saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Mi casa en París

Mi casa en París

My Old Lady

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Mi casa en París

Mathias, un neoyorquino que necesita dinero, se traslada a París para hacerse cargo del piso que ha heredado de su padre, con el que no se hablaba. Se queda boquiabierto al descubrir que una señora mayor (Mathilde) vive allí con su hija. No tarda en enterarse de que, según la ley francesa, no podrá hacerse con el piso hasta que Mathilde fallezca.

Galería de imágenes

Mi casa en París
Mi casa en París
Mi casa en París
Mi casa en París

Crítica decine21.com

estrella
6
La herencia
La herencia

Matthias (Kevin Kline) llega a París procedente de Nueva York. Es un cincuentón sin dinero ni lazos afectivos, con tres matrimonios fracasados a cuestas y un problema con la bebida. En París le espera la herencia de una casa, dejada por su padre, y él acude con la intención de venderla rápidamente y largarse a otro lugar. Pero le espera una sorpresa: en la casa vive Mathilde (Maggie Smith), una anciana de 92 años, con su hija Chloé (Kristin Scott Thomas). El motivo es que, aunque la propiedad era de su padre, por contrato se establecía que allí viviría Mathilde hasta su muerte. Matthias tardará poco en saber que esa anciana fue durante largo tiempo la amante de su padre.

Segunda incursión en la dirección del guionista y escritor Israel Horovitz (Sunshine), tras el mediometraje 3 Weeks After Paradise. En este caso escribe un guión basado en su propia obra teatral, una historia sobre las consecuencias traumáticas de la infidelidad matrimonial en la vida de los hijos. Toda la vida del protagonista ha sido un desastre, una huida, debido a la falta de cariño paterno, a un hogar en donde no reinaba la alegría. Su descubrimiento pondrá de nuevo su vida patas arriba y consigo arrastrará a Chloé, quien también se enfrentará a sus demonios del pasado y su desastrosa vida afectiva.

Sin duda estas ideas no son nuevas, pero son tan serias y quedan aquí tan claramente apuntaladas que golpean con dureza a la sociedad contemporánea, a su irresponsable ligereza afectiva, de insufrible frivolidad en las relaciones amorosas, donde el deseo egoísta se erige a menudo en norma de vida, primer paso hacia el destrozo de corazones inocentes. Y si algo deja claro Mi casa en París es que la infancia rota pasa factura, siempre se sigue siendo el niño o la niña que se fue, nunca se olvida.

Se nota que Horovitz maneja bien el tempo del libreto, aunque no tanto el de la sala de cine. Se diría que los actos están perfectamente marcados y ejecutados, pero en la narrativa cinematográfica se echa en falta un pelín más de equilibrio, de contención y fluidez. El film comienza soberbiamente y la presentación del conflicto es ejemplar, con logrados momentos de humor, de socarronería protagonizada por el desastrado personaje de Matthias, pero tras el nudo, tras la revelación del meollo, el desenlace se atropella rápidamente, sin dejar respirar al relato como se había hecho hasta ese momento, restando eficacia y verosimilitud a las postreras relaciones de los protagonistas. El conjunto se resiente, aunque no deje de ser interesante. Por lo demás, una obra de teatro ha de mimar a sus personajes, y aquí se hace sabiamente, con un soberbio trabajo del trío actoral.

DVD, Blu-ray
Distribuye: Cameo
Extras: Español e inglés 5.1. Fichas. Tráiler.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE