IMG-LOGO

Biografía

David Bamber

David Bamber

66 años

David Bamber

Nació el 19 de Septiembre de 1954 en Manchester, Lancashire, Inglaterra, Reino Unido
Filmografía
Flesh and Blood

2020 | Flesh and Blood | Serie TV

A punto de cumplir 70 años, la viuda Vivien sorprendre a sus hijos confesándoles que se ha enamorado de Mark, un médico de cabecera jubilado. Los tres hermanos empezarán a sospechar que el matrimonio de sus padres no fue tan idílico como creían, sobre todo cuando empiecen a surgir secretos del pasado que desconocían. Recelosos de Mark, empezarán a investigar quién es este señor que ha robado la atención de su madre. En paralelo, la vecina Mary, que lleva 40 años junto a la familia, va a implicarse en los hechos más de cerca de lo normal en una relación de amistad.

La tragedia de Peterloo

2018 | Peterloo

1819. Inglaterra sufre una gran carestía tras las Guerras contra Napoleón. Como siempre, es el pueblo llano quien más nota la falta de recursos, de alimentos, de empleo. El impuesto sobre el maíz, por ejemplo, hace que las familias carezcan de los alimentos más básicos. Y lo peor es que no pueden hacerse oír porque sus reclamaciones no tienen voz en el parlamento. Para alentar una reforma política los pueblos del norte, guiados por una serie de personas influyentes, decidieron organizar una multitudinaria manifestación en Manchester. El cineasta británico Mike Leigh debe principalmente su prestigio a películas como Secretos y mentiras, Todo o nada o Another Year. Director eminentemente social suele centrar el tiro en las clases desfavorecidas, gente humilde que lucha por salir adelante y que sufre dramas familiares, donde aletea casi siempre el amor recio, real, complicado a veces, entre padres, esposos, hermanos. Acomete ahora en La tragedia de Peterloo una historia de época, la segunda consecutiva después de Mr. Turner, algo poco habitual en él, y más cuando se inspira en los terribles hechos reales que tuvieron lugar en Manchester en 1819, cuando las tropas de la caballería inglesa masacraron a la población civil reunida pacíficamente en San Peter’s Field, en lo que pronto se conoció como Peterloo, o la masacre de Peterloo, en referencia a la última batalla de Napoleón. Desgraciadamente no estamos ante la mejor película de Mike Leigh. Aun con sus aciertos hay puntos importantes que acaban rebajando la propuesta. Funciona sin duda la explicación de que la monarquía británica usó los sucesos de Peterloo como explicación de su postura ante unas reivindicaciones populares que le recordaban peligrosamente a la Revolución Francesa, apenas ocurrida 30 años antes. No quería el príncipe regente Jorge (luego Jorge IV) acabar como Luis XVI. Pero la masacre que tuvo lugar fue algo desproporcionado desde todos los puntos de vista y supuso la creación del periódico The Guardian of Manchester (después The Guardian), tal fue el impacto popular que tuvo. Pero el modo en que Leigh elige contarlo llama mucho la atención por su maniqueísmo. El guión pinta a una aristocracia de lo más burdo en su esclavización social y moral del pueblo, no hay matices en los abusos, no hay discrepancias razonables, todo es demasiado simplista. Mientras el pueblo es mostrado como una víctima de la pobreza que clama por una justa representación parlamentaria, todos ellos trabajadores bondadosos, las autoridades, el ejército, los eclesiásticos y el rey son retratados por Leigh como simples negreros sin escrúpulos. A esa carencia de equilibrio se suma una forzada, digamos, modernización en los diálogos, la oratoria parece ser un talento natural generalizado entre los personajes y el conjunto se hace demasiado discursivo, lo que sumado al larguísimo metraje –más de dos horas y media– no le hace ningún favor a la película. Por otra parte, es elogiable el aspecto formal de La tragedia de Peterloo. Hay un potente trabajo de reconstrucción histórica en el vestuario y en la puesta en escena, tanto en interiores como en exteriores, aunque quizá sobresale el uso excepcional de la luz y de la planificación en los espacios cerrados, que retrotrae a lienzos pictóricos de la época. El reparto es muy coral, con pocas licencias al lucimiento de los actores, aunque quizá puede mencionarse especialmente el esfuerzo de Rory Kinnear (recordado por el impactante capítulo inicial de la serie Black Mirror) en su papel del histórico orador Henry Hunt.

5/10
Borg McEnroe

2017 | Borg McEnroe

Una película modélica a la hora de ofrecer un acercamiento biográfico a dos tenistas excepcionales, el sueco Björn Borg, ya veterano en este deporte, y el estadounidense y joven John McEnroe, tomando como anclaje la histórica final de Wimbledon que les enfrentó en 1980. El cineasta danés Janus Metz, procedente del documental, y que aquí debuta en el largometraje de ficción, aprovecha su background para ofrecer un relato riguroso y creíble, que en ningún momento cede a los clichés hipersobados del subgénero del drama deportivo, como los efectismos extemporáneos, lo que no significa que el film carezca de emoción, estamos ante una trama que es pura épica. El guión de Ronnie Sandahl que Metz traslada a la pantalla, sabe entrelazar presente –el torneo de Wimbledon de 1980– con oportunos flash-backs acerca de la trayectoria de ambos tenistas, remontándose a sus épocas infantiles o de "teenagers". Lo que permite introducir escenas inteligentes, muy bien pensadas, que definen con justeza el carácter de cada uno, además de la presión ejercida por entrenadores, familia, seres queridos, o las distintas reacciones que invitan a la etiqueta fácil, ya sea la frialdad de Borg, o las rabietas más propias de adolescente de McEnroe. Los actores brillan con luz propia. Resulta fundamental, por supuesto, la versión adulta de los personajes, y ciertamente lo hacen muy bien Sverrir Gudnason y Shia LaBeouf, ambos muy contenidos en distintas direcciones, según lo requiere interpretar a Borg o a McEnroe. Pero también merece la pena señalar el trabajo de los actores jóvenes en estos personajes, Marcus Mossberg y Leo Borg, y Jackson Gann. La rivalidad deportiva y lo que puede ser su relación humana están perfectamente atrapadas. En este tipo de filmes, suele ser especialmente difícil de describir el entorno de los deportistas que aspiran a lo más alto, y que ejercen de un modo u otro una gran presión, no se les quiere decepcionar, y en el caso de los entrenadores, recurren a tácticas psicológicas de motivación que pueden tener efectos contraproducentes. Todo este delicado material está muy bien manejado, y se beneficia de las buenas interpretaciones de Stellan Skarsgård, que da vida a Lennart Bergelin, entrenador de Borg, Tuva Novotny, que es Mariana Simionescu, prometida de Borg, y Ian Blackman, el padre de McEnroe.

7/10
El instante más oscuro

2017 | Darkest Hour

Mucho antes de la magistral Dunkerque, el realizador Joe Wright había resumido la batalla en un único –pero brillante– plano secuencia playero, en Expiación, su segundo trabajo. Después de que el film de Christopher Nolan haya reavivado el interés de la industria audiovisual por la Segunda Guerra Mundial, el británico retoma la evacuación de las tropas aliadas en la ciudad portuaria, que tiene un peso clave en este biopic del carismático primer ministro de su país durante el conflicto. El instante más oscuro llega en un momento en el que parecía tenerlo complicado por saturación, tras la excelente acogida de The Crown, donde le interpretaba un inmenso John Lithgow, y Churchill, con otra increíble transformación, esta vez por parte de Brian Cox. Sin embargo, acierta al centrarse en un momento distinto de la vida del líder británico más valorado de todos los tiempos, cuando en 1940 el parlamento fuerza la dimisión del primer ministro, Neville Chamberlain, que no ha sabido gestionar la amenaza de Adolf Hitler. Su partido se ve obligado a elegir como sustituto a Winston Churchill, desprestigiado por instigar la desastrosa batalla de Gallipoli durante la Gran Guerra, cuando ejercía como Primer Lord del Almirantazgo, pero que es el único de sus candidatos que acepta la oposición. El hombre que ha dirigido excelentes dramas de época como el citado, o Anna Karenina y Orgullo y prejuicio, demuestra que domina el género, haciendo gala de hallazgos visuales, no tan excesivos como el de la costa, pero sí los suficientes para crear tensión en una historia que transcurre en escenarios cerrados; pocas veces se ven detalles del frente, aquí estamos ante un thriller político en el que la principal guerra se libra entre el protagonista y sus rivales. Aprovecha que cuenta como colaboradores a los inspirados Bruno Delbonnel, habitual director de fotografía de los hermanos Coen y Jean-Pierre Jeunet, y Dario Marianelli, su músico de siempre. Con esto le saca gran partido al guión, absolutamente redondo, del especialista en vidas reales Anthony McCarten (La teoría del todo), que consigue meter al espectador del siglo XXI en el pensamiento de la época, cuando aún se podía llegar a pensar que Hitler podría tener clemencia con Inglaterra si se rinde a tiempo. En este contexto los políticos –a los que se da un varapalo por estar más pendientes de su silla que de otra cosa– piensan que resulta estéril plantar cara a los nazis en solitario, pues el resto de países que le hacen frente han caído o están a punto de hacerlo. Resulta impresionante el trabajo de Gary Oldman, a priori una opción nefasta para interpretar al protagonista por su absoluta falta de parecido. Pero pese a la extremada caracterización, a base de maquillaje prostético, el actor consigue resultar creíble sin perder expresividad, y sobre todo humanizar a un personaje mitificado por su peso en la historia. Estamos ante uno de esos trabajos milagrosos que se recuerdan siempre. Contra todo pronóstico, no eclipsa a los eficaces secundarios, realiza un brillante trabajo Kristin Scott Thomas, como Clemmie, la cariñosa esposa, y hasta se echan de menos más escenas de Ben Mendelsohn (brillante villano en Rogue One, una historia de Star Wars), como un Jorge VI que en principio contempla al Primer Ministro con recelo por no haberle apoyado durante la abdicación de su hermano (aquí se ofrece una versión más realista de la relación entre ambos que en El discurso del rey). Por último, Lily James sale airosa del reto de interpretar a una figura omnipresente en los últimos Churchill, la de joven secretaria que sufre la ira del mandatario, por su carácter gruñón, pero que consigue que poco a poco se dulcifique. Se articula en torno a la necesidad de reunir valor y plantar cara a las amenazas pese a que haya que realizar grandes sacrificios, cuando se corre el riesgo de fenecer. Merece un diez la secuencia capriana del metro, que difícilmente pudo ocurrir en la vida real, pero que no sólo resulta conmovedora, sino que resume muy bien lo que supuso la figura de Churchill.

8/10
Los misteriosos asesinatos de Limehouse

2016 | The Limehouse Golem

El Londres de la época victoriana. En Scotland Yard no tienen ni idea de quién puede estar detrás de una serie de brutales crímenes, y nadie quiere ni acercarse a tan compleja "patata caliente". Así que asignan la investigación sl marginado inspector John Kildare, que debe lidiar con la calenturienta imaginación del populacho y de la prensa amarilla, que atribuyen los asesinatos a un único autor al que han bautizado con el nombre de una legendaria criatura, el Golem. Algo que coincide en el tiempo con la muerte por envenenamiento de John Cree, crítico y autor teatral, donde todo apunta a que su esposa, la actriz cómica Lizzie, es la culpable, aunque se diría que no existe eso llamado la presunción de inocencia, pues ella parece haber sido condenada de antemano. Kildare asociará el nombre de Cree a su investigación del Golem, al dar en una biblioteca con un ejemplar del libro “Del asesinato considerado como una de las bellas artes” de Thomas de Kincey, que contiene notas manuscritas reveladoras de los crímenes, del puño y letra del asesino. Y asumirá como meta primordial librar a Lizzie de la horca. El director español nacido en Miami Juan Carlos Medina regresa al thriller tras Insensibles con una historia de serial killer en la línea de los crímenes del tristemente célebre Jack el Destripador, donde destaca la recreación de la época. Para ello adapta una novela de Peter Ackroyd, que ha convertido en guión una libretista amante de las historias de época con su punto de intriga, Jane Goldman, quien antes también se basó en libros en títulos como Stardust, La mujer de negro y El hogar de miss Peregrine para niños peculiares. Una idea que late en los asesinatos es la de “puesta en escena” a modo de lección “moral” impuesta por una mente superior a un indigno público, en que el espectador morboso que desea conocer los detalles de los crímenes se convierte de algún modo en cómplice y víctima, un peculiar mecanismo que se retroalimenta. También se denuncia un sistema con injusticias sociales que fabrica casi de modo inevitable sus propios monstruos. Con atmósfera gótica, su punto de romanticismo y algunos elementos sorpresivos, funciona bien el desarrollo de la encuesta llevada a cabo por el sentimental Kildare, con sus deseos de ayudar a una damisela en apuros, Lizzie, la ambientación en el mundo del teatro y los bajos fondos, están bien introducidos los flash-backs reales o imaginarios, y es correcto el dibujo de las toscas clases populares y su gusto por las historias picantes. Probablemente estos dos personajes, compuestos por Bill Nighy y Olivia Cooke son los mejor desarrollados, junto al actor Dan Leno (Douglas Booth), pero también se presentan de un modo razonable el marido asesinado, el agente ayudante, el superior de Kildare e incluso el mismísimo Karl Marx, uno de los sospechosos de los crímenes. A María Valverde le toca un personaje incómodo y algo unidimensional, la celosa actriz Aveline, pero cumple con lo que exige el papel.

6/10
Lo que queda en el desván

2013 | What Remains | Serie TV

Al cansado Detective Len le queda una semana para retirarse, pero antes de tan ansiada fecha deberá resolver un último caso. Cuando el cuerpo de Melissa Young es encontrado en el desván de unos apartamentos, el veterano Detective no tiene más remedio que unirse a la investigación para desvelar el misterio que rodea su muerte. Empezará entonces un intenso interrogatorio a toda la comunidad de vecinos, quienes aparentan no saber nada. La determinación del Detective Len será clave para evitar que el nombre de la joven caiga en el olvido y su asesinato nunca sea resuelto.

El pueblo de las malditas

2010 | Hepzibah - Sie holt dich im Schlaf

Discreto film alemán de terror dirigido por Robert Sigl, especializado en series televisivas como Lexx. Protagoniza con eficacia la actriz Eleanor Tomlinson. En un pueblo llamado Selmen se están cometiendo una serie de macabros asesinatos de jóvenes que cumplen 18 años. Hasta allí viajará la joven Kirsten, quien pese a estar a punto de cumplir esos mismos años, sólo desea descubrir la verdad sobre su adopción.

3/10
Valkiria

2008 | Valkyrie

África, 1943. El oficial alemán Claus von Stauffenberg es herido en acción de guerra, a resultas de lo cual pierde la mano derecha, varios dedos de la izquierda y un ojo. Ya antes de que ello ocurriera, discrepaba de los planes de Adolf Hitler, que han llevado a Alemania al desastre, además de haber propiciado crímenes abominables. Pero ahora, de vuelta en Berlín, se acentúa su convicción de que resulta preciso actuar, es su deber como soldado, patriota y católico no permanecer con los brazos cruzados. De modo que se aliará con un movimiento conspiratorio para asesinar al Führer, convocar a los reservistas, lanzar el boto de humo de un golpe de estado perpetrado por oficiales de la SS y tomar el control con el nombramiento de un gobierno provisional. Se trata de la Operación Valkiria, que deberá arrancar el 20 de julio de 1944 con un atentado en la Guarida del Lobo, en el cuartel de Ratensburg. Además del coronel von Stauffenberg, que diseña la estrategia de la operación, se encuentran conjurados en el complot el general Friedrich Olbricht, el coronel Albrecht Ritter Mertz von Quirnheim y el general Ludwig Beck, entre otros. Hasta de quince atentados llegó a ser objeto Adolf Hitler, y todos terminaron en fracaso. El cine ha abordado esta oposición interna al líder nacionalsocialista en películas tan apasionantes como Rommel, el zorro del desierto, o La noche de los generales. La incursión de Brian Singer, que ya abordó la temática nazi en Verano de corrupción, adaptación de una obra de Stephen King, resulta harto afortunada. Por un lado, el guión del debutante Nathan Alexander y Christopher McQuarrie -quien ya colaboró con Singer en Sospechosos habituales- es muy fiel a los hechos históricos, que sabe describir sin caer en el embarullo incomprensible, o en la ristra de nombres que ni el espectador más atento sería capaz de retener. La narración posee un dinamismo fantástico, no hay una sola caída de ritmo. Y el suspense acerca de cómo va a discurrir la operación golpista atrapa, ya sea en la preparación del explosivo y en las dudas de los implicados, o por la desinformación acerca del alcance del atentado. Al tiempo, los personajes están muy bien descritos, con rasgos que los humanizan. Tom Cruise compone a un von Stauffenberg resuelto, que sufre por los padecimientos de Alemania, actúa en conciencia y permanece muy unido a su numerosa familia; el actor sabe encarnar su grave determinación, lo que es meritorio en alguien que por sus rasgos tiende a mostrarse risueño. Y se entienden las dudas para entrar en acción de Olbricht o Beck, el pragmatismo cobarde del general Friedrich Fromm, la frustración del general Henning von Tresckow, la confusión del mayor Otto Ernst Remer, o las presiones a que se ve sometido el general Erich Fellgiebel. Si una película merece un premio al conjunto de su reparto es ésta, están perfectamente elegidos y responden Bill Nighy, Terence Stamp, Tom Wilkinson, Kenneth Branagh, Thomas Kretschmann y Eddie Izzard, e incluso los que tienen menor presencia, David Bamber componiendo a Hitler o Harvey Friedman a Goebbels. No sólo estamos ante cine histórico de primera, respaldado por una estupenda recreación de época y la ayuda que supone rodar en escenarios auténticos, como el edificio Blender, sino que Singer se muestra muy inspirado como cineasta. Es fantástica la idea de iniciar el film con von Stauffenberg escribiendo un diario en alemán, y el modo en que se produce la transición de ese idioma al inglés (o a la lengua en que el espectador escuche la cinta). Cinematográfico y sin palabras, muy visual, resulta ver al protagonista en su hogar, mirando a su esposa e hijos, no hace falta decir nada para saber que por ellos debe tomar importantes decisiones; también, casi a renglón seguido, es muy gráfico el momento del bombardeo mientras suena un disco con la música de Wagner, ese vinilo rayado que enlaca con la idea de la operación Valkiria; y las mutilaciones de von Stauffenberg son utilizadas lo justo, con ingenio, ese 'hail, Hitler', o la torpe manipulación de una cartera. Visto el brío vigoroso de Singer en este film no podemos sino hacer votos para que deje para otros los cuentos de superhéroes y él se dedique a contar historias más dramáticas y hondas, tiene talento de sobra para hacerlo.

8/10
Roma (2ª temporada)

2007 | Rome | Serie TV

Segunda y última temporada sobre la Roma de Julio César, y lo que sobrevino tras su asesinato por parte de Bruto y otros senadores romanos. La serie continúa contando los avatares de la vida romana: las intrigas políticas, los enredos amorosos, las traiciones y la brutal ambición de poder llevará a realizar asesinatos y otras bajezas, que se muestran de forma muy descarnada. Destaca el cuidado guión, la impresionante ambientación de época y el elenco de actores, entre los que destacan los amigos Kevin McKidd y Ray Stevenson (en una subtrama excelente), y Polly Walker en el papel de la malévola y ladina Atia.

5/10
Miss Potter

2006 | Miss Potter

Beatrix Potter (1866-1943) fue una de las escritoras e ilustradoras de libros infantiles más importantes de Inglaterra. Su enorme éxito editorial es aún más asombroso al tratarse de una mujer que vivió en plena época victoriana y que tuvo que lidiar con los prejuicios de una sociedad anquilosada que todavía no daba entrada a la mujer en el mundo laboral. Potter, aficionada a dibujar animales –Peter Rabbit, Jemima Puddle-Duck o Benjamin Bunny son algunas de sus famosas creaciones– e inventar sencillos cuentos para ellos, logró editar su primer libro en 1902, gracias al joven editor Norman Warne. El film recoge esta historia con refinadísimo gusto. Es curioso que el director Chris Noonan haya esperado nada más y nada menos que once años para volver a dirigir, después de su gran éxito Babe, el cerdito valiente. Probablemente buscaba una historia de corte similar, en donde la vida de los humanos y la de los animales formaran, como quien dice, una misma comunidad. Aquí no hay animales propiamente dichos, sino dibujos de ellos, pero son capaces de cobrar vida fantasiosamente en la cabeza y el corazón de la protagonista, quien se refiere a ellos como "mis amigos". Junto a este enfoque "natural", el guión describe bien las dificultades sociales de una joven en la época victoriana: para una mujer era prácticamente imposible ser librepensadora, autosuficiente económicamente, y a menudo los prejuicios infectaban a la misma célula de la sociedad: su propia familia. El film tiene momentos de drama y honda tristeza, y también toques de humor. Pero sobre todo contiene toneladas de ternura. Debido a esto, en algún momento resulta quizá excesivamente acaramelado y bonito (una cursilería ideal para jovencitas románticas de 12 años), pero Noonan sabe también manejar los resortes de la historia sin resultar demasiado cargante para todo tipo de público. La ambientación es sobresaliente y sin duda uno de los grandes logros de la película es el estupendo diseño de producción, el cual sale reforzado gracias a unas impresionantes localizaciones naturales y a la nítida e idílica fotografía de Chris Seager. La cámara de Noonan se mueve con elegancia y sobriedad. Todo ayuda a dotar a la película de una atmósfera enormemente bucólica y naturalista. Renée Zellweger compone a una protagonista de modo absolutamente convincente, con una variada colección de mohínes marca de la casa: esos labios apretados que parecen a punto de estallar en ancha sonrisa. Y, entre el resto del reparto, destaca Emily Watson son su personaje divertido y descarado, y Bill Paterson, quien compone a un padre de familia de corazón enorme.

6/10
Roma

2005 | Rome | Serie TV

Año 52 A.C. Julio César regresa a Roma tras la Guerra de las Galias. Los viejos senadores, acomodados en el poder, consideran una potencial amenaza el regreso del victorioso general, considerado un dios por sus hombres. Para contrarrestar la influencia de Cesar, ponen en marcha una conspiración. La serie más lujosa de la televisión en su momento, pues sus 12 episodios costaron cien millones de dólares. Reconstruye fiel y en ocasiones muy crudamente las costumbres de la época en la que transcurre la acción; entre los años 52 y 44 a.C., cuando se forma el imperio.

5/10
Neville's Island

1998 | Neville's Island

El naufragio de un barco deja a cuatro hombres en una isla desierta donde sucederán una serie de acontecimientos que les marcará su estancia en la isla.  Las restricciones presupuestarias pesan demasiado en el filme dejando momentos para olvidar.

5/10
Orgullo y prejuicio (1995)

1995 | Pride and Prejudice | Serie TV

Lizzie Benneth es una sensible joven que pertenece a una familia humilde. Su madre ansía casarla con un joven de buena familia, como a sus cuatro hermanas. En un baile, Lizzie conoce a Fitzwilliam Darcy, un recién llegado atractivo por el que ella sentirá todo tipo de prejuicios, pues le ve como un joven frío y arrogante. ¿Pueden el orgullo y los prejuicios dar al traste con el amor? Ésta es la premisa de la clásica novela de Jane Austen, rigurosamente adaptada en esta serie británica de la BBC. Destaca Colin Firth, famosos precisamente por su papel de Darcy en El diario de Bridget Jones, film donde la serie era la favorita de la protagonista.

6/10
Poirot (3ª temporada)

1990 | Agatha Christie: Poirot

Nuevos capítulos de la serie británica que tiene como protagonista a Hércules Poirot, el agudo investigador creado por Agatha Christie, aquí espléndidamente encarnado por David Suchet. Se reúnen en esta temporada un total de once capítulos que corresponden a sus correspondientes novelas, todos ellos con una duración de 50 minutos. Se trata de una serie de casos perfecamente diseñados para entretener la sobremesa del espectador. Entre ellos, Poirot se las tendrá que ver con extrañas relaciones, robos, brutales asesinatos, intrigas espiritistas, tragedias familiares, etc.

6/10
Grandes ambiciones

1988 | High Hopes

Londres. Un matrimonio de clase trabajadora. La madre de él, que pierde facultades por momentos, y su pedante hermana. Más unos vecinos que se dan aires de superioridad. Con estos personajes Mike Leigh articula una historia agridulce sobre la vida misma que vaticina a un gran cineasta.

6/10
Privates on Parade

1983 | Privates on Parade

Durante la guerra en Malasia en los años cuarenta los miembros de La SADUSEA (Unidad de la Canción y la Danza del Sudeste Asiático) son reclutados para llevar a cabo una serie de espectáculos en Singapur. Discreta parodia bélica, delirante y políticamente incorrecta, con el tema del travestismo como telón de fondo, protagonizada por el Monty Python John Cleese.

3/10

Últimos tráilers y vídeos