IMG-LOGO

Biografía

Wenceslao Fernández Flórez

Wenceslao Fernández Flórez

Wenceslao Fernández Flórez

Filmografía
El bosque animado, sentirás su magia

2001 | El bosque animado, sentirás su magia

En la fraga Cecebre, cuando los humanos desaparecen, los árboles abren los ojos y conversan con los animales. La instalación de un engreído poste de teléfonos abre una etapa de desgracias: los topos desaparecen, mientras que los árboles dejan de cantar. Mientras trama la mejor manera de declararle su amor a Linda, el topo Furacroyos, más conocido como Furi, se da cuenta de que la situación es crítica, por lo que reúne a sus amigos para investigar cuál es el problema. De todas las novelas del escritor coruñés Wenceslao Fernández Flórez, El bosque animado es la más popular y, además, es terreno abonado para un filme de dibujos animados. Así lo pensó en su momento Walt Disney, que barajó la idea de adaptar el libro. Aunque finalmente no lo hizo, años después se ha convertido en todo un hito, pues no es habitual que en nuestro país se realice un filme de animación creado íntegramente por ordenador. Tras un complejo proceso de producción, la productora gallega Dygra ha conseguido una calidad de animación sorprendente, que sigue los pasos de Pixar (Toy Story) y Dreamworks (Shrek).

5/10
El bosque animado

1987 | El bosque animado

Delicada, entrañable y divertida adaptación del clásico literario de Wenceslao Fernández Flórez, sobre los habitantes de la mágica Fraga de Cecebre. Destaca el trabajo coral del magnífico reparto.

6/10
Volvoreta

1976 | Volvoreta

Adaptación de la novela homónima de Wenceslao Fernández Flórez, a cargo de un ya muy talludito José Antonio Nieves Conde, cuyos trabajos por esa última época se encontraban muy lejos de la calidad de Surcos o Balarrasa. El reparto, eso sí, es espléndido. El señorito Sergio se enamora de la hermosa criada de la casa, Volvoreta. La madre no aprueba esos amoríos y decide despedir a la criada, quien se marcha a la capital. Pero la atracción de Sergio por Volvoreta es muy fuerte...

3/10
El hombre que se quiso matar (1970)

1970 | El hombre que se quiso matar

Federico es un apocado individuo, bastante gris, que ha perdido su trabajo y a su novia. Sin ilusiones, decide suicidarse. Pero cualquiera de sus intentos resultan fallidos. Es entonces cuando, aconsejado por un amigo, decide hacer pública su decisión. Esta historia de Wenceslao Fernández Flórez (escritor ya adaptado por el realizador en Huella de luz) era muy querida por Rafael Gil, ya que había supuesto su debut en la dirección allá por 1942, en una película de mismo título con Antonio Casal como protagonista. En esta ocasión, y rodada en color, se cambia la farsa para otorgar mayor protagonismo a Tony Leblanc. Contiene momentos muy divertidos, sobre todo por los secundarios que apoyan al cómico, entre ellos Antonio Garisa, José Sacristán, Julia Caba Alba, Aurora Redondo y Emma Cohen.

6/10
¿Por qué te engaña tu marido?

1969 | ¿Por qué te engaña tu marido?

Eduardo se dispone a contraer matrimonio con una chica muy poco agraciada físicamente. Durante la ceremonia empieza a sentir dudas sobre la decisión que ha tomado. Además, empieza a imaginar cómo sería su vida junto a algunas de las invitadas a la boda, todas ellas mujeres atractivas. Así, se inventa una supuesta vida con Claudia, con la que al principio todo marcha bien, pero luego ella se abandona y engorda, lo que a él le provoca rechazo. También se ve junto a Dora, esbelta y escultural, pero ésta resulta ser una narcisista obsesionada con su propia belleza, con la que no se puede vivir. Manuel Summers critica la obsesión por la estética y la sobrevaloración de la belleza en la moderna sociedad, en esta adaptación de una novela de Wenceslao Fernández Flórez. Pero se trata de una comedia muy convencional, alejada de las primeras comedias dramáticas del director, que tuvo un enorme éxito de taquilla.

4/10
Los que no fuimos a la guerra

1962 | Los que no fuimos a la guerra

Camarote de lujo

1959 | Camarote de lujo

Tragicomedia rodada en color sobre un aldeano que llega a la capital con el fin de conseguir trabajo en una agencia donde se colocan a emigrantes. Debido a su buen corazón no puede consentir que se cometa una injusticia con uno de éstos emigrantes, por lo que es despedido de su trabajo. Buena fotografía de Alfredo Fraile y esforzada interpretación de Antonio Casal. Se trata de la adaptación de una obra llamada “Luz de luna”, escrita por Wenceslao Fernández Flórez, autor de quien el cine español tardaría en sacar partido a través de su obra cumbre “El bosque animado”, transformada en película por José Luis Cuerda en 1987.

4/10
El malvado Carabel

1955 | El malvado Carabel

Amaro Carabel es un pobre infeliz, que trabaja de contable en la madrileña inmobiliaria Giner y Bofarull. Querría casarse con su novia Silvia, pero sus jefes le niegan el ansiado aumento de sueldo. Tras ser despedido por ser honrado y advertir a un socio de la empresa de los detalles de una dudosa operación, se convence de que no compensa llevar una vida honrada y trama mil planes para conseguir dinero fácil delinquiendo. Pero ser un malvado no es tan sencillo. Deliciosa adaptación de la novela de Wenceslao Fernández Flórez, fue el tercer film dirigido por Fernando Fernán Gómez. Resulta una crítica en toda regla a ciertas empresas que a pesar de sus aires paternalistas, maltratan con frecuencia a sus empleados. En tal sentido pasajes como el de la carrera pedestre dominical resultan tronchantes, ver a los dos socios creerse unas personas estupendas es una forma de lanzar tremendas andanadas sociales, algo que descubrimos que era posible reaizar en la España de 1955 de Franco. En algunos momentos se apunta al humor negro y a la picaresca, incluso con la idea de explotar a un niño mendicante, aunque domina el tono amable. Fernán Gómez está fantástico, no solo dirigiendo, sino componiendo al protagonista, un buenazo empeñado en hacer cosas malas, resulta difícil contener la risa en momento como aquel en que está tratando de demostrar que es capaz de cualquier cosa, con el desafío de rebanar una oreja a un gato. El film cuenta con secundarios estupendos como Rafael López Somoza, el que propone el reto minino, y Julia Caba Alba como la tía con la que vive Carabel, que está haciendo un curso de hipnotismo. María Luz Galicia compone a la novia que podría dejar plantado a Amaro para casarse con un dentista.

6/10
Ha entrado un ladrón

1950 | Ha entrado un ladrón

Comedia romántica basada en un relato homónimo del gallego Wenceslao Fernández Flórez (1885-1964), uno de los más ácidos e irónicos autores del humor hispano a quien el cine trató bastante bien al ser adaptado en películas más que notables como El hombre que se quiso matar (1941), Intriga (1942), El destino se disculpa (1944) y El bosque animado (1987), entre otras muchas. En esta ocasión se trata de cómo un vulgar empleado de banca es tomado accidentalmente por un héroe por la bella Natalia. A pesar de que ella está casada y que su esposo está a punto de volver de América, el empleado intentará por todos los medios conquistarla.

4/10
El destino se disculpa

1945 | El destino se disculpa

En Soria, los amigos Teófilo y Ramiro acaban la representación de una obra interpretada por el primero y escrita por el segundo. Convencidos de que su talento da para mucho más, deciden marcharse hasta Madrid donde su vida cambiará para siempre. Recogiendo todos sus pasos está El Destino, que está cansado de que siempre la humanidad le eche en cara todos sus males. Adaptación de dos de las novelas más divertidas de Wenceslao Fernández Flórez. El filme supuso el primer papel verdaderamente importante para Fernando Fernán Gómez que, sin embargo, no quedó del todo complacido del resultado final tal y como él mismo relataba: "Adolecía de un escesivo afán de miticación, de mímesis, de unos modelos extranjeros de los que al cine español le ha costado mucho librarse".

6/10
Huella de luz

1943 | Huella de luz

Adaptación de una novela de Wenceslao Fernández Flórez, que da como resultado una comedia sentimental de corte social, cercana al cine de Frank Capra, de quien su director era un gran admirador. En ella, el empleado de una empresa (Antonio Casal) pasa por graves problemas económicos que le impiden casi comer. De ahí que un día se desmaye en mitad del trabajo. En lugar de ser despedido, el director de la compañía decide invitarle a un balneario con todos los gastos pagados para que se reponga. De narrativa impecable, constituye un buen ejemplo de cine de calidad a través de CIFESA, que había contratado a Gil. Éste se apoyó en los que serían algunos de sus más cercanos colaboradores a lo largo de los años: el director de fotografía Alfredo Fraile, el músico Juan Quintero y, sobre todo, el decorador Enrique Alarcón, que estuvo presente en casi toda su obra desde éste filme hasta su última película Las alegres chicas de Colsada (1983). Mejor película del año para el Sindicato Nacional del Espectáculo.

8/10
El hombre que se quiso matar

1942 | El hombre que se quiso matar

Debut en la dirección de largometrajes del realizador Rafael Gil, cuya filmografía recoge títulos tan especiales del cine español como El clavo, La pródiga o La señora de Fátima. En este caso adaptó una novela humorística de Wenceslao Fernández Flórez. Muchos años más tarde, en 1970, rodaría otra versión de la película, esta vez en color. Un pueblo español. Federico es un joven que aspiraba a un alto puesto de una fábrica de cemento. Sin embargo, cuando le dan el trabajo a otra persona que no lo merece, Federico se deprime. El colmo llega cuando su novia decide abandonarle. Sin un duro y con todas las ilusiones perdidas, Federico toma la determinación de suicidarse. Un conocido le propone que no lo haga inmediatamente, sino que lo planee para al cabo de unos días y entretanto haga pública su decisión. Con esa estratagema podrá hacer lo que le venga en gana durante esos pocos días, ya que como él piensa suicidarse puede chantajear y conseguir lo que quiera... El resultado es una película formidable, con ritmo inusitado y un tono ligero que se agradece de veras. Los minutos pasan volando y el guión sabe sacar réplicas la mar de divertidas a esta magnífica farsa nacida de la pluma de Fernández Flórez. De fondo, hay un simpático ataque a todas las convenciones sociales que obligan a los hombres y a las mujeres a comportarse de un modo muy diferente a lo que son y a lo que piensan. Gran trabajo de Antonio Casal.

6/10
Rapto en la ciudad

1955 | Rapto en la ciudad

Un hada sueña con comprobar cómo es en realidad la vida humana. Cuando lo consiga se llevará una desilusión. Insólita muestra de cine fantástico a la española, que sin embargo tenía muchas más posibilidades, ya que el film está dirigido sin demasiado ritmo.

4/10
El capitán Veneno

1951 | El capitán Veneno

Una de las muchas adaptaciones cinematográficas que se hicieron de la obra del autor realista granadino Pedro Antonio de Alarcón (1833-1891), del que podemos destacar títulos como 'El sombrero de tres picos' (llevada al cine en Italia), 'El niño de la bola' (rodada una versión en México) y 'El clavo' (convertida en una obra maestra del cine español por Rafael Gil en 1944). Precisamente la novela de 'El capitán Veneno' también se llevó al cine en Argentina (El capitán Veneno, 1943), de Henri Martinent) y en México (El capitán Malacara (1944), de Carlos Orellana). Su acción transcurre en 1848, cuando el capitán Jorge de Córdoba se considera a sí mismo un afamado misógino, que piensa que nunca podrá caer enamorado de una mujer. Todo cambiará para él cuando, herido en una reyerta, es acogido por una madre y una hija.

5/10
Huella de luz

1943 | Huella de luz

Adaptación de una novela de Wenceslao Fernández Flórez, que da como resultado una comedia sentimental de corte social, cercana al cine de Frank Capra, de quien su director era un gran admirador. En ella, el empleado de una empresa (Antonio Casal) pasa por graves problemas económicos que le impiden casi comer. De ahí que un día se desmaye en mitad del trabajo. En lugar de ser despedido, el director de la compañía decide invitarle a un balneario con todos los gastos pagados para que se reponga. De narrativa impecable, constituye un buen ejemplo de cine de calidad a través de CIFESA, que había contratado a Gil. Éste se apoyó en los que serían algunos de sus más cercanos colaboradores a lo largo de los años: el director de fotografía Alfredo Fraile, el músico Juan Quintero y, sobre todo, el decorador Enrique Alarcón, que estuvo presente en casi toda su obra desde éste filme hasta su última película Las alegres chicas de Colsada (1983). Mejor película del año para el Sindicato Nacional del Espectáculo.

8/10

Últimos tráilers y vídeos