IMG-LOGO
Profanación: Los casos del Departamento Q
6 /10 decine21

Profanación: Los casos del Departamento Q

Fasandræberne

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Profanación: Los casos del Departamento Q

Carl Mørck vuelve a la acción con un caso que le llevará hasta los tres hombres más poderosos de Dinamarca. El asesinato de dos adolescentes copó todas las portadas a finales de los años 90 debido a su brutalidad y a la gente adinerada que estuvo implicada. Parecía que todo había acabado cuando un hombre se entrega como culpable sin motivo aparente, pero entonces, ¿Por qué ha llegado el caso hasta el Departamento Q? La segunda parte de la saga que se convirtió en un fenómeno mundial trae una trama más sofisticada e inquietante, donde una espiral de corrupción y poder llevarán a nuestro protagonista a exprimir su ingenio para cerrar el caso.

6 /10 decine21

Crítica

Poder, vicio, maldad

Poder, vicio, maldad

Segunda película correspondiente a "Los casos del Departamento Q", recogidos en una serie de novelas negras escritas por el danés Jussi Adler-Olsen. Tras la primera obra, llevada a la pantalla con el título Misericordia: Los casos del Departamento Q, llega otra negrísima historia donde el director Mikkel Nørgaard repite la misma atmósfera oscura, violenta e insana, sello de identidad de gran parte de la novela nórdica de tintes policiacos.

El inspector Carl Mørck (Nikolaj Lie Kaas) sigue siendo el patito feo de la comisaría, relegado al sótano junto a su compañero Assad (Fares Fares). Con nula capacidad de empatizar con las personas (su vida personal y familiar es casi inexistente), tolera a regañadientes la llegada de una nueva secretaria al Departamento Q, en donde investigan casos del pasado aún sin resolver. Una noche se topará con él un hombre, al parecer desquiciado, que le pide que investigue la muerte de sus hijos, veinticinco años antes. Carl lo despacha sin el más mínimo interés y no le dará importancia al hecho hasta que al día siguiente ese hombre aparece muerto, suicidado. Más sorpresa se lleva cuando resulta ser un policía que fue apartado de su trabajo. En su casa Carl encontrará material sobre la muerte de sus hijos, que el fallecido ha ido recopilando a lo largo de los años. Carl y Assad decidirán entonces proseguir la investigación, cuya primera parada les lleva a una institución educativa de gran prestigio en el país.

La historia atrapa por los cuatro costados, pues se trata de una investigación policial de estilo clásico, con un policía de raza que arroja sobre su trabajo toda su existencia, muy marchita por cierto. Funciona la dualidad definida por los dos compañeros: el uno atormentado, impulsivo, que se mueve por instinto; el otro racional y prudente, cuyo sentido de la responsabilidad está agudizado por la imprevisibilidad de su compañero. A esto se suma un ambiente policial tristón, marcado por el escepticismo de los jefes, lo cual puede llevar fácilmente a ir por caminos conflictivos, a saltarse la legalidad en pro de conseguir la verdad. Aletea por otra parte en toda la historia un viejo tema del mundo criminal: bajo la pulcritud y el dinero se esconde no pocas veces el mal, la violencia y el desenfreno descontrolados, psicopatías ocultas que producen horror y son una lacra de la sociedad del bienestar. Hay violencia en el film, comportamientos deleznables, pero se agradece asimismo la falta de regodeo al mostrarlos.

Quizá lastren algo la calidad del film la premura al hilar escenas, al igual que simplificaciones varias, alguna llamativa y poco justificada, a la hora de hacer avanzar la investigación. Esto, junto con la escasa información sobre lo que no es estrictamente el caso –en cierto modo lógico al tratarse de una segunda película–, pueden generar una sensación ciertamente episódica, cercana al telefilm. De cualquier forma, Profanación: Los casos del Departamento Q es una película sólida, bien rodada e interpretada, con un desenlace impactante, quizá no satisfactorio para muchos pero indudablemente muy coherente con la historia.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.