IMG-LOGO

Biografía

Russ T. Alsobrook

Russ T. Alsobrook

Russ T. Alsobrook

Filmografía
Truth Be Told

2019 | Truth Be Told | Serie TV

Poppy Parnell se ha convertido en una celebridad gracias a sus podcasts sobre casos criminales auténticos. El que le lanzó a la fama ocurrió 19 años atrás, cuando el joven de 16 años Warren Cave fue declarado culpable del homicidio de un escritor de best-sellers. El crimen fue cometido en su domicilio, donde vivía con su esposa y dos hijas de gemelas, una de las cuales declaró haber visto a Cave, vecino, entrar en la casa a altas horas de la noche. Pero ahora ha aparecido un vídeo en que cabe deducir que Lanie Burhman fue coaccionada a la hora de lograr su testimonio. Lo que despierta el sentido de culpa de Poppy, que ahora desea lograr la liberación de Cave con una nueva investigación y otra entrega de sus célebres podcasts. Uno de los productos con los que Apple TV+ intenta encontrar su lugar en el cielo del streaming, donde cada vez hay más competencia. La serie creada por Nichelle D. Tramble parte de una novela de Kathleen Barber. Aunque medianamente entretenida, acaba cayendo en la acumulación de elementos melodramáticos e inverosímiles, donde la ocultación de datos y secretos sobre el asesinato que justifica la trama alcanza cotas demasiado increíbles, lo que invita a pensar que la “poli” es tonta, muy tonta; o más bien al espectador no se le supone demasiada inteligencia, se espera que acepte todo lo que se le ofrece. Por ejemplo, cuesta creer que Poppy –y eso que la interpreta una gran actriz como Octavia Spencer– tenga mala conciencia, y sin embargo parece que apenas le afecte que por su empeño investigador se produzca un accidente mortal; o que la hija de esta nueva víctima, tampoco se la vea muy traumatizada, cuando esa muerte fatal se produjo por una tonta discusión en la que ella participaba. Por no hablar del cáncer de la mamá de Cave, o de su nazismo sobrevenido en la cárcel, con vistosos tatuajes. A Aaron Paul le toca componer un personaje incómodo que, de entrada, presenta pocos matices.

5/10
#Sexpact

2018 | Blockers

Julie, Kayla y Sam, amigas desde niñas, pactan perder la virginidad el día del baile de graduación. Cuando los padres de las dos primeras descubren lo que va a ocurrir, harán todo lo posible para impedirlo; pero acabará uniéndose también Hunter, progenitor de Sam, porque conocedor de su homosexualidad, no quiere que se acueste con un varón, ya que sabe que no le va a gustar la experiencia. Debut como realizadora de Kay Cannon, guionista de Dando la nota, y secuelas, que tenían algunos elementos interesantes, pero que abusaban del humor grueso. Aquí sólo ha quedado lo segundo, pues #SexPact parte de un planteamiento bastante trillado, el de los jóvenes obsesionados por perder la virginidad, a lo American Pie, aunque en este caso son chicas (¡igualdad incluso en el patetismo!). Añádanse padres sobreprotectores que como siempre en el cine de Hollywood moderno, aprenderán que no pueden interferir en la sexualidad de sus retoños, ellos mismos deben aprenderlo todo, ni siquiera unos pequeños consejos están bien vistos por la corrección política; y un personaje para el público LGBT, como manda la moda. Acumula sal gruesa hasta la extenuación, llegando al extremo en una secuencia de vomitonas contagiosas que sólo puede calificarse como espeluznante, y otra… ¡con una competición para absorber cerveza por el trasero! Por salvar algo, se debe reconocer el talento para la comedia de Leslie Mann, por una vez en un film no producido por su marido, Judd Apatow (como Lío embarazoso, Virgen a los 40), aunque su espíritu está presente, ya que sirve de inspiración, y del luchador de wrestling John Cena, que demostró tener cierta gracia en Y de repente tú…, otro producto de Apatow.

4/10
Lo mejor para ella

2014 | Black or White

Película de la que da mejor idea su título original, “Black or White”, “blanco o negro”, juego de palabras con el color de la piel y el maniqueísmo de no distinguir los grises a la hora de juzgar situaciones. Sigue a Elliot, que tras enviudar por un accidente mortal de su esposa, deja temporalmente su trabajo para cuidar de su nieta mestiza Eloise, fruto de la relación de su hija –fallecida al dar a luz– con Jess, hombre negro de vida desarreglada. No cuenta con que la abuela negra de la niña va a luchar por la custodia de la niña, que piensa podría enderezar la vida de Jess. Mike Binder, guionista y director de carrera irregular –su mejor trabajo es En algún lugar de la memoria, drama en torno al 11-S–, entrega una cinta sobre desajustes familiares no hiperbrillante –le falta un hervor–, pero que da qué pensar, pues habla de sacrificio y egoísmo, y de adicciones fatales, sin dejar de señalar –y aquí el título español da en el clavo– que al tomar decisiones hay que pensar en los más frágiles, los niños. Produce Kevin Costner, también protagonista como el abuelo de la niña, la cara de una moneda en cuyo reverso estaría el padre, al que da vida Anthony Mackie; el desdén que siente el primero hacia el segundo por sus evidentes problema es matizado por quien sabe que también se enfrenta a sus propios demonios. La abuela negra, interpretada por Octavia Spencer, es quizá un personaje más predecible, mientras que la niña no tiene la importancia de otros chavales objeto de litigio en filmes como Kramer contra Kramer o Campeón, por citar dos posibles referentes, aunque ahí la lucha tiene lugar en un contexto de padres divorciados.

5/10
Tammy

2014 | Tammy

Después de perder su trabajo y descubrir que su marido le ha sido infiel, Tammy (Melissa McCarthy) sale a la carretera con su grosera y gran bebedora abuela (Susan Sarandon) en el viaje de su vida.

New Girl (2ª temporada)

2012 | New Girl | Serie TV

La tensión romántica entre Jess y Nick se intensifica en la segunda temporada. Mientras se deciden a salir, o no, juntos, Schmidt fracasa en su intento de estar siempre a la última, Winston no está preparado para una cita y Nick se enfrenta a una muerte en su familia. Además, Schmidt y Winston esperan arreglar el matrimonio acordado de Cece.

Con derecho a roce (serie)

2011 | Friends with Benefits | Serie TV

Creada por Scott Neustadter y Michael H. Weber ((500) días juntos) y producida por el ganador de un Oscar y un Emmy, Brian Grazer (Una mente maravillosa), Con derecho a roce (serie) está protagonizada por un grupo de veinteañeros que intentan sobrevivir al confuso mundo de las citas y que buscan un poco de estabilidad sentimental. La suya es una amistad sincera y desinteresada, aunque a menudo olvidas los límites de la amistad y la confianza acaba en sexo sin compromiso.

Paul Blart: Superpoli de centro comercial

2009 | Paul Blart: Mall Cop

Paul Bart ha soñado toda la vida con ingresar en el cuerpo de la policía estatal de Nueva Jersey. Entusiasmo no le falta, y a pesar de su aspecto físico de gordinflón, tiene una preparación física bastante aceptable. Su problema es la diabetes, que le produce ataques de hipoglucemia en los momentos más inoportunos, en que debe demostrar que es un hombre de acción. Por ello ha quedado relegado a policía de un centro comercial, tarea que lleva a cabo con la misma seriedad con que ejercería de guardaespaldas del presidente de los Estados Unidos. Un ímpetu que sus compañeros interpretan como excesivo, por lo que es objeto habitual de burlas. En su vida personal, las cosas no le van a Paul mucho mejor. Una inmigrante mexicana se casó con él sólo para obtener la nacionalidad, luego le abandonó con su hija. En la actualidad, Paul vive con su madre y su hija adolescente, y busca media naranja: ¿será Amy, una joven recién llegada al centro comercial que tiene un puesto de postizos? Parece la chica fuera de su alcance, pero un asalto armado al centro comercial podría ayudar a Paul a demostrar su valor y a conquistar a Amy. Agradable comedia familiar, éxito sorpresa en la taquilla estadounidense. Se entiende por su absoluta falta de pretensiones, se trata de una película ‘blanca’, con buenas dosis de acción, divertida, y atravesada de buenos sentimientos; lo que parece es una buena combinación en tiempos de crisis económica, en que el público, más que nunca, desea entretenerse y poco más. Protagoniza Kevin James, cómico popular sobre todo en EE.UU., y que se encuentra en el centro de una trama de acción del estilo de la saga Junga de cristal. De hecho, hay bromas en torno a los policías sabelotodo que desprecian a Paul, situación no muy diferente a la que vivía el viejo John McLane. Además, las bazas humorísticas con que juega James, también coguionista, provienen del contraste entre su personaje, voluntarioso pero fondón, y los ladrones de turno, auténticos expertos en deportes de riesgo, que ejecutan todo tipo de acrobacias en el interior del centro comercial. Aunque la trama es bastante elemental e increíble, lo cierto es que contiene un puñado de gags en los que es difícil no reír.

4/10
Mal ejemplo

2008 | Role Models

El director David Wain, responsable de la exitosa y mediocre Los diez locos mandamientos, lleva camino de convertirse en discípulo del rompetaquillas Judd Apatow, pues su tonto y grosero humor tiene ciertamente mucho que ver con el del director de Lío embarazoso. Aquí, el realizador de Ohio entrega una típica comedieta juvenil norteamericana, con dos protagonistas al más puro estilo American Pie, que responden a los arquetipos de patéticos veinteañeros que viven aún como si fueran descerebrados adolescentes. También es cierto que al menos hay alguna idea en su guión y una clara moraleja estimable: pensar en los demás ayuda a madurar y a solucionar muchos problemas personales. Wheeler y Danny son amigos y se dedican a promocionar por los colegios una bebida energética llamada Minotauro. Ambos son muy inmaduros, y mientras Danny vive con su novia Beth, el deslenguado Wheeler sólo piensa en el sexo. Pero cuando Beth abandona a Danny, la depre se apodera del joven y monta tal lío en un colegio que los dos amigos se verán obligados a realizar varias horas de servicios sociales si quieren evitar la cárcel. Entrarán así en un programa llamado “Alas protectoras” y a cada uno se le asigna el cuidado de un chaval. Se supone que ellos serán los adultos que les cuiden... El chiste es fácil, pero como dice el título éste es un 'mal ejemplo' de cine. La historia es muy simple y sobre todo excesivamente previsible. Sorprende de todas maneras el lenguaje abusivament soez de la película, que se supone dirigida también a un público infantil. Todo es tan desnortado y superficial que en algunos momentos es difícil reprimir la risa, por no llorar... La interpretación corre a cargo de los dos colegas Seann William Scott (El tesoro del Amazonas) y Paul Rudd (Por amor al arte), especialistas en películas tontas como ésta, mientras que Elizabeth Banks (Definitivamente, quizás) cumple bien como la guapa novia de Danny.

4/10
Paso de ti

2008 | Forgetting Sarah Marshall

Peter es un músico, compositor de la banda sonora de una exitosa serie televisiva de investigación forense. La actriz principal, la guapísima Sarah Marshall, es su novia, y en fin, llevan viviendo juntos cinco años, se diría que se trata de una relación bien consolidada. ¡Craso error! El caso es que cuando Peter sale a recibir a su chica al vestíbulo de su piso en “traje de Adán”, Sarah empieza con medias palabras a anunciar el final de su común “historia de amor”: ha conocido a otro y… Peter queda literalmente destrozado, su corazón está hecho añicos. Su hermano Brian le recomienda distraerse, lo que traducido a su modo de ver las cosas significa olvidar a Sarah y practicar el sexo en relaciones descomprometidas; como no levanta cabeza, Peter opta por irse de vacaciones a Hawai, un lugar con el que soñaba su ex. Y, como no podía ser de otra manera, se va a encontrar allí con Sarah, a la que acompaña el popular e impresentable cantante Aldous Snow, su nueva pareja. Lo razonable sería quitarse de en medio, pero el orgullo de Peter le impide hacerlo; y aunque el hotel está completo, la encantadora recepcionista Rachel le va a dejarse instalarse gratis en la mejor suite, que sólo ocupan megaestrellas de postín y está ahora mismo libre. Nuevo producto de la factoría de Judd Apatow, que a juzgar por el ritmo de producción que lleva –18 largometrajes en 6 años– se diría que está explotando su gallina de los huevos de oro –un modelo de comedia gamberra y juvenil, que en su zafiedad parece empeñada en dejar atrás a los hermanos Farrelly–, antes de que la suerte se acabe. Si con Lío embarazoso parecía detectarse un cierto cambio de rumbo, un intento de decir algo interesante, aunque fuera envuelto en la marca de fábrica supuestamente inoclasta que le caracteriza, aquí se vuelve a las andadas de títulos como Virgen a los 40 y Supersalidos. Hay que reconocer soltura narrativa en el guión, escrito por el también protagonista Jason Segel, que contiene algunos gags divertidos, por ejemplo los relativos al sucedáneo televisivo tipo CSI o los consejos del hermano vía ordenador. Pero domina un sentido del humor muy americano y tontorrón, con una obsesión que acaba cansando, la relativa a los omnipresentes chistes sexuales y chabacanos. En tal sentido tal vez Segel, Apatow y el director Nicholas Stoller consideren un hallazgo la “audacia” de incluir desnudos frontales masculinos, apechugando con la inevitable calificación restrictiva de público en Estados Unidos. Desde luego en Europa tal recurso no sorprende a nadie, más parece una chiquillada de “niños grandes”. En cuanto al tópico de que un matrimonio de recién casados con convicciones religiosas no será capaz de mantener relaciones sexuales normales, por ignorancia supina en la materia… es una gran bobada, como si hubiera que hacer un máster en el tema, vamos. ¿Es ésta una película con críticas a mojigatos y obsesos sexuales a partes iguales? ¿Se quiere poner en solfa los comportamientos inmaduros y egoístas en las relaciones amorosas, y humanas en general? ¿Es un puro entretenimiento? Sería mucho conceder responder afirmativamente a estas tres cuestiones. La sensación es que hay un equipo de personas que se lo pasan bien pergeñando historias así, y una de las razones no menos desdeñables es la de los ingresos que les generan. Y como de momento los gastos no se disparan demasiado –un modo de funcionar muy inteligente es el recurso a actores no demasiado caros y desconocidos, basta que sean más o menos guapillos y tal, y acertar en los secundarios–, la cosa va marchando.

4/10
En algún lugar de la memoria

2007 | Reign Over Me

Nueva York. Alan es un afroamericano, padre de familia, que regenta una clínica dental, y cuya vida se diría reúne todos los elementos para que sea feliz. Pero… no lo es. Una especie de tristeza inefable le domina. Se encuentra distante de su esposa, la vida doméstica no le satisface. En la consulta, situada en una zona inmejorable, no faltan las ocasiones para echar una cana al aire, a cuento de atractivas pacientes. Pero la infidelidad no le seduce, y de hecho tiene problemas con Donna, una paciente cuyos requerimientos no atiende, y que le acusa justo de lo contrario, de acoso sexual. La vida de Alan da un quiebro cuando se cruza con Charlie, un antiguo compañero de la facultad con quien compartió habitación durante su etapa universitaria, y que perdió a toda su familia en terribles circunstancias. Desde entonces su amigo no tiene empleo y, desequilibrado, no ha sido capaz de pasar página; Alan comenzará a frecuentar su compañía, y de la recobrada amistad mutua puede que surja el fortalecimiento vital que necesitan ambos. Formidable película del actor, guionista y director Mike Binder, autor de Más allá del odio y Diario de un ejecutivo agresivo. Mike Binder había dado hasta ahora muestras de su interés por abordar los problemas corrientes de la condición humana –los relacionados con la vida matrimonial, los hijos, la rutina, la insatisfacción…–, pero nunca con tanto fuerza como en este film, muy medido. La trama juega con la idea, que provoca una recriminación a Alan por parte de su esposa, de que se diría que envidia la posición del amigo en desgracia, que al no tener familia y cobrar una sustanciosa indemnización por parte del estado, tiene una independencia prácticamente total, carece de obligaciones con respecto a otros. Cuando realmente la peor parte la lleva, por supuesto, Charlie, solo en el mundo, frágil emocionalmente, al borde de la desesperación. Sus locuras y excentricidades a bordo de un patinete, no pueden ocultar su pena, su grandísima pena. Gran mérito de Binder es no caer en el enfatismo típico de cierto cine estadounidense, que parece necesitar decir lo mismo cuatro veces, sino cinco, porque no confía, digámoslo abiertamente, en la inteligencia del espectador, capaz de pillar las cosas a la primera. Por ejemplo, el cineasta es sutil al referirse a la desgracia, tragedia nacional e incluso mundial, en que Charlie perdió a sus seres queridos.

8/10
Supersalidos

2007 | Superbad

Judd Apatow arrasa en la taquilla en el terreno de la comedia –sobre todo en Estados Unidos– con cada película que dirige (Virgen a los 40), escribe (Dick y Jane: Ladrones de risa) o produce (Pasado de vueltas). Su sello de fábrica es su gusto redomado por un humor soez que recuerda al de los hermanos Farrelly (Algo pasa con Mary). Esta vez, produce una comedieta de adolescentes descerebrados, incapaces de pensar en otra cosa distinta del sexo, en la línea de American Pie, y la muy superior Desmadre a la Americana, de John Landis, que marcó las pautas del subgénero. Dirige el mediocre Greg Mottola (The Daytrippers). El título español le viene al pelo, pues los protagonistas son dos supersalidos, en la edad del pavo, a punto de graduarse en el instituto. Evan ha conseguido entrar en una buena universidad, por lo que tendrá que separarse de Seth, un chico con problemas de peso, que es amigo suyo desde la infancia. Dos chicas quedan con ellos en una fiesta de graduación, que ofrece una en su casa. Pero Seth se ha ofrecido a conseguir para la ocasión bebidas alcohólicas, una misión imposible, teniendo en cuenta que son menores de edad. Seth cuenta con la colaboración de un conocido, que se ha hecho fabricar un carnet de conducir falso. La cosa se complicará más de lo previsto. Desde el punto de vista de la producción, se trata de una ‘superjugada’, pues superó los 100 millones de recaudación sólo en Estados Unidos y costó sólo 20. ¡Sus beneficios quintuplican la inversión! Desde el punto de vista cinematográfico, la cosa es mucho menos brillante. Los jóvenes que describe son bastante habituales en la sociedad moderna, pero el director es incapaz de criticar sus actitudes salvajes, y cuando intenta sacarles rasgos positivos –en una escena en la que los protagonistas elogian su amistad– llega al ridículo más absoluto. Ni siquiera queda para el recuerdo ninguna secuencia memorable, mientras que los dos policías ‘juerguistas’ resultan tan torpes que en lugar de hacer reír ponen nervioso al espectador.

2/10
Diario de un ejecutivo agresivo

2006 | Man About Town

Mirada al mundo laboral, y a los desquiciamientos que se producen cuando no se sabe compatibilizar el trabajo con la vida familiar, o se olvida algo tan elemental de que en uno y otro caso se está tratando con personas, seres humanos pensantes y con su corazoncito. El film se centra en Jack, un egocéntrico agente de talentos en Hollywood, que se encuentra en plena crisis, aunque no acaba de admitirlo. Sin que lo sepa su esposa o sus compañeros de trabajo, acude a unas clases de terapia, en que el conductor de las sesiones aconseja a los asistentes escribir un diario, según determinadas pautas. Eso debería ayudar a superar los problemas, pero los obstáculos en el camino, incluidos el escepticismo de Jack y los problemas conyugales, no faltan. Y cuando el diario de Jack desaparece, su pánico alcanza cotas insospechadas, por el miedo a que se sepan cosas de él que no deberían saberse. Mike Binder –que ya llamó la atención con su anterior film, Más allá del odio– escribe, dirige, e incluso interpreta el film, hecho al margen de los estudios con la ayuda de su hermano Jack en el capítulo de producción. Lo que no parece haber sido obstáculo para contar con actores de relumbrón, incluido Ben Affleck (aunque justo es decir que el actor conoce horas bajas) y Rebecca Romijn , la conocida Mística de la saga X-Men. Lo que más atrajo al actor, según sus palabras, era el hecho de que es “una película llena de humor y patetismo”. Y en efecto, en la parte de comedia que exhibe el film, se despierta una sensación agridulce, ante situaciones tristes, en que la respuesta espontánea es reír, por no llorar. Uno de los apuntes del diario, “He llegado a un punto en mi vida en el que no sé quién soy. No sé cómo estar casado, y eso me ha asustado”, lo dice todo de un modo terrible.

5/10
Big Love

2006 | Big Love | Serie TV

Bill Henrickson es un mormón que vive en Salt Lake City con sus tres esposas. Las tres viven en casas contiguas. La única esposa legal es Barbara, la primera, con la que tiene tres hijos. También tiene otros dos con Nicolette, y dos más con Margene, la más joven. Un reparto excepcional protagoniza esta serie de HBO que destaca por su originalidad, ya que trata asuntos como la comunidad mormona y la poligamia.

5/10
Lizzie McGuire

2001 | Lizzie McGuire | Serie TV

Todos los episodios de la sitcom protagonizada por Hilary Duff. Emitida en la televisión americana entre 2001 y 2004, sigue el crecimiento de Lizzie, de adolescente a jovencita que dice adiós al instituto.

3/10
Poderes extraños

1995 | Escape to Witch Mountain

Danny y Anna son dos hermanos gemelos que cuando se tocan generan una extraña energía de color morado. La causa es que ambos nacieron en la ladera de una montaña embrujada y han adquirido extraños poderes. Sin embargo, el malvado Bruno decide separarlos y se lleva a Anna. Años después, cuando Danny entra en un orfanato se reencuentra con su hermana. Entretenida película familiar, llena de aventuras y fantasía, producida por Walt Disney y con un guión trabajado que adapta la imaginativa novela de Alexander Key, llevada al cine en otras ocasiones. Destaca la presencia de la actriz Elisabeth Moss (Mad Men), que entonces tenía tan sólo 13 años y que aquí interpreta a la pequeña Anna.

5/10

Últimos tráilers y vídeos