Decine21
Line of Duty (3ª temporada)
8 /10 decine21

Line of Duty (3ª temporada)

Line of Duty

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
8 /10 decine21

Crítica Line of Duty (3ª temporada) (2016)

El caddy

El caddy

Vibrante tercera temporada de Line of Duty, que logra la proeza de superar el alto nivel de las anteriores entregas, profundizando en sus personajes principales, y enredando la madeja de la corrupción policial y política.

De nuevo seguimos las investigaciones de la AC-12, la unidad anticorrupción policial de una nunca nombrada ciudad británica. Arranca con la actuación dudosa de una unidad policial de intervención de cuatro agentes para detener a un hombre clave en diversas organizaciones criminales. En efecto, Danny Waldron se adelanta a sus compañeros y mata al sospechoso a bocajarro, por razones desconocidas, y luego pide a sus compañeros que le encubran. Como hay aspectos dudosos en la actuación policial, se inicia una investigación a cargo de los hombres a las órdenes del superintendente Ted Hastings, se ponen en marcha los detectives Steve Arnott, Kate Fleming y el corrupto Dot Cottan, alias “el caddy”, aunque sus compañeros desconozcan este dato. La muerte violenta y también extraña de Waldron en otra actuación policial posterior, sacará a la luz una trama de abuso de menores en que están implicados nombres públicos muy importantes. Dot, arteramente, hará todo lo posible por entorpecer la investigación. Entretanto se juzga en los tribunales a la inspectora Lindsay Denton, en cuya detención tuvo que ver mucho Arnott, quien tuvo una relación con ella que pende peligrosamente sobre su cabeza, ese modo de intimar no es bien visto por sus compañeros, y pone en peligro su actual convivencia con otra mujer.

Jed Mercurio se mueve como pez en el agua a la hora de desarrollar los vericuetos de la investigación policial, componiendo personajes que no son perfectos, aunque están por supuesto los que tienen claro que existe una línea que delimita lo que está bien de lo que está mal, y que nunca está justificado traspasarla al lado equivocado. Verdaderamente riza el rizo con la idea del investigador investigado, que ofrece muchas y apasionantes vertientes, también a la hora de tender trampas y falsificar pruebas, todo permite jugar las cartas de las dudas y la ambigüedad.

Las escenas de los distintos interrogatorios están extraordinariamente bien escritas, de modo que se crea una enorme tensión, a la hora de mostrar el juego del ratón y el gato, con los agentes investigadores apretando las clavijas a los interrogados, y a veces con la capacidad de éstos para dar la vuelta a la tortilla. La trama toma un recorrido “in crescendo” de intriga, con colaboraciones y muertes inesperadas, hasta llegar al modélico sexto y último capítulo, muy bien llevado, con un giro inesperado en el último interrogatorio que posibilita uno de los mejores clímax, también con acción y persecuciones, que se recuerdan en una serie policial.

Los actores habituales están muy bien, –Martin Compston, Vicky McClure y Adrian Dunbar– más los fantásticos, cada uno en su papel, Craig Parkinson –el modo en que maneja la doblez de Dot es sensacional– y Keeley Hawes, cuyo personaje se presta a colaborar con Arnott pese a todo el daño que le ha hecho. También sobresalen los actores que dan vida a los agentes de la unidad policial con que arranca la trama, al igual que los ligados a la residencia de los horrores de los abusos sexuales, y los distintos encubridores.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales