IMG-LOGO

Biografía

Christopher Smith

Christopher Smith

Christopher Smith

Filmografía
Alex Rider

2020 | Alex Rider | Serie TV

Alex Rider es un adolescente huérfano que vive en Londres con su tío Ian. Alex va cada día al instituto, pasa el tiempo con su mejor amigo, Tom, y acude a fiestas donde intenta encajar, divertirse y no hacer el ridículo ligando con la chica que le gusta. Un adolescente como otro cualquiera si no fuera porque es bastante más listo de lo normal, cuestiona todo y tiene una sorprendente facilidad para escalar muros, perseguir coches con la bici o colarse en el colegio para recuperar el móvil de su amigo. Pero hay algo que a Alex no le encaja del todo. Una serie de incidentes le lleva a sospechar que su tío no es quien dice ser y Alex se encuentra de forma inesperada con una realidad completamente diferente a la que había conocido: toda su vida se ha estado preparando, sin saberlo, para convertirse en un espía.

Laberinto

2012 | Labyrinth | Serie TV

Garra negra

2010 | Black Death

Siglo XIV. Años de oscuridad en Inglaterra. Cuando la peste negra se apodera de las ciudades, unos cuantos caballeros cristianos, liderados por Ulrich, recorrerán las aldeas en busca del supuesto nigromante causante de tales horrores. En calidad de guía viajará con ellos un joven monje, Osmund, que enamorado de una chica a la que busca desesperadamente. En su periplo, los guerreros cristianos se enfrentarán con múltiples peligros. Violenta película que exalta la leyenda negra de la época medieval, con la dominación de la Iglesia como centro de poder y la superstición reinante por doquier. Domina en toda la producción un aire oscuro, insano, infectado de la creencia de que un Dios vengativo castiga a los pecadores por medio de la peste bubónica. Aún así, muchos protagonistas se mueven con honradez movidos por la fe, como el jefe de los guerreros, un Sean Bean que recuerda al Eddard Stark de Juego de Tronos. El film está cuidado y pese a la simpleza de su guión mantiene el interés hasta el desenlace.

5/10
Programa doble de terror

2006 | Black Sheep, Severance

Como homenaje a las antiguas sesiones dobles de los cines, la distribuidora Manga Films estrena conjuntamente dos películas cuyos directores ni se habían imaginado que esto pudiera llegar a pasar. Desmembrados es británica, y Ovejas asesinas procede de Nueva Zelanda, aunque tienen en común que son dos subproductos de presupuesto muy limitado, que combinan terror sangriento con elementos cómicos. El primer film que se proyecta es Desmembrados, del británico Christopher Smith, que debutó con la discreta Creep, y que continúa adscrito al género de terror con una cinta repleta de humor negro. Un grupo de empleados de Palisades, una multinacional dedicada a la venta de armas, acude a un bosque de Hungría, para pasar un fin de semana conociéndose, y aprendiendo a trabajar en equipo, enfrentándose en competiciones de ‘paintball’. Pero la cabaña donde se alojan resulta ser un siniestro manicomio abandonado, y los recién llegados son inesperadamente perseguidos por unos asesinos, que usan las mismas armas que ellos venden. Las sangrientas secuencias gore pueden agotar a los espectadores más impresionables, y el esquema de grupo de gente perseguida suena a mil veces visto. Funciona mucho mejor su parte de crítica social aplicada al ámbito laboral, que recuerda en cierta medida a la serie The Office. Lo mejor, la secuencia que homenajea a diversos estilos de cine, sobre todo la que imita al expresionismo alemán. El programa se completa con Ovejas asesinas, una gamberrada ‘gracioseta’, con un punto de partida surrealista, cercano al delirio. Henry regresa a la granja familiar, donde su hermano ha puesto en marcha un imprudente programa científico, que consiste en manipular genéticamente a las ovejas para mejorar la especie. Una pareja de ecologistas radicales con pocas luces libera a un cordero mutante, que ataca a uno de ellos. Resulta ser un pequeño monstruo que propaga un virus terrible. Cada vez que este ser muerde a una oveja, la víctima se convierte en un depredador sediento de sangre. El ecologista herido, a su vez, comienza a convertirse en oveja. El neozelandés Jonathan King debuta con un subproducto que se inspira en la primera etapa de su compatriota Peter Jackson, concretamente en Mal gusto y Braindead. De hecho, han contado con el inestimable trabajo de Weta Workshop, compañía responsable de los efectos especiales de El Señor de los Anillos. Sus técnicos han creado imágenes de ovejas convertidas en monstruos, arrojándose sobre sus víctimas, que tienen cierta gracia. Y aunque a veces la historia pierde fuelle, los personajes son esquemáticos, y abusa de la violencia y el humor grosero, también le saca punta con cierta simpatía a los tópicos sobre Nueva Zelanda y los granjeros. Se desprende en cierta medida una pequeña crítica a la falta de ética en las experimentaciones científicas, y también a los activistas radicales, capaces de provocar un mal mayor al que tratan de evitar.

4/10
Desmembrados

2006 | Severance

El británico Christopher Smith, que debutó con la discreta Creep, continúa adscrito al género de terror con una cinta repleta de humor negro. Un grupo de empleados de Palisades, una multinacional dedicada a la venta de armas, acude a un bosque de Hungría, para pasar un fin de semana conociéndose, y aprendiendo a trabajar en equipo, enfrentándose en competiciones de ‘paintball’. Pero la cabaña donde se alojan resulta ser un siniestro manicomio abandonado, y los recién llegados son inesperadamente perseguidos por unos asesinos, que usan las mismas armas que ellos venden. Las sangrientas secuencias gore pueden agotar a los espectadores más impresionables, y el esquema de grupo de gente perseguida suena a mil veces visto. Funciona mucho mejor su parte de crítica social aplicada al ámbito laboral, que recuerda en cierta medida a la serie The Office. Lo mejor, la secuencia que homenajea a diversos estilos de cine, sobre todo la que imita al expresionismo alemán.

4/10
Creep

2004 | Creep

Londres. Kate es una joven ambiciosa que seduce a los hombres que se le ponen a tiro para conseguir lo que quiere. Una noche sale de su casa para asistir a una fiesta, con el objetivo de conocer y embaucar al mismísimo George Clooney. No encuentra ningún taxi libre, por lo que entra en el metro, pero mientras espera en el andén se queda dormida. Cuando despierta, las instalaciones están cerradas, y un monstruoso individuo hace su aparición. Junto con un empleado de la limpieza, Kate consigue refugiarse en una habitación. Desde que el éxito de Corre, Lola, corre y La princesa y el guerrero le despejó el camino para trabajar en Hollywood, en títulos como El caso Bourne, la alemana Franka Potente ha ido perdiendo velocidad. Ahora, repite su papel de atlética corredora en una versión en clave de cine de terror de Jo, ¡qué noche!, la comedia de Scorsese. A pesar de lo que dice el director y guionista Christopher Smith (“Quería inyectar sabia nueva en el cine de terror”) lo cierto es que se trata de la enésima repetición de la típica historia con monstruo sediento de sangre. Aunque se excede en violencia gore, aprovecha el claustrofóbico escenario que proporcionan los túneles del metro, y contiene alguna secuencia escalofriante, como la del quirófano, o cuando las ratas acorralan a la protagonista.

4/10
Riviera

2017 | Riviera | Serie TV

Giorgina es una joven norteamericana que, gracias a su afición al arte, conoció al millonario Constantine Clios, mucho mayor que ella. Ambos se casaron y Giorgina pasó a vivir en la gran mansión de la familia, en la Riviera francesa. Se convirtió así en madrastra de Christos, Adam y Adriana, los hijos de la primera esposa de su marido, Irina, una mujer seductora y de gran personalidad. Pero la muerte de Constantine debido a la explosión del yate donde se encontraba celebrando una fiesta, pone patas arriba la vida de Giorgina y de toda la familia. Además, pronto saldrán a la luz los negocios fraudulentos del patriarca familiar y Giorgina sentirá entonces que ha sido engañada, ¿quien era realmente su marido? El irlandés Neil Jordan (Juego de lágrimas, La extraña que hay en ti) es el creador de esta intrigante serie británica cuyo planteamiento de fondo responde a la perfección a la preferencias del director, siempre interesado en el mundo de la mentira, el engaño y la falsa identidad, algo que en sus historias siempre tiene algo de sorpresa e inquietud. ¿Acaso conocemos de verdad cómo son las personas que nos rodean? Jordan puebla Riviera de personajes que se engañan o que ocultan secretos, lo cual va creando una sensación de que en la familia Clios reina una gran mentira, apenas saben nada los unos de los otros. Por supuesto, el peligro aquí es pasarse y convertir el desarrollo en un folletín de intrigas que puede liarse cada vez más, y algo de esto hay (el culebrón acaba cansando un poco), aunque el trabajo convincente del reparto no echa por tierra del todo el interés. El personaje de Giorgina es el eje principal, una mujer que ha sido engañada y que ahora está empeñada en descubrir la verdad, cueste lo que cueste. Su evolución, comprensible, también resulta en los hechos y las decisiones un tanto ambigua y tramposilla, aunque la actriz Julia Stiles hace un trabajo muy notable y dota al personaje de gran carisma. Pero hay un cuidado equilibrio en el peso de los demás secundarios de la familia, como el personaje de Irina, interpretada por la estupenda Lena Olin, mujer dispuesta a hacer cualquier cosa por sus hijos; el hijo mayor Christos (Dimitri Leonidas), con problemas de droga; Adam (Iwan Rheon), sensible y atento pero que tiene un actitud turbia respecto a Giorgina; y Andrea (Roxane Duran), jovencita de buen corazón pero desequilbrada emocionalmente. También funcionan otros personajes de peso, como el mafioso Negrescu, el amigo de Giorgina, el agente de la interpol o los dos polis con diferentes perspectivas éticas. Detrás de una trama dramática con muchos elementos de thriller, Riviera presenta vidas nada ejemplares bajo una existencia aparentemente idílica en uno de los marcos naturales más bellos del planeta. Un tema que funciona, pese a ser muy recurrente en el mundo del cine y la televisión. Y es que el dinero, el lujo, el placer son agentes externos que pueden esconder un enorme cúmulo de problemas e infelicidad.

5/10
Desmembrados

2006 | Severance

El británico Christopher Smith, que debutó con la discreta Creep, continúa adscrito al género de terror con una cinta repleta de humor negro. Un grupo de empleados de Palisades, una multinacional dedicada a la venta de armas, acude a un bosque de Hungría, para pasar un fin de semana conociéndose, y aprendiendo a trabajar en equipo, enfrentándose en competiciones de ‘paintball’. Pero la cabaña donde se alojan resulta ser un siniestro manicomio abandonado, y los recién llegados son inesperadamente perseguidos por unos asesinos, que usan las mismas armas que ellos venden. Las sangrientas secuencias gore pueden agotar a los espectadores más impresionables, y el esquema de grupo de gente perseguida suena a mil veces visto. Funciona mucho mejor su parte de crítica social aplicada al ámbito laboral, que recuerda en cierta medida a la serie The Office. Lo mejor, la secuencia que homenajea a diversos estilos de cine, sobre todo la que imita al expresionismo alemán.

4/10
Creep

2004 | Creep

Londres. Kate es una joven ambiciosa que seduce a los hombres que se le ponen a tiro para conseguir lo que quiere. Una noche sale de su casa para asistir a una fiesta, con el objetivo de conocer y embaucar al mismísimo George Clooney. No encuentra ningún taxi libre, por lo que entra en el metro, pero mientras espera en el andén se queda dormida. Cuando despierta, las instalaciones están cerradas, y un monstruoso individuo hace su aparición. Junto con un empleado de la limpieza, Kate consigue refugiarse en una habitación. Desde que el éxito de Corre, Lola, corre y La princesa y el guerrero le despejó el camino para trabajar en Hollywood, en títulos como El caso Bourne, la alemana Franka Potente ha ido perdiendo velocidad. Ahora, repite su papel de atlética corredora en una versión en clave de cine de terror de Jo, ¡qué noche!, la comedia de Scorsese. A pesar de lo que dice el director y guionista Christopher Smith (“Quería inyectar sabia nueva en el cine de terror”) lo cierto es que se trata de la enésima repetición de la típica historia con monstruo sediento de sangre. Aunque se excede en violencia gore, aprovecha el claustrofóbico escenario que proporcionan los túneles del metro, y contiene alguna secuencia escalofriante, como la del quirófano, o cuando las ratas acorralan a la protagonista.

4/10

Últimos tráilers y vídeos