IMG-LOGO

Biografía

Boaz Yakin

Boaz Yakin

54 años

Boaz Yakin

Nació el 20 de Junio de 1966 en Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Boarding School

2018 | Boarding School

Max

2015 | Max

Un perro, pastor belga malinois, que ha servido junto a los marines en la Guerra de Afganistán, regresa a Estados Unidos y se queda a vivir en la familia de quien fuera fuera su adiestrador, el cual ha sufrido una experiencia sumamente traumática. Sentido drama familiar, con su punto de aventuras, servido por el más que competente director Boaz Yakin (Fresh, Titanes. Hicieron historia). Cuenta una historia entrañable, que contiene elementos violentos y que muestra que el amor de los animales puede ser un bálsamo adecuado para las heridas del alma humana.

6/10
Ahora me ves...

2013 | Now You See Me

Durante un espectáculo en Las Vegas, un grupo de magos denominado Los cuatro jinetes teletransporta desde el escenario a un tipo elegido al azar entre el público a su banco en Francia para robar una gran cantidad de dinero que reparten entre los espectadores. Investiga el asunto el agente del FBI Dylan Hobbs, que cuenta con la ayuda de Alma Vargas, una detective de la Interpol. Descubren que entre los asistentes al show se encontraba Thaddeus Bradley, un delatador de magos, que sospecha los trucos usados por el cuarteto para llevar a cabo el golpe. Thriller que parte de un guión de Boaz Yakin (director y libretista de Fresh, El precio de la libertad), Ed Solomon (guionista de Men in Black) y el debutante Edward Ricourt, que parecen aplicar al cine las reglas de un buen espectáculo de magia. Primero captan la atención del público con un prometedor punto de partida, y posteriormente se sacan continuos conejos de la chistera para sorprender una y otra vez. Exigen suspender la credulidad en algunos puntos, como la extrema habilidad para el hipnotismo de uno de los personajes, y sus numerosos giros pueden acabar agotando, pero el espectador que se deje llevar pasará un rato ameno. Cuenta además con un elenco muy bien escogido, en el que destacan Jesse Eisenberg, Isla Fisher, Woody Harrelson y un inmenso Mark Ruffalo que le da mucha gracia a su personaje, el policía. Recupera a José Garcia (Utopía), un tanto desaparecido últimamente en un papel muy secundario, y reúne a Morgan Freeman y Michael Caine, tras la saga de El caballero oscuro, que le dan lustre a la función. Con el trabajo de todos se puede pasar por alto la extrema ligereza de la cinta, y que la realización de Louis Leterrier (Transporter 2, El increíble Hulk) no pase de correcta.

6/10
Safe

2012 | Safe

La mafia china y la mafia rusa se pelean por una niña china de diez años. ¿El motivo? Mei es una superdotada y en su cabeza ha memorizado una serie numérica tras la cual se esconde un enorme botín de dinero. La policía, corrupta, está en el ajo. Mei huye por las calles de Nueva York con nulas probabilidades de sobrevivir, pero el destino quiere que un tal Luke Wright, ex poli en horas bajas, la encuentre antes que sus verdugos. Mafia china, mafia rusa, policía corrupta y... Jason Statham. Este tipo es la bomba, puede con lo que le echen. Da igual, es una especie de bestia superhombre que siempre gana y además se lo pasa pipa. Con eso está todo dicho. En fin que la película es un único y absoluto vehículo para el lucimiento del forzudo actor inglés, especializado en darle a la manivela para engrosar su curriculum con pelis similares (Transporter, Revolver, Crank, veneno en la sangre, Asesinos de élite, Blitz, etc., etc.). Carreras, puñetazos, patadas, roturas de hueso, disparos, conducción adrenalítica... desde el principio hasta el final. Safe tiene todo esto, pero a diferencia de otros filmes al menos entretiene. El guión de Safe importa un comino, porque aunque Boaz Yakin (Titanes. Hicieron historia) quiera cocinar con un mínimo de ingredientes, la velocidad de puñetazos a la que se desarrolla la historia no da tregua para imprimir ningún tipo de reflexión a lo que vemos. Además las intenciones del guionista y director quedan rotundamente perfiladas desde el inicio, con ese montaje mareante de imágenes, saltando en el tiempo y de trama en trama sin ningún sentido narrativo. Pero da igual porque su objetivo es que sólo en diez minutos estemos al tanto de por qué va a haber tantos muertos a partir de ese minuto. La única originalidad (que tampoco lo es) es esa improbable y estrecha unión que surge entre el bestia de Statham y la niña, una relación muy similar a otras que han tenido buen recibimiento por parte del público, véase El profesional (León), Mercury Rising (Al rojo vivo) o incluso la más seria y fatalista Un mundo perfecto. Por lo demás, se podrían destacar algunos momentos de humor, que encajan bien en el conjunto, como la chulesca escena del bocadillo o alguna frase hormonal que tiene su gracia.

5/10
Prince of Persia: las arenas del tiempo

2010 | Prince of Persia: The Sands of Time

Feliz adaptación del popular videojuego del mismo nombre, desarrrollado en 1989 por Jordan Mechner, el cual también ha ideado ahora la historia del film. Sin ser una maravilla, el resultado es muy superior a otras lamentables adaptaciones de las consolas, como Doom, Max Payne o Hitman, por nombrar sólo los fiascos más sonados. Aquí, la función está dirigida por un director de cierto peso, Mike Newell (Harry Potter y el Cáliz de fuego), lo cual se nota sobre todo porque da prioridad a la historia, aventurera y romántica, por encima de los inevitables efectos especiales. Cuando era un chavalín despierto, valiente y temerario, el pequeño Dastan (Jake Gyllenhaal) fue recogido por el noble rey de Persia y llevado a palacio, en donde fue criado como uno de sus propios hijos. Con el tiempo creció y demostró su valor y destreza en la guerra, aptitudes que comparte con sus hermanos Tus y Garsiv. La familia real –compuesta por el rey Sharaman, su hermano Nizam, y los tres príncipes– forma una unidad muy compacta, pero su cohesión va a ser puesta a prueba cuando tras la llegada de unos informes sobre tráfico de armas, se decide invadir la ciudad sagrada de Alamut, regentada por la bellísima princesa Tamina (Gemma Arterton). Pero cuando el ejército persa celebra la victoria, el rey muere asesinado, y todo apunta a que el responsable es el príncipe Dastan. Película de aventuras de toda la vida, para verla con palomitas y regresar a los sueños de infancia, con castillos y fortalezas, princesas y príncipes, malvados oscuros y traiciones perversas, duelos con espadas y persecuciones malabares, magia y hechicería, tesoros y pasadizos secretos. El film bebe de los aires clásicos de los relatos de "Las mil y una noches" y también de la atmósfera y la puesta en escena de otras aventuras exóticas, no exentas de humor, al estilo de La momia. Y aunque la simpleza de algún diálogo incita a la risa y la historia es tan previsible como uno puede imaginar, el film gana enteros gracias a la labor del equipo de guionistas formado por Boaz Yakin (Titanes. Hicieron historia) y los socios Carlo Bernard y Doug Miro (responsables de El gran rescate y Presencias extrañas). Todos ellos se las arreglan para entregar un variado grupo de personajes bien definidos, cuidados con esmero, y que cuentan con minutos suficientes como para no ser simples comparsas, especialmente la princesa interpretada por Gemma Arterton o el simpático y característico sinvergüenza encarnado por un excelente Alfred Molina. En honor a la verdad, el film se desinfla hacia el final, cuando abusa de la fantasía y de unos efectos especiales de feria, efectistas y ridículos, y la trama se deja llevar demasiado por las zarandajas místicas y esa cansina moda olímpica de hablar de los dioses. Menos mal que gran parte del film obvia todo esto y se centra en ofrecer acción a raudales, diálogos humorísticos, ritmo modélico, escenarios variados, amor y sacrificio, y en fin, todo eso que ha de tener una película de aventuras para no aburrir.

6/10
Death in Love

2008 | Death in Love

Una mujer judía salvó la vida en un campo de concentración manteniendo una relación amorosa con el médico nazi que hacía experimentos con los prisioneros. Ya libre y pasados los años, tiene dos hijos con serios problemas psicológicos. El director de Fresh, Boaz Yakin, no ha sido capaz de volver a hacer una película tan poderosa como la que supuso su debut tras la pantalla. Aquí fracasa a la hora de dibujar lo que debía ser un drama desgarrador, en que alguien se deja el alma para evitar la muerte, lo que no deja de ser, en cierta manera... una muerte en vida.

4/10
Dirty Dancing 2

2004 | Dirty Dancing 2: Havana Nights

La estadounidense Katey Miller llega a La Habana a finales de los 50, antes de la revolución, porque a su padre le han destinado allí. Se enamorará de un modesto camarero con el que se presentará a un concurso de baile. Parece que fue ayer, pero ha transcurrido la friolera de 17 años desde que Dirty Dancing marcó a toda una generación de adolescentes ochenteras, que suspiraban por Patrick Swayze. La continuación no ha desatado idéntico entusiasmo, quizás porque el argumento es ligero y previsible, y porque el propio Swayze, que ya no está para muchos bailes, se reserva un papel secundario, y es sustituido por Diego Luna, mucho mejor actor, por cierto. Pero la historia de amor por encima de las clases sociales encandilará a los románticos, y los múltiples números musicales a los más bailongos.

4/10
Abierto hasta el amanecer 2

1999 | From Dusk Till Dawn 2: Texas Blood Money

Secuela del célebre título que dirigió Robert Rodriguez. El film sigue la misma estela de sexo y violencia sanguinolenta, servidos con un peculiar sentido del humor. En este caso unos tipos planean el atraco a un banco. Las cosas se complican, no sólo porque la policía les sigue, sino porque se transforman en vampiros.

3/10
A Price Above Rubies

1998 | A Price Above Rubies

Las tribulaciones de un matrimonio judío, donde ella se siente incómoda porque viven las tradiciones religiosas del modo más ortodoxo. Se trata de buen cine independiente, con gran trabajo actoral de Renée Zellweger y Christopher Eccleston.

Fresh

1994 | Fresh

Fresh, un inteligente niño negro de doce años, sobrevive en un mundo particularmente hostil. Trabaja para los traficantes de droga de su barrio, y gracias a ello ha amasado, poco a poco, una pequeña fortuna. Vive con su tía, una buena mujer que ha acogido en su casa a los hijos de varios parientes, para impedir que acaben en un orfanato. Las preocupaciones infantiles de Fresh se entrelazan con un mundo desagradable y violento, en el que ocupan lugar principal su hermana Nichole, convertida en prostituta, y su padre Sam, con quien disputa partidas de ajedrez rápido en Washington Square Park. Era difícil prever que el guionista de El principiante, una de las películas menos interesantes de Clint Eastwood, escribiera y dirigiera un film tan intenso como Fresh. Boaz Yakin bucea en las aguas más turbulentas del neoyorkino barrio de Brooklin para narrar la definitiva muerte de la infancia de Fresh, un protagonista al que la cámara no quita el ojo. El director debutante controla muy bien sus elementos: narra bien, con una excelente fotografía –es espléndida la secuencia de la cancha de baloncesto–, y utiliza muy bien la música de Stewart Copeland. Están perfectos todos los actores, y entre ellos el niño Sean Nelson, elocuente tanto cuando habla como en sus silencios, en los que sus ojos lo dicen todo: miedo, inteligencia, reserva, venganza, amor... Yakin describe con excelente ritmo, en ocasiones de un modo brutal, el mundillo marginal del barrio, con su absurda violencia. A Fresh le faltan un padre y una madre, unos amigos con los que poder hablar: toma sus decisiones siempre en solitario. Su idea es prosperar como sea ahí donde le ha tocado vivir, y por ello los métodos que acaba utilizando no son tan diferentes de los de sus adversarios; demuestra que es el más inteligente, que es capaz de jugar la difícil partida de su vida varias jugadas por delante, pero el precio que ha de pagar es la pérdida de su inocencia, lo cual Yakin muestra en un final espléndido por su sobriedad y elocuencia.

6/10
El principiante

1990 | The Rookie

4/10
The Punisher (Vengador)

1989 | The Punisher

Cuando el ex agente de policía Frank Castle sufre el asesinato de toda su familia, decide no descansar hasta aniquilar a los culpables. Sobrevive escondido en las alcantarillas e irá despachando a cuantos mafiosos campean por la sociedad. Antes de que el célebre personaje de Marvel Cómics fuera interpretado por Thomas Jane y Ray Stevenson, ya se metió en la piel del violento justiciero el corpulento Dolph Lundgren, sólo cuatro años después de que saltara a la fama con Rocky IV. La película ofrece lo que se espera, un guión sencillito y bastante acción.

4/10
Boarding School

2018 | Boarding School

Max

2015 | Max

Un perro, pastor belga malinois, que ha servido junto a los marines en la Guerra de Afganistán, regresa a Estados Unidos y se queda a vivir en la familia de quien fuera fuera su adiestrador, el cual ha sufrido una experiencia sumamente traumática. Sentido drama familiar, con su punto de aventuras, servido por el más que competente director Boaz Yakin (Fresh, Titanes. Hicieron historia). Cuenta una historia entrañable, que contiene elementos violentos y que muestra que el amor de los animales puede ser un bálsamo adecuado para las heridas del alma humana.

6/10
Safe

2012 | Safe

La mafia china y la mafia rusa se pelean por una niña china de diez años. ¿El motivo? Mei es una superdotada y en su cabeza ha memorizado una serie numérica tras la cual se esconde un enorme botín de dinero. La policía, corrupta, está en el ajo. Mei huye por las calles de Nueva York con nulas probabilidades de sobrevivir, pero el destino quiere que un tal Luke Wright, ex poli en horas bajas, la encuentre antes que sus verdugos. Mafia china, mafia rusa, policía corrupta y... Jason Statham. Este tipo es la bomba, puede con lo que le echen. Da igual, es una especie de bestia superhombre que siempre gana y además se lo pasa pipa. Con eso está todo dicho. En fin que la película es un único y absoluto vehículo para el lucimiento del forzudo actor inglés, especializado en darle a la manivela para engrosar su curriculum con pelis similares (Transporter, Revolver, Crank, veneno en la sangre, Asesinos de élite, Blitz, etc., etc.). Carreras, puñetazos, patadas, roturas de hueso, disparos, conducción adrenalítica... desde el principio hasta el final. Safe tiene todo esto, pero a diferencia de otros filmes al menos entretiene. El guión de Safe importa un comino, porque aunque Boaz Yakin (Titanes. Hicieron historia) quiera cocinar con un mínimo de ingredientes, la velocidad de puñetazos a la que se desarrolla la historia no da tregua para imprimir ningún tipo de reflexión a lo que vemos. Además las intenciones del guionista y director quedan rotundamente perfiladas desde el inicio, con ese montaje mareante de imágenes, saltando en el tiempo y de trama en trama sin ningún sentido narrativo. Pero da igual porque su objetivo es que sólo en diez minutos estemos al tanto de por qué va a haber tantos muertos a partir de ese minuto. La única originalidad (que tampoco lo es) es esa improbable y estrecha unión que surge entre el bestia de Statham y la niña, una relación muy similar a otras que han tenido buen recibimiento por parte del público, véase El profesional (León), Mercury Rising (Al rojo vivo) o incluso la más seria y fatalista Un mundo perfecto. Por lo demás, se podrían destacar algunos momentos de humor, que encajan bien en el conjunto, como la chulesca escena del bocadillo o alguna frase hormonal que tiene su gracia.

5/10
Death in Love

2008 | Death in Love

Una mujer judía salvó la vida en un campo de concentración manteniendo una relación amorosa con el médico nazi que hacía experimentos con los prisioneros. Ya libre y pasados los años, tiene dos hijos con serios problemas psicológicos. El director de Fresh, Boaz Yakin, no ha sido capaz de volver a hacer una película tan poderosa como la que supuso su debut tras la pantalla. Aquí fracasa a la hora de dibujar lo que debía ser un drama desgarrador, en que alguien se deja el alma para evitar la muerte, lo que no deja de ser, en cierta manera... una muerte en vida.

4/10
Niñera a la fuerza

2003 | Uptown Girls

Molly Gunn es la envidia de todas las jóvenes de Nueva York. Hija de una estrella del rock fallecida, continuamente organiza fiestas que se convierten en auténticos acontecimientos sociales. Nunca ha tenido que trabajar para ganarse la vida, hasta que un acontecimiento inesperado cambiará las tornas. Cuando su contable se fuga con el dinero de su herencia, Molly tiene que buscarse un trabajo, y consigue ser contratada como niñera. El paso a la madurez es el tema central de esta amable comedia. El desaprovechado director de una joyita titulada Fresh, le saca jugo al talento para el género de la joven Brittany Murphy.

4/10
Titanes. Hicieron historia

2000 | Remember The Titans

Año 1971. Los derechos civiles se abren paso en Estados Unidos, la integración racial debe hacerse realidad. Botón de muestra: los Titans, el equipo de fútbol americano de la escuela de Alexandria, del que deben formar parte chicos blancos y negros. La cosa no es fácil pero, para más inri, el consejo escolar ha destituido a Yoast, el veterano entrenador titular, un blanco muy buen profesional. Y ha venido a sustituirle (él pasará a ser su ayudante) Boone, un entrenador negro, también magnífico profesional, pero con fama de duro. Vibrante film, que sabe combinar las emociones del cine deportivo (partidos de fútbol con incertidumbre en el resultado hasta el último instante, rivalidades, entrenamientos que dejan sin resuello...), con las vidas concretas de entrenadores y jugadores, y con una cuestión de tanto calado como es la de los prejuicios causados por el color de la piel. Firma la película el director de color Boaz Yakin, que hace años dirigió la maravillosa Fresh. Denzel Washington y Will Patton dan vida a los dos entrenadores. Washington define a la perfección dos modos muy distintos de concebir el trabajo de entrenador: “Boone es el primero en considerarse un dictador. Pero lo que quieren él y el entrenador Yoast es sacar lo mejor de sus chicos, a pesar de que su estilo sea diferente.”

6/10
A Price Above Rubies

1998 | A Price Above Rubies

Las tribulaciones de un matrimonio judío, donde ella se siente incómoda porque viven las tradiciones religiosas del modo más ortodoxo. Se trata de buen cine independiente, con gran trabajo actoral de Renée Zellweger y Christopher Eccleston.

Fresh

1994 | Fresh

Fresh, un inteligente niño negro de doce años, sobrevive en un mundo particularmente hostil. Trabaja para los traficantes de droga de su barrio, y gracias a ello ha amasado, poco a poco, una pequeña fortuna. Vive con su tía, una buena mujer que ha acogido en su casa a los hijos de varios parientes, para impedir que acaben en un orfanato. Las preocupaciones infantiles de Fresh se entrelazan con un mundo desagradable y violento, en el que ocupan lugar principal su hermana Nichole, convertida en prostituta, y su padre Sam, con quien disputa partidas de ajedrez rápido en Washington Square Park. Era difícil prever que el guionista de El principiante, una de las películas menos interesantes de Clint Eastwood, escribiera y dirigiera un film tan intenso como Fresh. Boaz Yakin bucea en las aguas más turbulentas del neoyorkino barrio de Brooklin para narrar la definitiva muerte de la infancia de Fresh, un protagonista al que la cámara no quita el ojo. El director debutante controla muy bien sus elementos: narra bien, con una excelente fotografía –es espléndida la secuencia de la cancha de baloncesto–, y utiliza muy bien la música de Stewart Copeland. Están perfectos todos los actores, y entre ellos el niño Sean Nelson, elocuente tanto cuando habla como en sus silencios, en los que sus ojos lo dicen todo: miedo, inteligencia, reserva, venganza, amor... Yakin describe con excelente ritmo, en ocasiones de un modo brutal, el mundillo marginal del barrio, con su absurda violencia. A Fresh le faltan un padre y una madre, unos amigos con los que poder hablar: toma sus decisiones siempre en solitario. Su idea es prosperar como sea ahí donde le ha tocado vivir, y por ello los métodos que acaba utilizando no son tan diferentes de los de sus adversarios; demuestra que es el más inteligente, que es capaz de jugar la difícil partida de su vida varias jugadas por delante, pero el precio que ha de pagar es la pérdida de su inocencia, lo cual Yakin muestra en un final espléndido por su sobriedad y elocuencia.

6/10

Últimos tráilers y vídeos