IMG-LOGO

Biografía

Tamara Jenkins

Tamara Jenkins

58 años

Tamara Jenkins

Nació el 02 de Mayo de 1962 en Filadelfia, Pensilvania, EE.UU.
Filmografía
Juliet, desnuda

2018 | Juliet, Naked

Annie vive en un pueblecito de la costa británica, Sandcliffe, en donde se ocupa de un pequeño museo local. Vive con Duncan, con quien de mutuo acuerdo ha convenido no tener hijos. Él es profesor en la pequeña universidad de la zona, aunque su mayor dedicación la tiene puesta en Tucker Crowe, un músico de rock desaparecido hace décadas, con un éxito fulgurante pero efímero. Duncan lo sabe todo sobre él y su obsesión le ha llevado a crear un blog de fans. El destino sin embargo es caprichoso, y será Annie la que un día contactará inesperadamente con el mismísimo Tucker y las vidas de los tres se podrán patas arriba. El director Jesse Peretz (Fast Track), autor de cuatro largometrajes y bregado ampliamente en series televisivas como New Girl, Divorce o Girls, acomete esta quinta película de su filmografía amparado en una novela de Nick Hornby, un autor cuyas historias han tenido a menudo gran reconocimiento en la pantalla, véanse Alta fidelidad y Un niño grande. En este caso también la música –complemento habitual de las obras de Hornby– tiene importancia en una trama que se sigue con interés y que, como acostumbra el autor británico, toca también algunos temas familiares de calado, que hacen referencia a cómo el individualismo entendido de diversas formas puede igualmente conducir a la misma soledad. Tras una premisa un tanto original, presenta Juliet, desnuda –en el que han intervenido tres guionistas de prestigio– dos personajes maduros cuyas vidas han sido totalmente opuestas: por un lado, un músico que ha tenido innumerables hijos de variadas relaciones, sin estabilidad ni sosiego, que ahora malvive con la conciencia de que no puede cambiar su pasado desordenado, lleno de errores; por otro, la directora de un pequeño museo de pueblo, que ha vivido una existencia rutinaria y cómoda, pero sin alicientes ni aventuras, que se arrepiente de no haber arriesgado, de no haber sido madre. El encuentro entre ambos servirá para que cada uno de ellos se replanteé su futuro. Hay por supuesto un enamoramiento, pero sabiamente se trata con sobriedad y realismo, no se eluden las dificultades. Se dialoga, se ríe, se llora, se duda, dentro de un marco adecuado de comedia dramática, en donde también caben ciertas reflexiones en torno a la creación artística y algún conseguido momento musical, como la improvisación del protagonista en la exposición. El conjunto es inferior al de otras películas de Nick Hornby antes mencionadas, aunque Jesse Peretz no sale del todo mal parado (la escena del hospital, por ejemplo, es brillante). Y tiene la suerte de contar con unos intérpretes estupendos, aquí especialmente con Rose Byrne. La actriz australiana está inmensa, hace un trabajo comedido y equilibrado, que transmite veracidad y ternura. También Ethan Hawke parece sentirse muy a gusto con su personaje grunge y despreocupado, un bala perdida de buen corazón, estilo de personaje que ha encarnado en numerosas ocasiones.

5/10
Private Life

2018 | Private Life

La familia Savages

2007 | The Savages

Lenny Savage es un anciano con principio de demencia senil. Durante años ha vivido con su pareja –la esposa abandonó el hogar, por razones nunca totalmente aclaradas en el film–, otra anciana, en la casa de la hija casada de ella. Pero al “enviudar” (por así decir), la familia política no está dispuesta hacerse cargo de Lenny. Y aduce un documento que les libera de cualquier compromiso, por lo que piden a los hijos, Wendy y Jon, que asuman sus deberes filiales. Ambos rondan los 40 años, y lo cierto es que se parecen bastante. Son intelectuales que aspiran a ser escritores. Ella acepta los trabajos que puede, mientras trata de colocar una obra teatral basada en su propia experiencia familiar; incapaz de comprometerse con nadie hasta la fecha, mantiene una relación sin futuro con un vecino casado. Por su parte Jon es un profesor universitario, experto en Bertolt Brecht, que convivía con una polaca que deberá abandonar Estados Unidos, pues él no está dispuesto a contraer matrimonio. Los dos han permanecido mucho tiempo sin visitar a su padre, a quien consideran que no deben nada. Pero de pronto deben ocuparse del progenitor, así que inician la búsqueda de una residencia que pueda acogerle. La desconocida Tamara Jenkins, guionista y directora (su libreto fue nominado al Oscar, al igual que la estupenda interpretación de Laura Linney), realiza una habilísima disección, salpicada de un humor muy ácido, de la burguesía americana, representada por la familia Savage, inmersa en un desconcierto vital y afectivo cerrado a la trascendencia, muy de nuestros días. Se nota ahí la influencia de uno de los productores de la cinta, Alexander Payne (Entre copas y A propósito de Schmidt, este último un título que comparte el tema del declive en la tercera edad). Con un asombroso equilibrio tragicómico logra plasmar el sentido de culpa que se despierta en los hermanos, sobre todo en ella, por no haber sabido cultivar el amor paternofilial en ambas direcciones a lo largo de los años; pues la excusa de que el padre no se portó bien, no parece servirles de excusa. Ciertamente la película no condena la decisión de los hijos de ingresar a su padre en una residencia, queda claro que se desea lo mejor para el anciano. Pero se subraya meridianamente que un paso de esta naturaleza es más fácil de dar cuando no se ha descuidado el trato con el discurrir de los años; aquí las dudas de si su modo de proceder no será egoísta son más angustiosas, porque se admite tácitamente una previa culpabilidad; además, está presente toda una reata de pequeños y grandes egoísmos, en las relaciones sentimentales y en el modo de plantearse las metas profesionales. Jenkins sabe ser sutil, algo difícil en una trama de esta naturaleza, con detalles como el del padre desconectando su audífono ante una terrible discusión entre los hermanos; o con inteligente subtexto –el paquete difícil de alcanzar en un supermercado; ese globo que llevan al padre al comienzo del film, que habla de lo volátil que es su relación; la planta que se ha secado por falta de riego; el orden en el desorden de los libros de Jon…–, subrayar el tema clave de la película, la necesidad de dar y recibir amor, sin condiciones. Qué grande es el trabajo actoral de la Linney, y no menor es el de Philip Seymour Hoffman.

7/10
Suburbios de Beverly Hills

1998 | Slums of Beverly Hills

Vivian y su familia viven en los suburbios de Beverly Hills. Se mudan cada vez que las condiciones económicas no les permiten continuar en la misma casa. Todos tienen que echar una mano, incluyendo a los miembros que no están bajo el mismo techo. Vivian está acostumbrada a bregar con todos sus parientes, pero ahora es una adolescente y tiene ganas de descubrir cosas de la vida sin tener que estar pendiente constantemente de su peculiar familia. Entre los secundarios destaca la presencia de la veterana Rita Moreno, ganadora del Oscar por West Side Story.

4/10
Private Life

2018 | Private Life

La familia Savages

2007 | The Savages

Lenny Savage es un anciano con principio de demencia senil. Durante años ha vivido con su pareja –la esposa abandonó el hogar, por razones nunca totalmente aclaradas en el film–, otra anciana, en la casa de la hija casada de ella. Pero al “enviudar” (por así decir), la familia política no está dispuesta hacerse cargo de Lenny. Y aduce un documento que les libera de cualquier compromiso, por lo que piden a los hijos, Wendy y Jon, que asuman sus deberes filiales. Ambos rondan los 40 años, y lo cierto es que se parecen bastante. Son intelectuales que aspiran a ser escritores. Ella acepta los trabajos que puede, mientras trata de colocar una obra teatral basada en su propia experiencia familiar; incapaz de comprometerse con nadie hasta la fecha, mantiene una relación sin futuro con un vecino casado. Por su parte Jon es un profesor universitario, experto en Bertolt Brecht, que convivía con una polaca que deberá abandonar Estados Unidos, pues él no está dispuesto a contraer matrimonio. Los dos han permanecido mucho tiempo sin visitar a su padre, a quien consideran que no deben nada. Pero de pronto deben ocuparse del progenitor, así que inician la búsqueda de una residencia que pueda acogerle. La desconocida Tamara Jenkins, guionista y directora (su libreto fue nominado al Oscar, al igual que la estupenda interpretación de Laura Linney), realiza una habilísima disección, salpicada de un humor muy ácido, de la burguesía americana, representada por la familia Savage, inmersa en un desconcierto vital y afectivo cerrado a la trascendencia, muy de nuestros días. Se nota ahí la influencia de uno de los productores de la cinta, Alexander Payne (Entre copas y A propósito de Schmidt, este último un título que comparte el tema del declive en la tercera edad). Con un asombroso equilibrio tragicómico logra plasmar el sentido de culpa que se despierta en los hermanos, sobre todo en ella, por no haber sabido cultivar el amor paternofilial en ambas direcciones a lo largo de los años; pues la excusa de que el padre no se portó bien, no parece servirles de excusa. Ciertamente la película no condena la decisión de los hijos de ingresar a su padre en una residencia, queda claro que se desea lo mejor para el anciano. Pero se subraya meridianamente que un paso de esta naturaleza es más fácil de dar cuando no se ha descuidado el trato con el discurrir de los años; aquí las dudas de si su modo de proceder no será egoísta son más angustiosas, porque se admite tácitamente una previa culpabilidad; además, está presente toda una reata de pequeños y grandes egoísmos, en las relaciones sentimentales y en el modo de plantearse las metas profesionales. Jenkins sabe ser sutil, algo difícil en una trama de esta naturaleza, con detalles como el del padre desconectando su audífono ante una terrible discusión entre los hermanos; o con inteligente subtexto –el paquete difícil de alcanzar en un supermercado; ese globo que llevan al padre al comienzo del film, que habla de lo volátil que es su relación; la planta que se ha secado por falta de riego; el orden en el desorden de los libros de Jon…–, subrayar el tema clave de la película, la necesidad de dar y recibir amor, sin condiciones. Qué grande es el trabajo actoral de la Linney, y no menor es el de Philip Seymour Hoffman.

7/10
Suburbios de Beverly Hills

1998 | Slums of Beverly Hills

Vivian y su familia viven en los suburbios de Beverly Hills. Se mudan cada vez que las condiciones económicas no les permiten continuar en la misma casa. Todos tienen que echar una mano, incluyendo a los miembros que no están bajo el mismo techo. Vivian está acostumbrada a bregar con todos sus parientes, pero ahora es una adolescente y tiene ganas de descubrir cosas de la vida sin tener que estar pendiente constantemente de su peculiar familia. Entre los secundarios destaca la presencia de la veterana Rita Moreno, ganadora del Oscar por West Side Story.

4/10
Happy Accidents

2000 | Happy Accidents

Ruby tiene bastantes problemas, por lo que acude a terapia en busca de ayuda. Las cosas se van complicando poco a poco hasta que culminan en un cambio de actitud de su novio. El cambio es positivo, ahora es más dulce y atento, pero a Ruby no le encajan las cosas. La explicación no es que la vaya a dejar mucho más tranquila, pues su novio le dice que ha venido del futuro para evitar la muerte de su hermana. Con esta película Brad Anderson demuestra ser poseedor de una filmografía de lo más variada. Así, en su todavía no muy extensa carrera se encuentran títulos tan dispares como éste, la cinta de terror psicológico Session 9 y el thriller El maquinista.

5/10

Últimos tráilers y vídeos