IMG-LOGO

Biografía

Christina Applegate

Christina Applegate

48 años

Christina Applegate

Nació el 25 de Noviembre de 1971 en Hollywood, Los Angeles, California, EE.UU.
Filmografía
Dead to Me

2019 | Dead to Me | Serie TV

La sarcástica Jen está convencida de que la muerte de su marido, atropellado de madrugada junto a su casa en extrañas circunstancias, no fue casual. Obsesionada por encontrar al culpable, se siente incapaz de superar sus problemas económicos y sacar adelante a sus hijos, por lo que al final acaba acudiendo a una terapia grupal, en busca de consuelo. Allí conocerá a Judy, con la que surge una gran amistad, y que le ayudará a resolver el misterio. Serie creada por Liz Feldman, guionista en títulos como Dos chicas sin blanca, que en su arranque consigue enganchar, pese a su falta de originalidad; recuerda en especial a Mujeres desesperadas, por sus toques de humor negro, sus protagonistas femeninas, y su visión sarcástica de la vida en un barrio residencial de clase alta. También porque pivota toda la trama en torno a un misterio. Después pierde fuelle, sobre todo porque el misterio no está bien desarrollado, con giros predecibles o que no están bien resueltos, y sus reivindicaciones feministas en plena era del #MeToo resultan un tanto simplonas y evidentes. Además, los personajes masculinos, como los interpretados por James Marsden (Westworld) y el veteranísimo Edward Asner (Lou Grant) están muy descuidados. Tiene a su favor el excelente trabajo de la habitualmente infravalorada Christina Applegate (inolvidable hija ‘tontita’ de Matrimonio con hijos) y Linda Cardellini, en alza tras su excelente labor en Green Book, y que después ha aparecido en La llorona y brevemente en Vengadores: Engdame. Conectan tan bien en pantalla que da gusto verlas, y hacen olvidar cualquier defecto de la serie.

5/10
El gran desmadre (Malas madres 2)

2017 | A Bad Moms Christmas

Pese a que daba pie al chiste facilón de “Malas madres, pero peor película”, la comedia que se reía de los clichés sobre esposas avispadas y modernas y maridos sosainas, arrasó sobre todo en Estados Unidos, donde este tipo de humor soez causa furor. No extraña que poco más de un año después de su estreno llegue una segunda parte de ambientación navideña, al tiempo que se prepara un spin-off dedicado a los personajes masculinos que se titulará Malos padres. Esta vez Amy, Kiki y Carla reciben la visita de sus respectivas progenitoras, lo que complica todavía más la llegada de ‘la Super Bowl de las amas de casa’, el 25 de diciembre, cuando toca comprar regalos, organizar comilonas, adornar la casa… Deciden rebelarse ante esta situación, recuperando la idea de que estas fiestas tienen que ser divertidas… sobre todo para ellas mismas. Resulta fácil identificarse con la explosión de las protagonistas; posiblemente casi todas las madres habrán pensado en alguna ocasión ‘mandarlo todo a la porra’, en los momentos de hartazgo, pese a que por norma general prevalece el cariño que les tienen a los suyos, por lo que toca sacrificarse. Así que resulta inevitable echarse unas risas con algunos gags, sobre todo los que protagoniza Kathryn Hahn, la madre más alocada, pues se trata de una eficaz cómica. También se lucen las recién llegadas abuelas, encarnadas por tres grandes actrices, Susan Sarandon, madura rebelde-roquera, cuyo personaje se llama Isis (según explica como el grupo terrorista), Cheryl Hines, esposa en Larry David, como una mujer obsesionada en estar junto a su hija, y Christine Baranski, aunque ésta repite al milímetro el papel de madre estirada y dominante de Leonard en The Big Bang Theory. Subyace esa visión tan cínica pero tan moderna de la familia a la que nunca admitirás en público adorar, pero sin la que no puedes vivir. Por desgracia, todo deriva hacia la sal gruesa, una pena porque había material de sobra para un film mejor.

4/10
La venganza se sirve fría

2016 | Crash Pad

Malas madres

2016 | Bad Moms

Amy Mitchell trata de conciliar su trabajo con el cuidado de sus hijos, sin demasiada ayuda por parte de su marido, al que para más inri sorprende manteniendo una relación online con otra mujer, a través de internet. Entabla amistad con Carla y Kiki, otras dos madres agobiadas. El trío decide liberarse y dejar de lado sus responsabilidades, lo que las enfrentará a Gwendolyn, que en el colegio local ejerce como presidenta de la Asociación de Padres de Alumnos. Segunda comedia escrita y dirigida a cuatro manos por Jon Lucas y Scott Moore, pareja de guionistas de Resacón en Las Vegas y sus secuelas, que ya fueron máximos responsables de Noche de marcha.  Se diría que sigue la línea disparatada de la famosa cinta que encumbró a Bradley Cooper, cambiando el género del trío protagonista. Pero le faltan los ingeniosos golpes de humor de aquélla, con los que se disculpaban de alguna forma sus excesos gamberros. Queda así una comedia fallida, a la que le sobra sal gruesa, pero en la que se aprecia el esfuerzo de Mila Kunis, Kathryn Hahn y Kristen Bell por hacer reír al respetable. Tienen cierto interés sus críticas a la sociedad actual, tan competitiva que obliga a las mujeres modernas a fingir una perfección imposible de alcanzar. En cualquier caso, lo único realmente valioso es el testimonio de los títulos de crédito, donde las madres de las actrices protagonistas desvelan algunos de sus pequeños fracasos criando a sus hijas.

4/10
Vacaciones

2015 | Vacation

Ante la falta de cohesión familiar, el piloto de aviones Rusty Griswold decide llevarse a los suyos en un viaje de un extremo a otro del país, para montarse en una prometedora montaña rusa de un parque de atracciones. Ante la falta de ideas, Hollywood acumula las resurrecciones de franquicias del pasado como en los casos de Mad Max: Furia en la carretera, Jurassic World, o Star Wars. Episodio VII: el despertar de la fuerza, el caso más sonado. También le ha tocado el turno a la saga iniciada en 1983 con Las vacaciones de una chiflada familia americana, comedia resultona aunque muy alejada de los talentos de su director, Harold Ramis, y el guionista, John Hughes. Dio lugar a dos desmejoradísimas secuelas, Las locas vacaciones europeas de una chiflada familia americana y Vacaciones en Las Vegas, que a España sólo llegó en formato doméstico. El tríptico se inscribe en la corriente que dio al traste con la comedia de Hollywood, cambiando los guiones de hierro por gags aislados. Debido a su enorme localismo, apenas tuvieron éxito fuera de Estados Unidos. Ha pasado el tiempo, y la forma de hacer humor ha ido a peor si cabe. En Vacaciones se abusa del humor salvaje y escatológico (algunas secuencias resultan realmente espeluznantes como la del baño), y resulta incluso alarmante que abunden las gracietas en torno a un tema tan poco divertido como la pederastia, por puro afán de transgresión un tanto pueril. Supone el debut en la realización de Jonathan Goldstein y John Francis Daley, que se muestran tan torpes como cuando ejercieron de guionistas con Cómo acabar con tu jefe. Funciona en todo caso un diálogo metacinematográfico donde se hacen referencia a que estas vacaciones de hoy serán distintas a las de hace 30 años, de las que los niños no han oído siquiera hablar. Un guiño que se salva de la quema. Pero Ed Helms demuestra que sin un guión tan divertido como el de Resacón en Las Vegas y secuelas puede resultar incluso cargante, mientras que Christina Applegate aporta, como siempre, su físico y poco más. Aguanta en cierta forma el tipo Chris Hemsworth, a pesar de su ridículo personaje. Aparecen brevemente Beverly D'Angelo y Chevy Chase, protagonistas originales y padres del personaje de Helm.

1/10
Anchorman 2: The Legend Continues

2013 | Anchorman 2: The Legend Continues

Carta blanca

2011 | Hall Pass

Rick y Fred son dos grandes amigos. Están casados con dos buenas mujeres, Maggie y Grace, y Rick tiene además varios hijos con Maggie. Se trata de cuatro personas normales, felices... Pero Rick y Fred son jóvenes aún y sienten que su vida ha perdido frescura. El caso es que cuando se juntan fantasean continuamente con cuantas mujeres se cruzan en su camino y tienen conversaciones, digamos, muy “de hombres”, es decir vergonzosamente hormonales, llenas de sexo. Ellos creen que sus mujeres no se dan cuenta de sus frustraciones, pero Maggie y Grace son muy conscientes de la inmadurez afectiva de sus maridos. Para darles una lección les darán “carta blanca” durante un fin de semana, lo que significa que podrán enrollarse con quien quieran durante esa tiempo. Y Rick y Fred comprobarán que no es tan fácil. Comedia al más puro estilo de los hermanos Farrelly. Desde Algo pasa con Mary, Bobby Farrelly y Peter Farrelly alcanzaron un “status” alto en la comedia escatológica norteamericana, basada en gags tontos y chistes gruesos, pero todo mostrado dentro de una trama de interés, a menudo con guión trabajado y actores de prestigio. Tras ese primer bombazo los hermanos y socios prosiguieron con idéntica receta pero sólo volvieron a destacar con Pegado a ti. Y después el productor y director Judd Apatow (Lío embarazoso) y el director Todd Phillips (Resacón en Las Vegas) les sacaron la delantera y se llevaron el relevo de ese tipo de cine... Ahora lo Farrelly contraatacan intentando resituarse en el mundo de la alocada comedia americana, y para ello han contado con dos de los comediantes con mayor tirón entre el público, Owen Wilson (Una pareja de tres) y Jason Sudeikis (Salvando las distancias). Pero el resultado es decepcionante. Bajo una supuesta intención de buenismo en torno a la unidad familiar, los Farrelly se muestran continuamente groseros en esta comedia no apta para todos los públicos. Las conversaciones son tan guarras y explícitas que producen vergüenza y no se ahorran tampoco momentos de explicitud visual. Es cierto que algunas escenas funcionan, como cuando Rick y Fred son pillados por las cámaras por sus mujeres y amigos, pero en general todo se basa en el componente sexual más recalcitrante y desinhibido, lo cual acaba siendo un absoluto lastre. Destaca el papel estelar y sorprendente de Richard Jenkins (The Visitor), haciendo de experimentado vividor experto en mujeres.

3/10
Salvando las distancias

2010 | Going the Distance

Garrett es un solterón de Nueva York que se pasa la vida frivoleando con su pandilla de amigotes, manteniendo relaciones esporádicas sin ningún compromiso. Es difícil así que siente la cabeza, aunque es un tipo simpático y de gran corazón. Conocerá una noche en un bar a la rubia Erin, que ha llegado desde San Francisco y estará trabajando unos meses en un periódico de la ciudad. Sin embargo, lo que parece una relación superficial con la risueña jovencita acabará por convertirse en una gran atracción mutua. El amor llegará con fuerza. Lo malo del asunto es que Erin ha de marchar de nuevo a San Francisco y tendrán que vivir separados, con lo que mantener la llama de la pasión no será fácil. Una pena. Ésa es la triste sensación que queda tras ver esta película, o más bien tras ir comprobando cómo va perdiendo enteros cada diez minutos, hasta convertirse en un producto del montón. Simpaticorro, pero del montón. Podría no haber sido así, porque el planteamiento clásico a lo Nora Ephron (Algo para recordar, Tienes un e-mail) tiene a priori cierto tirón y hacía presagiar un film romántico, fresco, moderno y divertido. Pero Nanette Burstein lo tira todo (o casi) por la borda con su agotadora insistencia en la grosería sexual, el lenguaje soez y el humor grueso al estilo de las peores comedias adolescentes yanquis. La cosa es desconcertante porque no pega ni con cola tanta obsesión (una, dos veces, bueno..., pero ¿continuamente?). Da la sensación de que es la única manera que tiene de estirar el argumento, lo cual hace que se haga más y más largo. Hay, es cierto, algunas escenas divertidas, inspiradas, y momentos logrados de evocación romántica, pero son tan sólo pequeños puntos de luz que se deben a la química que hay entre los protagonistas. Porque este film sería insostenible sin Justin Long (imposible que este joven caiga mal) y la cada vez más divertida Drew Barrymore. Ellos dos hacen lo que pueden para sacarlo a flote.

4/10
Alvin y las ardillas 2

2009 | Alvin and the Chipmunks: The Squeakquel

Secuela de las peripecias de las ardillas cantarinas. La especialista en comedias de irregular calidad Betty Thomas (28 días, La tribu de los Brady) sustituye a Tim Hill, responsable de la entrega anterior. Repiten David Cross, en el papel de productor sin escrúpulos, y Jason Lee como Dave, el padre adoptivo de las ardillas. Esta vez Dave tiene menos presencia, pues acaba en un hospital: durante un concierto de las ardillas en París, Alvin provoca un accidente que le deja fuera de juego. Tendrá que encargarse de cuidar a los protagonistas su primo Toby, un chico torpe y tímido, con problemas para relacionarse con las mujeres que le atraen, y que es todo un fanático de los videojuegos. Aunque son grandes estrellas del pop, las ardillas deben incorporarse al instituto, donde tendrán problemas con un estudiante matón. Al mismo tiempo, Ian, su antiguo productor, intentará destronarles de su puesto en la cima de la popularidad, Para ello, está impulsando la carrera de The Chippettes, un grupo de ardillas femeninas. El film cumple su función, pues entretendrá sobre todo al público infantil. Destacan las cuidadas animaciones de los personajes animales, y lo bien integrados que están con su entorno, ya que tienen sombra, interactúan con otros objetos como si realmente estuvieran ahí, etc. Si cabe, mejora la alta calidad de la primera parte. Destaca especialmente la dinámica secuencia de una persecución con un helicóptero y un coche de juguete. Además, divulga valores muy positivos, pues apuesta por las relaciones familiares, y habla de la superación de pequeñas rencillas entre hermanos. Sin embargo, se pierde la capacidad de sorpresa de la primera parte. Betty Thomas se muestra como una directora inferior a su predecesor, pues apenas logra disimular la ausencia en gran parte del metraje de Jason Lee, un actor muy dotado para el género cómico, capaz de resultar divertido sin excesos histriónicos. Le sustituye la mayor parte del metraje Zachary Levi, inferior a él, aunque más o menos eficaz repitiendo el papel de “friqui” que le ha hecho popular con la serie Chuck.

5/10
Un rockero de pelotas

2008 | The Rocker

El director británico Peter Cattaneo dio el campanazo en 1997 con la comedia Full Monty. Pero, visto lo visto, parece haber muerto de éxito. Desde entonces tan sólo ha dirigido Lucky Break, una simpática comedia carcelaria, y el drama familiar Opal Dream, que pasó completamente desapercibido. Ahora, más de diez años después de su gran éxito, regresa a las pantallas con su primera producción norteamericana, una comedia gamberra, a ratos bastante graciosa, pero cuyo vuelo se mantiene siempre a ras de suelo. Fish es el batería y el alma de la banda de rock Vesuvius, que está a punto de alcanzar un contrato supermillonario con una discográfica. Sin embargo, la condición para ese salto es que escojan a un batería amigo de los productores. Tras algunas dudas, los compañeros de Fish deciden firmar el acuerdo y traicionar a su amigo... Y pasan 20 años... Fish se ha convertido en un pobre hombre, que malvive de trabajos temporales. No ha logrado asumir aquel fracaso y se mantiene en una perpetua adolescencia irresponsable. Tras su último despido recala en casa de su hermana y allí encuentra una última oportunidad para seguir su sueño: ser el batería del grupo musical que está formando su sobrino. Todo el peso de la película recae en el actor Rainn Wilson, cuyo don para la comedia se puedo ver en la divertida serie The Office. Aquí está completamente alocado, con un personaje esperpéntico, una especie de payaso con complejo de Peter Pan que pasea su frustración y sus tonterías imberbes allá por donde va. Los gags casi siempre se basan en el chiste fácil, la grosería plana –e inocua, al menos– y en la personalidad "asquerosa" del protagonista, alguien que recuerda de alguna manera al famoso Spike de Notting Hill. En su favor, hay que decir que es imposible no reír con ganas en ciertos momentos, y encima el tipo tiene talento para tocar la batería. Por lo demás, la historia es tan amable como previsible, y en el argumento se entrevé una ligera crítica a la inmadurez de muchos adultos, empeñados en no crecer.

4/10
Empleado del mes

2004 | Employee of the Month

Matt Dillon protagoniza esta típica y simpática comedia del tipo al que le ocurren de repente todas las desgracias. El otrora ídolo de las jovencitas ochenteras es David, un empleado de un banco que es despedido y además sufre el abandono de su novia (simpática Christina Applegate). Su mejor amigo le dice que todas esas cosas son en realidad lo mejor que le podía ocurrir, pero aún viene lo peor cuando unos cuantos millones desaparecen del banco.

4/10
Sobreviviendo a la Navidad

2004 | Surviving Christmas

Drew Latham es un joven experto en marketing que en Navidad se siente solo, ya que no tiene familia con la que pasarla. Ante la desesperación, decide acercarse a la casa donde pasó su infancia, ocupada ahora por los Valco. Decide contratarles durante unos días para que finjan que son sus familiares. Pero las cosas no son tan fáciles. El punto de partida –que recuerda en cierta medida a la española Familia– podría haber dado lugar a una comedia amable y divertida. Pero el director Mike Mitchell, responsable de Gigoló (1999), no consigue hacer interesante la historia. Y sus constantes chistes soeces apartan el film del público familiar al que se supone que se dirige.

3/10
El reportero (2004)

2004 | Anchorman: The Legend Of Ron Burgundy

Años 70. Ron Burgundy es un famoso presentador televisivo de San Diego. Un día le asignan una nueva reportera, Veronica Corningstone, feminista y ambiciosa, pero Ron decide relegarla a trabajos menores, como cubrir exposiciones de animales. Aunque era el típico cómico histriónico procedente de televisión, Will Ferrell ha subido muchos puntos al protagonizar Melinda y Melinda, de Woody Allen, y ha demostrado tener cierta gracia en productos hechos a su medida,como Elf. Esta comedia homenajea la estética de los 70, época dorada de los telediarios en Estados Unidos.

2/10
Wonderland (2003)

2003 | Wonderland

Reconstrucción del trágico “crimen de Wonderland”, así llamado por la avenida de Los Ángeles donde dos matones y sus parejas fueron golpeados hasta la muerte, en un ajuste de cuentas. El caso provocó un gran impacto en la opinión pública, porque uno de los sospechosos era John Holmes, famoso actor porno ya retirado, con problemas económicos y adicto a las drogas. El film se centra en Holmes, interpretado por Val Kilmer, y cuya desgraciada vida inspiró la muy superior Boogie Nights. Se ofrecen diferentes perspectivas de lo ocurrido, al estilo de Rashomon.

4/10
Ayúdame con el muerto

2003 | Grand Theft Parsons

Cuando el famoso y talentoso músico Gram Parsons muere, solamente su amigo más cercano y fiel, Phil Kaufman, buscará cumplir su último deseo de ser incinerado en el desierto que Gram tanto amaba. El único problema es que deberá robar el cuerpo y conducir desde el aeropuerto de Los Ángeles hasta el “Parque nacional del árbol de Joshua” para cumplir con su labor. Primer papel más o menos dramático del actor Johnny Knoxville, que más tarde triunfaría con la gamberra payasada de Jackass.

4/10
Amor en el aire

2003 | View from the Top

Una comedieta que nunca llega a despegar del todo, a pesar de que la protagonista candidata a azafata de aviones es Gwyneth Paltrow. La actriz da vida a una chica de pueblo, que a pesar de no haber subido nunca a un avión, sueña con ser azafata. Dirige sin demasiada fortuna el brasileño Bruno Barreto.

4/10
Friends (9ª temporada)

2002 | Friends (9ª season) | Serie TV

Mónica y Chandler han decidido mudarse a Tulsa. Mientras, Joey sigue enamorado de Rachel, aunque ella haya tenido a su niña con Ross. Así comienza la novena temporada de esta telecomedia romántica, uno de los grandes éxitos televisivos recientes.

6/10
La cosa más dulce

2002 | The Sweetest Thing

La sombra de los hermanos Farrelly es alargada. Cameron Díaz, protagonista de la comedia más popular de los cineastas, Algo pasa con Mary, protagoniza una cinta en la misma línea, dirigida por Roger Kumble (Crueles intenciones), que curiosamente aparecía en los agradecimientos de esa comedia. También aquí, se parte de un argumento que podría funcionar como comedia romántica, salpicado hasta la saciedad del humor más soez y alocado posible que se le ha ocurrido a la guionista, Nancy Pimental, curtida en la gamberra serie televisiva South Park. Como Mary, Christina Walters, el personaje de Cameron Díaz, es la chica más deseada por los varones que tiene alrededor. Pero ella, en vez de comprometerse, prefiere una vida frívola y salir cada noche con sus dos compañeras de piso, en busca de nuevas emociones y romances pasajeros de una noche. Hasta que da con la horma de su zapato, un chico a quien conoce fugazmente en una discoteca, que no sucumbe enseguida a sus encantos, lo que la saca completamente de quicio. De hecho, Christina decide acudir a la boda de su hermano, a la que ha sido invitada, para descubrir si está enamorada de él. Pero allí descubre que ha cometido un error, pues su objetivo es el que realmente va a contraer matrimonio. Acompaña a la protagonista la célebre Christina Applegate, protagonista de la serie televisiva Matrimonio con hijos.

3/10
Dos colgados en Chicago

2001 | Just Visiting

Por culpa de una pócima que le administra su peor enemigo, y que le hace ver visiones, el noble Thibault asesina erróneamente a su prometida. El mago de la corte le envía con su criado en un viaje a través del tiempo. Aunque teóricamente deberían trasladarse justo antes de la muerte de la doncella, por un error de cálculo la pareja aterriza en el museo de Chicago donde se expone su habitación, muchos años después, en pleno siglo XXI. Por suerte, Thibault se encuentra con su descendiente, que le ayudará a desenvolverse en la época y a encontrar un método para regresar a la Edad Media. No es habitual que los remakes americanos de grandes éxitos de otros países estén protagonizados por los actores originales. Pero nadie podría suplir a Jean Reno y Christian Clavier en una nueva versión de Los visitantes (no nacieron ayer), uno de los mayores éxitos del cine francés, que incluso tuvo una secuela: Los visitantes regresan por el túnel del tiempo. El guión ha sido revisado por John Hugues, productor y guionista de Solo en casa que, aun manteniendo el esquema original, se lleva a los personajes a Estados Unidos mediante una inteligente argucia argumental.

4/10
Un príncipe encantado

2001 | Prince Charming

Érase una vez un príncipe llamado John que sufre una maldición que le convierte en un sapo para toda la vida. El maléfico hechizo sólo se romperá con el beso de amor de una doncella con la que deberá casarse antes de la próxima noche de luna llena. Junto a su fiel servidor Rodney, el príncipe John llegará hasta el mismísimo Central Park para dar con su amada. Amable comedia fantástica donde los protagonistas viajan por dos épocas diferentes para encontrar a la joven que rompa el maleficio. Del elenco destacan el cómico Martin Short, como la comparsa del príncipe y Christina Applegate, como la joven doncella de la historia.

4/10
Equipo mortal

1998 | The Big Hit

El equipo de delincuentes que da título al film ha planeado con todo detalle un secuestro. Cuando están a punto de dar el golpe descubren que la víctima es... ¡la hija de su propio jefe!. Hollywood ficha a Che-Kirk Wong, un director procedente de Hong Kong, para que filme las abundantes bofetadas y explosiones del film.

3/10
Mafia ¡Estafa como puedas!

1998 | Jane Austen's Mafia!

A lo largo de varias décadas asistimos a las correrías de la familia Cortino. El joven Vincenzo se vio obligado a abandonar su Sicilia natal por problemas con la mafia. Una vez llegado al Nuevo Mundo, creo su propia familia de la "Cosa Nostra". El equipo que lidera Jim Abrahams, responsable de gamberradas tan notables como la de Aterriza como puedas, toma como blanco las películas de gángsters (El padrino, Casino, Uno de los nuestros) y ofrece un delirante film, repleto de gags. Las bromas no se limitan a estos films, pues hay chistes sobre otros conocidos films, como Forrest Gump e incluso Titanic. Lloyd Bridges hace una graciosa caricatura del célebre papel que Marlon Brando hizo en El padrino de Coppola.

4/10
Nowhere

1997 | Nowhere

Un grupo de jóvenes dispares en Los Ángeles están todo el día practicando sexo, tomando drogas y participando en una interminable cháchara sobre todo tipo de cosas. Antes de dirigir episodios de series tan conocidas como Por trece razones, el director Gregg Araki (Oscura inocencia) dio forma aquí a lo que llegó a convertirse para muchos amantes del cine independiente en película de culto. Imágenes psicodélicas, colores contrastados, gentes marginales, vidas únicamente dependientes del placer y la frivolidad conforman una película con poco atractivo. Araki incluye también elementos surrealistas en este cóctel posmoderno, como la presencia del alienígena que abduce a sus víctimas. Eso sí, supo reodearse de un increíble elenco de actores y actrices, entonces muchos desconocidos pero que llegarían a convertirse en estrellas.

3/10
Mars Attacks!

1996 | Mars Attacks!

Tim Burton dirige esta comedia de ciencia ficción, que constituye una parodia a la vez que un homenaje a las viejas películas de ciencia ficción de serie B. Burton imprime a toda la película una estética kitsch, inspirada en una colección de cromos de los años sesenta editada por Topps, un fabricante de chicles. Mars attacks! narra la invasión de la tierra por unos extraños marcianos, que no dudan en hacer fosfatina a todo ser viviente que se les pone por delante. Para hacer frente a esta situación, la humanidad cuenta con un disparatado presidente de los Estados Unidos, interpretado por Jack Nicholson, al que acompaña una cursi primera dama a la que da vida la siempre genial Glenn Close. Con este pretexto argumental Burton, aprovecha para criticar la política, el mundo de la televión, la familia tradiciónal americana., el ejército... y lo hace con un humor mordaz y corrosivo. Cuenta para ello con un reparto amplísimo de estrellas: así, a las mencionadas anteriormente hay que añadir un Michael J. Fox, Pierce Brosnan, Danny DeVito entre los actores principales.

6/10
Wild Bill

1995 | Wild Bill

Lejos queda la visitación que Walter Hill hace al personaje de Wild Bill Hickok de la realizada sesenta años antes por Cecil B. De Mille en el clásico Buffalo Bill, con Gary Cooper y Jean Arthur en los papeles de Wild Bill y Calamity Jane. Hill opta en su film por una visión sombría y desmitificadora del personaje, poco atractiva. De todos modos ésta no es la causa principal de la decepción que provoca el film. Al fin y al cabo, el realizador dirigió antes, con estos mismos planteamientos, la más sugestiva Forajidos de leyenda. El film se inicia con imágenes en blanco y negro del entierro de Wild Bill. A partir de aquí, ya en color, se rememoran las andanzas que le han llevado a la tumba. Unas ligeras y rápidas pinceladas, que componen un personaje violento, siempre en busca de pelea, dan paso a la presentación de un jovenzuelo que desea liquidarle por abandonar años atrás a su madre, tras una relación amorosa. A pesar de manejar abundante material literario –una novela de Peter Dexter y una obra teatral de Thomas Babe–, el guión urdido por Hill está mal trenzado. El personaje encarnado por John Hurt, una especie de biógrafo oficial de Wild Bill, se desaprovecha. La historia del amor imposible entre el protagonista y Calamity Jane se dibuja torpemente, y es la excusa para una ridícula escena erótica. Mientras que los deseos de venganza del joven muchacho no resultan creíbles en un personaje que arrastra demasiadas contradicciones.

3/10
No le digas a mamá que la canguro ha muerto

1991 | Don't Tell Mom the Babysitter's Dead

Cinco chavales ven la oportunidad de pasar el verano de sus vidas cuando se quedan solos en casa mientras su madre se marcha de vacaciones durante tres meses, pero lo que éstos no saben es que la señora de la casa ha contratado a una canguro para que se haga cargo de ellos. La niñera en cuestión es la señora Sturak, una anciana desagradable y antipática que quiere mantenerles a raya, pero la misma noche de llegar, la mujer sufre un ataque al corazón que le deja en el sitio. Los chicos, lejos de avisar a su madre, deciden enterrar el cadáver y continuar con sus vidas, pero la hija mayor adolescente decide buscar un empleo para sacar adelante a sus hermanos. Entretenida comedia de los 90, protagonizada por Christina Applegate (Matrimonio con hijos, La cosa más dulce) en uno de sus primeros papeles en el cine. La cinta, llena de enredos y muchachos traviesos, hará pasar un buen rato a los más jóvenes. Un joven David Duchovny (Delitos menores) también aparece en el embrollo de la historia.

4/10
Matrimonio con hijos (5ª temporada)

1990 | Married with Children | Serie TV

Peggy organiza una visita a casa de su madre. Pero Al y Kelly fingen estar enfermos para no ir. Su alegría dura poco, porque Kelly enferma de verdad. En otro episodio, los Bundy intentan irse de vacaciones, pero quedan atrapados en el mayor atasco de la historia de Chicago. Quinta temporada de la serie que rompió moldes, al mostrar a una familia más realista que los idílicos clanes precedentes.

5/10
Matrimonio con hijos (3ª temporada)

1989 | Married with Children | Serie TV

Al tiene una semana de vacaciones y se lleva a su familia a una cabaña junto al lago. La 3ª temporada incluye el divertido episodio doble en el que Peggy y Al acuden a la fiesta de antiguos compañeros de instituto.

5/10
Matrimonio con hijos (4ª temporada)

1989 | Married with Children (4ª Season) | Serie TV

Durante un día de barbacoa, Peggy decide preparar las famosas hamburguesas de su marido Al, e introduce un ingrediente muy particular. Vuelve a la carga esta comedia televisiva sobre una familia algo disfuncional. Durante esta entrega, Steve, el vecino de los Bundy, deja finalmente a Marcy y se va del vecindario.

4/10
Bailando hasta el amanecer

1988 | Dance 'Til Dawn

Fiesta de promoción en el Instituto Hoover. Todos los asistentes, jóvenes dispuestos a desfasar, ligar y pasarlo en grande, tendrán su oportunidad durante la larga noche. Los más apuestos y populares quizá encuentren a chicas hasta entonces desconocidas, y viceversa. Y los adultos también tendrán su ración de fiestecita. Película juvenil sin demasiada historia. Dirige Paul Schneider (II), quien más tarde dirigiría algunos episodios de las series Los vigilantes de la playa y Sensación de vivir. Entre el elenco de jóvenes actores, entonces desconocidos, hay algunos que más tarde triunfarían sobradamente, como Matthew Perry, Alyssa Milano o Christina Applegate.

4/10
Matrimonio con hijos (2ª temporada)

1987 | Married with Children | Serie TV

5/10
Matrimonio con hijos

1987 | Married with Children | Serie TV

Desternillante serie con la familia más disfuncional de la series para la pequeña pantalla. Al, el marido, no parece preocuparse mucho por su familia, mientras que Peggy es una compradora compulsiva.

6/10

Últimos tráilers y vídeos