IMG-LOGO

Biografía

Dario González Valderrama

Dario González Valderrama

Dario González Valderrama

Filmografía
Operación Concha

2017 | Operación Concha

Marcos (Karra Elejalde), productor de cine en la ruina, pretende levantar su empresa gracias a la contratación para su próxima película de una estrella rutilante, el actor de origen cubano Ray Silvela (Jordi Mollà). Pero cuando éste rechaza su participación en el proyecto y el dinero de la principal inversora está a punto de esfumarse, Marcos y su equipo deciden estafar a la multimillonaria haciéndole creer que han conseguido a Silvela como protagonista. Para ello sólo necesitan un doble del actor. El andaluz Antonio Cuadri tiene una amplia trayectoria como guionista y director desde que se diera a conocer con diversos capítulos de la serie Al salir de clase. De entre su filmografía, con títulos que no han tenido demasiado relieve comercial, destaca Eres mi héroe, tierna visión de la infancia, y Thomas vive, sobre una compañía teatral que ensaya una obra de Shakespeare. Si en ese último film abordaba por dentro el mundo del teatro, ahora Cuadri se mete de lleno en los entresijos de la producción cinematográfica con Operación Concha, una comedia disparatada sobre unos cineastas de tres al cuarto que intentan sacar tajada sirviéndose de una estafa, un poco al estilo de las películas clásicas. El resultado es irregular, pero podría haber sido peor. Eso parecía en los primeros compases del film, pues el arranque presagia otra españolada cutre y casposa. Sin embargo, el guionista Patxo Tellería intenta equilibrar la cosa con una trama variada, con ciertas vueltas y revueltas, que hacia el final se espabila a base de bien, con giros inesperados más o menos apañados, aunque eso suponga que el conjunto se alargue innecesariamente. Subraya el film que el cine no es lo que parece, la farsa reina por doquier entre cineastas y estrellas que no son juego limpio. Es indudable que ese enfoque ofrecen algunos momentos divertidos, aunque no para tirar cohetes, generados gracias al carisma de Karra Elejalde o al oficio de Jordi Mollà, que aquí hace alarde de su talento para imitar acentos y adoptar diversas personalidades.

4/10
El ministerio del tiempo (2ª temporada)

2016 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Nuevas andanzas de los agentes del Ministerio del Tiempo, que realizan misiones en el pasado para evitar que cambie la historia, a las órdenes de Salvador Martí. Javier Olivares sigue desarrollando la serie que creó junto a su fallecido hermano Pablo, que combina elementos didácticos con el entretenimiento puro y duro, una fórmula que funciona bien, aunque a veces las bromas pueden ser algo reiterativas. Tras los acontecimientos de la primera temporada, Julián Martínez, médico del Samur contemporáneo, ha sido retirado del trabajo de campo, y pasa consulta en la enfermería del Ministerio, lo que sirve para que tome decisiones inesperadas. Entretanto, a la universitaria del XIX Amelia Folch y al soldado de los tercios de Flandes Alonso de Entrerríos se les encomienda una misión junto al Cid Campeador, deben averiguar si el auténtico ha sido sustuido por un impostor. Además, Irene Larra recupera su puesto en el Ministerio, aunque deberá ganarse de nuevo la confianza de unos subalternos no satisfechos de sus manejos. Con más medios, y una dirección agil de Marc Vigil, la serie sigue destacando por su frescura, por ejemplo la idea de que unos cineastas puedan documentarse sobre una película histórica viajando al pasado y tomando imágenes con que arranca el primer episodio, tiene su gracia. Además se incorpora Hugo Silva en un papel de policía de 1981 apodado "Pacino" por su parecido con Al Pacino, y que se incorpora a la patrulla de Amelia y Alonso.

6/10
El ministerio del tiempo

2015 | El ministerio del tiempo | Serie TV

Original serie televisiva española sobre viajes en el tiempo, que tiene detrás a los creadores de Isabel, Javier y Pablo Olivares, no en balde ofrecen un simpático guiño asegurando que el ministerio del tiempo surgió durante su reinado. La trama parte de la idea de que en España, desde esa época, existe un ministerio que custodia diversas puertas que dan acceso a diversos momentos históricos; su misión es que la historia no cambie, pues si alguien la alterara, las consecuencias resultan imprevisibles. Para tal tarea cuenta con funcionarios de todos los tiempos, pero últimamente han creado un equipo de 3 miembros recién reclutados: Alonso de Entrerríos, soldado de los tercios de Flandes, que aporta la valentía física y el sentido del honor; Amelia Folcho, de finales del siglo XIX, y la primera mujer que estudia en las aulas de la Universidad de Barcelona; y Julián, enfermero del servicio de urgencias de Madrid en la actualidad, que perdió a su mujer en un accidente, con coraje algo alocado porque no tiene nada que perder. El primer caso en que deben trabajar implica a dos subalternos de Napoleón, que han venido al Madrid actual con idea de saber que pasó con las invasiones europeas de su jefe, y cambiar el pasado. Realmente, tras el visionado del primer episodio, hay que concluir que El ministerio del tiempo lo tiene todo para triunfar. Pues aúna diversos géneros con feliz fortuna, las aventuras, el fantástico, la intriga, el histórico e incluso la comedia, las bromas con las anacronismos, incluidos chistes sobre Alatriste, tienen su gracia. Los tres actores principales, Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda, están muy en su papel, y los secundarios que dan vida a sus superiores, por ejemplo Cayetana Guillén Cuervo, dan el tipo. El arranque es bueno, y la clave es que se ofrezcan argumentos que permitan que la cosa crezca, junto a los casos que es de imaginar irán variando de capítulo en capítulo, de intentos de cambiar la historia.

6/10
Paraíso

2013 | Paraíso

Carmen y Alfredo constituyen un matrimonio feliz. A él le sale un trabajo estupendo como informático en un banco, lo que les obliga a mudarse a México D.F., lo que a ella le cuesta un poco, pues supone dejar atrás a su numerosa familia, padres y hermanos. Una vez instalados en la capital, Carmen cobra conciencia de algo a lo que él y sus esposo nunca habían dado importancia: son gordos y la gente se ríe a hurtadillas de ello. Comenzará entonces una rigurosa dieta, en la que embarca a su esposo. Para sorpresa de ella, Alfredo seguirá rigurosamente los nuevos hábitos alimenticios y extenuantes ejercicios. En cambio a Carmen le toca disimular, hacer creer al marido que también está perdiendo peso. Una simpática comedia de la mexicana Mariana Chenillo (Cinco días sin Nora), de tintes decididamente comerciales, que comete el error de incluir innecesarias escenas de sexo que nada aportan a la descripción de una pareja sin complejos inicialmente, pero que por la presión social empieza a tenerlos. De otro modo habría quedado una “historia blanca” con pequeña moraleja, sobre el rumbo errático que uno puede tomar cuando se obsesiona con una cuestión como el aspecto físico, con divertidos pasajes humorísticos bastante ocurrentes. En cualquier caso prevalece el tono amable, y un inteligente uso de la pegadiza canción de Alaska “Ni tú ni nadie”, para hablar del perdón como actitud imprescindible si uno quiere triunfar en el amor. La pareja protagonista, Andrés Almeida y Daniela Rincón, está muy bien, ambos transmite la alegría ingenua nublada por los lodos de su nueva preocupación por la obesidad.

5/10
El sueño de Lú

2012 | El sueño de Lú

Cinco días sin Nora

2008 | Cinco días sin Nora

José y Nora se separaron hace más de 20 años. Viven en casas distintas, con vidas distintas, pero separadas únicamente por una calle. Un día José cuando va al piso de Nora para entregarle unos paquetes, la encuentra muerta. Nora se ha suicidado, algo que era de esperar puesto que en el pasado ya lo había intentado otras quince veces. José llamará al hijo de ambos y empezarán los preparativos para el entierro. Sin embargo, según la tradición judía hay una serie de impedimentos que exigen retrasar el sepelio cinco días... Varios comensales se verán obligados entonces a pasar esas jornadas en la casa, junto al cadáver de Nora. Comedia dramática, con abundante dosis de humor negro, que supone el debut en el largometraje de la mexicana Mariana Chenillo, directora y autora del guión. Que ha empezado con buen pie, lo demuestra el hecho de que Cinco días sin Nora ha cosechado más de una decena de premios internacionales. No obstante, aunque estamos ante un film estimable, tanto galardón se antoja bastante exagerado. Lenta y de puesta en escena rancia y pesarosa, lo mejor de la película es el tono que adopta Chenillo, una atmósfera peculiar y ambigua, y difícil de trasladar a la pantalla, pues va desde lo trágico a lo cómico en un santiamén, pasando por situaciones más propias del esperpento. El planteamiento ya de por sí tiene algo de kafkiano y, entre medias, la directora aprovecha ese aire de humorada mortuoria para criticar a las claras a judíos y católicos y a sus tradiciones. Quizá lo más sobresaliente de Cinco días sin Nora sea el trabajo del reparto, encabezado por su protagonista: un Fernando Luján espléndido, que obtuvo, esta vez sí merecidamente, el Premio al Mejor Actor en el Festival de Huelva.

4/10

Últimos tráilers y vídeos