IMG-LOGO
Hasta siempre, hijo mío
7 /10 decine21

Hasta siempre, hijo mío

Di jiu tian chang

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
Festival de Berlín
2019
Ganadora de 2 premios

Sinopsis oficial

Hasta siempre, hijo mío

Dos matrimonios se adaptan a los grandes cambios sociales y económicos que tienen lugar en China desde la década de 1980 hasta el presente.

7 /10 decine21

Crítica

Culpa familiar

Culpa familiar

Yaojun y su esposa, Liyun, están de duelo tras la muerte del pequeño Xingxing. No han reparado en el dolor que padece el mejor amigo del niño, Haohao, que le acompañaba cuando tomaron la fatídica decisión de ir a nadar en un embalse. Tiempo después, la desconsolada madre se queda nuevamente embarazada, pero tras un chivatazo de Haiyan, progenitora de Haohao, le obligan a abortar, por las leyes del gobierno chino que sólo permitían un hijo por familia. Destrozada, Liyun acaba mudándose con Yaojun a un pueblo remoto, donde ambos adoptan a un niño huérfano. Lo malo es que con el paso del tiempo éste se convierte en un adolescente rebelde, que comete un robo en su centro escolar, y se niega a pedir perdón.

Con la que se ha convertido en su película más conocida, La bicicleta de Pekín, Wang Xiaoshuai logró en 2001 el Oso de Plata y el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín. Dieciocho años después se ha hecho con los premios al mejor actor y a la mejor actriz con un drama, también escrito por él, que mediante la historia de las dos familias protagonistas recoge todos los cambios sociales y la evolución del régimen comunista de China desde la década de los 80. Se trata de su proyecto más ambicioso, de mayor presupuesto y el más largo, y puede confundir inicialmente al espectador, pues sus secuencias no se desarrollan cronológicamente, parecen estar unidas porque expresan sensaciones parecidas.

Con una puesta en escena naturalista, Xiaoshuai ofrece un duro retrato social, que no oculta críticas claras a la represión llevada a cabo por el Partido Comunista durante la Revolución Cultural, donde se encarcelaba a la gente por ‘delitos’ como tocar música occidental. En especial se pone en solfa al temible control de natalidad por parte del estado; parece que al realizador se lo han permitido porque ahora la legislación se ha relajado, en teoría, pues se mantiene el límite de dos hijos por pareja… ¡y además hay que rellenar solicitudes para ello! Temible el segmento en el que los protagonistas son reconocidos con una distinción por formar una familia ejemplar, pese a que les han hecho acabar con la vida de su futuro bebé. Por otro lado, parece que finalmente se reconoce a la cúpula política que el país ha avanzado, o sea una de cal y otra de arena…

Pero sobre todo, Hasta siempre, hijo mío se centra en los cambios que estos años han traído en las personas individuales, y aborda de forma positiva el sentimiento de culpa, que puede destrozar a quien lo padece durante toda su vida. Cuenta con un reparto ejemplar, de actores capaces de expresar cómo afecta el paso de un largo período de tiempo a sus personajes, con poco maquillaje. Sobresale la hasta ahora muy secundaria y desconocida fuera de su país Yong Mei (Liyun), pero también Jingchun Wang (Sombra) como Yaojun. Aunque se trata de un film de metraje largo, unas tres horas, la última resulta tan emotiva que no se tiene la sensación de que sobre nada.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

También te pueden interesar

Últimos tráilers y vídeos