IMG-LOGO

Biografía

Marta Belaustegui

Marta Belaustegui

54 años

Marta Belaustegui

Nació el 06 de Mayo de 1966 en Madrid, España
Filmografía
El cuaderno de Sara

2018 | El cuaderno de Sara

La aparición de Sara –cooperante española– en unas fotografías en el Congo, tomadas en el campamento del más sanguinario de los hombres de la guerra, supone un hilo de esperanza para su hermana Laura, que la creía muerta. Rápidamente decide viajar a África y desde Kampala intentará encontrar los medios para llegar a la peligrosa zona de Goma, en el Congo. Finalmente contará con la inesperada ayuda de Jamir, un joven de pocas palabras que ha huido de la zona conflictiva. Sólida película española dirigida por Norberto López Amado, quien ha adquirido prestigio sobre todo a raíz de exitosas series de televisión, como El tiempo entre costuras o Mar de plástico. Ahora, El cuaderno de Sara supone su regreso al cine, en donde ha firmado títulos correctos, como Nos miran o La decisión de Julia. Desde luego se nota que el director gallego está habituado a proyectos grandes porque éste tiene aires de superproducción y, rodado en pleno corazón de África y aupado por el capital y la confianza de Mediaset, Telecinco Cinema y Movistar+, hace alarde de un despliegue de medios poco habitual en películas españolas. La historia, escrita por el asturiano Jorge Guerricaechevarría, colaborador habitual de Álex de la Iglesia (Las brujas de Zugarramurdi, Perfectos desconocidos), ofrece el marco adecuado para trasladarnos a un mundo exótico y peligroso, una tierra selvática donde la vida no vale nada y se convive día a día con la violencia más atroz. Se transmite bien esa constante amenaza y la cámara sabe moverse con verosimilitud en las escenas del los ataques rebeldes en las carreteras y los poblados, con los consiguientes momentos de tensión, alguno especialmente espeluznante. Bien contada, con agilidad, a pesar de cierta confusión hacia el desenlace, el conjunto se beneficia de la cuidada fotografía de David Omedes. Tiene el guión reminiscencias claras a Diamante de sangre, aunque en este caso la trama no gira en torno a la extracción de carbono cristalizado sino de un material llamado coltán, que se utiliza en la fabricación de móviles y ordenadores. La República Democrática del Congo tiene el 80% de las reservas de este mineral y eso ha generado importantes intereses y tiene mucho que ver en la cruenta guerra que ha provocado más de cinco millones de muertos según Amnistía Internacional. Pero además de poner el énfasis en la violencia y el terror de esas tierras, origen de familias rotas y niños de la guerra a los que se ha arrancado su humanidad, El cuaderno de Sara descansa también en una realidad heroica, la de tantas personas que viven para los demás, caso del cura interpretado por Enrico Lo Verso o de la hermana de la protagonista. Gente concreta que ha decidido jugarse la vida al creer que la situación puede mejorar, algo que a todas luces parece una locura pues como se dice repetidamente en el film “en África nunca cambia nada”. Belén Rueda es una actriz lista, que normalmente no suele equivocarse al elegir los proyectos. Además de dar con el perfil de mujer valiente y decidida (aunque es cierto que tiene algo de tópico temerario su inconsciente e ingenuo afán de meterse en la boca del lobo), sabe dar también la otra cara, la de mujer sufridora a punto del colapso. Menos convincente está en este caso Marian Álvarez, que parece no creerse demasiado su personaje, mientras que el debutante Iván Mendes sorprende con un potentísima encarnación de Jamir, un joven cuya vida ha quedado destrozada por la guerra.

6/10
Francisco. El padre Jorge

2015 | Francisco. El padre Jorge

Pocos géneros cinematográficos son más difíciles y menos agradecidos que el biopic. Resumir la trayectoria de un personaje, más si es de las que pueden describirse como “bigger than life”, en menos de dos horas de metraje, suele ser tarea harto complicada. Se puede optar por colocar el foco en algún episodio concreto de su vida, con lo que parte del conjunto se pierde, o bien picotear aquí y allá, con el riesgo de ofrecer una sensación de dispersión. Si encima el personaje sujeto de tratamiento fílmico está vivo y presenta la fulgurante popularidad mundial alcanzada por el Papa Francisco, la cosa se complica. A lo que se suma en este caso el lógico deseo de agradar a los creyentes católicos, sin dejar fuera al resto del público, que podría temer algo próximo a un sermón poco inspirado. Así las cosas, gran parte del mérito de esta película hispanoargentina, escrita y dirigida por el cineasta galledo Beda Docampo, y protagonizada por Darío Grandinetti, radica en la aceptación del desafío sin complejos, una seguridad –¿o habría que decir, en este contexto, fe?– gracias a la cual el resultado es notable, dentro de que el tratamiento es muy clásico, no se inventa la pólvora. La narración está estructurada a través del personaje ficticio de la periodista Ana, que prepara un libro sobre el Pontífice. Su investigación sirve para introducir distintos flash-backs sobre el pasado de Jorge Bergoglio –el esquema recuerda a Encontrarás dragones–, desde que siendo joven entra en el seminario, hasta su dedicación sacerdotal como jesuita a los más pobres en la diócesis de Buenos Aires, donde es nombrado obispo. Ana conoció a Bergoglio con ocasión del cónclave que eligió a Benedicto XVI, y a partir de ahí se forjó una sólida amistad que incluye consejos sólidos en momentos difíciles en la vida de ella. Aunque narrativamente el film recurre con frecuencia a continuas idas y venidas temporales que rompen algo el ritmo, Docampo sabe atrapar la rica personalidad espiritual y humana de Francisco, como en la realidad, muestra a una persona que frisa los ochenta años, pero que atrae a personas de todas las edades, y particularmente a la juventud que busca respuestas a los grandes interrogantes de la vida. Éste está extraordinariamente encarnado por Grandinetti, quien logra superar el escollo de no parecerse demasiado físicamente al personaje. Rasgos como la sencillez, el espíritu de acogida, la simpatía y el buen humor, junto a la piedad, se encuentra bien recogidos, nunca parecen artificiosos. La reconstrucción de época en los flash-backs y la dirección artística son vistosas –resultan completamente creíbles los planos de los dos cónclaves, que transcurren en la Capilla Sixtina del Vaticana– y se evitan planteamientos simplificadores, dentro de lo que admite la limitación temporal del formato fílmico, al mostrar su predilección por las personas más necesitadas de las periferias, su defensa de la vida o las intrigas de los poderosos de este mundo.

6/10
La decisión de Julia

2015 | La decisión de Julia

Julia se reúne en la habitación 206 de un hotel madrileño con dos personas, que la ayudarán a quitarse la vida. Cuando le preguntan por qué eligió ese lugar, rememorará su encuentro allí años atrás con el hombre del que estuvo enamorada. Tercer trabajo para el cine de Norberto López Amado, tras Nos miran y ¿Cuánto pesa su edificio, señor Foster?, brillante documental codirigido con Carlos Carcas. De sugerente y cuidada fotografía en blanco y negro, La decisión de Julia ofrece un tour de force de ambos protagonistas, Marta Belaustegui y Fernando Cayo, en un registro teatral, pero a un alto nivel, y prácticamente en solitario, pues los otros dos actores que aparecen apenas tienen presencia. Acierta en su mirada al horror del terrorismo de ETA, no lo suficientemente tratado por el cine español, y mantiene cierta elegancia en las secuencias más tórridas. Pero se esfuerza por recalcar innecesariamente sus giros, que acaban resultando un tanto cansinos. Su brillantez visual no logra finalmente encubrir que no encierra tanto contenido como prometía. Y reviste el suicidio de la protagonista de "derecho a decidir", sin explicar las razones que le llevan a acabar con su vida, ni a plantear grandes dilemas morales, por lo que desdramatiza la situación, parece querer presentarla con naturalidad.

5/10
El rey

2014 | El rey | Serie TV

14 de abril. La República

2011 | 14 de abril. La República | Serie TV

Amores locos

2009 | Amores locos

El gallego Beda Docampo Feijóo tiene a sus espaldas una amplia trayectoria como guionista y director. Predominan los filmes bienintencionados, de tono amable, que sin embargo no acaban de llegar a funcionar, como Quiéreme, su anterior trabajo. Sin llegar a ser redonda, Amores locos es un nuevo paso adelante en su filmografía, y su mejor película hasta la fecha. Enrique, psiquiatra cuyo matrimonio se fue al traste tras la infidelidad de su mujer, regresa a Madrid para impartir un curso sobre delirios pasionales. Durante una visita al Museo del Prado entra en una sala de pintura flamenca vigilada por una empleada que se desmaya al verle realizando un gesto con las manos. Las ha colocado en la misma posición que el personaje de un cuadro de gran parecido con él, que imparte clases de música a una joven muy similar a Julia, la vigilante. Julia está convencida de que ambos son los personajes del cuadro y están destinados a estar juntos. El psiquiatra –desencantado con el amor– intenta hacerla entrar en razón.  Articular toda la trama en torno a un cuadro es un recurso que ha dado lugar a grandes películas clásicas –La mujer del cuadro, Jennie– y modernas –La joven de la perla–. Es evidente que Docampo se queda muy pero que muy lejos de sus modelos. Los dos protagonistas no acaban de tener fuerza cuando aparecen juntos en pantalla, a veces el ritmo decae demasiado y la puesta en escena es demasiado convencional. Sin embargo tiene grandes aciertos, como la fotografía de Juan Manuel Azpiroz, que homenajea a la pintura flamenca y le saca mucho partido a las localizaciones madrileñas del Retiro y el Museo del Prado, y también ha incluido una secuencia de la ciudad de Brujas. Eduard Fernández compone muy bien a su personaje, sugiriendo su desolación por su fracaso matrimonial, pero sin exagerar. Los secundarios están entre lo mejor del mundo de la interpretación española: Carlos Hipólito, Marta Belaustegui y Marisa Paredes. Mucho más interesante que la media del cine español, Amores locos reflexiona sobre el escapismo, el delirio que trae consigo la pasión amorosa y el autoengaño, que se ejemplifica en los personajes de Hipólito (un tipo que se siente al parecer ‘feliz’ porque se relaciona con una prostituta a la que paga incluso por cenar con él) y Belaustegui (una mujer que por su parte se refugia en la relación con un hombre casado). Es un film lleno de elementos simbólicos, con referencias acertadas, como la inclusión del cuadro de El Bosco ‘La extracción de la piedra de la locura’, donde el médico le saca al paciente un tulipán. De la misma forma el psiquiatra protagonista que intenta extirparle a la paciente la ilusión que le permite mantener una vida equilibrada. Si se desvanecen estas fantasías podría desencadenarse una grave crisis. Estos juegos metafóricos no resultan excesivos ni pretenciosos en ningún momento.

6/10
El principio de Arquímedes

2004 | El principio de Arquímedes

La trayectoria de Gerardo Herrero como productor tiene en su haber un buen puñado de títulos encomiables. Pero su labor como director, una decena de filmes, es otro cantar. Malena tiene nombre de tango, Territorio comanche y Desvío al paraíso son películas fallidas. Pero el tipo ha cogido oficio, qué duda cabe, y en la actualidad puede presentar sin sonrojo buenos filmes, como Las razones de mis amigos y El misterio Galíndez. Afortunadamente, El principio de Arquímedes va en esta línea. El guión del film pertenece a la escritora Belén Gopegui, de quien Herrero adaptó precisamente una novela en Las razones de mis amigos. Nuevamente, la cosa va de treintaañeros en crisis. El film presenta a dos matrimonios, amigos y vecinos. Sonia es una ejecutiva de una cadena de tiendas de moda, tan volcada en su trabajo, que apenas tiene tiempo para su hijo pequeño, y su marido. En cambio su vecina Rocío acumula cierta frustración: casada también, y con una hija, sólo ha tenido empleos eventuales, y las labores de ama de casa no le satisfacen. Cada una va a experimentar un desplazamiento, de dedicar más tiempo a los que más anhelan: el hogar y la profesión respectivamente. Pero en el camino dejan jirones de su alma, amistades truncadas, amores rotos. El film es una interesante reflexión, donde Herrero y Gopegui muestran sin complejos las insatisfacciones de la vida moderna, donde un egoísmo autocomplaciente es incapaz de dar la felicidad, ni siquiera un sucedáneo de la misma. Los cineastas señalan las dificultades afectivas y laborales de una selva urbana, donde las normas a veces están más cerca del mundo animal que del humano. Los cuatro actores principales están soberbios, con mención especial para Marta Belaustegui y Roberto Enríquez.

6/10
Nicotina

2003 | Nicotina

Divertida y desmadrada película mexicana, cuya historia transcurre a lo largo de una noche. Con la complicidad de un geniecillo de la informática, una banda va a vender a la mafia rusa un disco con datos de unas cuentas suizas. Como pago recibirán 20 valiosos diamantes. Llegada la hora del intercambio, el informático se confunde de disco y entrega unas imágenes de su vecina, de la que está enamorado, y a la que espía con todo tipo de cámaras. La otra parte cree ser víctima de un engaño, lo que desata la confusión y el gatillo rápido. Resultado: el mafioso huye y uno de la banda es herido. Comienza entonces un vertiginoso juego del ratón y el gato, al que van sumándose nuevos personajes. Con guión de Martín Salinas, Hugo Rodríguez entrega un film fresco, de ritmo endiablado, cuyo entramado funciona a la perfección, y que usa bien de la música, y de la partición de pantalla. Se trata además de una historia muy coral, donde la elección del reparto resulta acertadísima. Aunque quizá sea excesiva, pese a las risas que produce, la humorada negra de violencia paródica en la barbería, donde la búsqueda de piedras preciosas en la panza de un muerto, agradaría de seguro a un Quentin Tarantino. Dentro de su tono ligero, que conecta con títulos como Nueve reinas o Snatch: cerdos y diamantes, y de alguna concesión zafia, se sigue el principio, no siempre recordado en este tipo de filmes, de que el crimen no paga.

6/10
Aunque estés lejos

2003 | Aunque estés lejos

Juan Carlos Tabío, director de Fresa y Chocolate (1993) y Guantanamera (1995), narra en esta película las vicisitudes de dos guionistas cubanos, Mercedes y Pedro, que con ayuda de un actor nacionalizado español tratan de escribir un guión que cambie sus vidas. El director cubano arriesga con un juego paralelo de realidad y ficción y de cine dentro del cine, para contar de modo fresco aunque algo confuso las relaciones cruzadas de algunos paisanos con nuestro país.

4/10
Lo mejor que le puede pasar a un cruasán

2003 | Lo mejor que le puede pasar a un cruasán

Obligado por su cuñada, Pablo, el típico treintañero desorientado e inadaptado, investiga la desaparición de su hermano. Con ayuda de su ex novia Fina, Pablo descubre pistas que implican a WORM, una enigmática sociedad secreta. Paco Mir, integrante del grupo teatral El Tricicle, debuta en el largometraje con esta adaptación de una novela alocada y surrealista de Pablo Tusset. El humor cutre va en la línea de Torrente.

2/10
X

2002 | X

El cine negro a la española goza de extraordinaria salud, como demuestran La caja 507, El alquimista impaciente y este título, debut como director de Luis Marías, guionista de El palo, Kasbah y Mensaka. El planteamiento es original, pues un inspector de homicidios investiga un asesinato en una peluquería donde él es el máximo sospechoso. Ni siquiera él está seguro de su inocencia, pues el delito se cometió en una noche de la que no recuerda nada. Junto a una magnífica interpretación de Antonio Resines, que últimamente parece abonado al género, destaca la vuelta al cine de la veterana Esperanza Roy, y la siempre eficaz María Adánez.

4/10
El amor imperfecto

2002 | L'amore imperfetto

Un matrimonio de condición modesta en Italia. Sergio es empleado en un supermercado, su esposa Ángela es española y hondamente católica. Ambos esperan el nacimiento de un niño al que se la ha diagnosticado una anecenfelia por la que morirá a los pocos días de nacer. A pesar de todo, y soportando una intensa campaña contraria en la opinión pública, deciden seguir adelante con el embarazo, confiados en que Dios obre un milagro, o si no, poder ayudar a otros donando los órganos del recién nacido y fallecido. Ángela se apoya en la fortaleza de su fe, pero Sergio es más débil, y además va a vivir una traumática experiencia con una compañera de trabajo.Insólito film del italiano Giovanni Davide Maderna, que con sólo 29 años afronta una trama honda, en la que se abordan diversos morales, con una perfecta definición de personajes. A contracorriente con cierta cultura de la muerte muy actual, la película conmueve en varios pasajes, y se atreve a hablar, citando a Chesterton, de que “lo más increíble de los milagros es que ocurren”. Buen trabajo de la pareja protagonista, Enrique Lo Verso y Marta Belaustegui.

6/10
El deseo de ser piel roja

2002 | El deseo de ser piel roja

El director de África utiliza como título un verso de Leopoldo Panero, para presentar a Abel, que echa la culpa de su progresivo desencanto con el mundo material a una central nuclear, cercana al pueblo donde solía ir de cacería. Decidido a colocar en el lugar una carga explosiva, convence para su propósito a su novia Ana y a un joven. La siempre convincente Marta Belaustegui (Cuando vuelvas a mi lado, Las razones de mis amigos) destaca en el reparto.

2/10
Gitano

2000 | Gitano

Andrés Heredia es un gitano que se ha pasado dos años en el trullo por un delito que no cometió. Ya en la calle, su único deseo es dedicarse en paz a la música que tanto ama. Pero el pasado pesa. Hay heridas de amor difíciles de cerrar. Y el patriarca de su clan presiona, de modo que el enfrentamiento entre los Junco y los Heredia parece inevitable. Primer argumento original de Arturo Pérez-Reverte para la pantalla. De la mano del director novel Manuel Palacios sirven una historia algo pesadita, aunque con su parte de intríngulis. A pesar del glamour aportado por Joaquín Cortés y Laetitia Casta, lo mejor del film es el trabajo de Marta Belaustegui, una actriz como la copa de un pino. La música mezcla la partitura original de Eva Gancedo con temas flamencos.

5/10
Las razones de mis amigos

2000 | Las razones de mis amigos

Santiago, Marta y Carlos. Treintañeros, amigos de siempre. Están en ese momento de la vida en que hay que empezar a sentar la cabeza. Los ideales y sueños de antaño parecen diluirse en la realidad del día a día. Su amistad es puesta a prueba cuando Carlos pide dinero prestado a los otros dos para sacar adelante su negocio. Ellos, en honor a la amistad, prestan la cantidad requerida. Pero el tiempo pasa y surgen resquemores que pueden dar al traste con la vieja camaradería. El mejor film hasta ahora de Gerardo Herrero, basado en "La conquista del aire" de Belén Gopegui. Este libro lo ha definido Francisco Umbral como “un estudio sociológico novelado de la pasta como no lo hace ningún economista”. En efecto, Gopegui, y por tanto Herrero, hablan de cómo las preocupaciones materiales inmediatas pueden cargarse el amor y la amistad, o de que, a la postre, nunca ha habido ese amor ni esa amistad. Un reparto ajustado de jóvenes actores –Marta Belaustegui, Joel Joan, Sergi Calleja, Lola Dueñas, Paz Gómez...– hacen creíble este cuadro generacional, que hace recapacitar.

6/10
Marta y alrededores

1999 | Marta y alrededores

Grupo de treintañeros en crisis vital, como tantos. Se reúnen para ayudar a arreglar el piso de uno de ellos. Y empiezan sus crueles reproches, sus encuentros y desencuentros amorosos, engaños, seducciones, soledad... La película adopta un estilo de telecomedia española, tan en boga, pero más ambicioso, y con un bien escogido reparto juvenil.

5/10
Cuando vuelvas a mi lado

1999 | Cuando vuelvas a mi lado

Ha pasado el tiempo. Tres hermanas se reúnen con motivo de la muerte de su madre. El cumplimiento de su último deseo –la división de sus cenizas en tres partes, que deben entregarse a distintos destinatarios–, sirve para que Gloria (Mercedes Sampietro), Ana (Adriana Ozores) y Lidia (Rosa Mariscal) buceen en su pasado familiar, en el que hay oculto más de un secreto. Cuando vuelvas a mi lado es una película llena de sensibilidad. Su directora, Gracia Querejeta, sabe penetrar en el alma femenina, y dibuja varios e interesantes personajes femeninos. Las tres hermanas protagonistas son muy distintas, cada una ha seguido un rumbo distinto en la vida. Pero aunque se dicen verdades hirientes, el cariño perdura, como podrá comprobarse. La directora utiliza una estructura original, pues combina la narración en tiempo presente, con "flash-backs" que nos introducen en el momento en que los padres de las tres hermanas se conocieron, y en diversas escenas de su infancia. El reparto es de primera magnitud. Además de las tres ya mencionadas, que dan vida a las tres hermanas, podemos ver en acción a Marta Belaustegui y a Julieta Serrano.

7/10
Sí, quiero...

1999 | Sí, quiero...

Comedia alocada a la española, con situaciones rocambolescas que se van entremezclando hasta la exageración. El director guipuzcoano Eneko Olasagasti dirige a algunos intérpretes de renombre, como Marta Belaustegui y Juan Luis Galiardo. Jon va a casarse con cristina, hija del director del banco donde trabaja Jon. Pero poco antes de la boda, Jon se encuentra con su antigua novia, Carmen. El día de la boda Jon es incapaz de dar el "sí, quiero", de modo que su vida da un giro radical y empiezan a pasarle todo tipo de cosas.

4/10
Cha-cha-chá

1998 | Cha-cha-chá

Cuatro amigos, que no lo son tanto. Cada uno engaña al otro del modo más miserable. Este el el punto de partida de Cha-cha-chá. Lucía (Ana Álvarez) y María (María Adánez) siempre están intercambiando confidencias; pero su amistad es más aparente que real, pues María acaba liándose con Pablo (Jorge Sanz), el novio de Lucía, con remordimientos más bien escasos. Lo que hace, en cambio, para ligarse al chico sin que su amiga se enfade, es buscarle un recambio. Se trata de Antonio (Eduardo Noriega), al que descubre en un casting. Es un morenazo guaperas al que cree el complemento ideal de su amiga... si le forma un poco. Pues su amiga tiene unos gustos algo exquisitos, que coinciden poco con la tosquedad de Antonio. Antonio del Real vuelve por los fueros de la comedia, con un atractivo reparto de jóvenes actores. Álvarez, Adánez, Sanz, Noriega están graciosos, y parecen espontáneos. El tono humorístico rebaja algo lo que el film tiene de corrosivo sobre una juventud urbana egoísta, pendiente únicamente de su yo.

5/10
Cuestión de suerte

1996 | Cuestión de suerte

Julio (Eduardo Noriega) es un atractivo muchacho de una ciudad de provincias. Lleva una vida normal y corriente. Tiene novia y nunca ha dado ningún problema. Pero todo cambia cuando conoce a Marie (Anna Galiena), una bella mujer bastante mayor que él. Julio siente una atracción irresistible por Marie, que tiene a sus espaldas un pasado oscuro. Ambos inician una apasionada relación. Julio está dispuesto a echar su vida y su futuro por la borda, por el amor de Marie. Cuenta una historia de amor pasional entre un joven y una mujer madura. Un amor contradictorio y destructivo, que ciega al protagonista hasta el punto de llevarle a cometer un delito y ser capaz de matar. Dirigida por Rafael Moleón, artífice de Baton Rouge. Un thriller que no llega a enganchar al espectador, pese la presencia de Anna Galiena, la deslumbrante protagonista de El marido de la peluquera (1990), de Patrice Leconte. Eduardo Noriega, uno de los más boyantes de la nueva hornada de jóvenes actores españoles, está eficaz en su papel.

4/10
Malena es un nombre de tango

1996 | Malena es un nombre de tango

Adaptación de la novela homónima de Almudena Grandes, sobre las luchas amorosas entre dos hermanas mellizas, una rebelde y otra aparentemente perfecta. Malena tiene diez años cuando recibe de manos de su abuelo una esmeralda, tesoro de su familia. Con el paso de los años irá separándose cada vez más de su hermana. Un guión muy bien construido se une a una correcta puesta en escena y a las esforzadas interpretaciones que construyen una trama muy inteligente. Y esto a pesar de su alto contenido erótico, lo que probablemente podrá ofender a algunas sensibilidades. Lo mejor del film es el descubrimiento de esa gran actriz llamada Marta Belaustegui.

3/10

Últimos tráilers y vídeos