoca todo tipo de celos entre sus nuevos compañeros. El primer caso al que tiene que enfrentarse es el asesinato de un magistrado. Jeffrey Coho, interpretado por Craig Bierko (Cinderella Man), no es el único fichaje de esta tercera temporada. También llega la abogada Claire Simms (Constance Zimmer).

5/10
Joan de Arcadia

2006 | Joan of Arcadia | Serie TV

Original serie televisiva que sigue las andanzas de una adolescente, Joan, que escucha la voz de Dios a través de las personas con las que se encuentra en la vida ordinaria. Como se ve, el título juega con la famosa Juana de Arco, que también oía voces que le encomendaron su misión divina al servicio del rey de Francia. Después de salvar a su hermano de un grave accidente de automóvil, Dios pedirá a Joan que mantenga las promesas que le ha hecho.Barbara Hall fue audaz en el planteamiento de su creación para la tele, e impuso a los guionistas un decálogo, a modo de 10 mandamientos que debían seguirse a rajatabla, como que Dios no interviene directamente, y por supuesto dar por sentada su existencia y la del demonio. La serie tuvo un total de 45 episodios, repartidos en dos temporadas.

6/10
Mystery Woman: Un asesino entre nosotros

2003 | Mystery Woman

Un famoso escritor es encontrado ahorcado en su despacho. Todas las sospechas apuntan a que se trata de un suicidio. Sin embargo, Samantha Kinsey, dueña de la librería "Mystery Woman", especializada en novelas de intriga criminal, no está de acuerdo con esa conclusión e investiga el caso por su cuenta. La película, escrita por Michael Sloan en 2003, es la primera de una larga serie de diez telefilmes que siempre siguen el mismo esquema, con la protagonista, interpretada por Kellie Martin, investigando crímenes por su cuenta.

4/10

Últimos tráilers y vídeos