IMG-LOGO

Biografía

Sergio Di Zio

Sergio Di Zio

47 años

Sergio Di Zio

Nació el 20 de Septiembre de 1972 en Toronto, Canadá
Filmografía
El crimen de Georgetown

2019 | Georgetown

Película inspirada en hechos reales, el asesinato de la nonagenaria Viola Herms Drath, hechos de los que fue acusado su segundo marido, Albrecht Gero Muth. Este se casó con ella cuando enviudó, aunque fuera una anciana que le sacaba cuarenta años, exhibiendo su encanto personal. La cinta combina la investigación de la muerte de esta mujer –en el film denominada Elsa–, con el fulgurante ascenso de un auténtico farsante –Ulrich Mott para esta ficción–, que de becario de un congresista va trepando gracias a los contactos de la mujer a la que engatusa para casarse. Ella se deja querer, sintiéndose halagada, aunque su única hija, recién nombrada catedrática en Harvard, desconfía desde el principio de Ulrich. Servicial como si fuera un mayordomo, sigue una trayectoria verdaderamente asombrosa, e incluso que le pillan en algún renuncia a la hora de presentarse como diplomático y conseguidor, es capaz de dar la vuelta a la tortilla, inasequible al desaliento. Dirige el film el actor austríaco Christoph Waltz, también protagonista, en su primer trabajo tras la cámara para la gran pantalla, aunque había hecho tiempo atrás un telefilm. El resultado es algo irregular, cuenta entender que la mujer a la que interpreta Vanessa Redgrave siga el juego al otro, y los “incidentes” que la irritan dan pie a reacciones puntuales que no acaban de estar bien integradas en el relato. Domina demasiado en la narración el personaje de Waltz, de modo que tanto Redgrave como Annette Bening acaban estando desaprovechadas y sus composiciones parecen algo esquemáticas. La parte judicial tampoco resulta demasiado brillante.

5/10
El caso Sloane

2017 | Miss Sloane

Elizabeth Sloane trabaja para los lobbies que se encargan de persuadir a congresistas y senadores estadounidenses para que apoyen determinados proyectos legislativos que deben aprobarse en el Capitolio. Mujer de arrolladora personalidad, sin pelos en la lengua, tremendamente cínica, su objetivo es siempre ganar a toda costa, yendo un movimiento por delante de su adversario. En el logro de sus objetivos ha sacrificado cualquier atisbo de vida privada, no tiene familia, y acude a los servicios de un "profesional" en lo relativo a su vida sexual. Ahora está en el ojo del huracán por una investigación de un comité del Senado, que le acusa de faltar a los estándares éticos previstos en el ejercicio de su profesión. Potente película cuyo guión firma el desconocido Jonathan Perera, cuyos libretos anteriores, si es que existen, nunca antes habían sido llevados a la pantalla. Pinta un cuadro descorazonador de lo que es un lobby –grupo de presión política, de larga tradición en países como Estados Unidos– y lo que mueve a los políticos, siendo cínico sobre los cínicos, aquello es poco menos que la selva. Está estructurada en torno a la declaración que Sloane realiza ante el comité, y de esta comparencia arrancan los diversos flash-backs que nos ponen en antecedentes de cómo la lobbista ha terminado siendo objeto de tan graves acusaciones. Un caso en que ha podido tener una actuación dudosa es la excusa para cargar contra ella por el modo en que está consiguiendo apoyos para una legislación que podría poner coto, con severos controles, al derecho a la posesión de armas de fuego. Algo que no agrada a la industria del sector, y por lo que encuentra oposición en antiguos compañeros, que trabajan en sentido contrario para lograr los votos suficientes que detengan la ley. John Madden, cuyo Shakespeare enamorado fue recompensado con el Oscar a la mejor película, maneja bien el dinámico y muy verbalizado guión, repleto de frases ingeniosas y mucha y vertiginosa información, y sabe crear cierto suspense y hasta sorprender; eso sí, ya había dado muestras de moverse bien en ese terreno en La deuda. Aunque justo es reconocer que el director cuenta con la baza de una columna vertebral magnífica, que es el soberbio trabajo de Jessica Chastain, que logra hacer creíble a la ambiciosa protagonista. Es difícil que te caiga bien, pero a la vez produce una fascinación semejante a la de, por ejemplo, Francis Underwood en House of Cards: tenemos a alguien odioso, que no sabe ver personas en los demás, sino peones para conseguir sus propósitos en una partida donde todo vale, hasta hacer trampas si no te pillan o el daño puede ser controlado. Dándose paradojas, en que personajes a priori de escasa catadura moral demuestran poseer algunos principios básicos, mientras que algunos políticos que se supone sirven al interés público van a lo suyo. El resto del reparto está a la altura, aunque no dejen de ser satélites que giran alrededor del planeta Chastain: bien, pues, por Mark Strong, Alison Pill, Sam Waterston, Gugu Mbatha-Raw, Michael Stuhlbarg, John Lithgow, etcétera, que sacan todo el jugo posible a sus personajes, siempre al servicio de la historia.

7/10
El desafío (The Walk)

2015 | The Walk

Una auténtica película-experiencia que, al seguir a un célebre funambulista, conecta aún más con los orígenes del cine, cuando las películas era una espectáculo de feria que debía asombrar al público mostrando lo que nunca había soñado ver antes. Basada en hechos reales, describe la peripecia del francés Philippe Petit que él mismo narró en su libro “Alcanzar las nubes”, y que dio pie al documental ganador del Oscar Man on Wire. Tiene el enorme mérito de trasladar al espectador la sensación de estar ante el mismo reto que afrontó el protagonista el 7 de agosto de 1974, su paseo suspendido en el vacío sobre un cable tendido entre unas Torres Gemelas, revividas para la ocasión por obra y gracia de unos asombrosos efectos visuales, cuyo poder crece aún más gracias al Imax en 3D. Robert Zemeckis es un cineasta que siempre ha sabido usar con talento de los efectos visuales, tanto para contar historias fantásticas, véanse las de la trilogía Regreso al futuro, como para hacer creíble lo increíble, los encuentros de aire realista con personajes históricos de Forrest Gump. Siguiendo esta segunda línea, consigue algo semejante a lo que logró Alfonso Cuarón con Gravity en lo relativo a los viajes espaciales. Entrega una película intensa, bien llevada, verdadera proeza técnica, con un Petit que ejerce también de coro-narrador desde un punto tan insólito como la Estatua de la Libertad, contagiando el entusiasmo por hacer realidad su sueño. Joseph Gordon-Levitt atrapa con su interpretación la pasión del protagonista. Ayudado en el guión por el desconocido Christopher Browne, y con una estupenda fotografía del genial Dariusz Wolski, el aspecto visual del film, con el protagonismo de París y Nueva York, es fantástico. Toda la narración está armada para el gran momento del paseo de las Torres Gemelas, concebido como un golpe al estilo de las clásicas películas de robos, en que hay que tener en cuenta todos los detalles, pues se trata de lograr la hazaña clandestinamente. Y el mérito es que lo que antecede a este largo clímax interesa, incluido el aprendizaje de la profesión de equilibrista de la mano de Papá Rudy Omankowsky –Ben Kingsley, secundario de lujo–, el acompañamiento femenino de Annie, la formación de un equipo y los diversos preparativos. Todo se encuentra servido con un maravilloso sentido del ritmo.

7/10
Mi hija debe vivir

2014 | My Daughter Must Live

Katie necesita un trasplante de hígado y sus padres se harán las pruebas correspondientes para ver si pueden ser donantes. De este modo la madre de Katie se entera de que su marido no es el padre biológico de su hija. Para salvarla deberá encontrar al hombre que hace años le dejó embarazada. Dramón familiar, con toque de intriga, que responde al clásico telefilm para pasar el rato. Bien rodado y poco más.

4/10
Dos padres para Amanda

2007 | Custody

El factor hades

2006 | Covert One: The Hades Factor

Cuando un peligroso virus es propagado causando los inicios de una mortal pandemia, los agentes Covert One, Rachel Rusell y Jon Smith deberán buscar la cura de la siniestra enfermedad al mismo tiempo que combatirán una malvada organización bioterrorista. Del escritor de El caso Bourne, el neoyorquino Robert Ludlum llega esta producción que fue comercializada en forma de miniserie de TV emitida en dos capítulos. El tema no es nuevo: cine catastrófico que nos muestra los esfuerzos por lidiar con una terrible plaga, pero entretendrá a parte del público. La ganadora del Oscar Anjelica Houston interpreta a la presidenta de los Estados Unidos, dentro de un amplior epartod e rostros conocidos.

5/10

Últimos tráilers y vídeos