IMG-LOGO

Biografía

Paolo Graziosi

Paolo Graziosi

Paolo Graziosi

Filmografía
Pinocho

2020 | Pinocchio

El viejo carpintero Geppetto crea una marioneta de madera. Pero sucede algo mágico: la traviesa marioneta empieza a hablar, a andar, a correr y a comer como cualquier niño. Geppetto le pone el nombre de Pinocho y lo cría como a un hijo. Pero a Pinocho le resulta difícil ser bueno. Se deja llevar fácilmente por el mal camino y va de desgracia en desgracia. Unos bandidos lo persiguen, lo engañan y lo secuestran en un mundo de fantasía repleto de criaturas fantásticas, desde el vientre de un pez gigante hasta el País de los Juguetes y el Campo de los Milagros. Su fiel amiga, el Hada, intenta hacerle ver que su sueño, convertirse en un niño de verdad, no se hará realidad hasta que Pinocho no cambie su forma de ser.

Una storia senza nome

2018 | Una storia senza nome

¡Déjate llevar!

2017 | Lasciati andare

Elia es judío y reside en Roma. Psiconalista talludito, algo maniático y bastante tacaño, está divorciado aunque su mujer Giovanna vive pared con pared, sus casas se encuentran en el mismo piso. Fofo y con algunos kilos de más, su médico le ha animado a llevar una vida sana, pero su primera experiencia en el gimnasio no resulta muy positiva. Lo que no le impide conocer ahí a Claudia, una española de vida no muy ordenada, que se ofrece a ser su entrenadora personal. Comedia de enredo dirigida y coescrita por el desconocido Francesco Amato. Es amable, y despierta alguna que otra sonrisa, por ejemplo con alguno de los pacientes de Elia, pero no cubre las expectativas que suscita. Falla el engranaje, la narración no fluye, lo que vemos es reiterativo, y se confunde lo alocado, legítimo, con la acumulación de situaciones inverosímiles, o la presentación de rasgos y personajes no suficientemente desarrollados y explotados. De modo que pese al esfuerzo del veterano Toni Servillo por hacernos reír, o de Verónica Echegui por llamar la atención como mujer vistosa en una comedia a la italiana, el resultado es insatisfactorio. La subtrama del novio ladrón, o la de la niña con padre “moreno”, primera comunión incluida, no están bien insertadas. Y lo que podía haber sido más interesante, y haber dado pie a un interesante toma y daca, la evolución y posible reconstrucción del matrimonio de Elia y Giovanna –muy bien Carla Signoris, una auténtica señora, perfecta como secundaria–, apenas se apunta, lo que es una verdadera lástima.

4/10
Veloz como el viento

2016 | Veloce come il vento

La familia De Martino se ha dedicado siempre a los motores y las carreras. Mario, el padre de familia, se ve forzado a hacerle camino a su joven y talentosa hija, Giulia. A ella la acompañará su hermano mayor Loris, ex-piloto, poco fiable pero que conserva un sentido agudo de las carreras y coches. Juntos afrontarán nuevos retos y volverán a las carreras, mientras se conocen y aprenden el significado de ser una familia.

Il giovane favoloso

2014 | Il giovane favoloso

Giacomo Leopardi nació en Recanati en 1798. Fue un niño prodigio que creció bajo la mirada implacable de su padre, un hombre que poseía una biblioteca que era la envidia de los grandes cortes de Europa.

Il Divo

2008 | Il Divo

Para Paolo Sorrentino, “Giulio Andreotti es el político más importante que ha dado Italia en el último medio siglo”. Tal declaración explica que el director y guionista se haya atrevido a hacer una película sobre el conocido estadista, a sabiendas de la complejidad de la empresa; concretamente centra su atención en la ambigüedad que muchos comentaristas conceden a Andreotti como rasgo esencial de su carácter, una especie de astuta frialdad que habría alimentado aún más las elucubraciones sobre sus supuestas relaciones con la mafia, acusaciones por las que fue juzgado y absuelto en un complejo periplo legal entre 1999 y 2003. Sorrentino articula una estructura narrativa inteligente, en torno a un paseo de madrugada casi fantasmal de Andreotti, que fiel a sus convicciones religiosas -es católico- acude a rezar y confesarse en una iglesia. Esa confesión sirve para retrotraerse al pasado, y mostrar a Andreotti, el político inescrutable, muy distinto a sus colegas, vividores o vehementes, el suyo es un estilo suave, tranquilo, irónico, inteligente. No pierde detalle de lo que sucede a su alrededor, y apenas muestra emociones, tal vez nunca las tuvo, se sugiere, en detalles como la relación con su esposa Livia. Punto de inflexión en su vida se supone que es el asesinato a manos de la mafia del empresario Salvo Lima, con el que mantenía lazos Andreotti, aunque el film sugiere que le pesa más la muerte de Aldo Moro, como si se autoconcediera cierta responsabilidad, de no haber hecho lo suficiente para lograr que saliera con vida del secuestro de las Brigadas Rojas.El director hace un ejercicio ciertamente singular con su película, buena muestra de cine político. Le da un curioso aire de irrealidad, por los modos de moverse en un escenario de Andreotti, y por un estilo visual casi padrinesco, una fotografía a lo Gordon Willis en la trilogía de Coppola en lo referente a la paleta de colores, con personajes presentados por letreros que incluyen sus alias, como si de una panda de delincuentes se tratara. Todo ello subrayado por una magnífica partitura musical de Teho Teardo. Y al mismo tiempo, hay un estudiado equilibrio, un deseo de hacer justicia al personaje, de poner todas las cartas boca arriba en lo relativo a las acusaciones de connivencia con la mafia, lo que supone no dejar de recordar que las únicas pruebas aducidas contra él fueron las declaraciones de criminales arrepentidos; pese a todo se sugiere que al menos el político hizo la vista gorda a algunas actuaciones de la mafia, y que fue un cambio de actitud, una mano más dura contra estos criminales, la que habría conducido al asesinato de Lima. Por supuesto, es imposible atrapar toda la carrera de un político vivo -Andreotti es senador vitalicio-, que ha presidido en siete ocasiones el gobierno italiano, pero sabe apuntarse su madera de superviviente -no le salpicará la tristemente famosa “tangentópolis”-, mostrar su modo de tratar a las personas, conceder toda su emoción al momento en que estuvo a punto de convertirse en Presidente de la República, lo que coincidió con el asesinato del juez Giovanni Falcone. Puede ser repudiable que se aluda a escándalos mil, y se sugiera que tal vez hubo una conexión Andreotti, o tal vez no, pero la apuesta es nunca hacer una acusación directa que no esté probada, o en todo caso ponerla en boca de la persona real que la hizo. Una película que se titula Il Divo, tiene que sostenerse necesariamente sobre un actor sólido. Y Toni Servillo, que ya trabajó con Sorrentino en la notable Las consecuencias del amor, saca adelante un papel difícil, con un personaje perpetuamente encogido de hombros, hermético, que se prestaba a la grotesca caricatura, felizmente evitada.

7/10
La condena (1991)

1991 | La condanna

Una mujer acude a una visita guiada a un museo. Consigue quedarse después del cierre para admirar los cuadros a solas. Mientras contempla una obra renacentista descubre que no está sola. Un hombre le explica que es arquitecto y acaba seduciéndola. Polémica cinta de Marco Bellocchio, acusada en su momento por grupos feministas de apología de la violación, lo que no está del todo claro en el relato. Aún así se trata de un film premioso y excesivamente artificial, con correctas interpretaciones. Obtuvo el Oso de Plata en Berlín ex aequo con Norte Ultra Sur, de Ricky Tognazzi.

5/10
China está cerca

1967 | La Cina è vicina

La acción se desarrolla en la localidad italiana de Imola. Vittorio se presenta a las elecciones administrativas por el Partido Socialista Italiano, mientras que su hermana Elena se ha quedado embarazada de un joven activista. El realizador Marco Bellocchio retrata la sociedad de su país de la época, los años 60, en este drama con momentos emotivos. Obtuvo el Premio Especial del Jurado y el premio de FIPRESCI en el Festival de Venecia.

6/10

Últimos tráilers y vídeos