IMG-LOGO

Biografía

Espen Sandberg

Espen Sandberg

Espen Sandberg

Filmografía
Amundsen

2019 | Amundsen

El noruego Roald Amundsen (1872-1928) es uno de los más importantes exploradores de la historia. Es conocido sobre todo por haber dirigido en 1911 la primera expedición que llegó al Polo Sur, venciendo en su carera al británico Robert Scott, casi tan célebre como él. Pero Amundsen no se paró en aquella hazaña y siempre quiso emprender cualquier aventura con tal de ser el primero en realizarla. Su arrojo era asombroso. Sin embargo, su personalidad era difícil y tenía un carácter individualista que con facilidad le distanciaba de las personas que tenía alrededor e incluso de sus seres más queridos. Esta película arroja luz acerca de las hazañas de Amundsen, llevadas a cabo en la segunda y tercera décadas del siglo XX. Tras la cámara se sitúa quizá el director noruego de mayor proyección internacional en la actualidad, Espen Sandberg, que tiene en su haber películas importantes como Max Manus o Kon-Tiki y que dio el salto internacional sobre todo con Piratas del Caribe: La venganza de Salazar. Ahora, como en las dos primeras películas citadas, vuelve a centrarse en un héroe de su país ampliamente conocido por el público. El guión de Ravn Lanesskog se centra en tres aspectos de la vida de Amundsen: sus viajes, su amor por distintas mujeres y la relación con su hermano. Es esta última cuestión la que proporciona las mejores claves para conocerle como persona y casi la que ejerce como columna vertebral del film. Funciona magníficamente en este sentido el arranque, con la sincera conversación nocturna entre el hermano y la amante, un buen modo de introducir la historia del héroe ausente y generar interés. Sin embargo, aunque la película es correcta, tiene en contra algunas particularidades que restan emoción. En primer lugar, la personalidad de Amundsen es poco atractiva, un tipo seriote y envarado, con modos de actuar poco agradables. La primera discusión en el Polo Sur con un hombre de su expedición o el desprecio que le hace a su hermano en una de las recepciones finales enmarcan ese aspecto que se repite en la narración. En segundo lugar, hay poco énfasis en las hazañas, se pasa por ellas de refilón, de modo que la escasa épica de lo que vemos no le hace ningún favor. Por último, aunque hay un cuidadoso y realista diseño de producción, la trama es siempre tristona, huye de momentos intensos, de planos o secuencias llamativas (qué poco partido se saca al ataque del oso, por ejemplo), lo que genera una sensación algo plomiza, más si cabe durante la última media hora. Destaca el tratamiento fotográfico de Pål Ulvik Rokseth y entre el reparto sobresalen especialmente Christian Rubeck y Katherine Waterston, en los papeles del hermano Leon y la prometida de Amundsen, Bess Magids. Mientras que el actor Pål Sverre Hagen logra de sobra el objetivo de hacer distante al protagonista.

5/10
Piratas del Caribe: La venganza de Salazar

2017 | Pirates of the Caribbean: Dead Men Tell No Tales

Un antiguo enemigo de Jack Sparrow, el capitán Salazar, sólo piensa en matarlo, pues el pirata del rimmel le condenó a una terrible maldición, por la que navega errante con su ejército de fantasmas. Para localizar a su odiado rival contará con la ayuda de un viejo conocido, el capitán Barbossa. Por su parte, el hijo de Will Turner –éste presa de otro hechizo que lo mantiene en estado fantasmal en el fondo del mar– busca también a Sparrow, pues le puede ayudar a encontrar el Tridente de Poseidón con el que salvar a su padre. Se sumará al equipo Carina Smyth, intrépida chica capaz de leer los mapas estelares. Una entrega más de la saga de "Piratas del Caribe" (y van cinco). Tras el correcto trabajo de Rob Marshall en la anterior película, el equipo de producción, con Jerry Bruckheimer al frente, ha echado mano esta vez de dos cineastas noruegos, Espen Sandberg y Joachim Rønning (Max Manus, Kon-Tiki), acostumbrados a formar equipo, para plasmar en imágenes el cargadito guión de Jeff Nathanson (Atrápame si puedes), que agrupa todo lo que se puede esperar de otra entrega de la franquicia: mucha acción, fantasía a raudales, monumentales efectos especiales, maldiciones mágicas y el consabido sentido del humor. Desde luego hay que reconocer que la historia está narrada con un ritmo trepidante, sostenido durante toda la película, enviando al espectador de un lugar a otro, de una subtrama a otra, de una acción a otra, del mar a tierra firme, de modo que no da tiempo a aburrirse. Otra cosa es que lo que vemos sorprenda de alguna forma, que no es así. Sigue teniendo el tono paródico y fantasioso de anteriores filmes, algo que otorga al conjunto el carácter de un simple divertimento humorístico con poca hondura, y absolutamente previsible en su desarrollo general, aunque también contenga alguna sorpresilla. Ayuda al espectáculo el despliegue de efectos especiales, a veces asombroso, como en la larga secuencia inicial o en el clímax final en el fondo del océano. No se comprende, sin embargo, el pobre papel de la banda sonora, muy desaprovechada por Geoff Zanelli, quien ni siquiera recupera como debiera el "leitmotiv" original de la saga, tan reconocible y gratificante para espectador. Por otra parte, lo peor de Piratas del Caribe: La venganza de Salazar es probablemente un Jack Sparrow que cada vez resulta más tontaina y prescindible. Con el paso de los años Johnny Depp se ha anquilosado en sus gestos y exageraciones y su personaje está fuera de la realidad; su pícara inteligencia, su audacia y su valentía se han evaporado definitivamente, para convertirse ya en un mero comparsa cómico, salvado siempre de los peligros por no se sabe qué casualidades. En cambio, en la línea de lo que viene siendo habitual en el cine de los últimos tiempos el film intenta recuperar el espíritu de los inicios con la inclusión de dos jóvenes aguerridos y valientes que son capaces de arrostrar peligros sin cuento en persecución de sus ideales. Así el impulsivo Henry Turner y la intrépida Carina Smyth vienen a ser un trasunto juvenil de Will Turner y Elizabeth Swann, y son los encargados de aportar a la trama el contenido más clásico y aventurero. El magnífico trabajo de Breton Thwaites (Dioses de Egipto) y Kaya Scodelario (El corredor del laberinto) es crucial en este film y además promete larga vida a la saga. Mientras tanto, el lado aparatoso y fantástico viene de la mano de Barbossa y Salazar, éste interpretado por un Javier Bardem que vuelve a bordar al malvado de turno. El origen de su odio a Jack Sparrow da lugar a una de las mejores escenas de la película. Y aviso para navegantes: permanezcan en sus butacas durante los títulos de crédito, pues al término de los mismos se incluye una breve escena final.

6/10
Marco Polo

2014 | Marco Polo | Serie TV

Hasta las lejanas tierras de Mongolia viaja el comerciante Niccolò Polo que, acompañado por su hijo Marco, pretende hacer negocios con el poderoso Kublai Khan (Benedict Wong), sobrino y heredero del célebre Gengis Khan. Pero al llegar a la corte Kublai se muestra poco confiado con las intenciones del extranjero, por lo que, ante el estupor de Marco Polo (Lorenzo Richelmy), el negociante veneciano propone dejar allí a su hijo, bajo custodia del Khan hasta su regreso. Una de las primeras series de Netflix, cuyo éxito se basa en aunar aventura, tono épico, intriga y aire legendario, junto con un tratamiento explícito del sexo y la violencia. Todo ello se encuentra en la corte mongola del gran Kublai Khan, en donde Marco Polo –cuyas experiencias reales dejó escritas en "El libro de las maravillas", que inspiran la serie– se hospeda y va prosperando en estima por parte del Khan, lo cual llega no sin sufrimiento y rencillas por parte de los allegados. Lo cierto es que "el latino" –como le llaman allí– va encontrándose cada día más en su salsa, aunque también sabe que es una libertad relativa pues en realidad es un servidor-prosionero. Así se convertirá poco a poco en uno de los consejeros del Khan a la hora de luchar contra su enemigo chino –el poderoso y cruel Jia Sidao–, al que éste termina por apreciar por su sinceridad, lealtad y una visión diferente de la naturaleza humana. También tendrá tiempo el protagonista en encontrar el amor e intimar con Kokachin, una bella mujer que encierra un peligroso secreto, y también con el ciego experto en artes marciales Cien-Ojos. La producción es digna de las grandes series, pues cuenta con un gran despliegue de medios. El guión juega sus cartas equilibradamente y siempre resulta entretenido, mientras que la dirección es hábil y no pierde pulso. Los actores, sin resultar memorables, están bien, y hay algunas caras especialmente conocidas, como la de Joan Chen (El último emperador), en el papel de la inteligente emperatriz Chabi.

6/10
Kon-Tiki

2012 | Kon-Tiki

En 1947 el noruego Thor Heyerdahl llevó a cabo una de las proezas más increíbles de la historia. Según él la Polinesia no había sido colonizada desde Asia, como se creía entonces, sino que los hombres llegaron desde el este, en concreto desde Perú. Pero, para probar su teoría, a Heyerdahl no le cabía otra opción que revivirla tal y como sucedió 1.500 años atrás. Eso significaba construir una balsa con materiales naturales e intentar llegar a su destino confiando únicamente en rústicos elementos de navegación, el mapa de las estrellas y los vientos y las corrientes marinas. Este film recrea esa increíble aventura que Heyerdahl y otros cinco hombres llevaron a cabo. Fue un peligroso periplo oceánico de más de 100 días, en el que se dejaron llevar por las corrientes marinas desde las costas del Perú hasta la isla polinésica de Raroia, a 8.000 kilómetros de distancia. La calidad de la cinta viene avalada por su nominación al Oscar en habla no inglesa. Desde luego, a priori resulta muy atractiva una historia de este tipo, que ofrece una muestra de la grandeza y la audacia sin límites del espíritu humano. El peligro en este caso viene por dos frentes: el primero es que se trata de una aventura conocida, cuyo desenlace no será imprevisible, y en segundo lugar hay un riesgo de aburrir al contar una larga historia con una única localización –una balsa en medio del océano– durante la mayor parte del metraje. Para intentar mantener el interés, el guión de Petter Skavlan introduce varios elementos, como tormentas, peligros de tiburones, compañía de ballenas, crisis personales, hasta flash-backs, etc., que resultan más o menos eficaces. Destaca sin embargo, el estudio humano de personajes –algunos mejor tratados que otros–, que incluye las tensiones surgidas entre ellos durante la arriesgada expedición. Por encima de todos se eleva sin duda la personalidad del protagonista, Thor Heyerdahl (Pål Sverre Hagen), capaz de pagar un alto precio personal por la consecución de su meta. El romance con Liv está espléndidamente narrado y mantiene un agridulce equilibrio, y está bien perfilada su ingenua y enorme ambición, unida a una seguridad en sí mismo que roza la imprudencia. En el apartado técnico está claro que la fotografía resulta tan preciosa y contemplativa como lo es el océano Pacífico, mientras que algunos sones de la partitura contienen la épica perfecta para la historia.

6/10
Max Manus

2008 | Max Manus

II Guerra Mundial. Tras luchar contra el ejército ruso, el soldado noruego Max Manus regresa a su país. Lo encuentra ocupado por las tropas nazis y decide implicarse al cien por cien en la resistencia noruega. Liderará así a todos los que estén dispuestos a sabotear al enemigo. Poderoso drama bélico que recrea la historia real de su protagonista, que quedó escrita en dos libros publicados antes de su muerte en 1996. Considerado un héroe en su país por su carismática oposición al régimen nazi, el protagonista está interpretado por Aksel Hennie (Headhunters), un actor de gran relevancia en Noruega. Galardonada con varios premios ceinematográficos, Max Manus está dirigida con mano firme por Joachim Rønning y Espen Sandberg, un tándem que cuatro años después conseguiría la nominación al Oscar gracias a su película Kon-Tiki.

6/10
Bandidas

2006 | Bandidas

El francés Luc Besson escribe y produce un western repleto de elementos humorísticos, protagonizado por Penélope Cruz, a quien ya produjo en la fallida Fanfan la tulipe, y su amiga Salma Hayek, que llevaban algún tiempo queriendo trabajar juntas.  Besson brinda la oportunidad de debutar en el largometraje a dos directores noruegos, los treintañeros Joachim Roenning y Espen Sandberg, que proceden del mundo de la publicidad. El argumento recuerda a algún que otro clásico del western. Tyler Jackson y sus hombres, que supuestamente trabajan para un banco neoyorquino, aterrorizan a los habitantes de Santa Rita, una tranquila localidad mexicana, para obligar a sus habitantes a vender sus tierras por un dólar. María Álvarez, humilde hija de un granjero herido por la banda de Jackson, decide unirse a la malcriada burguesa Sara Sandoval, cuyo padre, director del banco, ha tenido peor suerte y ha sido asesinado. Juntas atracan el banco del padre de Sara, para entregar el dinero a los campesinos extorsionados, al más puro estilo de Robin Hood. Los inexpertos cineastas parecen convencidos de que los gags funcionarán mejor si sus actores gesticulan exageradamente, lo que da al traste con la credibilidad de la película. Tampoco dan con el tono de cine de aventuras clásico que supuestamente pretenden, parten de un guión absolutamente fallido y carecen de presupuesto para rodar secuencias de acción que tengan un mínimo de espectacularidad. En suma, una oportunidad fallida de recuperar el western, único género inventado por el cine.

3/10

Últimos tráilers y vídeos