IMG-LOGO

Biografía

Tiziano Sclavi

Tiziano Sclavi

Tiziano Sclavi

Filmografía
Dylan Dog: Los muertos de la noche

2010 | Dylan Dog: Dead of Night

Dylan Dog es el protagonista de un cómic italiano muy apreciado por los aficionados, creado por Tiziano Sclavi en 1986. Más de un cuarto de siglo después, cuando aún se sigue publicando, ha llegado a las pantallas Dylan Dog: Los muertos de la noche, adaptación realizada en Estados Unidos, donde este personaje europeo se desconoce por completo. El argumento de Dylan Dog: Los muertos de la noche es bastante fiel al original, si bien la acción se traslada de Londres a Nueva Orleáns. Dylan Dog ha vuelto a la ciudad tras pasar una temporada alejado del mundo de lo sobrenatural tras perder al amor de su vida. Una atractiva heredera, Elizabeth, quiere contratarle para investigar la muerte de su padre, pues todo indica que el culpable es un monstruoso licántropo. En un primer momento, Dylan desecha el encargo, pero cambiará de opinión después de que la criatura en cuestión acabe con la vida de Marcus, su ayudante y amigo, que se convertirá en un zombie. La historia original tenía posibilidades por su combinación de elementos de las novelas negras de Raymond Chandler y compañía con el género fantaterrorífico, camino que han seguido producciones como Constantine, también basada en un cómic. Sin embargo, todo en Dylan Dog: Los muertos de la noche es absolutamente desastroso, hasta el punto de que resulta ser aún peor que la citada cinta protagonizada por Keanu Reeves. El guión de Thomas Dean Donnelly y Joshua Oppenheimer (autores de títulos como Sahara (2005) y Conan el Bárbaro) acumula tópicos al tiempo que sus diálogos son bochornosos. El presupuesto relativamente escaso (30 millones alejados de los 100 que cuesta una producción media) no ha dado para mucho en el terreno de los efectos especiales, por lo que todo son maquillajes de segunda fila, disfraces que dan la impresión de estar compuestos de gomaespuma y alguna infografía poco trabajada. Otro de los grandes errores de Dylan Dog: Los muertos de la noche es que el papel protagonista haya recaído en Brandon Routh, que ya fue un héroe de las viñetas en la fallida Superman Returns. Routh se confirma como un fiasco absoluto, incapaz de resultar creíble en ninguna secuencia. Le acompaña el que fuera Jimmy Olsen en aquélla, Sam Huntington, repetitivo, histriónico y cargante en esta ocasión como Marcus, el zombie que debe servir de contrapunto cómico. Les rodean actores poco entusiasmados como Anita Briem, que protagonizó Viaje al centro de la Tierra con Brendan Fraser, y que aquí realiza un trabajo insípido en un rol de mujer florero con poca sustancia. En todo caso se salva el casi siempre brillante Peter Stormare, aunque se le nota algo descolocado. Pero lo peor de todo es sin duda la plana realización de Kevin Munroe, en su debut en el cine de imagen real tras la animada digitalmente Tortugas ninja jóvenes mutantes. En Dylan Dog: Los muertos de la noche, Munroe no se esfuerza en ningún momento por mover la cámara o componer algún plano imaginativo, como si le diera igual todo. Consciente de que ni un David Fincher sería capaz de levantar con sus rompedores planos este desastre, el realizador parece haber optado por no esforzarse nada.

1/10
Mi novia es un zombie

1994 | Dellamorte Dellamore

5/10

Últimos tráilers y vídeos