IMG-LOGO

Biografía

Benoît Magimel

Benoît Magimel

46 años

Benoît Magimel

Nació el 11 de Mayo de 1974 en París, Francia

Premios: 1 Festival de Cannes

Ganador de 1 premio

Filmografía
Amants

2020 | Amants

Pequeñas mentiras para estar juntos

2019 | Nous finirons ensemble

Casi diez años después de Pequeñas mentiras sin importancia, el grupo de amigos de antaño vuelve a reunirse, algo que no logran con facilidad. La ocasión de los 60 años de Max parece perfecta, y el resto de la pandilla decide darle una sorpresa y presentarse en su casa en la campiña. No parece una buena idea. Separado de su mujer, y con una nueva relación, se encuentra bastante deprimido, su situación económica no es boyante, y está buscando comprador para la casa, algo que no ha explicado a su ex ni a sus hijos, para quienes tal decisión sería sin duda un berrinche. Max tiene idea de echarlos a todos, pero se ablanda, además Eric, que viene acompañado de un bebé, su hija, y la niñera, anuncia que ha alquilado un casoplón en línea de playa donde lo van a pasar en grande. Y nos vamos poniendo al día acerca de Marie, con un niño, y que echa de menos al hombre de su vida, mientras desatiende los requerimientos de Eric, enamorado de ella. Guillaume Canet insiste en su celebración de la amistad –los amigos están para lo bueno y para lo malo, nunca deberían fallar, y menos en las horas malas–, ahora con un guión coescrito con Rodolphe Lauga, donde se ahonda en la idea de personas que han de hacerse cargo de su edad, aceptar sus limitaciones, dejarse ayudar, sentar la cabeza. De modo que se conjuga lo trágico y lo cómico, los vericuetos sentimentales, la nostalgia por el pasado simbolizada en la casa de Max, y los pequeños dramas que te ponen el corazón en un puño, la aventura de navegación de los hijos. A pesar de su largo metraje, superior a las dos horas, se trata de una película coral que no se hace larga, porque es conscientemente ligera a pesar de tratar los grandes temas de la vida y sus múltiples personajes, aunque podamos considerar a François Cluzet con su Max como protagonista. Está compuesta de pequeñas situaciones bien planteadas e hilvanadas, y con un magnífico reparto, que vuelve a encontrarse muy a gusto dirigido por el también actor –aquí detrás de la cámara– Canet.

6/10
Una chica fácil

2019 | Une fille facile

Cannes. Naïma acaba de cumplir 16 años y recién acabado el curso recibe la visita de Sofia, su prima de París, de 22 años. Ambas pasarán el verano juntas y la influencia de Sofia será grande sobre su prima. Una influencia peligrosa y libertina, porque la descocada Sofia pronto contacta con Andres, joven millonario dueño de un yate, con quien entablará una relación sexual. Una mirada poco sugestiva hacia la juventud francesa por parte de la directora y guionista Rebecca Zlotowski, en donde se muestran comportamientos insanos y donde se habla de la nociva influencia que pueden recibir las jóvenes adolescentes en la sociedad opulenta de las grandes ciudadaes, caprichosas, materialistas, hedonistas. La película retrata la frivolidad que puede adueñarse de una jovencita de buen corazón si no recibe la ayuda oportuna. El peligro de tirar la vida por la borda está muy presente. Entre el reparto, bastante desconocido, descolla Benoit Magimel con un personaje cabal e interesante, cuyo consejo quizá será la ayuda decisiva que recibirá la protagonista.

4/10
Marguerite Duras. París 1944

2017 | La douleur

Una mirada a la escritura, parte del diario mantenido por Marguerite Duras en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial. Su marido Robert Antelme, miembro de la Resistencia, como ella, fue capturado y ella desconoce su paradero. La espera de una eventual liberación y regreso a carga es larga y dolorosa. Debe someterse a frecuentes encuentros con el policía que le detuvo, y luego, una vez terminada la contienda, cuando los datos de cifras de muertos provocan escalofríos, está el miedo de que haya ocurrido lo peor. Emmanuel Finkiel, director y guionista, acude con frecuencia a la voz en off de la protagonista, encarnada por Mélanie Thierry, y juega con planos ingeniosos en que ella se mira a sí misma, en un fantasmagórico desdoblamiento. La película se sigue con interés, aunque algunos personajes aparecen y desaparecen caprichosamente -el policía, la mujer judía que se aloja en su casa...-, y el epílogo en que nos explica que fue de marido y esposa deja al espectador un tanto perplejo, sobre todo porque echa por tierra de algún modo cualquier sentido a la espera más o menos amorosa. ¿Nos quiere decir Finkiel que el sufrimiento fue en vano, que del dolor no se puede sacar nada positivo? Misterio misterioso.

5/10
Marseille

2016 | Marseille | Serie TV

Tras dos décadas al frente del ayuntamiento de Marsella, el alcalde Robert Taro se prepara para abandonar su cargo, pues su delfín, Lucas Barres, a quien ha preparado como poco más que hombre de paja, será quien le sustituya como cabeza de lista en las siguientes elecciones. Pero cuando anda detrás de la aprobación de su último proyecto, una operación urbanística que incluye la construcción de un casino que debería llevar turismo a mansalva a la ciudad, su pupilo le traiciona. Todo parece indicar que sigue los dictados de la mafia, así que el veterano político decidirá enfrentarse a él en las urnas. Se esperaba mucho de la primera producción europea de Netflix, pues traslada al viejo continente una historia de intrigas políticas y corrupción, muy en la línea de House of Cards, la producción estrella de la casa, con una historia de traición que hace pensar en Julio César asesinado por su hijo Bruto. Tiene al frente al veterano guionista de series galas Dan Franck, y a Florent Siri, realizador de Nido de avispas, entre otros filmes. Pero la compañía americana ha naufragado en la Costa Azul. La primera temporada de esta coproducción con Francia, compuesta por ocho episodios, resulta decepcionante, por su guión poco creíble, con personajes pastiches y giros de telenovela barata. Resultan cansinas algunas subtramas, sobre todo la relativa a los escarceos amorosos de la hija con sus dos amantes, metida con calzador para mostrar escenas subidas de tono, al igual que todas aquéllas en las que aparece la actriz Nadia Farès, en un ridículo personaje que se distingue por su obsesión por practicar el sexo en todas las localizaciones posibles. Los diálogos son nefastos, sobre todo los del alcalde, que repite todo el tiempo que ama “a Marsella más que a todas las cosas”, por si el espectador se resiste a quedarse con el dato. No consigue salvar a este personaje ni mucho menos un Gérard Depardieu que permanecería en el inconsciente colectivo como un buen actor si se hubiera retirado hace quince años. Aunque parece estar a un alto nivel cuando se le compara con su oponente, Benoît Magimel, que debería ser un Frank Underwood a la francesa, parece más bien una caricatura de político, su trabajo resulta muy artificioso.

4/10
La doctora de Brest

2016 | La fille de Brest

La doctora de Brest parte de unos hechos acaecidos en Francia en 2007 y sacados a la luz por la neumóloga Irène Frachon, quien relacionó la muerte de varios pacientes que padecían dolencias cardíacas con Mediator, un fármaco que se solía recetar a diabéticos, y que era recetado a muchos pacientes para perder peso. Emmanuelle Bercot, actriz que tiene también una amplia trayectoria tras la cámara como guionista y directora, acomete este film con rigor documental, con modos clásicos, a ratos algo convencionales, pero que funcionan la mayor parte del tiempo. Y sigue una estructura típica, donde la protagonista se movería al estilo del bíblico David, luchando contra un gigantesco e invencible Goliat, que estaría conformado por un todopoderoso laboratorio farmacéutico, arropado por el mundo académico y regulatorio. Éstos no atenderían las razones de esta provinciana chica de Brest, una pequeña población de la Bretaña, a pesar del rigor del equipo que va reuniendo poco a poco pruebas sobre los problemas de Mediator. Protagoniza la correcta película una actriz con carácter que va a más, desde que llamó la atención como primera ministra danesa en la serie Borgen. Sidse Babett Knudsen sabe imprimir una fuerte personalidad a su Irène, mujer resolutiva e impaciente, pero humana, que necesita el apoyo de su familia, su esposo y sus cuatro hijos, y el de muchos profesionales –el médico investigador buena persona pero más débil, los otros médicos, la mujer del comité, el Papá Noel de la Seguridad Social, el editor, la periodista...– para no cejar en lo que considera una tarea irrenunciable, ponerse del lado de los pacientes y denunciar los abusos.

6/10
Asalto al convoy

2016 | Le convoi

La cabeza alta

2015 | La tête haute

Dunquerque, Francia. Desde los seis años Malony Ferrandot ha estado entrando y saliendo de los juzgados de menores, debido a una deficiente atención familiar, y a su mal comportamiento: ataques de ira, ausencias de la escuela, robos de coches... La juez que le trata desde hace años no encuentra un resquicio por donde ayudar al irascible joven, que a sus quince años lleva camino de convertirse en un delincuente peligroso. Prosigue la directora francesa Emmanuelle Bercot con sus historias relativas a los problemas derivados de la infancia y adolescencia tras el guión de Polisse y sus películas Clément y la más reciente El viaje de Bettie, sobre las relaciones entre una abuela y su nieto. En La cabeza alta ha vuelto a contar con el trabajo de Catherine Deneuve, esta vez en la piel de la jueza de menores que ha de lidiar con la vida del protagonista. Éste se erige como absoluto centro de la historia desde el primer plano, con esa inicial conversación fuera de campo mientras el encuadre permanece fijo en el rostro del pequeño. Procedente de una familia desestructurada, con padre ausente y madre irresponsable y descuidada, el joven ha vivido sin la más mínima disciplina, esclavo de sus vaivenes y caprichos, incapaz de querer a nadie, con absoluta despreocupación por las consecuencias de sus actos. El guión de la propia Bercot no esconde las causas que han hecho de Malony un joven huraño, hiperactivo, violento y difícil de soportar, pero centra el hilo narrativo en el encomiable empeño de la juez y de los servicios sociales por “salvar” a ese joven de sí mismo. Una y otra vez se darán con la misma piedra, pero no cejarán en el empeño. La película puede hacerse algo reiterativa y lineal en este sentido, aunque la trama siempre ofrece puntos de interés que irán haciendo evolucionar al joven: la relación con su tutor, su interés por la joven Tess, la preocupación por su hermano pequeño. Esas aperturas a los demás (algo que irá aprendiendo con enorme dificultad) serán pasos necesarios para aprender a querer, a aceptarse, a asumir sus responsabilidades, a sentirse parte de la sociedad. Justo es reconocer el trabajo del joven debutante Rod Paradot, que aguanta el tipo magníficamente y resulta tremendamente creíble en sus accesos violentos, en su crispación interna. Le acompañan con oficio la citada Deneuve y el actor Benoît Magimel (Pequeñas mentiras sin importancia), que interpreta al sufrido tutor.

6/10
Conexión Marsella

2014 | La French

Francia, años 70. Gracias a su integridad y profesionalidad, el juez de menores Pierre Michel es promovido como juez principalísimo en la lucha contra el crimen organizado en Marsella, punto de fabricación y tráfico de heroína que luego es distribuida por todo el mundo, especialmente en Estados Unidos. Su determinación sorprende a todos, empezando por la policía, poco acostumbrada a ver a un magistrado visitando sus dependencias y pidiendo información concreta. Su estrategia de hacer mella golpeando desde abajo, primero a los peones de la trama de narcotráfico, para ir ascendiendo poco a poco en los objetivos, logra poner nervioso al capo Gaëtan Zampa. Aunque la corrupción extiende sus tentáculos entre la policía y los políticos, y el tesón por asestar un golpe decisivo a la organización criminal pasa factura a Michel en lo que se refiere a su vida familiar. Película del desconocido Cédric Jimenez basada en hechos reales, quizá demasiado cerebral, y muy violenta, pero interesante y con ritmo, que aprovecha bien el antagonismo entre Michel y Zampa, incluida la electrizante escena que ambos comparten al detener sus autos en una carretera. Sirve además para conocer a fondo los problemas del tráfico de drogas de esa época desde el lado francés. Como es bien conocido por los cinéfilos, un punto de vista desde Estados Unidos de la cuestión pudo verse en The French Connection. Contra el imperio de la droga. Jean Dujardin entrega una formidable interpretación como juez coraje, que hace pensar en títulos como La escolta, de Ricky Tognazzi. Y evita que determinados pasajes, que se aproximan al cliché, chirríen: la escena de la conversación telefónica con la esposa, por ejemplo, tiene fuerza. Gilles Lellouche está a la altura, pero quizá su cínico personaje, con sus arranques de violencia, está demasiado visto en la pantalla.

6/10
Pour une femme

2013 | Pour une femme

Des vents contraires

2011 | Des vents contraires

Fuerzas especiales

2011 | Forces spéciales

Afganistán. Elsa, periodista, está haciendo un reportaje en Kabul sobre una mujer vendida cuando era niña. Le acompaña su colega Amen. Pero ambos serán secuestrados por un cabecilla talibán con la intención de que lean un mensaje a Occidente. El gobierno francés decide entonces interveniri para liberar a Elsa y envía hasta el país asiático a un comando de élite compuesto por seis hombres. Potente película bélica francesa dirigida por el desconocido Stéphane Rybojad. Sabe crear mucha intensidad en las situaciones humanas y también se comprueba su pericia a la hora de rodar las escenas de acción, que son muchas, con realismo al mostrar los tiroteos, los impactos de bala y las muertes sin contemplaciones. Destaca sin duda la camaradería que existe dentro del grupo de las fuerzas especiales y la relación que se genera con la periodista. El elenco de actores es formidable y hacen un trabajo meritorio. Cada uno insufla de personalidad propia a su personaje.

6/10
Pequeñas mentiras sin importancia

2010 | Les petits mouchoirs

Guillaume Canet es muy conocido, sobre todo en Francia, por su faceta de actor,  pues ha tenido papeles destacados en títulos como Feliz Navidad o Vidocq. Menos repercusión internacional han tenido hasta ahora sus películas como director y guionista. Éste es su tercer largometraje, tras Ne le dis à personne, Mon idole y varios cortos. El film tuvo un enorme éxito en el país galo, donde llegó a superar en recaudación a Los seductores, que hasta su estreno era la película más taquillera de 2010. Max, exitoso propietario de un restaurante, casado con una defensora a ultranza del ecologismo, invita cada año a su grupo de amigos a su lujosa casa de la playa. Por desgracia, un miembro del grupo, Luddo, sufre un serio accidente de moto justo antes de que dejen París. Aunque todos parecen muy preocupados, deciden seguir adelante con sus vacaciones mientras Luddo permanece en el hospital. Canet ha reunido a un privilegiado grupo de actores, entre los que destaca la oscarizada Marion Cotillard, su pareja en la vida real. Aunque todos están a un alto nivel, destaca François-Cluzet (conocido por su papel de padre en Olivier, Olivier), en un buen registro cómico-dramático como empresario desbordado y desquiciado lleno de contradicciones. El film se inscribe en el subgénero de grupo de amigos que se reúne para pasar unos días juntos, en la línea de Reencuentro, de Lawrence Kasdan, y Los amigos de Peter, de Kenneth Branagh. Con esta última tiene mucho en común, por su recopilación de temas musicales populares, y porque predomina un tono distendido que deriva hacia un final trágico. El film tiene también mucho de la acidez de Robert Altman, que en Vidas cruzadas mostraba en clave de humor negro a un grupo de pescadores, que postergaba la comunicación del hallazgo de un cadáver para disfrutar del fin de semana, pero cuando informan, el film da un giro hacia el drama y los personajes se dan cuenta de que la fallecida era un ser humano con familia. A Canet se le puede reprochar que se excede en metraje, pues le lleva 154 minutos desarrollar una historia que habría funcionado mejor en hora y media. Pero su principal acierto es que ha sabido retratar a un conjunto de personajes desorientados, muy representativos de la sociedad moderna, a los que mira con una enorme distancia crítica. El hombre de negocios que lo tiene todo, pero aún así está estresado y no consigue ser feliz, la treintañera incapaz de comprometerse, aunque aparezca el hombre absolutamente ideal, etc. son bastante reconocibles, y no sólo en Francia, sino en toda la sociedad occidental. En general es implacable con su cinismo, pues a pesar de la amistad incondicional del grupo, apenas parecen preocuparse por su amigo accidentado, a la hora de preocuparse unos de otros son tremendamente superficiales.

6/10
Sans laisser de traces

2010 | Sans laisser de traces

Un tipo rico, a punto de ocupar un puestazo en una gran empresa, casado con una bella mujer, tiene un secreto que le impide ser feliz. Cierta injusticia que desea reparar, pero donde las cosas se torcerán aún más. Sin alardes artificiosos, Grégoire Vigneron logra crear una intriga bastante apañada.

5/10
Una chica cortada en dos

2008 | La fille coupée en deux

La razón de que la chica a la que alude el título esté ‘cortada en dos’ es que se divide entre dos amores. Gabrielle Deneige (cuyo apellido ‘de nieve’ parece una metáfora relativa a que se trata de una joven inocente y pura) trabaja como mujer del tiempo en una cadena televisiva de Lyon. Se ha enamorado de ella locamente Paul Gaudens, joven caprichoso y desequilibrado, heredero de una importante industria farmacéutica, pero sin ocupación aparente, pues no se encarga personalmente de dirigir sus propios negocios. Gaudens no puede aceptar que Gabrielle le rechace, por lo que su actitud es agresiva, próxima al acoso sexual. Por su parte, Gabrielle en principio sólo piensa en Charles Saint-Denis, un famoso escritor que le deslumbra con su brillantez, y que se convertirá en su amante ocasional, a pesar de que se trata de un hombre casado. Claude Chabrol, uno de los decanos del cine francés, dirige a buen ritmo. Recogió merecidos elogios por Borrachera de Poder, sobre una juez que investigaba un asunto de corrupción. En su siguiente trabajo, regresa a la especialidad de la casa, pues se trata de una disección de la decadencia moral de la sociedad occidental, en forma de thriller dramático, que se desarrolla en un entorno de provincias, como ocurre en otras de sus películas –En el corazón de la mentira, Gracias por el chocolate, La flor del mal–. Como en aquellas, también tiene en esta ocasión una importante presencia una familia burguesa que oculta algún secreto escabroso del pasado y que le sirve al director para criticar a esta clase social que en realidad es la suya propia, obsesionada por mantener las apariencias. Esta vez también describe otras dos familias muy diferentes, la del escritor, que vive sólo con su esposa en una felicidad superficial, pero que en realidad es infiel, y la de la chica del tiempo, hija de madre soltera. Curiosamente, éstas últimas, la madre y la hija, parecen las más alegres.  Esta vez, el cineasta parisino confiere un carácter alegórico a esta historia que parece un microcosmos sobre la moderna sociedad, con una joven cándida arrastrada a la inmoralidad por su relación con dos personajes muy representativos de la Europa actual, el maduro hecho a sí mismo elegante, que esconde todo tipo de depravaciones, y el joven más pasional y directo, que ha nacido con la vida resuelta, pero enajenado y sin muchos horizontes vitales. Aprovecha la ocasión Chabrol a un nivel más secundario para elogiar la vida en un sitio apartado, lejos del bullicio de la gran ciudad, y para arremeter contra los artistas, el mundo de la cultura y los medios de comunicación, que conoce muy bien. La secuencia del entrevistador televisivo que tras una mediocre entrevista le pregunta al escritor si aspira a ganar un premio que en realidad ya le dieron, parece inspirada en la propia vida de Chabrol. Sin ser tan brillante como las obras mayores del autor de La ceremonia, ni como su anterior film, Chabrol imprime un enorme nivel a su trabajo. Con una gran economía de medios, describe a sus personajes con tantos matices que son únicos –el escritor que recurre constantemente a la cita de frases célebres para desconcertar a sus conocidos, el joven envidioso a pesar de que lo tiene todo, la chica bienintencionada y responsable, capaz de caer en lo más bajo por amor, etc.–. Parte de un guión sólido, que dosifica de forma modélica los detalles de la historia, coescrito por él mismo con Cécile Maistre, que hasta ahora solía trabajar con él como primera ayudante. Al parecer, el relato se inspira en un suceso acontecido en el siglo XIX, y que recogió Richard Fleischer en el film El trapecio rojo, de 1955. Su puesta en escena es deslumbrante, con hallazgos de maestro, como la confesión de la madre de Paul, encuadrada de tal forma que parece estar escondiéndose de la cámara, como si le avergonzara lo que está contando. Como siempre, Chabrol saca lo mejor de unos actores selectos, aunque esta vez no está presente como es habitual en su cine Isabelle Huppert (que hubiera  sido la perfecta madre de Paul, pero probablemente no le ofreció el papel porque es muy secundario). Sí que aparece otro de sus habituales, Benoît Magimel (Paul) que sale airoso del papel más difícil y François Berléand, un peso pesado, que en Borrachera de poder era el empresario encarcelado. También le saca partido a Ludivine Sagnier, que está haciendo carrera desde que llamó la atención de la crítica  en Swimming Pool.

6/10
La posibilidad de una isla

2008 | La possibilité d'une île

Un grupo de científicos ha desarrollado la clonación humana, gracias a la cual un solo hombre y una sola mujer han sobrevivido a los diferentes desastres que asolan la Tierra. El problema es que estos clones viven aislados, como le sucede a Daniel 25. Vive solo en una cámara subterránea donde contempla los horrores que consumen el planeta. Adaptación cinematográfica de la novela homónima de Michel Houellebecq, quien también ha actuado como director y guionista. Una de las preguntas que plantea su historia es qué sentido tiene sobrevivir en la soledad más absoluta; qué sentido tiene la vida, si se vive como en una isla.

4/10
24 mesures

2007 | 24 mesures

La noche. El destino de cuatro personajes -una prostituta, un chófer, una chica de buena familia, un hombre de jazz- se va a cruzar, puede ser la oportunidad de que resuelvan sus pequeños grandes problemillas. Se trata del debut en la dirección del actor Jalil Lespert, una historia un poco minimalista, donde apenas pasa nada.

4/10
Fair Play

2006 | Fair Play

Se diría que empieza a cobrar forma un subgénero que podría denominarse ‘del mundo laboral’, donde se describen las no siempre fáciles relaciones entre compañeros de trabajo, empleados y subalternos, con sus a menudo frecuentes ‘puñaladas traperas’. Ahí está, por ejemplo, El método de Marcelo Piñeyro. El film que nos ocupa transcurre, sin embargo, lejos de las cuatro paredes típicas de la oficina. Un río donde dos compañeros reman, una pista de squash, un campo de golf, una pista de jogging, un lugar para barranquismo y un gimnasio son los paisajes donde dirimen sus diferencias varios colegas de trabajo, como si vivieran en la mismísima Edad de Piedra, movidos por el puro instinto de supervivencia, sin apenas recursos morales. Lionel Bailliu alarga con habilidad la idea de su corto Squash, para dar la vuelta a la tortilla de la metáfora de la “jungla urbana”, pues los protagonistas llevan su competitividad al extremo cuando hacen el descenso de un río que discurre por un cañón.

6/10
Selon Charlie

2006 | Selon Charlie

Héroes del cielo

2005 | Les Chevaliers du Ciel

Mientras realizan un vuelo rutinario, los capitanes Antoine Marchelli y Sebastien Vallois reciben la orden de interceptar un Mirage, que podría haber sido robado. El piloto del Mirage no responde a la radio, y parece ponerse en posición de combate. Aunque Marchelli y Vallois reciben la orden de abandonar, son atacados por el otro piloto, por lo que acaban derribándolo, en defensa propia. El director de Taxi adapta libremente Les aventures de Michel Tanguy, también conocido como Tanguy y Laverdure, clásico del cómic francés, creado por Jean Michel Charlier y Albert Uderzo. No se sabe por qué razón, Michel Tanguy y Ernest Laverdure son sustituidos por otra pareja de pilotos, Marchelli y  Vallois, personajes muy diferentes. La producción ha contado con el apoyo del ejército del aire francés, lo que explica las vistosas secuencias aéreas, que parecen un anuncio publicitario de Mirage. Por desgracia, el guión no resulta creíble en ningún momento, mientras que el reparto parece fuera de lugar, incluyendo al veterano Philippe Torreton, actor fetiche de Bertrand Tavernier.

3/10
Los ríos de color púrpura 2: Los ángeles del apocalipsis

2004 | Les rivières pourpres 2: les anges de l'apocalypse

El agente Niemans investiga el asesinato de un hombre que ha aparecido emparedado en el muro de una abadía de Lorena, con signos esotéricos a su alrededor. Poco después, empiezan a aparecer más cadáveres, todos ellos con el mismo nombre y profesión que los doce apóstoles. Mientras tanto, el inspector Reda trata de aclarar de qué huye un hombre disfrazado de Jesucristo. Secuela de uno de los grandes éxitos recientes del cine francés, para la que han fichado como guionista a Luc Besson, uno de los directores más famosos del país galo. El argumento que compone es mínimo y calca el esquema original (dos investigaciones convergen en una sola), lo que sirve de excusa para aparatosas imágenes muy vistosas. Repite como protagonista Jean Reno, aunque su compañero de reparto, Vincent Cassel, declinó retomar su personaje, para rodar Blueberry; el director original, Mathieu Kassovitz, se encontraba en Hollywood rodando Gothika, así que fue sustituido por Olivier Dahan, responsable de Érase una vez. Destaca la presencia del veterano Christopher Lee.

4/10
La dama de honor

2004 | La demoiselle d'honneur

Disección de la pequeña burguesía, thriller de influencias hitchcockianas, ritmo narrativo moroso, son algunos de los lugares comunes que adornan cualquier comentario de una película de Claude Chabrol. La que nos ocupa no es una excepción. Describe la pasión amorosa de Philippe, cuando conoce a la bella Senta, que va a ser dama de honor en la boda de su hermana. Aquello parece amor a primera vista, pero cuando se sumergen de lleno en una relación que mantienen en secreto, ella, bastante rarita, propone como demostración del afecto que se profesan, que cada uno cometa el asesinato que le gustaría realizar al otro. Suena a juego perverso de la imaginación y nada más, pero… El cineasta galo adapta en esta ocasión una novela de Ruth Rendell, que se diría pariente más o menos próxima de Extraños en un tren, de Patricia Highsmith. Nuevamente exhibe su dominio de la narración cinematográfica y de la construcción de personajes, con su típico grado de morbo, que hace que el espectador se considere testigo no invitado de lo que se cuenta.

4/10
La flor del mal (2003)

2003 | La fleur du mal

Un matrimonio. Él tiene una hija, y ella un hijo, de matrimonios previos. Ella se presenta a alcaldesa de su pueblo. Pertenecen a una familia de rancio abolengo, pero con un suceso escabroso del pasado que aún pesa. E ironías del destino, parece que la historia está condenada a repetirse en el presente. Claude Chabrol ofrece uno de sus típicos filmes, de relaciones peligrosas con gotas de suspense, que le sirve para hacer el ácido retrato de una burguesía escasa de principios. Hasta cuatro miembros de la familia del cineasta aparecen en los títulos de crédito.

4/10
Nido de avispas

2002 | Nid de guêpes

Durante el traslado de un capo de la mafia albanesa, un grupo de agentes de las fuerzas especiales sufre una emboscada. Los policías logran escapar con el reo, pero sus matones les sitian en un almacén de un polígono industrial, en el que por pura casualidad, también se encuentra una banda de ladrones que intenta robar material informático. Esta espectacular cinta de acción francesa imita el esquema de la clásica Río Bravo, y otros filmes de Howard Hawks, donde el sheriff custodiaba al cabecilla de los forajidos en un lugar cerrado. Antes de encontrar cierta fama gracias a Hostage, con Bruce Willis, el director Florent Emilio Siri demuestró en esta sólda película su capacidad para crear tensión, con convincentes tiroteos.

6/10
La pianista

2001 | La pianiste

Una profesora de piano. Rarita hasta decir basta. Parece modosita y tal, con aire de puritana. Pero es una sadomasoquista de armas tomar, que frecuenta espectáculos porno y a la que le chiflan las perversiones sexuales. Pero de pronto un joven alumno se empeña en seducirla. La película, morbosa hasta límites insospechados, cautivó al jurado del Festival de Cannes, que le dio el Gran Premio, además de los galardones a mejor actor (Benoît Magimel) y actriz (Isabelle Huppert).

4/10
Según Matthieu

2000 | Selon Matthieu

Empieza como cine social –tipo Recursos humanos y El empleo del tiempo, de Laurent Cantet–, con los empleados de una fábrica –entre ellos un padre y dos hijos– de cacería con el jefe. Poco después, el padre es despedido. El hombre se viene abajo; y muere atropellado, aunque flota la duda del suicidio. Un hijo se conforma con lo ocurrido. Pero no el otro, Matthieu, que orquesta una curiosa venganza: seducir a la mujer del jefe. Destaca el trabajo interpretativo de Benoît Magimel, que recuerda a un juvenil Robert De Niro.

4/10
La pasión del rey

2000 | Le roi danse

Música barroca y fastuosidad versallesca. El belga Gérard Corbiau entrega otra de sus películas de época donde la pasión por la música se entrelaza con el drama. Situada en la época del rey sol, o sea, el francés Luis XIV, describe intrigas palaciegas, a la vez que el monarca absoluta cultiva su pasión por la danza apoyando al genio italiano de baja condición social Gianbattista Lulli para todo lo que se refiere a música en la corte.

5/10
Los ladrones

1996 | Les voleurs

El líder de una banda de ladrones de coches muere misteriosamente, y familiares y amigos intentan ocultar los hechos al pequeño Justin, su hijo. Entre los adultos se encuentra Alex, un honrado policía, tío de Justin; Juliette Fontana, una joven despreocupada que ha tenido varios amantes o Marie Leblanc, una profesora de filosofía que está enamorada de Juliette. La trama va tejiendo las relaciones entre ellos y la visión de las cosas desde los ojos de Justin. André Téchiné (Los juncos salvajes) dirige un drama de conflictos de personales que se entrecruzan los unos con los otros. Protagonizan Catherine Deneuve y Daniel Auteuil, pero notables resultan también otros miembros del elenco, como Laurence Côte o Benoît Magimel.

6/10
La vida es un largo río tranquilo

1988 | La vie est un long fleuve tranquille

Una enfermera comete un error en maternidad. En un imperdonable descuido intercambia dos bebés recién nacidos. Aunque se ha dado cuenta del error, la culpable mantiene el silencio durante muchos años, hasta que decide escribir a las dos familias afectadas. El debut del realizador galo Etienne Chatiliez es una divertida comedia sobre las desigualdades sociales.

6/10

Últimos tráilers y vídeos