IMG-LOGO

Biografía

Marisa Tomei

Marisa Tomei

55 años

Marisa Tomei

Nació el 04 de Diciembre de 1964 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Entre risas e historias de amor

24 Abril 2008

Marisa Tomei puede presumir de ser de los pocos actores que tiene un Oscar por un papel cómico. Su filmografía ha estado marcada por la comedia y especialmente por la romántica, aunque no es la típica graciosa de turno.

Marisa Tomei nació el 4 de diciembre de 1964 en Brooklyn, Nueva York. Hija de una profesora y de un abogado, tanto ella como su hermano Adam, desarrollaron un gran interés por la interpretación. De hecho, Adam también es actor y ha participado en papeles secundarios en títulos como Independence Day y El show de Truman. Marisa comenzó a estudiar en la Universidad de Boston, pero abandonó los estudios pasado un año, cuando obtuvo un papel para la serie de televisión As the World Turns (1983). Su debut en el cine fue en un papel muy secundario en la comedia romántica de Garry Marshall The Flamingo Kid (1984). Curiosamente ha sido éste el género en el que más se ha prodigado la actriz, que sin embargo no ha alcanzado las cotas de popularidad de estrellas de la comedia romántica como Meg Ryan o Sandra Bullock. Probablemente, esto se deba a que no todos sus papeles han sido protagonistas.

El primer título comercial en el que Marisa tuvo una presencia de entidad fue en la comedia Óscar, quita las manos (1991), donde fue la hija rebelde de Sylvester Stallone, un criminal en pleno proceso de adaptación a una nueva y legal vida. Un año después, conoció su momento de gloria gracias al inesperado Oscar a la mejor actriz de reparto que le proporcionó su interpretación en la comedia Mi primo Vinny. Marisa fue la novia del citado Vinny, interpretado por Joe Pesci, un abogado sin experiencia que se enfrentaba a un complicado caso. Esta estatuilla tiene mucho de excepcional, pues no es frecuente que la Academia premie a actores que interpretan personajes de comedia, antes bien al contrario. Parecía claro pues, que la chica había nacido para el género. Sin embargo, resulta curioso el hecho de que Marisa no sea especialmente graciosa, aunque se ha sabido desenvolver a la perfección en el complejo mundo de la comedia. En este género ha participado en títulos como Four Rooms (1995), donde su pequeña aparición es de los momentos más divertidos de la cinta. En la conversación telefónica que mantiene con Tim Roth, estando ella totalmente colocada y él completamente desquiciado, pone de manifiesto su excelente capacidad para hacer reír. También son cómicos los títulos Ejecutivo agresivo (2003), donde enamoraba a Adam Sandler o Cerdos salvajes (2007), donde era una atractiva camarera que tenía que lidiar con la manada de hombres alocados que protagonizaba la cinta.

Sin embargo, y para ser más concisos, es necesario añadir el adjetivo romántico a la vis cómica de Marisa para tener una visión más fidedigna de su trabajo. Pertenecen a este grupo Sólo tú (1994), ¿En qué piensan las mujeres? (2000), Siempre a tu lado (2001) o Un toque de seducción (2005). En estos títulos alternó papeles principales con secundarios, del mismo modo que en su filmografía supo introducir películas de otros géneros. Así por ejemplo, fue la estresada y embarazada mujer de Michael Keaton en el drama The Paper. Detrás de la noticia (1994). Un drama también fue Bienvenidos a Sarajevo (1997), de Michael Winterbottom, donde fue una trabajadora humanitaria. El género dramático le sirvió además para obtener su segunda nominación al Oscar gracias a En la habitación (2001), donde vivía una historia de amor con un chico más joven que ella.

La capacidad de Marisa para enamorar no sólo quedó patente en las comedias románticas. Tanto en Alfie (2004) como en Factótum (2005) conquistaba el corazón de los protagonistas, aunque dado el carácter más dramático de estas cintas, en ninguna tenía la posibilidad del “happy end” propio de las comedias románticas. Por otro lado, en la carrera de Marisa también ha habido tiempo para la acción gracias a títulos como el thriller Juego asesino (2000) o la terrorífica Danika (2006). Ahora llega a las pantallas con el drama con gotas de thriller Antes que el diablo sepa que has muerto. Sidney Lumet ha compuesto una compleja historia familiar marcada por la tragedia, donde Marisa es la esposa del hermano mayor, al que da vida Philip Seymour Hoffman.

Actualmente, Marisa ha concluido el rodaje del drama deportivo The Wrestler, dirigido por el complejo Darren Aronofsky. Para la ocasión se ha convertido en una ex stripper en una historia sobre un luchador retirado, al que ha dado vida Mickey Rourke. Ambos actores repetirán próximamente en el thriller The Night Job.

Oscar
1993

Ganador de 1 premio

Filmografía
Human Capital

2020 | Human Capital

Frankie

2019 | Frankie

Spider-Man: Lejos de casa

2019 | Spider-Man: Far From Home

Para olvidar los trágicos acontecimientos vistos en Vengadores: Endgame, Peter Parker tratará de disfrutar, como un adolescente más, del viaje de fin de curso con sus compañeros de instituto, por varios países de Europa, durante el que tratará de conquistar a MJ, la chica que le hace tilín. Por esta razón, el muchacho se resiste a atender la llamada de Nick Furia, que debe darle unas tecnológicas gafas legadas por Tony Stark. Aunque al principio le fastidia que su tía May le haya puesto a escondidas en la maleta el uniforme arácnido que pretendía dejar en casa, le vendrá de perlas cuando en Venecia una bestia formada por agua siembre la destrucción en los puntos más turísticos. Durante el enfrentamiento, Spider-Man descubre que un desconocido con poderes, Mysterio, está plantando cara con éxito al supervillano. Pese a que hasta entonces sólo había rodado dos largos ‘indies’ poco conocidos, Clown y Coche policial, Jon Watts consiguió lo que parecía imposible, darle frescura a la sobreexplotada franquicia del Hombre Araña, en Spider-Man Homecoming. Ahora retoma al personaje, de nuevo encarnado por Tom Holland, pero no llega a la misma altura, ni a la de la imaginativa Spider-Man: Un nuevo universo, ganadora con toda justicia del Oscar a la mejor película de animación. Pese a que están compuestas con sofisticados efectos visuales, quizás resulten un tanto rutinarias sus escenas de acción en distintas localizaciones mundiales, al estilo de James Bond, con destrucciones de lugares emblemáticos, como en los filmes de Roland Emmerich. Por otro lado, el principal giro argumental resulta evidente desde el primer momento para cualquiera que haya ojeado alguna vez un cómic del Trepamuros. Funciona mejor su parte de comedia romántica para adolescentes, muy al estilo del cine ochentero de John Hughes, que logra diferenciar a esta entrega de los numerosos estrenos superheroicos del año. Por una vez dejan más poso secuencias como la de Ned –interpretado por el inspirado joven Jacob Batalon– tratando de conseguir que su amigo Peter se siente en el avión al lado de MJ –la vivaracha Zendaya–, con resultados distintos a lo esperado, que la habitual exhibición de efectos visuales, y es que el citado Tom Holland parece sentirse como pez en el agua en ese terreno adolescente. Como en el film anterior, para la banda sonora se recurre bastante bien a clásicos del rock (pese a que el personaje central se hace un pequeño lío al identificar alguno de ellos). En general el resto del reparto no falla, por ejemplo Jake Gyllenhaal parece haberlo pasado en grande en su primera incursión en el género, Jon Favreau, Samuel L. Jackson y Cobie Smulders sacan partido a sus personajes, los ya conocidos Happy Hogan, Nick Furia y Maria Hill, y Martin Starr, conocido por Silicon Valley, desata algunas risas como el profesor Harrington. Quizás se eche de menos esta vez una mayor presencia de Marisa Tomei, como la tía May. Merece la pena esperar a ver las dos escenas de los títulos de crédito (una de ellas al final del todo, tras seis minutos de rotación de nombres), pues aportan sustanciosas novedades de cara al futuro del personaje, y a la anunciada fase 4 del universo Marvel, que comienza a partir de ahora.

6/10
Behold My Heart

2018 | Behold My Heart

La primera purga: La noche de las bestias

2018 | The First Purge

Cuarta entrega de la saga La purga. La noche de las bestias, que en este caso se trata de una precuela que explica cómo empezó la singular costumbre de, una vez al año, y durante doce horas, dar carta libre al crimen a lo largo y ancho de los Estados Unidos, escudándose en la teoría de que aquello servirá para eliminar a los peores elementos de la sociedad. De nuevo se trata de una trama distópica, que aparenta estar pegada a una realidad social desquiciada. En efecto, los Nuevos Padres Fundadores, un grupo que se aleja del tradicional bipartidismo demócratas-republicanos, acaba de ganar las elecciones presidenciales. Y entre las nuevas medidas, quieren probar, a modo de experimento sociológico, “La purga”, pero limitada a sólo un territorio, State Island, con la idea de evaluar el resultado e implantarlo en el futuro, si procede, a nivel nacional; supervisa la operación la arquitecta doctora Updale. Los incentivos económicos resultan tentadores para que la deprimida población no abandone esa noche su hogar, pero también para los criminales, que grabarán sus andanzas con unas lentillas que incorporan una cámara. Aunque firma el guión, James DeMonaco, que ejerció de director en las películas anteriores, cede la batuta al recién llegado y desconocido Gerard McMurray. Se sigue la fórmula ya conocida, de diversos personajes enfrentados a una noche fatal, aquí dando el protagonismo a los afroamericanos, y una presencia secundaria a una madre y su hija hispana, para incidir en la idea de las maltratadas minorías, y jugando con el traficante de buen corazón, la chica determinada, y el hermano que se deja influir por las malas compañías y su débil carácter. La película resulta más o menos entretenida, hasta el momento en que se hacen trampas con el experimento. De modo que el recurso de los supremacistas nuevos padres fundadores a mercenarios rusos, se convierte en alusión de refilón no demasiado sutil a la supuesta alianza de Trump con Putin para amañar elecciones y oprimir a las minorías raciales. A partir de ese momento la película pierde el norte, los conflictos se desdibujan y hasta se incluye algún pasaje sonrojante. Resulta una agradable sorpresa descubrir a Marisa Tomei en el reparto de completos desconocidos, aunque su personaje y el de su interlocutor de los nuevos padres fundadores podrían haber dado mucho más juego; lo mismo pasa con Skeleton, que al principio resulta terrorífico, como de película de miedo, pero luego su potencial se esfuma por completo.

5/10
After Everything

2018 | After Everything

Spider-Man: Homecoming

2017 | Spider-Man: Homecoming

Tras el enfrentamiento de los Vengadores en Nueva York contra la invasión chitauri, Adrian Toomes trabaja recogiendo escombros provocados por la refriega al frente de sus empleados. Como le despiden de mala manera cuando agentes del gobierno se hacen cargo de la tarea, decide no entregar la basura alienígena que ya ha retirado. Con estos desechos creará con el tiempo un traje que le convierte en el temible Buitre, y también diversas armas tecnológicas que vende a delincuentes. Por su parte, Peter Parker siente auténtica devoción por su mentor, Tony Stark, alter ego de Iron Man, que le reclutó para ayudarle en la guerra civil contra el Capitán América y sus partidarios, y le regaló un sofisticado traje con el que mejora su eficacia en la lucha contra los delincuentes. Mientras, trata de llevar una vida normal en casa con la tía May, que piensa que el millonario le ha concedido una importante beca. En el instituto está a punto de celebrarse un importante baile, aunque Michelle, la chica que le gustaría como acompañante, no le hace demasiado caso. Parecía que la franquicia arácnida estaba ya sobreexplotada, y que reiniciarla por tercera vez en menos de dos décadas no era buena idea. Pero ha sido un acierto buscar savia nueva, encomendándole la realización al joven lleno de ideas Jon Watts –hasta ahora responsable de dos largos ‘indies’ poco conocidos, Clown y Coche policial–, que también forma parte del equipo de seis guionistas, se diría apasionados del universo Marvel, tanto en cine como en los comics. Quizás debe advertirse que el argumento está muy integrado en el resto de películas de personajes de la editorial, hasta el punto de que quien no esté al tanto podría perderse un poco. Y que ofrece numerosísimas referencias a las viñetas, a los filmes de Sam Raimi y Marc Webb, y hasta la banda sonora brillantísima de Michael Giacchino se convierte de repente en la sintonía de la serie televisiva del Trepamuros. Se reinventa al personaje con gran originalidad, pues se le ha convertido en un adolescente, iniciándose en la vida, que a pesar de su potencial carece de la suficiente experiencia para tomar las decisiones adecuadas. Establece una relación paternofilial con el millonario Stark, al tiempo que depende emocionalmente de su adorada tía May, aquí más rejuvenecida que nunca. Se incorporan también rasgos fundamentales de Spider-Man en los comics, sobre todo su sentido del humor a la hora de enfrentarse a los malos, y sus meteduras de pata. Todo funciona a la perfección gracias al trabajo del joven Tom Holland, al que le va mejor este papel que a Andrew Garfield, dándole un carácter muy juvenil, con locuras propias de su edad. Le apoyan bien la carismática Marisa Tomei (aunque se echa de menos que tenga más presencia), y Robert Downey Jr., que no necesita de muchas variaciones en su papel de ególatra con gracia. Se acierta también con el poco experimentado Jacob Batalion, como aliado friki del protagonista, la cantante Zendaya como contrapunto amoroso, o al darle cancha al guardaespaldas de Stark, Happy Hogan, de nuevo interpretado por Jon Favreau. El reparto depara alguna sorpresa, y por supuesto no falta un divertido cameo de Stan Lee, creador del Hombre Araña. Pero en cuanto a actores se refiere, se apropia de la función Michael Keaton. Tras triunfar como superhéroe, Batman, y una candidatura al Oscar por dar vida a un actor encasillado en este rol, en Birdman, aquí interpreta a un villano con entidad, pieza clave en las mejores películas del género, luciéndose sobre todo en un momento que transcurre en un coche. Con personajes tan bien definidos, grandes dosis de simpatía y un ritmo trepidante, funcionan a la perfección las secuencias de acción, que logran no ser tópicas a pesar de la saturación de supertipos en pijama. Se llevan la palma una en el obelisco del Mall de Washington, otra en torno a un barco que se parte en dos, y un enfrentamiento aéreo. Quien piense que la película no podría dejarle mejor sabor de boca, que espere a ver todos los títulos de crédito, con dos escenas extras, la segunda hilarante.

7/10
Capitán América: Civil War

2016 | Captain America: Civil War

Siguen las aventuras de los superhéroes Marvel, y la nueva entrega se presenta bajo el paraguas “Capitán América”, aunque igualmente podía encuadrarse como una película de “Los Vengadores”, tanto monta, monta tanto. Porque si nos apuran, este film seguramente es el que más superhéroes concentra por metro de película, en reñida competición con cualquier otro film de los mutantes X-Men. Y de hecho, lo que nos cuenta el film, acontece cronológicamente tras lo narrado en Los Vengadores: La era de Ultrón. En una de sus valerosas acciones para ayudar a la humanidad, se van a producir daños colaterales en un país africano, un edificio se viene abajo, y hay muchas víctimas inocentes. Los gobernantes de todo el mundo, empezando por el Secretario de Estado de EE.UU., consideran que los superhéroes no deberían actuar a su aire, sino bajo el mandato de Naciones Unidas y bajo circunstancias muy específicas. Pero no todos están de acuerdo con esta visión de las cosas, consideran que a veces hay que actuar rápido, y no da tiempo a reuniones y demás zarandajas. De modo que se va a producir una escisión entre los Vengadores, y la composición de los bandos de lo que podría derivar en guerra civil resulta bastante sorprendente: pues son partidarios de firmar el protocolo de la ONU algunos de los que les gusta ir por libre, como Iron Man y la Viuda Negra, mientras que por ejemplo un soldado como el Capitán América, que debería estar acostumbrado a obedecer sin cuestionar las órdenes, no lo tiene tan claro. Detrás de Capitán América: Civil War se encuentra el equipo que entregó uno de los mejores filmes de superhéroes producidos por Disney, Capitán América: Soldado de invierno. En efecto, vuelven a dirigir los hermanos Anthony y Joe Russo, y repiten los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely, responsables de la saga Las Crónicas de Narnia, y se nota que el equipo está bien conjuntado, el libreto es sólido, y explota bien las novedades de la trama: las bofetadas entre distintos superhéroes, un divertidísimo Spider-Man adolescente, y la idea ya comentada de las bondades y desventajas de someterse a un mecanismo de control externo, en vez de actuar según un parecer individualista que puede ser muy interesante, pero puede tener efectos imprevistos. El film da lo que promete, diversión a tutiplén, con buenos efectos especiales. Y ello con una trama coherente, que respeta al espectador, y que hará las delicias de los fans, y de los menos conocedores, pero que también gustan de los filmes adrenalíticos vistosos y espectaculares. El reparto, repleto de caras conocidas, cumple con unos personajes resultones con sus rasgos básicos, pero que los hacen reconocibles.

7/10
Spare Parts

2015 | Spare Parts

Y de repente tú

2015 | Trainwreck

Amy se resiste al compromiso. Prefiere compartir las noches con desconocidos a los que manda enseguida a su casa, para que no se queden a dormir, se burla de su hermana porque ha formado una familia. Pero cuando su jefa en la revista para la que trabaja la manda a escribir un artículo sobre Aaron Conners, un médico deportivo, acaba enamorándose de él y replanteándose su estilo de vida. Judd Apatow dirige a la peculiar cómica televisiva Amy Schumer, ultrafamosa en Estados Unidos, que debuta como escritora de largometrajes. Se incorpora así a la galería de colaboradores del realizador, tras haber asomado la cabeza en la serie producida por él Girls. El libreto juega a la subversión de roles pues la protagonista se comporta tradicionalmente como un hombre mujeriego. Encaja muy bien en la filmografía del responsable de Lío embarazoso, pues abunda el humor de trazos gruesos, pero en el fondo subyacen reflexiones sobre el miedo al compromiso del mundo actual, en el caso de una mujer fuerte e independiente, pero que también tiene sus necesidades afectivas. Tiene cierta gracia la siempre sobresaliente Tilda Swinton encarnando con mucho maquillaje y grandes dosis de exageración a la jefa del protagonista, y también el luchador John Cena, como novio cachas y descerebrado. Algunas de sus referencias al mundo del deporte y la cultura popular funcionan, especialmente los cameos de figuras del baloncesto como Lebron James o el cine, como Daniel Radcliffe, Marisa Tomei y Matthew Broderick. Desentonan sin embargo la histriónica protagonista, y su acompañante masculino, el también cómico Bill Hader. Además, Apatow siempre se alarga y los 125 minutos de metraje se antojan excesivos para este tipo de producto.

4/10
La gran apuesta

2015 | The Big Short

Las dimensiones que alcanzó la crisis financiera global de 2008 sobrepasaron todas las previsiones, y lo increíble es que dio la impresión de que nadie lo veía venir. En realidad esto no es exacto, como se encarga de explicar La gran apuesta, un film que adapta para la pantalla con talento el ilustrativo libro homónimo de Michael Lewis, alguien que ya había tenido mucha suerte antes en las adaptaciones de sus análisis, a priori bastante técnicos, del mundo del fútbol americano (The Blind Side) y del béisbol (Moneyball), que no son los típicos dramas deportivos. La segunda estaba producida por Brad Pitt, que se reservaba un papel, y aquí, nunca mejor dicho, vuelve a apostar acertadamente y del mismo modo por Lewis, a través de su compañía Plan B. La traslación a la pantalla de esta historia a cargo de Adam McKay, director y coguionista con Charles Randolph, tiene mucho mérito, pues es cinematográfica y didáctica, muy ágil, con el justo tono de denuncia a una sociedad que ha perdido su sentido moral, y un sentido del humor harto habilidoso para reir, por no llorar, ante el despropósito de lo ocurrido con los bonos hipotecarios de las subprime. Se trata de una agradable sorpresa ya que McKay director tiene en su haber comedietas bastante olvidables, como Pasado de vueltas y Hermanos por pelotas, aunque en cambio ha recibido crédito por el guión de la ingeniosa Ant-Man. El film, básicamente, explica cómo determinados "actores" detectaron los pies de barro de un sistema que había confeccionado productos financieros opacos de valor nulo, y con sus acciones para lograr ganancias para sus clientes contribuyeron a hacer estallar la burbuja inmobiliaria, no sin antes sufrir bastante y nadar en un mar de dudas, acerca de si estarían equivocados, o de si un sistema básicamente podrido lograría esconder sus vergüenzas, y seguir convenciendo al mundo de que el emperador estaba vestido y no en pelota picada. Algunos nombres de los personajes reales en que se basa el film han sido alterados para poder tomarse algunas libertades creativas en la narración. Básicamente seguimos a Michael Burry (Christian Bale, con un personaje que sí conserva su verdadero nombre), que gestiona fondos de inversión, y que descubre el disparate de los bonos basura de las hipotecas subprime, y decide apostar en corto grandes inversiones garantizadas contra ellos, algo que le aceptan todos los grandes bancos, pensando que están ante un chiflado y que van a ganar con él dinero fácil. Pero también tenemos a otros personajes que tampoco están ciegos, basados en otro gestor de fondos, Steve Eisman (Steve Carell), en el abogado Greg Lippmann (Ryan Gosling), en los jóvenes inversores Jamie Mai y Charlie Ledley, que fueron asesorados por el veterano Ben Hockett (John Magaro, Finn Wittrock y Brad Pitt). Con un estupendo reparto –incluidos los muchísimos secundarios, tipos aprovechados, gente de los bancos que no se huele nada y sigue simplemente la dirección del viento, la sencilla familia que será la víctima final que perderá su casa, etc– se pinta bien el vértigo de lo que diría una situación más propia de un casino –la banda sonora de Nicholas Britell discurre a ratos con este tono–, a lo que ayuda también el carácter excéntrico y fuerte de algunos personajes, incluida la ironía del narrador en off, Gosling. Algunos recursos, como acudir a Margot Robbie y Selena Gomez haciendo de ellas mismas para explicar cuestiones técnicas, acentúan el planteamiento de la frivolidad con que los responsables dejaron que las cosas se salieran de madre. La película incide en la idea de algunos de forrarse aprovechando las debilidades del sistema, aunque sin alcanzar los niveles de paroxismo de El lobo de Wall Street.

7/10
Navidades, ¿bien o en familia?

2015 | Love the Coopers

Charlotte y Sam Cooper han decidido poner punto final a su matrimonio, por una disputa referente a un viaje, pero deciden no hacer pública su decisión hasta una vez celebrada la Nochebuena con todos los suyos. Éstos preparan el encuentro con desigual entusiasmo... El título en español, Navidades, ¿bien o en familia? (traducción libre de Love the Coopers) deja bastante claro lo que se va a ver, la enésima sucesión de problemas y fricciones con los más cercanos, toneladas de cinismo de acuerdo con los tiempos que corren, y una constatación final de la (obvia) necesidad de unidad con los parientes, por encima de cualquier desavenencia. De la misma forma, esta cinta navideña ultratópica, en la que el perro ejerce como narrador, no llega a ser "perfectamente imperfecta", como se califica a la familia a lo largo del metraje, y también tiene aciertos dentro de sus errores. Sobran algunos toques escatológicos, y algún sentimentalismo facilón. Pero la realizadora Jessie Nelson, que no volvía a dar un golpe de claqueta desde Yo soy Sam, de 2001, apoyada en un guión del especialista en comedias románticas Steven Rogers (Kate & Leopold, Postdata: Te quiero) se arriesga a combinar la comedia con toques dramáticos, incluso reduciendo el ritmo en sucesiones de diálogos entre dos personajes (el anciano y la camarera, el soldado conservador y la rebelde, el policía y la mujer a la que acaba de detener), momentos en que el film gana bastante en intensidad, y muestra lo que podría haber sido, y que por desgracia no llega a rematar. También el reparto se puede calificar como irregular, pues casan bastante bien las 'parejas' Amanda Seyfried-Alan Arkin (lo mejor del film), o Diane Keaton-John Goodman, pero a una estupenda Olivia Wilde le habría hecho falta enfrente un actor de mayor entidad que el irregular Jake Lacy, en una subtrama de amor entre un republicano y una demócrata por otro lado bien resuelta, mientras que una correcta Marisa Tomei se resiente de tener como 'partenaire' a un Anthony Mackie que no acaba de dar con el personaje.

5/10
El amor es extraño

2014 | Love Is Strange

Después de casi cuatro décadas de convivencia, la pareja gay que conforman Ben y George ha podido contraer matrimonio en Nueva York gracias a las nuevas leyes. Amigos y familiares celebran el enlace, y no falta la sobrina política que confiesa que su ejemplo le ha servido de inspiración en su matrimonio con Elliott, con quien tiene un hijo, Joey. La mala noticia es que George se queda sin empleo, la escuela católica donde impartía clases de música le despide por no compartir el ideario del centro en cuestión de tanta entidad como el matrimonio. Triste pero sin ira, deja su trabajo, el problema es que con la pensión de Ben y el desempleo de George no tienen para pagar su apartamento, de modo que, temporalmente, Ben se va a vivir con sus sobrinos, y George con una pareja vecina de policías homosexuales. Lo que no es, desde luego, una solución ideal. Ira Sachs, que firma el guión con Mauricio Zacharias, se esfuerza por entregar una película delicada, militante sin duda en afirmar el amor homosexual, pero que incluso en su título –“el amor es extraño”– parece quedar dejar claro que la meta no es otra que la de imprimir en el espectador la idea de que el afecto toma caminos diversos que no deberían juzgarse a la ligera. De modo que se construye la narración procurando no ir contra nadie, incluso se quiere salvar al colegio donde daba clases George, trasladando la culpa de la posible injusticia a un anónimo obispo, la jerarquía, ya se sabe, que no puede actuar de otro modo que siguiendo las reglas. Así, se centra la atención en los personajes, las relaciones humanas, trazadas sin grandes aspavientos, incluso sembrando dudas en sus motivaciones profundas, no podemos meternos en el interior de cada uno. John Lithgow y Alfred Molina entregan una interpretaciones inteligentes, contenidas, de un viejito y un tipo maduro que se quieren, y Marisa Tomei vuelve a bordarlo como secundaria que sabe cargar a sus personajes de credibilidad, su dibujo de madre con dificultades para trabajar por la llegada del nuevo inquilino, y cansada de un marido demasiado metido en su trabajo y poco atento al hijo, está muy matizado. Más confuso y ambiguo es lo referente al adolescente Joey y su amistad con Vlad, un chico del colegio de origen ruso, subtrama que quiere reforzar la ya mencionada idea de que “el amor es extraño”.

5/10
¿Cómo se escribe amor?

2014 | The Rewrite

Keith Michaels es un guionista ganador de un Oscar al mejor guión que, desesperado por su falta de inspiración, decide dejar Hollywood y acepta un trabajo como profesor de escritura en una escuela de una pequeña población del norte del estado de Nueva York. Allí se sentirá fascinado por su compañera de trabajo, una madre soltera…

Loitering with Intent

2014 | Loitering with Intent

Abuelos al poder

2012 | Parental Guidance

Artie Decker (Billy Crystal), que está acostumbrado a ser quien corta el bacalao en su casa, se encuentra con la horma de su zapato cuando él y su esposa Diane (Bette Midler), siempre deseosa de agradar, aceptan hacer de canguros de sus tres nietos cuando los padres de éstos (Marisa Tomei y Tom Everett Scott), ejemplares consumados de padres supervisores, salen de viaje por motivos de trabajo. Pero cuando los problemas del siglo XXI entran en colisión con los métodos de la vieja escuela de Artie y Diane, consistentes en normas estrictas, mucho amor y anticuados juegos, lo que une a la familia es aprender a transigir, y no el empeño en no ceder terreno.

Crazy, Stupid, Love

2011 | Crazy, Stupid, Love

Cal Weaver lleva casado muchos años, tiene hijos y un buen trabajo. Una noche recibe como un mazazo la noticia de que su mujer ha tenido una aventura y desea separarse. Cal no se lo puede creer, pero decide sobre la marcha abandonar el hogar familiar. Tras varias noches deprimido en la barra de un bar, conocerá a un joven, Jacob, experto ligón y mujeriego. Jacob le propondrá hacer de Cal un nuevo hombre, de modo que todas las mujeres caigan a sus pies. Una muestra más de ese cine de Hollywood que con un envoltorio ‘moderno’ y atrevido quiere en realidad contar lo que han hecho una y otra vez los grandes clásicos del cine: la validez del amor verdadero, del amor para toda la vida, y la idea de que nunca hay que rendirse cuando se ama de veras. A este respecto la pareja de directores formada por Glenn Ficarra y John Requa asciende un peldaño tras su debut en Phillip Morris ¡te quiero! No abandonan el tono ligero y la visión de una sociedad frivola, obsesionada con el sexo, pero visualmente la película es contenida y a la postre el guión de Dan Fogelman (guionista de Cars y Enredados) viene a afirmar con rotundidad que la sexualidad desemboca en el vacío si no va acompañada de la entrega personal y que la familia es el mejor sitio para crecer y ser felices. Hay cierto desorden a la hora de narrar e intercalar temporalmente algunas subtramas, y también sobra algún efectismo técnico innecesario. El reparto es probablemente la baza que hace funcionar el conjunto, con un protagonista, Steve Carell, que resulta cercano y convincente, y un Ryan Gosling que borda su exagerado y esquemático personaje. En el plano femenino también las cosas funcionan, con unas espléndidas Julianne Moore y Emma Stone. Y aunque se eche mano de algunos clichés hipertrillados y previsibles (el discursito final de graduación, y tal), también hay escenas muy bien resueltas, como el encuentro entre Jacob y Hannah en su piso o la catastrófica reunión en el jardín de los Weaver.

5/10
Salvation Boulevard

2011 | Salvation Boulevard

Los idus de marzo

2011 | The Ides of March

Estados Unidos, elecciones presidenciales. En las primarias de los demócratas, sólo quedan dos aspirantes a candidato a presidente. Uno de ellos es el gobernador Mike Morris, para quien trabaja en la campaña con papel destacado el ambicioso joven Stephen Meyers. Un ligue con una becaria y una conversación inoportuna con el jefe de campaña del otro aspirante, en medio de la decisiva pugna por el estado de Ohio, van a colocar a Stephen en una situación muy delicada. Adaptación de la obra teatral de Beau Willimon “Farragut North”, en la que el propio autor ha participado en colaboración con George Clooney –también director y actor– y Grant Heslov. El libreto final ha logrado la única candidatura al Oscar del film. Willimon se inspiró en su experiencia durante la campaña de 2004 para el demócrata Howard Dean, y hay que reconocer que le película es todo un varapalo al cinismo que con frecuencia domina la escena política. Ritmo trepidante y diálogos bien escritos ayudan a hacer avanzar una narración que tiene un sostén fundamental en un reparto formidable, empezando por el protagonista indiscutible, Ryan Gosling, y siguiendo por los “satélites” George Clooney, Paul Giamatti, Philip Seymour Hoffman, Marisa Tomei y Evan Rachel Wood. En Los idus de marzo se pinta bien la hipocresía, el juego sucio, la “flexibilidad” de lo que se suponían unos sólidos principios, el desprecio de la vida ajena, la banalidad de ciertas relaciones amorosas... La metáfora a la que alude el título está bien traída, y permite intuir pero no desvelar por donde irá el film. Un gran acierto de Clooney es no haber hecho una película partidista. Para alguien más fácilmente identificable con los demócratas, resulta inteligente que conceda esta adscripción política a sus personajes, pues al final de lo que está hablando sobre todo es de principios en la actuación pública, para lo cual es necesario tenerlos, en primer lugar, en la vida personal, con independencia de los colores del espectro político al que uno se adscriba. En la óptica de la película no hay ingenuidad, pero tampoco se cae en el cinismo fustigado, sino que hay realismo, una constatación de cierto status quo generalizado que habría que cambiar. Lo que incluye, por supuesto, a los medios de comunicación.

7/10
El inocente (The Lincoln Lawyer)

2011 | The Lincoln Lawyer

Mickey Haller es un arrogante abogado de Los Ángeles, divorciado y con una niña, cuyo particular despacho es el asiento trasero de su vehículo, un Lincoln. A través de un conocido le llega un apetitoso caso, la defensa de Louis Roulet, un joven millonario de buena familia, acusado de atacar brutalmente a una prostituta en su casa. Roulet sostiene su inocencia, le habrían tendido una trampa, y la víctima se habría dejado agredir por un cómplice para obtener una suculenta indemnización. Entretenido thriller judicial, que adapta una de las novelas del popular Michael Connelly. De alguna manera el protagonista, Matthew McConaughey, recupera las esencias de los inicios de una carrera venida a menos, la época de Tiempo de matar y Lone Star, cuando era saludado como un nuevo Paul Newman. El actor da bien el personaje, mezcla de cinismo y vulnerabilidad, que sabe que ha echado a perder su vida familiar y trata de salvar en lo que puede los muebles, y capaz de guardarse algún as en la manga, cuando su trabajo se complica. El desconocido Brad Furman dirige con buen pulso el film, y John Romano ha hecho un buen trabajo de adaptación de la novela de Connelly, deja bien atados los cabos de las numerosas sorpresas de la enredada madeja argumental y define bien a los numerosos personajes secundarios. Se trata de un buen ejemplo del artesanal cine de Hollywood, capaz de ofrecer una historia tal vez no memorable, pero sí entretenida, perfectamente realizada, y que deja buen sabor de boca. Además, la incertidumbre de cómo discurrirá la narración, está bien entrelazada con los diversos dilemas morales que plantea la película: la confidencialidad abogado-cliente, la creencia en la inocencia de quien defiendes, los agujeros del sistema legal, el deseo de tomar la justicia por la propia mano...

6/10
Cyrus

2010 | Cyrus

John es un tipo maduro, que atraviesa una mala racha. Su ex esposa, de la que se divorció seis años atrás, va a casarse próximamente. Lo que le recuerda que él no está centrado... hasta que en una fiesta conoce a Molly, un encanto de mujer, con la que se lleva estupendamente. Aquello podría ser una segunda oportunidad para ser feliz. Pero el noviazgo incluye un “extra”: Cyrus, hijo de Molly de 22 años. El padre abandonó el hogar al poco de nacer, y él está muy unido a su madre. Tanto que de modo insidioso torpedea la relación, no desea que nada le aparte de su querida mamá. Original película de los hermanos Jack Duplass y Mark Duplass, típica muestra de cine americano independiente, aunque la cinta está respaldada en la producción por otros hermanos, los británicos Ridley Scott y Tony Scott. Hay que reconocer que la premisa tiene su gracia, y que se trata de una narración contenida, cuando se prestaba a todo tipo de excesos al estilo La guerra de los Rose. El reparto al completo está bien, pero llama la atención Jonah Hill, que cambia de registro –por una vez no le tenemos en una “chorrada” zafia para adolescentes descerebrados–, y lo borda como veinteañero enmadradado, incapaz de cortar el cordón umbilical con su madre aunque ya sea un adulto. Por supuesto, estamos ante una comedia, pero con elementos dramáticos, el film habla de las dificultades que surgen en las relaciones entre las personas, lo arduo que resulta encontrar la felicidad, más en una época donde dominan los desencuentros afectivos y los miedos de diversa índole. Quizá donde se les va la mano a los hermanos directores en su puesta en escena. Por un lado la película tarda en arrancar, deberían haber puesto sus principales cartas sobre la mesa con más agilidad. Por otro, carga su decisión de rodar cámara en mano, cambiando constantemente la distancia focal con zooms que distraen. En cambio hay que agradecer la sobriedad con que se cuenta todo; aciertan con el desenlace, y en una película como ésta encaja bien aquello de que “a buen final, no hay mal principio”.

6/10
El luchador

2008 | The Wrestler

Cuarto trabajo del ‘marciano’ Darren Aronofsky, que aunque fue el impulsor del proyecto, decidió –por primera vez en su carrera– mantenerse totalmente fuera del guión, y encargárselo a Robert Siegel, que fue editor de The Onion, famosa revista satírica estadounidense. Aronofsky ha conseguido una hazaña inesperada, pues ha sido el primero en ganar el León de Oro en Venecia con una producción íntegramente estadounidense, o sea, sin contar coproducciones. Randy ‘The Ram’ Robinson es un luchador de wrestling que se hizo muy famoso en los 80, sobre todo por su combate contra un rival conocido como ‘el Ayatolah’. Veinte años después, se ha retirado. Vive en un humilde remolque cuyo alquiler apenas puede pagar con su trabajo en el almacén de un supermercado. Los fines de semana se saca un dinero extra reapareciendo como luchador, en combates de segunda fila para viejos admiradores. Tras uno de esos combates, sufre un ataque al corazón que obliga a los médicos a realizarle un bypass. Como consecuencia, le prohíben seguir inyectándose esteroides, y volver a pelear. Randy se replantea su vida, intenta sobrevivir como charcutero, recuperar el cariño de su hija que se distanció por completo de él, y conquistar a Cassidy, una madura bailarina de striptease, madre soltera. Acierta Aronofsky al describir en este drama el estrafalario mundo del wrestling, la lucha libre americana, un auténtico filón narrativo. Se trata de una mezcla de deporte y actuación, con gigantones que interpretan los papeles de exageradísimos héroes o villanos, pero que tienen que estar en plena forma, pues aunque amañan las peleas, ejecutan coreografías que tienen su complejidad. Y aunque siempre siguen un guión muy similar –el malo empieza ganando y provoca al público, hasta que el bueno se recupera milagrosamente y gana el combate–, cientos de miles de espectadores siguen los combates con pasión, como si fueran absolutamente reales, y aclaman a los luchadores como auténticos dioses. Resulta difícil imaginar qué hubiera sido de este film sin Mickey Rourke, pues interpreta a un personaje con el que tiene muchos puntos en común: una vieja gloria que ha perdido el estrellato. El actor se ha trabajado muchísimo su interpretación, hasta el punto de que entrenó con auténticos luchadores. Están a su altura la también madura Marisa Tomei y la joven Evan Rachel Wood. Consciente de que tenía entre manos un guión de primera fila, de gran valor humano, sobre la lucha por la dignidad de un auténtico perdedor –también lo es la bailarina–, Aronofsky ha sabido renunciar a sus excesos estilísticos habituales. La fotografía y la puesta en escena son realistas y muy brillantes, pero a diferencia de otras ocasiones, Aronofsky ha sabido contenerse. Por una vez, ha colocado su maestría al servicio de una historia que logra llegar al espectador, a pesar de varios momentos de gran sordidez. Se luce especialmente al describir el combate del protagonista contra su propia soledad, de la que sólo parece hacerse consciente cuando se da cuenta de que no ha podido contarle a nadie que ha estado a punto de morir, lo que provoca la decisión de acercarse a su hija y a la bailarina.

7/10
Negocios de guerra

2008 | War, Inc.

Curiosa y delirante sátira política, ambientada en un futuro no lejano y en época de guerra. La historia tiene lugar en un país imaginario de Oriente Medio llamado Turaguistán, donde tienen lugar grandes protestas y motines debido a que una corporación privada, propiedad del ex vicepresidente de los Estados Unidos, se ha hecho con el dominio del país. Un asesino tendrá como misión 'eliminar' al jefe de la corporación, pero el amor por una periodista quizá se interponga en su camino. Todo ello alrededor de la boda de una cantante a lo Britney Spears con un árabe, la unión de Occidente y Oriente, ya se sabe. Como puede verse, no es difícil encontrar similitudes con la vida real, y en especial con la política internacional estadounidense. El film sigue así una estela muy políticamente correcta, de varapalo a los Bush y compañía, denunciando a los que se lucran con la guerra sin ningún tipo de escrúpulo; pero da la sensación de que la crítica funcionaría mejor si hubiera más matices, y no fuera todo tan alambicado, véase el personaje de Ben Kingsley, o la 'sorpresa' final de cierta paternidad. Aunque algún gag es gracioso, pesa la exageración cercana al esperpento, como en el coro de bailarinas con prótesis de piernas. Resultan acertados los dardos a cierto periodismo que se conforma con seguir una 'guerra virtual', aunque también aquí la exageración no está bien entregada, no logra la suspensión de la incredulidad en el espectador. La película cuenta con un gran puñado de actores, empezando por el enorme John Cusack (Serendipity), quien ha producido la película y además ha participado en el guión.

4/10
La vida sin Grace

2007 | Grace Is Gone

Stanley Phillips es un hombre inseguro que vio frustrada su carrera militar por culpa de su miopía. Trabaja en una tienda de productos del hogar, al tiempo que se ocupa de cuidar a sus dos hijas, Heidi y Dawn, mientras su mujer, Grace, que sí forma parte del ejército, cumple con su deber en la guerra de Irak. Un día, dos oficiales se presentan en casa de Stanley para comunicarle la peor de las noticias: Grace ha muerto, en acto de servicio. Incapaz de comunicar la mala nueva a las niñas, Stanley decide llevárselas de viaje, rumbo a un parque temático, mientras aguarda el momento de explicarles lo ocurrido. Con este duro drama minimalista sobre las relaciones familiares y la pérdida de una madre se estrena como director James C. Strouse, que hasta el momento sólo había ejercido como guionista de Lonesome Jim, dirigida por Steve Buscemi. Strouse ha contado con una especie de 'apadrinamiento' de uno de los grandes, Clint Eastwood, que le ha compuesto una evocadora banda sonora. Strouse logra sortear con habilidad que su película sea calificada de propaganda antibélica o bélica. Mientras que el personaje de John Cusack ensalza el heroísmo de los que han dado su vida por defender a su país, tiene el contrapunto en su hermano, un pacifista algo radical y desocupado, muy bien interpretado por Alessandro Nivola, que logra que su personaje caiga bien, a pesar de que es un irresponsable. Sorprende gratamente –una vez más– John Cusack en un registro muy distinto al resto de sus papeles, pues se ha trabajado al milímetro los detalles de su personaje ‘perdedor’. El actor lleva unas gafas que le hacen casi irreconocible, y ha engordado unos kilos, que reflejan la dejadez de Stanley. Éste anda con dificultad, con una especie de cojera, que parece reflejar su cojera emocional. Aunque este papel de Cusack es el punto fuerte del film, también es justo reconocer la espontaneidad de sus hijas en la ficción, las debutantes Gracie Bednarczyk (la pequeña alocada) y Shélan O'Keefe (la inteligente y estudiosa). El argumento es sencillo, pero propicia momentos de altura. Cabe destacar las conversaciones telefónicas de Cusack con el contestador de su casa, que tiene grabada la voz de su esposa, a la que expresa sus dificultades para seguir adelante. Aunque se centra en la dificultad para afrontar de frente los sucesos adversos de la vida, el film reflexiona sobre la mentira, como huida temporal de la realidad que no lleva a ninguna parte. El personaje de Cusack mintió para entrar en el ejército, pero fue finalmente descubierto, oculta la realidad a sus niñas, pero la mayor empieza a sospechar que miente. Ésta llega a falsear la realidad para hacerse la adulta, con un chico atractivo al que le dice que fuma desde hace tiempo, aunque esto resulta ser difícil de sostener. El personaje de Nivola parece mentirse a sí mismo cuando augura a los cuatro vientos que sentará la cabeza y estudiará derecho o medicina, pero es difícil de creer.

6/10
The Rich Inner Life of Penelope Cloud

2007 | The Rich Inner Life of Penelope Cloud | Serie TV

Fallido inicio de una serie televisiva de la que sólo se rodó este episodio piloto. Se trataba de una comedia sobre un escritor cuya vida está en constante cambio, mientras busca la forma de abandonar su cinismo y escribir una continuación de su primera novela, con la que logró un gran éxito. Protagoniza la gran Marisa Tomei (Un toque de seducción).

3/10
Cerdos salvajes

2007 | Wild Hogs

A veces, en el cine, las chupinadas pueden triunfar si se sabe cómo acompañarlas. En el caso de esta película, no hay duda de que la elección de un reparto impresionante ha desnivelado la balanza y ha logrado que esta comedieta haya sido recibida muy bien por el público. La cosa va de cuatro amigos en torno a los cincuenta años, que ven cómo sus vidas son un completo rollo. No es que sea horrible en todos los casos, simplemente se están haciendo viejos y eso no lo llevan bien. Así que, cediendo a sus ansias de novedad y libertad, al deseo de huir de sus rutinarias vidas y al recuerdo de sus irresponsables años universitarios, deciden coger sus cuatro Harley Davison y hacer un viaje hasta la costa del Pacífico. Sin planes, sin horarios, sin móviles... La película es graciosa a ratos y, en honor a la verdad, los actores son tan buenos que consiguen sacar a flote –aunque a duras penas, es cierto– esta especie de parodia de la de los años 60, con chistes de todo tipo. El retrato de los protagonistas es bastante tópico: grupito de perdedores que decide hacer una escapada, pero se nota que hay química entre los actores. Y hay variados gags muy divertidos, como el que hace referencia al asqueroso trabajo de Bobby (Martin Lawrence) o casi todos en los que William H. Macy explota sus habilidades como completo patoso y mastuerzo (lo del chile y el baile es de mondarse). Por lo demás, destaca una graciosa y breve aparición del veterano Peter Fonda, en claro homenaje a Easy Rider, uno de sus títulos emblemáticos.

4/10
Antes que el diablo sepa que has muerto

2007 | Before the Devil Knows You're Dead

Andy y Hank son dos hermanos con problemas. El primero, casado y sin hijos, es un ejecutivo de buena posición, pero que ha venido costeando últimamente su adicción a las drogas tomando prestado, temporalmente y sin decirlo, dinero de su empresa. El otro es un pobre diablo sin ocupación estable, divorciado, aunque amante de su hijita; sus apuros económicos le hacen retrasar el pago mensual de la correspondiente pensión. En tal tesitura, Andy proponer a su hermano un plan: robar la joyería de sus padres. Éstos no saldrán perjudicados, pues el seguro cubrirá todo; y ellos, que conocen bien el establecimiento, podrán tapar sus agujeros financieros. Lógicamente, pretenden que todo transcurra sin violencia. Pero Hank, encargado de ejecutar materialmente el atraco, no se atreve a hacerlo personalmente, y recurre a un tercero, que acude a la joyería armado. Se producirá un enfrentamiento entre el atracador y la madre, a resultas del cual muere el primero, mientras ella queda en coma. El título original del film alude a una frase hecha, que completa dice "A half hour in the paradise... before the devil knows you are dead", o sea, "media hora en el paraíso... antes de que el diablo sepa que estás muerto". Y precisamente se recoge ese espacio de tiempo infernal, en que el paraíso de los problemas superados y la felicidad no se da en absoluto, mientras los personajes deambulan como cadáveres ambulantes, antes de que, en efecto, el diablo se los cobre como piezas. El guión que dirige el veterano Sidney Lumet -83 años, 50 haciendo películas, éste hace su título número 44-, escrito por el novato Kelly Masterson, presenta una perspectiva completamente desesperanzada y fatalista, de personajes encerrados en una ratonera, y que se diría se empeñan en agravar las heridas producidas por la trampa en que se han metido. La estructura narrativa deconstruida, con los puntos de vista de distintos personajes -los dos hermanos y el padre- se revela eficaz, también por la vigorosa realización de Lumet, de hechuras muy clásicas y muy sólidas. Resulta impactante la escena del atraco, así como el resto de escenas de la parte que podríamos denominar criminal. Pero además hay personajes sólidos, con sus dramas bien atrapados, las miserias y mezquindades, las consecuencias no previstas, las decepciones y el afán de venganza. En tal sentido la película es muy cruda, porque los personajes carecen de cualquier tipo de asidero al que agarrarse: los hermanos han ido soltando amarras de las cosas que importan -sus respectivas familias-, para encadenarse a adicciones o incluso a una relación adúltera y secreta con la mujer del hermano; y el padre, una vez su esposa se encuentra en coma, sólo vive para dar con los cómplices del asesino. La película es plenamente coherente con la filmografía lumetiana, por ejemplo con Tarde de perros en su dibujo de una pareja de perdedores sin salida, que tratan de superar sus problemas con una acción criminal. Y coincide con una especie de 'revival' del cine de los años 70, que tiene actualmente representantes en títulos como Michael Clayton o American Gangster; de este período se hereda, además de ciertas temáticas y el escenario urbano (la amada Nueva York de Lumet), la violencia seca, el intenso dramatismo de las situaciones y ciertas concesiones gruesas y gratuitas al sexo (la escena de arranque y otras), que parecían superadas en el cine reciente. Están muy bien los actores: Philip Seymour Hoffman, Ethan Hawke, y Albert Finney, pues dominan los hombres sobre las mujeres, aunque Marisa Tomei y Rosemary Harris tenga un par de escenas de lucimiento, la confesión y el atraco respectivamente.

7/10
Danika

2006 | Danika

Convencional aunque inquietante thriller de terror que narra los agobiantes sucesos que le ocurren a Danika Merrick, una sencilla y fiel esposa, madre de dos hijos, cuando comienza a tener extrañas visiones de lo que parece el futuro. Lo peor para ella es no saber si es una verdadera paranoia y se está volviendo loca. El único gancho del film, dirigido por el israelí Ariel Vromen (RX. Al límite del riesgo), es la presencia siempre extraordinaria de esa menuda actriz llamada Marisa Tomei.

4/10
Factótum

2005 | Factotum

Henry Chinaski, aspirante a escritor, envía sus poesías y escritos variopintos a diversas editoriales, pero siempre se encuentra con negativas tajantes o la indiferencia más absoluta. Chinaski se jacta de ser uno de los tipos que más veces ha sido despedido, en los más variopintos trabajos. Ha sido contratado en almacenes, fábricas, de portero y hasta de taxista, pero siempre acaba en la calle por culpa de su desmedida afición al alcohol. Tras el éxito de Kitchen Stories, el noruego Bent Hamer dirige en Estados Unidos esta adaptación libre de la novela homónima de Charles Bukowski, que en realidad contaba su propia experiencia personal, aunque el protagonista se llame de otra forma. Excelente trabajo de Matt Dillon.

6/10
Loverboy

2005 | Loverboy

Emily, una madre soltera, le cuenta a su hijo Paul, de seis años, la historia de cómo logró salir adelante sin ayuda de nadie. Emily se muestra reacia a dejar a su hijo con otras personas, pues está obsesionada con la idea de que le pueda pasar algo. Kevin Bacon, que había dirigido el telefilm Pasión oculta, debutó como cineasta con este drama, basado en una novela de Victoria Redel, en el que se ha reservado un pequeño papel. Bacon muestra cierta habilidad para la dirección, y aprovecha el talento de Kyra Sedgwick, su compañera de reparto en El leñador y esposa en la vida real. El film reflexiona acerca de la sobreprotección materna.

4/10
Un toque de seducción

2005 | Marilyn Hotchkiss Ballroom Dancing & Charm School

Casi se diría que existe un subgénero de cine romántico en bailes de salón, a juzgar por títulos como ¿Bailamos? (versiones japonesa y americana), Déjate llevar o el documental Mad Hot Ballroom. Aquí es un viudo (Robert Carlyle) el que trata de sobreponerse a su dolor con la terapia del baile, descubierta a la hora de cumplir el encargo de un moribundo. Se trata de una película amable y emotiva, donde con facilidad se derrama alguna que otra lagrimita. Entre el fabuloso reparto destaca la oscarizada Marisa Tomei.

6/10
Alfie (2004)

2004 | Alfie

Alfie Elkins es un joven británico, chófer de coches de lujo en Manhattan, que dedica todo su tiempo a seducir mujeres de cualquier edad y condición. Se considera todo un especialista en el tema, que sabe exactamente qué hacer para cautivar al sexo opuesto. El especialista en adaptaciones modernas de clásicos del cine Charles Shyer (El padre de la novia, Tú a Boston y yo a California) versiona esta vez la película, basada en una obra teatral de Bill Naughton, que lanzó a la fama hace cuarenta años a Michael Caine. Le sustituye el pluriempleado Jude Law, que compone una versión metrosexual del personaje, que en el fondo sigue siendo un caradura sin escrúpulos, cobarde ante el compromiso, que amparándose en su supuesta falta de maldad no duda en dar rienda suelta a sus instintos más bajos, incluso con la novia de su mejor amigo. Y aunque el film no resiste la comparación con el original, logra dotar de cierta simpatía al personaje, a la vez que se expresa con claridad su falta de horizontes vitales.

4/10
Ejecutivo agresivo

2003 | Anger Management

Dave Buznik es un ejecutivo incapaz de matar a una mosca. Pacífico y más bien tímido, se va a ver inmerso en una situación kafkiana cuando en un viaje en avión, la azafata no le hace ni pito caso. Él se altera un poquitín, lo suficiente para que el sobrecargo le reduzca como si fuera un tipo peligroso; en un juicio posterior, el magistrado le condena a someterse a una terapia para controlar su ira. El encargado de supervisar su tratamiento va a ser el doctor Buddy Rydell, que casualmente viajaba en el mismo avión que Dave. El excéntrico psiquiatra incluso se instalará en su casa para marcarle de cerca, y hasta se atreve a ligar con la chica de la que Dave está enamorado. Como toda comedia disparatada que se precie, ésta se basa en el choque de dos personalidades absolutamente contrapuestas. Dave es un pelín apocado, y todas las desgracias se abaten sobre él; mientras que Buddy parece un completo chiflado, hasta el punto de que si alguien necesita terapia para controlar su furia, ese alguien es él. Si encima los actores, Jack Nicholson y Adam Sandler, han demostrado con creces su vis cómica, el resultado positivo está asegurado. El film avanza gracias a las diferentes pruebas a que Dave es sometido por parte de Buddy (la de ligar en un bar de copas es de las más divertidas), y a las intervenciones de los compañeros de terapia, un grupo de los más pintoresco. Se aprovecha además para poner en solfa el estrés de nuestro mundo moderno, y la confianza ciega que algunos ponen en la consulta del psiquiatra.

5/10
El gurú del sexo

2002 | The Guru

Obsesionado por Hollywood, Ramu, profesor de baile hindú, se traslada a Estados Unidos decidido a convertirse en estrella, pero sólo consigue trabajo en un restaurante y en una película pornográfica. Cuando ejerce como camarero en una fiesta, el gurú contratado para hacer un espectáculo se emborracha, y Ramu se ofrece para sustituirle. Sátira social que retrata los problemas de la emigración, con humor cercano a los gags de las películas más gamberras y descerebradamente soeces. Los números musicales homenajean los filmes de Bollywood, la industria del cine hindú.

3/10
Beso en Manhattan

2002 | Just a Kiss

Historia coral de varios treintañeros, algunos bastante inmaduros, que tienen problemas a la hora de guardar fidelidad a sus parejas. Es una comedia dramática sobre el amor y el sexo, que no ahorra algunas escenas subidas de tono. La película se basa en una obra teatral de Patrick Breen, que también se ha encargado del guión y se reserva además un pequeño papel. Destaca la presencia de actrices como Marisa Tomei (El luchador) o Marley Shelton (Planet Terror).

4/10
En la habitación

2001 | In The Bedroom

Sombría, durísima e impactante historia, con una estupenda baza a su favor: cuenta con una serie de personajes muy bien definidos, encarnados por actores de carácter. Son muy justas las candidaturas al Oscar que lograron Spacek, Wilkinson y Tomei. Los dos primeros conforman un matrimonio maduro, preocupado por la relación que mantiene su hijo, recién salido de la adolescencia, con una mujer divorciada, madre de dos críos. Y aún les espera un sufrimiento mayor. Una vida arrancada inesperadamente. El vacío de la ausencia. La falta de consuelos. Las reacciones contrapuestas. El film de Todd Field comparte temas con la película italiana La habitación del hijo. También aquí se habla del misterio de la muerte aunque, a diferencia de lo que ocurría en el film de Moretti, hay un culpable tangible de la desgracia. Esto hace que la narración tome un derrotero inesperado que, algunos dirán, chirría un tanto; pero que confirma que nada nos devuelve al ser querido, que a todos toca apurar el cáliz del dolor.

4/10
Siempre a tu lado

2001 | Someone Like You

Jane es una joven que trabaja en televisión. Cree en el amor, y por ello se siente en el séptimo cielo cuando se enamora de Ray, compañero de trabajo, quien le corresponde. Pero de pronto, sin aparentemente motivo, Ray echa un jarro de agua fría a la relación, y deja a Jane. Tan hecha polvo se queda la chica que inventa una teoría para explicar lo que ha pasado: según ella existiría una correlación entre el amor humano y el apareamiento de los animales. ¿Revolucionarán sus ideas el mundo? Comedia romántica protagonizada por Ashley Judd y Greg Kinnear. Tras la cámara está Tony Goldwyn, actor recordado como el amigo traidor de la fantasmagórica Ghost, y porque es nieto del mítico productor Samuel Goldwyn. La película da vueltas a la tendencia que todos tenemos a racionalizar lo que nos ocurre, a encontrar una explicación para aquello que no esperábamos. No siempre funciona la idea de combinar comedia y drama, pero tenemos la oportunidad de ver a dos actrices de talento, Judd y la oscarizada Marisa Tomei (Mi primo Vinny), y al experto en comedia Kinnear (Mejor... imposible).

4/10
Jenifer

2001 | Jenifer

Sentido biopic que recoge la triste historia de la productora teatral de Nueva York Jenifer Estess, a la cual le fue diagnosticada una terrible enfermedad a la edad de 34 años. Se trata del llamado Mal de Lou Gehrig, una disfunción neurológica que acaba en la muerte. Al recibir la noticia y saber que le quedaban como mucho cinco años de vida, ella y sus hermanas Valerie y Meredith pusieron en marcha el denominado Project ALS, con el fin de potenciar esfuerzos para encontrar una cura de la enfermedad. La película, producida para la televisión y conocida también por el título "The Jenifer Estess Story", está dirigida con emotividad por Jace Alexander. Y llama la atención la cantidad de rostros conocidos que se reúnen en pantalla. Excelente trabajo de la protagonista Laura San Giacomo (Sexo, mentiras y cintas de vídeo).

5/10
Happy Accidents

2000 | Happy Accidents

Ruby tiene bastantes problemas, por lo que acude a terapia en busca de ayuda. Las cosas se van complicando poco a poco hasta que culminan en un cambio de actitud de su novio. El cambio es positivo, ahora es más dulce y atento, pero a Ruby no le encajan las cosas. La explicación no es que la vaya a dejar mucho más tranquila, pues su novio le dice que ha venido del futuro para evitar la muerte de su hermana. Con esta película Brad Anderson demuestra ser poseedor de una filmografía de lo más variada. Así, en su todavía no muy extensa carrera se encuentran títulos tan dispares como éste, la cinta de terror psicológico Session 9 y el thriller El maquinista.

5/10
King of the Jungle

2000 | King of the Jungle

Seymour es un joven neoyorquino con una vida muy normal. Nada que ver con lo que espera cuando inesperadamente su madre, que es una activista, es asesinada. En ese momento decide emprender un largo viaje para encontrar a los asesinos y poder vengar así su muerte. John Leguizamo realiza un buen papel como el vengador. Se trata de un actor que ha sabido compaginar en su filmografía a los personajes más crueles con los de corazón noble que sólo buscan justicia.

4/10
Juego asesino

2000 | The Watcher

Joel es un agente del FBI muy deprimido. Y no es de extrañar, pues perseguir asesinos en serie es un trabajo duro. Retirado, se ve forzado a retomar su actividad cuando una vecina de su inmueble aparece asesinada. El crimen es obra de Griffin, un asesino obsesionado con Joel, que empieza a mantener con él un macabro juego: le da algunas pistas sobre sus futuras víctimas, para que se ponga las pilas y trate de impedir unos asesinatos inminentes. El director Joe Charbanic tuvo como consultor a un agente del FBI que le explicó que no es raro que un investigador sufra bajones semejantes a los que padece el protagonista de la película: la tensión que supone tratar de detener a un psicópata asesino es muy, muy grande. Charbanic no tiene más que elogios para James Spader, que hace de policía: "Nunca he visto a un actor trabajar tan a fondo su papel". El psicópata tiene la cara de Keanu Reeves, que renuncia por una vez a ser el héroe de la película. Quizá la película no ofrezca grandes sorpresas (sabemos quién es el villano desde el minuto uno), pero ofrece momentos muy trepidantes.

4/10
¿En qué piensan las mujeres?

2000 | What Women Want

El ambiente y la formación que Nick (Mel Gibson) ha mamado desde su más tierna infancia le han hecho desarrollar unos modos un tanto machistas. Divorciado y con una hija, está acostumbrado además a que no haya mujer que se le resista. Pero su mente va a sufrir un cambio, cuando su empresa de publicidad ficha a Darcy (Helen Hunt), una ejecutiva que va a ser su inmediata superior. Y es que los clientes mandan, y la empresa ha descubierto que su publicidad debe hacerse con el público femenino a toda costa. Nick va a tener que cambiar de mentalidad. Lo que no puede imaginar es que, tras un accidente doméstico, va a desarrollar un inesperado don: es capaz de “escuchar” los pensamientos de las mujeres. Como puede imaginarse, el hecho de que Nick pueda leer en las mentes femeninas, propicia gags muy hilarantes. Primero su orgullo va a sufrir más de un duro golpe, pues va a descubrir que muchas de sus compañeras le consideran un perfecto cretino. Luego, al estilo de lo que ocurría en el film Atrapado en el tiempo, Nick va a tratar de usar su talento en su propio provecho. Hasta que al final empezará a preocuparse, ¡menos mal!, de los que le rodean, y puede que incluso descubra en qué consiste el amor. La comedia tiene mucho de aire clásico, moraleja incluida. Aletea sin duda el optimismo de los inolvidables filmes de Frank Capra. Por otra parte merece la pena destacar la banda sonora, que además de la partitura de Alan Silvestri, incluye temas de antaño como "Night and Day" de Cole Porter, o de rabiosa actualidad como "What a Girl Wants" de Christina Aguilera. Mel Gibson asegura que leyó una biografía de Frank Sinatra, al que tomó como referencia de “machista encantador”. Además, como tiene una divertida escena de baile, trató de homanajear nada más ni nada menos que a Fred Astaire: “Me encanta ver los números de baile de las viejas películas de Fred”, asegura, “Me fascinan. Pero sé que nunca voy a acercarme ni de lejos a lo que él hacía. Cuando estaba hablando con el coreógrafo se puso a hacer un pequeño baile a lo Fred Astaire ‘versión borracho’ y pensé que esto era justo lo que Nick haría en su apartamento.”

5/10
My Own Country

1998 | My Own Country

El popular Sayid de Perdidos encarna en esta producción televisiva a un médico indio que vive en Estados Unidos, donde convierte la lucha contra el sida en su cruzada particular. La estupenda cineasta india Mira Nair (La boda del monzón) dirige esta película donde Marisa Tomei coincide con su hermano pequeño Adam.

5/10
Por amor

1998 | Only Love

Matthew es un prestigioso cirujano que acude horrorizado al hospital cuando es avisado de que su prometida está muy grave y necesita de su ayuda como profesional. Este inicio da pie a un largo flashback que repasa los años de relación de la pareja, que se conoció más de una década atrás en África. Este tipo de películas románticas con alguien gravemente enfermo, garantizan las lágrimas hasta en los espectadores más insensibles. Ésta no es una excepción.

4/10
Suburbios de Beverly Hills

1998 | Slums of Beverly Hills

Vivian y su familia viven en los suburbios de Beverly Hills. Se mudan cada vez que las condiciones económicas no les permiten continuar en la misma casa. Todos tienen que echar una mano, incluyendo a los miembros que no están bajo el mismo techo. Vivian está acostumbrada a bregar con todos sus parientes, pero ahora es una adolescente y tiene ganas de descubrir cosas de la vida sin tener que estar pendiente constantemente de su peculiar familia. Entre los secundarios destaca la presencia de la veterana Rita Moreno, ganadora del Oscar por West Side Story.

4/10
Beso de hermano

1997 | A Brother's Kiss

Lex y Mick son dos hermanos criados en Harlem, en un ambiente difícil. La madre es una alcohólica, uno ha terminado casado con una mujer hispana, el otro es policías. Ambos quedaron marcados por un traumático hecho del pasado. Seth Zvi Rosenfeld escribe el guión y dirige la película, a partir de su propia obra teatral, un dibujo de personajes con taras psicológicas importantes. Resulta algo plomizo, aunque algunas de las escenas de cuando los protagonistas eran niños atrapan bien la dura vida de Harlem.

Bienvenidos a Sarajevo

1997 | Welcome To Sarajevo

Bosnia. La guerra que no cesa. Un país, Yugoslavia, desmembrado. Odios raciales exacerbados. El exterminio sistemático de poblaciones enteras. El horror sufrido por los musulmanes a manos de los serbios. Bien está, ahora que Karazdic y compañía empiezan a ser juzgados por crímenes de guerra, la llegada de un film que nos muestra la barbarie de la que es capaz el hombre. Pero también, y menos mal, hay un rayito de esperanza. Pues Henderson, un periodista que cubre la guerra en Sarajevo, está dando a conocer a la opinión pública la tragedia concreta de un grupo de niños, refugiados en un orfanato. Y hasta se planteará adoptar a una chiquilla. El tono documental del film ayuda a acrecentar el realismo, mientras que los actores, sin aspavientos, están en su sitio.

7/10
Volver a vivir

1996 | Unhook the Stars

Mildred es una mujer madura. Viuda, sus hijos ya han abandonado el hogar. Uno se casó, la otra partió, cansada de continuas discusiones. A su existencia solitaria recién estrenada se le presenta una oportunidad inesperada, en forma de niño, para darse a los demás. Se trata de J.J., el hijo de Mónica —una vecina que necesita ayuda tras separarse del marido que la maltrataba—, a quien cuida, cuenta cuentos, da cultura, cuando la madre está ausente. Nick Cassavetes —que debuta como director— recupera el estilo de su padre John (Faces, Gloria, Una mujer bajo la influencia), genuino representante del cine underground americano de los 70, con personalidad propia. Aborda para ello una historia familiar e intimista, cuyo centro es Mildred, un personaje bordado por Gena Rowlands, su madre. En medio de la cotidianidad, ella se aferra a volver a vivir una nueva vida criando al pequeño J.J., descolgándose de las estrellas, como reza el título original. Aunque la situación de canguro no puede durar para siempre, se convierte en una experiencia que le ayuda a replantearse el modo de vivir el tiempo de vida que le queda. Historia sencilla, contada con sensibilidad y adecuado ritmo pausado, describe tipos humanos fácilmente identificables en la vida real. Y desliza en la pantalla, como sin darles demasiada importancia, pero dándosela, temas de peso, como el cuidado —amor, sacrificio, confianza— que precisan las relaciones familiares y con los amigos, las ventajas de una educación que completa las enseñanzas que se dan en la escuela, la posibilidad de que surja un amor en la madurez. Cassavetes ha apostado, con encomiable modestia, por una realización que no se hace notar, sin efectismos, completamente al servicio de la historia. Y dirige muy bien a los actores: sobre todo a la citada Rowlands, a Marisa Tomei, y al pequeño Jake Lloyd.

6/10
Cuando salí de Cuba

1995 | The Perez Family

La directora india Mira Nair se atreve a abordar una historia sobre la cultura latina, bastante distinta de la suya. A partir de una novela de Christine Bell, sigue a un cubano recién salido de las cárceles castristas (Alfred Molina). Allí ha pasado veinte años, y le han quitado todo lo suyo. En Florida se reencuentra con su esposa (Anjelica Huston) y su hija (Trini Alvarado). Esta trama la articula Nair en forma de triste comedia, donde se subraya el escaso amor que se tienen unos a otros entre la comunidad de los exiliados cubanos en Estados Unidos.

4/10
Four Rooms

1995 | Four Rooms

Disparatada comedia que narra cuatro historias diferentes que tienen como nexo de unión el hecho de desarrollarse en diferentes habitaciones de un mismo hotel de la ciudad de los Angeles, e intervenir en todas ellas un botones en su primera noche de trabajo. Un grupo de brujas que quieren convocar a una antigua diosa, un matrimonio, en el que el marido quiere matar a su adúltera esposa, los hijos de un matrimonio de mafiosos que la toman con Ted, el botones, que debe aguzar su ingenio si quiere salvar su vida, y una macabra apuesta, son las cuatro historias que componen el hilo argumental de esta película. Narradas por cuatro directores diferentes: Allison Anders, Alexandre Rockwell, Robert Rodriguez y Quentin Tarantino, estamos ante un film un tanto irregular en el que abunda la sal gruesa, y un macabro sentido del humor que parece especialmente dirigido a la fiel parroquia de Tarantino y compañía.

4/10
Sólo tú

1994 | Only You

Faith Corvath ha sido desde pequeña una chica romántica. Así, cuando tenía once años, en una sesión de espiritismo, le fue revelado el nombre del amor de su vida: "Damon Bradley". Desde entonces, no ha dejado transcurrir un día sin pensar en ese nombre. Ha pasado el tiempo y ahora Faith está a punto de casarse. Los problemas comienzan cuando le llama un antiguo amigo de su novio para darles la enhorabuena; su nombre resulta ser Damon Bradley. Ella, vencida por la curiosidad, no duda en coger un avión e ir a conocerlo personalmente, días antes de su boda. Divertida comedia, sentimental y romántica, que funciona muy bien, gracias a un guión muy bien construido, que recoge divertidas situaciones. El film no cae nunca en la cursilería y se hace muy simpático. A ello contribuye la pareja protagonista, una radiante Marisa Tomei y Robert Downey Jr.

6/10
The Paper. Detrás de la noticia

1994 | The Paper

Interesante y audaz película que indaga con atrevimiento en la ética de la profesión periodística. Narra 24 horas en un periódico sensacionalista llamado "New York Sun". Hay de todo en un día de ese diario, pero sobre todo mucha prisa, horarios extenuantes, enfados, decisiones inamovibles y, cómo no, una gran disparidad de criterios. El diario es llevado con mano férrea por Alicia Clark (Glenn Close), su Redactora Jefe. Todo comienza cuando el periódico descubre la verdad sobre una historia: dos chicos inocentes son acusados de asesinato. Pero en un periódico lo más importante y prioritario son las ventas, el dinero... En una carrera contrarreloj deberán decidir qué harán con la noticia. ¿La verdad está antes que la marcha del periódico? Esta es la clave de esta película que cuenta con el ritmo frenético propio de las redacciones periodísticas. Con unas estupendas interpretaciones de todos los actores, Ron Howard (Un horizonte muy lejano, Llamaradas, Willow) firma una historia de gran calado humano y verdaderamente actual.

6/10
Corazón indomable

1993 | Untamed Heart

Historia de romanticismo empedernido, aunque un tanto gris, cuenta el amor que nace entre Caroline, una camarera de una cafetería (Marisa Tomei), y Adam (Christian Slater), un tímido chico de la limpieza del mismo local. Lo que él siente por ella quedará más claro una noche en que Caroline sufre un asalto y Adam acude al rescate. Eso sí, hay un problemilla que garantiza el uso de pañuelos para el espectador sensible: él sufre una dolencia cardiaca. Tony Bill demostró cierta habilidad en Cinco esquinas para retratar personajes cotidianos, pero aquí no logra enganchar demasiado.

5/10
Equinox

1992 | Equinox

Esta película aborda desde una singular perspectiva el tema de la doble identidad en un peligroso terreno dominado por la violencia. En un lugar dentro de las peligrosas calles del Empire, la metrópolis americana, dos hermanos gemelos (Matthew Modine) sobreviven de formas muy diferentes a un clima extremadamente violento y hostil. Ambos hermanos nunca se han conocido, pero ahora sus vidas se cruzarán en un terreno impredecible, tan inestable como un enorme estanque de arenas movedizas. Matthew Modine (De repente, un extraño, La isla de las cabezas cortadas, Memphis Belle) hace un trabajo inmejorable en su doble y opuesta interpretación. Le acompañan unas fantásticas Lara Flynn Boyle (Twin Peaks) y Marisa Tomei (Sólo tú), que ponen el toque romántico. Inquietante y sobria película que cautivará a todos los espectadores.

3/10
Mi primo Vinny

1992 | My Cousin Vinny

Dos jovenzuelos son detenidos bajo la acusación errónea de asesinato. Para defenderse cuentan con su primo Vinny, un mecánico que acaba de terminar Derecho. Film entretenido, destaca Marisa Tomei como la novia de Vinny, un papel que le valió el Oscar.

4/10
Chaplin

1992 | Chaplin

Richard Attenborough (Gandhi, Grita libertad) dirige esta película sobre la vida del más genial cómico que haya dado el Séptimo Arte. El film elabora el retrato del hombre que se oculta tras el personaje. Así, somos testigos de sus comienzos, de la llegada de la fama, del éxito profesional, de sus fracasos matrimoniales... en definitiva, de las luces y sombras, que acompañan a todos los personas que han hecho historia. El reto de interpretar a Chaplin fue asumido por Robert Downey Jr., quien salió airoso del mismo, hasta el punto de que obtuvo una nominación al Oscar por su papel. Le acompañan en el reparto Dan Aykroyd, Kevin Kline, Anthony Hopkins y Milla Jovovich (El quinto Elemento, Juana de Arco). Attenborough imprime al film un correcto tono académico, en el que sobresale una excelente fotografía y una gran banda sonora. Pero en especial hay que destacar la recreación de diversos gags, que constituyen un auténtico homenaje al cine mudo.

6/10
Oscar

1991 | Oscar

Adaptación de la obra teatral del francés Claude Magnier, que ya había sido llevada al cine con Louis de Funès de protagonista con el título Oscar: una maleta, dos maletas, tres maletas. Ahora es Sylvester Stallone el que utiliza esta farsa como vehículo de lucimiento, tratando de cultivar una imagen cómica que le permitiera despegarse de la etiqueta de hombre de acción que propiciaron sus sagas de Rambo y Rocky. Sly encarna a un gángster que promete a su padre en el lecho de muerte dejar el mundo del crimen y dedicarse a negocios honrados. Lo que no va a ser fácil. Muchas de las risas provienen de cierta confusión que se produce con un intercambio de maletas. Sin embargo, y a pesar del cuidado reparto, John Landis no acaba de hacerse con la película, y Stallone carece de la necesaria vis cómica.

4/10
Zandalee

1991 | Zandalee

Cuando el padre del escritor Thierry Martin muere, éste se ve inmerso en una profunda tristeza que le deja sin inspiración y comienza a desatender a su bella esposa Zandalee. Por ello, la mujer cae en los brazos de Johnny, un inquietante amigo de su esposo que comienza a seducirla. El triángulo amoroso lleno de pasión y deseo erótico un tanto obsesivo es el tema principal de esta prescindible película, protagonizada por un misterioso Nicolas Cage, cuando aún no había alcanzado su "status" de estrella. Le acompañan Judge Reinhold y Erika Anderson.

4/10
Playing for Keeps

1986 | Playing for Keeps

Danny acaba de salir del instituto en Nueva York. Y para "ganarse los garbanzos", tiene un sueño: convertir un casa amplia que ha heredado su familia en una pequeña ciudad en un hotel. El problema es que a los lugareños, gente tranquila, no les gustan mucho las novedades. Pero con ayuda de colegas e inversores, y de una chica del pueblo, espera hacer realidad ese gran sueño. Lo más llamativo de esta película es que la escriben y dirigen dos hermanos que luego se han convertido en productores todopoderosos de Hollywood: Bob Weinstein y Harvey Weinstein. Desde luego el film no permitía prever su éxito, pues se trata de una tontorrona "peli de colegas", que produjeron a través de la recién creada Miramax. En el reparto se puede ver a una jovencita Marisa Tomei.

2/10
The Flamingo Kid

1984 | The Flamingo Kid

La canícula pega fuerte en Brooklyn, Nueva York. Jeff acaba de terminar el instituto, y tiene que pensar qué va a hacer con su vida: estudiar, trabajar... Mientras se decide, trabaja durante el verano en el Flamingo, un club a pie de playa, donde conoce a Phil, quien le llena la cabeza de ideas acerca de cómo conquistar el mundo entero y demás. También tendrá tiempo de vivir un romance en la temporada veraniega. Película de iniciación a la vida, con buscado tono nostálgico, y las frivolidades típicas del ambiente playero propias de una cinta juvenil. Pinta los años de juventud en que toca empezar a saber qué es eso de la responsabilidad. Garry Marshall logra la meta perseguida, gracias al trabajo protagonista de un Matt Dillon que demostraba que su carrera tenía recorrido. Richard Crenna fue nominado al Globo de Oro por su papel de mentor del joven, y Hector Elizondo asume bien el papel de preocupado progenitor.

4/10

Últimos tráilers y vídeos