IMG-LOGO

Biografía

Melissa McCarthy

Melissa McCarthy

49 años

Melissa McCarthy

Nació el 26 de Agosto de 1970 en Plainfield, Illinois, EE.UU.

Premios: 0 Oscar (más 1 nominaciones)

La mejor amiga

09 Febrero 2012

Hasta hace poco, el rostro de Melissa McCarthy era más o menos conocido por los seguidores de series televisivas, pero pocos podrían ponerle nombre. Gracias a la repercusión de La boda de mi mejor amiga se ha hecho muy popular, ha demostrado que se puede triunfar al margen de los estereotipos dominantes de delgadez y proporciones perfectas, y ha logrado una candidatura al Oscar.

Nacida en Plainfield (Illinois, EE.UU.) el 26 de agosto de 1970, en el seno de una familia de granjeros de origen irlandés y firmes convicciones católicas, Melissa Ann McCarthy se graduó en la St. Francis Academy, un centro religioso.

En Los Ángeles aprendió interpretación con The Groundlings, un grupo de comedia especializado en improvisación. Allí tenía como compañero a Ben Falcone, del que se enamoró y que se convertiría en el hombre de su vida. Tras varios años de noviazgo, McCarthy se casó con el también actor en 2005.

Dio sus primeros pasos en el campo de los monólogos cómicos, en locales, lo que le sirvió de trampolín para darse a conocer y conseguir papeles secundarios en filmes como El chico, Los ángeles de Charlie (2000), La flor del mal y La vida de David Gale.

Su agente le advirtió que no llegaría a nada si no bajaba de peso. Decidió seguir una dieta basada en ingerir únicamente líquidos, pero se sentía tan deprimida y angustiada que decidió dejarla. A pesar de todo, obtuvo un papel fijo en la serie Las chicas Gilmore, donde era la simpática chef que mantiene una intensa amistad con Lorelai Gilmore, la joven madre protagonista.

Durante el tiempo en que duró la serie se quedó embarazada, por lo que los guionistas tuvieron que trasladar su estado al personaje en la última temporada. En 2007 nació su hija Vivian, y posteriormente, en 2010, dio a luz a Georgette, otra niña.

Volvió a repetir el papel de mejor amiga en Samantha Who, donde estaba sorprendidísima porque la protagonista, Christina Applegate, no recordaba su pasado.

A finales de 2010 el éxito llama a su puerta cuando protagoniza la serie Mike y Molly, donde realiza un gran trabajo como maestra que conoce al hombre de su vida en un grupo de comedores compulsivos anónimos. La cosa tiene su gracia, y McCarthy logra el Emmy a la mejor actriz de serie cómica.

Pero su consagración absoluta le llegaría con La boda de mi mejor amiga, donde interpreta a Megan, la dama de honor más divertida. El film protagonizado por Kristen Wiig, también guionista, se convierte en un fenómeno sobre todo entre el público femenino, y McCarthy se convierte en candidata al Oscar.

McCarthy es todo un ejemplo de que no hay que volverse loco si tu cuerpo no está a la moda. Siempre declara que sigue una alimentación saludable, y hace ejercicio, pero que no está obsesionada con su peso. Se merece seguir triunfando, y de hecho su serie sigue viento en popa y ha rodado This Is 40 con Judd Apatow, protagonizada por Megan Fox.

Oscar
2019

Nominado a 1 premio

Filmografía
Superintelligence

2019 | Superintelligence

La cocina del infierno

2019 | The Kitchen

Decepcionante debut en la dirección de Andrea Berloff, guionista de títulos con cierto interés como World Trade Center y Blood Father, y que consiguió una nominación al Oscar por su libreto de Straight Outta Compton. Adapta un cómic de Ollie Masters, que describe las vicisitudes de tres amas de casa que viven a finales de los 70 en el conflictivo barrio neoyorquino denominado “La Cocina del Infierno”. Cuando agentes del FBI logran encerrar a sus tres maridos por sus actividades delictivas de tintes gangsteriles, ella deciden tomar las riendas de su “negocio”, ofreciendo protección a pequeños comerciantes a cambio de una cuota mensual. De este modo Kathy Brennan logra sacar adelante a sus dos retoños, Claire Walsh deja atrás una vida de malos tratos domésticos e inicia una relación con otro tipo, y la afroamericana Ruby O'Carroll logra liberarse del dominio “blanco” de marido y suegra. Por supuesto surgirán problemas, sobre todo cuando se acerca el momento de que los esposo salgan de la cárcel. La intención de ofrecer un mensaje feminista resulta tan obvia, que impide que el espectador pueda verse atrapado por lo que podía haber sido más interesante, el cómo “peces fuera del agua” logran nadar en las sucias aguas del crimen. “Genialidades” como la de mostrar cómo deben cortar un cadáver en pedacitos, y así presentar el progresivo endurecimiento de “las tres madrinas” resulta de escaso interés. Y aunque las tres actrices principales, Melissa McCarthy, Tiffany Haddish y Elisabeth Moss, se esfuerzan con sus composiciones, la película no merece siquiera el aprobado.

4/10
¿Quién está matando a los moñecos?

2018 | The Happytime Murders

En Los Ángeles los humanos cohabitan con los moñecos, marionetas con vida propia. Uno de estos últimos, Phil Philips, ex policía expulsado tras un trágico incidente, se gana la vida como detective privado. Mientras busca pistas sobre el chantaje que sufre una de sus clientas en un sex shop, presencia el asesinato de un antiguo conocido, Mr. Bumblypants, miembro del elenco de "The Happytime Gang", primera serie televisiva de éxito protagonizada por moñecos. Puesto que el asesino persigue al resto del reparto, Philips tratará de detenerle, formando equipo con la detective humana Connie Edwards, su antigua compañera, con la que no se lleva demasiado bien. Títeres similares a Los teleñecos que sueltan tacos, se drogan o practican sexo. La idea no es nueva, pues la han explotado Peter Jackson, en su segundo trabajo, Meet the Feebles, y el musical de éxito "Avenue Q". Ahora se apunta al carro Brian Henson, hijo del creador original de los célebres personajes televisivos, Jim Henson, y aunque la 'gamberrada' quizás atraerá a quienes desconozcan sus precedentes, e incluso les hará reír en el arranque, pronto se hace evidente que la fórmula no da por sí misma para sostener un largometraje en su totalidad. El guión recuerda bastante a ¿Quién engañó a Roger Rabbit?, sobre todo por su mezcla con el género negro, pero tiene menos chispa, apenas consigue arrancar carcajadas, y a diferencia de aquélla, no resulta ni mucho menos apta para el público infantil.  Melissa McCarthy, protagonista y productora del film junto a su marido, Ben Falcone, no está tan inspirada como en otras ocasiones, no parece muy suelta trabajando con compañeros de felpa. Tiene algo de vis cómica Elizabeth Banks, pese a la poca presencia de su personaje tiene. Ciertos homenajes a Raymond Chandler y algún momento aislado logran cierta gracia, pero en general el guión parece más interesado en explotar que sus protagonistas hagan en pantalla todo tipo de burradas, por lo que el exceso de sal gruesa resulta agotador.

4/10
¿Podrás perdonarme algún día?

2018 | Can You Ever Forgive Me?

Sorprendente película de tintes tragicómicos, basada en hechos reales. Sigue los pasos de Lee Israel en los años 90 en la ciudad de Nueva York. Ella es una mujer cincuentona, soltera y asocial, a la que gustan las mujeres, aunque no tiene relaciones estables, vive sola en compañía de su gato. Escritora de biografías de celebridades femeninas como Tallulah Bankhead, su carrera autoral no acaba de arrancar. Para colmo de males la despiden de la revista donde trabaja por su difícil carácter, de modo que ahoga sus penas en alcohol. En un bar conocerá al homosexual talludito y experto en trapicheos Jack Hock, con el que hace buenas migas. Preguntándose cómo va a pagar las facturas, la venta de una carta del personaje sobre el que está escribiendo, Fanny Brice, le abre una veta inesperada para mejorar sus ingresos. Primero añade frases sabrosas a misivas auténticas, para aumentar su valor, y luego directamente las falsifica para venderlas. Para su sorpresa, tienen gran éxito entre los coleccionistas, con lo que crece mucho su autoestima, pues se siente una verdadera autora imaginando lo que escribirían algunos de sus escritores favoritos. Nicole Holofcener y Jeff Whitty han ideado un sólido libreto que opta al Oscar, y que funciona bien como estudio de personajes, la soledad urbana, pero también como reflexión acerca de la creación artística, tanto en relación a la impostura, como a a los caminos sorprendentes por los que puede discurrir, con la protagonista metiéndose en la cabeza de autores como Noel Coward o Dorothy Parker. Dirige el film la desconocida Marielle Heller. Sorprende la composición que hace de Lee Israel la actriz Melissa McCarthy, conocida sobre todo en su faceta cómica desde que descollara en la serie Las chicas Gilmore, y que aquí está completamente transfigurada; quizá no tenga mucho que ver, pero a ratos, tal vez porque la película también tenía un escritor en su trama, o por el físico de una y otra, viene a la cabeza el trabajo que hizo en Misery una actriz entonces desconocida, Kathy Bates, que ganó el Oscar, galardón al que ha sido nominada precisamente McCarthy. Sea como fuere, McCarthy sabe componer a la perfección a su brusco personaje, con un ácido sentido del humor, más solo que la una, y que en el fondo querría encontrar el amor y el cariño, que vuelca en el minino que le hace compañía, y que se ha hecho mayor, como ella. El modo en que se siente viva gracias a su nueva “faceta artística”, y la complicidad que surge con otro ser marginal como ella, magnífico Richard E. Grant, también aspirante a la estatuilla dorada, se sirven con convicción y talento. Todo tiene encanto  y está cuidado en el film, de ritmo impecable, incluidos los encuentros con los compradores de las “valiosas” cartas, esa especie de conato de amistad-enamoramiento con una librera, o el reencuentro con una antigua amante.

7/10
Es la jefa

2016 | The Boss

Una gigante de la industria acaba en la cárcel por uso de información privilegiada. Cuando reaparece, decidida a convertirse en la más popular del país, no todo el mundo está dispuesto a perdonar y olvidar.

Cazafantasmas

2016 | Ghostbusters

Relanzamiento de la franquicia iniciada en 1984 con Los Cazafantasmas, de Ivan Reitman, film menor con cierta gracia que tuvo una secuela en 1989. La novedad consiste en que en esta ocasión se cuenta con protagonistas femeninas. Manhattan. Erin Gilbert aspira a un puesto fijo como profesora de física cuántica, pero descubre que su antigua amiga Abby Yates ha puesto a la venta online un antiguo libro que escribieron conjuntamente, sobre fenómenos paranormales, que la descalificaría para su trabajo. Cuando acude a pedirle que lo retire de la circulación, ambas se verán involucradas en una serie de apariciones fantasmales, y acabarán formando un equipo para combatirlas, junto con la ingeniera Jillian Holtzman, y la taquillera del metro Patty Tolan. Tiene al frente como director y coguionista a Paul Feig, responsable de La boda de mi mejor amiga, que cuenta de nuevo con las dos protagonistas principales, Kristen Wiig, y Melissa McCarthy, eficaces en registros cómicos, así como las cómicas de Saturday Night Live Kate McKinnon y Leslie Jones. Todas ellas se complementan bien, y están bien apoyadas por Chris Hemsworth, sorprendente como un disparatado secretario, equivalente masculino a las rubias tontitas vistas en infinidad de films. De esta forma, las nuevas Cazafantasmas entretienen, con secuencias hilarantes, como la del concierto de rock duro. Por lo demás, al igual que el original, carece de grandes pretensiones, y al final agota un poco el despliegue de efectos especiales, con tal despliegue de fantasmas que resulta agotador. Muchos fanáticos de la saga han generado en internet una oleada de oposición a la nueva versión, pero disfrutarán con los numerosos homenajes a la década de los 80, con aparición del roquero Ozzy Osbourne incluida. Y cameos del fantasma Moquete, y de los actores Bill Murray (un científico que niega la existencia de los fantasmas), Dan Aykroyd (un taxista), Sigourney Weaver (mentora del personaje de McKinnon), Ernie Hudson (tío del de Jones).

5/10
Espías

2015 | Spy

El agente con licencia para matar de la CIA Bradley Fine sale airoso de cualquier tipo de misión, por imposible que ésta sea. Pero tiene truco, pues la inteligente analista Susan Cooper le echa una mano desde la sala de control, avisándole de todo lo que tiene que hacer, enviándole fuego de apoyo desde un satélite, etc. Cuando eliminan a Fine, Susan tendrá que llevar a cabo el trabajo de campo a pesar de sus problemas de sobrepeso. Aunque ya era un rostro popular, sobre todo por algunas series televisivas (se recuerda su encantadora Sookie de Las chicas Gilmore), Melissa McCarthy se consagró tras lograr una candidatura al Oscar a la mejor secundaria por La boda de mi mejor amiga, que también compitió en la categoría de mejor guión. La actriz repitió con el artífice del film, Paul Feig, en Cuerpos especiales, que seguía los esquemas architípicos del cine policíaco, en clave de humor. En Espías la pareja no se ha calentado mucho la cabeza, pues repite la fórmula repasando los tópicos de los filmes de James Bond y similares. Desde luego, la comedia americana no está en su mejor momento, y Espías no se libra de seguir los patrones habituales, con groserías a mansalva, mucho gag escatológico y frases malsonantes. El guión, que a diferencia de los anteriores esta vez es obra del propio Feig, no es gran cosa y en su parodia del espionaje no llega ni a la suela de los zapatos de Kingsman. Servicio secreto, estrenada poco antes. Pero independientemente de la calidad de Espías, McCarthy logra hacer reír. No importa la situación a la que se enfrente, que siempre logra darle gracia a sus réplicas, y consigue empatizar con la platea. Está además bien secundada por Jude Law, como el héroe de acción perfecto, y un sorprendente Jason Statham, que a través de sus zafios diálogos demuestra una enorme capacidad para reírse de sí mismo. Ha funcionado tan bien en taquilla que parece que McCarthy y Feig tienen cuerda para rato. Nada más terminar el rodaje de este film, vuelven a la carga con la versión femenina de Los Cazafantasmas.

5/10
Tammy

2014 | Tammy

Después de perder su trabajo y descubrir que su marido le ha sido infiel, Tammy (Melissa McCarthy) sale a la carretera con su grosera y gran bebedora abuela (Susan Sarandon) en el viaje de su vida.

St. Vincent

2014 | St. Vincent

Al menos en apariencia, el maduro Vincent dista mucho de lo que se podría considerar un santo. Cascarrabias, adicto al alcohol, habitual apostador, también mantiene encuentros regulares con Daka, una prostituta embarazada. Pero su nueva vecina, la divorciada Maggie, debe trabajar muchas horas, por lo que no tiene más remedio que reclutarle para que cuide durante unas horas de su hijo Oliver... Parece que Theodore Melfi, productor y cortometrajista, tenía muy pensado su primer largo como realizador y guionista. Con St. Vincent presagia una interesante carrera, pues se trata de una pequeña comedia, sin muchas pretensiones, pero que da que pensar sobre la falta de modelos positivos a los que seguir, en un mundo actual donde muchos niños pertenecen a familias desestructuradas, no tienen cerca a sus progenitores por las exigencias laborales, e impera el cinismo, pues no está de moda reconocer los buenos sentimientos. También refleja St. Vincent el abandono general de los valores religiosos, a través del colegio de curas católico al que acude el protagonista, donde confluyen alumnos de todas las confesiones y también ateos, pero todos ellos unidos por una enorme desorientación y desconocimiento. Demuestra además el debutante Melfi talento para la puesta en escena, componiendo secuencias a veces próximas al surrealismo, pero siempre con cierta fuerza. Esto se mezcla con su habilidad para sortear el sentimentalismo en el que podía haber derivado St. Vincent, sobre todo en las partes referentes a la esposa del protagonista, o en el tramo final. Acierto absoluto con el reparto. El selectivo Bill Murray borda uno de esos personajes peculiares que tiende siempre a escoger. El otro gran protagonista es el niño, el expresivo Jaeden Lieberther, que debutaba con St. Vincent, pero que ya ha sido reclutado por Cameron Crowe para su siguiente trabajo. En roles secundarios brillan Melissa McCarthy –en un personaje con un fuerte componente dramático distinto a los que suele interpretar– y Naomi Watts –que exhibe un impecable acento ruso en su rol de 'stripper'–. También convence el habitual secundario irlandés Chris O'Dowd (que ya trabajó con McCarthy en La boda de mi mejor amiga), como sacerdote que mantiene el optimismo a pesar de la situacion, y que sabe despertar a sus alumnos el interés por los santos.

7/10
Por la cara

2013 | Identity Thief

Sandy Patterson tiene una vida genial: un buen trabajo, dos hijas preciosas y una esposa que le quiere y que está esperando otro hijo. Pero debido a sus necesidades económicas decide abandonar su empleo para ocupar la vicepresidencia en una nueva empresa de reciente creación. Sin embargo, de un día para otro ve cómo todas sus expectativas se van al garete. La causa es una delincuente que ha usurpado su identidad y falsificado sus tarjetas, de modo que ha dilapidado todos sus ahorros. Para mayores problemas la policía de su ciudad, Denver, le explica que no puede hacer nada contra alguien que opera en Florida, así que la única solución de Sandy es encontrar a esa mujer y llevarla a Denver en el plazo de una semana. Sólo de esa manera podrá recuperar su vida. Banal entretenimiento cuya mejor baza es su fondo de buenos sentimientos bajo una cáscara gamberra y malhablada en la línea de las desinhibidas comedias estadounidenses del tercer milenio. La historia, elaborada por Craig Mazin (responsable de los guiones de Resacón 2, ¡ahora en Tailandia! y de varias secuelas de Scary Movie), sigue las pautas de este tipo de filmes en donde se deja de lado la verosimilitud para dar lugar a una descacharrante trama a razón de un gag por minuto. La novedad de Por la cara es que se trata de una “road movie” con bastantes elementos de acción, aunque sea tontorrona. Detrás de las cámaras se sitúa el director de Cómo acabar con tu jefe, Seth Gordon, quien ha contado con el mismo actor como protagonista, Jason Bateman, y que se muestra capaz mantener un ritmo más o menos llevadero a lo largo del metraje. Pese a que acumula situaciones escabrosas y conversaciones de camionero, en general el director evita pasarse de la raya en la escala de la grosería, y ofrece momentos más o menos divertidos, siempre apoyados en la actriz Melissa McCarthy, que ha alcanzado una enorme popularidad desde su papel de Megan en La boda de mi mejor amiga, por la que fue nominada al Oscar. Lo malo es que la actriz se ha encasillado así en un perpetuo papel de bruta alocada y grosera, sin muchas luces pero con buen corazón. Entre el reparto, donde se descuidan bastante los personajes secundarios, es de señalar la presencia de Amanda Peet, aunque lamentablemente no cuente con demasiados minutos en pantalla.

4/10
R3sacón

2013 | The Hangover 3

Tercera entrega de la saga iniciada en 2009 con la alocada pero inspirada Resacón en Las Vegas, que continuó en 2011 con Resacón 2, ¡ahora en Tailandia!, un poco inferior. Vuelve a dirigir y coescribir el guión Todd Phillips, que ha ejercido ambas labores también en las dos anteriores. Philips acierta junto con el otro autor del libreto, Craig Mazin (que también participó en la segunda) al apartarse esta vez del ya manido esquema de las dos anteriores, en las que los protagonistas se despertaban tras una noche loca e intentaban averiguar qué ocurrió. En R3sacón no hay boda, al menos como punto de partida. Stu, Doug y Phil han sentado la cabeza y dejaron atrás las juergas. El trío trata de ayudar al único miembro de la manada que sigue en sus trece, el díscolo Alan, llevándole a una clínica psiquiátrica en la que le pueden ayudar. Pero por el camino son abordados por los sicarios de Marshall, un gángster molesto porque Chow, amigo sobre todo de Alan, le ha robado una enorme cantidad de oro. En la línea gamberra de sus predecesoras y aunque no cuenta con un guión tan inspirado como el de la primera parte, lo cierto es que R3sacón logra su objetivo de hacer reír, especialmente con su delirante inicio, y con una secuencia que aparece durante los títulos de crédito. En principio parece cerrar la saga, aunque en Hollywood todo lo que sigue dando dinero es susceptible de tener más continuaciones. R3sacón recupera a los actores principales, los eficaces Bradley Cooper, Justin Bartha, Ed Helms y Zach Galifianakis, que esta vez tiene mayor protagonismo. También reaparecen algunos ilustres secundarios, entre ellos Heather Graham o Ken Jeong. Se incorporan John Goodman (como peligroso gángster) y una Melissa McCarthy (dependienta de un comercio de compra de oro) que parece que ni pintada para la saga. Esta vez parece haber alguna pequeña reflexión en torno a la urgente necesidad de madurar de quienes pretenden prolongar la adolescencia indefinidamente, si bien el film tiene claro a dónde va y predominan los disparates.

5/10
Cuerpos especiales

2013 | The Heat

Nueva comedia del realizador Paul Feig tras el bombazo obtenido con La boda de mi mejor amiga. Recupera como una de las protagonistas a Melissa McCarthy, que dio la campanada con aquel film hasta el punto de lograr una candidatura al Oscar a la mejor secundaria, todo un hito para una comedia grosera en esa línea. En Cuerpos especiales la actriz se empareja con Sandra Bullock, que en busca de nuevos caminos para su carrera, el mismo año de la magistral Gravity rueda esta comedia que poco tiene que ver con sus papeles de modosita en comedias dulces. Cuerpos especiales sigue los pasos de Sarah Ashburn (Bullock) agente del FBI con un talento especial para encontrar dónde ocultan los narcotraficantes las drogas. Para encerrar a un peligroso capo, debe unir sus fuerzas con Shannon Mullins (McCarthy), agente de policía de Boston extremadamente malhablada que no duda en usar métodos brutales y desagradables si es necesario para encerrar a los delincuentes. No llega a la altura del anterior trabajo de Feig, aunque en realidad Cuerpos especiales se apoya en la misma seña de identidad: el lenguaje grosero típico de las películas masculinas en boca de mujeres. Lo cierto es que McCarthy tiene gracia natural, y arranca sonrisas con frases extremadamente burras y porque su personaje se comporta como un hombre 'chuleta' de un film de serie B de tres al cuarto. También Bullock sabe hacer reír, como queda demostrado en la secuencia del bar en que ambas acaban borrachas. Cuando en ese momento del film, ejecutan un alocado baile al unísono, queda de manifiesto que las dos actrices pueden provocar carcajadas sin necesidad de diálogos divertidos. Pero el guión de Katie Dippold, procedente de las series MADtv y Parks and Recreation, apenas tiene entidad. Además, dura 117 minutos, un metraje a todas luces excesivo para una comedieta alocada, por lo que acaba haciéndose extremadamente interminable. Y sus golpes de humor negro a veces llegan a resultar desagradables, especialmente una sangrienta traqueotomía. En cualquier caso, Cuerpos especiales ha conectado con el público hasta el punto de que ya se anuncia la secuela.

4/10
Si fuera fácil

2012 | This Is 40

Especie de “spin-off” de Lío embarazoso, Si fuera fácil sigue a los personajes de Pete y Debbie, felizmente casados y padres de dos niñas, que acometen la temida crisis que supone cumplir los 40 años. El film escrito y dirigido por Jude Apatow, y protagonizado por su esposa Leslie Mann y sus dos hijas Maude Apatow e Iris Apatow, hace una apuesta por mirar a la cotidianeidad familiar y de pareja, tomada con suave humor irónico, y las acostumbradas -y reiterativas- bromas sexuales. Ya sean la obsesión por mantener el tipo físico, los agobios económicos por apuestas profesionales que no acaban de cuajar, el temor a no resultar atractivo al marido o la mujer, la preocupación por los hijos y sus artilugios tecnológicos, más las peculiaridades del padre de él -sexuagenario, tiene niños trillizos- o el de ella -médico exitoso, rompió la relación siendo ella una cría de ocho años-, sirven para configurar una trama que se antoja larga, demasiado. Falta un punto de naturalidad a lo que vemos en Si fuera fácil, lo que no deja de ser un fallo importante para un film que quiere dibujar “la vida normal” de quien se convierte en cuarentón. Si existe una crítica a las cada vez más complejas estructuras familiares, se diluye en un conjunto de escenas llenas de referencias a la cultura cinéfila y musical popular, y en los intercambios entre la pareja protagonista, Leslie Mann y Paul Rudd, que parecen demasiado autoconscientes de sus papeles, como si estuvieran interpretando un número de Saturday Night Live ante el público en directo, y esperaran escuchar sus risas de complacencia.

4/10
La boda de mi mejor amiga

2011 | Bridesmaids

La vida de Annie es un completo desastre: sexo sin compromiso con un tipo odioso, un trabajo que no le gusta nada, y una tremenda capacidad para herir a los que tiene alrededor. La noticia de que su prima y mejor amiga Lillian se casa le llena de satisfacción, y sueña con hacer del día de la boda el más feliz de su vida, ocupándose de los preparativos. Pero entre las damas de honor se encuentra Helen, a quien Lillian ha conocido hace apenas ocho meses, y que ha ocupado un puesto de gran amiga; lo que provoca los celos de Annie, pues su rival es la típica mujer perfecta, con las mejores y más originales ideas para la organización del enlace. Divertido film del subgénero comedia con boda, pergeñado en la factoría del prolífico Judd Apatow, que aquí ejerce de productor. En realidad el alma de la cinta es la coguionista y protagonista Kristen Wiig, todo un descubrimiento, respaldada por la también guionista Annie Mumolo y el director Paul Feig. Como cabe imaginar, contiene algunas de las señas de identidad de las comedias Apatow, como el lenguaje obsceno, con la particularidad en esta ocasión de que está en boca de mujeres. En lo visual hay en cambio cierta contención, sin duda con vistas a recibir una calificación por edades benigna; no es tan salvaje como Resacón en Las Vegas, de la que se ha venido a decir que era su versión femenina, una indudable simplificación. Aunque algunas bromas son bastante elementales, groserías del tipo “caca-culo-pis” –véanse los efectos secundarios de comer en un restaurante brasileño–, hay un buen puñado de pasajes desternillantes que funcionan, como el “duelo” en la cena de pedida entre Annie y Helen, o los intentos desesperados de Annie por recabar la ayuda del agente Rhodes, un policía por el que siente cierta atracción no confesa. Por tanto un guión bien escrito, más un personaje central bien construido –el de Annie–, más buenos secundarios –qué divertida resulta, por citar un ejemplo, la dama de honor “mulier fortis” Megan, compuesta por Melissa McCarthy–, más un disparatado sentido del humor, componen una película razonable, que funciona, y que incluso los tópicos de las películas de bodas –los obstáculos que amenazan que que el día clave no sea tan feliz como se espera, los mil y un preparativos...– sabe retorcerlos, riendo de las cursiladas que pueden surgir en tales ocasiones.

6/10
El plan B

2010 | The Back-Up Plan

Zoe es una guapa treintañera a la que piensa que se le está ‘pasando el arroz’, debe hacer algo para ser madre. Y como no ha conocido al ‘hombre de su vida’, en vez de pensar en el matrimonio recurre a la inseminación artificial de un donante de esperma anónimo. Pero justo ese día conoce a Stan, un joven fabricante de quesos que es una monada. Al principio sus caracteres chocan, pero surgirá el flechazo. Lo que coincide con la inesperada noticia de que, a la primera, Zoe se ha quedado embarazada. Lo que no sabe cómo comunicar a su amado. Cuatro años llevaba la cantante Jennifer López sin hacer una película. Y lo cierto es que su faceta de actriz allá por 2006 cosechaba fracasos tan sonoros como Ciudad del silencio y El cantante. Quedaban lejos los días en que parecía que sabía actuar –Mi familia, de 1995, su mejor trabajo– o al menos hacer comedias romanticonas resultonas –Sucedió en Manhattan, de 2002–. Ahora, en su ‘regreso’, parece que ha querido celebrar su maternidad de gemelos con ese tono de comedia romántica. Sin ánimo de ser aguafiestas, la película resulta fallida de cabo a rabo. ¿Por dónde empezar la retahíla de errores en que consiste el film? Parece que la trama va de guerra de sexos, pero no es así. Se supone que Stan es granjero, hombre conocedor de la biología, pero se siente incómodo en el ginecólogo. Hay una chica celosilla por ahí, pero aparece y desaparece según conviene. Hay un grupo de madres solteras orgullosas, sólo para justificar una estúpida escena partera. Hay una ridícula almohada sin la cual parece imposible conciliar el sueño. La protagonista trabaja en una tienda de animales igual que podía trabajar en la NASA. El protagonista fabrica quesos igual que podía diseñar bombillas. El protagonista va a la universidad por las noches igual que podía tocar una banda de rock. Hay una escena de un papá contando a Stan las maravillas y sinsabores de paternidad, metida con calzador. En fin, detengamos la enumeración y digamos que falta cohesión y lógica interna a la narración, es todo un conjunto de viñetas sin demasiada gracia. Y lo curioso es que para su ‘rentrée’ la López ha optado por una guionista gris –una tal Kate Angelo– y un director un poquillo menos gris –Alan Poul, cuyos anteriores trabajos televisivos en Roma y A dos metros bajo tierra, no parecen casar mucho con el tono blandito de este film–. En fin, siempre le quedará cantar, de hecho se escuchan sus gorgoritos en temas como “What Is Love?”.

2/10
Mike y Molly

2010 | Mike & Molly | Serie TV

Mike, un oficial de policía deseoso de reducir su peso, y Molly, una maestra que se siente culpable por su desmedida afición a la comida, se conocen en un grupo de terapia para comedores compulsivos. Tras los primeros contactos surge una atracción mutua y deciden formar una pareja, pero serán objeto de la burla de las personas de su alrededor. Comedia que aprovecha el talento para el género de Melissa McCarthy, secundaria en Las chicas Gilmore, y candidata al Oscar por La boda de mi mejor amiga.

5/10
Como la vida misma

2010 | Life as We Know It

Comedia romántica tan típica que hasta el título en español suena insulso, de hecho se utilizó para etiquetar otra interesante cinta, que se llamaba originalmente Dan in Real Life, con Steve Carell. Los guionistas y el director Greg Berlanti (El club de los corazones rotos) parecen haber seguido al pie de la letra el manual para escribir comedias románticas: chico y chica de caracteres contrapuestos que se repelen deben colaborar de cara a lograr algún objetivo común, y descubren que están hechos el uno para el otro. En esta ocasión, los protagonistas son Holly Berenson, empresaria dedicada al catering, una mujer estricta y adicta al trabajo que lleva mucho tiempo sin tener una cita con algún hombre prometedor, y Eric Messer, realizador televisivo dedicado a los deportes, de vida frívola. que sólo piensa en el sexo. Alison, la mejor amiga de Holly, le organiza una cita con Eric –amigo de su esposo– pero ambos se dan cuenta de que no se interesan nada y no llegan siquiera a ir a cenar como tenían pensado. Por desgracia, Alison y su cónyuge mueren en accidente de tráfico y ambos habían previsto que Holly y Eric se encargaran de la custodia de su pequeña hija, que cuando aconteció la catástrofe estaba al cuidado de una niñera. Archisabida de principio a fin, lo cierto es que el espectador puede predecir hasta los diálogos. Pero si eliminamos una secuencia de humor un poco escatológico, en torno al cambio de pañales del bebé, la historia se desarrolla a través de secuencias que más o menos cumplen su cometido –la desastrosa cita inicial tiene su gracia– y tiene algo de fondo bastante positivo –ambos personajes van descubriendo poco a poco sus sentimientos familiares–. Además, a Katherine Heigl (Anatomía de Grey) le pega el personaje, cortado a medida, y Josh Duhamel (Las Vegas) más o menos cumple con el suyo.

5/10
The Nines

2007 | The Nines

Tres historias entrecruzadas en torno al mundo de los reality shows. Están protagonizadas por un actor con problemas, un presentador televisivo y un aclamado diseñador de videojuegos. El film supuso el debut como director de largometrajes de John August, guionista vinculado a Tim Burton, para el que ha escrito títulos como La novia cadáver o Big Fish. Destaca el trabajo del canadiense Ryan Reynolds, en un triple papel.

4/10
Las chicas Gilmore (7ª temporada)

2006 | Gilmore Girls | Serie TV

Última temporada de la serie con la madre soltera más guay de la televisión, y su espabilada hija Rory. Entre risas, lágrimas y mucho cariño, la boda de Lorelai puede estar al llegar...

5/10
Las chicas Gilmore (6ª temporada)

2005 | Gilmore Girls | Serie TV

Rory ha abandonado la universidad de Yale, para irse a vivir con su padre. Esto le ha roto el corazón a Lorelai, su madre. La sexta temporada incorpora más elementos dramáticos y mantiene un buen nivel.

6/10
Las chicas Gilmore (5ª temporada)

2004 | Gilmore Girls | Serie TV

Quinta temporada de las cuitas de Lorelai y Rory, madre e hija, y además, amigas. La cosa arranca con ambas mujeres peleadas por el romance que mantiene Rory con Dean. Hasta el punto de que la chica hace una escapadita a Europa con Emily.

6/10
Las chicas Gilmore (4ª temporada)

2003 | Gilmore Girls | Serie TV

Lorelai se traslada a vivir con Luke, con quien mantiene una relación. Su hija Rorie se siente deprimida por haberse liado con un hombre casado. Así comienza esta cuarta temporada.

5/10
Las chicas Gilmore (3ª temporada)

2002 | Gilmore girls | Serie TV

Rory se va a graduar en Chilton, y debe pensar en la universidad. Está inmersa en dudas amorosas, igual que le ocurre a su madre Lorelai, eterna adolescente. Estas, son algunas de las claves de la tercera temporada de las Gilmore.

6/10
Las chicas Gilmore (2ª temporada)

2001 | Gilmore Girls | Serie TV

Rory inicia su 2º año en Chilton y entra a trabajar en el periódico escolar. Su relación amorosa con Dean es cada vez más inestable y ella empieza a ser cortejada por Jess, un chico problemático recién llegado al pueblo. Lorelai, la madre Rory, recibe una inesperada proposición de matrimonio. Después de que la 1ª temporada pasara sin pena ni gloria en la tele, esta ronda de episodios se convirtió en un gran éxito. El secreto: los personajes son cada vez más excéntricos y atractivos.

6/10
Las chicas Gilmore

2000 | Gilmore Girls | Serie TV

Lorelai y Rori Gilmore, madre e hija, son super amigas. Lorelai, madre soltera, dirige un hotel, y es tan guapa, juvenil, enrrollada e insegura, que más de uno cree que ella y Rory son hermanas. La hija es muy lista; así que Lorelai hace de tripas corazón, y reanuda la relación con sus petulantes padres, con idea de que costeen los estudios de Rory. A cambio, ésta pasa más tiempo con los abuelos. Serie amable que combina bien risas y lágrimas.

6/10
Es la jefa

2016 | The Boss

Una gigante de la industria acaba en la cárcel por uso de información privilegiada. Cuando reaparece, decidida a convertirse en la más popular del país, no todo el mundo está dispuesto a perdonar y olvidar.

Tammy

2014 | Tammy

Después de perder su trabajo y descubrir que su marido le ha sido infiel, Tammy (Melissa McCarthy) sale a la carretera con su grosera y gran bebedora abuela (Susan Sarandon) en el viaje de su vida.

Últimos tráilers y vídeos