IMG-LOGO

Biografía

Ray Stevenson

Ray Stevenson

56 años

Ray Stevenson

Nació el 25 de Mayo de 1964 en Lisburn, Irlanda del Norte, Reino Unido
Filmografía
Atentado en el estadio

2018 | Final Score

Un ex militar deberá hacer frente a un difícil reto cuando ha de evitar una matanza en un estadio de fútbol con más de treinta mil espectadores, pues una banda terrorista amenaza con estallar una bomba exigiendo un rescate. Rutinario thriller de acción que sin embargo se ve con cierto interés gracias a la presencia de una platea de actores solventes, capitaneados por Pierce Brosnan. Esta vez a quien le toca repartir estopa es al forzudo Dave Bautista.

5/10
Thor: Ragnarok

2017 | Thor: Ragnarok

Tercera película de superhéroes Marvel con protagonismo principal para el personaje inspirado en los dioses de la mitología nórdica. Aquí, tras la muerte de su padre Odín, Thor debe impedir que ocurra el Ragnarok, una especie de terrible apocalipsis que destruiría la civilización asgariana; además, ha de enfrentarse con su malvada hermana primogénita Hela. Pero queda atrapado en un planeta donde debe combatir en un circo, a modo de gladiador. Y no puede ni imaginar el tremendo rival que le espera. El poco conocido Taika Waititi, guionista de la cinta de animación Disney Vaiana y director de la curiosa cinta familiar A la caza de los ñumanos, entrega un film entretenido, aunque desde luego no memorable, en que juega sobre todo con los cameos y la reunión de varios superhéroes –se autollaman en cierto momento “Los Vengativos”, a modo de broma sobre “Los Vengadores”–, ofrece peleas a granel con muchos y agotadores rayos, y añade elementos de humor, en ocasiones, justo es reconocerlo, muy divertidos. En el reparto Cate Blanchett está desaprovechada como villana, mientras que Jeff Goldblum se toma a broma su papel de organizador de combates, como reclama el guión, y supone un descubrimiento la “valkiria” Tessa Thompson, que destacó en Creed.

6/10
La piel fría

2017 | Cold Skin

1914. Hasta un desértico islote antártico llega el joven geógrafo británico Friend, con la misión de medir la intensidad y la dirección de los vientos. Es una labor dura, sobre todo porque ha de permanecer aislado durante muchos meses, pues el lugar no está en ninguna ruta marina. Tan sólo contará con la compañía de un farero, si es que se le puede llamar así, pues éste es un individuo hosco y excéntrico que no parece dispuesto a trabar relación con el recién llegado. Entonces, cuando Friend se dispone a iniciar su primera noche tranquila en su cabaña en ese lugar inhóspito, sufrirá el ataque de unas violentas criaturas salidas del mar. Extraña película. El director francés Xavier Gens (Hitman) adapta una novela de Albert Sánchez Piñol para entregar un film que se sitúa entre los géneros de la acción y el terror, con sus tonalidades de drama y misterio. Tras un inicio excelente, impregnado de la belleza subyugante e inquietante de la costa volcánica de esa isla remota y el primer ataque terrorífico de las criaturas, el film va sin embargo perdiendo fuelle debido sobre todo a que no sabemos sobre qué sustrato se asienta la trama. Por eso decimos que La piel fría es una extraña película. Habrá enfrentamientos entre humanos y criaturas, también entre el recién llegado y Gruner, una especie de hombre asalvajado hasta el extremo, pero más allá de ahí no entendemos muy bien hacia dónde se dirige la historia, qué buscan los personajes, y el film no se encarga de facilitar claves, resolver enigmas o simplemente de cerrar medianamente la aventura que estamos viendo. Quedan por tanto únicamente un cúmulo de escenas de lucha, de semisilenciosa convivencia en el faro, de momentos de supervivencia y algún que otro instante de interacción entre especies, pero siempre confuso, poco claro. Bellamente fotografiado, el film resulta visualmente atractivo debido principalmente a la sempiterna localización de esa costa hostil alejada de cualquier civilización humana, pero también en lo que se refiere a la aparición de las criaturas que acechan todas las noches a los humanos, una especie evolutiva desconocida, similar a grandes anfibios humanoides, que están magníficamente presentados en pantalla, con unos efectos especiales y un maquillaje soberbios. Los dos actores del film –David Oakes y Ray Stevenson; imposible reconocer a Aura Garrido tras la piel de sirena– hacen trabajos competentes.

5/10
Insurgente

2015 | Insurgent

Nueva entrega de la saga juvenil distópica iniciada por Divergente, con una humanidad dividida en 5 facciones (Verdad, Erudición, Cordialidad, Osadía y Abnegación, cuyos miembros destacan en uno de esos rasgos), más un grupo de personas selectas a los que no cabe aplicar tan fácilmente tal molde (los Divergentes, entre los cuales la joven Tris tiene un talento muy especial), y otros que viven en rebeldía anárquica, al margen del orden establecido (los Abandonados). La reducción a pavesas de Abnegación –incluido el asesinato de los padres de Tris– ha llevado a Jeanine, de Erudición y miembro del Consejo por el que gobiernan las distintas facciones, a declarar la ley marcial, mientras usa a Tris y a sus amigos como chivos expiatorios de lo ocurrido. Pronto sabrá que el mecanismo de seguridad de un valioso objeto con un mensaje crucial de los Padres Fundadores del actual orden social, iniciado 200 años antes, sólo podrá ser desmontado por un Divergente excepcional. Por supuesto, Tris es la persona que necesita. Lo que se dijo en su momento de Divergente, puede decirse de Insurgente, en progresión creciente, y con algunas revelaciones que hacen avanzar la trama: de nuevo tenemos a una heroína juvenil como la de Los juegos del hambre, sobre cuyos hombros recae la responsabilidad de ayudar a la humanidad, aunque se sienta pequeña y sin aptitudes, y tenga miedo y se sienta culpable de lo ocurrido a sus seres más queridos, siempre acechados por la muerte. Los adultos no están a la altura, y los amigos pueden traicionar o no, redimirse o no, el juego de la libertad y de hacer lo correcto, la vida misma, vaya. La trama se desarrollla con buen ritmo, Robert Schwentke entrega sin duda su mejor film desde Plan de vuelo: Desaparecida. Quizá sea algo repetitivo volver a someter a Tris a pruebas relativas a Verdad, Erudición, Cordialidad, Osadía y Abnegación, pero lo cierto es que son momentos poderosos, visualmente por la imaginería de unos efectos digitales bien usados, dinámicamente por el ritmo con que están montados, e interpretativamente, porque sirve para mostrar duelos y dilemas morales de los personajes. Shailene Woodley aguanta las comparaciones con su “prima hambrienta y juguetona” Jennifer Lawrence, y también están bien los chicos, Theo James, Ansel Elgort y Miles Teller. Mientras que las adultas Kate Winslet, y la recién llegada Naomi Watts, saben conceder a sus personajes rasgos interesantes, entre la crueldad brujeril y el frío pragmatismo.

6/10
Transporter Legacy

2015 | The Transporter Refueled

Camille Delamarre (Brick Mansions) ofrece en su segunda película como director este reboot de la franquicia creada por el francés Luc Besson, que contaba ya con tres entregas. Lo más llamativo es que el protagonista ha dejado de estar interpretado por el estólido Jason Statham y ha sido sustituido por el aún menos expresivo Ed Skrein (Ill Manors). Curiosamente no es la primera vez que Dellamarre trabaja con el personaje de Frank Martin, ya que también ha sido director de segunda unidad en numerosos episodios de la serie del mismo título protagonizada por el convincente Chris Vance. Frank Martin es requerido por una mujer para hacer un trabajito. A pesar de que la clienta cambia las reglas, Frank se verá obligado a seguir su juego al saber que su padre ha sido secuestrado y que morirá si no cumple con su parte del plan. Pronto se da cuenta de que él y su padre han sido invitados a una trama de venganza por parte de cuatro jovencitas de buen ver que desean desvalijar las cuentas de los tres mafiosos que las han utilizado como esclavas sexuales durante años. Los problemas de Transporter Legacy son muchos. El más importante es que el guión es de una planicie supina, sólo ofrece acción y esa ni siquiera sorprende (aunque sea inverosímil hasta el tebeo), pero además la sorna de otras entregas prácticamente desaparece. Se intenta, es cierto, mantener cierto tono de humor, pero los gags no funcionan, llegan poco por culpa de la sosería de Ed Skrein, un actor que contra pronóstico acaba por hacer bueno el trabajo de Statham. El film tiene en su contra además que se esfuma la complicidad del protagonista con la policía –ese simpático personaje de François Berléand ofrecía en anteriores películas humor, dinamismo, variedad ante tanta acción–, aunque sí se gana algo de frescura en la trama con la introducción de Frank Martin Sr., padre del ex agente de las fuerzas armadas, aquí interpretado por Ray Stevenson. También funciona el papel de la chica de turno, gracias a que está interpretada con correcta chulería por una actriz que promete, Loan Chabanol.

3/10
Divergente

2014 | Divergent

Adaptación al cine de la novela homónima escrita a los 23 años por la debutante Veronica Roth. Forma una trilogía con "Insurgente" y "Leal", por lo que la productora, Summit Entertainment, tiene en mente que Divergente inicie una nueva franquicia juvenil si le acompaña el éxito en las taquillas. La acción de Divergente transcurre en el futuro, cuando la población se ha dividido en cinco grupos: Verdad, Erudición, Cordialidad, Osadía y Abnegación. En esta última, encargada del gobierno aunque se cuestiona su honradez, se ha criado con su hermano y sus padres la joven Beatrice. Cuando ésta se dispone a pasar la prueba de aptitud que determina el clan al que pertenecerá para siempre, tiene claro que no se siente parte de los suyos, pues le atrae más Osadía, que se ocupa de la defensa y seguridad. Inesperadamente, la encargada de hacerle este test le confiesa en secreto a Beatrice que los resultados arrojan que es una 'divergente', lo que quiere decir que no encaja en ninguna de las facciones. Esto la convierte en una persona peligrosa para el gobierno, que la considera difícil de controlar... Ya la novela apareció a rebufo de la exitosa Los juegos del hambre, publicada 3 años antes, y resulta evidente que al comprar los derechos para el cine, la compañía tenía en mente repetir los mismos elementos: trilogía literaria con tirón, futuro distópico, muchacha destinada a rebelarse contra la opresión, historia de amor apasionado, joven actriz en alza como protagonista, veteranas estrellas en papeles secundarios y director de prestigio. No es la primera vez que se imita la fórmula, pues también seguía el mismo sendero The Host (La huésped), que no obtuvo el resultado previsto. Aparte de la sensación de “déjà vu” que produce Divergente, también juega en contra su excesivo metraje de 139 minutos centrados en su mayor parte en las pruebas que debe superar la protagonista para ser aceptada por su nuevo bando, tan repetitivas como premiosas. Esto le quita vigor dramático al último tramo, cuando la acción avanza y ofrece giros que ya pillan al espectador un tanto agotado. Dejando aparte estas consideraciones, lo cierto es que Divergente capta la atención del espectador. Aunque el realizador Neil Burger no llega a la altura de la más personal El ilusionista, logra una esmerada ambientación de un Chicago futurista en el que no circulan coches, y consigue cierta fuerza en secuencias claves, como en la dolorosa separación de la protagonista de sus padres, cuando no le está permitido quejarse o aferrarse al pasado. Sin llegar al nivel de la sorprendente Jennifer Lawrence en su saga del hambre, lo cierto es que Shailene Woodley, nominada al Oscar como hija de George Clooney en Los descendientes, cumple como protagonista, al igual que su partenaire, el menos conocido Theo James (Conocerás al hombre de tus sueños) y un Jay Courtney al que se le da mejor un papel desagradable que hacer de improbable hijo de Bruce Willis en La jungla, un buen día para morir. Como cabe esperar las veteranas Ashley Judd (la madre) y Kate Winslet (la malvada líder de la facción Erudición) realizan un impecable trabajo a pesar del poco espacio que tienen sus respectivos personajes. Por otro lado, Divergente aprovecha bien el tema central, la afirmación de la personalidad, por lo que conectará con el público adolescente al que mayoritariamente se dirige. Igual ocurre con sus reflexiones sobre los esfuerzos para pertenecer a un grupo, y la importancia de mantener los lazos familiares a pesar de las desavenencias de la vida.

5/10
Big Game (Caza mayor)

2014 | Big Game

Curioso y entretenido producto familiar de aventuras, coproducción europea con grandes figuras internacionales, en especial Samuel L. Jackson. La historia cuenta el valor de un adolescente, cuando el presidente de los Estados Unidos cae en un bosque al ser derribado el Air Force One. El joven le ayudará a ser rescatado.

4/10
G.I. Joe: La venganza

2013 | G.I. Joe: Retaliation

Los G.I. Joe sufren una escabechina en una terrible emboscada, cuando andaban desarmando unas ojivas nucleares. La culpa es de un impostor que ha suplantado al presidente de los Estados Unidos, que se encuentra secuestrado. Los tres supervivientes conectarán con el esquivo Snake Eyes, y con un antiguo coronel retirado, para salvar al mundo mundial, que podría correr directo hacia su destrucción por culpa del archienemigo Cobra y secuaces como Zartan. Secuela de G.I. Joe, donde la trama es casi lo de menos, aunque ésta ofrece un momento desopilante y digno de mención, con todos los mandatarios mundiales jugando con los botoncitos de sus maletines nucleares. De modo que lo que ofrece G.I. Joe: La venganza consiste sobre todo en un puñado de momentos adrenalíticos, servidos por los musculosos protagonistas, hay que olvidar los diálogos, que no se acercan ni a graciosos. Dentro de los pasajes de acción, aparte de las coreografías de peleas de rigor, al más puro estilo oriental y bailarín –no en balde dirige la función John M. Chu, responsable de Street Dance y Step Up 3D–, destaca la escena en un inmenso paredón montañoso, muy vistosa aunque también muy de videojuego.

3/10
Thor: El mundo oscuro

2013 | Thor: The Dark World

La antigua raza de los elfos oscuros, liderada por el siniestro Malekith, pretende sumir el universo en la oscuridad con la ayuda de una misteriosa sustancia llamada Éter. Mientras la científica Jane Foster se encuentra investigando campos gravitatorios en la Tierra el éter se apoderará de ella. Malekith irá en su busca y Thor será el único obstáculo entre el elfo y Jane. Aunque no repiten los directores y guionistas de Thor (2011), esta secuela mantiene y aún quizá supera a su predecesora. Tiene a su favor que la acción no cesa, ya que nos mete en harina desde la primera imagen y elude con virtuosismo presentaciones más o menos ingeniosas o dramáticas. Detrás de las cámaras se ha situado esta vez Alan Taylor, acostumbrado al medio televisivo y últimamente curtido en la serie Juego de Tronos, mientras que el remodelado equipo de guionistas está encabezado por Christopher Yost, especialista en la adaptación de comics, seguido de Christopher Markus y Stephen McFeely, los cuales formaron ya equipo en Capitán América: El primer vengador y en las tres primeras películas que adaptan “Las crónicas de Narnia” de C.S. Lewis. Por encima de cualquier otro elemento, el film sobresale por su excelente factura visual, con preciosistas imágenes de planetas, como la de Asgard, y unos efectos especiales sencillamente perfectos que, esta vez sí, la tecnología en 3D abrillanta sin lugar a dudas. Toda esa imaginería está al servicio sobre todo de la acción, momentos apabullantes que tienen un poco de todo, desde las clásicas peleas a puñetazos hasta persecuciones de naves al más puro estilo de La guerra de las galaxias. Pero hay muchos otros elementos que hacen de Thor: El mundo oscuro una buena película de superhéroes. El guión dedica a los diferentes personajes su espacio propio, aunque Thor (Chris Hemsworth) y la científica Jane Foster (Natalie Portman) se lleven el protagonismo. A los momentos álgidos para la reina Frigga (Rene Russo), el rey Odín (Anthony Hopkins), el vigilante del puente de Bifrost (Idris Elba), la luchadora asgardiana Sif (Jaimie Alexander) o los terrícolas Darcy (Kat Dennings) y el Dr. Selvig (Stellan Skarsgård), se suma el que es verdaderamente el plato fuerte del guión: la fascinante presencia del hermanastro de Thor, el alocado y peligroso Loki (excelente Tom Hiddleston). El dúo Thor-Loki es sin duda lo mejor del film y, además de acción y enfrentamientos entre dos caracteres tan opuestos, se despacha un excelente sentido del humor, con numerosos gags –alguno de ellos tremendamente osado– que funcionan a la perfección, además de alguna que otra sorpresa... Tan atractivo resulta el duelo fraterno que el malvado Malekith pierde fuerza y se convierte en un personaje un tanto tópico, de nula profundad. A esto se suman también algunas invenciones poco logradas, como el modo en que el éter entra en Jane o ciertas coincidencias de cuchufleta. De todas formas, el conjunto no se resiente demasiado de estos leves traspiés y cumple como vehículo para el entretenimiento. Dicho esto, es pertinente avisar a los espectadores que, al término del film, permanezcan en sus asientos escuchando la banda sonora de Brian Taylor hasta que se enciendan las luces. Y no sólo para disfrutarla sino para no perderse dos secuencias de la película escondidas entre los títulos de crédito.

6/10
Jayne Mansfield's Car

2012 | Jayne Mansfield's Car

Dexter (7ª temporada)

2012 | Dexter | Serie TV

Debra descubre el verdadero rostro de Dexter pero en lugar de entregarlo a la policía, decide guiarlo con su consentimiento para que deje de cometer asesinatos. Por su parte LaGuerta comienza a sospechar que tal vez “el asesino de la Bahía” se encuentra con vida y que después de todo no era su amigo cercano, el Sargento Doakes. Dexter conoce a una mujer que poco a poco comienza a interesarle, sin embargo los problemas con la hermandad Koshka y la vigilancia constante de su hermana lo mantendrán ocupado. Séptima temporada de la serie que encarna al asesino Dexter Morgan, interpretado por Michael C. Hall. En esta ocasión se nos presenta un Dexter con ligeros acercamientos a los sentimientos humanos cuando conoce a Hannah McKay (Yvonne Strahovski), sin embargo las diferentes situaciones y problemas a las que se enfrenta el forense lo llevan a cuestionarse a sí mismo. Igual que las temporadas anteriores el drama continuo y el tema policiaco son constantes en cada capítulo.

7/10
Matar al irlandés

2011 | Kill the Irishman

La ascensión y caída de Danny Greene, un gángster sin miedo a nada que se metió en medio de la Mafia en el Cleveland de los años 70 y abonó el camino para una cruenta guerra que asoló la ciudad con bombas y tiroteos. Cuando los numerosos intentos de asesinar a Greene fracasan y la leyenda de su invencibilidad aumenta, también crece su poder y sus matanzas callejeras. ¿Quién detendrá al gángster a prueba de balas?  Historia inspirada en hechos reales, basada en el libro de Rick Porrello. El reparto espectacular engrandece este film realista sobre el mundo de la mafia, con una puesta en escena de la época muy verosímil, pegada al terreno, y donde el director Jonathan Hensleigh (El castigador) no se corta lo más mínimo en las escenas violentas. Destaca el protagonismo de Ray Stevenson (Roma).

6/10
Los tres mosqueteros (2011)

2011 | The Three Musketeers

Ya en 1921, Douglas Fairbanks protagonizó una vigorosa versión muda de la obra más conocida de Alexandre Dumas père, versionada posteriormente con desiguales resultados entre otros por Allan Dwan, Richard Lester, Stephen Herek, Peter Hyams y George Sidney (autor de la mejor versión). Esta adaptación se toma más licencias que sus predecesoras con respecto al original. Esta vez, Athos, Porthos y Aramis están a punto de conseguir un diseño para una particular máquina de guerra del mismísimo Leonardo Da Vinci, pero en el último momento son traicionados por Milady, por lo que se quedan sin nada. Desencantados, se limitan a emborracharse y lamentarse de que ya no quedan causas justas a las que unirse. Hasta que un día, se cruza en sus vidas el joven D'Artagnan, engreído gascón que aspira a ser mosquetero del rey, y que tras retarles en duelo a uno detrás de otro, acaba ayudándoles en una disputa con los guardias del cardenal Richelieu. Juntos, tendrán la oportunidad de ayudar a la reina en una desesperada misión. Parecería que el director Paul W.S. Anderson, conocido por las adaptaciones de videojuegos Mortal Kombat y Resident Evil, ha buscado un proyecto distinto de cara a cambiar de estilo. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Prima la acción estilo 'consolas', y la cinta está llena de elementos fantásticos, como dirigibles, ametralladoras, etcétera, en pleno siglo XVII. Abundan también las ralentizaciones tipo Matrix, recurso que también utilizaba El mosquetero, la versión de la obra de 2001. Si en su momento llamaba la atención la elección de Gene Kelly, demasiado mayor –pero lleno de carisma– para ser D'Artagnan, en esta ocasión resulta cuanto menos curiosa la juventud del actor escogido, Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo), si bien su edad es muy similar a la del personaje en el texto original. Le acompañan estrellas más o menos conocidas, como Matthew Macfadyen (Orgullo y prejuicio) que es Athos, Ray Stevenson (Roma) como Porthos, Luke Evans (Tamara Drewe), como Aramis, Christoph Waltz –Richelieu– y la esposa y actriz fetiche del realizador, Milla Jovovich, como Milady. La presencia de Orlando Bloom, como el Duque de Buckingham, no es casual, ya que se busca un tono similar al de Piratas del Caribe. Por regla general, las interpretaciones son correctas pero insulsas. No se le puede pedir a Anderson que desarrolle en profundidad la historia, y que los personajes evolucionen. Todo parece de fantasía y poco creíble. Pero mantiene el tono para todos los públicos de las viejas películas de aventuras, y el que busque dinámicos duelos a espada, acción interminable y batallas, sin más trascendencia, lo pasará bien.

5/10
Thor

2011 | Thor

El reino mítico de Asgard, un planeta donde moran los dioses de la mitología nórdica. Allí reina Odín, que con su sabiduría se esfuerza en mantener la paz con sus belicosos vecinos de Jotunheim, los gigantes de hielo. No es fácil, pues el mismo día en que debía ser coronado rey su hijo Thor, sufren un ataque que es repelido. Pero el impulsivo Thor, desoyendo las órdenes paternas, arrastra a sus amigos guerreros y a su envidioso hermano Loki a pergeñar una venganza por su cuenta. El resultado será el destierro, y Thor va a parar a la Tierra, en el desierto de Nuevo México, donde la astrofísica Jane estudia los cuerpos celestes en una concienzuda investigación que corre peligro por culpa de agentes del gobierno. Adaptación del cómic de Marvel creado en 1962 por Stan Lee y Jack Kirby. Ante el goteo cansino que no cesa, de superhéroes que saltan de la viñeta a la pantalla, la duda en este caso, teniendo tras la cámara al shakespereano Kenneth Branagh, residía en si el cineasta sería capaz de insuflar resonancias de gran drama a las rencillas familiares y de poder de los dioses nórdicos, Thor y compañía. Pues bien, conviene no llevarse a engaño. Aquí tenemos un film pasablemente entretenido, pero las diferencias paternofiliales o fraternales no dan para mucho, por mucha frase grandilocuente que se haya preparado para la ocasión, o el selecto reparto con dos actores oscarizados, Anthony Hopkins y Natalie Portman. En realidad lo más logrado en relación a la trama es la parte que podríamos denominar “de comedia”, en que se juega con la clásica situación de “pez fuera del agua”, o sea, “dios fuera de su Olimpo”, donde ciertamente hay algún gag divertido, en que las andanzas de Chris Hemsworth pueden recordar también a las de otro superhéroe de Lee y Kirby, el increíble Hulk, o a Tarzán paseándose por la ciudad de los rascacielos en Tarzán en Nueva York. También parece haber un guiño a E.T., el extraterrestre, con el despliegue de siniestros agentes del gobierno alrededor del meteorito-martillo de Thor, caído en medio del desierto. No faltan, como es habitual, las referencias que sólo los más fans del universo Marvel sabrán captar para su goce personal, y que preparan el terreno a la próxima llegada fílmica de “Los vengadores”. Por lo demás hay un gran esfuerzo en el apartado visual, con el puente que une mundos diversos, o los planetas míticos de Asgard, con su peculiar arquitectura, o los hielos de Jotynheim. Pero la parafernalia digital puede agotar, y es que a estas alturas, entre videojuegos y pelis de efectos especiales, empieza a haber una cierta saturación.

5/10
El libro de Eli

2010 | The Book of Eli

Un tipo solitario camina por una carretera. A ambos lados se divisa un interminable paisaje, desolado, polvoriento. El mundo, tal y como lo conocemos, ha desaparecido. No hay nada, ni siquiera lo más necesario, y el agua y el alimento escasean. Todo desprende una luz cegadora, blanquecina, y el mundo parece no tener más color que el de la caliza. Pero la carretera es peligrosa y el viajero pronto se ve asaltado por unos bandidos. Mala suerte... para los bandidos. El misterioso caminante se muestra como un luchador implacable, mortífero con su enorme y afilado machete en la mano. El hombre sigue su camino hacia el oeste, impertérrito; por las noches se detiene, lee un rato de un libro que lleva consigo, un libro antiguo de pastas de piel, y luego duerme. Al despertar reemprende la marcha, siempre hacia el oeste. Un día entra en un pueblo de paso y se dirige al bar para beber agua. El lugar es regentado por un tal Carnegie, cacique insensible que domina el pueblo y lleva años buscando un libro muy especial. Carnegie sabe que con las palabras de la Biblia tendrá poder para someter a las personas. Muy pronto se dará cuenta de que el libro que busca está en poder del forastero... Lo primero que llama la atención de esta película es la cantidad de puntos en común con The Road (La carretera). Al igual que en la magnífica pelicula de John Hillcoat, también aquí un cataclismo ha hecho cenizas el planeta, el sol cegador ha quemado la vida sobre la tierra; el protagonista también se dirige incansable hacia una dirección, en este caso el oeste; la hostilidad entre las personas reina por doquier, nadie se fía de nadie; hay canibalismo, etc. Sin embargo, es sobre todo en la ambientación y en la puesta en escena en donde El libro de Eli parece deudor de la obra de Cormac McCarthy, en esa agresividad del entorno que aporta la fotografía de Don Burgess y que hace que el mundo sea irrespirable y que la esperanza sea el bien más anhelado. En El libro de Eli el argumento se despliega como si de un western se tratara, un western futurista, claro, pero que responde a la perfección a algunos parámetros del género (el solitario sin hogar, viajero incansable, el pueblo receloso, el sheriff-jefe sin escrúpulos, la chica, la persecución...), el cual se mezcla luego con la acción trepidante y la temática post apocalíptica con temas de fondo que invitan a la reflexión. Esta amalgama no siempre funciona del todo, a veces desconcierta, y también hay momentos en que el ritmo se precipita demasiado o se ralentiza sin motivo, al igual que se insertan escenas un poquito tramposas. De todas formas, el resultado es satisfactorio y más que entretenido. Y desde luego se trata de uno de esos filmes que, con planteamiento simple, sugieren muchas cosas. Llama mucho la atención el audaz guión del debutante Gary Whitta, porque no es normal encontrar en un film de estas características un planteamiento tan directamente religioso, decididamente cristiano aun con sus generalidades. Por eso puede comprenderse la película como una parábola con un evidente significado más allá de la pura acción. El film deja caer que el desastre fue provocado por fanatismos religiosos, y que esa corrupción siempre será un peligro, pero a la vez remacha con decisión la presencia de Dios entre los hombres, la realidad del pecado (“he dedicado tanto tiempo y esfuerzo en cuidar y conservar este libro que he olvidado vivir según sus reglas”, dice el protagonista) y afirma rotundamente el poder de la fe para superar todos los obstáculos y devolver la libertad y la esperanza a la humanidad. Los hermanos, Albert Hughes y Allen Hughes, responsables de filmes como Desde el infierno o Dinero para quemar, logran un producto más que digno gracias también a la poderosa presencia de Denzel Washington, quien está formidable en el papel protagonista (para el que aprendió expresamente artes marciales), y a su oponente Gary Oldman, en uno de esos papeles de psicópata violento (El profesional (León), Homicidio en primer grado) que tanto domina.

6/10
El circo de los extraños

2009 | Cirque du Freak

Más vampiros. Ahora se trata de la adaptación de la obra "El tenebroso Cirque du Freak", publicada por Darren Shan en 2000 y que dio lugar a la llamada "Saga de Darren Shan". En ella, el autor relata en primera persona sus peripecias personales hasta convertirse en un vampiro a sus 16 años. El éxito editorial fue espectacular y hasta el momento ha conocido traducciones a 30 idiomas en 37 países. Se encarga de trasladar a la pantalla el fenómeno Paul Weitz, que cuenta con las más que aceptables referencias de In Good Company o Un niño grande. Darren es el típico adolescente bueno, simpático, inteligente y... demasiado correcto. Porque si no fuera por la influencia de su amigo malote Steve, Darren sería el jovencito excesivamente perfecto, siempre obediente a sus padres, sin una palabra más alta que la otra, etc. Pero una noche ambos amigos acudirán furtivamente a un extraño espectáculo circense, donde verán seres rarísimos, absolutos monstruos de la naturaleza, como la mujer que se regenera rápidamente, el hombre sin costillas, la mujer barbuda, el hombre serpiente , etc. El jefe de este grupo es Crepsley, un tipo muy raro al que le gusta jugar con una araña muy venenosa... Obedeciendo a un impulso Darren robará la araña de Crepsley y ésta acabará picando a Steve. Y cuando Darren acuda a Crepsley para que le dé el antídoto que salavará la vida de su amigo, Crepsley le dirá que a cambio deberá convertirse en vampiro, como él... A decir verdad, el film es un poquito disparate en su planteamiento, y certifica que lo que puede funcionar en una saga escrita no lo tiene por qué hacer en imágenes, y eso que Weitz ha contado con la colaboración del experimentado Brian Helgeland en la elaboración del guión. La trama se centra en la lucha entre vampiros buenos y vampiros malos, por lo que tampoco sorprende. En general, el conjunto denota falta de cohesión y entidad, aunque puede que, en definitiva, lo que escasea es la mínima seriedad requerida. Porque a diferencia incluso de la saga de Crepúsculo, por poner un ejemplo de renombre, aquí hay demasiada tendencia a la comedia inocua o a la aventurilla infantil, y los momentos de tensión son simplemente inexistentes, aun para un público muy joven. Así las cosas, casi todo el atractivo se concentra en la lograda atmósfera a lo Tim Burton, muy oscura y gótica, y en la colección de freaks que hacen acto de presencia, aunque incluso en ese punto tampoco destaca la originalidad (al margen de los horribles monstruitos de curiosa procedencia y cuyo aspecto es calcadito al del famoso Gollum). Por lo demás, en el reparto destacan algunos rostros conocidos, que no aportan demasiado, como los de Willem Dafoe o Salma Hayek, y entre os protagonistas destaca el joven Josh Hutcherson, célebre por su aparición en Un puente hacia Terabithia.

4/10
Avance del más allá

2008 | Outpost

Un grupo de militares retirados se adentra en un bosque para dar con un búnker nazi abandonado, que oculta un misterioso y horripilante secreto. En él se llevaban a cabo experimentos con soldados para crear hombres indestructibles. Película de acción con tintes de terror, dirigida por Steve Barker, y que resulta agobiante por momentos, sobre todo en las escenas del búnker, cuando los mercenarios encuentran los cuerpos mutilados. A la cabeza del reparto está el grandullón Ray Stevenson (Roma).

4/10
Punisher 2: Zona de guerra

2008 | Punisher: War Zone

Secuela directa a DVD de El castigador, que adapta las andanzas de Frank Castle, el personaje vengador del cómic de Marvel creado por Gerry Conway. Contrariamente a lo que suele ocurrir con este tipo de productos destinados en primer término al mercado doméstico, llama la atención la calidad de la producción, tras la cual está toda una profesional, Gale Anne Hurd, guionista de Terminator, y que ha respaldado muchas cintas repletas de acción y violencia. Aunque el film se presenta como segunda entrega, lo cierto es que todo el equipo técnico y artístico se renueva al completo, empezando por el vengativo protagonista, que aquí encarna Ray Stevenson en sustitución de Thomas Janes.La trama arranca con la salida de prisión de Billy Russoti, un importante mafioso. Cuando le agasaja la familia, se desencadena una violenta incursión de Punisher, que monta una increíble escabechina en su afán vengador, pues fue la mafia la culpable de que perdiera a su esposa e hijos violentamente. Lo malo es que en la operación mata a un agente del FBI encubierto, razón por la cual un compañero jura venganza. El mismo Frank se siente culpable, porque el hombre deja mujer e hija, una situación que le recuerda demasiado a sí mismo. Por si fuera poco, Russoti sobrevivió a la masacre, aunque la cara le ha quedado hecha todo un “cromo”, razón por la que adquiere el sobrenombre de Jigsaw, o sea, rompecabezas o puzzle. El tipo acude al psiquiátrico donde está recluido su hermano Loony Bin Jim, un verdadero psicópata, para que le ayude a vengarse. La película tiene un ritmo muy dinámico, la acción no decae en ningún momento, y la estética oscura y con muchos neones, acompañada de música heavy, resulta adecuada. Eso sí, hay una glorificación de la violencia que roza el puro masoquismo, con todo tipo de desmembramientos, cabezas que explotan, sangre y sesos que salpican... Una exageración brutal, sin mesura, que parece querer aprovecharse de que la película no iba a estrenarse en salas, la calificación de público no cobraba entonces tanta importancia cara a su éxito comercial. En tal sentido llama la atención que sea una mujer la que mueve la cámara, la alemana, Lexi Alexander (Hooligans). El guión se salpica de una humorada negra y siniestra en referencias y comparaciones entre el 'modus operandi' de los villanos, y el gobierno que manda gente sin estudios a guerras como Irak, apelando al patriotismo. Los momentos para apelar a los sentimientos son mínimos -la mujer y la niña que recuerdan a lo que Frank perdió, el silencio de Dios ante el mal, representado en la escena en la iglesia, y que lleva al antihéroe protagonista a actuar...- frente a la dominante violencia sin cuartel.

5/10
Roma (2ª temporada)

2007 | Rome | Serie TV

Segunda y última temporada sobre la Roma de Julio César, y lo que sobrevino tras su asesinato por parte de Bruto y otros senadores romanos. La serie continúa contando los avatares de la vida romana: las intrigas políticas, los enredos amorosos, las traiciones y la brutal ambición de poder llevará a realizar asesinatos y otras bajezas, que se muestran de forma muy descarnada. Destaca el cuidado guión, la impresionante ambientación de época y el elenco de actores, entre los que destacan los amigos Kevin McKidd y Ray Stevenson (en una subtrama excelente), y Polly Walker en el papel de la malévola y ladina Atia.

5/10
Roma

2005 | Rome | Serie TV

Año 52 A.C. Julio César regresa a Roma tras la Guerra de las Galias. Los viejos senadores, acomodados en el poder, consideran una potencial amenaza el regreso del victorioso general, considerado un dios por sus hombres. Para contrarrestar la influencia de Cesar, ponen en marcha una conspiración. La serie más lujosa de la televisión en su momento, pues sus 12 episodios costaron cien millones de dólares. Reconstruye fiel y en ocasiones muy crudamente las costumbres de la época en la que transcurre la acción; entre los años 52 y 44 a.C., cuando se forma el imperio.

5/10
El rey Arturo

2004 | King Arthur

Los hechos del rey Arturo, la ciudad de Camelot; la espada Excalibur; los poderes hechiceros de Merlín y Morgana; su matrimonio con Ginebra; su amistad con Lancelot y los amores de éste con la reina… han sido trasladados a la literatura y al cine numerosas veces. ¿Pero de dónde nace la figura legendaria de Arturo? El productor Jerry Bruckheimer parte de esta pregunta para elaborar otra de sus superproducciones, esta vez con la arriesgada idea de contar el origen del mito, la historia real del hombre detrás de la leyenda. En el siglo V, el imperio romano aún aguanta las embestidas de los bárbaros. Pero para dominar lugares tan hostiles y lejanos como las islas británicas cuentan con los servicios de los sármatas, famosos jinetes obligados a servir a Roma como pueblo conquistado. Su jefe, Lucius Artorius Castus, salvaguarda junto a sus caballeros el territorio romano de la isla, cuyos límites están marcados por la muralla de Adriano. Durante años han cumplido su cometido de mantener a raya a la tribu nativa de los woads, capitaneada por Merlín, y ya sólo les resta obtener la libertad por los servicios prestados. Pero Roma les pide una última misión, la de rescatar a un importante romano antes de que lleguen las hordas bárbaras del cruel sajón Cerdic. Artorius así lo hace, pero además libera a los presos, entre los que se encuentra una bella guerrera woad llamada Ginebra. Como una declaración de intenciones, la película –que en su versión en DVD se presenta con metraje extendido– se aleja del tono épico y fantástico para narrar los hechos con cierto aire oscuro, sin ápice de magia. Esa atmósfera la traslada a la pantalla con eficacia Antoine Fuqua (Día de entrenamiento), quien ofrece además algunas escenas espectaculares muy bien filmadas, como la del encuentro sobre el hielo o los prolegómenos de la batalla de Badon Hill. Hay matices interesantes, como el deseo de paz de los caballeros, su unidad, la historia del niño o las dudas interiores del protagonista. Y, en pro de la verosimilitud histórica, los personajes están desprovistos de su aura legendaria y, en especial, Clive Owen, en el papel de Arturo, se muestra seco y menos atractivo de lo que su personaje nos tiene acostumbrados. Destaca la vibrante banda sonora de Hans Zimmer.

6/10
Extraña petición

1999 | The Theory of Flight

Richard es un artista con dotes de inventor, algo depresivo, que es condenado a 120 horas de trabajo social después de cometer una excentricidad. Le tocar cuidar a Jane, una joven tetrapléjica de carácter difícil. Aunque al principio piensa que aquello le supera, poco a poco se gana a la chica. A la vez, dedica parte de su tiempo a fabricar con un aeroplano con el que pretende volar. Cuando la amistad de Richard y Jane se afianza, se produce la extraña petición que da título al film: ella quiere tener, como sea, una experiencia sexual. Curiosa película protagonizada por Helena Bonham Carter y Kenneth Branagh, que formaban pareja en la vida real. El film trata de reflexionar sobre el anhelo de experiencias eróticas de tantas personas, que identifican ese deseo con el amor. Piénsese a este respecto en una de las secuencias del film, la del gigoló, en contraste con el creciente amor entre Jane y Richard.

4/10

Últimos tráilers y vídeos