IMG-LOGO

Biografía

Franck Dubosc

Franck Dubosc

56 años

Franck Dubosc

Nació el 07 de Noviembre de 1963 en Le Petit-Quevilly, Seine-Maritime, Francia
Filmografía
Sobre ruedas

2018 | Tout le monde debout

Simpática comedia francesa de carcajadas garantizadas, que sabe bromear con inteligencia acerca de la discapacidad que obliga a ir en silla de ruedas, un logro que comparte con la exitosa Intocable. Sigue a Jocelyn, un empresario millonario, mujeriego egocéntrico, dispuesto a acostarse con cualquier belleza que se le ponga por delante. La muerte de su madre y la visita al apartamento de ella, da pie a un equívoco: sentado en la silla de ruedas materna, una despampanante vecina se asoma al piso, y ella le toma por un discapacitado. Y él afronta tal error como un desafío a su supuesto atractivo irresistible, lograr seducir a esa bella mujer anclado en una silla de ruedas. Lo que no puede imaginar es que la otra le va a presentar a su discapacitada hermana Florence, por la que comienza a sentir, tal vez, al fin, amor. El desconocido en España Franck Dubosc –en Francia al parecer es un conocidísimo showman televisivo–, escribe, dirige y protagoniza un divertido film que sabe moverse en el filo de la navaja para no caer nunca en el mal gusto a la hora de concebir gags sobre lo que supone tener que ir siempre en silla de ruedas, incluida una divertida y aleccionadora intentona de lograr un "milagro" (!?) acudiendo nada menos que al santuario de Lourdes. Los personajes secundarios están bien escogidos y los interpretan los actores perfectos –el amigo homosexual de Jocelyn, su insegura secretaria, el hermano mecánico, el padre, la vecina...–, mientras que el encanto y vitalidad de Florence resultan un buen contrapunto al enorme ego del protagonista, en el que pronto asoma la cobardía, la "incapacidad" (nunca mejor dicho) de "levantarse" (sic) y reconocer sus engaños y trapecerías. Y es que hay algunas discapacidades emocionales que pueden ser más graves que las físicas.

6/10
Historias de una indecisa

2017 | L'embarras du choix

Film que se ajusta al formato de comedia amable francesa, muy en boga en la actualidad. Sigue las evoluciones de la cuarentona Juliette, que tiene un defecto que le dificulta la vida social y encontrar el amor de su vida: es una indecisa, incapaz de hacer elecciones, siempre deja que otros decidan por ella. En tal sentido es muy distinta de sus dos mejores amigas, una se acuesta con todo el que se pone a tiro, la otra trabaja en una peluquería y acepta una situación en que su marido está en paro desde hace tres años, y le toca mantenerle. Las cosas podrían ir a mejor cuando conoce a Paul, un tipo encantador. Pero tras la ruptura de su relación llega Étienne, también muy majo. Cuando el primero pretende recuperarla, ella es incapaz de hablar a Paul y Étienne de la existencia del otro, lo que va a enredar todo mucho. Eric Lavaine (Barbacoa de amigos) saca adelante su película con solvencia, haciendo reír y sonreír en algunas ocasiones, sabiendo hacer pivotar la trama alrededor de la idea de lo importante que es saber tomar decisiones, aceptando las consecuencias con responsabiidad. Sigue así la línea de otros títulos recientes frenceses que hacen reír a propósito de la avaricia (Manual de un tacaño), los prejuicios (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), la discapacidad (Intocable), etc, aquí toca reír sobre actitudes hamletianas en la vida. No cabe esperar grandes honduras, y sí algo de frivolidad, pero el conjunto funciona y entretiene, con una protagonista, Alexandra Lamy, francamente encantadora.

5/10
Boule & Bill 2

2017 | Boule & Bill 2

Boule y su familia viven tranquilos y felices. Bill está perfectamente integrado en la familia, a Boule le va muy bien en el colegio, su madre da clases de piano y su padre es un dibujante famoso. Pero las cosas cambian cuando la editora de los cómics, una señora gruñona y malhumorada, decide no publicar más sus dibujos. La editora piensa que tanta felicidad es negativa para la creatividad del dibujante. El padre de Boule vuelva a casa con el propósito de sacar a la familia de esta beatitud y empieza a hacer un montón de "tonterías". Boule y Bill, y también la madre, se apuntan al carro de las travesuras, hasta que todo explota.

Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa)

2016 | Les visiteurs: La Révolution

Los visitantes no nacieron ayer (1993) se convirtió en todo un fenómeno en Francia, donde hasta se puso de moda repetir algunas expresiones del film en el habla coloquial. El realizador y coguionista, Jean-Marie Poiré, repitió con los dos protagonistas, Jean Reno y Christian Clavier (también coguionista de la saga), en Los visitantes regresan por el túnel del tiempo (1998), y los tres se encargaron de rodar el remake estadounidense, Dos colgados en Chicago (2001). Quince años más tarde, el trío vuelve con una nueva entrega que ha seguido recaudando dinero a mansalva en su país. Continúa la trama de la segunda, en cuyo desenlace, el caballero medieval Godofredo de Miramonte, y su fiel sirviente, Delcojón, trasladados por arte de magia al presente, trataban de regresar a su época, pero por un error acaban en 1794, en plena Revolución Francesa. Se unirán a los descendientes de Godofredo, prepotentes aristócratas, que tratan de huir después de que les haya confiscado su castillo un descendiente resentido de Delcojón, convencido revolucionario. Sin llegar a resultar memorable, la primera parte desataba alguna sonrisa incluso fuera de su país, mediante la enésima repetición de la fórmula “pez fuera del agua”, que tan buenos resultados lleva dando desde clásicos como Tarzán en Nueva York. Lo mismo ocurría con las siguientes. Sin embargo, esta tercera entrega ha perdido la inspiración, pues no consigue sacarle punta a las posibilidades de la época de Robespierre. Acaba resultando tan cansina que el espectador está deseando que acabe. Ni siquiera los apasionados de los personajes, franceses mayoritariamente, conectarán con una trama aburrida que no va a ninguna parte. Reno y Clavier parecen en esta ocasión poco entusiasmados. Y resulta algo simplona la justificación que el guión se saca de la manga de que ahora sus personajes envejezcan cada día varios años cuando están en el futuro, lo que explica que no haya pasado el tiempo para ellos, pero que los actores sí acusen los años transcurridos.

3/10
Barbacoa de amigos

2014 | Barbecue

Un grupo de amigos ha mantenido su franca camaradería desde la época en que se conocieron en las aulas de la facultad de empresariales, hace ya unos cuantos años. Las barbacoas de los fines de semana y las vacaciones compartidas, donde acuden también los cónyuges respectivos, son todo un ritual. Pero esa relación, en la que toda parecía ya previsible, sufre un pequeño vuelco cuando Antoine, en vísperas de cumplir 50 años, sufre un infarto. Se recupera bien, y desde entonces tiene una visión de la vida donde quizá ha ganado en aspectos como el de quitar importancia a ciertas obsesiones contemporáneas sobre la salud y las dietas, pero a cambio su sinceridad brutal le lleva cierto cinismo y aires de superioridad hacia los otros, que tienen sus consecuencias. Una amable comedia coral, muy francesa, con excelente reparto encabezado por Lambert Wilson, que sigue la tradición de los encuentros y desencuentros, sentimentales y amorosos, en la campiña francesa. Ofrece fundamentalmente el punto de vista masculino, las mujeres son más comparsas, excepto la separada y algo alocada Olivia. Hay pasajes francamente graciosos, pero también cierta sensación reiterativa en el film de Eric Lavaine, los caracteres de los personajes quedan enseguida definidos –el tipo plomazo, el simplón, el preocupón incapaz de confiarse a nadie, el incapaz de admitir que la ruptura con su mujer fue un error-, y la cosa parece no consistir en otra cosa que en bromear con ligereza acerca de su personalidad, ello salpicado con detalles que prueban la fuerza de los lazos entre unos y otros. De todos modos se agradece el canto a la amistad en que consiste el film, que viene a señalar que por encima de altibajos, encuentros y desencuentros, está la lealtad que saber perdonar y mantener viva la llama de forma de amor tan hermosa.

5/10
Boule & Bill

2013 | Boule & Bill

Todo empieza en la Sociedad protectora de Animales. Un cachorro cocker se desespera en su encierro. No aparece el amo de sus sueños. De repente, aparece un niño igual de pelirrojo que él. Dios los cría y ellos se juntan: ¡flechazo! Para Boule y Bill, ese momento marca el principio de una gran amistad. Para los padres, el de toda una serie de contratiempos…

Un gran equipo

2012 | Les seigneurs

Patrick Orbéra es una antigua estrella del fútbol francés que ha caído en desgracia. A sus cerca de 50 años está a punto de perderlo todo. Tiene un problema con el alcohol, está en el paro y sin recursos económicos, de modo que la custodia de su pequeña hija está en el aire. La justicia le da una oportunidad si consigue trabajo estable. A Patrick no le quedará más remedio que aceptar una peregrina oferta de trabajo, consistente en entrenar al equipo de fútbol de una diminuta isla bretona. Los lugareños pretenden que, si pasan algunas eliminatorias de la copa de Francia, logren salvar la conservera que da sustento a pequeña comunidad. Patrick decidirá reunir para ese fin a unas cuantas viejas glorias del fútbol, ahora en horas bajas. Comedia francesa que usa elementos muy manidos para ofrecer una bienintencionada historia de superación, con el mundo del fútbol como telón de fondo. La cosa empieza con fuerza, con una redonda presentación del protagonista, de modo que uno espera estar ante una típica comedia deportiva, un poco gamberra pero con los clichés necesarios para que funcione. Hubiera sido previsible, pero al menos habría dado lo que se espera. Sin embargo, Un gran equipo descuida lo más importante de este subgénero: ajustarse a un guión sólido y a unos personajes trabajados y atractivos. El colofón, por sabido, sería, pues, lo de menos... Por desgracia, el director Olivier Dahan (Nuestra canción de amor) emborrona esas dos claves tan obvias, así como el equilibrio entre lo verosímil y lo esperpéntico; entre el tema social y el aspecto lúdico. Casi siempre se deja llevar por gags ridículos y absurdos, mientras que los personajes se despachan con tontos brochazos de tebeo barato, especialmente algunos que hacen sonreírse al principio y acaban por hacerse un poquito odiosos, como los encarnados por Gad Elmaleh o Franck Dubosc. Tampoco hay imaginación a la hora de hacer progresar las relaciones entre ellos. De hecho no hay progreso alguno –el tempo es un desastre– y los que se muestran acaban siendo artificiales, como la leve historia de amor. En general todo es frugal y arbitrario, y hay poco oficio a la hora de contenerse al mostrar acciones deportivas innecesarias, que a fuerza de minutos agotan y no aportan absolutamente nada. Lo malo es que las demás escenas tampoco ofrecen demasiado a lo que agarrarse. Por destacar algo, se puede salvar el trabajo de José Garcia y tiene su gracia la pequeña aparición de Jean Reno interpretándose a sí mismo.

3/10
Camping 2

2010 | Camping 2

Arcachon. Agosto. Jean-Pierre Savelli, empleado de la Mutualidad de Seguros de Clermont Ferrand, se entera de que su novia Valérie quiere tomarse un «descanso». Como quiere recobrar fuerzas y serenidad, decide cambiar de lugar de vacaciones… Llega al Camping des Flots Bleus donde se cruza con Patrick Chirac y su pandilla de irreductibles juerguistas. ¡Viva las vacaciones! ¡A tomarse un aperitivo!

Astérix en los Juegos Olímpicos

2008 | Astérix aux jeux olympiques

Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.

4/10
Camping

2006 | Camping

1 de agosto. Como todos los años el camping de « Les Flots Bleus” abre sus puertas a los veraneantes. Como todos los años, a orillas del Atlántico vuelven a reunirse los de siempre. Colchones hinchables, latas, barbacoas, Ricard et Shogun (la discoteca)... Qué gusto andar en chanclas! Pero algo raro está pasando este año. Patrick Chirac - el play-boy de Dijon – sigue esperando a que llegue su mujer, los Gatineau viven en tiendas separadas y los Pic ya no están en el número 17... Michel Saint-Josse, un cirujano plástico de Paris, viaja con su hija a Marsella en el Aston Martin de James Bond que acaba de comprarse. Se masca la tragedia… Falla el coche y como no encuentran alojamiento alguno, Michel Saint-Josse aterriza en el Camping Les Flots Bleus, en la tienda Marechal para seis personas de Patrick Chirac. Solo y desamparado en medio de las salchichas, los cubiertos de plástico, el atún con tomate, las duchas colectivas, el Cola Cao y las carreras de patos, Michel Jossé no tendrá más remedio que compartir los problemas existenciales de una raza desconocida hasta entonces : la de los camperos.

Iznogoud el infame

2005 | Iznogoud: Calife à la place du calife

Adaptación con actores de carne y hueso del cómic creado por el guionista de Astérix, René Goscinny, y el dibujante Jean Tabary, en 1961. La acción se desarrolla en Bagdad, en la época de Las mil y una noches. Iznogoud es el gran visir, que intriga para ser califa, en lugar del bonachón Harún, querido por el pueblo. Iznogoud tiene como ayudante a Dilá Lará, y sus complots siempre acaban mal. En esta torpe traslación en imagen real de sus aventuras, la española Elsa Pataky interpreta a una sirvienta, que suplanta a la princesa. El malvado Iznogoud la rapta por error. Fue uno de los últimos trabajos de Jacques Villeret (La cena de los idiotas), que encarna al califa envidiado. Los efectos digitales de la película 'cantan' demasiado, pero lo más grave es, como suele ocurrir, un guión poco imaginativo, con absurdos números musicales y escaso ritmo. Pese a que se toman algunos gags de los álbumes originales, el genio del añorado Goscinny brilla por su ausencia. No ayuda a arreglar las cosas la inclusión del algún chiste picarón, pretendidamente gracioso.

2/10
Sobre ruedas

2018 | Tout le monde debout

Simpática comedia francesa de carcajadas garantizadas, que sabe bromear con inteligencia acerca de la discapacidad que obliga a ir en silla de ruedas, un logro que comparte con la exitosa Intocable. Sigue a Jocelyn, un empresario millonario, mujeriego egocéntrico, dispuesto a acostarse con cualquier belleza que se le ponga por delante. La muerte de su madre y la visita al apartamento de ella, da pie a un equívoco: sentado en la silla de ruedas materna, una despampanante vecina se asoma al piso, y ella le toma por un discapacitado. Y él afronta tal error como un desafío a su supuesto atractivo irresistible, lograr seducir a esa bella mujer anclado en una silla de ruedas. Lo que no puede imaginar es que la otra le va a presentar a su discapacitada hermana Florence, por la que comienza a sentir, tal vez, al fin, amor. El desconocido en España Franck Dubosc –en Francia al parecer es un conocidísimo showman televisivo–, escribe, dirige y protagoniza un divertido film que sabe moverse en el filo de la navaja para no caer nunca en el mal gusto a la hora de concebir gags sobre lo que supone tener que ir siempre en silla de ruedas, incluida una divertida y aleccionadora intentona de lograr un "milagro" (!?) acudiendo nada menos que al santuario de Lourdes. Los personajes secundarios están bien escogidos y los interpretan los actores perfectos –el amigo homosexual de Jocelyn, su insegura secretaria, el hermano mecánico, el padre, la vecina...–, mientras que el encanto y vitalidad de Florence resultan un buen contrapunto al enorme ego del protagonista, en el que pronto asoma la cobardía, la "incapacidad" (nunca mejor dicho) de "levantarse" (sic) y reconocer sus engaños y trapecerías. Y es que hay algunas discapacidades emocionales que pueden ser más graves que las físicas.

6/10
Camping 2

2010 | Camping 2

Arcachon. Agosto. Jean-Pierre Savelli, empleado de la Mutualidad de Seguros de Clermont Ferrand, se entera de que su novia Valérie quiere tomarse un «descanso». Como quiere recobrar fuerzas y serenidad, decide cambiar de lugar de vacaciones… Llega al Camping des Flots Bleus donde se cruza con Patrick Chirac y su pandilla de irreductibles juerguistas. ¡Viva las vacaciones! ¡A tomarse un aperitivo!

Camping

2006 | Camping

1 de agosto. Como todos los años el camping de « Les Flots Bleus” abre sus puertas a los veraneantes. Como todos los años, a orillas del Atlántico vuelven a reunirse los de siempre. Colchones hinchables, latas, barbacoas, Ricard et Shogun (la discoteca)... Qué gusto andar en chanclas! Pero algo raro está pasando este año. Patrick Chirac - el play-boy de Dijon – sigue esperando a que llegue su mujer, los Gatineau viven en tiendas separadas y los Pic ya no están en el número 17... Michel Saint-Josse, un cirujano plástico de Paris, viaja con su hija a Marsella en el Aston Martin de James Bond que acaba de comprarse. Se masca la tragedia… Falla el coche y como no encuentran alojamiento alguno, Michel Saint-Josse aterriza en el Camping Les Flots Bleus, en la tienda Marechal para seis personas de Patrick Chirac. Solo y desamparado en medio de las salchichas, los cubiertos de plástico, el atún con tomate, las duchas colectivas, el Cola Cao y las carreras de patos, Michel Jossé no tendrá más remedio que compartir los problemas existenciales de una raza desconocida hasta entonces : la de los camperos.

Sobre ruedas

2018 | Tout le monde debout

Simpática comedia francesa de carcajadas garantizadas, que sabe bromear con inteligencia acerca de la discapacidad que obliga a ir en silla de ruedas, un logro que comparte con la exitosa Intocable. Sigue a Jocelyn, un empresario millonario, mujeriego egocéntrico, dispuesto a acostarse con cualquier belleza que se le ponga por delante. La muerte de su madre y la visita al apartamento de ella, da pie a un equívoco: sentado en la silla de ruedas materna, una despampanante vecina se asoma al piso, y ella le toma por un discapacitado. Y él afronta tal error como un desafío a su supuesto atractivo irresistible, lograr seducir a esa bella mujer anclado en una silla de ruedas. Lo que no puede imaginar es que la otra le va a presentar a su discapacitada hermana Florence, por la que comienza a sentir, tal vez, al fin, amor. El desconocido en España Franck Dubosc –en Francia al parecer es un conocidísimo showman televisivo–, escribe, dirige y protagoniza un divertido film que sabe moverse en el filo de la navaja para no caer nunca en el mal gusto a la hora de concebir gags sobre lo que supone tener que ir siempre en silla de ruedas, incluida una divertida y aleccionadora intentona de lograr un "milagro" (!?) acudiendo nada menos que al santuario de Lourdes. Los personajes secundarios están bien escogidos y los interpretan los actores perfectos –el amigo homosexual de Jocelyn, su insegura secretaria, el hermano mecánico, el padre, la vecina...–, mientras que el encanto y vitalidad de Florence resultan un buen contrapunto al enorme ego del protagonista, en el que pronto asoma la cobardía, la "incapacidad" (nunca mejor dicho) de "levantarse" (sic) y reconocer sus engaños y trapecerías. Y es que hay algunas discapacidades emocionales que pueden ser más graves que las físicas.

6/10

Últimos tráilers y vídeos