IMG-LOGO

Biografía

Emma Vilarasau

Emma Vilarasau

Emma Vilarasau

Filmografía
Los niños salvajes

2012 | Els nens salvatges

Álex, Gabi y Oki. Tres adolescentes de instituto con sus problemas. Están siendo interrogados, por separado, no sabemos si en el instituto, o tal vez en una comisaría. Al hilo de las preguntas conocemos su historia e inquietudes en un gran núcleo urbano en Cataluña, entre el botellón, el ligoteo y el anhelo de algo más capaz de llenarles, el amor y la amistad. El arte urbano, el kickboxing, el compartir inquietudes, podrían ser salidas a la falta de entendimiento con padres, profesores y una esforzada orientadora, que no logran conectar, a veces porque no saben cómo, en otras ocasiones por no prestar la debida atención. Los niños salvajes es una interesante mirada al mundo adolescente actual de Patricia Ferreira, que coescribe el guión con Virgina Yagüe. La estructura del libreto se revela inteligente, pues nos hace preguntarnos qué les ha ocurrido a los tres adolescentes protagonistas, lo que añade a la radiografía social un punto de intriga. El film pone sobre el tapete cuestiones muy interesante cómo la educación en las aulas, y la relación entre padres e hijos, cuestión generacional que se complica por la crisis galopante y las frustraciones de los adultos, que carecen de unos ideales lo suficientemente consistentes para que se constituyan en valioso legado para sus hijos. Es cierto que el desenlace de Los niños salvajes se antoja un golpe de efecto excesivo, aunque tiene la ventaja de la sorpresa capaz de noquear al espectador. Y el personaje del profesor cafre está demasiado cercano a la caricatura. Pero salvados estos defectos tenemos un buen cuadro de esos “niños salvajes”, a los que se les arrebata la inocencia y la ilusión demasiado pronto: el punto de vista del film viene a ser que, antes de culpabilizar a los chicos, lo adultos deben preguntarse qué están haciendo por ellos, aparte de condenarles de antemano al fracaso. Ferreira maneja bien la cámara en mano, y logra el ritmo que demanda la historia, con momentos para el reposo, a la orilla del mar, y otros dinámicos, como la invasión del centro comercial a ritmo de rap. Los tres chicos protagonistas, Àlex Monner, Albert Baró y Marina Comas, están muy bien, y los adultos, decididamente secundarios, apoyan perfectamente, con mención especial para Ana Fernández, que tiene una escena con la orientadora donde demuestra lo gran actriz que es.

6/10
Mujeres en el parque

2006 | Mujeres en el parque

Tercera colaboración del cineasta Felipe Vega con el escritor Manuel Hidalgo, tras Grandes ocasiones y Nubes de Verano. En un panorama cinematográfico español repleto de ‘Torrentes’, se agradecen las buenas intenciones de Vega e Hidalgo de abordar asuntos de interés, en este caso las consecuencias de la liberación sexual de los 70. Desde entonces arrastra graves problemas el matrimonio formado por Daniel, reputado pianista y profesor de música, y Ana, una galerista. Sus discusiones provocan que decidan separarse, después de muchos años de unión. Daniel se refugia en los brazos de Clara, otra mujer con la que parece mantener una relación desde hace bastante tiempo, con el consentimiento de su ex mujer. La separación de Daniel y Ana afecta sobre todo a Mónica, hija de la pareja, una estudiante de periodismo que se enfrenta a la dura tarea de encontrar trabajo. No sólo parte Felipe Vega de un conflicto interesante, sino que además  ha escogido a correctos actores, hasta ahora relegados a papeles secundarios casi siempre. Destaca la joven Bárbara Lennie, que demostró su valía en Obaba. Además del dolor de la destrucción familiar, aborda asuntos de interés, como la incomunicación y el choque generacional. Por desgracia, todo se queda en buenas intenciones, pues a la hora de la verdad, Felipe Vega no logra secuencias con la intensidad dramática que la historia le pide. Y es que Vega es un director academicista, tan correcto como insulso. 

4/10
Para que no me olvides

2005 | Para que no me olvides

Tres generaciones conviven bajo el mismo techo. El anciano Mateo, es un hombre recio, marcado por la represión que padeció su familia en la guerra, por parte del bando nacional. Su hija Irene, mujer separada a la que la amargura ha agriado el carácter, da clases de teatro a un grupo de invidentes. Finalmente está David, hijo único de Irena, vitalista estudiante de arquitectura, muy enamorado de Clara, una cajera. Lo única nube aparente en la vida de David es el descontento de su madre, por su noviazgo. Pero un suceso trágico estrechará los lazos de los personajes por caminos inesperados. La gallega Patricia Ferreira, directora de Sé quién eres y El alquimista impaciente, entrega un drama digno y de argumento bien trabado, excepto en su desenlace algo meloso e increíble. La mejor parte corresponde a la relación entre Irene y Clara, personajes muy bien interpretados por Emma Vilarasau y Marta Etura. La evolución que sigue su relación, desde que les toca pasar largas horas juntas en el pasillo de un hospital, desprende credibilidad. En cambio, volver a los fantasmas de la guerra civil agota, y la idea no acaba de integrarse en el conjunto. Una pena, porque Fernán Gómez está como suele, es decir, inconmensurable.

6/10
Utopía (2003)

2003 | Utopía

Adrián es un tipo muy especial, con un don que quisiera no tener: es un precognitor, que de vez en cuando tiene premoniciones de muertes. Como las que anunció a un comisario de policía, poco antes de que estallara un coche bomba, que se llevó por delante a su esposa e hijo. Ha tratado de huir de una especie de sociedad en la que se reúnen los precognitores, para tratar de llevar una vida normal, lo que no es fácil. En éstas, su vida se va a cruzar con la de Ángela, una niña bien que se convirtió en guerrillera de una extraña secta; y con la del mencionado policía, que ahora se dedica a desprogramar a personas que han caído en las redes de sectas peligrosas. María Ripoll, la directora de Lluvia en los zapatos y Tortilla Soup se pasa al thriller con efectos modernillos a lo Seven. Después de un inicio impactante, seguimos la intriga que conduce a una misteriosa organización que responde al nombre de “Utopía”. Protagoniza la cinta Leonardo Sbaraglia, bastante aficionado a los dones inexplicables, como demostró en Intacto. Comparte reparto con Najwa (pronúnciese “Nasua”, no “náusea”, como dice algún graciosete no demasiado fan de la actriz) Nimri.

4/10
Los sin nombre

1999 | Los sin nombre

Una niña desaparece. Aparece su cuerpo, brutalmente mutilado. Cinco años después, la madre ha superado (es un decir) la pesadilla. Hasta que recibe la llamada de una voz femenina que asegura que es su hija. Acude entonces al policía que investigo el caso tiempo atrás. Todo parece señalar a la actuación de una secta pseudorreligiosa: ‘los sin nombre’. Desasosegadora película firmada por Jaume Balagueró, que adapta una novela de Ramsey Campbell. El film presenta una sociedad que ha tocado fondo, que recuerda a títulos emblemáticos como Seven. Fotografía de tonos fríos y música inquietante contribuyen a crear una atmósfera de terror psicológico.

5/10
La fiebre del oro

1993 | La febre d'Or

Barcelona, 1880. Nadie sabe lo que tiene hasta el día que lo pierde. Gil Foix era un hombre pobre y no poseía nada de valor, hasta que un día se convierte en millonario gracias a una estupenda inversión que realizó en la bolsa de Barcelona. Pero debido a la codicia y a los aires de grandeza sumados a la llegada de una importante crisis, pronto el dinero que tan rápidamente amanso se esfumará con la misma velocidad. Basado en la novela de Narcís Oller, se trata de un extenso drama histórico que relata cómo la crisis financiera afecta a un hombre que acaba de salir de la escasez y cómo afronta los nuevos desafíos que se le presentan. El versátil Fernando Guillen interpreta con empaque al protagonista Gil Foix. 

5/10

Últimos tráilers y vídeos