IMG-LOGO

Biografía

Patrick St. Esprit

Patrick St. Esprit

66 años

Patrick St. Esprit

Nació el 18 de Mayo de 1954 en California, EE.UU.
Filmografía
Fast & Furious 8

2017 | The Fate of the Furious

Octava entrega de la adrenalítica saga automovilística, arranca a toda velocidad con Dom y Letty de luna de miel en La Habana, él disputando una espectacular carrera, ella señalándole lo buen padre que puede ser en el futuro. Pero una rubia, la enigmática y malvada hacker Cifra, se cruza en el camino con Dom, y algo tiene con lo que chantajear a éste, pues de pronto se pasa al bando de ella, en lo que parece una clara traición a su antiguo equipo y a los ideales nobles por los que venía luchando últimamente. De modo que Dom se enfrenta a sus antiguos amigos, e incluso a su esposa recién estrenada, en sucesivas acciones para robar artilugios relacionados con armamento nuclear. F. Gary Gray no es ajeno a las películas donde los coches, las carreras y las persecuciones, con un equipo de colegas bien conjuntado, forman parte del argumento, en 2003 entregó The Italian Job, cinta de robos y autos minis muy resultona. Ahora repite en el subgénero apuntándose a la franquicia FF, donde coincide además con dos actores de film que dirigió hace casi 15 años, Charlize Theron y Jason Statham, además de que el mismo año había trabajado con Vin Diesel en Diablo. Y entrega entretenimiento de primera división, sin más pretensiones. Aquí tenemos un guión bien orquestado por el guionista habitual desde la tercera entrega, Chris Morgan. La premisa es mostrar a Dom Toretto como inesperado rival de quienes eran más que sus amigos, una auténtica familia. Los motivos se mostrarán a medida que avanza la trama, y tienen su razón de ser. El reencuentro con antiguos personajes, y la aparición de algunos nuevos como Little Nobody, Scott Eastwood, la villana interpretada por Charlize Theron, y el casi cameo de lujo de Helen Mirren, mamá de unos de los habituales, está bien engarzada. Ritmo dinámico y sentido del humor están bien vertebrados con lo que es fundamental en una película "veloz y furiosa", o sea, espectaculares escenas de acción con automóviles en un vibrante "más difícil todavía". Y en este último aspecto, la película no defrauda. Desde el arranque en las calles de La Habana, tenemos la misión en unas instalaciones en Berlín que acaban implicando a un avión, y sobre todo, los pasajes en las calles de Nueva York y en una base de submarinos rusa, verdaderamente impactantes, todo un alarde de trabajo de especialistas y expertos en efectos especiales.

6/10
Independence Day: Contraataque

2016 | Independence Day: Resurgence

Han pasado dos décadas desde que la Tierra sobreviviera a aquella invasión alienígena, tras la que la conmemoración del 4 de julio se hizo extensiva como Día de la Independencia para todo el planeta Tierra. Los países aprendieron a superar sus diferencias y ahora viven en paz y armonía. Gracias a los restos de tecnología del enemigo que quedaron abandonados, la humanidad ha realizado grandes avances, sobre todo en cuanto a vehículos antigravitatorios y cazas de combate se refiere. Sin embargo, David Levinson, científico que dio con la solución a la amenaza, advierte de que el enemigo regresará un día. No es el único que piensa que esto puede ocurrir, pues el que fuera presidente entonces, Thomas J. Whitmore, está obsesionado con que el retorno se producirá. Lo que ha dejado claro a su círculo íntimo, que incluye a su hija, Patricia, y a Dylan, vástago del fallecido Steven Hiller, que ha seguido sus pasos como piloto del ejército. Sorprende que haya tardado veinte años en rodarse la secuela de un blockbuster que en su día recaudó más de 800 millones de dólares, sobre todo porque su máximo artífice, como director y guionista, Roland Emmerich, no ha buscado caminos nuevos precisamente; la mayor parte de lo que ha rodado desde entonces variaba muy poco, pues Godzilla, El día de mañana o 2012, sólo traían como novedad qué desastre reemplazaría a los extraterrestres a la hora de poner en peligro al mundo. Pero al final, el cineasta alemán ha cedido a las presiones de Fox, y retoma su mayor éxito. La falta de acuerdo con la principal estrella del original, Will Smith, no ha supuesto un gran quebradero de cabeza a la hora de componer el libreto. Su rol lo ocupa su vástago en la ficción, encarnado por el joven en alza Jessie Usher (Level Up), y con un par de llamativas fotos a gran tamaño que recuerdan al ‘difunto’, asunto zanjado. Por lo demás, repite el grueso del coral reparto, con Bill Pullman, Brent Spiner, Vivica A. Fox y Jeff Goldblum de nuevo en la piel de sus personajes, con el añadido de alguna joven promesa, Liam Hemsworth y Maika Monroe, y de alguna actriz prestigiosa, como la francesa Charlotte Gainsbourg. Aunque aquí hablar del reparto es lo de menos. No desentonan, pero tampoco tienen mucho tiempo para lucirse, ni sus personajes están demasiado desarrollados. Por ejemplo, se atisban posibilidades en la relación amor-odio Goldblum-Gainsbourg, pero queda reducida a pavesas. A un film de Emmerich se va a ver cómo explota el Puente de Londres, la Casa Blanca (de nuevo), etc., y eso sí que abunda. Se supone que en una secuela debe haber más explosiones que en el original, aquí resultaría imposible, en todo caso las mismas, así que como apunta el personaje de Goldblum… ¡las naves invasoras son más grandes! Quizás se echa de menos algo del humor voluntario (o involuntario) del original, pero nadie que pague una entrada se sentirá engañado. Emmerich sirve lo que se esperaba, entretenimiento ligero de verano para toda la familia. Tras dirigir la vilipendiada por la crítica Stonewall, en torno a una tragedia que incidió en el movimiento homosexual, el realizador proclamó a los cuatro vientos que en esta superproducción metería a una pareja gay. Sin embargo, todo se ha quedado en guiños, en la relación entre un soldado negro y un contable friki, que el grueso del público ni captará. 

5/10
Juego de armas

2016 | War Dogs

Película que sirve al gamberro Todd Phillips para abordar por primera vez un tema serio sin renunciar a su alocado sentido del humor. Se basa en una historia real que fue documentada por Guy Lawson en un artículo para la revista Rolling Stone. Sigue a dos amigos veinteañeros residentes en Miami, David Packouz y Efraim Diveroli, que tras años sin verse coinciden en el funeral de un conocido. David tiene pareja, va a ser papá, y se gana la vida dando masajes, y vendiendo sábanas a residencias de ancianos; mientras que Efraim, que ha hecho negocios vendiendo armas en internet a pequeña escala, ve una oportunidad de negocio en las licitaciones públicas de armamento que el Pentágono debe ofertar con claridad, tras algunas protestas por la opacidad del pasado: ahí se mueven millones de dólares por las intervenciones en Irak y Afganistán, y aunque son los peces gordos los que se llevan los mejores contratos, con las "migajas" se puede hacer bastante dinero. Los dos amigos se asocian y empiezan a hacer fortuna, aunque David no se atreve a ser claro con su novia Iz, a la hora de explicarse su nueva actividad laboral... Como cabe imaginar, se trata de una cinta denuncia, a la que se imprime un aire cínico, a los protagonistas parece importarles muy poco el patriotismo, la lucha contra el terror, o cualquier otra motivación un poco noble, de lo que se trata es de hacer fortuna, aunque sea con dinero de sangre; y parte de la diversión es el subidón de adrenalina, el juego en definitiva, con sus trapicheos y situaciones imposibles. El responsable de Resacón en Las Vegas nos ofrece así otro ejemplo de ebriedad, el vértigo del poder y el dinero, que conecta en parte con El lobo de Wall Street, donde intervenía uno de los actores, Jonah Hill. Tanto él como Miles Teller hacen un buen trabajo, les va bien a ambos la personalidad de sus personajes, a Hill el de farfollas muy seguro, a Teller el alguien tímido y poco claro. Phillips imprime a la narración un buen ritmo, que incluye pasajes de corte cercano al surrealismo, por lo disparatado de los líos en que se meten los protagonistas, la idea es señalar los extremos a los que pueden llegar las personas, cuando les ciega la ambición. Por supuesto también en lo relativo a mantener una amistad, hasta el punto de que pueden surgir dudas acerca de su alguna vez existió tal amistad. El film está producido por Bradley Cooper, que se reserva un pequeño papel, y también podemos ver a Ana de Armas haciendo la aventura hollywoodiense, con un papel quizá algo convencional, pero que resuelve sin problemas.

6/10
Yo soy la venganza

2016 | I Am Wrath

Tras el asesinato de su esposa, Stanley queda devastado. Al ir invenstigando acerca de los hechos con la intención de encontrar a los culpables, descubre un turbio entramado de crimen organizado y corrupción policial. Decidirá entonces impartir justicia por su cuenta. Thriller de acción criminal de pocos vuelos, cuyo planteamiento inicial ha sido trasladado al cine en numerosas ocasiones, por lo que carece de cualquier originalidad. Ayuda al entretenimiento, eso sí, la intensidad impuesta por el director Chuck Russell y el eficaz trabajo de un iracundo John Travolta., que está muy bien acompañado por su colega de correrías, Christopher Meloni. Película entretenida pese a su limitado recorrido.

4/10
La última aventura de Robin Hood

2013 | The Last of Robin Hood

Película sobre los últimos días de la vida de Errol Flynn, legendario actor de cine de aventuras, famoso por su afición a las mujeres. El film se centra en su relación con una adolescente, Beverly Aadland, aspirante a actriz sin demasiado talento, pero preciosa, de la que Flynn se enamora o se encapricha, todo depende de cómo se mire. Su madre Florence mirará a otro lado cuando se hace evidente que la relación entre Errol y Bev –o Ninfa, como también la llama– es algo más que el "apadrinamiento" a una prometedora y potencial estrella de la pantalla. Los directores de Quinceañera, Richard Glatzer y Wash Westmoreland, decepcionan en esta mirada crepuscular a Errol Flynn, nunca llegamos a conocer los sentimientos íntimos de la pareja protagonista y de la madre de la jovencita Bev, a pesar de que están encarnados por actores tan solventes como Kevin Kline, Dakota Fanning y Susan Sarandon. Todo se antoja vulgar, previsible y sin demasiado interés, los responsables del film no logran crear las necesarias emociones, ya sea optando por mostrar la sensación de un trágico y desgarrador amor imposible, o denunciando la posible corrupción de menores, por ejemplo. Parece que no se quiere molestar a nadie, y queda un film bastante insulso. Ni siquiera como muestra de "cine dentro del cine" resulta ilustrativo del modo de hacer de Hollywood.

4/10
El lago azul: El despertar

2012 | Blue Lagoon: The Awakening

En esta apasionada versión moderna de la historia clásica, Emma (Indiana Evans) y Dean (Brenton Thwaites) son dos polos opuestos de la vida del instituto. Pero cuando una tormenta los atrapa en el mar durante un viaje estudiantil por el Caribe y acaban en una isla desierta, ambos adolescentes tendrán que unirse de maneras que nunca habrían imaginado. Sin sus padres, sin teléfono móvil y sin ayuda, aprenderán a sobrevivir por sí mismos o se enfrentarán a las peores consecuencias.

Amanecer negro

1997 | Black Dawn

Un ex policía llamado Jake Kilkanin busca a un banquero que ha desaparecido misteriosamente. Su única ayuda proviena de una stripper deominada Extasy, que fue testigo de la desaparición. Pobre producto de acción que no levanta el vuelo en ningún momento. está protagonizado por Lorenzo Lamas, que en aquella época aún mantenía cierto caché debido a la serie Falcon Crest.

2/10

Últimos tráilers y vídeos