IMG-LOGO

Biografía

Gideon Emery

Gideon Emery

Gideon Emery

Filmografía
En el filo de las olas 2

2011 | Blue Crush 2

Dana, una surfista de California, marcha a las asombrosas costas de Sudáfrica decidida a cumplir el sueño de su madre, surfear en el legendario Jeffrey's Bay. Llevando nada más que el diario de su madre como guía y junto a un maravilloso grupo de fanáticos de este deporte, Dana se enfrenta a olas épicas, aunque la gente de la localidad y sus propios amigos temen por ella.

4/10
Ladrones

2010 | Takers

Cinco amiguetes consiguen mantener una vida de grandes lujos, coches caros y muchos gastos a base de los sustanciosos botines de sus atracos a bancos. Siempre han planificado al milímetro sus golpes, de modo que hasta el momento no les han detenido. El único “percance” es que años atrás atraparon a Ghost, un viejo compañero, que tras cumplir su condena sale de la cárcel. Éste tiene información sobre un furgón que transporta una gran cantidad de dinero y les propone a sus antiguos compañeros dar un golpe. Mientras, Jack Welles, un violento policía que ha sacrificado su vida personal para imponer la justicia, se propone atrapar a la banda, cueste lo que cueste. Estamos ante otra típica cinta más de policías y ladrones. El desconocido cineasta John Luessenhop, que hasta ahora sólo tenía en su haber Prisión sin ley, del año 2000, coescribe y dirige esta actualización de clásicos del género como La jungla de asfalto. Los personajes son clichés, el esquema recuerda al de cualquier otra película del género, y el guión no tiene demasiada complicaciones. La trama es hueca, salvo por alguna pequeña nota sobre la corrupción, la lealtad y la traición. Sin embargo, el tal Luessenhop ha reclutado a actores lo suficientemente solventes, entre los que se debe mencionar a Matt Dillon –muy creíble como duro policía– y Paul Walker, que logra que el público empatice con su amoral personaje. Las actrices principales, Zoe Saldana y Marianne Jean-Baptiste, pese a su buen hacer, apenas tienen cancha. El ritmo es dinámico, y técnicamente es un film impecable. Los tiroteos y persecuciones están bien rodados, en un estilo que quiere recordar –las comparaciones son odiosas– a películas de Michael Mann tipo Heat.

5/10
Cocodrilo: Un asesino en serie

2007 | Primeval

Gustave es un cocodrilo gigante que ha matado a más de 300 personas. La película se basa en la existencia real de esta criatura, que ha protagonizado numerosos reportajes, y que, dado su currículum, está casi más cerca de la leyenda. El animalito llama la atención de un grupo de norteamericanos –productor, cámara y periodista– que acuden a África para rodar un documental sobre el intento de captura de Gustave. Ni que decir tiene que una vez allí nada parece tan “sencillo” como sobre el papel en Estados Unidos, especialmente cuando lo ven actuar y comprueban su capacidad mortífera. La película sigue con los patrones clásicos del género de animales y monstruos que se dedican a atacar despiadadamente a los seres humanos. Ocurren todas esas cosas que hacen preguntarse al espectador: ¿por qué no salen del agua si saben que ese bicho está cerca? Y en este sentido hay una lucha espectacular del animalito con una jaula a modo de trampa con la que pretendían cazarlo. Pero Cocodrilo: un asesino en serie no es otro Tiburón. La historia se desarrolla en el norte de Burundi, cerca de la frontera con Rwanda, donde los señores de la guerra campan a sus anchas. Y otro Gustave es uno de esos señores que siembra de crímenes los lugares por donde pasa. He aquí la originalidad y error de la película. Cuando el espectador empieza a enfocar la historia desde el punto de vista ligero, de saltar en la butaca y morderse un poco las uñas, la cosa cambia radicalmente y el Gustave animalito cede paso al humano, si es que se le puede llamar así. La cinta entonces toma una línea tipo Hotel Rwanda o Disparando a perros en cuanto a su denuncia los abusos que se comenten en África sin que los países del primer mundo hagan algo por impedirlo. Estas dos atmósferas, ligera y comprometida, hacen que el espectador tenga que cambiar el chip en varias ocasiones y que llegue a perder el hilo, porque mientras el humor está presente en la parte del monstruo acuático, la seriedad es total –no es para menos– en la del señor de la guerra. La cinta no acaba de funcionar, ya que en cierta manera es como ver dos películas en una, sin que ninguna de las dos acabe de cuajar por falta de desarrollo.

3/10
Aguas sangrientas

2003 | Red Water

Qué contento se habría puesto “le comandant” Cousteau si se hubiera encontrado un tiburón que viviera en los ríos, haciendo compañía a las truchas. Desde luego, le pega un buen susto a un grupo de bañistas que en verano se bañan despreocupados en el hasta entonces tranquilo Mississippi. Un grupo de excavadores se ve obligado a intentar parar los colmillos al escualo, y así poder seguir trabajando. Así comienza esta versión fluvial de Tiburón, con el protagonista de La bamba.

3/10

Últimos tráilers y vídeos