IMG-LOGO

Biografía

Mark Waters

Mark Waters

Filmografía
Bad Santa 2

2016 | Bad Santa 2

Vampire Academy

2014 | Vampire Academy

Adaptación del primer volumen de la saga de seis libros de Richelle Mead, destinada al público adolescente. Dirige Mark Waters, que cuenta con experiencia en este terreno, pues ya llevó al cine la novela juvenil Las crónicas de Spiderwick. Vampire Academy tiene como protagonista a Rose Hathaway, una 'dhampir' (mitad vampiro y humana) que ha consagrado su vida a defender a su mejor amiga, la inocente princesa Lissa Dragomir, que pertenece a la especie de los 'moroi' (vampiros no violentos), y está amenazada por los letales 'strigoi'. Ambas jóvenes han huido de la institución educativa en la que están internadas, pero el guardaespaldas Dimitri Belikov consigue capturarlas y enviarlas de vuelta. Resulta evidente que Vampire Academy trata de recuperar elementos de otras franquicias de éxito, hasta el punto de que la trama parece una mezcla entre Crepúsculo y Harry Potter, por la presencia de vampiros, rígidos internados, poderes mágicos, amores juveniles. Por desgracia, el guión del hermano mayor del realizador, Daniel Waters (Batman vuelve) parece no tomarse demasiado en serio la poco estimulante mitología propuesta en la saga, y sus diálogos nunca resultan naturales. Se entiende que el film se haya estrellado estrepitosamente en Estados Unidos pese a que tiene detrás a los astutos hermanos Weinstein. En el amplio reparto de Vampire Academy se salvan la joven protagonista, Zoey Deutch (Hermosas criaturas) y el veterano Gabriel Byrne, tan expresivo como es habitual en el rol de una especie de príncipe vampiro que ha contraído una gravez enfermedad. Por contra resultan claramente sobreactuadas en esta ocasión Olga Kurylenko –la directora de la academia– y Joely Richardson –Tatiana, reina de los vampiros–.

4/10
Las brujas de East End

2013 | Witches of East End | Serie TV

Los pingüinos del Sr. Poper

2011 | Mr. Popper's Penguins

Jim Carrey protagoniza esta adaptación del libro infantil de Richard y Florence Atwater, considerado un clásico en los países de habla inglesa. Aunque se editó en 1938, la trama está adaptada a la actualidad, y cambia sustanciosos detalles. Por ejemplo, el protagonista, el Sr. Poper, ya no vive en una pequeña ciudad sino en la bulliciosa Nueva York, y no conversa por radio con el almirante Drake, de expedición por la Antártida, sino con su propio padre, desde su infancia. Poper tiene éxito en una gran empresa dedicada al negocio inmobiliario, y está a punto de convertirse en socio, aunque para ello tiene que conseguir comprar la única propiedad privada de Central Park. Aunque consigue hablar con la propietaria, Mrs. Van Gundy, ésta no accede a vender porque no le considera un hombre equilibrado con sólidos valores. Y está en lo cierto, pues demuestra pocos escrúpulos en su trabajo, y echó a perder su matrimonio con Amanda, con la que tiene dos hijos, y que ahora mantiene otra relación. La vida del Señor Poper cambiará por completo cuando recibe como herencia por parte de su padre –explorador con el que no se ha relacionado mucho, salvo a través de las ondas radiofónicas– un pingüino al que se unirán otros cinco... Dirige con el suficiente pulso Mark Waters (Las crónicas de Spiderwick), que por un lado da rienda suelta a Jim Carrey para sus excesos y muecas, que a veces logran las risas esperadas. Por otro lado, también aprovecha que cuenta con un sólido elenco de secundarios en el que destaca Carla Cugino y la veteranísima Angela Lansbury como la honesta Mrs. Van Gundy. También es un acierto que se mantenga el tono familiar, muy alejado de las comedias más groseras de Carrey, como Dos tontos muy tontos. Además, encierra un inteligente alegato a favor de la unidad familiar, y los efectos especiales otorgan una gran expresividad a los pingüinos protagonistas, cada uno con una personalidad propia.

6/10
Los fantasmas de mis ex novias

2009 | Ghosts of Girlfriends Past

Enésima variación del "Cuento de Navidad" de Charles Dickens, aquí transmutado en comedia romántica con boda de por medio, y situado en un contexto contemporáneo. Ah, y no transcurre en Navidad.  Sigue al impresentable fotógrafo de moda Connor, mujeriego empedernido, que no cree en el amor ni por supuesto en el matrimonio. Pero va a acudir a la boda de su hermano Paul, lo que propicia un reencuentro con su ex novia Jenny. A sus declaraciones nada oportunas acerca del matrimonio seguirá la aparición de su fallecido tío Wayne, que le anuncia la visita de los fantasmas de las novias pasadas, presentes y futuras, que le mostrarán el mal camino por el que anda, y lo que le aguarda. Tal perspectiva puede ayudar a rectificar. Como es bien sabido, el cuento de Dickens es universal, y marca un patrón que si se respeta, da resultados aceptables por muy torpe que el adaptador de turno sea. En esta ocasión Mark Waters (Chicas malas, Ponte en mi lugar) logra resultados discretos, más que nada por la incoherencia propia de quien quiere "nadar y guardar la ropa", algo de lo que se resiente la narración, a la que falta solidez, pese a la brillantez de algún gag. Así, por supuesto que quiere apostar por el amor verdadero y tal, pero a la vez busca la complicidad acomodaticia con un estilo de vida superficial, donde sólo se piensa en sexo, en acostarse con quien sea; y esto es como buscar la cuadratura del círculo. El reparto de guapetones incluye a Matthew McConaughey y Jennifer Garner, mientras que Michael Douglas se lo pasa en grande encarnando al casquivano tío Wayne.

5/10
Las crónicas de Spiderwick

2008 | The Spiderwick Chronicles

Helen se traslada a vivir con sus tres hijos –los gemelos Simon y Jared, y su hermana Mallory– a un caserón heredado de su familia, el clan de los Spiderwick. Se encuentra en un doloroso proceso de separación de su esposo, algo que lleva especialmente mal Jared, un chico despierto e imaginativo que culpa de la situación a la madre; su hermano Simon es más tranquilo, el típico empollón; y Mallory cumple con su papel de hermana mayor algo mandona, además de ser experta en esgrima. Alrededor de los Spiderwick corren extrañas historias; la tía Lucinda está recluida en un manicomio, y poco se sabe del padre de ésta, Arthur, que se dedicaba a investigar criaturas mágicas. Precisamente Jared va a encontrar por casualidad, en un cuarto polvoriento, la obra magna de Arthur: su guía de campo de criaturas mágicas, que se encuentra sellado pues en su interior alberga secretos y encantamientos muy codiciados por Mulgarath, un ogro malvado que con su pandilla de trasgos hará lo que sea por hacerse con el libro. Eso sí, la familia está protegida cuando se encuentra dentro de un círculo que rodea el caserón… aunque tal vez no por mucho tiempo. Simpática película familiar de aventuras de corte fantástico, producida por el matrimonio Frank Marshall-Kathleen Kennedy, que adapta una novela de Tony DiTerlizzi y Holly Black. En el equipo de guionistas destaca el nombre de John Sayles, algo que sin duda es garantía de cohesión en el libreto. Además maneja la cámara alguien que también ha demostrado maña en las historias familiares: Mark Waters, que dirigió muy efectivamente Ponte en mi lugar, y que cuenta con un operador del calibre de Caleb Deschanel, que insufla un increíble realismo a las escenas con criaturas fantásticas, recurriendo por ejemplo al cambio de foco, o en las escenas en que se usa un anteojo mágico. Acierta Waters al utilizar como elemento estructurador del film la idea de que afrontar los problemas del mundo fantástico sirve de perfecto entrenamiento para abordar las dificultades del mundo real, lo que se observa especialmente en el clímax. La imaginativa trama discurre fluidamente, conviviendo los momentos mágicos, muy entretenidos, con los conflictos filiales y fraternales, bien perfilados, e interpretados por un maravilloso reparto, donde destaca el excelente actor infantil Freddie Highmore, desdoblado en los dos hermanos gemelos, de caracteres distintos, bien atrapados. A él se suman una ya adolescente Sarah Bolger (una de las niñas de En América), y un buen plantel de actores reales (Mary-Louise Parker, Joan Plowright, David Strathairn) y de voces para personajes generados por ordenador (en la versión original Nick Nolte y los graciosetes Seth Rogen y Martin Short, para el villano Mulgarath, o las aliadas criaturas Cerdonio y Dedadele).

6/10
Ojalá fuera cierto

2005 | Just Like Heaven

Elizabeth Masterson es una mujer adicta al trabajo, que está haciendo el período de residencia en un hospital. Su buen hacer profesional está fuera de toda duda, pero su dedicación excesiva le impiden ‘conectar’ con los seres humanos, ya sean colegas (a veces, posibles competidores) y enfermos, o gente con la que estar en su tiempo libre, incluido un futuro esposo. Un inesperado accidente la convierte en fantasma, anclado a su ‘cuco’ apartamento, y que no se da cuenta de su recién estrenada condición espectral. La llegada de un nuevo inquilino, David Abbott, un apuesto diseñador de jardines, le obligará a afrontar su situación, en qué se ha convertido. Amable comedia romántica con fantasma, adaptación de una novela de Marc Lévy, que recuerda a títulos clásicos como El espíritu burlón o El fantasma y la sra. Muir. La protagoniza Reese Whiterspoon, la rubia actriz flamante ganadora del Oscar por En la cuerda floja. Aunque la intención principal del film es proporcionar entretenimiento y humor por medio de una bonita historia de amor más allá de la muerte, sorprende el giro que toman los acontecimientos cuando se descubre dónde está el cuerpo de Elizabeth, lo que permite un planteamiento muy atractivo contra la eutanasia. De acuerdo, tiene algunos momentos ‘pastelosos’, pero es un film muy agradable de ver, con gags muy divertidos y reparto impecable. Curiosamente, tanto Whiterspoon como Ruffalo encabezaban la lista de preferencias del director para los papeles principales.

6/10
Chicas malas

2004 | Mean Girls

Cady. Una chica, recién llegada al instituto. Les cae en gracia a Regina, Betsy y Gretchen. Ellas son un trío de niñas pijas y de buen ver, que visten del modo más guay, van a las fiestas más guay y, por supuesto, a todos los chicos del lugar se les cae la baba por ellas. Pero Cady comete una terrible equivocación: enamorarse del ex novio de la líder del trío (ahora cuarteto), Regina. Se produce entonces una guerra en que las chicas, auténticas fieras, sacan sus garras más afiladas. Cady va a simular que encaja la última jugarreta de Regina, pero en realidad está preparando la más terrible de las venganzas. Típica comedieta para adolescentes, quizá más elaborada que la media, escrita por Tina Fey, quien también se reserva el papel de maestra comprensiva. Pretende criticar la obsesión actual por el aspecto físico, las relaciones sexuales precoces y demás frivolidades consentidas por jóvenes lelos y padres todavía más lelos, aunque el tono ligero y condescendiente con que lo hace no permite extraer conclusiones demasiado clarificadoras. La historia se inspira en un libro de Rosalind Wiseman, que describe mediante entrevistas a adolescentes cómo la competitividad que reina en el mundo de los adultos también afecta a las ‘chicas malas’, que por descollar son capaces de pulverizar a sus rivales. Tras la cámara está Mark Waters, director de Ponte en mi lugar, film en el que ya tuvo oportunidad de trabajar con Lindsay Lohan.

4/10
Ponte en mi lugar

2003 | Freaky Friday

Cuántas veces hemos visto a una madre (o a un padre) no entender en absoluto que a su hija (o hijo) le guste la música moderna, o determinada ropa, o que clame por llegar un poco más tarde a casa. Y cuántas veces hemos visto a una jovencita (o jovencito) no entender las razones paternas para desaconsejar una determinada compañía, o para no aprobar un determinado plan lúdico. Un consejo que se suele dar en tales casos es: “ponte en su lugar”. Imagínate que tú fueras ella o él… Tal perspectiva, parece ser, ayuda a tomar la decisión adecuada. Pues bien, esta divertida comedia parte de tal premisa. Tess (Jamie Lee Curtis), una madre viuda de buen ver, psicóloga, y Anna (Lindsay Lohan), su hija adolescente, que toca música en un grupo, atraviesan una etapa en que el diálogo entre ambas se hace difícil. En tal tesitura tomar una galletita de la fortuna en un restaurante chino va a tener inesperadas consecuencias: a la mañana siguiente, cada una se despierta en el cuerpo de la otra. De modo que a las dos les va a tocar pasar por un estilo de vida muy diferente al habitual. Lo que además de producir situaciones muy divertidas, les ayudará a comprenderse mejor, e incluso a mejorar las rigideces de una y otra. Estupenda película familiar de la factoría Disney, remake de un título de 1976, pero sensiblemente mejorado (y eso que en el film original hacía de hija Jodie Foster, recién salida de su papel de prostituta adolescente en Taxi Driver). La idea de poner a una persona en el pellejo de otra, para enfrentarla a situaciones que no conoce (atender a pacientes neuróticos, someterse a una entrevista televisiva, tocar rock, llevar un traje chaqueta o ropa informal…), produce situaciones de enredo y equívoco no demasiado alejadas de las clásicas screwball comedies de Lubitsch y compañía. Eso sí, con un toque más romántico y sentimental, pensando más en un público de jovencitas. El guión, inteligente, obliga a hacer un esfuerzo al espectador para no olvidar que, aunque tenga un aspecto adulto, Curtis (genial, en su vena más cómica) está interpretando a una adolescente, y que se supone que Lohan (que sale airosa de su primer papel de entidad) es una madura doctora. Como puede imaginarse el lector, algunos de los momentos más divertidos, vienen de los intereses románticos de ambas, ya que tienen que pasar gran parte del tiempo con el novio de la otra. Para Curtis, “la película es una comedia alocada, una farsa. No obstante, hay una fricción real entre madre e hija. Hay un problema real –a la hija no le gusta la idea de que su madre se vuelva a casar y a la madre no le gusta que su hija se dedique a la música. No es ese tipo de comedias en que existe un verdadero enfrentamiento entre madre e hija. Simplemente, no se entienden. El regalo del que habla la película es el de ponerse en la piel de la otra persona y ver qué es lo que falta para ser feliz. En medio de la comedia ocurre algo maravilloso: madre e hija encuentran la forma de entenderse.”

6/10
Cómo perder la cabeza

2001 | Head Over Heels

Amanda lo sabe todo sobre restauración de cuadros del Renacimiento, pero de hombres, “na’ de na’”. Con ellos nunca se le aflojan las piernas, como le ocurre cuando ve una buena pintura. Hasta que conoce a Jim y su perro en la casa donde va a compartir piso con cuatro supermodelos. Comedia romántica, donde Monica Potter debe superar a sus compañeras de reparto para conquistar a Freddie Prinze Jr.

4/10
Almas gemelas (1997)

1997 | The House of Yes

Una joven cándida y enamorada, acude a conocer a la familia del novio. Pronto descubre que están un poco desequilibrados; especialmente la hermana de su chico, que se encuentra obsesionada por Jackie Kennedy, hasta el punto de vestirse igual que ella. Cine independiente basado en una obra teatral de Wendy MacLeod, cuenta con la grata presencia de Parker Posey.

5/10
Almas gemelas (1997)

1997 | The House of Yes

Una joven cándida y enamorada, acude a conocer a la familia del novio. Pronto descubre que están un poco desequilibrados; especialmente la hermana de su chico, que se encuentra obsesionada por Jackie Kennedy, hasta el punto de vestirse igual que ella. Cine independiente basado en una obra teatral de Wendy MacLeod, cuenta con la grata presencia de Parker Posey.

5/10
Crimen en el paraíso

2011 | Death in Paradise | Serie TV

En la caribeña y ficticia localidad de Saint-Marie, perteneciente a Francia, la vida es fácil y placentera, con una naturaleza exuberante y un clima inmejorable. Pero hasta en el paraíso de una isla como esa hay crímenes y cuando hay algo que investigar allí acude el pequeño equipo de policías comandado por el detective británico Richard Poole (Ben Miller), que ha llegado hasta allí por el asesinato de un amigo. El huraño Poole es tan raro como perro verde en ese lugar placentero y le costará adaptarse. Tras dos temporadas exitosas de la serie, el actor Ben Miller abandonó la serie y fue sustituido por Kris Marshall en el papel de Humphrey Goodman, un irlandés llegado desde Inglaterra a ese remoto lugar del planeta. Le costará acostumbrarse, pero para ello le eyudarán los miembros de su equipo, encabezado por la sargento Camille Bordey (Sara Martins). Estamos ante una entretenida serie de múltiples temporadas, con capítulos cercanos a la hora de duración. El tono general es de comedia y las situaciones son bastante ligeras, aunque los personajes acaban calando y cayendo bien. Cada episodiosiempre responde al mismo patrón: un caso de asesinato que hay que investigar. Los métodos de las pesquisas recuerdan a clásicos de Agatha Christie (entrevistas con todos los sospechosos y reunión final para apuntar al culpable) y a deducciones al estilo Sherlock Holmes, ya que el protagonista es de esos tipos poco adaptados al medio y a las personas pero con una agudísima capacidad intelectual para atar cabos.

5/10

Últimos tráilers y vídeos