IMG-LOGO

Biografía

Michael Barrett

Michael Barrett

Michael Barrett

Filmografía
El juego del asesino

2018 | Nomis

Marshall es un policía divorciado para quien lo más importante en la vida es su hija. Está especialmente sensible con ella debido a la situaciones criminales de un caso que investiga, que tiene que ver con la desaparición de una serie de jóvenes. Cuando por fin dan con la guarida del asesino, éste resultará ser un joven desequilibrado y las sospechas serán entonces que ha recibido ayuda de un tercero, algo que pasa a ser una seria realidad cuando se producen algunos crímenes relacionados con los policías que siguen el caso. Fallido thriller criminal, que supone el debut de David Raymond, cuyo guión apunta ciertos caminos para luego resolverse por el modo más cómodo y simplón. La subtrama del juez que se toma la justicia por su mano despierta interés pero no está para nada bien resuelta, así como el matrimonio del protagonista o la relación con su compañera de trabajo. En general, los personajes son algo difusos (las apariciones de Nathan Fillion, por ejemplo, son ridículas) y da la sensación de que se han quedado en el tintero muchas ideas. Henry Cavill y Ben Kingsley son grandes actores, pero en este caso hacen lo que pueden para sostener una trama al final bastante lineal, y algo parecido le sucede a Alexandra Daddario.

4/10
Un mar de enredos

2018 | Overboard

En espera de presentarse a un examen para convertirse en enfermera, Kate, madre soltera, intenta sacar adelante a sus tres hijas desempeñando pluriempleos. En uno de éstos, acude a limpiar el lujoso yate de Leonardo, heredero acostumbrado al despilfarro y obsesionado con el sexo, que no sólo se niega a pagarle por sus servicios, sino que se comporta de forma despiadada. Cuando poco después Leonardo tiene un accidente y sufrirá amnesia, circunstancia que Kate aprovechará para convencerle de que ella es su esposa, con el objetivo de darle una lección, y de paso que se ocupe de las tareas del hogar, mientras ella saca tiempo para estudiar. El mexicano Eugenio Derbez demostró con su ópera prima como realizador, No se aceptan devoluciones, que una película puede funcionar con buenos sentimientos y algún gag bueno, aunque cuente con actores mediocres y sea técnicamente discutible. Lo mismo vuelve a ocurrir con este film que en teoría sólo protagoniza, pero que lleva su sello. Supone el debut como realizador de Rob Greenberg, hasta el momento productor de series como Cómo conocí a vuestra madre y guionista de títulos como Lluvia de albóndigas. Versiona Un mar de líos, protagonizada en 1987 por Goldie Hawn y Kurt Russell, donde la rica era ella, y el aprovechado él, y que a su vez se inspiraba en Insólita aventura de verano, con Giancarlo Giannini, de 1974. El cambio de roles parece obligado en los tiempos que corren, pues si hubiera mostrado en pantalla a un varón engañando a una mujer para que limpie y cocine… ¡se habría organizado un escándalo! La mano del cómico azteca se nota bastante, pues los elementos de la trama –todos ellos architípicos de la comedia romántica de protagonistas contrapuestos que al final se atraen– pasan a dar pie a una telenovela, con giros folletinescos, actuaciones exageradísimas, personajes archimalvados, etc. Incluso se rinde tributo a estas producciones, a través de un personaje –un cocinero– que resulta ser un intenso devorador de episodios de las mismas. Como resultado, Un mar de enredos no resistiría el mínimo análisis crítico. Sobre todo se merece un suspenso el montaje, que acumula planos y hasta secuencias enteras totalmente prescindibles, lo que deriva en un metraje desmesurado. Sin embargo, la cinta logra mantener –contra todo pronóstico– interesado al respetable, porque algún chiste funciona. También por el trabajo del propio Derbez, repitiendo una vez más su gran especialidad, la de tipo detestable y mujeriego, que poco a poco demuestra tener su corazoncito y llega a caer bien, mientras que se agradece el esfuerzo de Anna Faris, más conocida en subproductos como Una conejita en el campus o Scary Movie, pero que ha demostrado saber actuar en títulos como Lost in Translation. Pero sobre todo, su secreto reside en que tiene un fondo bastante más positivo de lo habitual en el cine de entretenimiento de hoy en día. Gira en torno a la necesidad de tener familia, que puede ayudar a corregir el rumbo hasta al más desnortado, e incluye algún momento de interés que ensalza el valor del trabajo bien hecho. En este sentido, sobresalen las secuencias de Derbez con el grupo de trabajadores mexicanos en el que se integra su personaje.

5/10
Gotti

2018 | Gotti

Ted 2

2015 | Ted 2

Poco después de que Ted contraiga matrimonio con Tami-Lynn la convivencia se ha vuelto muy complicada. El oso está convencido de que el amor regresará si tiene un hijo con su cónyuge. Elegido el camino de la adopción, para que se lo permitan el marido debe demostrar ante los tribunales que es una persona, no una mera propiedad. A pesar de sus cansinas bromas groseras, Seth MacFarlane demostraba su talento y habilidad para hacer reír en Ted, su debut en el largometraje, donde él mismo le ponía la voz al osito protagonista. Así, las carcajadas compensaban en cierta medida su redundante mal gusto. No ocurre lo mismo en la secuela, pues son pocos los gags que funcionan. Al igual que en el segundo trabajo para cines del realizador, Mil maneras de morder el polvo, el guión no está bien hilado, pues abundan las secuencias innecesarias, e incluso un largo tramo donde los personajes viajan a Nueva York en busca de un infalible abogado que interpreta Morgan Freeman parece metido con calzador a modo de relleno. Lo mismo ocurre con la incomprensible intervención del gran Liam Neeson comprando cereales para niños, en un largo chiste que parece hacerle más gracia al responsable del film que al público. Aisladamente tiene algún hallazgo, como el número de los títulos de crédito –homenaje al musical clásico–, las bromas sobre el desconocimiento de las sagas más frikis del personaje de la recién llegada Amanda Seyfried, o la capacidad de Mark Wahlberg para mantener el tipo a pesar del caos.

3/10
Mil maneras de morder el polvo

2014 | A Million Ways to Die in the West

El cobardica Albert odia vivir en el viejo Oeste y cuidar su rebaño de ovejas junto a sus cascarrabias padres. Tiene un amigo del alma, Edward, y una chica a la que ama, Louise. Pero cuando ésta la deja plantada para salir con el experto en bigotes Foy, se queda destrozado. Su ánimo se eleva poco a poco cuando se instala en el lugar Anna, pero ignora que es la esposa del forajido Clinch. Seth MacFarlane, creador de Padre de familia vuelve a probar suerte en la gran pantalla tras dar el golpe con el deslenguado y zafio osito de peluche Ted. Lo hace con un western en clave de comedia, 40 años después de que Mel Brooks hiciera lo mismo, con mayor fortuna, en Sillas de montar calientes, y pasados casi 75 años desde Los hermanos Marx en el Oeste. Definitivamente, no es lo mismo, casi podría hacerse una lectura de la evolución del humor mirando a estos tres títulos. El ingenio de Groucho Marx y compañía resultaba memorable; Brooks llevaba al límite las posibilidades de la parodia, recurriendo inteligentemente a anacronismos, con dobles sentidos más o menos elegantes, y saliéndose literalmente del plató de rodaje; MacFarlane sigue su línea de chistes zafios, a lo hermanos Farrelly, apostando por la transgresión. Lo que tiene sus limitaciones, pues las bromas sexuales y marrones acaban produciendo tedio, y en lo referente a “no dejar títere con cabeza”, poco queda ya por inventar. De todos modos, en lo relativo a la transgresión, MacFarlane tiene un problema, pues al adentrarse en el lejano Oeste, con títulos de crédito clásico y música que “fusila” temas populares, lo hace como profanando esos lugares icónicos –Monument Valley y demás–, lo que al amante de John Ford y compañía no dejará de causarle molestos sarpullidos. Cierto que tiene algunos buenos gags y ocurrencias divertidas, con los indios y los guiños inesperados a un par de películas, pero otras veces produce estupor, por ejemplo recurriendo a una violencia de “cartoon” con toques de gore. En general Mil maneras de morder el polvo –“modesta” traducción del “millón de formas de morir” del título original– es un film desequilibrado, estirado en demasía, con fallos básicos de guión como la desaparición inexplicada del villano de la función –Liam Neeson– al inicio del film, para resurgir de no se sabe dónde en el último tramo. MacFarlane adquiere demasiado protagonista, hasta volverse cargante, y no da la sensación de que una actriz tan buena como Charlize Theron esté dotada para la comedia.

4/10
Sin escrúpulos

2014 | No Good Deed

Terri (Taraji P. Henson) es una abnegada esposa y madre de dos hijos que vive una vida idílica a las afueras de Atlanta cuando Colin (Idris Elba), un encantador pero peligroso convicto fugado, aparece en su puerta afirmando aber sufrido una avería. Terri le ofrece su teléfono para ayudarlo, pero pronto descubre que su buen gesto le pasará factura y tendrá que luchar para sobrevivir cuando él invade su casa y aterroriza a su familia...

La batalla del año

2013 | Battle of the Year

Un magnate del hip hop está decidido a lograr que el equipo de Estados Unidos de esta disciplina se proclame campeona mundial en la llamada “Batalla del año”, competición que tiene lugar en Francia y en donde se darán cita todos los grandes equipos. Para hacer su sueño posible decide contratar a su viejo colega Jason Blake, quien hace años triunfó como entrenador de baloncesto pero que una tragedia familiar le ha llevado al hundimiento vital y profesional. El director Benson Lee lleva a cabo su particular historia de ficción basada en su propio documental Planet B-Boy, en donde narraba las andanzas de cinco bailarines que buscaban competir en La batalla del año. En este caso recrea la misma idea pero bajo el marco de una historia que responde a las constantes de este tipo de filmes, en donde las relaciones entre compañeros, las dudas y forcejeos con el entrenador, los altibajos anímicos o las luchas por dejar de lado los “egos” y darlo todo por el equipo forman parte de cualquier argumento. La batalla del año sigue así con la tradición de una serie de películas de baile moderno, callejero, cuyo mayor exponente es quizá Step Up. Pero aquí hay poco trabajo de guión, todo discurre por lugares comunes y los caracteres están apenas esbozados (algunos, como el de la coreógrafa son alucinantemente superficiales), mientras que los diálogos y charlas de superación suenan a mil veces vistas y oídas. Se salva, es cierto, el trabajo del “perdido” Josh Holloway, que hace un uso correcto de su carisma. Y, por supuesto, para los amantes del ritmo y las piruetas imposibles se tratará de un ejercicio visual muy entretenido.

4/10
Ted

2012 | Ted

John Bennett es un chaval sin amigos allá por los años 80, del que todos los chicos de su edad se burlan. Una Navidad recibe como regalo a Ted, un osito de peluche que para su sorpresa, cobra vida cuando pide ante una estrella fugaz el deseo de un amigo. Tras el lógico revuelo entre la opinión pública por tan extraordinario suceso, pasan los años y la gente se acostumbra. John y Ted siguen siendo grandes amigos, eternos adolescentes incapaces de madurar, verdaderos friquis con apegos tan sorprendentes como el de la película ochentera Flash Gordon. Y aunque John tiene novia, la encantadora Lori, no acaba de comprometerse, el ganduleo y la diversión junto a Ted le producen verdadera adicción. El creador de las series de televisión animadas e iconoclastas Padre de familia y Padre Made In USA Seth MacFarlane debuta en la dirección de un largo con actores de carne y hueso, Ted, donde él mismo pone voz al osito coprotagonista junto a Mark Wahlberg, Santi Millán en la versión española. También es coguionista junto a Alec Sulkin y Wellesley Wild, compañeros de fatigas en las gamberras series citadas. Ted tiene un arranque ciertamente original, que golpea estereotipos de cuentos navideños con un humor ácido y corrosivo, pero también con las gotas justas de emotividad para hacerlo entrañable. La idea de usar un osito encantador para darle la vuelta a su imagen no es del todo nueva –vienen a la cabeza el gamberro extraterrestre de Paul, la marioneta de Mel Gibson en El castor e incluso otro oso, el de Toy Story 3–, pero MacFarlane la usa con eficacia, manejando bien los cambios de tono. Y acumula gags divertidos, guiños para fans acérrimos de películas e iconos varios de la cultura pop. Pero agotan las cansinas bromas groseras y carentes de cualquier sentido crítico, que quieren “celebrar” la diversión sexual sin freno o el consumo de marihuana. Le pasa a esta película lo que a Algo pasa con Mary, título de los hermanos Farrelly del que se entiende su popularidad, aunque a una y otro les falla el autocontrol de las grandes comedias –muy medidas y sólo aparentemente sin control–, que podía hacerlos verdaderamente memorables.

5/10
A Very Harold & Kumar 3D Christmas

2011 | A Very Harold & Kumar 3D Christmas

Bucky Larson, nacido para ser una estrella

2011 | Bucky Larson: Born to Be a Star

Bucky (Nick Swardson) trabaja en un supermercado y su vida no va a ningún sitio hasta que descubre que sus conservadores padres, ¡solían hacer películas para adultos!. Convencido de haber descubierto su destino, Bucky hace las maletas y se marcha a Los Angeles, esperando poder seguir los pasos de sus padres.

Zooloco

2011 | Zookeeper

Griffin es guardián de un zoólogico, muy dedicado a los animales, que le adoran. En cambio, es desgraciado en amores, pues su declaración a la guapa Stephanie quedó en nada, ella consideraba que su trabajo era poca cosa. Pasado el tiempo, cuando Griffin pensaba haber olvidado a Stephanie ella reaparece con ocasión de la boda de su hermano. Éste empieza a tentarle para que deje su trabajo y trabaje en su concesionario de automóviles de lujo, donde ganaría mucho dinero. Los que no están de acuerdo son... ¡los animales del zoo!, que cuando no hay nadie delante utilizan su facultad de hablar como las personas. Se pondrá de acuerdo en ayudar a Griffin para que conquiste a su chica. Aunque queda la duda de si de verdad es su chica, pues la veterinaria del zoo, Kate, es la mar de maja. Comedia amable protagonizada por un especialista, Kevin James (Paul Blart: Superpoli de centro comercial), y dirigida por otro especialista, Frank Coraci (El chico ideal, Click). La peli es una tontadita bastante rutinaria y previsible, pero al menos evita la grosería -al menos en comparación con los baremos de otras pelis americanas del mismo corte-, y contiene algún gag gracioso a cuento de los animales parlanchines, sobre todo cuando Griffin se lleva a un gorila a cenar a un restaurante.

4/10
Everything Must Go

2010 | Everything Must Go

Ladrones

2010 | Takers

Cinco amiguetes consiguen mantener una vida de grandes lujos, coches caros y muchos gastos a base de los sustanciosos botines de sus atracos a bancos. Siempre han planificado al milímetro sus golpes, de modo que hasta el momento no les han detenido. El único “percance” es que años atrás atraparon a Ghost, un viejo compañero, que tras cumplir su condena sale de la cárcel. Éste tiene información sobre un furgón que transporta una gran cantidad de dinero y les propone a sus antiguos compañeros dar un golpe. Mientras, Jack Welles, un violento policía que ha sacrificado su vida personal para imponer la justicia, se propone atrapar a la banda, cueste lo que cueste. Estamos ante otra típica cinta más de policías y ladrones. El desconocido cineasta John Luessenhop, que hasta ahora sólo tenía en su haber Prisión sin ley, del año 2000, coescribe y dirige esta actualización de clásicos del género como La jungla de asfalto. Los personajes son clichés, el esquema recuerda al de cualquier otra película del género, y el guión no tiene demasiada complicaciones. La trama es hueca, salvo por alguna pequeña nota sobre la corrupción, la lealtad y la traición. Sin embargo, el tal Luessenhop ha reclutado a actores lo suficientemente solventes, entre los que se debe mencionar a Matt Dillon –muy creíble como duro policía– y Paul Walker, que logra que el público empatice con su amoral personaje. Las actrices principales, Zoe Saldana y Marianne Jean-Baptiste, pese a su buen hacer, apenas tienen cancha. El ritmo es dinámico, y técnicamente es un film impecable. Los tiroteos y persecuciones están bien rodados, en un estilo que quiere recordar –las comparaciones son odiosas– a películas de Michael Mann tipo Heat.

5/10
Zohan: Licencia para peinar

2008 | You Don't Mess with the Zohan

El cómico Adam Sandler ha protagonizado algún título interesante, como El chico ideal, Spanglish o En algún lugar de la memoria. Sin embargo, parece que se ha propuesto elevar progresivamente los niveles de falta de calidad de sus cintas. Tras la prescindible Yo os declaro marido y marido, Sandler da un paso más en argumentos disparatados con esta ‘tomadura de pelo’. que se pasa de rosca ‘un pelín’. Zohan Dvir es un agente contraterrorista israelí de élite, más eficaz que James Bond; una auténtica máquina de matar, capaz de resolver las misiones más arriesgadas. Pero en realidad, sueña con dejarlo todo y reconvertirse en peluquero, a pesar de que su padre se lo toma a chirigota, pues según sus propias palabras, piensa que es una profesión para afeminados. Tras un enfrentamiento con El Fantasma, un peligroso terrorista palestino, Zohan finge su propia muerte, para poder emigrar a Estados Unidos, donde consigue trabajo en la peluquería de Dalia, una atractiva palestina con problemas económicos. Allí, Zohan se gana a las maduras clientas porque es un estilista estupendo, pero también porque (hay que verlo para creerlo) remata sus servicios ofreciendo también otro tipo de servicios, sexuales. El punto de partida (James Bond se reconvierte en peluquero) es tan surrealista que podría haber dado lugar a una comedieta resultona. Sin embargo, lo que comienza con grandes dosis de zafiedad (Zohan en la playa deteniendo una pelota con el culo) aumenta progresivamente los niveles de grosería hasta extremos vergonzosos, a base de chistes sobre sexo, mujeres obesas, vello púbico, etc. o diálogos vergonzosos en los que Zohan, por ejemplo, elogia los atributos sexuales de las abuelillas que acuden al local. Tan graciosas deben parecerles estas bromas a Judd Apatow (Virgen a los 40) y al resto de guionistas que repiten los mismos clichés una y otra vez. Resultan especialmente de mal gusto sus golpes de humor en torno al conflicto árabe-israelí, lo que ha motivado que no se estrene en algún país árabe. Desafortunados momentos políticamente incorrectos sobre grupos terroristas, como las llamadas telefónicas de Rob Schneider a Hezbolá, dan al traste con las buenas intenciones de una de las subtramas, la historia de amor entre el protagonista israelí y la peluquera palestina, que podría haber derivado en un mensaje positivo sobre la posibilidad de alcanzar la paz. Resulta difícil salvar algo en este despropósito tan ‘casposo’, del que saldrán huyendo todos aquellos que no tengan ‘un pelo de tonto’. Pero salen adelante, por méritos propios, la atractiva actriz canadiense de origen marroquí Emmanuelle Chriqui –todo un descubrimiento, que en el futuro dará que hablar–, y el todoterreno John Turturro, que se merece papeles mejores que el de El Fantasma, pero que aún así logra mantener cierta dignidad contra viento y marea.

1/10
Más allá de los sueños

2008 | Bedtime Stories

Skeeter trabaja como mantenedor de un hotel de lujo, perteneciente a un gran grupo. El dueño prometió al padre de Skeeter que un día éste dirigiría el hotel. Pero el tipo parece haber olvidado su promesa, y cuando anuncia un nuevo complejo hotelero, Skeeter es relegado, y se escoge en cambio a un impresentable como gerente. Mientras Wendy, la hermana de Skeeter, va a quedarse sin trabajo pues el ayuntamiento ha aprobado la demolición del colegio del que es directora. Mientras busca nuevo empleo, Wendy pide a Skeeter que se encargue de sus dos críos Barry y Violet; le ayuda en la tarea Jill, una vecina. Para tener entretenidos a los chicos, Skeeter les cuenta cuentos antes de acostarse, adaptando su situación del hotel a marcos fantásticos de la antigua Roma, la Edad Media, el lejano Oeste y las aún más lejanas galaxias. Para su sorpresa, algunas de las ideas que los chicos aportan a sus tramas se hacen realidad. De modo que pergeña un plan para que Barry y Violet imagen un final feliz para su plan de dirigir el nuevo hotel.Al tratarse de un film Disney, el director Adam Shankman adopta la línea contenida de títulos familiares como Un canguro superduro y Doce fuera de casa, y procura atar en corto al otras veces 'zafiete' Adam Sandler, que aunque apunta algún chiste en el filo de la navaja, se ciñe a lo que se espera de él. Hay que reconocer que hay un gran despliegue de producción, con buenos efectos especiales y algunas bromas divertidas, como el del camarero haciendo de intérprete galáctico de Skeeter. Así que el conjunto puede describirse como 'resultón'. No obstante se habría agradecido un mayor esfuerzo en el guión, donde muchos elementos son caprichosos, y no se explican suficientemente; los guionistas Matt Lopez y Tim Herlihy tal vez se agarrarán a la excusa de que, como en los cuentos de los niños, ellos se apuntan a la arbitrariedad. Pero no parece suficiente, por ejemplo, para relacionar la construcción del nuevo hotel con la demolición de la escuela, o para culpabilizar al protagonista de lo segundo, y resolver luego la cosa con un auténtico 'deus ex machina' sacado de la manga; tampoco la historia de amor es precisamente un prodigio de imaginación.

5/10
Los misterios de Pittsburgh

2008 | The Mysteries of Pittsburgh

Art (Jon Foster), hijo de un gángster, lleva una vida tristona al cobijo de su padre, aunque la realción entre ellos dista de ser cordial. Después de licenciarse en economía, le esperan tres meses de verano en que tendrá que demostrar sus conocimientos en una prueba final para hacer carrera. Sin embargo, durante una noche, Art conocerá a Jane (Sienna Miller) una chica que le hará tilín enseguida. También entrará en contacto con Cleveland (Peter Sarsgaard), el desenfadado novio de Jane, de modo que el trío pasará un verano que cambiará para siempre sus vidas. El hándicap de este film es que no se sabe muy bien el sentido de lo que cuenta, adónde quiere ir a parar. Narra las peculiares relaciones entre los tres protagonistas –con perspectiva gay incluida, como suele ocurrir con las novelas de Michael Chabon– para ofrecer el retrato de unas vidas vacías y poco atractivas, en la linde de la criminalidad y el "underground", en camino de una supuesta búsqueda de sí mismos. Hay muy poco a lo que asirse en la historia, y es una lástima, porque el reparto es bueno, con una esplendorosa Sienna Miller, actriz que, por lo demás, suele trabajar en películas decepcionantes.

4/10
Bobby

2006 | Bobby

6 de junio de 1968. Elecciones primarias para la presidencia del partido demócrata. La atmósfera social está muy revuelta por problemas como la guerra de Vietnam o la cuestión racial. Robert Kennedy cuenta con muchas papeletas para ganar en el estado de California, clave para ser finalmente el candidato presidencial, que debería batirse con Richard Nixon. El Ambassador Hotel se ha convertido en el cuartel general de RFK, que en unas horas podría estar celebrando una victoria que le catapulte a la Casa Blanca. Con este telón de fondo político de esperanza e incertidumbre, somos testigos de las historias cruzadas de múltiples personajes relacionados con el hotel: el ex manager del lugar, jubilado; el actual manager, que vive una aventura con una telefonista; su esposa, que trabaja en el salón de peluquería y manicura; el jefe de cocinas, que por una actitud racista es despedido ese día; los pinches de la cocina, uno de los cuales está muy emocionado por el partido de béisbol que se juega ese día; una joven pareja, que se casa ese día para de este modo evitar que él sea destinado a Vietnam; algunos jóvenes implicados en la campaña de Bobby, desde futuros políticos a muchachos que tienen su primera experiencia con la droga; la actriz-cantante alcohólica y su cansado esposo; la pareja madura, donde ella esconde su inseguridad a base de cuidar su apariencia... Notable film bien trabado por Emilio Estevez, director y guionista, y que se reserva un pequeño papel. Se citan en el metraje dos películas, Grand Hotel y Bonnie and Clyde, y no es una mención casual. La estructura y marco del film remiten al clásico de Edmund Goulding, y el otro título anticipa la ensalada de tiros que va a constituir su clímax. Aunque la narración arranca de un modo premioso -hay muchos personajes y subtramas que introducir-, lo cierto es que Estevez las dota de espléndida intensidad dramática, sobre todo porque estamos ante seres de carne y hueso, con inquietudes que podemos entender; y cada pequeña 'tragedia' alcanza su momento álgido, en que detectamos grandeza y miseria. Un reparto de maravillosos actores, espléndidamente escogido, con personajes que les vienen como anillo al dedo -algunos ciertamente arriesgados, como el de tres grandes actrices que se enfrentan al problema de su edad, Demi Moore, Helen Hunt y Sharon Stone- contribuyen, cada uno desde su pequeña parcela, a la gran estatura de este film.

7/10
Kiss Kiss Bang Bang

2005 | Kiss Kiss Bang Bang

El guionista de la saga Arma letal, además de filmes como El último gran héroe y El último boy scout, debuta en la dirección con una sorprendente película que presenta aires de cine negro, pero tamizados por curiosos toques de comedia con rozan el surrealismo. Lo que se adivina ya desde el arranque en que Harry, un ladronzuelo perseguido por la policía, irrumpe sin saberlo en una prueba de ‘casting’ y es fichado en Hollywood para interpretar a un matón en una película. En Los Ángeles le asignan, para que prepare su papel, a Harry, un detective privado de aspecto duro y homosexual confeso. Cuando conoce a Harmony, una guapa aspirante actriz, y empiezan a aparecer cadáveres, Harry deberá esforzarse para sobrevivir en la jungla hollywoodiense. Shane Black homenajea a detectives del género como el Philip Marlowe de Raymond Chandler, pero imprime a su film un ritmo vertiginoso y disparatado, ‘moderno’ para entendernos, que puede descolocar. El amo de la pantalla es Robert Downey Jr., y Val Kilmer encarna un inesperado personaje gay.

4/10
¡Goool!

2005 | Goal

Santiago Munez es un niño mexicano que cruza la frontera ilegalmente con su familia, en busca de una vida mejor en Estados Unidos. Consigo lleva un balón y una foto del mundial de fútbol. Pasa el tiempo, y Santiago ha crecido en Los Ángeles. Aunque sueña con convertirse en estrella del fútbol algún día, su padre piensa que no tiene ninguna oportunidad y prefiere que se centre en los humildes trabajos que debe desempeñar para salir adelante. Mientras juega con un equipo local, se fija en él Glen Foy, futbolista retirado británico del Newcastle, que le augura un prometedor futuro como profesional. Y promete conseguirle una prueba con su antiguo club. Sin que su padre se entere, la abuela de Santiago le compra un billete para ir a Newcastle El cine estadounidense ha conseguido emocionarnos en múltiples ocasiones con deportes que sonaban muy lejanos, como el béisbol y el fútbol americano. Por eso, no resulta extraño la capacidad para emocionar de esta película, con un terreno de juego más familiar, al igual que los clubes, y los problemas asociados a este deporte (estrellas ávidas de juerga que se echan a perder, las ocasiones en que el negocio predomina sobre lo deportivo, etc.). También es una película muy positiva, que invita a mantener la fe y luchar por superarse a sí mismo, y que recoge el valor de la amistad y la unidad familiar. Todo eso permite pasar por alto que resulte previsible, que la realización de Danny Cannon (Juez Dredd) sea algo convencional, que los actores cumplan pero no den recitales interpretativos, y que se noten demasiado los balones creados por ordenador en algunas escenas.

6/10
CSI: Las Vegas (4ª temporada)

2003 | CSI: Crime Scene Investigation (4ª Season) | Serie TV

Una pareja es asesinada en un hotel. Así empieza una temporada de la serie sobre forenses, que incluye el episodio en que Grisson es agredido durante un interrogatorio, y la muerte de un bebé en un coche.

7/10
CSI: Miami

2002 | CSI: Miami | Serie TV

El teniente Horatio comanda un equipo de forenses en la soleada Miami. Un episodio de C.S.I. mostraba la colaboración entre los equipos forenses de Las Vegas y Miami, en un caso de doble jurisdicción. Era el prólogo de un spin off que nos lleva a Florida, marco propicio para nuevos casos, resueltos gracias a la pericia de un nuevo equipo de policías científicos, liderados por el carismático Horatio. David Caruso es el poli pelirrojo que debe superar algunos traumas, como la pérdida de su gran mentor por la explosión de una bomba.

4/10
CSI: Las Vegas (3ª temporada)

2002 | CSI: Crime Scene Investigation (3ª Season) | Serie TV

Un famoso jugador de póker cae muerto en mitad de una partida, posiblemente a causa de un ataque al corazón. Por otra parte, Nick y Catherine andan investigando la extraña muerte de un joven que hacía deporte por la calle. Así da comienzo la tercera temporada de una de las series que más éxito han tenido en la televisión en los últimos años. Esta nueva entrega ofrece nuevos e interesantes casos de asesinato y muerte en Las Vegas que el equipo de Grissom investigará.

7/10
Jugando al límite

2001 | On The Edge

Tres historias dirigidas por tres actrices que se ponen al otro lado de la cámara. Ellas son las conocidas Anne Heche, Helen Mirren y Mary Stuart Masterson que se han decantado por el genéro fantástico con toque inquietante. "Ser normal" habla de los peligros de la rutina diaria; "Feliz cumpleaños" demuestra que un año más es, de verdad, un año menos; y "El otro lado" nos muestra a un científico con una enfermedad incurable, que quiere hacer una réplica de sí mismo para alcanzar la inmortalidad.

5/10
CSI: Las Vegas (2ª temporada)

2001 | CSI: Crime Scene Investigation (2ª Season) | Serie TV

Continúan las andanzas de la policía científica de Las Vegas formado por un equipo profesional con el detective Gil Grissom a la cabeza. La segunda temporada comienza con un episodio titulado 'Asfixiado', donde el magnate de un importante casino ha aparecido muerto con síntomas de sobredosis.

6/10
Crímenes del pasado

2001 | Skeletons in the Closet

Will y Seth. Padre e hijo. ¿Cuál está más loco de los dos? Un hecho del pasado, que produjo la trágica muerte de la madre, parece haberles perturbado a ambos. Thriller más o menos entretenido, con apañado reparto: Treat Williams, el bondadoso doctor Brown, que también tiene problemas de comunicación con su hijo adolescente en la serie Everwood, y Linda Hamilton, la chica Terminator por excelencia, con permiso de Claire Danes y Kristanna Loken, protagonizan la peli.

5/10
Dos torpes en apuros

1998 | Safe Men

Dos torpes cantantes de bareto son confundidos por un mafioso con unos célebres desvalijadores de cajas fuertes. Y bajo amenaza, les obliga a dar un golpe para él. La chapuza será inevitable. La película hila una serie de situaciones disparatadas, que en algunos momentos consiguen arrancar del espectador la ansiada carcajada.

3/10
El precio de una cabeza

1965 | The Reward

Un grupo de cazadores de recompensas captura a un fugitivo. Pero mientras le trasladan acaban enfrentándose entre ellos. El gran actor sueco Max Von Sydow aporta algo de lustre a este desmejorado western que rodó en Estados Unidos.

5/10
Fuga de Zahrain

1962 | Escape from Zahrain

Película que pasó por un montón de peripecias antes de rodarse: su actor principal, Clark Gable, falleció pocos meses antes; y el guión escrito por Richard Matheson fue desechado y condenado a dormir el sueño de los justos en un cajón de la Paramount. Así las cosas, la película salió adelante como pudo, siendo producida por el propio director Ronald Neame. Un grupo de rebeldes que se dedican al contrabando de armas, son perseguidos en el desierto por tropas afines al gobierno. Entre los tópicos de rigor están el del malhechor que no lo es tanto (Yul Brynner) y el de la mujer secuestrada de buen ver (Madlyn Rhue). Además del mencionado actor calvo, cuenta con un apañado reparto compuesto por Sal Mineo, Jack Warden y un James Mason que, extrañamente, no aparece acreditado.

4/10

Últimos tráilers y vídeos