IMG-LOGO

Biografía

Piotr Sobocinski Jr.

Piotr Sobocinski Jr.

Piotr Sobocinski Jr.

Filmografía
Corpus Christi

2019 | Corpus Christi

Polonia. Daniel, joven criminal de veinte años, está internado en un centro de detención de menores. Allí la violencia y las malas compañías son constantes. El tipo siente una especial debilidad por la religión y por las ceremonias litúrgicas celebradas en el centro, tanto que llega a plantearse si lo suyo sería entrar en un seminario. Cuando sale en libertad condicional evitará ir al aserradero que le han asignado y en su lugar recalará en un pequeño pueblo donde se hará pasar por sacerdote. En la Polonia rural la religión católica está profundamente arraigada en las personas, forma parte casi identitaria de una población que sufrió lo indecible durante el siglo XX, bajo el nazismo y luego bajo el comunismo. Si a ese proceso unimos una casi total falta de formación doctrinal, se entiende que esa raigambre haga presa también incluso sobre colectivos más inusuales, jóvenes vandálicos y agresivos como el protagonista de Corpus Christi, para el que el trabajo sacerdotal presenta un atractivo tan poderoso que no deja de sorprender. El modo al que se acerca a esta realidad el director Jan Komasa es más opinable, pues las insólitas andanzas de Daniel, transformado ya en cura del pueblo, chirriarán profundamente ante los espectadores, más aún si tienen una mínima sensibilidad cristiana. Que se indique que la narración está basada en hechos reales no rebaja la naturaleza sacrílega de los acontecimientos. No obstante, paradojas de la vida, la impostura dará lugar a profundos cambios en la comunidad. Aunque la actitud del protagonista siempre resulta ambigua y su vida en el pueblo no es precisamente impecable –el asunto con la moza se ve venir de lejos–, sí ofrece a los habitantes una nueva perspectiva en su comportamiento; la claridad de sus palabras y su insistencia en romper una lanza por la justicia y arrancar de los corazones una inercia malsana hacia el rencor y la tristeza traerá un rayo de esperanza a la convivencia. Puede reprocharse que bajo este enfoque del guionista Mateusz Pacewicz se ofrece una visión plenamente humana del cristianismo, según la cual lo sobrenatural estaría de más pues sólo cuentan las creencias supersticiosas y la capacidad de autosugestión de la gente sencilla, manipulable por quien se erige en autoridad. Tampoco la historia del sacerdote alcohólico parece juego limpio a la hora de acercarse a la realidad eclesial. Pero, en fin, también está claro que Dios puede sacar cosas extraordinarias de las mayores equivocaciones. Formalmente la película tiene un look apagado, grisáceo, acorde con el alma de los habitantes del pueblo y quizá también con una miserable herencia soviética. No se eluden momentos de explicitud sexual y de violencia desagradable, aunque también hay espacio para la belleza, esa hermosísima canción en la fiesta nocturna. Por su parte, el actor Bartosz Bielenia se sirve de su mirada lunática y de su aspecto grillado para ofrecer una interpretación que resulta quizá demasiado enigmática, contradictoria, alucinada. Corpus Christi fue nominada al Oscar a la mejor película extranjera.

5/10
Dioses

2014 | Bogowie

Polonia, años 80. Al eminente cardiólogo Zbigniew Religa no le permiten realizar trasplantes de corazón en el sanatorio donde trabaja. Entonces decide poner en marcha su propia clínica, para perfeccionar la técnica y convertirse en el primero que los lleve a cabo con éxito en la nación. El poco conocido Lukasz Palkowski no alberga grandes pretensiones de convertirse en el sustituto de Andrzej Wajda como máximo representante mundial de cine polaco, ni de ganar el Oscar a la película extranjera como su compatriota Pawel Pawlikowski, responsable de Ida. Dioses puede ser calificada como academicista y convencional, pero consigue mantener el interés a lo largo de su extenso metraje (dos horas), al crear cierto suspense en torno a los avances del protagonista. Esto explica que haya sido uno de los grandes éxitos recientes en las taquillas de su país. Resulta ilustrativo su retrato de una época en la que por desconocimiento y las lógicas dudas, las donaciones aún no eran consideradas como ahora un acto de solidaridad y generosidad. Algo ya superado, hoy a poca gente se le ocurriría sugerir que los pioneros de los transplantes jugaran a ser dioses, como apunta el título. Pero tiene mayor interés el trasfondo, en los últimos años del régimen comunista, cuando la iniciativa individual no estaba bien vista, y se vigilaba a los sospechosos. Meritorio resulta el trabajo del actor Tomasz Kot, poco conocido fuera de su país. Compone a Zbigniew Religa como un genio lleno de excentricidades, pues fuma como un carretero, conduce como un loco o despide y readmite todo el tiempo a sus trabajadores de confianza, pero al mismo tiempo inspira confianza.

6/10
Circuito cerrado

2013 | Uklad zamkniety

Tres jóvenes emprendedores inauguran una fábrica de tecnología punta en Gdansk. Pero personajes corruptos del mundo judicial y empresarial quieren aprovechar la ocasión para, con malas artes, hacerse con el control de Navar, su empresa. Lo que pasa por acusarles falsamente de estafa y otros delitos monetarios, y meterles en la cárceles con muy escasas garantías legales. Cinta polaca inspirada en hechos reales, la dirige el desconocido Ryszard Bugajski. Con ritmo parsimonioso y tono prolijo y casi documental, produce escalofríos lo que cuenta, pues muestra un sistema corrupto, regentado por personajes egocéntricos sin escrúpulos morales. La fotografía de colores desvaídos y grises que podrían hacer pensar en el pasado comunista del país, como si se quisiera indicar que no han cambiado tanto las cosas con la supuesta llegada de las libertades democráticas.

5/10
Rosa

2011 | Róza

Al acabar la Segunda Guerra Mundial, la región de Mazuria, una de esas zonas en que las fronteras se mueven con facilidad, se incorpora a Polonia, con los rusos acelerando los cambios, y los alemanes sufriendo de modo especial la nueva situación. Una de las víctimas es Rosa, viuda de guerra, agredida sexualmente con reiteración por los rusos, madre de una adolescente, que puede perder sus tierras y sufrir la deportación. Podría ayudarle Tadeusz, que conoció a su esposo, y le ha estado ayudando a despejar de minas sus campos de cultivo. Wojciech Smarzowski entrega un duro drama de postguerra, donde se observa toda la brutalidad y el odio que llevan consigo los conflictos bélicos; sirve para arrojar luz a episodios oscuros que a veces se silencian, no sólo hubo liberación de la opresión nazi una vez acabada la guerra, la represión fue tremenda e injusta, con violaciones y asesinatos masivos. Aunque uno de los productores del film es Krzysztof Zanussi, domina un tono áspero y desesperanzado, donde sólo brilla apagadamente el esfuerzo compasivo de Tadeusz por ayudar a Rosa.

5/10

Últimos tráilers y vídeos