IMG-LOGO

Biografía

Nicholas Griffin

Nicholas Griffin

Nicholas Griffin

Filmografía
Terriers

2010 | Terriers | Serie TV

Con el humor por bandera, Terriers narra la historia de dos amigos, uno de ellos ex policía, que deciden ganarse la vida como detectives privados, aunque carecen de licencia. Así que deben trabajar totalmente al margen de la ley, encargándose de casos que muchas veces les llevan a vivir situaciones de lo más surrealista. Además de su inestable trabajo, cargado de emociones y aventuras, su vida personal tampoco es que vaya a las mil maravillas. Al menos, se tienen el uno al otro... y con eso se deben conformar. Divertida, cargada de humor negro, la serie se muestra como un producto de entretenimiento puro y duro. Aquellos que busquen una nueva serie de detectives al uso no la encontrarán aquí, ya que es sobre todo una comedia que pretende hacernos reír con la forma de actuar de sus dos protagonistas. Éstos parecen ‘maldecidos’ una y otra vez con hacer las cosas de manera totalmente distinta a como deberían hacerse, y afrontan cada investigación siempre con el pie cambiado. Los casos presentados en cada capítulo sirven sólo para poner en evidencia sus cualidades como investigadores. Pero no sólo es eso, en donde meten la nariz para seguir el rastro de un crimen, lejos de conducirnos a un momento escabroso de estremecimiento, nos dibujarán una sonrisa en los labios, si no la provocación de una amplia carcajada. Y a pesar de que cuenta con ciertos tópicos, incluso a veces los diálogos y los chistes fáciles se pueden adivinar, está narrada con un buen ritmo y sus personajes resultan hasta jocosos (alguno de ellos recuerda lejanamente al Nota de El gran Lebowski). Poco importa si las situaciones están ya muy vistas en cine y televisión: chantajes, secuestros, líos de faldas, ex mujeres cabreadas... lo relevante es lo cotidiano, el particular proceder de la pareja protagonista. Esta comedia de investigación entretiene, que es bastante decir por estos pagos donde abundan series típicas sobre policías y detectives, ya demasiadas y últimamente incapaces de sorprender y enganchar a un nuevo público. Alegran la función y se muestran convincentes en sus inefables papeles Donal Logue (Life), en la piel de el ex-policía Hank Dolworth, y Michael Raymond-James (The Walking Dead), como el compañero de fatigas Britt Pollack.

6/10
Los impostores

2003 | Matchstick Men

Roy y Frank forman una pareja perfecta de timadores. Tienen una empresa de ventas y gracias a su mucha labia engatusan a los clientes más ingenuos para que compren productos por un precio exagerado, con promesas de premios fantásticos. Lógicamente los regalos nunca llegan. Negocio fácil, dinero fácil. Sin embargo, las vidas de ambos distan de ser perfectas. Roy, el jefe del tinglado, es un tipo materialmente disminuido por una inmensa colección de manías patológicas: siente pánico por los lugares abiertos, es un obseso de la limpieza y el orden y presenta una galería de tics a cual más compulsivo. Un dechado de equilibrio, vamos. Además, tras su divorcio vive una existencia de lo más solitaria y triste, sólo aligerada por la compañía de su socio Frank, un completo caradura que parece disfrutar con los problemas de su amigo. Pero algo va a cambiar la vida de Roy. La aparición de Ángela, una hija que nunca estuvo seguro de tener, le va a dar la oportunidad de salir un poco de sí mismo y a esa reciente paternidad sumará pequeños avances personales gracias a su visita periódica al psiquiatra. Por el contrario, Roy comprueba que su hija ha heredado sus “talentos” y que le encantaría formar parte de su equipo. La comedia, el drama y la intriga suave se solapan a partes iguales en Los impostores, de guión bien hilvanado y convincentes interpretaciones. Nicolas Cage, con clara herencia del Nicholson de Mejor... imposible, aporta un verdadero recital de gestos paranoicos, exteriorización de sus tensiones interiores, de su vida vacía. La encantadora Alison Lohman, por su parte, logra transmitir una frescura capaz no sólo de encandilar a Cage sino también al espectador. Ridley Scott filma con oficio el guión de los hermanos Ted y Nicholas Griffin, que ofrece numerosos puntos de interés. Porque, mientras juegan al ratón y al gato con las entendederas del espectador, son la soledad, el egoísmo, la culpa y la paternidad los temas que se revelan esenciales en la trama.

6/10

Últimos tráilers y vídeos