IMG-LOGO

Biografía

Matt Malloy

Matt Malloy

Matt Malloy

Filmografía
Phil Spector

2013 | Phil Spector

Phil Spector es un productor musical mítico, que trabajó con todos los grandes y revolucionó la industria. Fue un superventas, e introdujo innovadores sistemas de grabación. También es famoso por su carácter volcánico, e hizo una breve incursión cinematográfica en un film emblemático de la contracultura, Easy Rider. En 2003, la actriz Lana Clarkson murió de un disparo en la boca, y él fue acusado de asesinato, aunque la defensa sostuvo que se trató de un suicidio accidental. Este film escrito y dirigido por David Mamet describe cómo la abogada Linda Kenney Baden asume la defensa de Spector. Mamet asegura que su film no pretende contar las cosas tal y como ocurrieron, entre otras cosas porque le faltan datos para poder hacerlo. Lo que pretende es entregar, en sus propias palabras, “una fábula”, donde el personaje de Helen Mirren sería una especie de doncella virginal que se adentra en el laberinto del Minotauro, el Spector encarnado por Al Pacino. Y ofrecer una reflexión sobre las bondades y defectos del sistema judicial, donde es piedra angular la presunción de inocencia, y la carga de la prueba es para dar el veredicto de culpabilidad. Las tramas en los tribunales no son ajenas a la filmografía de Mamet, que firmó el guión de Veredicto final, y también dirigió El caso Winslow. El film está casi concebido como una obra de teatro, una pieza de cámara donde el peso recae sobre dos personajes, soberbiamente interpretados por Mirren, muy sobria, y Pacino, contenido en la excentricidad de Spector y sus pintorescos pelucones. Resulta curioso como las escenas ante el tribunal están reducidas al mínimo, y hay en cambio otra, muy eficaz, de ensayo de una comparecencia, como acentuando el carácter del film que no pretende estar en posesión de la verdad absoluta sobre el caso, presentando en cambio hipótesis que permitirían el veredicto de “no culpable”, que no de “inocente”. Con inteligencia se usa la música lo justo, con buenas ideas, como la de los dibujos de Spector durante el juicio, transformados en notas musicales.

6/10
Alpha House

2013 | Alpha House | Serie TV

La comedia es un género difícil. La sátira política todavía más. Si encima uno se lanza a pergeñar una trama sobre cuatro congresistas republicanos que comparten vivienda en Washington, el riesgo es de grado máximo. Así las cosas, no extraña que esta a esta sitcom de Garry Trudeau se la vea venir a la legua a la hora de lanzar pullas contra un partido político determinado, y que la sutileza no sea demasiado alta. Con lo cual la deseada carga de gracia que uno podía esperar no acaba de llegar, y eso que en el reparto está un gracioso como John Goodman, y hasta Bill Murray se pasea por ahí haciendo un cameo. Pero no es suficiente, y las bromas sobre la gandulería y vida sexual de los políticos, el filibusterismo o la defensa de los valores tradicionales, no arrancan una sonrisa ni al espectador más complaciente.

4/10
Morning Glory

2010 | Morning Glory

Becky es una joven y ambiciosa productora televisiva, recién despedida por recortes de gastos en su empresa. No pasa nada, porque una cadena nacional en horas bajas necesita en Nueva York a alguien de su perfil para elevar la audiencia de un programa matutino. Lejos de desanimarse por una tarea que parece imposible, decide rescatar a Mike, un mítico presentador de la pequeña pantalla, ocupado en no hacer nada tras ser relegado del telediario que presentaba. Aunque el viejo divo no se muestra cooperativo, Becky reinventa el programa todo el tiempo, casi a la desesperada, para evitar la cancelación del mismo. Cabía esperar algo mejor de Roger Michell, el director de Notting Hill. Quizá no el colmo de la comedia sofisticada y con ingenio, pero sí al menos algo de coherencia en la estructura narrativa. Porque la verdad, es imposible saber en este film si se aboga por la telebasura, el sano entretenimiento o la información rigurosa; si todo vale para conquistar la audiencia; si la dedicación compulsiva al trabajo debería ser evitada por todos los medios. Se dirá que la cinta señala al justo medio de la virtud, y que a la postre es “just entertainment”, pero en fin, esto no acaba de mostrarse con un mínimo de consistencia. De modo que quedan los actores, que despiertan simpatía. Rachel McAdams debe esforzarse por sostener la película, algo demasiado duro para su juventud, aun reconociendo su entusiasmo y energía. Algo le pasa a Harrison Ford, que no acaba de acertar al elegir películas, siempre sus personajes con el gesto malhumorado, que no sabemos si es también el del actor, cansado del oficio. Y un poquito-muchito se desaprovecha a Diane Keaton, que en todo caso se lo pasa en grande haciendo “la gansa” en unos cuantos sketches locos destinados a aumentar el número de espectadores que siguen su programa.

4/10
Exposados

2010 | The Bounty Hunter

Nicole y Milo se casaron tremendamente enamorados, pero aquello duró poco. Ella se dedicaba en cuerpo y alma al periodismo de investigación, y sus caracteres empezaron a chocar. El resultado fue el divorcio, y él perdió su puesto en la policía, de modo que acabó trabajando como 'cazador de recompensas', lo que consiste en trabajar para un tercero, y capturar a personas sobre las que pesa una orden de 'busca y captura' por no presentarse ante la justicia. Ése va a ser justo el caso de Nicole, que metida en una exclusiva de tipo criminal, no ha comparecido ante la juez. De modo que le toca a su ex marido detenerla. Lo que tal vez sirva para que surja de nuevo la chispa del amor. Andy Tennant es un director especializado en comedias románticas. Ninguna es del todo memorable, pero resultan razonablemente 'apañadas' Por siempre jamás y Hitch. Aquí demuestra de nuevo su escaso fuste, pues la parte de intriga no casa bien con la de puro enredo. Eso sí, cuenta con una pareja que desprende simpatía y química, y a la que se le da bien el género, la que componen Jennifer Aniston y Gerard Butler. Ellos son los que aguantan una trama mal hilvanada, con su carisma pero también con el recurso algo trillado de su 'sex appeal'. Hay pasajes graciosos -la entrada en el club de golf es tronchante-, pero también torpeza manifiesta -el paso por 'El Rincón de Cupido' es una muestra de algo prometedor a lo que no se saca todo el rendimiento-. También llama la atención una serie de personajes secundarios que, a pesar de su potencial cómico, parecen metidos 'con calzador', o para ser más exactos, 'con teléfono móvil'.

5/10
¡Cásate conmigo!

2006 | The Pleasure of Your Company

El actor Jason Biggs tiene talento, pero corre el riesgo de no dejar de ser jamás Jim Livenstein, el sempiterno coasiadolescente de American Pie, graciosín pero con una visión de la vida que no levanta dos centímetros del suelo. Y ni siquiera salió airoso de su oportunidad de oro con Woody Allen en Todo lo demás. Aquí se mete en la piel de Anderson, un pobre tipo que entra en barrena al ver cómo su novia sufre un infarto mortal cuando él se le declara. Tras muchos meses en el dique seco, sin salir de casa, sin relacionarse con nadie, el único amigo que tiene le pide en un bar que intente conocer a otra chica. Y Anderson le pide matrimonio a la primera joven que ve, una camarera de la cafetería. La película tiene algún momento simpático, pero en general el acumulamiento de bobadas –muchas de ellas de una burda grosería– es excesivo, y el mismo planteamiento no se sostiene lo más mínimo, de ridículo que es. Además, todos los personajes parecen tontainas. Lástima que los dos actores principales, Jason Biggs y la pizpireta Isla Fisher, elijan este tipo de guiones tan patéticos.

2/10
Hitch

2005 | Hitch

... Cuchillo de palo. Lo dice el refrán y a Alex Hitchens –más conocido como Hitch– le hubiera venido bien aplicarse el cuento. Él es un experto en hacer que salte la chispa entre dos extraños y por eso es conocido como “Doctor Love”, pero no es que juegue sucio exactamente: él sólo prepara el terreno, lo hace propicio y lo demás viene si ha de venir. Sin embargo, Hitch sabe por experiencia que Cupido se abre camino con facilidad asombrosa cuando las circunstancias son adecuadas. Ahora, Albert, un patoso contable, rechoncho y sin gracia, le ha pedido ayuda para enamorar nada menos que a Allegra Cole, una multimillonaria y guapísima mujer que es toda una celebridad, y que, además de ser inalcanzable, tiene a todos los hombres a sus pies... Y en esas estamos cuando –y aquí está el quid de la cuestión– el propio Hitch se enamora de Sara Melas, una periodista inteligente y atractiva que conoce en un bar. El doctor Love hará cuanto esté en su mano para retener a esa mujer, pero la cosa no va a ser fácil... Divertida comedia romántica, basada en el atractivo interpretativo del cuarteto principal, y en especial en un Will Smith –también productor de la película– que por mucho que haga productos de acción sigue sintiéndose como pez en el agua cuando da campo libre a su vena gamberra. La película juega bien a dos bandas, combinando con acierto las historias de las dos parejas y ofreciendo así mayor variedad a una temática por lo demás arquetípica. Andy Tennant (Ana y el rey, Sweet Home Alabama) tiene oficio en estas lides y sabe hacer que la película agarre, gracias a escenas bien diseñadas, con diálogos ocurrentes y "gags" bastante divertidos, a menudo muy próximos al "slapstick" del cine mudo.

6/10
El gran Gatsby: su historia

2000 | The Great Gatsby

El arranque del film no puede ser más poderoso. Una voz explica su fascinación por Jay Gatsby. Se acerca a la piscina donde flota en una colchoneta y le pega un tiro. Luego viene el relato de cómo Nick, que se fue a vivir a Long Island allá por los años 20, ha llegado a tal situación. Al otro lado de la bahía vivía un excéntrico millonario: Gatsby. Y también Daisy Buchanan, atractiva mujer de otro millonario. 25 años después de que Robert Redford y Mia Farrow inmortalizaran la célebre novela F. Scott Fitzgerald en la película de Jack Clayton, llega esta nueva versión concebida para televisión. El film retrata una sociedad opulenta y decadente, y que sin embargo desprende un romántico, inefable encanto. El veterano director televisivo Robert Markowitz se esfuerza en atrapar dicho ambiente con un puñado de buenos actores.

6/10
State and Main

2000 | State and Main

Un pintoresco y perdido pueblecito de Nueva Inglaterra. La llegada de un equipo de cine revoluciona a los lugareños. Pretenden rodar allí un guión titulado "El viejo molino". Sólo hay un pequeño inconveniente: el molino del pueblo, descrito con pelos y señales en un folleto turístico, se quemó hace años. Es uno de los “detalles sin importancia” que el guionista tendrá que sacrificar para ver convertida su historia en celuloide. El prestigioso David Mamet (El caso Winslow, Casa de juegos) orquesta una divertida sátira de la frivolidad hollywoodiense: actores estrellas que se acuestan con menores, productores ‘huesos duros’, frágiles actrices que necesitan consuelo... Tipos humanos que ofrecen un fuerte contraste con la gente del pueblo, más sencilla y ‘de campo’. Mamet confiesa haber tomado como referencia las demoledoras comedias de Preston Sturges (Las tres noches de Eva, Los viajes de Sullivan). Y sabe conjugar el humor, con la sensible historia de amor entre el guionista y una chica del pueblo que regenta una librería, y que demuestra ser dueña de una enorme creatividad.

6/10
Descubriendo a Forrester

2000 | Finding Forrester

Joven de color con talento. Vive en un barrio popular. No le gusta destacar por su inteligencia, y se gana el respeto de sus compañeros gracias a sus habilidades con el baloncesto. Tampoco se niega a hacer alguna “machada”, como colarse en el piso de un excéntrico vecino. Tal personaje resulta ser William Forrester, un novelista genial, autor de una única obra. El interés de Jamal por conocerle aumenta. Y llega a un acuerdo para que le ayude a desarrollar su incipiente talento con las letras. El guión de Mike Rich está medido, se entregan las palagras justas. Y se agradece el recurso también a imágenes poderosas: Connery en su bicicleta dice más acerca de su estado de ánimo que mil discursos. La película dispara en varias direcciones, con temas más desarrollados unos que otros; desde la leve presencia de la familia de Jamal, la rivalidad con un compañero de instituto o el apuntado conato de romance interracial entre Jamal (magnífico el debutante Rob Brown) y Claire (Anna Paquin, la niña de El piano). La cuestión central acometida por el film es el despliegue de los propios talentos, frente a la tentación de enterrarlos en un hoyo, a la espera del momento oportuno de sacarlos a la luz, que nunca llega. En ese sentido la relación maestro-discípulo entre Forrester (inconmensurable Sean Connery) y Jamal, núcleo de la historia, es magnífica, pues aporta ideas en torno a la amistad, la lealtad, la ayuda desinteresada y prestada sin que se note, el esfuerzo, el impacto de la clase social a la que uno pertenece...

8/10
Un grito en la noche

2000 | Everything Put Together

Cuatro amigas están embarazadas por la misma época. Angie está muy contenta porque otra de las futuras mamás la ha elegido para ser madrina de su hijo. Pero cuando da a luz a su propio bebé, éste muere, a consecuencia de la llamada “muerte súbita infantil”. Para colmo de males, Angie y su marido sienten que sus amigos les dan de lado, para evitar enfrentarse ellos mismos al dolor de la pérdida de un hijo. Segundo trabajo de Marc Forster, rodado justo antes de que el cineasta se consagrara con Monster's Ball y Descubriendo Nunca Jamás. Se trata de un prometedor drama donde ya estaban presentes algunos de los temas favoritos de Foster, como la pérdida de un ser querido en la familia. Además, está protagonizada por Radha Mitchell, actriz que saltó al estrellato con Pitch Black.

3/10
Cookie's Fortune

1999 | Cookie's Fortune

La anciana Cookie envejece con la sola compañía de Willis, su fiel críado de color, y su joven sobrina Emma. No le ayudan en cambio mucho las brujas de sus sobrinas Camille y Cora. Cookie decide suicidarse y dejar una nota; pero cuando Camille y Cora la encuentran muerta de un tiro, deciden ocultar la "vergüenza familiar" y simulan que se trata de un asesinato. Con el resultado de que Willis se convierte en el principal sospechoso. El veterano Robert Altman (El juego de Hollywood, Kansas City) plantea una comedia sencilla, de humor negro, con bastante chispa. Se ve que contando historias del Sur profundo se siente bastante a sus anchas. Con un reparto coral de primera magnitud (¿cuál es el secreto de Altman para conseguir comprometer a tantos buenos actores?) se cumple sobradamente el objetivo de despertar sonrisas.

6/10
En compañía de hombres

1997 | In the Company of Men

Chad y Howard son dos ejecutivos descarados y misóginos hasta la médula que llevan a cabo un cruel plan; enamorar cada uno por separado a una bella e inocente compañera sorda para después dejarla plantada sin darle explicación. La película es un retrato de dos machistas sin escrúpulos que en su día tuvieron una mala experiencia con las mujeres y planean por ello su particular venganza con el sexo opuesto. La cinta está llena de diálogos con continua presencia de un lenguaje ofensivo y machista. Dirige y escribe un debutante Neil LaBute (Amigos & vecinos).

4/10
Boys

1996 | Boys

John Baker, estudiante universitario, encuentra el cuerpo inconsciente de una mujer cerca de su dormitorio. Cuando lleva a la extraña y misteriosa joven a su cuarto, descubre que se llama Patty Vare, pero la chica rehúsa ir a un hospital y pronto queda claro que está ocultándose de algo. Pronto la relación entre Patty y John crece, hasta el punto de que él hará todo lo posible por protegerla de su enigmático pasado. Discreto film juvenil interpretado por los entonces jovencitos en alza Winona Ryder y Lukas Haas. El aura de misterio no oculta sin embargo a  unos personajes planos, con escaso carisma.

4/10
La increíble verdad

1989 | The Unbelievable Truth

Josh es un exconvicto que tras cumplir prisión por matar a su novia accidentalmente, vuelve a su hogar con la idea de empezar de nuevo. Nada más llegar le ofrecen un puesto de mecánico. El director Hal Hartley (Simple Men) compone una historia fresca, con diálogos agudos y escenarios escasos, pero suficientes; y expone temas universales que preocupan el alma de los hombres. Protagoniza Robert John Burke que actuaría más adelante, también a las órdenes de Hartley, en películas como Flirt o Simple Men. La increíble verdad posee un buen guión, escrito también por Hartley, y una buena puesta en escena, con unas interpretaciones más que aceptables, lo que conforma una comedia digna de ver.

6/10

Últimos tráilers y vídeos