IMG-LOGO

Biografía

Devin Druid

Devin Druid

22 años

Devin Druid

Nació el 27 de Enero de 1998 en Chesterfield, Virginia, EE.UU.
Filmografía
Greyhound: Enemigos bajo el mar

2020 | Greyhound

Vibrante adaptación de la novela de C.S. Forester “El buen pastor”, ambientada en los años de la Segunda Guerra Mundial. Describe la difícil tarea de los buques de guerra que cruzaban el Atlántico escoltando a las naves que llevaban suministros desde Estados Unidos, sobre todo en las zonas denominadas “agujeros negros”, donde no contaban con cobertura aérea y eran más vulnerables a los submarinos alemanes. El capitán Krause está al mando del destructor Keeling, y con nula experiencia bélica le toca pastorear a un grupo de barcos, pero verá puesto a prueba su liderazgo por el acecho del enemigo, que le obliga a tomar decisiones rápidas y no siempre fáciles. Tom Hanks ha mostrado siempre un gran interés por las historias ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, no en balde protagonizó Salvar al soldado Ryan, y produjo la serie Hermanos de sangre. Aquí asume el protagonista, firma el guion y produce a través de su compañía Playtone. Para la dirección ha contado con Aaron Schneider, que ganó un Oscar con su corto Two Soldiers, y que dirigió la notable El último gran día. El resultado es un film bélico de hechuras clásicas y rigor histórico, aunque la trama sea imaginada, donde a diferencia de las típicas películas de submarinos en que estas naves son las protagonistas, aquí solo las vislumbramos, son una presencia inquietante que no vemos del todo, tampoco a sus tripulantes, un poco el efecto Tiburón, para entendernos, lo que es bastante eficaz. Realizada con abundantes medios, los efectos visuales son notables, y el espectador puede ser testigo de las maniobras tácticas para atacar y defenderse, con los torpedos y otros barcos rozando la propia nave de un modo muy realista. Además la cinta es muy humana, rasgo al que ayuda la estupenda interpretación de Tom Hanks, que se ha convertido en uno de los actores más capaces de dar vida al típico héroe americano, que hace lo que hay que hacer sin darse importancia. Llama la atención cómo se subraya la sencilla piedad cristiana del personaje, y su preocupación por sus hombres, sin ser perfecto, a veces puede confundir sus nombres. Está arropado por un buen reparto con mucho rostro desconocido, destaca entre ellos Stephen Graham.

7/10
Por trece razones

2017 | 13 Reasons Why | Serie TV

Intrigante serie "teen", que adapta un best-seller de 2009 escrito por Jay Asher. Sigue el esquema de un clásico como El crepúsculo de los dioses, o de la serie Mujeres desesperadas, de contar con un narrador fallecido en trágicas circunstancias. Aquí se trata de la joven estudiante de instituto Hannah Baker, quien antes de suicidarse grabó, en plan retro, unas cintas de cassette donde daba 13 razones para explicar su fatal decisión. Todas las personas que de algún modo la empujaron a quitarse la vida reciben un paquete con una copia de la grabación. Uno de ellos es el tímido adolescente Clay Jensen, secretamente enamorado de Hannah, que va escuchando angustiado esa voz grabada que se diría que viene de ultratumba. Esta producción de Netflix con Paramount está bien rodada, y su punto de intriga atrapa. Por supuesto, se le puede achacar una mirada bastante superficial a la adolescencia, aunque subrayándose la típica confusión de esa etapa, acrecentada en los tiempos que corren por los móviles e internet, y la omnipresencia del sexo y la ideología de género. Se señalan algunos problemas y dificultades de esta etapa, acrecentadas por el entorno de unos padres despreocupados y de las nuevas tecnologías –acoso escolar, relaciones íntimas precoces, habladurías imposibles de dementir, obsesión por el aspecto físico, friquismo...–, pero como atmósfera donde desarrollar un suspense, que en ocasiones tiene algo de artificial. Los actores son grandes desconocidos, quizá se trata de una de las ventajas de este tipo de series que se estrenan directamente y de golpe en plataformas digitales: que se puede arriesgar con rostros con los que el espectador no está familiarizado, la apuesta está en unas tramas con capacidad de suscitar interés, contar con un equipo competente de guionistas, y algún director de relumbrón. Aquí se ha contado tras la cámara nada menos que con Tom McCarthy, cuyo Spotlight ganó en 2016 el Oscar a la mejor película.

6/10
Imperium

2016 | Imperium

La unidad antiterrorista del FBI detecta que por suelo estadounidense está circulando material radioactivo no controlado, que podría ser utilizado en un atentado terrorista. En la investigación de esta inquietante información trabajan principalmente bajo la hipótesis del terrorismo islámico, pero la agente Angela Zamparo cree que hay indicios de que el enemigo podría ser local, supremacistas blancos jaleados por Dallas Wolf, el popular conductor de un programa radiofónico que lanza consignas de extrema derecha. Tras ver las cualidades del tímido e inteligente analista Nate Foster en un interrogatorio, le persuade de que él es el tipo ideal para infiltrarse en un grupo neonazi y llegar hasta Wolf. Así que se hará pasar por un veterano de la guerra de Irak, harto del sistema, y que piensa que hay que pasar a la "acción" para cambiar las cosas. Debut en el largometraje del desconocido Daniel Ragussis, autor también del guión, inspirado por un antiguo agente del FBI, Michael German. La realización es correcta, pero no llega a apasionar, todo se describe con cierta distancia. A pesar de los esfuerzos de Daniel Radcliffe como infiltrado, en un papel que le va muy bien, no acaba de implicar emocionalmente, como debiera, cuando empatiza con alguno de los sujetos de ideas extremistas, como uno padre de familia. Y falta química con la supervisora encarnada por Toni Collette, bastante sosa con su personaje, al que nada aporta su eterno mascar de un chicle.

5/10
El amor es más fuerte que las bombas

2015 | Louder Than Bombs

Poco después de que su esposa dé a luz, el joven Jonah regresa a la casa familiar, donde su padre, Gene, convive con Conrad, el hermano adolescente, con motivo de la exposición que se prepara sobre su madre, la reputada fotógrafa de guerra Isabelle Reed, que murió en accidente de tráfico. Su progenitor, preocupado por el carácter difícil e introvertido de su hijo pequeño, descubrirá un importante secreto de la fallecida. Al chico danés Joachim Trier le falta muy poco, un 'von', para tener el mismo apellido que el director de cine más prestigioso del momento de su país. Su tercer trabajo, tras Reprise y Oslo, 31 de agosto, primero que rueda por completo en inglés, con reparto conocido a nivel internacional, también está cerca de la gloria. Una pena que no remate, pues el cineasta coloca muy bien las piezas, ya que construye unos personajes muy humanos, y su forma de contar la historia, dosificando los datos, mediante imaginativos planos, suple de sobra la falta de originalidad de un guión con puntos en común con Los descendientes. Aborda asuntos como el vacío por la pérdida de un ser querido, o las dificultades en la comunicación familiar. En Más fuerte que las bombas se agradece la recuperación para el cine de Gabriel Byrne, más centrado en los últimos tiempos en series como En terapia y Vikingos, que conmueve como cabeza de familia bloqueado por las circunstancias, en secuencias como aquélla en la que se suma a un videojuego online como intento desesperado de conversar con su hijo. Se ha elegido bien al resto del reparto, con Jesse Eisenberg (el hermano mayor), la veterana Isabelle Huppert (la fallecida en flash-backs), David Strathairn (compañero de profesión de esta última), Amy Ryan (una profesora), y el menos conocido Devin Druid (un adolescente conflictivo).

6/10
Olive Kitteridge

2014 | Olive Kitteridge | Serie TV

Miniserie basada en la obra homónima de Elizabeth Strout, ganadora del Pulitzter, y que en su versión televisiva tiene muchas papeletas para acaparar premios. Lo que sobre el papel consistía en un conjunto de relatos más bien independientes, con Olive Kitteridge como protagonista, en el sólido y bien estructurado guión de Jane Anderson se convierte en el amargo retrato de un matrimonio –Olive y Henry, que viven con su hijo, Christophe, en Maine–, a lo largo de 25 años. Ella es una maestra de escuela sin pelos en la lengua, siempre hiriente con los demás y que sólo ve lo negativo en las personas; lo contrario de él, farmacéutico, siempre risueño, pero que continuamente está recibiendo bofetones dialécticos de parte de su mujer. Con un reparto formidable –Frances McDormand y Richard Jenkins están sublimes–, domina un pesimismo existencial a la hora de pintar cómo determinadas actitudes vitales de las personas próximas pueden hacer un daño tremendo a cónyuges e hijos. Lo que conduce a soterradas vías de escape extramatrimoniales, a veces pura fantasía o deseos no convertidos en realidad, lo que no contribuye precisamente al equilibrio. La mirada de Strout y la directora Lisa Cholodenko –mucho mejor que en sus anteriores trabajos fílmicos –La calle de las tentaciones, Los chicos están bien– viene a ser como un puñetazo en el estómago, pues aunque en muchas actitudes pueda asistir la razón y hasta hay amor, éste se mezcla con rencores y reproches que como mínimo acaban ahogándolo, sino matándolo. La partitura musical de Carter Burwell y la fotografía de un paisaje como desangelado ayudan a crear la deseada atmósfera que invita a pensar que la vida es poco más que una broma pesada.

7/10

Últimos tráilers y vídeos