IMG-LOGO

Biografía

Don Roos

Don Roos

Filmografía
La sociedad literaria y el pastel de piel de patata

2018 | The Guernsey Literary and Potato Peel Pie Society

Juliet Ashton es articulista en prensa y escritora británica, que al término de la Segunda Guerra Mundial, está buscando tema para su próximo libro. Lo encontrará gracias al intercambio de cartas con un desconocido porquero que vive en una de las islas del Canal de la Mancha, Guernsey, cuando tiene noticias de la existencia de la Sociedad Literaria del Pastel de Piel de Patata, un club de libros nacido por casualidad en el contexto bélico, pero que afianzó de modo inesperado la pasión por la lectura entre sus componentes. Una deliciosa película, canto a la amistad, al amor y a las tertulias literarias, a la lectura y la escritura. Adapta un libro de Mary Ann Shaffer, que murió antes de verlo publicado, y que fue completado por su sobrina Annie Barrows. Su formato original, el intercambio epistolar de la protagonista con diversos componentes de la sociedad literaria a que alude el título, ha sido convenientemente adaptado por el inteligente guión de Thomas Bezucha, Don Roos y Kevin Hood, que de todos modos conserva la presencia de las cartas, mecanografiadas o manuscritas, algo que despertará la nostalgia del espectador que puede pensar que algo se ha perdido en tiempos de tecnologías digitales. Además, se manejan con acierto los saltos temporales, durante y después de la guerra. Queda lejos la época en que Mike Newell entregó su mejor y más celebrado film Cuatro bodas y un funeral (1994), aunque luego ha dirigido títulos estimables, incluido uno de la saga Harry Potter. Aquí recupera su mejor forma con una trama enmarcada en una situación histórica bastante desconocida, la ocupación nazi de parte de territorio británico durante la Segunda Guerra Mundial, las islas del Canal. La trama rebosa humanidad, y habla de la importancia de la camaradería y la confianza, el estrechamiento de lazos, la gozada de compartir una velada. También aborda el amor, que puede surgir inesperadamente, y juega al contraste entre la vida acelerada de la urbe londinense, y la tranquilidad campestre, lo que no significa ausencia de problemas, lo que quedará claro con un secreto que concierne a los habitantes de Guernsey y su relación con los alemanes. El reparto es fantástico, cada personaje tiene sus matices, pero destaca Lily James, que se confirma como una de las grandes estrellas femeninas del momento.

7/10
This Is Us (2ª temporada)

2017 | This Is Us | Serie TV

Segunda temporada de This Is Us, la lograda serie creada por Dan Fogelman acerca de las andanzas de la familia Pearson, los padres Jack y Rebecca, los hijos mellizos Kate y Kevin, más el adoptado afroamericano Randall, nacido el mismo día en el mismo hospital que sus nuevos hermanos. Mantiene el sólido y original esquema estructural de la temporada iniciática, o sea, seguir distintos planos temporales, donde se entregan piezas que componen un puzzle: Jack y Rebecca, con sus hijos niños y adolescentes, y éstos ya adultos, tratando de sacar adelante sus carreras profesionales, sus relaciones sentimentales, y en el caso de Randall, la nueva familia que ha creado. Entre las muchas subtramas que se van desarrollando, tenemos el alcoholismo de Jack y los esfuerzos con Rebecca para mantener la unidad familiar, a pesar de los errores que decepcionan; y elementos que han influido en la personalidad de Kevin –no ha sabido digerir la muerte de su padre–, Kate –además de sus problemas de sobrepeso, tiene el complejo de despertar la condescendencia materna– y Randall –la necesidad de conocer a sus padres biológicos, y el deseo de devolver lo recibido, adoptando de acuerdo con su esposa Beth y sus dos niñas a una adolescente problemática–. Es cierto que se ha perdido en parte el efecto “novedad”, pero se podría decir que Fogelman ha descubierto una fórmula que funciona muy bien y engancha, de modo que cada escena encierra una lección y un conjunto de emociones genuinas, evitando la sensación de que nos está ahogando con fácil moralina. En general tenemos personajes que se dejan llevar por la irritación y sus complejos, no son perfectos, pero que quedan en cierto modo desarmados por el amor y la comprensión que les muestran sus seres queridos, o al menos por su sinceridad sin tapujos; lo que en los tiempos cínicos que corren es muy de agradecer. Los actores se han hecho perfectamente con sus personajes. Y en las escenas emotivas, cuando conviene, se introduce equilibradamente el contrapunto del humor, o el recurso a las canciones. Además tienen su encanto los cameos de Ron Howard y, sobre todo, Sylvester Stallone, en algunos episodios, haciendo de sí mismos.

7/10
El amor y otras cosas imposibles

2009 | Love and Other Impossible Pursuits

Emilia es una joven abogada, que mantiene una larga aventura con Jack, un compañero mayor que ella, casado y con un niño, William. La cosa ha desembocado en ruptura de Jack y su esposa Carolyne, y posterior boda. En la nueva situación Emilia tiene serias dificultades para ganarse el afecto de su hijastro William, que se comporta con ella cruelmente, actitud aprendida de su insensible madre Carolyne. Por otro lado Emilia ha sido incapaz de superar el dolor por la muerte súbita de su hijo con Jack, recién nacido. A lo que suma sentimientos contrapuestos heredados de la ruptura matrimonial de sus padres.Don Roos, tanto en su faceta de guionista (Una pareja de tres) como en la director (Lo opuesto al sexo, Algo que contar), ha demostrado interés en contar historias sobre las dificultades de la vida familiar y matrimonial. Reincide en este terreno con su nuevo film, donde sabe componer a los distintos personajes, y sobre todo a su protagonista Emilia, una Natalie Portman que sigue demostrando una enorme madurez actoral. La idea es mostrar seres humanos creíbles, con actitudes egoístas de las que son conscientes y que deploran, aunque no combaten con la suficiente intensidad. Y en este terreno está bien pintada esa horrible capacidad de herir al prójimo con sutileza o sin contemplaciones; y también lo bonito que es conquistar al otro con una palabra amable, con una actitud generosa. Salpican la narración reproches nunca expresados con suficiente claridad, o un sentido de culpa intensificado por la insinceridad. El amor y otras cosas imposibles es una película imperfecta, no acaba de estar bien resuelta esta adaptación de una novela de Ayelet Waldman. Y sin embargo, está sembrada de pequeños milagros, momentos intensos capaces de conmover y hacer pensar, como la escena de la marcha del recuerdo por los bebés muertos en Central Park, o la de la conversación entre Emilia y Carolyn, o muchos pasajes compartidos por Emilia y el pequeño William.

6/10
Web Therapy

2008 | Web Therapy | Serie TV

Fiona Wallice pretende revolucionar el mundo de la terapia psicológica. Tras años realizando con sus pacientes las típicas sesiones de 50 minutos en las que éstos divagan sobre su infancia, sus sueños y sus temores ha creado la “terapia web”. En sesiones de tres minutos, vía webcam e internet, trata a sus pacientes. De esta manera, explica, se centran en lo que es realmente importante. Pero llevar a cabo una revolución de tales dimensiones y hacer de ello un negocio rentable, no es nada fácil y menos a día de hoy. Pero Fiona persiste y hará lo que sea con tal de conseguir pacientes que comulguen con su nuevo modo de hacer terapia. Lisa Kudrow es la creadora de esta producción con pretensiones de ser innovadora por la miniduración de sus capítulos, además de ser protagonista absoluta. La entrañable Phoebe de Friends propone una comedia fresca y original que pretende adentrarse en la naturaleza humana para comprender los problemas de la gente y reírse de esos problemas. Y lo hace recurriendo a un formato novedoso, el de la webcam. Constantemente vemos a una Fiona a través de su webcam, ya sea en la habitación intentando comunicarse con su marido o en su despacho para pasar consulta. Los pacientes se nos presentan también a través de la webcam, por lo que muchas veces crea el efecto de estar hablando directamente con el espectador. Se va construyendo de esta manera una historia (sumando los casos de cada paciente) que van conformando el día a día de la protagonista y mostrando la lucha que ella lleva a cabo para hacer de este sueño su modo de vida. Las relaciones de Fiona con su multimillonaria madre y su ocupado marido, se muestran también a través de la webcam y dan a conocer una faceta más de un personaje divertido, inteligente, sofisticado, ambicioso y un poco manipulador. Los distintos casos que se tratan desde la particular consulta de Fiona son de lo más variopintos, desde un tipo con problemas para el compromiso hasta un ex compañero locamente enamorado de ella… Podría pensarse que no, pero tres minutos dan para mucho y con Lisa Kudrow, para más.

5/10
Una pareja de tres

2008 | Marley & Me

Simpatiquísima película basada en el libro autobiográfico de John Grogan. La trama arranca con éste y Jennifer recién casados, ambos periodistas, que deciden mudarse a Florida, un clima cálido, dispuestos a ejercer allí su profesión. Ella tiene un puesto estupendo en un periódico, él logra por los pelos ocuparse de las noticias locales en otro diario. Aconsejado por su amigo Sebastian, que tiene el reporterismo en las venas, y es un ligón empedernido, John decide regalar a Jennifer un perro, con idea de dilatar el deseo expresado por ella de tener hijos. Y en efecto, se incorpora al hogar Marley, un perro tremendo, tremendo, que lo muerte todo y lo rompe todo, pero que se hace querer por el joven matrimonio. Además, es la ocasión de que John descubra su talento como columnista, tarea que su jefe le encarga de rebote, y que le sirve para pergeñar artículos sobre su vida doméstica, con Marley siempre muy presente, que enseguida se hacen tremendamente populares. El tiempo irá pasando, y formar una familia se convierte en prioridad. Llegará un hijo, y las cosas van a cambiar. Se hacen necesarios los sacrificios, la familia va creciendo y hay que renunciar a cosas para ejercer “el oficio más difícil del mundo” -así se dice en la película-, el de ser padre. David Frankel ya conectó con el público en El diablo viste de Prada. Aquí logra esa misma conexión, porque su historia es completamente universal, y se puede empatizar con ella. El cineasta, que maneja un sólido guión de Scott Frank y Don Roos, aborda la increíble aventura de formar una familia, mucho más arriesgada y apasionante que la vivida por Sebastian, enviado especial del New York Times en lugares en conflicto. Puede que John haya tenido que prescindir de un desarrollo profesional en esa línea, o que el compromiso de Jennifer de volcarse en el hogar tenga un precio alto, pero se insiste -y se apuntala bien- en la idea que se trata de una aventura tremendamente gratificante, porque se apoya en el sólido fundamento del amor y de la entrega. Contiene el film momentos muy divertidos, Owen Wilson y Jennifer Aniston bordan sus papeles, porque combinan el humor, con una buena caracterización de los momentos en que están desbordados. Y hay buenos secundarios, una inesperada Kathleen Turner, un eficaz Eric Dane y un estupendo Alan Arkin. Frankel maneja muy bien un vertiginoso pasaje en que encadena lo que sería un montón de divertidas columnas de John. Muchos dirán que la gran estrella de la película es Marley, el perro, y no les faltará razón, aunque en honor a la verdad hay que decir que parece que hasta 22 canes fueron usados para el papel. El caso es que el perro se convierte en un miembro más de la familia, y se hace querer, no es de esos chuchos insoportables que a veces se cuelan en las películas, y que sólo se dedican a hacer monerías. El afecto que padres e hijos cobran por Marley es comprensible y no resulta desmesurado, Frankel lo sabe mantener en los términos justos de quienes, en el caso de los padres, han pasado tantas cosas junto al animal. De los sacrificios a que obliga el compromiso familiar es muy representativo ese collar, regalo de John a Jennifer, que se traga Marley. La posterior espera y desmenuzamiento de los excrementos con una manguera, es una adecuada metáfora de cómo, las cosas que merecen la pena, exigen pasar por algunas tribulaciones.

6/10
Un final feliz

2005 | Happy Endings

Tres historias interrelacionadas. La primera cuenta los problemas entre un padre (Ray Liotta) y un hijo enamorados de la misma mujer (Maggie Gyllenhaal). La segunda retrata a dos matrimonios en el que uno de los maridos podría ser el padre del hijo recién nacido del otro matrimonio. Y la tercera describe los chantajes que una mujer (Lisa Kudrow) sufre por parte de un productor de televisión que le ofrece información sobre el paradero de su hijo dado en adopción.  Caótica relación de tres historias que se complementan entre sí, pero que la poca profundidad de los personajes harán que cueste recordarlos junto con las distinas situaciones que se presentan.

5/10
Algo que contar

2000 | Bounce

Buddy, ejecutivo de éxito, se encuentra atrapado en el aeropuerto de Chicago a causa de un temporal. En su larga espera conocerá a Greg, un padre de familia que va a pasar las navidades con los suyos, y una bella y enigmática mujer. Buddy tendrá que decidir embarcar en su vuelo o disfrutar de una aventura amorosa en Chicago. Affleck y Paltrow, dos estrellas en alza, protagonizan este drama romántico cuyo argumento esconde más de un enigma, porque aquí no todo es lo que parece. Don Roos escribe y dirige con pulso firme esta historia llena de verdades a medias.

4/10
Lo opuesto al sexo

1998 | The Opposite of Sex

Una jovencita de 16 años, que está de vuelta de todo, se va a vivir con su hermano homosexual. Allí sus vidas se complican un rato cuando llevan a cabo juntos un robo. Disparatada película, que convirtió a la Christina Ricci de La familia Addams y Casper en una Lolita vampiresa de mucho cuidado.

4/10
Diabólicas

1996 | Diabolique

Guy es el director de un colegio masculino situado en medio del campo. Se trata de un tipo despreciable y ególatra, que maltrata casi por igual a Mia, su esposa, y a Nicole, su amante, ambas profesoras del colegio. La situación es tal que las dos mujeres deciden aunar esfuerzos para asesinarle. Todo parece salir bien, hasta que la desaparición del cadáver de Guy del lugar donde debía ser encontrado y la llegada de una detective enredan las cosas. Jeremiah Chechik cambia de registro tras la romántica Benny & Joon, al dirigir el remake de una conocida película de Henri-Georges Clouzot, en la que el suspense y la sorpresa son elementos clave. Aunque el thriller permite jugar con algo más de margen en las reglas de la narración, Chechik y su guionista Don Roos descuidan demasiado la justificación de las acciones de sus personajes. No basta con decir que Guy es un malvado: ello debe tener su reflejo en la pantalla, y con algo más que la escena, un tanto ridícula, en que obliga a su esposa a comer el almuerzo que los alumnos rechazan como intragable. La confabulación de Mia y Nicole para matar a su "ogro" no se explica bien; debería mostrarse cómo han superado los naturales celos mutuos; desde luego, el recurso a una atracción lésbica es muy artificial. Aunque la estructura narrativa falle, y haya trucos fáciles como momentos efectistas o erotismo, los defectos se ocultan en parte gracias a los abundantes medios con que cuenta la producción. Los actores están bien escogidos, y aunque los personajes podían estar mejor tratados, aguantan bien el tipo. La fotografía de Peter James es magnífica; de tono sombrío, incluso en las escenas diurnas, contribuye a la creación de una adecuada atmósfera opresiva. Más convencional es el uso de una abundante imaginería católica, como si la religión fuera la culpable de haber convertido a la ex monja Mia en una persona débil y asustadiza.

4/10
Sólo ellas... Los chicos a un lado

1995 | Boys on the Side

Las vidas de tres mujeres se unen de modo aparentemente casual al emprender juntas un viaje en coche hacia San Diego. Ellas son Jane (Whoopi Goldberg), una mujer de color, lesbiana; Robin (Mary-Louise Parker), enferma de sida; y Holly (Drew Barrymore), una joven promiscua que espera un bebé, y cuyo compañero sentimental muere accidentalmente de modo violento. Cada una aprenderá a sobrellevar los problemas de las otras. El director dirige bien a unas buenas actrices, dota de ritmo a la película, se apoya bien en las canciones. Alguna secuencia es notable, como la del conmovedor final: en ella la cámara recorre los rostros de los asistentes a una fiesta mientras Jane canta a su amiga Robin, hasta que se da a entender el transcurrir del tiempo. No faltan los buenos sentimientos, palpables en el sacrificio por las amigas o en la aceptación de la enfermedad y la muerte, aunque esto último esté planteado sin ningún atisbo de trascendencia. El veterano Herbert Ross sabe contar una historia basada en la amistad entre mujeres, recuérdese la interesante Magnolias de acero. Pero, a pesar de que la publicidad habla de «una película que celebra el arte de sobrevivir, el don de la risa y el milagro de la amistad», el film es algo más que eso. Con sinceridad, Herbert Ross ha comentado su opinión: «La familia tal como se ha entendido hasta hoy, con padre, madre e hijos biológicos, ya no es la única opción posible en nuestra sociedad». Efectivamente, a partir de un guión de Dan Roos, bien construido pero muy tramposo, la película trata de hacer aceptables las relaciones homosexuales. Se sigue la estela de otra película de éxito: Philadelphia; sin estruendos, suavemente, se muestran personajes que se sorprenden de que Jane sea lesbiana para luego asumirlo como algo natural; junto a esto se trata de dar una visión festiva de la promiscuidad. Ante la fuerza con que surgen las «nuevas opciones» de que habla el director, la familia tradicional queda tan desvaída como los recuerdos familiares del pasado que, en blanco y negro, asaltan a veces a Robin.

4/10
Por encima de todo

1992 | Love Field

La historia arranca con el asesinato del presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy. Una mujer (Michelle Pfeiffer), que vive en Tejas, queda profundamente afectada. Así que decide acudir a su funeral en Washington. Durante el viaje conoce a un misterioso hombre de color que regresa a su hogar con su hija de seis años. A lo largo del viaje y tras diversas aventuras, esta mujer comprobará cómo el destino de los grandes hombres influye en el de los corrientes. Adoptando la estructrura de una "road movie", Jonathan Kaplan, consigue reunir con habilidad en el film elementos tan dispares como thriller, intriga, romanticismo y comedia. Destaca el estupendo trabajo realizado por los actores, en especial por Michelle Pfeiffer, que se llevó un Oso de Plata en el Festival de Berlín, y por Dennis Haysbert. El film cuenta con una elaborada ambientación y con la banda sonora de Jerry Goldsmith

4/10
Mujer blanca soltera busca...

1992 | Single White Female

Cuando Allison Jones comprueba que su novio le engaña decide echarlo de su casa de Nueva York y alquilar una habitación a otra persona. La mejor candidata resulta ser Hedra, una tímida joven con la que Allison parece rápidamente congeniar debido a su buen corazón. Pero las cosas no son como parecen. Intrigante y morboso thriller dirigido por Barbet Schroeder (El misterio Von Bulow), quien, con guión de Don Roos (El amor y otras cosas imposibles), adapta con buena e inquietante atmósfera una novela de John Lutz. La película ofrece numerosos momentos de insano erotismo y escenas de angustia opresiva apoyadas en una trama de demencia mental que resulta muy efectiva. Magnífica Bridget Fonda.

5/10
El amor y otras cosas imposibles

2009 | Love and Other Impossible Pursuits

Emilia es una joven abogada, que mantiene una larga aventura con Jack, un compañero mayor que ella, casado y con un niño, William. La cosa ha desembocado en ruptura de Jack y su esposa Carolyne, y posterior boda. En la nueva situación Emilia tiene serias dificultades para ganarse el afecto de su hijastro William, que se comporta con ella cruelmente, actitud aprendida de su insensible madre Carolyne. Por otro lado Emilia ha sido incapaz de superar el dolor por la muerte súbita de su hijo con Jack, recién nacido. A lo que suma sentimientos contrapuestos heredados de la ruptura matrimonial de sus padres.Don Roos, tanto en su faceta de guionista (Una pareja de tres) como en la director (Lo opuesto al sexo, Algo que contar), ha demostrado interés en contar historias sobre las dificultades de la vida familiar y matrimonial. Reincide en este terreno con su nuevo film, donde sabe componer a los distintos personajes, y sobre todo a su protagonista Emilia, una Natalie Portman que sigue demostrando una enorme madurez actoral. La idea es mostrar seres humanos creíbles, con actitudes egoístas de las que son conscientes y que deploran, aunque no combaten con la suficiente intensidad. Y en este terreno está bien pintada esa horrible capacidad de herir al prójimo con sutileza o sin contemplaciones; y también lo bonito que es conquistar al otro con una palabra amable, con una actitud generosa. Salpican la narración reproches nunca expresados con suficiente claridad, o un sentido de culpa intensificado por la insinceridad. El amor y otras cosas imposibles es una película imperfecta, no acaba de estar bien resuelta esta adaptación de una novela de Ayelet Waldman. Y sin embargo, está sembrada de pequeños milagros, momentos intensos capaces de conmover y hacer pensar, como la escena de la marcha del recuerdo por los bebés muertos en Central Park, o la de la conversación entre Emilia y Carolyn, o muchos pasajes compartidos por Emilia y el pequeño William.

6/10
Web Therapy

2008 | Web Therapy | Serie TV

Fiona Wallice pretende revolucionar el mundo de la terapia psicológica. Tras años realizando con sus pacientes las típicas sesiones de 50 minutos en las que éstos divagan sobre su infancia, sus sueños y sus temores ha creado la “terapia web”. En sesiones de tres minutos, vía webcam e internet, trata a sus pacientes. De esta manera, explica, se centran en lo que es realmente importante. Pero llevar a cabo una revolución de tales dimensiones y hacer de ello un negocio rentable, no es nada fácil y menos a día de hoy. Pero Fiona persiste y hará lo que sea con tal de conseguir pacientes que comulguen con su nuevo modo de hacer terapia. Lisa Kudrow es la creadora de esta producción con pretensiones de ser innovadora por la miniduración de sus capítulos, además de ser protagonista absoluta. La entrañable Phoebe de Friends propone una comedia fresca y original que pretende adentrarse en la naturaleza humana para comprender los problemas de la gente y reírse de esos problemas. Y lo hace recurriendo a un formato novedoso, el de la webcam. Constantemente vemos a una Fiona a través de su webcam, ya sea en la habitación intentando comunicarse con su marido o en su despacho para pasar consulta. Los pacientes se nos presentan también a través de la webcam, por lo que muchas veces crea el efecto de estar hablando directamente con el espectador. Se va construyendo de esta manera una historia (sumando los casos de cada paciente) que van conformando el día a día de la protagonista y mostrando la lucha que ella lleva a cabo para hacer de este sueño su modo de vida. Las relaciones de Fiona con su multimillonaria madre y su ocupado marido, se muestran también a través de la webcam y dan a conocer una faceta más de un personaje divertido, inteligente, sofisticado, ambicioso y un poco manipulador. Los distintos casos que se tratan desde la particular consulta de Fiona son de lo más variopintos, desde un tipo con problemas para el compromiso hasta un ex compañero locamente enamorado de ella… Podría pensarse que no, pero tres minutos dan para mucho y con Lisa Kudrow, para más.

5/10
Un final feliz

2005 | Happy Endings

Tres historias interrelacionadas. La primera cuenta los problemas entre un padre (Ray Liotta) y un hijo enamorados de la misma mujer (Maggie Gyllenhaal). La segunda retrata a dos matrimonios en el que uno de los maridos podría ser el padre del hijo recién nacido del otro matrimonio. Y la tercera describe los chantajes que una mujer (Lisa Kudrow) sufre por parte de un productor de televisión que le ofrece información sobre el paradero de su hijo dado en adopción.  Caótica relación de tres historias que se complementan entre sí, pero que la poca profundidad de los personajes harán que cueste recordarlos junto con las distinas situaciones que se presentan.

5/10
Algo que contar

2000 | Bounce

Buddy, ejecutivo de éxito, se encuentra atrapado en el aeropuerto de Chicago a causa de un temporal. En su larga espera conocerá a Greg, un padre de familia que va a pasar las navidades con los suyos, y una bella y enigmática mujer. Buddy tendrá que decidir embarcar en su vuelo o disfrutar de una aventura amorosa en Chicago. Affleck y Paltrow, dos estrellas en alza, protagonizan este drama romántico cuyo argumento esconde más de un enigma, porque aquí no todo es lo que parece. Don Roos escribe y dirige con pulso firme esta historia llena de verdades a medias.

4/10
Lo opuesto al sexo

1998 | The Opposite of Sex

Una jovencita de 16 años, que está de vuelta de todo, se va a vivir con su hermano homosexual. Allí sus vidas se complican un rato cuando llevan a cabo juntos un robo. Disparatada película, que convirtió a la Christina Ricci de La familia Addams y Casper en una Lolita vampiresa de mucho cuidado.

4/10
Web Therapy

2008 | Web Therapy | Serie TV

Fiona Wallice pretende revolucionar el mundo de la terapia psicológica. Tras años realizando con sus pacientes las típicas sesiones de 50 minutos en las que éstos divagan sobre su infancia, sus sueños y sus temores ha creado la “terapia web”. En sesiones de tres minutos, vía webcam e internet, trata a sus pacientes. De esta manera, explica, se centran en lo que es realmente importante. Pero llevar a cabo una revolución de tales dimensiones y hacer de ello un negocio rentable, no es nada fácil y menos a día de hoy. Pero Fiona persiste y hará lo que sea con tal de conseguir pacientes que comulguen con su nuevo modo de hacer terapia. Lisa Kudrow es la creadora de esta producción con pretensiones de ser innovadora por la miniduración de sus capítulos, además de ser protagonista absoluta. La entrañable Phoebe de Friends propone una comedia fresca y original que pretende adentrarse en la naturaleza humana para comprender los problemas de la gente y reírse de esos problemas. Y lo hace recurriendo a un formato novedoso, el de la webcam. Constantemente vemos a una Fiona a través de su webcam, ya sea en la habitación intentando comunicarse con su marido o en su despacho para pasar consulta. Los pacientes se nos presentan también a través de la webcam, por lo que muchas veces crea el efecto de estar hablando directamente con el espectador. Se va construyendo de esta manera una historia (sumando los casos de cada paciente) que van conformando el día a día de la protagonista y mostrando la lucha que ella lleva a cabo para hacer de este sueño su modo de vida. Las relaciones de Fiona con su multimillonaria madre y su ocupado marido, se muestran también a través de la webcam y dan a conocer una faceta más de un personaje divertido, inteligente, sofisticado, ambicioso y un poco manipulador. Los distintos casos que se tratan desde la particular consulta de Fiona son de lo más variopintos, desde un tipo con problemas para el compromiso hasta un ex compañero locamente enamorado de ella… Podría pensarse que no, pero tres minutos dan para mucho y con Lisa Kudrow, para más.

5/10

Últimos tráilers y vídeos