IMG-LOGO

Biografía

Nate Corddry

Nate Corddry

43 años

Nate Corddry

Nació el 08 de Septiembre de 1977 en Weymouth, Massachusetts, EE.UU.
Filmografía
Fosse/Verdon

2019 | Fosse/Verdon | Serie TV

Cuidada miniserie sobre la relación personal y profesional entre Bob Fosse y Gwen Verdon. Se inicia con el salto al cine de Fosse adaptando el musical "Sweet Charity", que en los teatros había sido representado por Gwen como protagonista, pero que en cine, por presión de los estudios, contaría con Shirley MacLaine. El film, titulado en España Noches en la ciudad, sería un rotundo fracaso, pero impulsó a Fosse a pelear por la dirección de Cabaret, cuya puesta en escena oscura y nada edulcorada, revolucionó el musical. Del primer episodio llama la atención el gran esfuerzo de producción, y la gran interpretación de los actores, con un Sam Rockwell apenas reconocible en su rol de Fosse, y una estupenda Michelle Williams dando vida a Gwen. Se pinta una relación de amor con puntos que ponen en peligro la relación, sobre todo por parte de él, que no sabe sobrellevar los momentos en que no están juntos. Para ser casi un recién llegado al mundo de la creación de series, Thomas Kail sorprende gratamente con su puesta en escena, recreando los momentos en que se conciben números musicales, o el modo en que se introduce recuerdos-flash-backs de Fosse en torno a su infancia y juventud. Los actores que interpretan a personajes más populares, como Liza Minnelli, a la que encarna Kelli Barrett, tienen la virtud de entregar trabajos sobrios que ayudan a la credibilidad.

7/10
Mindhunter (2ª temporada)

2019 | Mindhunter | Serie TV

Sigue con magnífico pulso la serie criminal sobre asesinos en serie Mindhunter en su segunda temporada. Como cabe imaginar, tras el éxito en la resolución de un caso, la unidad especial del FBI sobre comportamiento criminal empieza a ser la niña mimada de la agencia, y de hecho el recién llegado Ted Gunn ofrece al trío original –los agentes Holden Ford y Bill Tench, y la doctora Wendy Carr– más hombres y recursos, e incluso les facilita una entrevista con el asesino inductor que más despierta la curiosidad del público, Charles Manson nada menos. Mientras continúa el trabajo cotidiano de visitar a célebres asesinos, despierta su atención una serie de crímenes que están teniendo lugar en Atlanta, de jóvenes chicos negros entre 12 y 20 años, que hasta el momento se habían considerado inconexos. Un grupo de madres de las víctimas aúnan esfuerzos porque consideran que ni la policía ni las demás autoridades están prestando la debida atención por prejuicios raciales, las investigaciones de la policía local para descubrir lo ocurrido han sido con frecuencia superficiales y con importantes negligencias. La creación de Joe Penhall a partir del libro “Mindhunter: Inside the FBI's Elite Serial Crime Unit” de John Douglas y Mark Olshaker, se muestra habilidoso en combinar la investigación principal, los alrededores del FBI y la policía con las habituales rutinas, y la vida personal de los tres personajes principales. Se sabe insistir en el egocentrismo de Ford, aunque apuntando a que empieza a ser un poco más consciente de los sentimientos de los demás; tiene enorme fuerza la subtrama del terremoto padecido por la familia de Tench cuando su hijo pequeño adoptado se ve envuelto en la muerte accidental de un bebé, subtexto sobre cómo podría forjarse, o no, una anomalía psíquica que deriva en criminalidad; y resulta más convencional la subtrama amorosa lésbica de Carr con la chica de la barra de un bar, aunque proporciona la excusa de una escena brillante, un interrogatorio en que usa una experiencia personal, que sus compañeros consideran una inteligente artimaña para dar carrete a un asesino en serie. Con tres directores de nivel –al ya presente en la primera temporada, el David Fincher de Seven y Zodiac, se suman Andrew Dominik y Carl Franklin– se dibuja el tono oscuro y desasosegante propio de un tipo de comportamiento aberrante, que escapa a las explicaciones convencionales, aunque se intente dar razón del mismo con métodos científicos. Los actores vuelven a estar muy bien, sobre todo Jonathan Groff y Holt McCallany, pero también Stacey Roca como esposa sufriente de Tench.

7/10
El Círculo

2017 | The Circle

Por intercesión de una amiga, Mae Holland logra que le contraten para el departamento de atención al público en El Círculo, la empresa más poderosa de internet, fundada por el carismático Eamon Bailey. Éste la animará a formar parte de un experimento innovador que consiste en que compartirá online todo lo que haga las 24 horas del día, con pequeñas pausas para ir al cuarto de baño y poco más… Adaptación de la novela homónima publicada en 2013 por David Eggers, que ha coescrito el guión con el director, James Ponsoldt (Aquí y ahora). Tiene un tono desenfadado, no es casualidad que esté al frente del reparto Emma Watson, pues parece dirigida a los jóvenes, quienes crecieron viéndola actuar como Hermione Granger en la saga de Harry Potter, que hoy por norma general abusan de las redes sociales. Propone (sobre todo para ellos) una reflexión sobre los peligros de exponer la vida privada, se muestra que puede tener partes positivas, por ejemplo el estar siempre frente a la cámara puede prevenir accidentes. Pero todo eso no compensa si se destruye por completo la intimidad, y hasta pueden acabar con las relaciones normales al estilo tradicional, e incluso alejarnos de la familia. Cinematográficamente hablando, se trata de un producto digno, con un buen trabajo de la protagonista, que compone el típico personaje ingenuo que poco a poco va perdiendo la inocencia. Junto a ella, Tom Hanks aporta el magnetismo que se le supone al creador de la compañía, claramente inspirado en Steve Jobs. Por el contrario se desaprovecha a John Boyega (Star Wars, el despertar de la Fuerza), con un personaje mínimo que parece metido únicamente para sembrar la incertidumbre a la protagonista, pero que no está bien desarrollado. El film acaba de forma apresurada, se podía haber logrado más tensión en el desenlace. En cualquier caso, cualquier defecto se pasa por alto porque da que pensar sobre un fenómeno en boga, en la línea de “Nosedive”, el capítulo de la serie Black Mirror dirigido por Joe Wright.

6/10
Equity

2016 | Equity

Una mirada a las finanzas bursátiles en Wall Street, y al modo en que el alma se queda en un camino en que, a falta de grandes ideales, sólo queda "el juego" y, por supuesto, el dinero. Prestando de modo especial al precio que pagan las mujeres, no en balde, hay una directora tras la cámara, la desconocida Meera Menon, y tres damas han intervenido en el guión, además de Amy Fox, las además actrices del film Sarah Megan Thomas y Alysia Reiner. El film sigue a Naomi Bishop, alta ejecutiva de una empresa especializada en captar inversores para el lanzamiento de Ofertas Públicas de Venta de Acciones de nuevas compañías con grandes expectativas de crecimiento. En su última operación de OPV las cosas no salieron demasiado bien, pero cuenta con resarcirse gracias a un nuevo cliente, la empresa tecnlógica Cachet, que han creado una gran red social en internet donde el gran valor es la privacidad de los datos de sus usuarios, se supone que siempre van por delante de posibles hackers. Naomi, mujer soltera a la que se le ha pasado el arroz, que tiene un amante peligroso, Michael podría aprovechar la relación para acceder a información privilegiada, se emplea fondo preparando la OPV de Cachet, pero no cuenta con múltiples obstáculos: la ambición de una subalterna, la investigación de una fiscal, antigua compañera de estudios, un cliente que desconfía de ella y, claro está, el mentado amante. Sin pirotecnia ni grandes artificios, el film de Menon describe con precisión la triste vida de los actores de este drama, que han sacrificado su vida privada por el trabajo, e irónicamente en esta ocasión, por una compañía que vela por la privacidad. Así que vemos a personajes insatisfechos, que no se conforman con lo que tienen, y que su apego al dinero, que no tiene que ser "una palabra sucia", revela la estrechez de sus horizontes; en el conjunto, lo único que puede destacarse es una cierta ética profesional en algún personaje, no se debe jugar con información privilegiada para lucrarse; pero la mayoría se mueve por un cínico pragmatismo que busca, por encima de todo, el beneficio personal. El film cuenta con un buen reparto, sin grandes espadas, donde la protagonista en Anna Gunn, conocida sobre todo por la esposa de Walter White en la serie Breaking Bad.

6/10
St. Vincent

2014 | St. Vincent

Al menos en apariencia, el maduro Vincent dista mucho de lo que se podría considerar un santo. Cascarrabias, adicto al alcohol, habitual apostador, también mantiene encuentros regulares con Daka, una prostituta embarazada. Pero su nueva vecina, la divorciada Maggie, debe trabajar muchas horas, por lo que no tiene más remedio que reclutarle para que cuide durante unas horas de su hijo Oliver... Parece que Theodore Melfi, productor y cortometrajista, tenía muy pensado su primer largo como realizador y guionista. Con St. Vincent presagia una interesante carrera, pues se trata de una pequeña comedia, sin muchas pretensiones, pero que da que pensar sobre la falta de modelos positivos a los que seguir, en un mundo actual donde muchos niños pertenecen a familias desestructuradas, no tienen cerca a sus progenitores por las exigencias laborales, e impera el cinismo, pues no está de moda reconocer los buenos sentimientos. También refleja St. Vincent el abandono general de los valores religiosos, a través del colegio de curas católico al que acude el protagonista, donde confluyen alumnos de todas las confesiones y también ateos, pero todos ellos unidos por una enorme desorientación y desconocimiento. Demuestra además el debutante Melfi talento para la puesta en escena, componiendo secuencias a veces próximas al surrealismo, pero siempre con cierta fuerza. Esto se mezcla con su habilidad para sortear el sentimentalismo en el que podía haber derivado St. Vincent, sobre todo en las partes referentes a la esposa del protagonista, o en el tramo final. Acierto absoluto con el reparto. El selectivo Bill Murray borda uno de esos personajes peculiares que tiende siempre a escoger. El otro gran protagonista es el niño, el expresivo Jaeden Lieberther, que debutaba con St. Vincent, pero que ya ha sido reclutado por Cameron Crowe para su siguiente trabajo. En roles secundarios brillan Melissa McCarthy –en un personaje con un fuerte componente dramático distinto a los que suele interpretar– y Naomi Watts –que exhibe un impecable acento ruso en su rol de 'stripper'–. También convence el habitual secundario irlandés Chris O'Dowd (que ya trabajó con McCarthy en La boda de mi mejor amiga), como sacerdote que mantiene el optimismo a pesar de la situacion, y que sabe despertar a sus alumnos el interés por los santos.

7/10
Mom

2013 | Mom | Serie TV

Christy, una madre soltera, consigue dejar el alcohol. Tratará de remontar su vida en Napa Valley.

El oso Yogui

2010 | Yogi Bear

El oso Yogui, siempre acompañado de su amigo el pequeño Bubu, es uno de los personajes animados más conocidos de la factoría Hanna Barbera. Sus aventuras animadas, en episodios de 7 minutos, se empezaron a emitir en Estados Unidos en 1958, y alcanzó una enorme popularidad a nivel internacional (en España el plantígrado en cuestión era una presencia habitual en la programación televisiva de las tardes de los años 70). Era previsible que Yogui fuera objeto de una adaptación que mezcla imagen real con recreaciones digitales del protagonista y otros personajes, tras el éxito de otras cintas en esta línea, como Alvin y las ardillas y Garfield. Como en los episodios clásicos, Yogui se dedica a robar cestas de comida de los visitantes con ayuda de Bubu, en el Parque de Jellystone. Trata de impedirlo y poner orden el guardia Smith, siempre con su uniforme verde y sombrero de ala plano, y que en esta ocasión tiene a sus órdenes al agente Jones. La llegada al parque de Rachel Johnson, directora de documentales interesada en filmar a Yogui, coincide con la puesta en marcha de un maquiavélico plan por parte del alcalde Brown, que pretende compensar el déficit municipal cambiando la calificación urbanística de Jellystone... El responsable de la cinta es Eric Brevig, que procede del campo de los efectos visuales y debutó como realizador de largometrajes con Viaje al centro de la tierra. Brevig parece más interesado en los efectos digitales y la animación que en el desarrollo de personajes. Así, el guión tiene poca entidad, y los personajes son excesivamente planos. Además, los actores –Anna Faris y Tom Cavanagh encabezan el reparto– realizan interpretaciones exageradas de comedieta menor. La animación se puede calificar como eficaz, pero no resulta sorprendente al estar el listón bastante alto. Al menos, apela a la nostalgia de los más mayores, con alguna que otra referencia cinéfila, y mantiene el tono positivo y amable,  por lo que es un producto indicado para los más pequeños. Además, se salva su crítica –simple pero bastante reconocible– a la corrupción política y su moraleja pro perseverancia en la consecución de los objetivos.

5/10
La sombra de los otros

2010 | Shelter

La doctora Harding, joven viuda con una hija pequeña, es una experta psiquiatra, especializada en trastornos de la personalidad. Sobre ella recaen a menudo casos de pena de muerte, donde tiene que dilucidar si el condenado está o no realmente enajenado. Es un trabajo duro, cuyas consecuencias le resultan difíciles de superar. Sin embargo, nunca se ha enfrentado antes a un enfermo como David, un joven en silla de ruedas que se encuentra recluido en el sanatorio donde el padre de Harding, también psiquiatra, consulta con su hija los casos más difíciles. La doctora hablará con el joven David y pronto éste mostrará su otra personalidad. El caso es tan increíble que Harding comenzará a investigar el pasado del enfermo y se irá adentrando poco a poco en un mundo de horror. Las historias de enfermos mentales, sus misterios esquizoides y su relación con el crimen son bastante frecuentes en el cine y suelen ser muy socorridas. Hay ejemplos memorables como los de Psicosis o El silencio de los corderos, pero también existen un buen puñado de películas que logran un meritorio resultado con temáticas similares, como El club de la lucha, Shutter Island o Identidad (cuyo guión lo firma Michael Cooney, al igual que el film que nos ocupa). La sombra de los otros no alcanza ni por asomo la calidad de los filmes mentados, pero su mayor virtud es que logra enganchar al espectador, y eso pese a que introduce una variante que puede dar al traste con todo: el elemento pseudoreligioso y la brujería. Y es que la película comienza con una atmósfera claramente dramática, evoluciona hasta el thriller de misterio y finalmente se convierte en un film de terror en toda regla, con temática cercana a la posesión diabólica. Ciertamente se cuenta aquí con una componente esotérica demasiado fantástica y un poquito disparatada, lo cual resta consistencia al conjunto, pero la narración es más o menos coherente, con una intriga bien dosificada y un desenlace típico pero eficaz. La dirección La sombra de los otros corre a cargo de los suecos Måns Mårlind y Björn Stein, que han saltado a la palestra con Underworld: El despertar. Aquí han contado con una soberbia actriz, una Julianne Moore que, en un papel parecido al de su Clarisse en Hannibal, aporta un gran carisma a la protagonista. El resto del reparto está muy bien elegido, con un inquietante Jonathan Rhys Meyers y un trabajo elogiable de Jeffrey DeMunn (The Walking Dead).

5/10
La cruda realidad

2009 | The Ugly Truth

  Abby es una productora de televisión, cuyo programa no acaba de despegar entre la audiencia. Aunque buena profesional y atractiva, tampoco acaba de encontrar a su ‘media naranja’, entre otras cosas por uno de sus defectos: le encanta tener el control. Pero su vida va dar un vuelco cuando su jefe contrata al impresentable Mike, que se ha hecho famoso en la televisión local por un consultorio sentimental de carácter machista, donde las relaciones hombre-mujer acaba reduciéndolas a sexo. Aunque sus ideas sean políticamente incorrectas, el fichaje de Mike dispara los índices de seguimiento de los espectadores. Comedia romántica según el clásico esquema de guerra de sexos, a lo que se suman los consejos amorosos del ‘celestino’ Mike a Abby para conquistar a su atractivo vecino; pero con el lastre de que la palabra ‘elegancia’ brilla por su ausencia en muchos momentos. Sigue así Robert Luketic un poco los derroteros de los hermanos Farrelly o de Judd Apatow, de chistes guarros –hay uno que es una variación pobretona de aquel célebre de Meg Ryan en un restaurante en Cuando Harry encontró a Sally, que por cierto, en 1989 se consideraba el no va más del atrevimiento, cómo han cambiado los tiempos–, para arrojar un mensaje tan elemental como el que sigue: en las relaciones sentimentales, hay un término medio entre la visión romántica y racional de Abby, y la terrenal y genital de Mike. Ciertamente destaca algún momento divertido, y Katherine Heigl y Gerard Butler tienen cierta química, pero falta sentido del ritmo, y la zafiedad acaba matando el encanto.  

4/10
Historias de Manhattan

2007 | Suburban Girl

Brett, una joven de los suburbios de Nueva York, trabaja en una pequeña editorial de Manhattan. Un día conoce a Archie Knox, un prestigioso escritor de cincuenta años por el que empieza a sentirse muy atraída, a pesar de la diferencia de edad. Ambos empiezan a citarse con bastante frecuencia. Aunque Archie es un hombre atento y encantador, está muy preocupado por culpa de sus ex esposas y una hija de la que se ha distanciado. A los conocidos de Archie no les gusta que salga con una chica más joven, y él tendrá que tomar una decisión definitiva. La actriz Sarah Michelle Gellar, protagonista de Buffy, la cazavampiros, cambia de registro totalmente con esta comedia romántica. Le acompaña el veterano Alec Baldwin, actor últimamente más centrado en la televisión, con la exitosa serie Rockefeller Plaza. Supone el debut como director del guionista Marc Klein (Un buen año), que adapta varios de los relatos que componen el best seller ‘Manual de caza y pesca para chicas’ que ha tenido un gran éxito en todo el mundo. Se trata de un film amable y honesto, dirigido a los incondicionales de las comedias románticas.

5/10
The Nanny Diaries (Diario de una niñera)

2007 | The Nanny Diaries

Adaptación del libro humorístico de Emma McLaughlin y Nicola Kraus, que se inspiraron en su experiencia como niñeras de familias bien en el Upper East Side del Manhattan neoyorquino. El film sigue la pista a Annie, una recién licenciada, a la que en teoría debería aguardar un halagüeño porvenir en el mundo empresarial. Pero la joven se siente insegura, mete la pata en sus entrevistas de trabajo. Casi por un golpe del destino, impide en Central Park que un niño sea arrollado por un patinador. Su emperifollada madre confunde el nombre Annie, con que es una "nanny" (niñera), y le da su tarjeta ofreciéndole empleo; lo que provoca una catarata de ofertas en el mismo sentido de otras madres. Inesperadamente acepta ese trabajo, mientras se aclara acerca de a qué quiere dedicarse. Pero se ha metido en un trabajo con trampa, que no es tan grato como pudiera parecer, por sueldo y alojamiento. En efecto, los padres olvidan a sus hijos, y chicas como Annie deben hacer en la práctica de madres; Annie va tomando cariño al chico al que debe cuidar, aunque sea un trasto, y claro, le cuesta dejarle en la estacada, aunque esté harta de los padres, sus jefes, porque cree que si se ausenta el chaval se echará a perder del todo. Divertida y cáustica película, que dirigen al alimón con aplomo el matrimonio formado por Shari Springer Berman y Robert Pulcini, que ya sorprendieron gratamente con la inclasificable American Splendor. De hecho ya es original el arranque, que habla de las tristes características de las clases altas neoyorquinas como si estuviéramos en un museo antropológico, donde se clasifican los distintos especímenes y tribus, con su vitrina correspondiente. Al tiempo que se ofrecen escenas tronchantes, hay de fondo un sabor agridulce, pues se pone el dedo en la dolorosa llaga de unas personas desahogadas en lo económico, pero egoístas y con enormes carencias afectivas, obsesionadas con dietas y actividad social, pero completamente desamoradas, incapaces de dar un poquito de cariño a quien de inmediato se deben, el cónyuge, el hijo (sí, en singular, pues se diría que no es fácil que sean generosos para tener más). Hay por supuesto trazos caricaturescos, pero quizá no tan alejados de la realidad, pues los casos extremos, desgraciadamente, se dan. Son perfectos en su papel de padres "desastre" Laura Linney y Paul Giamatti, éste por ejemplo siendo incapaz de descubrir una persona en Annie; primero, simplemente, no ve nada, y al fin, cuando se fija, lo único que ve es un cuerpo bonito. Scarlett Johansson sigue dando muestras de ser lo más parecido a una estrella que ha surgido en los últimos años. Borda su papel de chica insegura y con encanto, bella, y que sin embargo sabe de algún modo apagar esa hermosura porque lo requiere su interpretación. El film, aunque se ceba en sus críticas con "los ricos", no esquiva la mirada mordaz hacia ciertos jóvenes inmaduros, incapaces de tomar decisiones, y que son incapaces de mostrarse sinceros con las personas que lo han sacrificado todo por ellas; es tremenda en ese sentido la escena de confrontación de Annie y su madre, cuando ésta se entera de que la otra le ha engañado con respecto a su dedicación profesional.

6/10
Studio 60

2006 | Studio 60 on the Sunset Strip | Serie TV

El día a día de un show televisivo en una cadena norteamericana. Diversos empleados tendrán que luchar por la audiencia. Serie cómica estadounidense creada por el gran Aaron Sorkin (El ala oeste de la Casa Blanca), que pone en solfa el mundillo televisivo, sobre todo en cuento al plegamiento hacia lo políticamente correcto. El meollo de la cuestión es mostrar lo que ocurre fuera del directo, las relaciones entre los personajes, etc. Como es habitual en el guionista, la serie destaca por sus diálogos, densos pero realistas, en este caso con bastante dosis de ácido humor. Cuenta con un amplísimo reparto coral en donde se incluyen célebres estrellas como Matthew Perry o Amanda Peet y también actores y actrices que entonces empezaban a dar el salto, como Sarah Paulson o Nate Corddry. Aunque todo ayudaba a que la producción fuera un éxito, sorprendentemente la serie fue un fracaso comercial y fue cancelada rápidamente. Tan sólo se emitieron 22 capítulos correspondientes a una temporada.

5/10

Últimos tráilers y vídeos