IMG-LOGO

Biografía

Max Records

Max Records

Max Records

Filmografía
I Am Not a Serial Killer

2016 | I Am Not a Serial Killer

En un pequeño pueblo de la América profunda, John Wayne Cleaver es un adolescente obsesionado con los asesinos en serie que trabaja en la morgue familiar. Debido a sus tendencias sociópatas sufre abusos por parte de sus compañeros. Cuando una ola de sangrientas muertes acecha el pueblo, John decide perseguir al culpable, bajo la amenaza de descubrir que él es mucho peor que su enemigo.

El canguro

2011 | The Sitter

Noah Griffith, pésimo estudiante de la universidad, se compromete a cuidar de tres traviesos niños para hacer un favor a su madre. Pero también debe llevar cocaína a la chica que quiere conquistar, por lo que no se le ocurre otra cosa que atravesar media ciudad en busca de la droga con los chavales... El antaño prometedor David Gordon Green, responsable del sensible drama romántico All the Real Girls, ha cambiado por completo de registro tras la comedia alocada Superfumados, y la fallida parodia del género fantástico Caballeros, princesas y otras bestias. Confirma su estancamiento esta zafia cinta de medio pelo que es El canguro, concebida para el lucimiento de Jonah Hill, en un registro de joven inmaduro en la línea de su trabajo en Supersalidos. Entre los secundarios destaca Sam Rockwell, con un estrafalario personaje.

4/10
Donde viven los monstruos

2009 | Where the Wild Things Are

Adaptación del clásico cuento infantil homónimo, escrito e ilustrado por Maurice Sendak. Como el original es tremendamente simple -unas pocas líneas, y los dibujos que las ilustran-, se ha hecho necesario desarrollar una trama un poquitín más compleja.Max es un chaval de tremenda imaginación, pero que echa mucho de menos a su padre, al que suponemos fallecido. Vive con su madre, que trabaja mucho y trata de entablar una nueva relación, y una hermana mayor no demasiado sensible. La 'destrucción' de su refugio-iglú, propiciada por la hermana, más la mirada reprobatoria a los devaneos amorosos de la madre, propician una huida del chico en medio de la noche, con su disfraz de lobo. Entonces toma una barca que le lleva a una misteriosa isla habitada por monstruos. El guión de David Eggers y Spike Jonze -éste también director- es menos claro, con respecto al libro, acerca del carácter imaginario de las aventuras 'monstruosas' de Max; en efecto, en el original era su propia habitación, donde permanece castigado, el lugar donde transcurrían sus peripecias, mientras que en el film la huida a la isla parece real, con lo cual se propicia cierta ambigüedad. De hecho uno de los temas que plantea la película, a sabiendas o no, es el del recurso a la imaginación como modo de evadirse de una realidad incómoda. Lo que puede ayudar a sobrellevar los problemas, pero no constituye, desde luego, sur solución. Hay grandes aciertos en la aproximación estética, aunque cansa un poco el continuo recurso a la cámara en mano. La idea es aportar a la película grandes dosis de realidad, aunque se mueva en el terreno de la fantasía. Por supuesto en el primer tramo, que recoge el entorno cotidiano de Max, de fotografía naturalista. Y luego en la isla, por el uso de una paleta de colores nada llamativos. Tiene también gran mérito el diseño de los monstruos -la creación de trajes para actores y animatronics corre a cargo de la factoría de Jim Henson-, que evoca bien las ilustraciones de Sendak: esultan creíbles y se supera el riesgo de lo empalagoso. Quizá en este sentido, evitar lo dulzón, Eggers y Jonze se equivocan al pintar los conflictos y discusiones entre los monstruos, algo complejos y reiterativos, y que tal vez los espectadores de menos edad no entenderán.

6/10

Últimos tráilers y vídeos