IMG-LOGO

Biografía

Eugene Levy

Eugene Levy

73 años

Eugene Levy

Nació el 17 de Diciembre de 1946 en Hamilton, Ontario, Canadá
Filmografía
Madea's Witness Protection

2012 | Madea's Witness Protection

American Pie: El reencuentro

2012 | American Reunion

¿Qué fue de la pandilla de American Pie? Tras el éxito en 1999 de la primera entrega se pusieron de moda, pero más de una década después, únicamente Alyson Hannigan –con la serie Cómo conocí a vuestra madre– sigue triunfando. Jason Biggs llegó a protagonizar Todo lo demás con Woody Allen, pero después poco más se supo. También tuvieron su momento de gloria pero su estela se ha ido diluyendo Seann William Scott, Chris Klein, Tara Reid y Mena Suvari. Parecía inevitable que se juntaran en una entrega de la saga cómica, como única forma de recuperar el éxito. American Pie: El reencuentro retoma a aquellos adolescentes de una pequeña ciudad de Michigan, ya adultos, cuando se va a celebrar una reunión de la promoción de 1999 de su instituto. Se apuntan a la cita Jim y Michelle, que tras su boda fueron padres de un niño, pero sufren una pequeña crisis por la falta de pasión amorosa. Kevin se separó de Vicky y Oz de Heather. Aunque sus amigos no saben de él desde hace tiempo, también aparece Finch, que entre otras aventuras ha viajado en moto por América del Sur en los últimos tiempos. Y por supuesto, no falta el chalado Stiffler, que aunque intenta mantener un puesto de trabajo serio en una empresa financiera, sigue siendo igual de irresponsable y tratará de organizar con sus amigos locuras como las de los viejos tiempos. Los directores originales, Paul Weitz y Chris Weitz, se mantienen como productores ejecutivos. Resulta significativo que se haya encomendado la realización a Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg, cuyo único largo hasta el momento llevaba el estimulante título de Dos colgaos muy fumaos: fuga de Guantánamo. Pero es que la idea de American Pie: El reencuentro no consiste precisamente en rodar un film nostálgico de reunión de viejos amigos, sino que se diría que se trata de crear el reverso tenebroso de Beautiful Girls, o de la mítica Reencuentro, de Lawrence Kasdan, a la que podría parecer que apela la traducción al español del título. Así, desde un arranque que acumula más gracietas sobre masturbaciones que ninguna otra comedia conocida, todo se reduce a una sucesión de gags lo más alocados y zafios posibles. Parece que se presupone que los que disfrutaron de la saga en el momento de su estreno, ya maduros, acudirán de forma automática a los cines, y se busca el favor de las nuevas generaciones de jóvenes en busca de diversión descerebrada. Lo cierto es que para bien o para mal, mantiene el nivel de lo visto hasta ahora, por lo que no defraudará a aquéllos a los que les vaya la marcha. El resto que ni lo intenten.

3/10
American Pie presenta: El libro del amor

2009 | American Pie Presents: The Book of Love

Rob, Nathan y Lube no tienen ningún éxito con las chicas. Y eso que se esfuerzan por llamar la atención. Su suerte empieza a cambiar cuando descubren oculto en la biblioteca un extraño libro sobre sexo, escrito por las generaciones de alumnos anteriores. Los autores ofrecen consejos para seducir al sexo contrario. Estamos, nada menos, que ante la séptima entrega de la saga adolescente, con nuevos protagonistas, tan obsesionados con el sexo como los anteriores. Repite el cómico Eugene Levy, presente en todas las secuelas.

2/10
Destino: Woodstock

2009 | Taking Woodstock

El Festival de Woodstock, celebrado los días 15, 16 y 17 de agosto de 1969 en White Lake, estado de Nueva York, “tres días de paz y música” que congregaron a más de medio millón de jóvenes, más los que se quedaron en el camino, se ha convertido en icono de una época política convulsa, en que Estados Unidos perdió definitivamente su inocencia y en que el movimiento hippy preconizaba aquello de “haz el amor, y no la guerra”, un deseo despreocupado e ingenuo de alcanzar cierto estado de “nirvana”, difícil de tener luego una encarnación en el mundo real. El taiwanés Ang Lee, con la colaboración de su guionista habitual James Schamus, sitúa Destino: Woodstock en ese contexto, aunque su punto de vista es el del joven Elliot Tiber, cuya intervención fue tan decisiva como inesperada para que pudiera tener lugar el evento. En efecto, las autoridades de la cercana localidad donde se iba a celebrar retiraron el permiso, y Tiber, presidente de la Cámara de Comercio de su pueblo, aprovechó la ocasión de contar con la aprobación de un evento de esa categoría, pero de diminutas dimensiones, para ofrecer el lugar a los promotores del Festival. La idea era ayudar a sacar adelante el cutre motel regentado por sus padres, pero las repercusiones serán mucho mayores, no sólo en lo que se refiere al histórico concierto, sino a las vidas personales de hijo y progenitores. Lee y Schamus intentan algo harto difícil, y no les sale del todo, pese al empaque de su producción. Pueden justificarse señalando que ellos sólo cuentan una pequeña parte de la historia, pero se esperaba una radiografía más perfecta de lo que fue Woodstock. Su visión resulta demasiado idílica y parcial, la de quien añora un espíritu que sería necesario recuperar, sin admitir su falta de sustancia. La define bastante bien la metáfora de la llegada del hombre a la Luna, acontecida un mes antes de celebrarse el Festival, y que viene a hablar de seres que se adentran en territorio desconocido, que hollan por primera vez, una aventura cuya influencia posterior en sus vidas es difícil de vaticinar; por otro lado, también existe otra lectura, la del modo de decir popular “estar en la Luna”, o sea, no enterarse. Y en efecto, ver a esos ríos de jóvenes en busca de algo, que no saben lo que es, búsqueda que les lleva a la desinhibición sexual, a revolcarse en el barro o a la experimentación con alucinógenos, parece apuntar a un desnortamiento vital. En realidad el film cuenta con un personaje principalísimo, Tiber -en un libro escrito por él se basa la película-, se nos ofrece su mirada, la del 'descubridor', parecida a la del protagonista de Casi famosos de Cameron Crowe. Lo encarna con acierto el desconocido Demetri Martin, aunque Lee y Schamus hacen algo de trampa al ofrecernos su evolución, especialmente en el descubrimiento de su homosexualidad -tema recurrente en la filmografía de Lee-, que en la realidad ya conocía previamente. A los padres, aunque tengan rasgos esquemáticos, les insuflan poderosa vida Henry Goodman e Imelda Staunton. En cuanto a los demás, no es exagerado decir que son meros comparsas, desde el tronado veterano de Vietnam encarnado por Emile Hirsch al ex marine travestido de Liev Schreiber, pasando por el jefe de la compañía teatral vanguardista Dan Fogler, o al productor musical de Jonathan Groff. Envuelve el conjunto, como es de suponer, la música que jugó papel principal en el Festival -aunque no tanto como en Woodstock, el célebre documental de Michael Wadleigh oscarizado de 1970-, pero también la banda sonora original, muy acertada, de Danny Elfman.

5/10
American Pie: Fraternidad Beta

2007 | American Pie Presents: Beta House

Nueva entrega de la saga, sin los chicos de la trilogía. Como Una fiesta de pelotas, está protagonizada por Erik Stifler, el primo de Steve, personaje que interpretaba Seann William Scott. Esta vez, Erik ha terminado ya el instituto y empieza el curso en la universidad. Pero no le preocupan demasiado sus estudios, sino más bien las fiestas universitarias, sobre todo las que ofrece la Fraternidad Beta, formada por los estudiantes más alocados del campus. Interpreta un pequeño papel el cómico Eugene Levy, popular en Estados Unidos, que ha aparecido en todos los films de la serie.

3/10
El jefe

2006 | The Man

Enésima repetición del esquema de Límite: 48 horas, aunque esta vez el negro es el policía duro (Samuel L. Jackson), y el blanco es el testigo charlatán y graciosete que colabora con él (Eugene Levy), para detener a un grupo de traficantes de armas. Es fácil adivinar qué va a pasar a cada minuto, abusa de los chistes escatológicos, tan de moda en el cine actual, y Eugene Levy (American Pie) puede resultar bastante cargante. Sólo resulta recomendable para espectadores estresados con ganas de que les hagan pensar poco.

4/10
American Pie: una fiesta de pelotas

2006 | American Pie 5: The Naked Mile

Quinta entrega de la alocada serie para adolescentes, en la que los jóvenes actores del original han desaparecido. Por tanto, sus personajes han desaparecido. En su lugar, la trama se centra en Erik Stifler, el primo de Steve, personaje que interpretaba Seann William Scott en la primera parte. Éste sufre un enorme trauma, porque piensa que es el único miembro de su familia que podría acabar el instituto sin perder la virginidad. El padre de un amigo suyo le aconseja que acuda a la Milla Desnuda, una fiesta que dura todo un fin de semana, donde acuden multitud de chicas supuestamente desinhibidas. El film cuenta con la presencia testimonial del incombustible cómico Eugene Levy, muy popular en Estados Unidos, que aparecía en las primeras entregas interpretando al padre de Jason Biggs. Recomendada para los incondicionales de la saga.

1/10
Nominados

2006 | For Your Consideration

American Pie: Band Camp

2005 | American Pie: Band Camp

Cuarta entrega de los jóvenes juerguistas y descerebrados de la saga American Pie, estreno directo en DVD. De los personajes originales ya no queda nadie (hay, eso sí, un breve cameo de Eugene Levy), pero el guionista se inventa a Matt, hermano pequeño de Steve Stifler, y con tantas ganas de marcha como él. Matt ha sido castigado a pasar el verano en un campamento de bandas de música. Pero él no piensa plegarse a las reglas establecidas, y pretende hacer un vídeo musical supercachondo que llamará "Girls Gone Wild", a base de cámaras ocultas que pillen en situaciones comprometidas a los monitores. Con lo que no cuenta es con que se va a enamorar de Elyse. Risas basadas en la sal gruesa y en el equívoco constituían la propuesta de los anteriores filmes, y éste, como es natural, sigue la misma línea. A resaltar Tad Hilgenbrinck, actor que hace una composición que poco tiene que envidiar a la entregada en los títulos previos por Sean William Scott.

3/10
Doce fuera de casa

2005 | Cheaper By The Dozen 2

Secuela de Doce en casa, la película más taquillera hasta el momento del cómico Steve Martin, que repite como Tom Baker, padre de familia que siente nostalgia de la época en que todos sus hijos vivían en casa. Ahora, Nora, la mayor, se ha casado y está a punto de tener un hijo, mientras que otra anda planeando mudarse. Pero antes, Tom quiere reunirlos a todos, en unas últimas vacaciones juntos, desplazándose a la orilla del lago Winnetka, en Wisconsin, el lugar donde tradicionalmente viajaban todos los veranos. Allí pasan buenos momentos hasta que Tom descubre que Jimmy Murtaugh, su viejo rival, que también es padre de familia numerosa, está pasando unos días en la zona con los suyos. Tanto Tom como Jimmy convencen a sus respectivos hijos para presentarse a un campeonato compuesto de variopintas pruebas. A pesar del odio que existe entre los dos clanes, Sara, una de las hijas menores de Tom, está enamorada de Eliot, uno de los hijos de Jimmy. La nueva entrega de la saga aporta pocas novedades a su predecesora, y algunos golpes de humor resultan algo simples. Pero cuenta con la demostrada solvencia para la comedia de Martin, acompañado por Eugene Levy, un humorista menos conocido, que interpretaba al padre de uno de los chicos de American Pie, y que demuestra ser un estupendo contrapunto para Martin. Nuevamente se entresaca un simpático alegato en defensa de las familias numerosas y un elogio del amor verdadero por encima de viejos odios y rencores. Además, cuenta con una buena realización del artesano Adam Shankman, responsable de Planes de boda y Un paseo para recordar. Repite todo el reparto, a excepción de Ashton Kutcher.

5/10
Dos tontos muy tontos (Cuando Harry encontró a Lloyd)

2003 | Dumb and Dumberer. When Harry Meet Lloyd

En un instituto americano, un adolescente con poco intelecto se hace amigo de un recién llegado, que llevaba toda su vida sin apenas salir de su casa. Ambos rivalizan en estupidez, y son elegidos para formar parte de una nueva clase de carácter “especial”. Precuela tardía y, aún más descerebrada, de la comedia con que en 1994 despuntaron los hermanos Farrelly. En esta ocasión les sustituye Troy Miller, director de Jack Frost; y dos actores desconocidos toman el relevo de Jim Carrey y Jeff Daniels.

2/10
Se montó la gorda

2003 | Bringing Down The House

Peter Sanderson es un buen abogado, pero su vida personal es un desastre. Todavía intenta superar que le haya abandonado su mujer, de la que sigue enamorado. Aún así, queda con una mujer a la que conoce a través de internet. Peter cree que es una culta abogada, pero Charlene resulta ser una afroamericana marginal recién escapada de la cárcel. Aunque Peter no quiere mezclarse con ella, Charlene pondrá su vida patas arriba, para convencerle de que le ayude a resolver sus problemas con la justicia. Además, ella le transmite su espontaneidad y sus ganas de vivir, y le ayudará a recuperar a su esposa. En alza tras su excelente interpretación en un papel secundario en Chicago (2002), Queen Latifah se pasa a la comedia, al lado de una de las estrellas del género, Steve Martin. Al parecer la actriz le enseñó a él, y a otros de sus compañeros de reparto, el lenguaje más chabacano de las calles, aprendido en sus años mozos.

4/10
American Pie. Menuda boda

2003 | American Wedding

Tercera entrega de la saga American Pie, en la que están presentes un grupo de jóvenes inmaduros que sólo piensan en sexo. Aquí parece (sólo parece), que han sentado la cabeza. Al menos Jim, que se va a casar con Michelle, después de una ¿romántica? petición de mano. Lo malo es que está empeñado en acudir a la boda y posterior celebración Steve, más bruto que un arado, y que podría echar a perderlo todo. Porque tiene ideas tan geniales como la organización de una despedida de soltero, con streepers incluidas, justo cuando Jim ha organizado una velada para conocer mejor a sus futuros suegros. Este pastel fílmico no tiene trampa ni cartón. Más de los que nos procuraron sus antecedentes: es decir, chistes guarros aderezados convenientemente, y un reparto juvenil de guapitos actores. Lo mejor es la presencia divertida de Eugene Levy, actor ideal para papeles cómicos serios, lo que suena a paradoja, pero que él resuelve como nadie.

2/10
Un poderoso viento

2003 | A Mighty Wind

Tres grandes intérpretes de música folk se reúnen para homenajear a un músico fallecido. Comedia con un tema musical que fue nominado al Óscar: A Kiss at the End of the Rainbow.

3/10
Una pandilla de altura

2002 | Like Mike

Gracias a unas viejas zapatillas, que habían pertenecido supuestamente a un tal MJ (que bien podría ser el mítico jugador Michael Jordan), un niño huérfano consigue jugar al baloncesto al nivel de una estrella de la mismísima NBA. Tan extraordinaria habilidad no pasa desapercibida a un equipo en horas bajas, cuyo entrenador le saca momentáneamente del orfanato para que juegue con ellos. De argumento similar a la británica El sueño de Jimmy Grimble (salvo que en aquella las zapatillas mágicas eran de fútbol), es una mezcla entre el género deportivo y las comedias familiares, con toques fantásticos. Interpretan pequeños papeles varios jugadores reales de la NBA, mientras que el protagonista, Lil Bow Wow, es un niño rapero cuyas canciones gozan de cierto éxito en Estados Unidos.

4/10
Repli-Kate

2002 | Repli-Kate

El científico Max Fleming inventa la primera maquina de clonar del mundo. Debido a un error compartido con su colega Henry clona a la mujer de sus sueños, una joven y atractiva periodista. Entonces, para aprovechar la coyuntura, decide confeccionarla a su gusto y obtener así a la supuesta mujer perfecta: amante de la cerveza, el deporte, la pizza y el sexo. Pero quizá no sea tan buena idea. En la línea de las comedias para adolescentes descerebrados tipo American Pie o Van Wilder. Animal Party, la película ofrece secuencias alocadas y divertidas, donde los chistes verdes y el gusto por el humor grueso acaban llevándose el primer premio. Indudablemente, lo mejor de la película pasa por la protagonista, Ali Landry, cuya frescura y naturalidad ofrecen un buen contrapunto a la buscada frivolidad del planteamiento, al más puro estilo teen.

3/10
De vuelta a la Tierra

2001 | Down To Earth

Hasta los ángeles pueden equivocarse alguna vez. Que se lo digan si no a Lance Barton, muerto antes de tiempo por una equivocación de su ángel de la guarda. En realidad le quedaban 50 años de vida y, quién sabe, quizá habría llegado a ser el gran comediante que soñaba. King, el jefe del ángel despistado, piensa una solución de urgencia. Reencarnar a Lance en el cuerpo de Charles Wellington, un venerable anciano. Su nueva situación le hará replantearse un par de cosas acerca del sentido de la vida y de dónde se encuentra la verdadera felicidad. Los hermanos Weitz abandonan el humor grueso de American Pie para abordar una comedia celestial, remake de El cielo puede esperar, protagonizada por Warren Beatty en 1978. Para Chris Tucker, protagonista del film, “el cielo es como Copacabana con buena gente. Es un club muy exclusivo llevado por Chazz Palminteri, que lo regenta de un modo parecido a Humphrey Bogart en Casablanca.” Ahí queda el dato.

4/10
American Pie 2

2001 | American Pie 2

El primer año de Universidad es decisivo para la formación de la personalidad de los jóvenes, pero los chicos de American Pie no han cambiado nada tras su paso por la facultad, para regocijo de los fansque disfrutaron con la primera entrega. Como los “protas” de otras comedias en la misma línea, su única preocupación en la vida continúa siendo el sexo. Durante las vacaciones veraniegas, Jim (Jason Biggs), Oz (Chris Klein), Kevin (Thomas Ian Nicholas) y Finch (Eddie Kaye Thomas) se reencuentran en su pueblo natal. Con el fin de alejarse de sus padres y poder perseguir mejor a las chavalas, deciden alquilar una casa en la playa. Como no les llega el dinero, deciden invitar también a Stifler (Seann William Scott), a quien no soportan, pero que aparentemente dispone de sustanciosos fondos y, además, es el que mejor entiende a las mujeres. Como se puede ver, esta secuela es más de lo mismo: mantiene el reparto original y también el tono alocado y el humor más que grueso.

3/10
Serendipity

2001 | Serendipity

El término “serendipity” designa la capacidad que tienen algunas personas de protagonizar encuentros fortuitos y agradables. Y, aunque ellos lo ignoran, Jonathan y Sarah están a punto de convertirse en auténticos maestros de “serendipia”. Todo comienza un día de Navidad en Nueva York. Ambos han acudido a unos grandes almacenes para comprar regalos a sus respectivas parejas. Unos guantes de lana pueden ser una buena elección. Ambos se encuentran frente al mostrador. El problema es que sólo quedan un par de guantes… Conversan, ríen y conectan de modo asombroso, hasta el punto de que deciden tomar algo en una cafetería y patinar sobre hielo en el Central Park. Cuando, al despedirse, se disponen a intercambiar los teléfonos, la duda entra en sus conciencias. Sarah toma una decisión: permanecer en el anonimato. Si han de volver a encontrarse, el destino se encargará de ello y entonces ya no tendrán que preocuparse. Pasarán los años. Sus andanzas han corrido por cauces diferentes y ambos están a punto de casarse… ¡Qué maravillosa puede ser la vida en las películas! ¡Qué disparatada y entrañable! Estamos ante una comedia romántica de corte clásico, donde la casualidad y el enredo componen un divertido y delicioso tapiz que sólo resplandecerá cuando esté enteramente completado. Hay dos cosas que logran que esta película sobresalga muy por encima de los productos del género. Por un lado tienen lugar en ella algunas escenas realmente logradas, de encanto superlativo, como la apuesta en los ascensores del Waldorf Astoria o la lección de astronomía en el brazo de Sarah. Sin embargo esa magia cinematográfica es posible únicamente gracias a la química que hay entre John Cusack y Kate Beckinsale. El encantamiento entre ambos no tiene nada que envidiar a los que se producen en el colegio Hogwarts, por poner un ejemplo conocido. Y tal es el magnetismo de su serendipia que uno sale transformado después de ver la peli, mientras se pregunta ligeramente obsesionado: ¿me puede pasar a mí? La película cuenta además con un buen puñado de fantásticas canciones, unos secundarios bastante apañaditos (los amigos de los protagonistas son un perfecto contrapunto) y un ritmo milimétrico que va "in crescendo" hasta la escena final. Una delicia, vamos.

7/10
Very Important Perros

2000 | Best In Show

Concurso canino al canto. ¿Quiénes son más animales, los perros o sus dueños? No es fácil decirlo en esta tronchante película de Christopher Guest, donde somos testigos de los esfuerzos de una variada galería de personajes, para que sus mascotas triunfen en la pasarela. Cuidadoso transporte en jaulas ‘ad hoc’, estilismo, buena alimentación... todo es poco para que los animalitos estén monos y agraden al exigente jurado. Guest formó un grupo muy conjuntado de actores en su anterior trabajo, Waiting for Guffman. Ahora repite con varios de ellos y un método donde hay espacio para la improvisación. Así surgen los divertidos gags, donde asistimos a las peripecias de un anciano y su voluptuosa esposa, una pareja de gays que regentan un peluquería, un abogado y su mujer, un vendedor de ropa para hombre y su encantadora esposa... y de sus animalitos, of course.

4/10
El terror de las chicas

2000 | The Ladies Man

Leon Phelps es un locutor de radio, seductor nato y obseso sexual, célebre porque mantiene provocativos diálogos con sus oyentes en su programa nocturno. Cuando le consultan sobre cuestiones sentimentales, les sorprende con las respuestas más soeces que uno pueda imaginar. Pero la paciencia de sus jefes tiene un límite, y Leon es fulminantemente despedido. Quizá la nueva situación le haga recapacitar un poco acerca de su visión de la vida. Su amiga Julie le echará una mano. El protagonista y coguionista, el actor de color Tim Meadows, pertenece a la cantera de cómicos salidos del show televisivo The Saturday Night Live. Aquí compone una disparatada comedia con un tipo grosero e inestable sentimentalmente, que al final encontrará el amor.

3/10
American Pie

1999 | American Pie

Típico instituto, lleno de adolescentes monos. Los integrantes de una pandilla arrastran un terrible “trauma”: todavía son vírgenes. Así que se unen en una meta común: perder al precio que sea la virginidad, antes de la gran fiesta de graduación, a final de curso. Disparatada comedia al estilo de Porky. Los personajes, chicos y chicas con demasiados pájaros en sus cabezas, descubren algún que otro buen sentimiento mientras persiguen su peculiar objetivo. El reparto es, lógicamente, muy juvenil. El director, Paul Weitz, colaboró anteriormente en el guion de Hormigaz.

5/10
Niño rico. El deseo navideño

1998 | Richie Rich's Christmas Wish

Película navideña para toda la familia. Cuenta las vicisitudes de Richi, cuyo trineo repleto de regalos se estrella justo el día de Navidad. Triste por tal suceso, Richi desea no haber nacido rico. Gracias a la máquina de deseos del profesor Keenbean, se convierte en un niño pobre, en un mundo donde nadie le recuerda. Agradable variación infantil de ¡Qué bello es vivir!, es una secuela de un título que protagonizó Macaulay Culkin.

4/10
Héroes por casualidad

1998 | Almost Heroes

Comedia que atribuye a dos anónimos personajes el mérito de la conquista del Oeste. Ellos son un explorador borrachín y su fiel compañero, que deben guiar a un grupo de colonos recién llegados. El especialista Christopher Guest dirige un reparto que destaca en comedia, pero el resultado no es demasiado estimulante.

4/10
Mis dobles, mi mujer y yo

1996 | Multiplicity

¿Quién ante el exceso de trabajo y de obligaciones no ha deseado alguna vez multiplicarse? Eso es justamente lo que anhela Doug Kinney (Michael Keaton), que vive al borde de un ataque de nervios. Un trabajo estresante y una fantástica mujer (Andie MacDowell), pero demasiado absorbente, no le dejan un minuto para poder disfrutar de la vida. Pero un día se le aparece la solución en forma del Dr. Owen, un científico experto en genética. Doug decide entonces crear un doble suyo de carne y hueso. Pero los problemas se multiplicarán cuando su doble decida también visitar al doctor Owen... Entretenidísima comedia que explora en clave de humor la posibilidad de crear en el futuro clones humanos. Andie Macdowell (Cuatro bodas y un funeral, Atrapado en el tiempo, El fin de la violencia) acompaña perfectamente a un Michael Keaton (Batman, De repente, un extraño) que demuestra por cuadruplicado sus cualidades de actor.

5/10
Vuelve el padre de la novia

1995 | Father of the Bride Part II

Segunda parte de El padre de la novia (1991) y a su vez remake del clásico El padre es abuelo, film protagonizado por Spencer Tracy y Elizabeth Taylor. Aquí el que lleva la voz cantante vuelve a ser Steve Martin y la premisa es que ahora su personaje, George Banks, va a tener un nieto, con lo que su vida vuelve a dar un vuelco tremendo. Película romántica y familiar, llena de buenos sentimientos y momentos divertidos.

5/10
Me gustan los líos

1995 | I Love Trouble

Un veterano reportero y una agresiva periodista novata compiten por una macabra noticia de portada. Incluso son capaces de poner sus vidas en peligro. Nuevo trabajo del matrimonio Charles Shyer y Nancy Meyers, responsables de títulos como Baby, tú vales mucho o El padre de la novia. El tono cómico que han conseguido en esta ocasión se ve reforzado con la buena factura técnica y su excelente reparto, encabezado por los famosísimos Nick Nolte (El príncipe de las mareas, Límite: 48 horas) y Julia Roberts (Pretty Woman, Notting Hill).

4/10
Permanezca en sintonía

1992 | Stay Tuned

Roy, un televidente empedernido, recibe un día la visita de un tipo que le ofrece la instalación de un sistema con más de 600 canales. A través de él, Roy y su mujer se introducen en el interior de los programas televisivos. Allí deben sobrevivir 24 horas. Los hijos, que ven todo a través de la pantalla, tratará de ayudarles. El correcto artesano Peter Hyams (Capricornio Uno, 2010: Odisea dos, Testigo accidental) imprime un ritmo trepidante a la historia, y sus personajes igual se encuentran en un western que en una película de cine negro. La idea es ingeniosa, pero le falta un punto de gracia. La ironía de presentar la televisión como una iniciativa diabólica se mitiga al presentar a unos personajes que escapan de las situaciones comprometidas recurriendo, precisamente, a su memoria televisiva.

4/10
Los locos del Cannonball III

1988 | Speed Zone!

Tercera parte y edición de la carrera más alocada, tramposa y accidentada jamás imaginada. Se trata de recorrer Estados Unidos de costa a costa. No hay reglas, sólo importa llegar el primero. Tras las dos primeras partes rodadas en 1981 y 1984, la que nos ocupa es netamente inferior, también por la desaparición de todo el equipo de reparto.

3/10
Armados y peligrosos

1986 | Armed and Dangerous

Un policía y un abogado que se acaban de quedar sin trabajo deciden montar una empresa de seguridad. Su intención es la de montar una auténtica agencia con personal cualificado para luchar contar el crimen, pero el problema es que los primeros que no dan la talla son ellos. Harold Ramis es uno de los padres de esta historia. Quien creara Los cazafantasmas, aporta también su granito de arena a esta película, aunque el resultado es muy inferior al de de la película que protagonizó Bill Murray.

4/10
Club Paraíso

1986 | Club Paradise

Jack es un bombero que vive en pleno Chicago. Harto de su situación, decide vender todo lo que tiene, incluida su casa, y montar un negocio en el Caribe, así que se marcha a una zona paradisíaca llamada San Nicolás para hacerse cargo de un hotel al que llama Club Paraíso. Lo que parece un plan redondo para progresar, pronto se convierte en problemas de todo tipo. Harold Ramis (Atrapado en el tiempo) dirige esta comedia algo flojita donde lo mejor es la presencia del cómico Robin Williams al frente del reparto. Poco acertada fue la intervención de Peter O'Toole, quien fue nominado a un premio Razzie ese año.

4/10
1, 2, 3 Splash

1984 | Splash

Durante un crucero, un niño cae al mar y está a punto de ahogarse. Una sirena le salva la vida. Años después, esta criatura decide ir a la gran ciudad en busca de aquel joven. Al inicio de su carrera Tom Hanks explotó su talento para la comedia en títulos como éste, de Ron Howard, Oscar al mejor director por Una mente maravillosa. Y, claro la rubia Daryl Hannah se hizo famosa con su personaje, tan sexy como tierno y romántico.

4/10
Las vacaciones de una chiflada familia americana

1983 | National Lampoon's Vacation

La familia Griswold, el matrimonio y dos hijos, parten de vacaciones desde Chicago, su destino es un parque temático tipo Disneylandia en Los Ángeles. Aunque el padre ha planificado el viaje en coche hasta el último detalle, en el trayecto las cosas se complican: se pierden, encuentran a otros parientes, etcétera. El guionista John Hughes y el director Harold Ramis hacen un buen tándem en una comedia demasiado americana, empezando por el pesado protagonista, Chevy Chase, pero que en su planteamiento disparatado, despierta más de una carcajada.

6/10
El vencedor

1979 | Running

Intenso drama deportivo, en torno a un tipo cuya vida personal es un desastre, empezando por la separación de su esposa e hijas. Pero encontrará la redención cuando es elegido como uno de los tres representantes de su país en el maratón de las Olimpiadas de Montreal, en 1976.De producción canadiense, es la clásica película del género que ensalza las virtudes que propicia el ejercicio del deporte, y que ayudarán al protagonista a resolver sus problemas familiares. Destacan la vibrante y épica partitura musical de André Gagnon, y un juvenil Michael Douglas.

6/10
Nominados

2006 | For Your Consideration

Un poderoso viento

2003 | A Mighty Wind

Tres grandes intérpretes de música folk se reúnen para homenajear a un músico fallecido. Comedia con un tema musical que fue nominado al Óscar: A Kiss at the End of the Rainbow.

3/10
Very Important Perros

2000 | Best In Show

Concurso canino al canto. ¿Quiénes son más animales, los perros o sus dueños? No es fácil decirlo en esta tronchante película de Christopher Guest, donde somos testigos de los esfuerzos de una variada galería de personajes, para que sus mascotas triunfen en la pasarela. Cuidadoso transporte en jaulas ‘ad hoc’, estilismo, buena alimentación... todo es poco para que los animalitos estén monos y agraden al exigente jurado. Guest formó un grupo muy conjuntado de actores en su anterior trabajo, Waiting for Guffman. Ahora repite con varios de ellos y un método donde hay espacio para la improvisación. Así surgen los divertidos gags, donde asistimos a las peripecias de un anciano y su voluptuosa esposa, una pareja de gays que regentan un peluquería, un abogado y su mujer, un vendedor de ropa para hombre y su encantadora esposa... y de sus animalitos, of course.

4/10
Sólo falta el asesino

1992 | Once Upon a Crime...

Phoebe y Julian se encuentran un perro perdido en Roma, por el que se ofrece una suculenta recompensa. Acuden a casa de la dueña, en Montecarlo, pero cuando llegan, ésta ha muerto asesinado. Por una serie de malentendidos, se convierten en sospechosos junto con un matrimonio. Debut como director de cine del prolífico cómico Eugene Levy (American Pie), que dirige a un reparto que incluye a algunos actores sobresalientes.

5/10

Últimos tráilers y vídeos