Cocodrilo: Un asesino en serie - Película - decine21
IMG-LOGO
Cocodrilo: Un asesino en serie
3 /10 decine21

Cocodrilo: Un asesino en serie

Primeval

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
3 /10 decine21

Crítica

Monstruo y guerra

Gustave es un cocodrilo gigante que ha matado a más de 300 personas. La película se basa en la existencia real de esta criatura, que ha protagonizado numerosos reportajes, y que, dado su currículum, está casi más cerca de la leyenda. El animalito llama la atención de un grupo de norteamericanos –productor, cámara y periodista– que acuden a África para rodar un documental sobre el intento de captura de Gustave. Ni que decir tiene que una vez allí nada parece tan “sencillo” como sobre el papel en Estados Unidos, especialmente cuando lo ven actuar y comprueban su capacidad mortífera.

La película sigue con los patrones clásicos del género de animales y monstruos que se dedican a atacar despiadadamente a los seres humanos. Ocurren todas esas cosas que hacen preguntarse al espectador: ¿por qué no salen del agua si saben que ese bicho está cerca? Y en este sentido hay una lucha espectacular del animalito con una jaula a modo de trampa con la que pretendían cazarlo. Pero Cocodrilo: un asesino en serie no es otro Tiburón.

La historia se desarrolla en el norte de Burundi, cerca de la frontera con Rwanda, donde los señores de la guerra campan a sus anchas. Y otro Gustave es uno de esos señores que siembra de crímenes los lugares por donde pasa. He aquí la originalidad y error de la película. Cuando el espectador empieza a enfocar la historia desde el punto de vista ligero, de saltar en la butaca y morderse un poco las uñas, la cosa cambia radicalmente y el Gustave animalito cede paso al humano, si es que se le puede llamar así. La cinta entonces toma una línea tipo Hotel Rwanda o Disparando a perros en cuanto a su denuncia los abusos que se comenten en África sin que los países del primer mundo hagan algo por impedirlo. Estas dos atmósferas, ligera y comprometida, hacen que el espectador tenga que cambiar el chip en varias ocasiones y que llegue a perder el hilo, porque mientras el humor está presente en la parte del monstruo acuático, la seriedad es total –no es para menos– en la del señor de la guerra. La cinta no acaba de funcionar, ya que en cierta manera es como ver dos películas en una, sin que ninguna de las dos acabe de cuajar por falta de desarrollo.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers