IMG-LOGO

Biografía

Angela Sarafyan

Angela Sarafyan

37 años

Angela Sarafyan

Nació el 30 de Junio de 1983 en Yerevan, Armenia
Filmografía
Reminiscence

2020 | Reminiscence

Extremadamente cruel, malvado y perverso

2019 | Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile

Nuevo acercamiento a Ted Bundy, célebre "serial killer" en Estados Unidos en los 70, condenado por el salvaje asesinato de cuarenta mujeres, aunque el número de sus víctimas, también de violencia sexual, podría aún ser mayor. Otras películas que han abordado al personaje como Ted Bundy, se caracterizan por mostrar con pelos y señales los crímenes, acercándose al gore. Y aunque ciertamente la realidad se presta a ello, el peligro es caer en el puro morbo. La película que nos ocupa tiene detrás a Joe Berlinger, conocido por sus numerosos documentales sobre el sistema legal y casos criminales, y de hecho casi a la vez ha entregado una docuserie, Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy, que trata el mismo tema, pero aquí sin actores. De modo que prima el rigor, tambien en la parte policial, carcelaria y judicial, y sin escamotear el horror de los asesinatos, se centra en describir el lado humano de Ted Bundy, y cómo pudo enamorarse de él Liz Kendall, madre soltera que convivió con él mucho tiempo, incluso cuando tuvo lugar su primera detención, y cuyas memorias han servido mucho para pergeñar el guión. Además se juega a la ambigüedad, la idea es que pueda flotar la sombra de una duda durante casi todo el metraje, porque Bundy sostiene en todo momento su inocencia. Quizá ahí se manipula un poco al espectador, pues las pruebas, durante el juicio, no dan la impresión de ser todo lo contundentes que debieran, pero tal vez si así fuera, se resentiría el punto de vista adoptado. Zac Efron se revela una elección muy acertada para recrear el lado encantador y seductor de Bundy, que hizo gran parte del público, incluso el femenino, creyera en su inocencia. Mientras que Lily Collins sabe encarnar a la mujer que le ha amado y quiere creerle, y a la que persigue durante años una confluencia de sentimientos difíciles de sobrellevar. Además el resto del reparto funciona muy bien, por ejemplo John Malkovich como el juez de Florida y Jim Parsons representando a la acusación.

6/10
Westworld (2ª temporada)

2018 | Westworld | Serie TV

Segunda temporada de la serie sugerida por la novela “Almas de metal” de Michael Crichton, y que desarrolla el matrimonio Jonathan Nolan-Lisa Joy. Arranca un tanto confusamente, a partir de esa suerte de revolución de los robots anfitriones del ambicioso parque temático Westworld, quienes en mayor o menor medida han adquirido una cierta autoconciencia,y no están dispuestos a actuar según los planes y relatos trazados por sus creadores, ingenieros y empresarios. Hay un deseo de asomarse al exterior, al mundo real, aunque no está claro en qué medida esto es el resultado de las ideas visionarias del desaparecido doctor Robert Ford, prototipo del científico que juega a ser Dios. Los primeros compases narrativos muestran los esfuerzos de la organización del parque para controlar el caos, mientras Dolores Abernathy y Maeve Millay intentan ser dueñas de su propio destino, la primera recordando confusamente que ya ha estado en ese mundo que llaman real, o la otra tratando de completar a su manera el relato con que fue programada. Bernard Lowe debe conjugar ese extraño doble rol de criatura y creador, también moviéndose en un mar de recuerdos confusos. Aunque la narración tiene algo de hipnótico, se plantean temas sugerentes –a la cuestión de la inteligencia artificial se suman ahora cuestiones como el transhumanismo y el deseo de inmortalidad acudiendo a la ciencia, otros reflejos de la deshumanización de la sociedad insatisfecha–, y se ha aligerado algo la abultada carga de violencia y sexo de la primera entrega, Westworld deja un poco de insatisfacción, por los muchos hilos narrativos que se lanzan, tan extraños y misteriosos que cuesta hacerse cargo de las motivaciones de los personajes. Nolan y Joy juegan con las limitaciones del ser humano, que se manifiestan en sus criaturas robóticas, y lo hacen con su confusión mental, la carencia de la totalidad de las respuestas, que tiene manifestaciones en sus recuerdos fragmentados; una idea que hace pensar en Memento, dirigida por Christopher Nolan a partir de un relato de su hermano, quien también participaba en el guión. La banda sonora de Ramin Djawadi, con nuevas variaciones, ayuda sobremanera a crear el particular “mood” de la serie.

6/10
Jóvenes sicarios

2016 | Mercury Plains

Mitch, un joven de Texas con problemas, abandona su vida estéril para escaparse a México, donde es reclutado por el misterioso capitán de un grupo paramilitar de adolescentes que lucha contra los cárteles de la droga. En su campamento del desierto, el capitán prepara a Mitch para ser un soldado de élite, que ataca a los señores de la droga en nombre del FBI; pero al tiempo se reserva para sí mismo el botín de las incursiones. A medida que los asaltos se hacen más sangrientos, y que la policía mexicana va estrechando el círculo, Mitch se da cuenta de que su única salida es regresar a América, pero ¿podrá llevarse la maleta llena de dinero y a la bella compañera del capitán?

Westworld

2016 | Westworld | Serie TV

Más de 40 años después de Almas de metal, donde Michael Crichton llevaba a la gran pantalla su novela sobre un parque temático que permitía viajar al lejano Oeste, con robots que convertián la experiencia en inolvidable, llega esta serie que expande la idea incorporando avances tecnológicos, y ofreciendo una visión más pesimista acerca de la naturaleza humana y la facilidad con que se deja llevar las personas por los instintos más bajos. Detrás está Jonathan Nolan, quien ya advertía acerca de los dilemas morales que plantean las nuevas tecnologías en Vigilados: Person of Interest, y que ya despegado definitivamente de su hermano Christopher ha creado la nueva serie con su esposa Lisa Joy. Entre los productores no sorprende encontrar el nombre de J.J. Abrams, no en vano su compañía se llama Bad Robot. La trama imagina un futuro en que una compañía ofrece la posibilidad de visitar el lejano Oeste en Westworld, un parque temático con un marco paisajístico amplísimo, y numerosísimos personajes encarnados por robots de ultimísima generación, cada uno de los cuales ofrece al visitante la posibilidad de vivir una gran historia. Aunque acuden familias, son más frecuentes tipos que desean vivir experiencias fuertes de sexo y violencia, acostándose con prostitutas o violando a damiselas, o descerrajando tiros sin ton ni son no sólo a facinerosos, sino a todo el que te caiga mal o te aburra. Los ingenieros que están detrás del invento, el doctor Robert Ford y Bernard Lowe, detectan anomalías en los robots, que no acaban de subsanarse en sucesivos reseteados, parece que los distintos personajes, una chica y su padre, la madame del prostíbulo, etcétera, están desarrollando la capacidad de soñar, unas reverberaciones que podrían aproximarles a los humanos. Tras los dos primeros episodios, hay que destacar el enorme esfuerzo de producción, los planteamientos un poco a los Blade Runner con sus replicantes más humanos que los humanos, y algunos dilemas y cuestiones morales, de los límites de la ciencia, la ambición, la depravación en que pueden hundirse las personas, de indudable interés. Pero resulta agotadora la insistencia sexual y sanguinolenta, con excesos que siguen la estela del hiperrealismo hasta el paroxismo.

6/10
La promesa

2016 | The Promise

1914, en los albores de la Gran Guerra. En Siroun, pequeño pueblo al sur de Turquía, Michael Boghosian, recibe de la familia de su prometida, la joven Maral, el dinero necesario para completar sus estudios de medicina en Constantinopla; a cambio jura que regresará para contraer matrimonio. Pero una vez instalado en la capital del imperio, en la casa de su acaudalado tío, se fija en Ana Kheserian, elegante armenia que sin embargo mantiene un idilio con el estadounidense Chris Meyers, reconocido periodista de Associated Press. Éste será el primero en denunciar en la prensa que el gobierno está ‘cambiando de localización’ a los armenios, lo que suena a excusa para aniquilarles. Terry George reconstruyó el terrible genocidio de los tutsis a manos de los hutus en la excelente Hotel Rwanda. Ahora se atreve con otro de proporciones aún mayores, ya que se estipula que millón y medio de armenios cayeron por orden del gobierno de Turquía, que en la actualidad sigue negando lo ocurrido. Se diría que el astuto cineasta ha recurrido al viejo patrón de Doctor Zhivago, que divulgaba para el gran público la Revolución Rusa, y el choque entre el idealismo inicial y la cruda realidad posterior, pero centrándose en una historia de amor que vendiera entradas. Con varios puntos en común con el legendario film de David Lean, la jugada puede ser tachada de comercial –se trata de la primera superproducción de Hollywood sobre el tema–, pero tendrá más influencia a la hora de dar a conocer la realidad que otras propuestas más minoritarias, como Una historia de locos, Ararat o El destino de Nunik. De ambientación impecable, rodada a buen ritmo, no trata de ocultar la realidad, abundan las secuencias duras, como la del tren donde se hacinan los prisioneros, o la mujer aniquilada porque ya no puede caminar. A diferencia de otras historias de amor en tiempos difíciles (de Lo que el viento se llevó a Titanic) tiene más interés el relato histórico que las peripecias de los personajes. Oscar Isaac y Charlotte Le Bon realizan un trabajo impecable, aunque se luce sobre todo Christian Bale, que se ha quedado el papel con más matices. El film está lleno de actores reconocidos en papeles secundarios, como Shohreh Aghdashloo, o los llamativamente episódicos James Cromwell y Jean Renó. Tampoco tienen mucha cancha los españoles Luis Callejo, Abel Folk y Alicia Borrachero.

7/10
El sueño de Ellis

2014 | The Immigrant

Corre el año 1921, y dos hermanas procedentes de Polonia, Ewa y Magda, acarician el sueño americano. Pero a su llegada a Nueva York son retenidas en la aduana de Ellis Island, y se fuerza su separación. Magda se queda en la isla, donde padecerá tuberculosis. Y Ewa, acusada falsamente de "mujer alegre", se integra en la ciudad, gracias a la mediación de Bruno, que tiene un negocio de prostitución y revistas picantes; el precio que podría tener que pagar es la vida de degradación a la que le invita su "salvador", aunque las convicciones de ella, devota católica, le indican que debe procurar seguir otra senda. Algo nada sencillo, pues sus parientes neoyorquinos, con los que esperaba reunirse felizmente, no le facilitan las cosas. Duro pero interesante film acerca del drama de la inmigración, las tribulaciones que toca vivir cuando se llega a un nuevo país del que no se sabe absolutamente nada, y donde todo se pone desde el principio cuesta arriba. El mérito de James Gray –La noche es nuestra, Two Lovers– y su coguionista Ric Menello es la creación de tres buenos personajes, sobre todo los encarnados por Marion Cotillard, la inmigrante a que alude el título original, y Joaquin Phoenix, el proxeneta que desarrolla sentimientos contradictorios hacia la chica que ha conocido en Ellis Island. El tercero en discordia es Jeremy Renner, mago profesional Orlando que a veces interviene en los espectáculos de Bruno, y que enseguida queda prendido de Ewa. La cinta presenta conflictos de entidad, auténticos dilemas morales ante unas circunstancias que empujan en una dirección, y la conciencia que no deja de sugerir cuál sería el modo adecuado de actuar. Además de ofrecer alguna que otra sorpresa narrativa, hay emoción genuina en varios pasajes, como en el de la confesión, y el momento climático que habla con elocuencia de sacrificio. La fotografía de Darius Khondji es maravillosa, de una capacidad evocadora semejante a la que ofrecía en los pasajes de don Vito Corleone joven Gordon Willis en El padrino II. No falta algún pasaje escabroso, incluido para pintar gráficamente el ambiente donde le toca desenvolverse a Ewa.

6/10
El poder del dinero

2013 | Paranoia

Adam Cassidy es un jovenzuelo pirado por las nuevas tecnologías, que junto a un grupo de compañeros lucha por escalar socialmente en Nueva York presentando sin suerte “geniales” ideas para su empresa de telefonía móvil, liderada por el ambicioso Nicolas Wyatt. Éste decide manipular a Adam para intentar batir a su principal rival y antiguo socio Jock Goddard: la idea es prometerle un fabuloso futuro, si acepta espiar industrialmente para él, introduciéndose en la empresa del otro. Harto de una vida humilde en Brooklyn, con un padre enfermo, y atraido por el lujo y el dinero, acepta la propuesta de Wyatt. Thriller que adapta una novela de Joseph Finder, con planteamiento inicial atractivo, pues pretende criticar una sociedad en crisis, obsesionada por la tecnología, donde las oportunidades para los jóvenes son escasas, y donde las metas acaban reducidas a subir a la cúspide del poder, como sea. Aunque medianamente entretenido y con atractivo reparto, el guión falla estrepitosamente. Primero obliga a aceptar ideas imposibles, como la de un Adam capaz de presentar a Goddar un gran invento para ganarse su confianza, y luego incluye todos los tópicos imaginables de joven inexperto tratando de robar información. Casi todos los personajes son excesivamente básicos -los mejores son los veteranos Gary Oldman y Harrison Ford, el resto aportan sobre todo atractivo físico-, y las supuestas sorpresas que depara la trama no lo son tanto. Desde luego Robert Luketic estuvo mucho más atinado en 21: Black Jack, netamente superior.

4/10
Amanecer (Parte 2)

2012 | Breaking Dawn - Part 2

El matrimonio formado por Bella (Kristen Stewart) y Edward Cullen (Robert Pattinson) es feliz con su hija Renesmee, a la que todos los vampiros Cullen adoran y que cuenta además con la protección lobuna de Jacob (Taylor Lutner). Pero el peligro de la destrucción se acerca cuando Alice Cullen advierte que los Vulturis se disponen a eliminarlos a todos. La causa es que piensan que Renesmee es una niña inmortal, algo que está completamente prohibido para ellos y que lleva consigo el aquelarre de los responsables. Se acabó... ¿O no? Quién sabe, porque aunque con Amanecer (Parte 2) se cierra la saga iniciada con Crepúsculo allá por 2008, basada en la tetralogía escrita por Stephenie Meyer, lo cierto es que el desenlace ofrece un final totalmente abierto. Es fácil por eso que alguien se lance a proseguir esta historia de vampiros y hombres lobo, de buenos y malos, de amor y romanticismo exacerbados. Que nadie espere grandes novedades en este colofón. Al hilo del film anterior, también dirigido por Bill Condon, todo el argumento es unívoco, lineal y muy simple, aunque el desarrollo narrativo contenga alguna sorpresa lograda. La familia Cullen está muy preocupada por lo que pueda acontecerles debido a la amenaza de los Vulturis, y planean el encuentro final. El film es así como una larga espera, dimes y diretes, opiniones contrapuestas, silencios y temores, que desembocará en un enfrentamiento en el campo nevado. Para dar un poquito de contenido se introduce un nuevo elemento en la historia, que es el de los diversos poderes que tienen los vampiros. Este hecho ya estaba apuntado en películas anteriores, con las premoniciones de Alice (Ashley Greene), la fuerza mental de Jane (Dakota Fanning), etc., pero aquí se convierte en un aspecto principal que dirimirá el curso de los acontecimientos. Junto a ello se introducen nuevos personajes, aunque más bien sirven para distraer puesto que no aportan absolutamente nada al conjunto. Por lo demás, están presentes todos los elementos por los que han suspirado tantísimos espectadores adolescentes durante años, especialmente el apasionado amor entre Bella y Edward, que ahora cuenta con personificación de ese amor en su hija Renesmee. Tan acaramelado aspecto de la saga ya es conocido en el mundo entero, pero eso no quita que los más adultos suelten la mejor de sus carcajadas en algún momento de extrema ridiculez, como cuando el exhibicionista Taylor Lautner decide enseñarle sus “poderes” al padre de Bella. La preciosa música de Carter Burwell se encarga de rellenar los evocadores huecos entre miradas y desvelos, en los frecuentes encuentros amatorios entre los dos protagonistas o en las tertulias vampíricas de sala de estar, mientras que también se ofrece una vibrante batalla en el que los efectos especiales, todo hay que decirlo, están a la altura. Los actores cumplen, sin que se exija de ellos gran cosa. Si acaso destaca Michael Sheen en su papel de Aro, el rey de los Vulturis.

4/10
Una juerga de pelotas

2011 | A Good Old Fashioned Orgy

Eric, un treintañero conocido por sus increíbles fiestas en la casa de la playa de su padre, se ve envuelto en un problema cuando ve que todos sus amigos comienzan a casarse y que, para colmo, el viejo quiere deshacerse de ese templo del pecado que tiene cerca del mar. Por eso, y por última vez, él y sus amigos deciden tener una gran gran fiesta. Pero tiene que ser algo gigante, inolvidable: se despedirán de la casa celebrando una orgía. Pero, ¿cómo convence a sus amigos y amigas de acceder a tener relaciones sexuales unos con otros, en el mismo lugar y al mismo tiempo?

Los confidentes

2008 | The Informers

Adaptación de la novela homónima de relatos cortos escrita por Bret Easton Ellis, responsable de títulos como “American Psycho”. Se trata de una historia coral sobre una estrella de rock, un traficante de drogas, un productor de éxito, una presentadora de noticias y un secuestrador. La acción se desarrolla en Los Ángeles a principio de los años ochenta y refleja lo más alto y lo más bajo de la sociedad del momento. Lo más interesante de la película, es su reparto.

4/10
El mentalista

2008 | The Mentalist | Serie TV

Patrick Jane es un hombre que tiene poderes psíquicos, lo que le convierte en una celebridad televisiva. Tras ser cuestionado, decide ayudar al Centro de Investigaciones de California a resolver casos, con ayuda de sus habilidades. Su objetivo máximo es encontrar a Red John, el hombre que mató a su mujer y a su hija. Teresa Lisbon, líder del equipo de investigadores, se muestra reacia a contar con sus poderes, pero no le queda más remedio que cargar con él. Simon Baker (El diablo viste de Prada) protagoniza esta serie de gran éxito, en la que encarna a una especie de moderno Sherlock Holmes, pero con habilidades mentales sobrehumanas, o al menos eso es lo que parece. La serie está creada por Bruno Heller (Roma).

6/10
A Beautiful Life

2008 | A Beautiful Life

Últimos tráilers y vídeos